Tres vidas de juicio; Una campana de viento trae lágrimas



nuevamente son historias cortas 🙂


“¿Alguna vez has visto el cielo?”

“De ningún modo. Mis pecados son demasiado pesados, me voy al infierno”

Parte 1.

Maté a innumerables personas a lo largo de mi vida y terminé muriendo con miles de flechas atravesadas en mi corazón.

Mi alma aterrizó en el infierno; Los dieciocho niveles del inframundo parecían haber sido hechos para mí.

Sonreí levemente, “Si tengo que irme al infierno, que así sea. Como mujer general de la nación, era mi deber defender a mi país. Morí por mi país, y fue una muerte digna. Estoy bien, incluso si tengo que entrar en los dieciocho niveles del infierno”

Solo para ver al Rey del Infierno suspirar y decir: “Han Lingling, has acumulado graves pecados y has matado a muchas personas. Debiste haber sido arrojada a los dieciocho niveles del infierno, para nunca reencarnar como humanos nuevamente. Sin embargo, ahora tienes la oportunidad de elegir un castigo alternativo: tres vidas de pruebas”

“¿Qué tipo de pruebas?” Estaba en duda, ¿cómo podría haber otra oportunidad para mí?

El Rey del Infierno suspiró una vez más con una expresión grave.

“El castigo de ‘tres vidas de pruebas’ debes ser devuelto al mundo mortal para pasar las pruebas por tres encarnaciones. Es posible que tu familia y tus amigos te abandonen por completo, o que tu familia sea completamente arruinada y asesinada. Después de pasar por estas tres vidas y comprender el sufrimiento del mundo, tendrás la oportunidad de reencarnar en una nueva vida. ¿Estás dispuesta a asumir este castigo?”

Al oír eso, me arrodillé apresuradamente y me incliné tres veces ante el Rey del Infierno, con la alegría creciendo en mi corazón.

“¡Gracias, Señoría!”

Parte 2.

Así reencarné en una familia normal: una pareja honesta con un niño pequeño.

Los primeros años fueron ordinarios, pero llenos de los dolores de la pobreza. Apenas había gachas de avena para llenar nuestro estómago cada día, pero también tenía un hermano pequeño que alimentar. Los cuatro vendimos verduras para ganarnos la vida.

Llamé a la amable y gentil mujer mi madre, mientras que el niño lindo era mi hermanito.

Sin embargo, los años pasaron rápidamente y los bandidos invadieron la aldea un día. En un abrir y cerrar de ojos, yo era la única que quedaba de mi familia.

Pensando que esto estaba destinado a ser mi castigo, que estaba destinada a sufrir y que todo era falso, pensé que simplemente no podía importarme.

Sin embargo, cuando el jefe de los bandidos recogió a mi hermanito de tres años y lo atravesó con una espada, no pude resistirme a luchar y luchar contra ellos.

Tenía solo unos diez años, y mi pequeño cuerpo fue enviado volando con una patada.

Vi que el rostro del bandido era extremadamente sombrío, y se veía joven. Sin embargo, su hermoso rostro estaba torcido en una cruel mueca.

Me llevó de vuelta a su fortaleza para ser su doncella. Él mató a toda mi familia, pero todavía quería que le sirviera día y noche.

Después de que esquivó mis innumerables intentos de asesinarlo, me enojé y maté a su esposa.

En esa vida.

Mi cuerpo estaba gravemente destrozado, y estaba en mi último aliento. Me quitó los brazos para alimentar a los perros, así como mis piernas.

No podía morir, pero no estaba viviendo. Mi ira continuó durante toda la vida y no pude reconciliarme con mi destino.

No podía vengarme, no podía liberar mi odio, no podía manejar el dolor.

Sabía que este era el sufrimiento que tenía que soportar, pero el dolor que sentía era real. Mi familia se había ido, y se sentía tan real. Fue una vida tan larga.

Parte 3

Tenía mucho miedo de tener que enfrentar ese tipo de sufrimiento nuevamente, así que, a la edad de dos años, me escapé de casa.

Tenía miedo de que mi familia se involucrara en mi castigo, ya que esta era una vida real. Fue cerca de cien años, todo parecía demasiado real.

Temiendo las multitudes, me pegué a mi ser solitario.

Todavía era joven cuando salí de casa, así que solo pude sobrevivir rogando al lado de la carretera.

En ese momento, conocí a una niña que me suplicó. Yo era una persona solitaria, mientras que ella era alegre y feliz. Ella se mantuvo pegada a mi lado, diciendo que era mejor tener un compañero cerca.

Sabía que la desgracia me seguiría dondequiera que iba, así que seguí tratando de distanciarme de ella, de escapar de ella; No quería que se lastimara por mi culpa.

Sin embargo, ella seguía diciendo: “Incluso si somos mendigas, no podemos prescindir de un compañero”

Le dije que estaba destinado a traer la desgracia a cualquiera a mi alrededor.

Luego dijo: “Si yo tuviera suerte, no estaría rogando aquí. En realidad, yo también tengo mala suerte”

Con una gran sonrisa en su rostro, se acercó a mí; la luz del sol que pasaba a través de las nubes de arriba iluminó su rostro, haciéndome sentir calor nuevamente.

Así las dos terminamos como compañeras después de todo. Pasamos nuestros días muy felices.

Lo que no había esperado era que mi escape no hubiera alejado el desastre de mi familia. Todos y cada uno de ellos terminaron muertos.

Observé cómo el gran fuego quemaba todo en aquella mansión aturdida, escondida en un rincón lejos, con lágrimas corriendo por mis mejillas.

Ese día, la dejé apresuradamente, temiendo que ella quedara atrapada en mis pruebas.

Sin embargo, me encontré con ese hombre de nuevo. Ese hombre cruel de mi vida anterior, que había desmembrado todos mis miembros.

Como si tuviera algún tipo de rencor conmigo, como si me odiara al extremo, tanto que tuvo que empujarme al sufrimiento en mis dos vidas.

Cuando lo vi, me dijo que era la pequeña señorita escapada de esa mansión, y que tenía un rencor profundo con mi familia.

Tenía mucho miedo, y estaba llena de odio.

Pero no pude terminar mi propia vida, eso estaba en contra de las reglas.

Pensando que él simplemente tomaría mi vida, me arrodillé y le supliqué que me matara para terminar este juicio temprano.

Sin embargo, dijo: “He luchado en la puerta de la muerte durante tanto tiempo, ¿cómo podría dejarte morir así? Ya que eres la última afortunada sobreviviente, entonces deberías tener una idea de mi sufrimiento en ese entonces” 

“¿Qué, qué quieres hacer?” Temblé ligeramente mientras hablaba.

Él sonrió dulcemente, “Escuché que siempre te has estado escondiendo en esa pila de mendigos, y que hay una chica allí a la que estás cerca. ¿Por qué no miras cómo sufre ella?”

Estaba aturdida y horrorizada. Le supliqué continuamente por misericordia, por muerte, pero él todavía la capturó y la trajo.

Vi cómo la habían torturado hasta el punto de que su carne estaba mutilada y cómo su bonita cara estaba cubierta de lágrimas. Cuando me vio, esa chica tonta aún logró sacar una sonrisa y preguntó: “¿Por qué estás aquí?”

Quería decirle que lo sentía, que la había metido en este lío, pero ella continuó hablando: “Fui a robar dos bollos en ese momento y me atraparon. También debo haberte metido en problemas, lo siento …”

Después de que ella dijo eso, sacó dos bollos; mordió uno y tiró el otro a mi lado.

Vi que ni siquiera había terminado de tragar ese bocado antes de que dejara de moverse.

En un instante, mis lágrimas cayeron. Me encargué de ese hombre malvado, de las emociones en alto.

Tal vez al ver que sería difícil lidiar con él mientras mi espíritu estuviera alrededor, un solo empuje de su espada atravesó mi cabeza.

Parte 4

Finalmente llegué a la tercera vida, pero aún no me permitieron continuar en la próxima vida.

Llena de sospecha, caminé de un lado a otro cerca de la Rueda de la Reencarnación, y los interrogué sin cesar. Nadie me dio ninguna pista, y solo dijo que esperara a alguien.

Miré hacia atrás sin querer y vi una cara familiar. Mientras lo veía caminar lentamente hacia mí, el odio brotó de las profundidades de mi corazón. ¡Fue el!

¡Ese extraño que me había torturado durante dos vidas!

Me acerqué e intenté golpearlo, pero rápidamente esquivó mis golpes y dijo: “No soy un humano, simplemente soy un extraño aquí para ayudarte con tus pruebas”

“¿Qué quieres decir con ayuda? En mis dos vidas, mataste a toda mi familia. En una vida, tomaste mis extremidades y mataste a mi hermano de tres años. En la otro, ¡quemaste a toda mi familia y torturaste a mi mejor amiga! ¿Cómo se considera esto como una ayuda? Lo miré con enojo, las lágrimas cayendo mientras hablaba.”

Sin embargo, dijo: “Han Lingling, te estoy ayudando con tus pruebas, soy Ling …”

“¡No necesito tu ayuda! ¿Qué quieres decir aquí? Tengo otra vida de pruebas para experimentar, ¡no me bloquees!”

Él mostró una expresión de dolor y dijo: “Tus dos primeras vidas fueron simplemente una probadita de sufrimiento. En tu última vida, finalmente experimentarás un dolor real”

Retrocedí bruscamente un paso hacia atrás, impaciente y perturbada, “¿Cómo vas a torturarme a continuación?”

Luego me sonrió débilmente: “Estoy aquí para darte una oportunidad. Puedes intentar tomar este desafío. Si lo intentas, puedes saltarte esta última prueba, tomar un tazón de la sopa de la vieja dama Meng y volver a entrar en la Rueda de la Reencarnación. Si no estás dispuesta a intentarlo, entonces tendrás que continuar con tu última prueba. Sin embargo, tengo que decirte que en tu última prueba, serás vendida a un burdel y tendrás que experimentar a miles de hombres … “

Estaba en pleno pánico en una fracción de segundo. Me reí amargamente, “¿Tengo alguna otra opción? ¿Cómo hago este desafío?”

“Mátame, y puedes saltarte tu última prueba. Si no logras matarme, entonces tendrás que continuar con esta última prueba”

Habló lentamente, y mientras hablaba, lanzó una daga a mis pies. Esa débil sonrisa suya fue como una burla para mí.

¡Lo odié hasta el fondo! ¡Quería cortarlo en pedazos y arrancarle todas las extremidades!

Sin embargo, cuando levanté la daga, un estallido de familiaridad brotó de mi corazón. ¿Era este hombre realmente un extraño para mí?

Recordando a mi hermano de tres años y mi familia común y esa simple y amable chica, agarré la daga con fuerza. En ese instante, todo mi odio surgió y lo atravesé con la daga.

Él no se defendió en absoluto. Su rostro sonriente brillaba como una flor en floración. Como si la daga en mis manos estuviera hecha para matar fantasmas y espíritus, esa única punzada hizo que su espíritu desapareciera de la existencia, con un rastro de amarga agonía.

Una campana de viento cayó repentinamente al suelo donde él había estado. Me agaché para recogerlo.

¿Por qué esta campana parecía tan familiar?

Parte 5

Después de pasar mis tres vidas de pruebas, el Rey del Infierno me dijo que finalmente podría reencarnar en una nueva vida.

Aferrándome a la campana de viento en mis manos, llena de dudas, quise preguntar por ese joven, pero no pude hablar.

Olvídalo, finalmente pasé mis pruebas y mi corazón estaba lleno de dolor. También podría ir con la vieja dama Meng por ese plato de sopa y olvidar todo lo que sucedió.

Me puse en el puente de la impotencia. Sin embargo, vi una cara familiar. Esa persona que está siendo retenida por los fantasmas, ¿no se parecía a ese joven que amaba cuando aún era una mujer general?

Miré el tazón de sopa de la abuela Meng en mis manos, luego le pregunté a la abuela: “Abuela, ¿por qué ese joven no viene a beber esta sopa?”

La abuela Meng lo miró y suspiró: “¿Ese joven? Era el emperador de una nación. Murió un poco temprano con demasiada sangre en las manos, por lo que probablemente entrará en los dieciocho niveles del infierno”

Con un ruido sordo, el cuenco en mis manos cayó al suelo. Lo perseguí apresuradamente, sin siquiera mirar a dónde iba en pánico. ¡Esa debe ser su reencarnación!

Debió haber reencarnado una o dos veces mientras estaba en mis tres pruebas. Se convirtió en un emperador en esta vida, por lo que ya no era ‘él’, ¡pero en esa vida pasada, era mi prometido!

En aquel entonces, yo era una mujer general de la nación, mientras que él era el hijo mayor del primer ministro. Nos comprometimos y nos llevamos bien juntos.

Pensé casarme con él una vez que regresara con la victoria, pero ¿quién iba a saber que terminaría muriendo en el campo de batalla y me separaría de él de esa manera?

Lo quería mucho, y él era como mi alma. ¿Cómo podría simplemente ver cómo su alma entra en los dieciocho niveles del infierno, para nunca volver a encarnar como un humano de nuevo?

¡No! ¡Simplemente no puedo!

Parte 6

Fui a ver al Rey del Infierno otra vez y le pregunté si podía eximir a ese joven del castigo de entrar en los dieciocho niveles del infierno.

Sacudió la cabeza y dijo que no.

Entonces le pregunté al Rey del Infierno cómo podía estar exento, mientras que él no podía. Probablemente habíamos matado a la misma cantidad de personas, ¿verdad?

Suspiró: “Tu caso es diferente”

Volví a preguntar: “Como es diferente, ¿puedo ocupar su lugar en los dieciocho niveles del infierno?”

El Rey del Infierno volvió a negar con la cabeza: “No puedes ocupar su lugar, pero puedes ayudarlo”

“¿Cómo lo ayudo?” Pregunté con sospecha.

“Borra toda la memoria de tu existencia en todas sus vidas. A partir de ahora, no te recordará ni te reconocerá. Usa los hermosos recuerdos de tus vidas anteriores y cambia su castigo por haber sufrido los dieciocho niveles del infierno en tres vidas de pruebas. En estas tres vidas, él no te recordará y no te reconocerá. Tendrás que convertirte en su mayor enemigo y utilizar los métodos más crueles para ayudarlo a través de esas tres pruebas”

Después de una pausa por un momento, el Rey del Infierno dijo: “Cuando se trata de la tercera prueba, puedes darle una oportunidad. Si él no te mata, experimentará una prueba más. Después de tres vidas, tanto tu como él saldrán ilesos. Si te mata, podrá saltear su última prueba y sufrir una vida menos. Si eso sucede, el precio de ayudarlo a disminuir el castigo de sus pecados será la desaparición total de tu alma”

Cuando terminó de hablar.

Como un chorro de agua fría, me desperté bruscamente con un dolor punzante.

Las últimas palabras dejadas por ese extraño, pero familiar joven de repente resonaron en mis oídos.

“Han Lingling, te estoy ayudando, soy Ling …”

¿Ling?

Levanté apresuradamente la campana de viento en mis manos, solo para escuchar al Rey del Infierno hablar lentamente, “¿Qué dices? ¿Todavía quieres ayudarlo?”

Sonreí amargamente en conflicto y mis labios se separaron ligeramente mientras mi corazón dolía de repente. Sin embargo, me incliné tres veces continuamente.

“Señoría, concédame las tres vidas de pruebas. Estoy dispuesta a ayudarlo a través de las pruebas”

Mientras hablaba, mi mente estaba llena de imágenes de ese supuesto extraño, ese joven.

“En tu última prueba, serás vendido a un burdel …”

“Mátame, y puedes saltarte tu última prueba …”

“Mátame…”

Parte 7

Al igual que el “extraño” que me había ayudado en mis pruebas, ayudé a mi amado joven a través de dos vidas.

Justo como antes había odiado a ese hombre, cuando me vio, apretó los dientes con odio.

En su tercera vida, iba a perder a su familia y convertirse en un eunuco. Escuché que, si iba a convertirse en un eunuco en una vida, enfrentaría algunos problemas en sus próximas vidas. (NTE: para quien no lo sepa, los eunucos eran hombres castrados (a golpes o por remoción) en algunas culturas ser eunuco te daba cierto estatus)

No podía soportar que enfrentara ese destino, así que antes de que comenzara su tercera vida, le dije cómo podía saltarse su última prueba.

Le dije: “Mátame, y puedes saltarte tu última prueba. Si no logras matarme, entonces tendrás que continuar con esta última prueba”

Sus ojos estaban llenos de enemistad. Cogió la daga que le lancé y me atacó sin dudarlo, perforando mi pecho.

En ese instante, sorprendentemente, no sentí ningún dolor en absoluto.

Solo sentí que mis pecados eran demasiado pesados.

Así mi alma se dispersó y se desvaneció de la existencia.

Una sola lágrima rodó silenciosamente por mi mejilla.

La campana de viento cayó al suelo donde una vez estuve.

Parte 8

¿Tal vez nadie podría recordar el tiempo en ese entonces?

Ese año.

Un niño pequeño se agachó bajo las ramas de un árbol y tembló mientras lloraba.

Era el segundo hijo del primer ministro y, como había sido cobarde desde su nacimiento, siempre estaba siendo acosado por otros.

Cada vez que era intimidado, siempre se escondía aquí para llorar en secreto.

Una joven lo encontró.

Lo confortó.

“¿Oh? ¿Tienes un ‘ling’ en tu nombre también? ¿Entonces te gustan las campanas de viento?” (NTE: El ‘ling’ en sus dos nombres significa ‘campana’.)

“No llores más, ¡no es bueno que los niños lloren! ¡Aquí, te daré una campana de viento! ¡Si alguien trata de acosarte la próxima vez, ven a buscarme!”

“Oh, sí, ¡mi nombre es Han Lingling!”

Él la conocía.

Ella había estado comprometida con su hermano mayor desde que eran pequeños.

¿Cómo podría no saber de ella?

Ella era claramente una niña, pero ella seguía actuando tan varonil todo el tiempo.

¡Era solo una niña, pero tenía que seguir a los demás y dirigirse a los campos de batalla!

¿Y ella murió así?

Ella incluso dijo que lo protegería.

Al final, ¿no tenía que protegerla todavía?

Por suerte, aún conservaba la campana de viento.

Por suerte todavía no era tarde.

Él la ayudaría a través de tres vidas de pruebas.

Sin embargo, al final … todo se desvaneció en el aire.


FIN

Indice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s