Hija del Duque — Extra 1


La semana que viene comenzamos con el arco 2 n.n/

Por cierto, este capítulo lo traduje lo mejor que pude mediante adivinanzas ya que no cuento con las raw de éste (le pregunté a la TI y ella perdí el link de la raw -.-) así que por favor avísenme si hay algo que suena mal.


Anterior |Índice| Siguiente


Un recuerdo de Eduard Aurelia

«Arco 1: Erica Aurelia y las Ruinas del Visitante»

 

 

La familia ducal de Aurelia pasó el verano y el invierno en el ‹Castillo del Lago›.

Eduard, quien había vuelto de Lindis en unas vacaciones de invierno, se quedó en su estudio como de costumbre.

Se recostó y hojeó las páginas en una silla frente a la chimenea.

Lo que estaba investigando era la historia sobre el clan del visitante.

 

Después de terminar de leer el segundo libro, justo cuando levantaba la cara, el sonido de alguien tocando la puerta resonó de repente.

Cuando se abrió la puerta, estaba Erica, la hermana de Eduard, que era 12 años menor que él.

 

¿Oh? ¿Viniste a jugar, Erica?

—Onii-sama, ¿puedes prestarme tu libro?

—Ah, puedes leer lo que quieras en cualquier momento.

 

Erica, que todavía tenía cinco años, recientemente había empezado a jugar en el estudio de Eduard.

Había muchos libros raros y caros en el estudio, pero nunca tuvo que preocuparse por Erica porque era una niña que nunca dobló libros ni los trató con rudeza.

 

—Entonces, ¿está bien si me llevo este libro?

—Sí, está bien.

 

Lo que Erica tomó era un libro de referencia ilustrado sobre bestias mágicas.

Recogió el pesado libro con un grosor considerable y lo llevó a la silla de dos asientos frente a la chimenea.

Erica siempre abría libros difíciles y los miraba atentamente.

No había problema si quería preguntar algo, pero quizá ella no encontraba un buen momento para decirlo, así que lo miró todo por su cuenta.

 

Luego, después de un rato, ella se durmió antes de que él lo notara.

Aproximadamente una hora después de la visita de Erica, el sonido de la leña ardiendo en la chimenea comenzó a desvanecerse.

Hoy se apoyó en el respaldo de su silla y comenzó a dormir.

 

Mejillas suaves. Gruesas pestañas doradas. Boca entreabierta.

Al ver el estado de su hermana menor, las mejillas de Eduard se aflojaron ante su ternura.

… Sin embargo, aunque pensaba que Erica se parecía más a su madre, ella seguía los pasos de su padre, aunque no fuera muy obvio.

 

La cara de Erica se parecía mucho a la de su madre, pero su carácter discreto parecía ser similar al de su padre. Erica parecía pensar en sí misma como una persona obstinada, pero desde el punto de vista de Eduard, era todo lo contrario.

Su silenciosa hermana, a quien le gustaba perderse en sus propios pensamientos y prefería las historias tranquilas, era similar a su cuidadoso y callado padre, Ernst¹.

Si es así, es mejor.

Porque su madre egoísta, que era animada y sin restricciones, y sobre todo, imprudente, quedó atrapada por sus obligaciones pasadas y murió.

 

La cara de Eduard se veía exactamente como la de su padre en sus primeros años, pero su disposición fue parecida a la de su madre.

Su madre, que falleció hace dos años, era una persona muy libre y sin restricciones.

Eduard pensó que eso tal vez también venía de su madre. Recientemente le fue posible ocultar su naturaleza con una sonrisa, pero su carácter intenso, que estaba lejos de ser tranquilo, su fuerza y su curiosidad lo hacían parecerse mucho a su madre.

 

Si esto seguía así, quizás también podría ser atraído a la muerte como su madre.

A pesar de que su padre le prohibió investigar la causa de la muerte de su madre, ese deseo seguramente no desaparecerá de las profundidades de su corazón.

La muerte fantasma de su tío, oculta por su padre, —Eduard había decidido investigarlo en secreto— la muerte o el incidente perdido de la mejor amiga de su madre y la muerte de su madre. Se las arregló para obtener varias pistas, pero incluso esas eran dudosas y no sabía cuál creer.

 

—… ¿Onii-sama?

 

Ante la aparición de la voz de una niña, Eduard, que había estado absorto en esos oscuros pensamientos, volvió a sus sentidos.

Erica que se había despertado, inadvertida, lo miraba preocupada.

Cuando Eduard parpadeó un poco, en su rostro regresó hacia su mirada amable como de costumbre.

Cierto, tenía que reírse despreocupadamente.

 

—Ah, Erica. ¿Te levantaste?

—Sí … lo siento, como siempre.

—No, puedes leer todo lo que quieras y puedes dormir en cualquier momento.

—Lo siento, Onii-sama. No esperaba quedarme dormida después de tomar prestado tu libro.

—Dado que estabas leyendo un libro difícil, era inevitable que te diera sueño.

 

Cuando estás conmigo, mi corazón se vuelve más ligero, agregó Eduard en su mente y sonrió.

Si me es posible, también me gustaría alegrar tu corazón.

 

Erica suele tener pesadillas desde hace dos años, es decir, desde que murió su madre.

Ocasionalmente, cuando soñaba despierta, a menudo murmuraba palabras misteriosas.

Normalmente, nunca se mostraría en el exterior, pero en estos días…

Como era de esperar, ella seguía inestable.

 

Al parecer ella se puso así desde que comenzó a gustarle los libros difíciles.

Padre dijo que, incluso si ella reencarnara, los recuerdos del pasado podrían haber quedado intactos sin ser arrastrados por el río del olvido.

Hubo teorías de la reencarnación desde el punto de vista de la vida y la muerte en el Clan del Visitante, y los recuerdos de la vida anterior se vieron como un lujo.

 

Esta condición de Erica era algo para celebrar, no una abominación.

 

Pero por alguna razón, Eduard pensó que su hermana estaba muy agobiada. Cosas como los recuerdos de vidas pasadas no traerían demasiados buenos recuerdos.

En primer lugar, él hablaría sobre lo que a ella le interesaba y la ayudaría a distraerse.

Con tales pensamientos, Eduard miró la página del libro abierto de Erica.

 

—Hoy estás leyendo un libro ilustrado sobre bestias mágicas. Es un libro difícil, pero ¿puedes entenderlo…?

—Sí, es muy interesante.

 

Eduard sonrió ante los ojos brillantes de Erica que estaban llenos de curiosidad cuando ella le respondió. Por cierto, también recordó que cuando era un niño, no tenía esos ojos para temas sobre bestias mágicas.

 

—Eso es bueno. ¡También me gusta mucho este libro! ¿Qué tipo de bestia mágica te gusta, Erica? Hmm, ¿los unicornio? ¿O prefieres un dragón?

 

Parecía que las chicas prefieren esa bestia fantasma parecida a un caballo, pero en este continente la popularidad de los dragones también era alta debido a Ignitia.

Erica respondió después de reflexionar sobre la pregunta de Eduard durante un rato.

 

—Bueno. Los unicornios también son buenos, pero creo que me gustan más los dragones.

—Como se esperaba, son bastante geniales. Entonces, te prestaré el material completo sobre los dragones cuando vuelvas la próxima vez. ¿Te parece bien?

—¡Muchas gracias, Onii-sama!

 

Eduard recordó a su amigo que estaba familiarizado con los dragones. Seguramente estaría dispuesto a prestarle los materiales.

Finalmente, Eduard y Erica dejaron de leer libros y terminaron teniendo una conversación divertida sobre las bestias fantasmas.

 

 

Al día siguiente, Erica estaba visitando nuevamente el estudio de Eduard.

Erica sostenía hoy un libro grueso sobre el diván como era habitual.

Eduard la miró.

 

—Hoy es un libro sobre alquimia, ¿te interesan las varitas?

—Sí, Onii-sama.

—Usan piedras bonitas después de todo, supongo que eso te parecería interesante.

—Bueno. Estoy más interesada en el mango y los materiales del núcleo.

 

La niña abrió una página en la que se describían varios ejemplares de varitas.

Admiró que ella entendiera tan bien las cosas tan difíciles.

Eduard cuidadosamente sacó las varitas que finalmente había conseguido hacer y se las mostró a Erica.

 

—Cuando era niño, quería cosas geniales como esta varita.

—¡Ah! Oni-sama , ¿es esa la varita de Visión del Urd?

—¿Oh? ¿Puedes reconocerla con solo mirar?

 

Eduard quedó muy impactado.

Era una varita distintiva con un diseño elaborado, pero generalmente no era distinguible para una niña normal de 5 años.

 

Además de ser una varita extremadamente cara y rara, no era muy conocida.

Era diferente de las varitas comunes como la Varita de Visión Glam.

Estaba sorprendido por su hermana menor, que sabía reconocer fácilmente una varita.

 

—Si. Es una varita que no puede ser hecha por un alquimista por sí solo, se necesitaría la ayuda de un mago para hacer el material del núcleo.

—Sí, eso es correcto. ¿Será que memorizaste todos los contenidos de este libro?

—No. Sólo las partes que me enseñaron.

Jeee , ya veo.

—Además, solo conozco las varitas que todavía se usan comúnmente.

—Bueno, entonces, ¿qué hay de ésta?

—Ah, sé sobre esa.

 

Apenas él preguntó, Erica enumeró fácilmente el tipo y la composición de cada varitas.

Eduard se quedó mirando a su hermana menor bocabierto. Era difícil memorizar la composición de más de 30 tipos de varitas a su edad. Se preguntó si su padre también era un tutor excelente y entusiasta.

En este momento, mientras Eduard tenía un poco de duda, no se preocupó demasiado y siguió adelante.

 

 

Era un día brillante nuevamente.

Ese día, también, Erica visitaba el estudio de Eduard .

 

—¿Oh?, hoy es un libro sobre gólems. ¿También encuentras interesante ese campo?

—¡Onii-sama, quiero aprender cómo hacer un gólem!

—¿Quieres hacer un gólem?

 

Eduard se sorprendió ante la demanda inusual y agresiva de su hermana normalmente callada.

No era algo genial como una varita, sino un simple gólem. Aunque era una herramienta útil para los alquimistas, era inusual que las niñas tuvieran un interés en los gólems.

 

—Es porque parece una muñeca y se ve lindo… ¿no está bien que lo haga, Onii-sama?

—No, está bien. ¿Conoces el idioma para los gólems?

—… ¡S-sí!

 

El sistema de escritura de descripción para gólems que existe actualmente se basa en un conjunto de 72 caracteres.

Existen siete sistemas dentro de esos 72 caracteres, cada uno con siete gramáticas. En otras palabras, había cuarenta y nueve métodos de descripción diferentes. Se había subdividido de acuerdo con su aplicación, como el ofuscado de gramática altamente legible adecuado para gólems industriales y los destinados a principiantes del estudio.

Por lo tanto, si hubiera un conjunto de 72 caracteres, se podría describir casi cualquier gólem.

 

—Primero que todo, quiero saber cuánto Erica entiende, así que, ¿por qué no intentas describir el proceso para caminar, como prueba?

 

El proceso para caminar era para principiantes y podría describirse en aproximadamente cinco líneas.

Erica comenzó a escribir letras en un cuaderno que Eduard le había dado.

Ella continuó escribiendo desde la primera página hasta la segunda.

Erica escribió más de lo que Eduard había esperado.

 

—Erica, ¿has terminado de escribir?

—¡Sí, Onii-sama! ¿Esto está bien?

—Esto es…

 

En el cuaderno se hallaba escrita una descripción del proceso de caminar usando siete gramáticas en cada uno de los cinco sistemas de los siete sistemas existentes.

En otras palabras, Erica describió el proceso de caminar de 35 maneras.

Era algo imposible para la mayoría de los niños.

 

—Lo siento, no sé cuál es la respuesta correcta.

—Todo está correcto. Escribió 35 maneras del proceso de caminar…

—¿Onii-sama?

—N-no, nada, solo me sorprendí un poco… mi Erica es increíble.

—Me enseñaron mucho en mi infancia, aunque no recuerdo bien ese tiempo.

 

Erica dijo tal cosa mientras sonreía como si recordara algo divertido.

En este punto, Eduard finalmente se dio cuenta. Su padre no podría haberle dado una educación tan completa para su hija. Si tal era el caso, ¿quién le enseñó esto? Solo había una persona además de él que podría ser capaz.

Su difunta madre, que tenía fama de ser una persona extraña, había dado secretamente educación especial a su talentosa hermana menor. Quizás ella le enseñó a Erica de un año de edad el lenguaje hablado y los 72 personajes gólem al mismo tiempo. Lo mismo pasaría con la composición de las varitas. Quizás ella leyó libros en este estudio solo para reconfirmar el conocimiento que ya había memorizado.

 

… Indiferentemente, esto es culpa de esa persona. Esto no era normal, hasta para él.

 

Eduard no pudo ocultar su sorpresa ante su hermana, que estaba recibiendo una educación especial —que casi podría llamarse una reestructuración malvada—, pero no podía verse nervioso frente a Erica.

Eduard contuvo sus complejos pensamientos con vigor y sonrió con amabilidad.

 

—¡Bueno! Hay muchas formas de hacerlo, pero para un principiante, comencemos por la más fácil.

 

Ahora era momento de hacer un pequeño gólem para Erica como le prometió.

Eduard consideró que sería bueno revisar las obras de su madre más tarde.

 

Se trasladaron al escritorio del estudio y comenzaron a trabajar.

Eduard sacó un pequeño fragmento de cerámica del cajón y se lo mostró a Erica.

 

—Tallaré las letras de esta cerámica con un cuchillo athame. Luego, después de hacer la forma que más te guste con arcilla, abriremos dos agujeros en ella. Después de eso, incrustaremos el fragmento en uno de los agujeros…

 

Erica trabajó exactamente como Eduard sugirió.

Ella usó un cuchillo athame hecho de plata y hábilmente hizo el tallado.

Mientras tanto, Eduard escogió una arcilla en caja que podría usarse para hacer un gólem de su bolso y la preparó en el escritorio; Erica terminó de tallar las letras con precisión.

 

—Sí, creo que ya está.

—Sí. De esta manera hacemos la forma de una persona.

—Sí, entiendo.

 

Erica cuidadosamente hizo la forma de un gólem simple.

Abrió un pequeño agujero en su pecho y otro en su vientre, como Eduard le enseñó.

Cuando se completó el gólem —era del tamaño de una palma—,los fragmentos de cerámica finalmente fueron incrustados en la parte del pecho.

 

—Lo siguiente es la bendición, dale un poco de poder mágico.

—¿Magia?

—Esto es un poco difícil… Bueno, mira esto por favor.

 

Eduard soltó su aliento sobre el gólem.

El gólem avanzó tres pasos con movimientos rígidos y se detuvo de inmediato.

 

—¡Oh!

—A continuación, hay que encender una llama en esta pequeña vela y ponerla en el agujero… ¡así!

 

Eduard usó una lámpara para encender una pequeña vela y la puso en el agujero del gólem.

Entonces, el pequeño gólem comenzó a caminar sobre el escritorio con movimientos rígidos.

Era como si fuera un ser vivo, los ojos de Erica brillaban.

 

—¡Increíble, Onii-sama!

—Un gólem se mueve con letras, bendiciones y calor. Esto es lo básico, pero hay variedad de aplicaciones, por supuesto.

 

El gólem llegó al borde del escritorio y se cayó.

El gólem que estaba hecho de arcilla blanda se desfiguró.

Cuando Erica lo recogió a toda prisa, la vela de su interior se había apagado.

 

—¿Este niño no podía pensar por sí solo?

—No puedes incorporar ese tipo de cosas. Solo puedes incorporar una norma o una expresión condicional en un gólem.

 

De hecho, si incorporamos espíritus artificiales mediante la técnica de Hafan, el gólem podría imitar el pensamiento.

Un espíritu artificial es creado por un mago al emular un espíritu para así permitir el pensamiento artificial y la memoria, pero la fabricación de un gólem que incorporaba lo susodicho había estado prohibida desde hacía cientos de años.

 

—El peligro de hacer una descripción errónea se vuelve más probable de suceder, y si los gólems pudieran moverse pensando por sí solos, le robarían el trabajo a otras personas.

—Sí. Como se esperaba, Onii-sama lo sabe todo.

 

Mientras envolvía al destruido gólem del tamaño de una palma, Erica miró a Eduard con ojos de admiración.

Eduard se sintió un poco avergonzado por la mirada de su hermana.

 

—No, no, esto es algo que todos saben. Pues bien, ¿Erica intentará hacer un poco más de ensayo y error?

—¡Bueno, lo intentaré de nuevo un poco más!

—Sí, no suena mala idea.

 

Erica parecía motivada, se dirigió al escritorio para hacer otro gólem.

Eduard dejó las cajas de barro para que ella pudiera usar el resto del material.

 

Parecía que Erica no comenzó a hacer gólem inmediatamente, en lugar de eso, escribió algo como un diseño con una tiza en una pizarra pequeña. Eduard la miró con amabilidad, parecía ser una hermana seria y cauta.

 

—¡Onii-sama, por favor ve para allá! Esto aún es un secreto.

¿~Eeh~?, pero me siento solo. Bueno, me iré a tomar un descanso en la silla de allí, así que por favor avísame cuando completes tu gólem, ¿vale?

 

Dicho esto, Eduard esperó mientras recostaba su cuerpo en el diván.

 

Sin saber cuánto tiempo pasó, Eduard se quedó dormido en un abrir y cerrar de ojos.

¿Oh?, ¿qué estaba haciendo?

Eduard se despertó de su siesta después de un rato y observó los alrededores del estudio.

 

Su hermana menor, que se suponía que estaba frente al escritorio, no estaba a la vista.

Los dos kilogramos de arcilla habían sido usado.

También había treinta o más piezas de porcelana fina.

… ¿Erica experimentó usando todo eso?

 

En ese momento, se escuchó un sonido pesado como de algo golpeando el suelo.

Cuando Eduard miró hacia atrás, advirtió una enorme sombra fuera de la ventana. Fue un gólem.

… ¿Una mala producción? No, para hacerlo tan grande como ese, tendría que ser ampliado a propósito. ¿Cómo se las arregló la pequeña Erica para hacer algo así en tan poco tiempo?

 

El gran gólem se movía por el jardín del laberinto en la parte posterior.

Daba la impresión de que si una persona torpe lo hiciera, la figura atravesaría la plantación que formaba el laberinto, pero ese gran gólem era muy ágil y veloz.

Se realizó de forma adecuada e inusualmente considerada en cada aspecto.

 

Mientras lo admiraba, Eduard siguió a ese gran gólem.

En el camino, notó que había unos treinta gólems pequeños sentados uno al lado del otro en el césped.

 

—Estos son…

 

Los pequeños gólems eran similares al gólem que Erica produjo por primera vez, como el equilibrio de sus extremidades.

Aparentemente, Erica primero hizo pequeños gólems y los usó para hacer un gran gólem. Fue muy bien pensado.

Pero…, ¿dónde estaba la fabricante?

Cuando la línea de visión de Eduard se desvió, una voz surgió desde arriba.

 

—¡~Eduard-oniisama~!

—¡Erica!

 

Erica estaba siendo sostenida por la mano derecha del gran gólem.

El corazón de Eduard latía rápido. Incluso él sintió que era peligroso.

 

—Tenía muchas ganas de hacer un niño grande, y esto sucedió.

—N-no, es increíble. Pero, ¿por qué no bajas pronto?

—Eso, um, parece que cometí un error al juzgar la condición en el ciclo del proceso de caminar.

—¡E-espera un segundo, Erica!

 

Probablemente cometió un error común de principiante. El gran gólem, que no podía ser controlado, continuó caminando lentamente. Caería en el lago si no se detenía.

Eduard, inmediatamente, abrió su bolso de cuero y eligió una varita.

… La vida de Erica correría peligro si atacara al gólem. Entonces, ¿qué tal con Enroque?

Eduard movió la Varita de Enroque después de levantar al pequeño gólem a sus pies.

 

Un cuerpo cálido apareció en sus brazos.

Parecía que había logrado reemplazar el pequeño gólem con Erica.

 

—Onii-sama, ¿qué magia usaste…? Ah, ¿fue la Varita de Enroque?

—Sí, eso es correcto.

—Como era de esperar de Onii-sama.

 

Eduard sonrió.

Abrazó a su hermana menor, quien inocentemente le lanzaba una mirada de admiración, mientras pensaba que ella era quien realmente es increíble. Al sentir el calor de su cuerpo, el corazón de Eduard finalmente recuperó la calma.

 

—Bueno, la próxima vez tienes que manejar bien a ese niño, ¿de acuerdo?

—Sí, Onii-sama.

 

Eduard sacó la Varita de Desintegración del soporte de varitas que rodeaba su cintura.

La cabeza era una magnetita de dodecaedro regular, y el material del mango era el eje de una rueda hidráulica utilizada durante más de diez años.

Lo que se utilizó como material de núcleo fue la compresión espacial de veinte litros de agua regia. La superficie de la varita estaba inscrita con diecisiete personajes antiguos que ahora eran indescifrables.

 

—¿Varita de Desintegración? ¿Vas a destruir a ese niño?

—Está bien. Créeme. ¿Usaste el carbón de la chimenea como fuente de calor?

—Sí.

 

En el fondo, Eduard estaba temblando de miedo mientras se preguntaba si ella también conocía la composición de una varita tan peligrosa.

 

—Bueno, ¿funcionará…?

 

Enfocando su mente, Eduard apuntó cuidadosamente a la parte posterior del gólem y lanzó la magia.

Un rayo negro pasar de desintegrar todo penetró solamente por el abdomen del gólem y destruyó el carbón, que era la fuente de calor, sin casi infringir al gólem.

El gran gólem, que había perdido su fuente de poder, fue rápidamente privado de calor por el aire frío y se detuvo de inmediato.

Eduard sacó el fragmento de cerámica del gran gólem y se lo entregó a Erica.

 

—Muchas gracias, Onii-sama. La Varita de Desintegración sí que es conveniente.

—Sí. Pero también es una varita muy peligrosa, así que no la toques accidentalmente.

—Está bien. Lo entiendo, Onii-sama.

 

Eduard sonrió ocultando su malestar. Le contaré esto a padre más tarde. Las acciones de Erica requieren atención.

… Al parecer, esta niña podría ser similar a madre.

Aun así, tenía que asegurarse de que su preciosa hermana no terminara como su madre, o él mismo. Pensó en ocultar las obras de su difunta madre para que al menos su hermana no siguiera los pasos de su madre.

Entonces, Eduard decidió ocultar el rastro de su madre que permaneció en la Academia de Magia Lindis.

 

 

Notas:

0– La segunda parte de la frase es interpretación mía ya que no tengo la raw de este capítulo.
1– Curiosamente, “Ernst” es una palabra en alemán: puede ser interpretado de muchas formas y en español el nombre se podría traducir como “Ernesto”, pero, si se traduce como un adjetivo, se puede interpretar como “seriedad”. Dicho eso, ¿qué prefieren? ¿Traduzco el nombre a español (como he estado haciendo con la mayoría de nombres – dejando de lado Klaus y Eduard) o lo dejo en su forma original?


Anterior |Índice| Siguiente

Anuncios

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s