Jujutsushi wa Yuusha – Capitulo 23


SHAMAN Y BERSEKER

 

“Buenas, Futaba-san”

 

Despertar, se siente extrañamente refrescante. Con la conciencia y mi mente claras, abro los ojos para encontrar la dulce y felina cara de Momokawa-kun.

Medio embelesada y fascinada por su dulce sonrisa, trato de saludar de vuelta, cuando todo vuelve a mi mente.

QUE es esto, es genial – poder por todo mi cuerpo – asco – golpes – Momokawa-kun, donde – MASACRE.

Un flashback. La palabra correcta para usa después de haber usado narcóticos.

QUIERO – DELICIOSO – DAME MAS – Todo lo de Momokawa-kun, DAMELO

Regrese. O mejor dicho, termine de recordar. Es algo que sucedió hace solo unos momentos, obviamente no lo olvidaría.

Sí, todas esas cosas que hice, a Momokawa-kun. Todos ellas.

“A-ah … Momokawa-kun … Umm, yo …”

“Está bien, Futaba-san, solo relájate”

No está bien. Las cosas que le hice a Momokawa-kun, no están bien en absoluto, no son cosas en las que simplemente dices lo siento y sigues adelante. Relájate… no puedo relajarme para nada.

“Estamos en un jardín de las hadas, es seguro. Además, los síntomas de la droga ya se han ido. Futaba-san, esa droga Goma, la usaste, verdad? Recuerdas algo?”

Wow. Eres tan increíble como siempre, Momokawa-kun. Diste en el clavo.

Así que no hay razón para ocultarlo. Asentí levemente. Mi vos no quiere salir.

“Gracias a cuerpo bendito, el factor adictivo y los efectos secundarios se han ido, o al menos, se supone que así debería de ser… cómo te sientes?”

“S-sí… estoy bien…”

“Ya veo, no te fuerces, vale? Creo que deberías descansar un poco más”

Acatando esas palabras, dejé de intentar levantarme y elegí mantenerme acostada.

Estoy bien, no es algo que respondería solo por lucir fuerte. Realmente no siento ningún problema en absoluto. No hay signos de fiebre, lentitud o incluso dolor. De hecho, es más como que toda mi fatiga se ha ido, y me he recuperado completamente.

Pero no me sentía lo suficientemente animada como para saltar y comenzar la aventura del día de inmediato. Dicho esto, tampoco tenía ganas de volver a dormir.

Decidí hablar con Momokawa-kun, así que solo levanté la parte superior de mi cuerpo. Las cosas que quiero escuchar, las que quiero decir, hay una tonelada. Incluyendo cosas que tengo que decir no importa qué.

“Oye, Momokawa-kun … Um, qué pasó después de eso?”

La primer pregunta que hice, debería considerarse válida dada la situación. Sin embargo, la pregunta que realmente debí haber hecho, y de la cual quiero escuchar la respuesta, no pude hacerla.

Esta vez, no fue una cuestión de valor. simplemente la evite. Una vez más, estoy escapando.

“Creo que ya deberías saberlo Futaba-san, después de que te desmayaras, ha pasado un tiempo. Hmm, talvez medio día?”

Parece que dormí mas de lo que creía. Me pregunto si Momokawa-kun descanso apropiadamente… no, el no es del tipo que solo descansa.

El tiempo que pase dormida, hizo todas las preparaciones que pudo, e incluso tuvo el tiempo de hacer conjeturas sobre aquel frenesí. Es por eso que es capaz de hablar conmigo tan calmado. Incluso aun después de haberle esas horribles, horribles cosas.

“Este jardín de las hadas, lo encontré a poca distancia de la intersección en T. Realmente fue buena suerte… o más bien, estos jardines parecen poner cada vez más distancia entre ellos, así que era una mejor idea continuar que regresar al anterior.”

Estoy avergonzada de ni siquiera detenerme a pensar en eso hasta ahora. Ahora que lo dice, es verdad que antes de encontrarme con Momokawa-kun, era mucho mas frecuente encontrar estos jardines.

“Realmente es como un punto de guardado. Bueno, talvez es por eso lo llaman dungeon.”

Significa, que este mundo es como un juego, supongo que es lo que quiere decir. Había escuchado el termino RPG antes, pero más allá de eso es un misterio para mí. Pero Natsukawa-san tambien dijo eso, o algo similar.

“Pe-pero, Momokawa-kun… umm, como me trajiste aquí?”

Ese era el mas grande misterio. Personalmente, es algo que quisiera evitar escuchar… pero saber eso en este momento era algo de suma importancia.

“Por supuesto, te cargue como princesa. Soy un hombre después de todo.”

“Eeeeeeeehh!? De verdad!? Eso es asombroso Momokawa-kun!”

“…perdón, mentí.”

“Eh, ah.. cierto…, eso… eso no pasaría…”

Maldición, me dejé llevar y me sumergí en mi propio cuento de hadas. Ahora el probablemente piensa que soy una chica tonta… mmm, supongo que no. Eso definitivamente fue una broma. Momokawa-kun tiene una super incomoda sonrisa, y esta viendo a la nada con la mirada perdida. Con sudor frio recorriendo su mejilla, como siempre esa expresión suya es tan encantadora.

“Pero entonces… como lo hiciste?”

“Te puse en una camilla, y te arrastré hasta este lugar.”

Mira, con aquella, dijo mientras señalaba, y mirando en esa dirección, había dos palos envueltos con una obscura y sucia ropa; se veía como un gran montón de basura, y fue desechada a un lado de la fuente.

Junto a eso, vi una variedad de mas ropa extraña que lucia asquerosa arrojada por ahí.

“En el libro de educación física, había una parte sobre hacer una camilla improvisada con dos palos y una camiseta, recuerdas? La ropa de los gomas y lanzas yacían por doquier, así que los materiales no eran un problema.”

“Wo-wow, Momokawa-kun… incluso te tomaste la molestia de hacer eso…”

“Bueno, era un asunto peligroso. Los goma podrían haber regresado con amigos, y otros monstruos podrían haber pasado por ahí.”

Normalmente, te irías del lugar lo mas rápido posible. Sobre todo, cuando tu compañero se vuelve loco y te ataca, normalmente lo dejarías y te marcharías. No, incluso si quisieras llevarlo contigo, de todos modos, quien quisiera cargar a una gorda como yo.

“Pero tenia que hacerlo. Si huía yo solo, al instante mi futuro se volvería muy poco prometedor. Así que hice la camilla, y ya que había la oportunidad, busqué por algo de equipo que pudiera tomar de los goma.”

Conmigo teniendo este inmenso peso, sin duda no pudo traer muchas cosas. Perdón, si tan sol pesara lo mismo que una chica normal…

“Y bueno, esta eso… de no abandonarte, lo prometí, cierto?”

Mirando a su tímida y ligeramente sonrojada cara yo – LO QUIERO – pensé eso, o solo fue mi imaginación. Digo, los horribles efectos de esa droga ya se han ido. Habiendo recuperado mi cordura, no lo pensaría, no lo desearía.

Todo esta bien, está bien… como la aliada de Momokawa-kun, no me saldré de control de nuevo. Tampoco quiero sentir esos retorcidos deseos.

Aun así, cuando lo pienso bien, completamente incapaz de calmar los latidos de mi corazón, inmediatamente aparte la mirada. Mi pecho esta ardiendo, y definitivamente estoy haciendo una cara rara en este momento… no puedo dejar que el vea eso.

“Bu-bueno, pero era ba-bastante pesada, cierto!? Perdón!”

Grite para intentar distraerlo. Era difícil de decir, pero lo otro era aun mas difícil, así que lo dije.

“No, bueno, digo… era pesado… pero de alguna manera lo maneje.”

“Pe-pero… mi peso… no es algo que puedas manejar de algún modo, sabes…?”

Sentí las ganas de llorar incluso si lo dije yo misma. De todas formas, lo que dije era la verdad.

Y podría Momokawa-kun realmente ser capaz de cargarme, aquella que pesa mas de el doble que el, en una camilla, mientras cargaba las cosas de los goma con la otra mano? No, no hay forma de que pudiera.

“Además, Momokawa-kun, tambien te golpearon mucho! Estas bien, cierto!?”

“No estaba bien la verdad, pero es verdad que me las arregle de alguna forma. Por mi falta de fuerza, use semillas de poder, y para el miedo y el dolor… la droga supongo.”

“Eh… mo-Momokawa-kun, no quieres decir…”

“Tambien la use, la droga goma. Por supuesto, no inhale un paquete completo como tu, y lo neutralice un poco con el antídoto de la flor azul. Así que solo me encendí y olvide el dolor.

Lo que quiere decir que el uso su fuerza en un forzosamente inducido maniático estado para cargarme todo el camino hacia aquí.

En el momento que encontré este lugar y salte dentro, colapse luego de escupir algo de vomito y sangre. Entonces casi me desmayo, pero me las arregle para obligarme a comer algunas nueces de las hadas. Es porque ocupe demasiadas semillas de poder, así que, si no comía algo nutritivo, probablemente no hubiera despertado de nuevo.”

Ha ha ha, se rio de forma rara, mientras recordaba su gran experiencia.

“…Lo siento.”

Vencí a los goma y salve a Momokawa-kun. Fui estúpida por pensar eso. Al final, fui yo quien fue salvada de nuevo. Olvídate de pagar mi deuda, estoy causando mas problemas… y sobre todo, problemas desastrosos que lo ponen al filo de la vida y la muerte.

“Momokawa-kun… lo siento…”

Pero sinceramente, había algo mas por lo que quería disculparme.

“Porque te disculpas Futaba-san?”

Es obvio. La causa principal es por mi volviéndome loca y haber atacado a Momokawa-kun, es por eso. La sola culpa de haber hecho eso- no, no es eso. No es culpa.

De lo que realmente estaba asustada, era que, que el me abandonara.

Es por eso que solamente esas palabras de disculpa salieron de lo mas profundo de mi pecho. Es por eso que esas palabras de disculpa no tienen ni un resquicio de sinceridad en ellas.

“Yo, recuerdo… esas cosas que hice después de usar la droga, recuerdo todo.”

Las lágrimas finalmente cayeron después de decir eso.

No, paren.

Si lloro aquí, es como si rogara por simpatía.

No se puede hacer nada, no es tu culpa.

Es como si solo quisiera oír esas palabras.

Y sobre todo, Momokawa-kun no me culpara por mis acciones. No se resentirá conmigo. Solo me pude disculpar de esta forma porque estoy segura, por nuestra conversación hasta ahora, tenia que asegurarme de eso. Tenia que hacer ese increíblemente atroz y calculador movimiento.

“Eh, ah… es así… pensé que, en ese estado, convenientemente ibas a olvidar todo, pero, si, ya veo, no es así.”

Y aun así Momokawa-kun prácticamente no mostro ira ni odio, era mas una expresión en blanco. Como pensé, él no me culpa.

Pero, no es que el no esté asustado.

No es que el no esté herido.

No es que no haya sido, doloroso.

Quiero decir, mira, en el cuello de Momokawa-kun, hay una enorme y dolorosa costra formándose.

Eso era indudablemente, un remanente de la herida que le provoque en mi lujuria.

“Pero casi no la cuento ahí. Si Futaba-san no hubiera llegado. Definitivamente hubiera muerto ahí. Gracias, por salvarme.”

“Pero yo… escape! Te deje atrás Momokawa-kun, escape sola!”

“Regresaste así que no veo el problema.”

“Aun así! Te lastime! Lo recuerdo, recuerdo cómo te mordía en el cuello… yo, si yo seguía así, habría, yo te habría-“

“Estuvo cerca, pero el delirio se detuvo. No te preocupes por eso.”

“Pero, pero… yo…”

“Ambos sobrevivimos, así que está bien. Así es, estoy feliz de haber hecho equipo contigo. Sigamos delante de esta forma.”

Estaba esperando esas palabras. Soy, lo peor.

Delirio. Es lo que Momokawa-kun dijo. Por esa droga, me perdí a mi misma, incapaz de distinguir amigos de enemigos, me descontrolé. Momokawa-kun probablemente piensa que eso es verdad, y está satisfecho con eso.

Y yo tambien pienso que ese es el caso, así que al final, quiero entregarme firmemente a las amables palabras de Momokawa-kun. Aun puedo estar junto a Momokawa-kun. Termine creyendo en eso.

Es la segunda vez que he confiado en su buena voluntad. El amable Momokawa-kun podría aceptarlo una tercera vez, pienso que eso pasara.

Pero yo sé, incluso mi estúpida yo sé, que como persona, no deberías esperar este tipo de cosas en primer lugar. Esta vez, debo volverme útil para Momokawa-kun. Debo, protegerlo.

“Momokawa-kun, sabes yo, no voy a estar asustada nunca mas, y voy a pelear. Porque yo-“

Valor, por fin lo he recibido. De Momokawa-kun, de dios, de ambos.

“-me he vuelo una BERSEKER.

“…eh?”

 

[Anterior] [Indice] [Siguiente]

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s