The Returner: Capítulo 19


Aquí el último capítulo del día, disfrútenlo~

Traductor: The Un-Neet~

Corrector: Skerly


Episodio 5:

El precio de interrumpir mi tiempo libre será grande (1)

 

¿Cual sería la cosa más horripilante que un hombre podría tener que aguantar en toda su vida?

¿El último año de su escuela secundaria? ¿Cuándo la dirección de su segunda mitad de la vida que podía potencialmente tomar, estaba decidida? ¿Los dos años infernales gastados en el servicio militar obligatorio?

O, ¿Podrían ser las décadas gastadas como un asalariado, alias el trabajador esclavo de alguien?

Yi Ji-Hyuk podía decir, sin ninguna pizca de reservación, que no era ninguna de las anteriores. Lo peor que un hombre tenía que soportar estaba justo aquí.

La definición de infierno era él detrás de dos mujeres en un frenesí de compras en un centro comercial de varios pisos. Así es, este era el verdadero infierno en la tierra.

Demonios, incluso el mundo demoníaco no era así de horrible.

Él no estaba exagerando, oh no. Él estaba completamente serio.

Porque…. ¡¡Realmente fue al mundo de los demonios antes!!

“Esta no luce realmente bien, ¿No es así?” (Mamá)

“Mamá, eso es porque el cuadro de tela está pasado de moda, es por eso.” (Ye-Won)

“No deberías decir eso de tu propio Oppa. Él es suficiente para ser llamado alto y atractivo, así que está bien.” (Mamá)

“Mamá realmente ama a su hijo, ¿No es así?” (Ye-Won)

Wow, con solo escuchar a esta niña de aquí. Caramba.

¡¿Aunque no hay nada malo en mí?!

Quiero decir, me veo bastante bien para ser un chico común, ¿No? (Yi Ji-Hyuk)

“Hmm. Este no es bueno, este tampoco es tan bueno…” (Mamá)

“Mamá…” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Mm? ¿Qué pasa, hijo?” (Mamá)

“…. Por favor, perdóname.” (Yi Ji-Hyuk)

“Aguanta por un poco más. Terminaremos pronto.” (Mamá)

Seguro, Madre. Terminaremos realmente pronto. Sí. Por cierto, madre… No dijiste exactamente lo mismo, como, ¡¿hace dos horas?! (Yi Ji-Hyuk)

Desde el momento en que tenía que probarse su vigésimo artículo de ropa, Yi Ji-Hyuk empezó a desarrollar síntomas de un ataque de pánico.

“Yo, uh, yo…. Voy a ir para allá a por un descanso para fumar.” (Yi Ji-Hyuk)

“¡¡El olor de los cigarrillos podría pegarse en las ropas nuevas si haces eso!! Además, ¡No deberías fumar en la tienda de alguien más, hijo!” (Mamá)

“Podría morir, sabes.” (Yi Ji-Hyuk)

“Deja de exagerar.” (Ye-Won)

¡¿Acaso esta pequeña niña piensa que estoy exagerando aquí?! (Yi Ji-Hyuk)

Él no se sintió así de mal cuando tuvo que descender a las profundidades de la Torre del Abismo de 200 pisos de profundidad. Yi Ji-Hyuk era el tipo de hombre que en realidad disfrutaba de la oscuridad completa de la Torre y el acompañante mal olor de los cadáveres pudriéndose tanto como los hedores repugnantes de los monstruos durante su descenso.

Aun así, ese mismísimo Yi Ji-Hyuk estaba retorciéndose del terror en medio de una tienda departamental moderna.

Lo que era incluso más terrorífico era el hecho de que… Esas dos damas ni siquiera han empezado a escoger sus propios atuendos aún.

El verdadero infierno solo empezaría desde ese punto en adelante.

Su corazón estaba palpitando como loco y se volvió progresivamente más difícil de respirar.

“Mamá, realmente podría morir a este ritmo.” (Yi JI-Hyuk)

“Ya, bien, bien. Entiendo. Pero, pruébate este primero. Déjame compararlo a las cosas de los puestos anteriores y ver cuál es mejor.” (Mamá)

“Este es el último, ¿Verdad?” (Yi Ji-Hyuk)

“Así es. Por lo que, póntelo rápido y déjame verlo.” (Mamá)

Yi Ji-Hyuk fue empujado al probador como una vaca siendo empujada a un matadero. Él se cambió las ropas rápidamente y salió.

Después de pasar su mirada de arriba abajo la longitud del cuerpo de su hijo, mamá hizo su decisión sin demora.

“Hmm. No es muy bueno.” (Mamá)

“Te lo dije, mamá. Nada guay en absoluto.” (Ye-Won)

“Para mí, se siente como que la primera que probamos era la mejor.” (Mamá)

“Estoy de acuerdo.” (Ye-Won)

“Entonces, compremos esa.” (Mamá)

Dos emociones, una de felicidad porque todo este calvario finalmente llegaba a su fin y la otra, un vacío nacido de él preguntándose cuál fue el propósito de soportar todo esto vinieron a inundarlo simultáneamente. Yi Ji-Hyuk limpió gentilmente los bordes de sus ojos humedeciéndose rápidamente y regresó al probador.

Aun así, sabiendo que las compras por sus ropas habían, en efecto, llegado a su fin lo hicieron sentir realmente feliz por dentro. Al menos, no tendría que pasar por la innecesaria tortura de probarse y quitarse todas esas ropas que no iban a comprar en primer lugar. ¡Era el momento de su liberación!

…. Bueno, él pensó así por un corto momento.

Solo le tomó unos pocos minutos a Yi Ji-Hyuk para percatarse de que, tal vez, hubiera sido mucho más preferible estar atascado escogiendo sus propias ropas en su lugar.

Ahora mismo, mamá estaba sujetando dos abrigos amarillos acolchados en cada una de sus manos con una sonrisa. E inevitablemente le preguntó por su opinión.

“¡Hijo! ¿Cuál luce más bonito para ti?” (Mamá)

¡¿Por qué me está preguntando eso mientras carga dos abrigos idénticos?!

¿Son de diferentes tamaños?

No espera. Tienen diferentes logos, lo que significa que vienen de diferentes marcas, pero… ¿Fueron hechos en la misma fábrica? ¡¿Parece que solo sus logos son distintos?! (Yi Ji-Hyuk)

“¿aunque, pa, uh, para mí se ven similares?” (Yi Ji-Hyuk)

“¡¿Dices que son similares?! Hijo, por favor mira apropiadamente, ¿Puedes? Son completamente diferentes.” (Mamá)

¡¿¡¿Tan solo cómo son ‘completamente’ diferentes ahora?!?! (Yi Ji-Hyuk)

“Realmente no tienes ojos perspicaces, ¿No es así?. Bien, ¿Qué tal este, yyyy este?”

“¿Esto es encuentra las diferencias?” (Yi Ji-Hyuk)

“Deja de hacer bromas, hijo.” (Mamá)

“Mamá, deseo que solo estuviera bromeando aquí.” (Yi Ji-Hyuk)

¿Mamá entendería cómo se estaba sintiendo en este momento, si encendiera su videojuego ahora mismo y le mostrara el ‘Disparo Verdadero’ y ‘Disparo de Poder’, y entonces preguntarle cuál lucía más genial?

Yi Ji-Hyuk ahora podía sentir agudamente a su pobre cerebro sobrecalentarse con bastante severidad, después de un análisis en un tema que su grado de comprensión no podría siquiera esperar romper, se le fuera exigido.

‘Yo, yo necesito azúcar. Necesito un subidón de azúcar, ¡Inmediatamente!’ (Yi Ji-Hyuk)

No, antes de eso, quería escapar de esta prisión sin ventanas primero.

Maldición, incluso en Berafe, donde ni una persona parecía poseer técnicas de construcción avanzadas, ¡Todavía no había encontrado un solo edificio sin una ventana allí!

¡¿Acaso el mundo moderno se revirtió de vuelta a la era de piedra o algo así?! ¡¿Simplemente por qué no habían ni ventanas y ni un reloj en todo este edificio?!

“Mamá, tengo sed, ¿No podemos ir a algún lado a conseguirnos algo que tomar?” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Pero, aún no hemos terminado de comprar?”

“Pero, pero, si no bebo algo ahora mismo, podría colapsar aquí, ¿Sabes?” (Yi Ji-Hyuk)

“Tú y tus exageraciones.” (Mamá)

Mamá estalló en risas animadas y golpeó de buena gana la espalda de Yi Ji-Hyuk. Incluso bajo un ligero golpe, su cuerpo consiguió doblarse en un ángulo extraño.

Tal vez vio algo en este intercambio, incluso Yi Ye-Won decidió proveer un fuego de apoyo para su desdichado hermano.

“Mamá, también estoy sedienta. Vamos a un café y consigamos un vaso de café o algo.” (Yi Ye-Won)

“¿Oh, tú también? Bien, entonces.” (Mamá)

Yi Ji-Hyuk se quedó mirando a su hermana menor con ojos rebosando llenas de lágrimas agradecidas.

¿Por qué se veía tan especialmente maravillosa hoy? ¿Quizás se dio cuenta del peligro en el que su hermano mayor estaba, y decidió ayudarlo?

Como se esperaba de la bondadosa Ye-Won. Ella solo estaba siendo agresiva hacia su Oppa debido a la incomodidad, ¡No por un intenso disgusto!

“Bueno, no es como si vayamos a terminar en una o dos horas de todos modos, así que deberíamos conseguir unos aperitivos ligeros si queremos continuar de compras por ahí, ¿Cierto?” (Ye-Won)

… Pero qué niña más traicionera.

¡¿Qué demonios quieres decir con, ir de compras por ahí?! ¡¿Tanto quieres ver la cabeza de tu oppa ‘girar y girar?!’0 (Yi Ji-Hyuk)

“Mm, tienes razón. Podríamos comer la cena un poco tarde también. Así que, vamos a conseguir unos bocadillos tempranos, ¿Sí? ¿Qué les gustaría?” (Mamá)

“Quiero macarrones~” (Ye-Won)

“Los Macarrones son buenos.” (Mamá)

Al mirar las espaldas de las dos mujeres riendo ocupadamente mientras ni siquiera se preocupaban de él a la vez que se alejaban, Yi Ji-Hyuk de repente llegó a una conclusión.

‘Era mucho más cómodo de vuelta en Berafe.’

Bueno, al menos, no tenían una tienda departamental allí.

Que te jodan, maldita Tierra…

“Quiero un Choco-latte Oscuro, con pan de miel y mantequilla. Pero, el injeolmi1 también se ve bien, así como también el pan de queso y miel…
Mmmm. No puedo decidir. Mamá, ¿Qué te gustaría?” (Yi Ye-Won)

“Solo ordenaré un Macchiato de Caramelo.” (Mamá)

“¿Qué hay del pan?” (Ye-Won)

“El Injeolmi luce bien, ¿Y qué tal la Manzana con Canela? Esa también se ve buena…” (Mamá)

“Mm. En ese caso, mamá, ¿Deberíamos ordenar una porción de pan de miel y mantequilla e injeolmi para compartir?” (Ye-won)

“Sí, hagamos eso.” (Mamá)

Esas dos personas, que estaban a solo un respiro de jalarse el pelo la una a la otra por llegar tarde a casa y todo eso, estaban actualmente charlando como un par de BFF2 que no se han visto desde hace mucho.

Pero qué lugar más tenebroso era este, esta cosa llamada la tienda departamental.

“¿Hijo, qué te gustaría?” (Mamá)

“Uh, ¿C-Cocacola?” (Yi Ji-Hyuk)

Los ojos de las dos mujeres se entrecerraron, como agujas muy finas.

“¿Por qué tomarías Cola en un café? Hijo, ¿Por qué te estás comportando así?” (Mamá)

“Realmente, estoy sin palabras.” (Ye-Won)

“Consíguete algo más, ¿Bien?” (Mamá)

Después de ser pillado por el combo de puñetazos visuales viniendo de ambos lados, el indefenso Yi Ji-Hyuk volteó sus ojos hacia el menú.

Y entonces, se dio cuenta de algo de manera tardía.

Descifrar el menú del café era en realidad mucho más difícil que averiguar las runas antiguas de Berafe.

Realmente… Se suponía que un menú está diseñado para facilitar el proceso de averiguar qué querías comer. Y aquellas runas antiguas eran lo suficientemente exasperantes como para causar que una elfa apacible rasgue el libro culpable a la mitad, y aun así… ¡¿Qué demonios estaba pasando aquí?!

¡¿Tan solo de qué idioma provenía esa cosa de ‘Frappuccino’?!

¿Y, qué hay de ‘praliné’? ¿Ese era el nombre de una persona? Es un buen nombre escénico para un luchador de la WWE…

“¿Qué, qué es un Frappuccino?” (Yi Ji-Hyuk)

Yi Ye-Won se quedó mirando a su hermano con un par de ojos de reproche, como si no pudiera creer que no él no supiera lo que era un Frapucino.

Pero, ¿Qué podía hacer? ¡En verdad no tenía ni una sola idea!

“Es como un smoothie.” (Ye-won)

“¡¿Un smooth-y?!” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Argh, en serio? ¡¡Un batido!! ¡Es como un batido!” (Ye-Won)

¡Ah!

Así que, es como una malteada, huh.

Entonces, ¿Por qué no mejor llamarlo una malteada de algo, en vez de usar unas m*erdas extrañas? ¿Solo por qué? ¿Solo qué cojones le pasó a toda la industria del café en los últimos cinco años, que ni siquiera puedo empezar a entender una maldita cosa en este estúpido menú? (Yi Ji-Hyuk)

“Bueno, yo, uh, ¡Quiero ese yogurt Frappuccino entonces!” (Yi Ji-Hyuk)

¡Por fin, hizo su elección! ¡Sí!

“Querido cliente, nuestras más sinceras disculpas, pero nuestra tienda lamentablemente ya no le quedan yogurt Frappuccino. Sin embargo, nos queda un yogurt smoothie. ¿Está bien con eso, señor?”

“… ¿Cuál es la diferencia?” (Yi Ji-Hyuk)

Cuando preguntó, incluso la empleada a medio tiempo detrás del mostrador lo encontró un poco problemático de explicar.

¿Pero qué demonios. Este lugar es un nido de demonios?

Rayos, un hechicero novato entrando a una tienda de artefactos no se encontraría con tantos problemas mientras buscaba por los catálogos. ¡Seriamente! (Yi Ji-Hyuk)

“Bien, lo que sea. Solo dame eso.” (Yi Ji-Hyuk)

¿Y qué pasa si era un jodido Frappuccino lo que sea, o un smoothie esto y aquello?

¡¿A quién le importa, siempre y cuando supiera bien, cierto?!

No todo en este mundo resultaría como un paseo en un parque de todos modos.

Más tarde, mamá ordenó las bebidas y panes.

“No olvides los macarrones también~” (Ye-Won)

Yi Ji-Hyuk estaba seguro de que, después de tragarse todas esas confecciones azucaradas por sus gargantas, esas dos damas se quejarían amargamente más tarde en por qué su peso no baja apropiadamente.

Pero lo que sea, esto estaba bien. Todo bien.

Este café podría estar ubicado bajo tierra, pero gracias en gran medida a la decoración siendo madera falsa y tal, en vez de filas de ropas llena de colores y no compradas, este sitio había comenzado a mostrar un efecto positivo en sanar sus ya desgastados nervios .

Por supuesto, él tendría que subir tarde o temprano.

Qué cosa más terrible era.

“Y qué cosa más terrible es esto”

Una mujer llamada Lee Mi-Rae estaba quejándose mientras bajaba al sótano en un elevador.

El mundo se había vuelto bastante conveniente, eso seguro.

¿Pero por cuánto? Parecía ser que hoy en día, los clientes sabían más que Lee Mi-Rae misma, que resultaba ser una empleada de un cierto comercio minorista, con respecto a las reservas disponibles de la tienda.

“Pero, ¿Vine aquí después de confirmar en línea que ustedes lo tienen?”

Lee Mi-Rae podía sentir perfectamente lo mucho que este mundo había cambiado, cuando miró al cliente que irrumpió su tienda y empezó a preguntar por el producto e incluso le dijo su número serial.

Y después de escuchar continuamente a los ladridos entusiastas de este cliente acerca del proceso de confirmar la disponibilidad del producto por internet y entonces, apresurarse a esta particular tienda para agarrar este particular objeto que solo quedaba un puñado dentro del país, Lee Mi-Rae se sintió conmovida justificadamente y al mismo tiempo, profundamente preocupada.

Conmovida, porque sería capaz de vender un par más de zapatos. Y preocupada, porque no podía encontrar ese producto raro en ningún lado de la tienda.

Lo que rescató a Lee Mi-Rae de este abismo de desesperación y confusión, fue una línea murmurada por el gerente de la tienda.

“¿No tenemos un par de cosas puestas abajo en el almacén?”

Sin embargo, había un gran precio a pagar por ese oportuno rescate.

Ese era el por qué Lee Mi-Rae estaba siendo llevada para abajo por el ascensor.

“Pero qué maravilloso mundo estamos viviendo ahora…” (Lee Mi-Rae)

Era un mundo maravilloso en el que un cliente se las arregló para rastrear un producto del cual incluso la empleada de la tienda Lee Mi-Rae no estaba consciente. Bueno, había sido transferido al almacén hace más de un año, así que no tenía la culpa.

Gracias a eso, el gerente estaba muy contento, mientras que Lee Mi-Rae estaba poniéndose realmente cansada ahora mismo.

Actualmente, la cabeza de Lee Mi-Rae estaba llena de pensamientos sobre encontrar el producto tan pronto como sea posible y salir del maloliente almacén subterráneo/estacionamiento.

“Argh, ¡Realmente odio este olor!”

Trotando de prisa, Lee Mi-Rae se dirigió al área de almacenamiento, construido en el rincón del estacionamiento subterráneo.

Ella no sabía por qué fue construido aquí debajo de todos los lugares, pero con este lugar tan engorroso de acceder y todo, se había transformado en un espacio donde las personas tiraban todos sus bienes devueltos y esas basuras no vendidas, y entonces olvidarse de ellas rápidamente.

Aparentemente, la tienda departamental lo creó como un experimento después de percatarse de la falta de espacio disponible en los propios pisos de la tienda, pero….

‘Pero qué patrañas.’

Si uno lo pensara por un segundo, ¿Cómo es que almacenar tus productos en un almacén en el que los dueños de las otras tiendas tenían acceso completo, podría tener algún sentido? ¡¿Particularmente cierto, dentro de un entorno letalmente competitivo al por menor dentro de una tienda departamental?!

Debido a esto, este almacén subterráneo se había vuelto casi completamente inservible.

Para Lee Mi-Rae, ya había pasado medio año desde la última vez que bajó aquí.

A juzgar por el hecho de que tomó una considerable cantidad de tiempo localizar a la persona con las llaves del almacén, era una apuesta segura de que nadie más había estado usándolo recientemente tampoco.

“Eiii…”

Después de captar la gruesa y gris capa de polvo reunida encima de la cerradura en la puerta, Lee Mi-Rae no pudo evitar fruncir el ceño profundamente.

Ella en verdad que no quería tocar eso.

De alguna manera usó solo la punta de los dedos para desbloquear la puerta, y mientras temblaba incómodamente a los sonidos de metal rallando contra metal, entró al almacén.

“Y dónde está el interruptor…”

Estaba oscuro adentro. Así que naturalmente, buscó el interruptor.

Sacó su teléfono inteligente y usó su luz para iluminar las paredes para ubicar el interruptor.

“Ah, allí está.”

Con el chasquido del interruptor, la luz brillante fluyó en el gran área de almacenamiento.

“Y tan solo dónde están nuestras co…”

Mientras buscaba las reservas de su tienda, Lee Mi-Rae se volteó, solo para que los colores de la confusión entrasen a sus ojos.

En medio de esta espaciosa pero comparativamente vacía área de almacenamiento, una cierta cosa estaba flotando allí.

¿Qué podría ser?

Entonces, Lee Mi-Rae dejó caer su teléfono.

¡Thang!

La batería fue separada del teléfono mientras golpeaba el suelo. Pero completamente inconsciente de esto, Lee Mi-Rae solo pudo gritar a todo pulmón.

“¡¡¡¡¡KKKYAAAAAAHHHCK!!!!!”


Notas:

0-TI: este es un juego de palabras Coreano – La palabra Coreana de “girar” también puede significar “enloquecer/loco”.

1-TI: “Injeolmi” es un pastel de arroz tradicional Coreano condimentado con diferentes aderezos.

2-Neet: BFF= Best Friends Forever: Mejores amigas para siempre. Lo dejo así porque creo ya que muchos conocen este término hoy en día, incluso los que no conocen un pepino del inglés.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

4 comentarios

  1. Jajajajaja me encanta como el autor se ha esmerado para describir el mayor sufrimiento de un hombre en la Tierra. Hace que se me escape las lagrimas…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s