La Hija del Duque — Capítulo 16


Bueno… Tardé más de lo que creí que me tomaría. Este capítulo fue bastante estresante para procesar y traducir, así que verán unas cuantas notas sobre los kanji y bla bla bla.

En fin, espero disfruten el capítulo. Al fin salimos del cliffhanger :v


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo


Capítulo 16:

Altar Megalítico (4)

«Arco 1: Erica Aurelia y las Ruinas del Visitante»

 

Enroque se activó.

 

Aparecí en las coordenadas donde se suponía que estaba Anna, y ella apareció en las coordenadas donde yo estuve.

En un abrir y cerrar de ojos el círculo mágico se desplegó bajo los pies de ambas, haciéndonos cambiar lugares.

 

Ante mis ojos estaba Zaratán, la gran bestia vengativa.

De él se extendieron sombras que parecían incontables brazos negros, éstos llevaban conjurado un hechizo que a la vista parecía pétalos de flores negras de aspecto grotesco.

Era una maldición de muerte instantánea que fue absorbida de la Varita de la Muerte y amplificada usando el poder de la Piedra Filosofal.

Los brazos negros me rodearon sin dejar ningún espacio por donde escapar; seguramente todos estaban preparándose para abalanzarse sobre mí.

No los podía esquivar.

 

Por el rabillo de mi ojo, pude ver a Klaus y a Anna, quienes me miraban con expresiones de tristeza.

 

El objeto del resentimiento de Zaratán es simplemente el Clan del Visitante… y yo soy su descendiente.

Los hermanos Hafan no tienen relación con la venganza del monstruo.

Por eso…

 

(Por favor, escapen. Por favor, aún si sólo son ustedes dos, deben escapar…)

 

No hubo dolor, ni sufrimiento.

Las manos de las largas sombras negras me palparon con delicadeza.

Cerré los ojos y las acepté.

 

Mi cuerpo, que perdía su fuerza, cayó lentamente sobre mi espalda.

 

Hermano, padre, por favor, perdóneme por morir antes que ustedes.

Gracias por ser tan amables con alguien que dice cosas sin sentido como yo.

Erica se irá con mamá.

 

Los ocho años que he vivido como Erica fueron una vida corta pero satisfactoria.

Fue una experiencia invaluable que pude disfrutar a placer.

Si ésta hubiese sido mi vida anterior, no habría podido disfrutarla de la misma manera.

 

Si vuelvo a reencarnar en otra ocasión, me gustaría ser pastura o un pingüino emperador.

 

(… ¿Eh? ¿Acaso no he muerto todavía?)

 

A diferencia de la Maldición de Muerte Misericordiosa, la muerte por magia de la Muerte se ejecuta inmediatamente.

Entonces, ya casi es hora… no, debería haber perdido la conciencia hace rato.

Si es así, ¿por qué?

Además, yo ya debería estar tocando el suelo.

 

Abrí los ojos.

 

Advertí pelo rubio ondulando verticalmente; característico de Erica Aurelia.

No era el pelo fuertemente ondulado que siempre acostumbraba a ver, estaba un poco desordenado debido al esfuerzo intenso.

Esta notoria diferencia se podía apreciar con claridad.

Su cabello permanecía inmóvil como si estuviera tendido sobre el viento.

 

No, no era sólo el pelo.

La cinta de color liso que le ataba el cabello seguía danzando por el aire.

También estaba la Varita de Enroque que antes solté.

 

Había polvo en el aire.

Los restos de los pilares que Zaratán había destruido.

Y también estaba el monstruo Zaratán.

 

(¿Será que… son mis luces de linterna¹?)

 

No era eso.

 

No era que todo se hubiera detenido.

Sólo las cosas que estaban a 4 o 5 metros a la redonda habían dejado de moverse.

No manera de que las luces de linterna sean así.

 

Fuera del espacio donde todo estaba inmóvil, había innumerables objetos diminutos dando vueltas a gran velocidad mientras brillaban de plateado.

 

(¿Plateado? ¿Objeto volador? Ovnis… No, ¿acaso son cartas de hechizos?)

 

Las cartas de hechizo sobrevolaron el lugar y formaron un círculo mágico plateado en un radio de 5 metros.

Pareciera que esas cartas de hechizo constituían la barrera que ralentizaba la velocidad del tiempo.

Pero… eso es extraño.

Al igual que la magia de manipulación espacial, la magia de manipulación del tiempo estaba situada en la cima de dificultad de uso.

Ni Klaus ni Anna deberían ser capaces de usar esa magia.

 

Klaus, que hace nada estaba tirado boca abajo², se dirigía lentamente hacia esta dirección.

Entró en la barrera despreocupadamente.

Al parecer, Klaus no parecía ser afectado por la magia de manipulación del tiempo.

 

Mo… mocoso… t-tú… bastardo… qu… ¿qué hicis…?

—Cállate.

 

Una voz llena de un profundo odio interrumpió las palabras de Zaratán.

Era una voz tan insensible y grave que jamás habría pensado que provenía de un niño de 10 años.

 

—… ¿Cómo te atreves?

 

Cuando Klaus movió su brazo, algo golpeó a Zaratán.

Sonó como un martillo pesado golpeando una gruesa placa de hierro.

Se produjo una pequeña grieta en la armadura del monstruo que acababa de ser atacado.

 

—¿Cómo te atreves?

 

Una vez más, Klaus movió el brazo.

Esta vez pude apreciarlo.

Las cartas de hechizo saltaron del Círculo Protector que él había hecho y chocaron muy fuertemente contra Zaratán.

El exterior del monstruo, que fue atacado en el mismo lugar, se agrietó. El líquido negro salió despedido del interior y se quedó volando por los aires.

 

Klaus alzó la cabeza.

 

No había expresión en su rostro.

Una cara fría, severa, rígida, inexpresiva.

Los ojos de Klaus, que parecían zafiros transparentes, se volvieron de un color grisáceo que amenazaba con absorber toda luz que cayera en su superficie.

 

De uno de sus ojos fluyó una lágrima.

 

—¿Cómo te atreves?

 

Las cartas de hechizo arremetieron al monstruo.

Una vez más, una pequeña parte del cuerpo de Zaratán se rompió.

Aunque el Círculo Protector ejerciera un efecto especializado sobre Zaratán, debería tener un límite.

¿Cómo es que esas cartas de hechizo pueden acelerar y atacar tan rápido?

 

Dentro de la barrera de tiempo retardado, Zaratán no tenía ninguna técnica con la que resistir.

No podía evadir ni protegerse.

Ni la regeneración ni la transformación se efectuaban a tiempo.

 

Aun queriendo absorber el ataque, no parecía ser capaz de sincronizar debido a la diferencia de tiempo que existía entre su conciencia y su cuerpo.

Incluso si podía absorber el ataque, era un Círculo Protector.

Pese a ser un mero hechizo con magia defensiva, todo hechizo creado por Zaratán era continuamente destruido por la magia de Klaus.

 

—¿Cómo te atreves?

 

Cada vez que Klaus movía el brazo, la armadura de Zaratán se quebraba y el líquido negro, que era su cuerpo principal, quedaba más expuesto.

Era violencia unilateral.

Aunque la carta de hechizo en sí es tan solo un pequeño trozo de papel, los golpes aplastaban al monstruo con la contundencia de un enorme martillo de hierro.

 

Mueve el brazo. Aplasta al monstruo.³

Lo mueve. Lo aplasta.

Lo mueve. Lo aplasta.

Lo mueve. Lo aplasta.

Como una máquina, Klaus, en una furia silenciosa, continuó percutiendo.

 

Inesperadamente, Klaus hizo que todas las cartas de hechizo se detuvieran en el aire.

Levantó su bastón y adoptó una postura.

 

Lágrimas caían de sus ojos azul caro.

 

Eso me pareció hermoso, hasta indecoroso me atrevería a decir.

 

—¿Cómo te atreves…? ¿Cómo te atreves a matar… a mi amiga?

 

Con la parte baja de su bastón, Klaus golpeó el suelo de piedra.

Entonces, como si eso hubiese sido una señal, las innumerables cartas de hechizo que conformaban al Círculo Protector se abatieron en conjunto sobre Zaratán.

 

La magia de Klaus parecía un tornado plateado.

Era muy bella en apariencia, pero era una tormenta de destrucción que amenazaba aplastarlo todo.

Zaratán, que ya estaba medio despedazado, fue literalmente aplastado hasta el punto en que no lograba mantener su forma actual.

 

Zaratán volvió a verse como líquido negro. Las cartas de hechizo lo rodearon y envolvieron sin permitirle siquiera pensar en escapar.

 

—Jamás te perdonaré.

 

La esfera de cartas de hechizo se volvió más pequeña paulatinamente.

Esta vez emitió un color arco iris mientras parecía estar apretando a Zaratán.

Eventualmente, la esfera hecha de cartas de hechizo que contenía a Zaratán se volvió del tamaño de una pelota de tenis.

 

¿Quizá no sólo era magia de manipulación del tiempo sino también magia de manipulación espacial?

 

Dicen que un cuerpo inexperto y una mente inestable obstaculizan la magia oriental.

Sin embargo, también dicen que una emoción fuerte puede amplificar el poder mágico lo suficiente como para revertir esa ventaja.

 

Klaus sacó una botella de poción vacía mientras parecía entonar un hechizo.

El antiguo monstruo, encarcelado por las cartas de hechizo, fue succionado dentro de la pequeña botella.

La enorme bestia solitaria Zaratán fue sellada y retornaría a su sueño una vez más.

Klaus entonó un hechizo de Sello; me pareció una canción dolorosa.

 

—… Erica, yo… tú…

 

Klaus se agachó impotente cuando terminó de sellar al monstruo.

Al mismo tiempo, descubrí que el tiempo retomaba su marcha.

 

Me caí de espaldas contra el suelo.

Uu… me froté la cintura.

 

¡¡~~Auuuuuuuch~~!!

 

Mientras gritaba, me arrastré en busca de una superficie plana.

Klaus se estremeció, se volvió lentamente hacia mí mientras temblaba.

 

—… ¿Ah?

 

Uy, se cruzaron nuestras miradas.

Lo saludé con un gesto y sonreí.

 

La cara de Klaus volvió a tener expresiones.

Por alguna razón, ¿parece estar enfadado?

No, sorprendido, contento, avergonzado…

 

No. Eso es enfado.

Como se esperaba, está muy molesto.

Esto es malo.

¿Cómo huyo de él?

 

Mientras me preocupaba por eso, Anna llegó corriendo y me abrazó.

 

—¡Erica-sama! ¡Qué alegría que estés bien!

—Sí… Ya todo está bien, Anna-sama…

 

Las mejillas de Anna se sentían frías, probablemente por haber estado en gran tensión.

Mientras la acariciaba lo más suave posible, Klaus también se acercó a mi lado.

Todavía estaba enfadado, pero delante de Anna parece que no podía hacer nada.

 

Me siento como un pulgón viviendo con hormigas.

Si ese es el caso, ¡no puedes atacarme, mariquita Klaus!

 

Mientras pensaba algo tan grosero, Anna se dio la vuelta con timidez y se separó de mí.

¡Ah!, ¡Anna-sama, puedes seguir abrazándome!

¡Protégeme, por favor!

 

—Tú… ¿¡cómo estás viva!?

—… Ciertamente, ¿cómo?

—¡Si estás viva, entonces di que lo estás! ¡Hiciste que lo malinterpretara!

—Erica-sama había quedado dentro de la barrera de manipulación del tiempo de Onii-sama, ¿no?

¡Ku…!

—Salí ilesa de una experiencia muy dolorosa, ¿al menos podría ponerte más contento?

 

¿A dónde se fue esa expresión de madurez?

Klaus parecía un niño de 10 años, cerrando los puños mientras temblaba.

 

¿¡Eh!? Klaus-sama, ¿no me digas que…?

—¿Qu-qué?

—¿Será que… te disgusta el hecho de que estoy con vida…?

Uwa… Onii-sama… eres de lo peor…

—¡No! ¡No es así!

 

No, no, no puedo empezar a hacer bromas.

Parece que también me daba vergüenza expresar agradecimiento con honestidad.

Nunca pude decírselo a nadie.

 

—¡Klaus-sama!

—¿¡Ahora qué!?

—Gracias por tu ayuda.

A, ah

—También, gracias por molestarte como un amigo.

 

Aunque me tardé un poco, le mostré a Klaus mi más sincero agradecimiento.

Ya fuera que se sintiese irritado o avergonzado —no lo conocía lo suficiente—, Klaus apartó sus ojos de mí.

 

—Bueno, bien… s-si te encuentras bien, eso, eso está bien… Erica, quería decirte que…

—¡Ah!

—¿¡Q-qué pasa!?

—¿Qué tiene, Erica-sama?

—¿Será que la Maldición de la Muerte entró en conflicto con la Maldición de Muerte Misericordiosa de Klaus?

 

Por eso fue que no morí a causa de la Maldición de la Muerte.

Ya estaba destinada a morir pocas horas después a causa de la Maldición de Muerte Misericordiosa.

Esto contradecía a un destino óbito instantáneo.

Como resultado de la conflictividad de destinos, ganó la poderosa magia de Muerte Misericordiosa.

La fortuna y la desgracia están retorcidas como una cuerda, y el futuro de los seres humanos es impredecible, ¿eh?

 

Como se esperaba de mi hermano…

No todo el mundo puede hacer una trampa mortal tan poderosa.

Espera, ahora que lo pienso, ¿no se supone que esa magia puede ser cancelada hasta por un principiante?

Esa pequeña idea ansiosa me cruzó la mente, pero la eché a un lado poco después.

 

—Tú… ¿no usaste Enroque apuntando a esa cosa?

—No, en absoluto. Me olvidé completamente de eso.

—Entonces, ¿por qué?

—… Ciertamente, ¿por qué?

—No me lo preguntes…

—Bueno, ¿diría que lo hice porque me dejé llevar por la emoción del momento?

—¡Tú…! ¡No desperdicies tu vida tan irresponsablemente!

—¡Klaus-oniisama! ¡¡No te perdonaré si sigues diciéndole cosas groseras a Erica-sama!!

 

Por alguna razón, Klaus y Anna tuvieron una pelea de hermanos.

Silenciosamente, me alejé para no molestarlos.

Estas dos personas eran buenos amigos en todos los sentidos.

 

Mientras pensaba así sobre los asuntos ajenos, disfruté viendo la discusión.

 

 

Los tres escapamos de las Ruinas del Visitante sanos y salvos.

A fin de cuentas, fue pan comido activar la Varita de Levitación mientras estábamos bajo los efectos de Pasamiento.

 

Para cuando volvimos al Palacio de Primavera, el día estaba a punto de terminar.

Habían pasado unas cuatro horas desde que entré a las ruinas.

Fue mucho más corto que el tiempo que sentí pasar.

Fueron las cuatro horas más largas e intensas que jamás había vivido, incluso en mi vida pasada.

 

Klaus canceló la magia del Laberinto Fantasmagórico y nos encontramos con nuestros padres.

 

—Conque eso pasó, Erica.

 

Como me preocupaba hasta dónde debía hablar con honestidad, sólo dije que había caído en la trampa de la caja de almacenamiento que Eduart-oniisama colocó en las Ruinas del Visitante.

No tuve el valor de decir nada más, como ir a la capa más baja, liberar el sello de un monstruo antiguo, sin mencionar que éste fue resellado cuando mi vida estuvo en juego.

 

—… Perdóname, Otou-sama.

 

Solo hay que disculparse.

Era un estilo de negociación japonés que aprendí en mi vida anterior.

Cuando demostré que sentía remordimiento al mantener un perfil bajo, Klaus se acercó e interrumpió la conversación como si quisiera defenderme.

 

—Fue culpa mía. Yo la involucré. Erica no hizo nada malo.

—Klaus-kun… gracias por proteger a Erica. ¿Es gracias a ti que ella pudo regresar ilesas de esas ruinas?

—No, no es así. Más bien, yo…

—Sí, eso es correcto, Otou-sama. Klaus-sama me protegió.

 

Corté las palabras de Klaus y dije lo que tenía que decir para encubrirlo.

La verdadera razón de ello era que la historia podría complicarse, pero es cierto que me sentía agradecida de que él me protegiera.

 

—Ya veo… Klaus-kun, para mí, Erica es un tesoro que no podría ser reemplazado por nada. Como un padre, como el Duque de Aurelia, prometo que te devolveré el favor.

 

Dicho esto, el mismísimo Duque Aurelia se inclinó ante un muchacho que era más de treinta años menor que él para expresar el más alto respeto por una nobleza.

Parecía que Klaus todavía quería decir algo, pero no insistió.

 

Mi padre dejó que Klaus y Anna volvieran primero.

La pareja Hafan los estaban esperando.

 

—Erica…

—Sí.

 

Mi padre no dijo nada más, sólo me abrazó en silencio y con delicadeza.

 

Me sentí más culpable de lo que me sentiría después de ser reprendida por un rato largo.

Comprendí que si era tan ruda conmigo misma provocaría tristeza en alguien más.

 

Después de eso, mi padre disipó la Maldición de Muerte Misericordiosa sin demoras.

 

 

~~Aah~~. Al fin puedo dormir…

 

Unas dos horas después de que mi padre terminara el hechizo de disolución, volví a casa, al Palacio de la Primavera.

Durante la ceremonia del hechizo de disolución, el preocupado Klaus vino muchas veces a comprobar mi situación.

Eventualmente, me escoltó a mi habitación.

Sí que es sincero como persona.

 

Tiré el bolso que me prestó mi hermano mayor, me quité la ropa, la esparcí por todas partes y luego me acosté en la cama.

 

No más.

No volveré a dar otro paso.

Quiero decir, no volveré a ese laberinto nunca más.

Si quería jugar en una mazmorra, era suficiente con un videojuego.

 

Mientras estaba holgazaneando, mi mano golpeó algo fuerte; parece que salió de los bolsillos de la ropa que me quité.

Es algo que me dio Klaus cuando escapamos del laberinto.

 

—Oh, esto es… aún queda algo por hacer.

 

Con ojos cansados, me dirigí a mi escritorio de trabajo.

Buscando en los estantes que contenían materiales de alquimia en cada rincón; de algún modo encontré el material que estaba buscando.

Me pregunto si puedo poner en práctica las habilidades que aprendí.

Pero esto… parece que tomará bastante tiempo para terminar.

 

… Puede que me tome toda la noche.

Miré a mi cama con ojos ávidos.

Oh querido edredón…

 

Sacudiéndome de la reticencia, traté de concentrarme en el botín que estaba sobre mi escritorio de trabajo.

 

 

Notas:

0– Bueno, al principio tuve problemas con esto (principalmente por cómo estaba escrito en inglés), pero resultó ser bastante estúpido. Primero les explico el significado de las palabras: pastura es pasto para ganado y pingüino emperador son las aves que no vuelan de la Antártida. Ahora bien, volviendo a la oración como tal, esa última parte no me convencía. Pero al parecer no tiene otra manera de ser: ‘牧草かコウテイペンギンがいいなあ’ la primera parte “牧草” directamente significa ‘pasto’ o ‘pastura’ mientras que en donde dice “コウテイペンギン” es ‘pingüino emperador’. Si buscan en Google, verán que esto es así. Mi problema es que no me calza realmente que alguien quiera ser pasto. Es que… es pasto, ¿saben? ¿Qué coño’e madre?
1– Como una luz de linterna: Esta es una expresión japonesa, que expresa algo así como una sombra que aparece en una luz de linterna, se refiere a las diversas visiones que aparecen en la mente cuando alguien está a punto de morir. El equivalente occidental sería ‘recuerdos destellando ante mis ojos’. Por lo tanto, Erica pensó que lo que veía eran visiones en el momento en que estaba a punto de morir.
2– Esto quizá no sea la traducción más exacta, pero es lo más aproximado que puedo hacer en mi ingenuidad al interpretar la primera parte. “俯き加減のクラウスが” se traduce, de manera rústica, como ‘Klaus que estaba tirado/acostado en el suelo’  o algo así pues “俯き” significa ‘estar boca abajo; al revés; propenso’ y “加減” sería algo así como ‘condición (de salud)’ según este contexto. El “の” (que se pronuncia como ‘no’) al lado del nombre de Klaus “クラウス” indica que lo susodicho es el predicado del sujeto.
3– Las raws dicen eso y no se me ocurrió otra manera de ponerlo. “腕を振る” es ‘mover el brazo’ y “砕く” es ‘aplastar’. Y claro, ambas frases refieren a la acción de lo que mencionan.
4– No entiendo… No entiendooooooooooooooooooooooooooooooo. Dice ‘superficie uniforme o ‘piso plano’ en japonés “平たい床”, pero no veo que eso tenga sentido. Lo que se me ocurre es que con “平たい” se refiera a una superficie que no esté destruida o algo así… No sé. Quizá había piedras… o algo… No tengo puta idea. No se aclara nadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
5– JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. Es genial cuando se lee en español. Bueno, obviamente esto tiene explicación, verán, los áfidos son pequeños insectos chupadores de savia. Las hormigas lecheras son de ese tipo, y tienen una relación mutualista con los pulgones, cuidándolos por su ligamaza y protegiéndolos de los depredadores. Uno de los depredadores de los pulgones es la mariquita. (referencia) En esta analogía, Erica es un áfido, Anna es una hormiga y Klaus es una mariquita.
6– Un F para Klaus en los comentarios, por favor.
7– Bueno, esto fue lo que pude sacar de “ていうか、これ、ちゃんと術者以外でも解除できるの…?”. Estoy bastante seguro que no es del todo correcto, pero es lo que pude entender. La verdad no estoy muy seguro de ese ‘hasta’. En fin, ya que estamos, les doy una explicación de los kanji. Primero “ていうか、これ” es principalmente usado en momentos donde, v.g., te acuerdas de algo: ‘Ah, ahora que lo pienso’ o algo así; “ちゃんと術者” directamente significa ‘practicante/principiante hecho y derecho’; el resto “でも解除できるの” fue medio raro de entender… porque “でも” es una conjugación con muchos significados, pero al final me rendí y decidí que era el ‘hasta’ que puse en la oración porque era lo que parecía tener más sentido; “解除” y “できる” significan ‘cancelación’ y ‘ser capaz (en una posición) de hacer/estar a la altura de la tarea’, respectivamente, y por último “の”, como está al final de la frase en este contexto, sirve como un indicativo de pregunta (en tono ascendente).


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

5 comentarios

  1. F por Klaus, después de todo lo que hizo se fue frienzoneado :’v
    Hubiera sido super divertido subirlo un 14 de febrero xD

    No tengo idea porque no les contaron todo, onda, hay un alquimista que si le pinta puede destruir el reino y los locos se lo guardan, no entiendo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s