Jujutsushi wa Yuusha – Capitulo 22


CORAJE Y LOCURA

 

Me pregunto, que es lo que estoy haciendo?

“WAAAAAAAA!”

Corro a través de los pasillos de la dungeon soltando mi patético llanto. Balanceando mi pesado cuerpo.

“Gueraaa!”

Detrás de mi, puedo oir los asquerosos gritos de los goma.

Y justo ahora me encuentro huyendo. Por mi cuenta. Dejando detrás al salvador de mi vida, mi único aliado, ese pequeño y dulce compañero de clase; deje atrás a Momokawa-kun.

“Haa… haa… aa…”

Tengo que ayudarlo. Aun puedo lograrlo. Necesito regresar y ayudarlo ahora mismo- incluso si pienso eso una y otra vez, mi cuerpo se rehúsa a obedecer. Olvídate de parar, mis piernas están acelerando. Tratando de ganar distancia, incluso solo un poco mas rápido, corro por mi vida.

Soy la peor. Pagando mi deuda con una puñalada en la espalda. Yo, como ser humano, soy absolutamente de lo peor.

Abandonando a Momokawa-kun, ni una pequeña intención de ayudar, corriendo lejos tan rápido como puedo… la yo que aun esta corriendo justo ahora, es una pila de basura despreciable.

Mi pecho se quema en preocupación por el. Mi corazón se esta rompiendo en pedazos. El interminable hilo de lagrimas escapando de mis ojos no es solo de miedo.

Y aun así, mi cuerpo le da prioridad solamente a su propio instinto de supervivencia. El razonamiento de mi mente juzgando a mis acciones parece ser claramente desechado por mis instintos conduciendo mi cuerpo hacia adelante.

Aquello que manda sobre las facultades de control sobre mi cuerpo, es simple y puro terror.

El que mi patético ser sea incapaz de sobreponerse a este sentimiento… es por un hecho dolorosamente obvio de experiencias acumuladas hasta ahora.

Es correcto. Al final, solo soy una débil cerda. Kisaragi-san, Natsukawa-san, Satou-san, el que me abandonaran era lo correcto. Incluso el amable Momokawa-kun esta indudablemente resentido conmigo por haberlo abandonado.

Aah, quizás por ser un chamán, Momokawa-kun pueda maldecir mi deplorable ser. Si es así, prefiero que me maldiga a muerte. Si de todas formas voy a ser apuñalada por un goma, preferiría morir recibiendo un castigo con su maldición.

“-AH!?”

Mi consciencia que nadaba en un torrente de culpa fue traída de vuelta a la realidad. Por un instante, mi cuerpo experimento una sensación de flotar. Y justo después, vino un shock.

“A… ouch!”

Había tropezado con algo y caí atronadoramente. Fue una piedra, algo de escombro, o quizás la raíz de un árbol que atrapo mis pies. No lo sé, ni tampoco me importa.

De cualquier forma, justo aquí, mi escape llego a su fin.

“…Hii!?”

Detrás de mi hay una curva en el pasaje. Y más allá de ella, escuche el eco de los gruñidos. Muy pronto escuchare tambien sus salvajes respiraciones.

“A-aah… no…”

Voy a morir aquí?

No. No quiero morir. Gritaban fuertemente los feos instintos que me hicieron correr hasta aquí.

E, incluso si lo pienso razonablemente, realmente no quiero morir. Eso es lo que había contestado aquella vez, cuando Momokawa-kun me pregunto.

Yo no quiero morir, no quiero morir. Pero mi verdadero deseo- lo quiero ayudar.

Yo, quiero ayudar a Momokawa-kun. Quiero volverme su fuerza. Aun no, le he pagado ni siquiera un poco lo que ha hecho.

Curo la herida en mi estómago, me tomo como su aliada. No tuve el coraje de terminar con el perro y vergonzosamente lo hice apuñalar al goma junto a mí.

Vaya caballero. Yo siempre, he sido protegida. Solo recibiendo, nunca dando.

Pero, no importa cuanto me arrepienta, no importa que tanto me pregunte lo que pudo haber sido, no puedo hacerme tomar acción alguna. Cuando llega el momento, no hago nada.

Me falta coraje.

Un poco, solo necesito un poco. El suficiente para seguir aun cuando me invada el miedo. El suficiente para detenerme, cuando empiece a huir.

Lo quiero. Quiero valor.

Si tan solo tuviera eso. Podría-

“…Ah”

Apareció en mi lloroso y borroso campo de visión.

Mi mano derecha. Estaba sosteniendo algo con ella. Una sucia bolsa café. Polvo blanco brotaba de ella. La mitad había caído en el camino, y la otra mitad esparcida en mi mano y mi brazo.

Debió haberse esparcido cuando me caí. El narcótico de goma.

“Bien, veamos… cuando se ingiere, levanta el espíritu y alivia la fatiga, entraras en un estado de extremo éxtasis, y mas que nada, tiene un fuerte factor adictivo- espera, esto es droga!”

Buag! Es lo que decía la expresión de Momokawa-kun, era bastante lindo. Espera, eso no, cierto, con sus poderes de chaman, el descifro los atributos de esta droga.

Se tiene que inhalar. Efectos: eleva el espíritu y alivia el cansancio. Además, causa gran excitación.

“Hey, Momokawa-kun… si uso esto, podre…”

Drogas, malas, no. Esas palabras me vienen a la mente.

Sin embargo, para mi en este momento, las leyes y la ética de Japón no sirven de nada. No tienen ni el mas mínimo uso. Porque justo ahora, estoy en una dungeon. Un juego de hazlo o muere, uno donde incluso existe la posibilidad de compañeros de clase matándose unos a otros; un escenario fantasmagórico.

“Incluso yo, podre hacerme fuerte…”

Este narcótico, este malvado polvo blanco cubriendo mi mano, solo necesito una bocanada. Incluso yo puedo hacer algo tan simple.

“Momokawa-kun, por favor, dame el coraje…”

Con una fuerte suplica. Puse mi mano cerca de mi boca y-

“..ooOOOOOOOOOOOAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!”

Eh, que, QUE es esto, es genial. Genial, es ASOMBROSO!

Se-se mueve, mi CUERPO se mueve. Brota, el poder. Desde la BOCA de mi estómago, de lo PROFUNDO de mi pecho. Desbordándose, OHH, aquí viene, SURGE. Poder por todo mi cuerpo, se siente como si fuera a EXPLOTAR!

“O, AaAAA!”

Mi cuerpo es ligero. Se eleva. ALTISIMO. Como una pluma bailando en el viento, mi cuerpo se siente excesivamente AGIL.

Me gire. Con solo esa simple acción, sentí que estallé. No CONTROLO, este poder. No puedo CALMARME.

“BugE! Ge, GuEAA!”

Salta frente a mi, esta negra, NEGRA, persona, ahh, que era, quien era. Esta COSA.

Es brillante. Siempre, fue tan BRILLANTE? Veo, puedo ver, mejor que antes, vivido, mis ojos son CLAROS COMO EL CRISTAL.

Así que lo vi. La cosa negra VIENE hacia mi. Que es ESO en su mano? Esa cosa brillosa. Peligroso, es afilado, y PELIGROSO.

“Haa… Fuu!”

Si una MOSCA se acerca, la intentas alejar, CIERTO? Incluso si no la tocas, solo por REFLEJO. Vete, shoo.

Es lo MISMO. Pero, es DIFERENTE. La toque. Solo un poco, con mi palma. La TOQUE.

“Buge-“

Plop, como un globo de agua, estallo. FRAGIL, fugaz. La cosa negra, se ha IDO. Todo lo que queda, es el obscuro ROJO que enrolla mi mano. DESAGRADABLE, no lo siento. Digo, estoy acostumbrada a la SANGRE. Es inevitable al cocinar. Incluso este FUERTE hedor.

Pero, debo ser rápida en LAVARLO. Huh, donde es que estaba el lavabo?

“GaBURA!? GuENZEra.”

No me dan tiempo de lavarme, los NEGROS siguen viniendo. Pasajes llenos de ellos. Bla bla, mucho ruido, CALLENSE. Que DIABLOS, son estos-

“Aa… Bu-UaAAAA…”

Ah, recuerdo. Goma, son GOMAS. Momokawa-kun los llama así. Momokawa-kun lo dijo, MATAMOS gomas.

“Go-maa… kill, GILLL…”

Momokawa-kun lo dijo, así que lo HAREMOS. DEBO, hacerlo por él.

Golpear. GOLPEAR. Golpee, y golpee, y ROMPI. HAZLO, ahora, puedo hacerlo, MUY FACIL. Comparado con ablandar la carne, es UN JUEGO DE NIÑOS.

El pasaje se puso rojo. Cuando lo hizo, los goma se FUERON.

AHAHA, lo hice, LO HICE Momokawa-kun.

“MO, MOMO, KAA… -KU…”

Donde. Hey, Momokawa-kun, donde, DONDE ESTAS? Yo, lo hice, VEZ? La primera vez, lo hice, vez, como dijiste, MOMOKAWA-KUN.

Ya que lo hice, ahora estas FELIZ, cierto? Estas RIENDO, cierto? Momokawa-kun, no, te estorbo, CIERTO?

Así que, no me ABANDONARAS, verdad? Vas a estar CONMIGO, verdad?

Pero porque Momokawa-kun, PORQUE no estas aquí?

“A-AH… AAAA-“

Tengo que buscarlo. Tengo que ENCONTRARLO.

Ah, si, eso esta mal. Lo que dije esta mal. Porque, lo OLVIDE me pregunto. Algo tan IMPORTANTE.

Lo recuerdo. Momokawa-kun, tengo que AYUDARLO.

“Fu, haa-“

CORRE, CORRE. Corro, y corro. No cuesta respirar. No duele. A todo poder, SIN PARAR, puedo correr. Justo ahora puedo correr tan, TAN rápido.

Quizás sea por eso, yup, por esa razón, lo encontré tan rápido.

“Para… par… aa…”

Momokawa-kun, estaba LLORANDO. Andrajoso, ARRASTRANDOSE en el suelo.

Hey, porque, COMO ES QUE estas llorando? Como es que te ves tan HERIDO, tan TRISTE, tan SOLO.

“GuGue!”

Los goma, están PATEANDO a Momokawa-kun.

Ver, observar ESO, viendo su cara llorando, RETORCIENDOSE en agonía, ver eso, habiendo VISTO eso, no puedo, no puedo PENSAR mas. Mi visión, mi cabeza, todo se volvió rojo, rojo, ROJO SANGRE.

ASESINAR.

“ooOOOOOOOAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!”

Mueran, mueran, MUERANMUERANMUERAN. Muéranse todos, que se muera TODO. Todo lo que haga llorar a Momokawa-kun morirá. Matar, MATAR, voy a MATAR. Uno, dos, tres, todos, cada uno, TODO, todos ellos, asesinar.

“-GoaAAAAAAAAA!”

Muere, muere, matar MATANDO. Completamente, todo lo que vi negro, lo CAMBIÉ a rojo.

Donde, donde están. Los que hicieron llorar a Momokawa-kun, que lo hicieron SUFRIR. No los perdonare, NUNCA los perdonare. Hacer a Momokawa-kun, MI Momokawa-kun-

“Fu, fuh!”

En algún punto, todos se habían ido. Alguien, los hizo rojos y los DISPERSO en el suelo.

Ah, gracias a dios. Con eso, no queda nadie que le haga COSAS MALAS a Momokawa-kun. Todos ellos murieron. Todos, los mate a TODOS.

“Fuu…u, Aah… Mo, Momoka… ku…”

Huh, Momokawa-kun, aun esta llorando. Aun, TIEMBLA. Que pasa, ASUSTADO? De que? De QUIEN?

Está bien, está BIEN-

“Momo, kaWa, -kun”

Ahora todo está bien Momokawa-kun. Estoy aquí, estoy AQUÍ sabes. SOLO yo estoy aquí.

Así que ya esta bien, cierto? Ya puedo CONSOLARTE verdad?

“Mo, Momo… ka, aAa…”

“Hii!?”

Esta aterrado. Pobre Momokawa-kun, es tan DULCE. Quiero mimarlo, SOSTENERLO. No quiero hablar- yo solo, lo QUIERO.

“Mo, AaaAAA!”

“UwaAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!”

Te atrape! Yay, ahh, WOW, pequeño, eres tan PEQUEÑO, Momokawa-kun. Si sale de mis manos, podría PERDERLO. Si aparto la vista, será lo mismo.

Pero, esta bien. Nunca, JAMAS te dejare ir. Ya no correré más. Así que tu tambien Momokawa-kun, no huyas.

JUNTOS PARA SIEMPRE, gyuu! (abrazar)

“Fu, haaAAaa… Fu, taba-san! Pa-para!”

Ah, lo veo. Justo ahora, puedo VERLO. Del cuello de su chaqueta, el blanco CUELLO de Momokawa-kun. Tan delgado, tan efímero, ahh, tan, tan DELICIOSO.

“BuaAAAAAAA!”

Delicioso. Eres DELICIOSO, Momokawa-kun. Nunca había comido nada tan exquisito en TODA mi vida. El SABOR de Momokawa-kun.

“GyaAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA”

Mas, NECESITO más. La PRIMER mordida fue asombrosa, esa primera mordida, me hace MORIR DE HAMBRE por más.

No es suficiente, mas, DAME MAS.

Todo lo de Momokawa-kun, DAMELO A MI.

“Fiebre, rojaAAAAAAAAAAAAAAAAAA!”

,,,A MI… TU…. TODO…

“Si lo quieres, entonces atrápalo con tu propio poder.”

Al borde de perder la consciencia, escuche una voz.

“Futaba Meiko, desde ahora, tu vocación será-“

Me pregunto quien. Definitivamente no es Momokawa-kun. Su voz tambien es linda, pero no llena al tono de una voz sensual de mujer.

Y por ahí, perdí la consciencia.

 

 

“-BERSEKER.”


AHH MEIKO, ME RECUERDAS A CIERTA CRIATURITA, POR ESO TE ADORO, PERO AUN ASI

Imagen relacionada


PD: para el que quiera quejarse de mis tiempos, no soy el tendencioso suicida de catora ni el sumiso de osirius, yo si le doy un viaje todo pagado a la isla de los trapos sadicos

>:v9 


 

[Anterior] [Indice] [Siguiente]

Anuncios

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s