Súper Gen Divino – Capítulo 273: Conocidas


Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrutenlo!

Nadie respondió a la pregunta de Han Sen. Toda la gente regresó a la selva.

“Señorita, ¿de qué va esto?” Han Sen alcanzó a la mujer que vio primero y le preguntó.

La mujer dijo con indiferencia, “Ahora que estás aquí, es como si te condenaran a cadena perpetua. Ahora tienes mucho tiempo para descubrir de qué se trata.”

Pronto regresó a la selva como todos los demás.

Han Sen podía adivinar que probablemente sufrieron un naufragio y terminaron aquí. Sin embargo, todavía quería averiguar dónde estaba. Después de todo, debían haber llegado en barco allí y deberían tener una idea de la ubicación de la isla y cuán lejos estaba del refugio más cercano.

Han Sen siguió rápidamente a esas personas, que tampoco tenían la intención de ahuyentarlo. Muy pronto, Han Sen los siguió por el bosque y llegó a una cueva.

Dentro de la cueva había muchas provisiones producidas en la Alianza. Era una gran cueva con hoguera en su interior, por lo que casi se siente como si estuviera acampando.

Han Sen se dio cuenta de que estas personas habían estado viviendo aquí durante mucho tiempo. Eran más de una docena de personas de la misma edad.

Desde la perspectiva de Han Sen, estas personas tenían más o menos la misma edad que Qin Xuan. Pero Qin Xuan sólo permaneció en la Primera Zona de El Santuario de Dios durante mucho tiempo porque quería maximizar sus puntos genéticos divinos. Estas personas obviamente no tenían la misma intención.

“Novato, si quieres quedarte aquí, debes obedecer nuestras reglas y hacer tu trabajo. De lo contrario, no tenemos comida extra para desperdiciar en ti.” Le dijo un tipo serio a Han Sen.

“Hay muchas criaturas en el océano y en la isla, así que creo que podré alimentarme yo mismo.” Dijo Han Sen sonriendo.

El grupo miraba a Han Sen con desprecio, como si hubieran oído algo gracioso. Pero nadie habló. Era como si ni siquiera se dignaran a burlarse de él.

El tipo continuó, “Todos somos personas desafortunadas. He aquí un recordatorio: la Isla SiempreVentosa está llena de peligros. No deambules por ahí, de lo contrario podrías perder la vida.”

“¿Qué clase de peligro?” Preguntó Han Sen sorprendido.

El tipo no habló, pero un tipo delgado a su lado se metió, “Hay criaturas divinas en la Isla SiempreVentosa. ¿Eres capaz de matar a esos?”

“¿Criaturas divinas? Maté a unas cuantas.” Han Sen se rió.

“Chico, deberías saber a quién estabas alardeando antes de alardear. ¿sabes quiénes somos?” Dijo el flacucho con los labios fruncidos.

“Estaría más que feliz de saberlo.” Han Sen sentía curiosidad por esta gente.

“¿Has oído hablar del escuadrón especial?” Preguntó el flaco complacido.

“¿Son miembros del escuadrón especial?” Han Sen miró al grupo con sorpresa.

Han Sen no esperaba encontrarse con gente de la misma organización en una isla desolada.

“Ya que has oído hablar del escuadrón especial, usted también debe ser una persona bien informada. Deberías saber lo que hacemos. Y como ni siquiera nosotros podríamos sobrevivir en este lugar, ¿sabes lo que deberías hacer en el futuro?” Dijo el flaco.

“Qué coincidencia. Yo también estoy en el escuadrón especial. Me pregunto de qué refugio estás a cargo.” Preguntó Han Sen con una sonrisa.

“¿Qué? ¿También eres miembro del escuadrón especial?” El flaco miró a Han Sen con sorpresa.

Otras personas también estaban conmocionadas y parecían dudar de lo que había dicho Han Sen. Han Sen parecía muy joven. Tendría 18 años como mucho.

Aunque los miembros del escuadrón especial en la Primera Zona de El Santuario de Dios eran jóvenes, debido al alto criterio de los miembros, los que podían unirse eran generalmente mayores de veinte, quienes tendrían una mayor cantidad de puntos genéticos y una experiencia más rica en El Santuario de Dios.

“Mi nombre es Han Sen, jefe del Brigada Especial de Armadura de Acero.” Han Sen les dijo su identidad, que no era un secreto, por lo que no tenía sentido ocultársela.

“¿Estás bromeando? A tu edad, tendrías suerte de ser miembro. ¡Jefe y una mierda!” El flaco sonrió y no creyó que Han Sen sería el jefe. Luego señaló al tipo que habló primero y le dijo a Han Sen, “Chico, ¿ves? Así es como se ve un jefe. Este es nuestro capitán, Fu Shan.”

“Hola, soy Han Sen de la Brigada Especial de Armadura de Acero. ¿De qué refugio sois?” Han Sen se sintió afortunado de conocer a miembros del equipo especial.

El flaco pensó que Han Sen estaba mintiendo y se enfadó. Antes de que quisiera decir algo, Fu Shan le detuvo.

Fu Shan miró hacia arriba y hacia abajo a Han Sen y dijo, “Que yo sepa, el jefe del Brigada Especial de Armadura de Acero es Qin Xuan, y su ayudante es Yang Manli. Las dos son damas y no hay ningún hombre en la dirección. Nunca he oído hablar del nombre Han Sen.”

“Debéis haber estado atrapado aquí durante más de medio año.” La mirada de Han Sen se extendió por todo el grupo.

“¿Y qué?” El flaco miró a Han Sen y preguntó.

“No es de extrañar que no sepáis que Qin Xuan se ha ido a la segunda zona de El Santuario de Dios y yo soy el nuevo jefe del Brigada Especial de Armadura de Acero.” Han Sen sonrió y dijo.

Desafortunadamente, no trajo su documento de identidad y tampoco podía usar internet para demostrarlo.

“No podemos creer en tu palabra. Muéstranos tu identificación.” El flaco todavía no le creía.

“No tengo mi identificación conmigo. Si no me crees, no tengo forma de persuadirte.” Han Sen extendió sus manos y dijo, “No tiene sentido que te mienta, así que ¿por qué haría eso?”

La mujer a la que Han Sen vio por primera vez miró repentinamente a Han Sen y le preguntó, “Entonces, ¿deberías conocer muy bien a Qin Xuan?”

“Sí.” Pensó Han Sen y asintió.

“Entonces debes saber lo que había detrás de su oreja izquierda.” La mujer preguntó lentamente.

Todo el grupo estaba observando a Han Sen, esperando su respuesta.

“Si no recuerdo mal, no hay nada detrás de la oreja izquierda de Qin Xuan, pero si una pequeña marca de nacimiento roja detrás de su oreja derecha.” Dijo Han Sen con indiferencia. Había estado en numerosos combates con Qin Xuan y lo sabía muy bien.

 

 


Anuncios

Un comentario

  1. Sabes me quede con la pregunta..
    Si no pudo matar al trgre bebe y no pudo cortar la carne del grande.
    Porque no invoco a sus 3 mascotas para q se agan un banquete mientras el bebe lo perseguia.¿?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s