Sevens: Volumen 8: Prólogo



… Una sala de reuniones en el gremio.

Los recepcionistas reunidos por los superiores aceptaron los documentos pertenecientes al laberinto descubierto. Estaban discutiendo qué grupos tendrían la oportunidad de conquistarlo.

Tanya, de pelo negro y corte estilo bob, se reajustó las gafas al confirmar el contenido.

(En el peor de los casos, hasta diez pisos en escala. Se ha confirmado que hay un monstruo jefe por piso. Después de dirigirse al tercer piso, el grupo de reconocimiento regresó a salvo)

La dificultad de conquista definitivamente no era alta. Incluso podría ser considerado como uno fácil.

Así que por eso tuvieron que tener cuidado en la selección de sus grupos. Si acaban por enviar un gran número para conquistarlo, entonces, si surgieran bajas, el número de aventureros en servicio al gremio disminuiría.

Incluso si los aventureros se reunían en Beim cada día, enviar a un escuadrón para que fuera aniquilado solo haría que el Laberinto creciera.

El que encabezaba la reunión era un supervisor residente normal que no era un barrendero ni nada.

Cabello separado en una porción de tres a siete, un bigote pequeño y una constitución delgada. El miembro del personal masculino revisó los documentos que solo él tenía en la mano y confirmó con el resto.

“¿Alguien aquí tiene un grupo que recomendaría? Incluso si arrojan varios nombres, existe la posibilidad de que declinen, por lo que tener un poco más está bien. Buscaremos un número al que no sea un problema si todos los que piden pueden ir. Y asegúrense de que solo recomienden grupos que crean que pueden manejar. No se tomarán en cuenta a grupos en solicitudes de las que no sepamos cuándo volverán”

La recepcionista sentada junto a Tanya, Marianne, era la chica que atendía el mostrador directamente enfrente de ella.

No era una barredora, tenía el pelo rubio y liso y unos ojos caídos color esmeralda. Su ambiente era uno que la hacía pensar en ella como una hermana mayor, y a menudo tenía una impresión un tanto suave y relajada.

Dejó escapar un suspiro y se quejó de que no tenía sentido que asistiera a la reunión.

“Fundamentalmente, solo trato con los novatos aquí”

En esas palabras, Tanya se rió un poco a sí misma.

“Estas reuniones son una obligación. Y quizás llegué el día en que uno de los que guías desafié a un laberinto, ¿sabes?”

Al oír eso, Marianne negó con la cabeza.

“¿De cuántos años estás hablando aquí? Para ese momento, mi lugar habrá sido ocupado por una chica más joven y bonita. Hay algunos por los que vale la pena apostar, pero en este momento, todos son jóvenes ignorantes. Cuando los estimulas para hacer un trabajo como ese, eres consciente de que ni la mitad de ellos tienen éxito, ¿verdad?”

Los grupos a los que Marianne ayudaba estaban compuestos por nuevos aventureros que habían venido a Beim sin el conocimiento apropiado, o grupos con una falta de competencia.

Para grupos como esos, el gremio mantenía a muchas recepcionistas como ella para guiarlos en el camino para convertirse en aventureros competentes.

Tanya miró la pizarra en la sala de reuniones mientras asentía. Estaba cubierto por los nombres de los diferentes grupos recomendadas.

“Ahora que lo pienso.”

A su alrededor, los otros recepcionistas estaban publicando los nombres de los grupos que preferían. Había muchos recepcionistas en el gremio y esos recepcionistas tenían muchos aventureros con los que se llevaban bien.

Era una forma de conexión para atender el flujo de solicitudes que inundaban la ciudad.

Tanya pensó un poco, y levantó la mano.

“Oh, es raro recibir una recomendación tuya, Tanya. Entonces, ¿a quién quieres nominar?”

No era extraño que el supervisor estuviera tan sorprendido. De todo lo demás, esta fue la primera vez que Tanya recomendó un grupo para un laberinto.

Tanto para la rama este del gremio, como para los aventureros, el desmantelar un laberinto era un gran mérito. Les dio la oportunidad a los aventureros de ganar los tesoros en las profundidades del laberinto.

Por ese motivo, hubo muchos aventureros que intentaron ganarse el favor de sus recepcionistas. Pero mientras Tanya era una recepcionista en la superficie, ella era una barredora en secreto.

Ocasionalmente, se deshacía de los criminales entre los aventureros, aunque la mayoría del tiempo hacía trabajo de escritorio. Pero eso también fue así para que ella pudiera ver bien las caras de los aventureros residentes.

Siendo ese el caso, ella realmente no tenía ningún interés en las recomendaciones.

Sin embargo, esta vez …

“Me gustaría proponer al grupo encabezado por Lyle. Su número de serie es … “

El supervisor miró a través de los documentos en su mano para los registros relativos a Lyle.

“Ah, ese grupo, ya veo. Realmente son un grupo interesante. Parecen poder lidiar con la mayoría de las cosas, y su formación general es de uso múltiple para cualquier tipo de solicitud … ¿pero no crees que es un poco demasiado rápido?”

Como un grupo que solo había estado en Beim poco más de un mes, habían recibido altas evaluaciones a petición suya. Pero el problema era que apenas habían llegado.

A los ojos de otros, parece que estaban recibiendo un tratamiento preferencial.

“Creo que tienen suficiente capacidad para ello. Y…”

“¿Y?”

Cuando el supervisor mostró su interés, Tanya sonrió un poco.

“Si bien realmente son un grupo bastante interesante, son bastante competentes, así que creo que es mejor que los tengamos con nosotros”

El supervisor miró los papeles mientras acariciaba su barbilla. Él asintió varias veces …

Habiendo completado una solicitud, caí por la rama del gremio más oriental de Beim … la rama este.

Me había bañado, así que mi pelo azul estaba húmedo. Había crecido bastante, así que estaba pensando en cortarlo en un futuro cercano.

Cuando entré en el vestíbulo del gremio, encontré el mismo espacio amplio tan lleno como siempre.

Con el pelo verdoso mi compañera, Miranda llevaba un abrigo grueso sobre su ropa. Hacía frío después de todo.

Yo estaba igual, pero en su lugar llevaba una túnica.

Debajo de ella estaba mi ropa casual, con un sable y un cuchillo colgados en mi cintura.

Miré a mi alrededor en busca de una fila que no pareciera que tomaría demasiado tiempo.

“Está tan lleno como siempre. ¿Tal vez deberíamos haber venido mañana?”

Miranda acababa de regresar, se había bañado y había comido algo ligero, así que parecía un poco adormecida.

La solicitud de esta vez fue llevar a cabo múltiples trabajos en un pueblo cerca de Beim. La caza de monstruos, así como ayudar en la reparación de la aldea, y algunos otros trabajos ocasionales.

Normalmente, tendrían que enviar varios grupos para eso, pero como el nuestro podía lograr la mayoría de los trabajos con nuestros pocos números, negociamos un poco y lo aceptamos.

A cambio, lo hicimos para que no estuviéramos obligados a atender solicitudes por un tiempo.

Así que, con un mes gratis por delante, estaba pensando en desafiar el laberinto personal de Beim.

“Quiero terminar con esto rápidamente. Saldremos mañana, así que, ¿no sería mejor descansar de la mañana a la noche?”

Tomé el sobre con el papeleo en la mano y lo alineé. Miranda lo siguió.

“Entonces ven de compras conmigo mañana. ¿No está bien? Fuiste y compraste un colgante para Shannon, ¿pero nada para mí?”

Jajaja. Me reí, mientras me asustaba un poco en mi cabeza.

(¡Mierda! ¿No conseguí nada para Miranda todavía … pero tengo la sensación de que salí con ella un poco antes de la petición … No, ¡esa era Aria!)

Para asegurarme de que ella no descubriera mi pánico, hablé.

“Sin embargo, era solo una baratija. ¿Querías un colgante?”

Miranda sonrió.

“Si es de ti, Lyle, entonces todo está bien. Si quieres mantenerlo lo más barato posible, incluso me conformare con un beso”

Mientras ella enviaba un beso hacia mí, le dije que le encontraría algo agradable, mientras apretaba la joya azul que colgaba de mi cuello.

Primero vino el tercero en el mismo tono distante como siempre.

『Oye, ¿por qué te olvidaste de Miranda-chan? Cuando ella es con la que necesitas ser más cauteloso … Por cierto, creo que el beso es el regalo con el que se sentirá más feliz.』

El cuarto me habló irritado.

『Es por eso que te dije que mantengas un diario! ¡Escucha, tienes ocho de ellas! ¡No hay manera de que recuerdes todo lo que sucede! ¡Graba todo de manera diligente y toma acción según un plan! 』

El Quinto lo incitó…

『Sin embargo, estabas tan preocupado solo con mamá. Y espera, Lyle … No estoy seguro de que debas pensar en tomar medidas solo porque te lo ordenaron. Si mantiene el nivel mínimo de interacción, puede evitar profundizar en ello. Ten cuidado.』

El Sexto, con Miranda siendo su favorita.

『… Estoy seguro de que dije algo similar. Realmente no eres bueno en ese campo.』

Mi abuelo cariñoso … el séptimo.

『Oye, ¿qué tal si ustedes dan algún consejo real? Lyle, dar una negativa fría aquí es una opción, ya sabes. Escucha, nunca me he visto atrapado bajo el pulgar de Zenoire, te lo digo. En momentos como estos …』

Escuché su opinión, mientras yo …

(No, la abuela te hizo bailar muy bien en la palma de su mano. Ahora que lo pienso, era bastante increíble …)

Mientras sentía que iba a comenzar a sudar frío, había otros aventureros alrededor.

Y en tal situación, si sacamos un aire tan dulce …

“¡Keh! Solo mírate.”

El que tomó una actitud tan descaradamente disgustada fue Erhart Baumann, en una fila diferente.

Llevaba una camiseta sin mangas en la parte superior, pero esta vez se cubrió con una cosa parecida a un abrigo. Tenía una gran espada en la espalda y sus compañeros estaban a su alrededor.

Él estaba mirando en mi dirección.

(¿Esto realmente parece algo de lo que estar celoso?)

Le di una vaga sonrisa para intentar ignorarlo, pero nuestra relación fue una en la que había elegido una pelea conmigo el día que llegué aquí. No parece que piense en mí como un rival, pero tenía una fuerte oposición y una personalidad beligerante.

Sin embargo…

“A continuación, Erhart-kun ~. ¡Ah, estas causando problemas de nuevo! ¡Eso no es bueno!”

Después de que los aventureros frente a él terminaron su negocio y se dirigieron a algún lugar, Erhart se acercó a la recepcionista rubia de pechos grandes con una sonrisa en su rostro.

“P-Por supuesto que no, Marianne-san. Solo estaba siendo ruidoso. Estaré allí de inmediato”

Con su cabeza en las nubes, informó los resultados del día a la recepcionista conocida como Marianne.

“Dividimos el trabajo, y terminamos la limpieza de las canaletas. ¡Aquí están los documentos!”

“Sí, buen trabajo … ¡esto es increíble! Hasta ahora solo has obtenido calificaciones nivel D, pero finalmente te han otorgado una C. Has trabajado duro, ¿verdad? Estoy muy contenta”

“Ehe, ehehehe”

Mirando al grupo de Erhart encantado, los aventureros alrededor susurraron silenciosamente entre ellos.

“Oye, no es eso …” 
“puedes apostarlo. Las bellezas son exclusivas para los novatos”

“Así que no saben nada … es una lástima”

Incliné la cabeza para ver si eran lamentables o no. Es solo que los individuos parecían extremadamente felices, y se dirigían por un respetable camino de aventureros.

(… Para esos tipos, quizás de esta manera sea mejor.)

Mientras observaba su intercambio, Erhart se volvió hacia mí con una expresión triunfante en su rostro. Parece que estaba presumiendo de que su recepcionista personal era una belleza.

Mi cara fue ligeramente agarrada

Miranda sonrió mientras ella …

“Tal vez no deberías mirar de esa manera. Me pondrás celosa.”

Me quito las manos y suspiré.

“Seguro que estás bromeando. Te estabas divirtiendo bastante viendo eso”

Conocía la personalidad de Miranda. Si ella realmente estuviera celosa, usaría todos los medios a su disposición para eliminar la fuente.

Por supuesto, antes de eso, tomaría varias medidas para asegurarse de que, para empezar, no sucediera.

“Claro, es divertido de ver, pero no la mires con tanta atención. Solo toma unas miradas discretas y no me importará.” (NTE: me sorprende que Shannon no se haya caído por las escalera mientras caminaba dormida el día que Lyle le regaló el collar :v)

Miranda también había notado cómo el grupo de Erhart estaba siendo usado bastante bien, al parecer. Dejé de mirar tan abiertamente.

La fila se movió, y esperamos a su vez.

La recepcionista de hoy fue una que vi por primera vez hoy, de cuyo nombre no tenía conocimiento.

Miranda y yo nos sentamos, y la recepcionista aceptó el sobre junto con nuestras tarjetas de gremio.

Abrió cortésmente los documentos y confirmó su contenido. Aunque su expresión no cambió, ella asintió y elogió nuestro trabajo.

“Una calificación B por cada tarea realizada. Espléndido trabajo. Había una gran variedad de tareas en este caso, pero eso no parece ser un problema. Pondremos nuestras expectativas en ti como lo hemos estado haciendo”

Ella lo procesó de inmediato, antes de devolver los papeles y nuestras tarjetas de gremio. Ella se levantó para ir a recoger nuestra recompensa.

Después de que ella se había distanciado un poco, Miranda habló en un tono un tanto decepcionante.

“Gran diferencia de Arumsaas. Escuché que recibieron una educación adecuada, pero nunca pensé que sería a este nivel. Tenía una imagen más áspera de ellos en mi mente”

¿Exactamente que estaba esperando?

La recepcionista trajo la recompensa muy pronto y confirmó la suma monetaria conmigo. Pero al mismo tiempo.

“Lyle-san, ¿verdad? Ha completado una serie de solicitudes, así que descanse con el resto de sus compañeras aventureras el resto mes. También tienes que completar el papeleo para renovar tus tarjetas de gremio, así que ¿puedo pedirles que muestren sus caras en un intervalo regular?”

Su trato cortés me hizo recordar a Hawkins-san, quien me atendió cuando me convertí en un aventurero en Dalien.

“De acuerdo. Después, en un futuro cercano”

“Lo dejo en tus manos. ¿Te gustaría renovar tu tarjeta de gremio?”

Miranda sacó su tarjeta, la recepcionista la aceptó e inmediatamente entró en el proceso de renovación.

“Ah …”

Parece que de repente recordó algo, mientras se giraba hacia mí con una expresión algo seria.

Dando una ligera disculpa mientras devolvía la tarjeta de Miranda …

“Lyle-san, tu grupo ha recibido una solicitud de subyugación de laberinto. Si planeas ir, sería una gran ayuda si hubieras terminado las renovaciones de todos antes de partir”

Mi rostro se encontró con el de Miranda, y ambos volvimos a mirar a la recepcionista.

“Subyugación de laberinto, ¿verdad?”

Su expresión se volvió un poco preocupada, pero ella explicó.

“Sí. Se ha descubierto un laberinto y se ha enviado una solicitud para eliminarlo, así que … ¿eh? ¿Aún no lo has confirmado?”

La información sobre los laberintos actuales se publicaba en un boletín en la recepción. Eso lo sabía. Pero no habíamos estado en Beim el tiempo suficiente para eso.

Cuando le expliqué ese hecho a ella, ella …

“Comprensible. Pero la solicitud se acaba de emitir, por lo que tienes la capacidad de rechazarla. La fecha de salida prevista es en una semana después de todo”

Yo le respondí.

“Quiero hablar con mis camaradas, así que decidiremos si nos ocupamos o no mañana. ¿Está bien si damos el informe entonces?”

Ella asintió.

“Sí, no me importa. Es mejor que lo decidas rápido. Dentro de dos días sería ideal”

El papeleo terminó, y después de aceptar la recompensa, Miranda y yo nos levantamos de nuestros asientos y caminamos por el vestíbulo para salir del gremio.

Miranda

“Eso fue más rápido de lo que pensé que sería”

“Sí, también tengo la sensación de que puede haber sido demasiado rápido”

Pensé que no tendríamos una misión como esta por lo menos durante los primeros tres meses.

Pero sorprendentemente, la solicitud de subyugación de laberinto había sido enviada.

Desde el interior de la Joya, se podía escuchar la voz dudosa del Sexto.

『Va demasiado bien. Si solo no pasara nada …』

Parecía estar pensando que había una trampa esperándonos, pero no puedo pensar en una razón para que el gremio haga tal cosa. Incluso si no estuviéramos dando nuestro todo, debería ser verdad que éramos aventureros hábiles para ellos.

(¿Está pasando algo?)

Mientras estaba perdido en mis pensamientos, Miranda miró el boletín en la pared.

“Ah, realmente hay una solicitud de subyugación de laberinto. Nuestro número está en ella.”

Los números asignados a los aventureros y los grupos se enumeran en el aviso.

Esos números fueron grabados en nuestras tarjetas de gremio, y confirmé los dígitos nuevamente.

“Realmente es verdad.”

Algo se sentía mal, pero también fue un error de cálculo feliz para nosotros poder desafiar a un laberinto tan pronto.


[Anterior][Índice] [Siguiente]

2 comentarios

  1. Yo creo que Miranda y Novem son las que menos a cuidado Lyle sobretodo por ser las mas maduras y las menos ruidosas junto con Clara. Ya va siendo hora que reparen la relacion entre las 2 😁

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s