Bursters!! Capítulo 50


Gif: bueno, capitulo dela semana, para que se enteren, esto se ira para un buen rato relatando la historia de todos los adulto así que veremos 5 a 6 o mas caps de este tipo, ojala lo disfruten

PD: El día de upload se mueve al sábado ya que se me hace imposible editar los caps en semana por el trabajo perdonen el inconveniente, sin mas me despido bye

Edición y Corrección: Gif

Recuerdos y Primer Encuentro

—… Haaaa, verán, la cosas fueron así.

Seiji fue el primero en hablar. El relato comenzó como un simple recuerdo. Su tiempo en Bastille cuando aún no caía bajo control de Kenjo. Para en ese entonces Yashiro y los demás debían tener entre 3 a 4 años.

— Veran, Bastille no estuvo bajo control de Kenjo hasta hace poco más de 2 años, cuando Akira ingreso a la academia. Durante el tiempo en que nosotros asistíamos a la academia todo sucedía con normalidad.

— ¿”Nosotros”? — pregunto Momoka.

— Si, Kazuha, Seiji, Hikari y yo estuvimos en la academia casi en el mismo año. Kazuha era un año mayor mientras que Hikari era un año menor. — respondió Fuuko.

—Vaya~ Que recuerdos…cuando conocí a mi amor, Uhuhu…

Parece que los adultos querían recordar un poco el pasado, aunque en parte era para que los chicos comprendieran más adelante el porqué de su rencor.

— Si, lo recuerdo querida… ¿cómo era que te llamaban? ¿Onisaki-senpai?

— Ahhh, sí. Debido a su poder, era algo así como un personaje “cheat”…

—…

Los muchachos pensaron que irían directamente a los recuerdos más crudos, pero al parecer los adultos querían apaciguarse un poco antes de llegar a lo más duro. Ellos continuaron relatando su vida escolar.

— Recuerdo cuando Shirazaki venció a Yama, ese que podía crecer hasta ser más grande que un edificio.

— Ohhhhh, es verdad, Kazuha lo venció de un solo golpe en el rostro — respondió Seiji.

— También recuerdo como se burló de él cuándo le pregunto quién se creía que era… “Soy una heroína por hobby” — agrego Hikari.

— “Esa frase me parece haberla escuchado en algún otro lado…” — pensaron los chicos.

Por algún motivo un personaje hombre y calvo se apareció en los pensamientos de los muchachos, pero decidieron ignorarlo.

— Oigan… ¿podemos ir a la parte importante? — dijo Yashiro algo impaciente.

—…

— Todo a su tiempo enano… — respondió Kenjuro.

Yashiro miro de reojo a Kenjuro, quien a pesar de estar escuchando la historia, su rostro de piedra no mostraba signos de cambiar.

— Deja que tomen un pequeño respiro, no es de lo que nos guste hablar.

—…Haaaa, bien.

Recordando el pasado, hace aproximadamente 15 años…

— ¡Es Onisaki! ¡Corran!

Unos muchachos intentaban huir de Kazuha dentro de la academia. Al parecer en sus días académicos, Shirazaki Kazuha se volvió algo así como el comité disciplinario.

— Tienen agallas para traer estas cosas a clases conmigo cerca…

— ¡Hiii!

Kazuha era conocida popularmente como Onisaki, cambiando su primer kanji de su apellido. Apelando a su estricta manera de llevar las cosas y su fuerza que era anormal incluso para los estándares de los genios.

Mientras la inmisericorde chica sostenía fuertemente la cabeza de uno de los muchachos quienes no pudieron escapar, una voz suena detrás de ella.

— Dios… ¿no te cansas de ser tan autoritaria? De por si tu reputación espanta a los chicos…

— No es que puedas opinar mucho, Fuu-chan, Uhuhu…

— ¡…! Cierra el hocico, ya veras, ¡tendré novio antes que tú!

—… PFffft… ¡Huahahahaha!

Yashiro simplemente se echó a reír delante de Fuuko al escuchar esa parte. Alguien que había dicho que tendría un romance antes que ella se encontraba ahora, 15 años después aun soltera y sin indicios de tener una relación. Mientras que su rival ya se encontraba casada.

— Sigue riéndote y te coseré la boca a golpes… — dijo Fuuko molesta por la risa.

— Lo que digas…solterona. — respondió Yashiro aun riéndose.

— Fuuko, después arreglaras eso, por ahora guárdatelo para otro momento. — dijo Kenjuro.

— ¡Pero incluso esta bruja se está riendo! — exclamo Fuuko señalando a Kazuha.

Como era de esperarse, Kazuha tampoco pudo resistirse, aunque se cubría la boca para que la risa no fuera más evidente.

—…En fin…continuando… — dijo Seiji.

….

Debido a su enorme poder, con la excepción de Fuuko, quien es su amiga de la infancia, todos evitaban relacionarse demasiado con Kazuha. Incluso había rumores acerca de que incluso sus padres tenían miedo de ella.

La chica intentaba ignorar todas aquellas acusaciones sin sentido, pero ser aislada por tener un poder que ni siquiera había pedido hacían que el fondo le doliera. Una sonrisa falsa era todo lo que podía hacer. Reaccionar violentamente solo empeoraría su reputación.

— No entiendo tu razonamiento… — dijo Fuuko.

— ¿…?

— Eres realmente estricta con los que incumplen normas, pero no te atreves a defenderte… si fuera tú ya les habría tirado los dientes…

— Uhuhu… Seguramente harías más que eso, estoy segura que lo que piensan es peor.

— ¡Guh…! « Sera mejor que no le diga que los chicos solo le miran esas dos sandias que lleva en el pecho…»

— Ahora que lo recuerdo, el pecho de Kazuha era incluso más grande que el de Momoka.

— ¡…!

Mientras que Momoka se sorprendió, las reacciones de todo el grupo fueron variadas. Desde Misora y Yashiro quienes mostraron interés, hasta Enju quien mostro un extraño sentimiento entre depresión y derrota.

—…Creo que es mejor no hablar más del tema…— dijo Miu.

— Estoy de acuerdo — dijeron los adultos en acuerdo.

Luego de menos de medio año, Kazuha se había hecho con el nº1 en poder de toda la academia, incluso por encima de sus superiores en el 3er año, hasta rumores de que podía derrotar a algunos profesores.

No obstante, por el contrario, Fuuko se quedó en el rango B, puesto que su Burst de lectura de pensamientos se lo veía más útil en una unidad de inteligencia más que en las filas de combate, lo cual tenía sentido.

— ¡No lo puedo creer! ¡He practicado combate con Kazuha desde los 8 años! ¡¿Por qué demonios sigo en Rango B mientras que ella está en Rango S?!

Debido a la injusticia, Fuuko no podía hacer otra cosa que quejarse de la situación. Después de todo por más Bursters de Rango superior que derrotara no le permitían subir.

— Ya, Ya… se de primera mano que tan fuerte eres Fuu-chan.

— ¡Eso lo se pechugona! Pero aun así no puedo evitar enojarme…

—…Ummmmm, no se me ocurre como solucionar esto. El director es demasiado cabeza dura.

— ¿Verdad? — respondió Fuuko.

Los días pasaban y ambas no lograban sacar una solución. Kazuha y Fuuko sabían de sobra que tenían potencial para más, pero el cerrado y conservador sistema de la academia las ponía en sectores muy diferenciados.

— ¿¡Te crees mucho 4 ojos!? ¡Solo eres un miserable rango B!

—…

Mientras ambas caminaban por la academia, logran ver a varios Bursters quienes se los ven muy enojados con alguien. Esa persona poseía el cabello negro y llevaba lentes.

—…Creo que el que se cree demasiado eres tú.

— ¿Huh?… Soy un rango A. No tientes tu suerte rata de biblioteca.

Ambas chicas miraban la situación. Kazuha como siempre estaba a punto de interferir. Sin embargo su amiga la frena en el lugar, ya que reconoce al muchacho en problemas.

— Espera… ese es Kano-san.

— ¿Eh, lo conoces? — pregunto Kazuha.

— Si, siempre es distante y no sabes que piensa… es raro que se meta en problemas. ¿Qué habrá hecho?

Ambas decidieron quedarse cerca, intentando no ser descubiertas. Si lo que Fuuko decía era verdad. Lo que sea que haya hecho ese chico fue ofensivo.

— Atrévete a repetirlo. Hazlo y perderás más que un par de lentes.

—…Haaaa, como quieras. Usas mal tu poder…deberías pensar fuera de la caja; ¿o es que naciste así de idiota?

— Ja, Ja, Ja… solo puedes sellar poderes Burst. ¿Es una habilidad increíble, pero necesitas tiempo para realizarla cierto?

—…

— ¡Se acabó tu suerte, renacuajo!

Kazuha ya estaba saltando a ayudarlo cuando vio que la persona que lo sostenía estaba a punto de golpearlo. No obstante ambas ven algo que les llama la atención. El matón enojado se detiene a pocos centímetros de golpearlo.

—… ¿Por qué mientras más cerrado de mente es, más idiota resulta?

— ¿Qué sucede? No…puedo…moverme.

— Pensé fuera de la caja, idiota…Por cierto, lleva a estos idiotas a la sala de profesores, Shirazaki-senpai.

— ¡…! ¡O-O-Onisaki!

—…

Mientras que el muchacho se veía tranquilo, el matón se veía pálido del miedo al ver a la estudiante más poderosa de toda la academia tan cerca de él. Eso fue algo que llamo la atención de Kazuha más allá de como detuvo al agresor. Alguien aparte de Fuuko que parecía no sentirse intimidado por ella.

Después de llevar al busca pleitos con los profesores, los tres salen de la sala con disposición a irse del lugar.

— Espera. — dijo Kazuha.

—… ¿Qué?

Antes de que se pudiera ir, la chica exclamo que aún no se fuera. Al parecer aún quedaban cosas que no comprendían del incidente.

— Aunque hayamos mentido sobre que fui yo quien lo detuvo, aun no comprendo cómo es que lograste reducirlo ¿Te importaría decirme como lo hiciste?

—… Solo use mi poder de forma “poco ortodoxa”

— ¿…?

— ¿Poco ortodoxa? — repitió Fuuko.

El muchacho miro hacia varias direcciones y recomendó que este no era el mejor lugar para hablar, por lo que sugirió ir a otro lugar.

Luego de un tiempo llegan a un pequeño espacio verde y se sientan en una banca libre.

— Bueno, aquí se está mejor ¿verdad?

— Si… — respondió Kazuha.

El carácter del chico parecía haberse ablandado un poco. Ambas podían ver que su actitud era simplemente en reacción a aquel idiota.

— Tu eres Kano Seiji del Rango B, ¿Cierto?

— Ohhh, tú debes ser Yomu Fuuko del mismo rango ¿verdad?

— ¿Me reconoces?

— No es muy difícil recordarte. Después de todo siempre estas junto a Shirazaki.

— Geh…Buen punto…

En cierto punto ambas lograron relajarse un poco cerca del excéntrico chico. Sobre todo Kazuha, que a diferencia de su amiga no tenía más compañía que ella, mayormente debido a los rumores sobre ella.

— Emmmm, ¿Estas bien hablando con nosotras? — pregunta Kazuha.

— ¿Hmmm? ¿Por qué no lo estaría?

— Pues ya sabes… lo de, Onisaki y lo demás.

—…

Recordar todo esos hechos le hizo preguntar esas cosas que en cierto momento a Seiji le parecieron idioteces, por lo que no dudo en responderle.

— Solo son rumores de gente envidiosa. Te juzgare yo mismo para saber si quiero estar contigo.

— ¡…!

Al escuchar eso, Kazuha no pudo evitar poner una sonrisa real después de mucho tiempo al igual que su amiga.

— Ahora, respecto a lo que quería saber.

— Ah, si ¿Cómo fue que le ganaste a ese tipo?

— Solo debes pensar en posibilidades, ser versátil. — dijo Seiji con confianza.

— ¿Versatilidad? — repitió Kazuha.

— Me refiero a usar tu poder de maneras más innovadoras e inesperadas.

— Espera, espera…quieres decir que la razón por la cual esas dos son tan poderosas es porque…

— Así es, es gracias a mi querido esposo que Fuu-chan y yo somos tan fuertes ahora, Uhuhu.

— Cuando el alumno supera al maestro, no es así, ¿Seiji?

— Eje, je, je… muy chistosa…

— « Creaste dos monstruos, Seiji…» — Fue lo que pensaron los demás adultos sobre eso.

—… Puedo escucharlos… — dijo Fuuko.

— ¡…! Ahem… continuando…

Luego de discutir por varios minutos, a Fuuko se le iluminaron los ojos con lo que está escuchando.

— ¿Realmente…crees que podamos?

— Definitivamente, con esos Burst ambas podrán llegar lejos, quizá incluso hasta el rango R.

Ambas chicas no podían contener las sonrisas antes las palabras de un simple muchacho. A una le dice que puede llegar realmente lejos a pesar de tener un Burst de rango B y la otra por fin tiene a alguien más con quien hablar, sin importar su reputación.

Seiji dijo lo que había hecho en base al poder que tenía.

— Verán. Mi poder consiste en sellar el poder Burst de mi enemigo, pero piénsenlo fuera del saco.

— …

—… Haaaa, no se me ocurre nada. — dijo Kazuha.

— Je, Yomu ya debe saberlo, puedo sentir como está mirando mi intimidad.

— ¿I-Intimidad? ¡Fuu-chan, no seas cochina!

— ¡No se refiere a eso cabeza hueca! — respondió Fuuko roja de la vergüenza.

— Si puedo sellar el poder Burst, ¿Por qué no sellarlo en un área en concreto?

— ¡…!

El proceso que Seiji realizaba para sus cadenas era bastante simple. Su Burst cancelaba el flujo de poder Burst mediante una cancelación de células Burst. Obviamente esto requería que el poder del sellado sea superior al del sector detenido. Por lo que detener por completo al tipo requería detener ambas piernas y brazos.

Al realizar esto, el objetivo no podía utilizar su poder en dichos sectores, pero al estar vinculado celularmente, esto también detenía las motricidades, causando una parálisis del cuerpo, deteniendo así al objetivo.

— Guuuuhhh, es muy complicado…— respondió Kazuha.

— Ciertamente es bastante complejo…— agrego Fuuko.

— Si, es una de las desventajas de ser “original”, pero de esa manera puedes abrir puertas que no sabías que podías abrir.

Los ojos de ambas chicas se pusieron a pensar desde ese día, ¿Cómo usar su poder de manera poco convencional? Fue así como comenzó el verdadero crecimiento de quienes en un futuro se volverían Bursters de un alto nivel.

Finalmente, mientras ambas se juntaban con Seiji, fueron experimentando, intentando, mejorando hasta que llegó el momento. Un examen de fin de año.

Primero fue Kazuha, quien tuvo que enfrentarse a un profesor, debido al miedo que le tenían los estudiantes a su ya fuerza descomunal.

— ¿Crees que estará bien? — pregunto Seiji

— Humpf… yo me preocuparía más por el idiota del profesor. — respondió Fuuko.

Desde las gradas ambos amigos de Kazuha estaban observándola. No se los notaba preocupados, ni siquiera nerviosos. Más que eso, parecían ansiosos por ver que había logrado su amiga. Ella se había negado a decirles que había planeado.

El altavoz finalmente dio la señal para comenzar.

— ¡Empiecen!

Al escuchar la señal el profesor dudo un poco al ver la confiada y suave sonrisa característica de Kazuha. No obstante esta vez no era como siempre. No era una sonrisa de cortesía o por educación. El profesor lo podía sentir. Esa expresaba la seguridad de Kazuha en ganar.

— « ¡Soy un profesor, no te confíes tanto! »

— Se nota que ha mejorado… Su Burst es mucho más poderoso de lo que esperaba. — dijo Seiji.

— Si… después de todo el Burst de Kazuha es… Control Absoluto

Por ese nombre, lo que Kazuha podía hacer era algo mucho más enorme que simplemente dar golpes sacados de un manga de combates. Su Burst le daba la posibilidad de controlar todas las funciones de su cuerpo, desde la producción de proteínas y secreción de adrenalina, hasta fortificación ósea y aumento de la velocidad nerviosa. En otras palabras.

— Kazuha se ha vuelto… un ser casi indetenible por medios físicos.

— Parece que he creado un monstruo…— dijo Seiji sonriendo.

— Agradece que esta de nuestro lado — respondió Fuuko.

Mientras ellos hablaban el golpe del profesor impacto sobre la frente de la chica, sin siquiera sacudirla de su lugar.

— «Q-Que duro…»

— Vaya, vaya~

— ¡…!

— Seiji tenía razón… con esto, llegare muy lejos. «Aumento muscular, fortificación ósea, aumento de reflejo, súper ligamentos, dosis de adrenalina, súper contracción»

— E-Espera…Yo…

— Veamos qué tan fuerte soy ahora…Sensei, no muera por favor.

Eso fue lo que dijo Kazuha con su típica sonrisa cuando de un solo golpe mando al profesor a volar hasta literalmente destrozar la pared de protección exterior, llevándose varios edificios en el camino. El profesor sobrevivió gracias a la rápida acción de los médicos. Fue desde entonces que Kazuha fue bautizada como “La mujer Hannya”. Ya no era un simple apodo, se había vuelto un verdadero demonio para sus oponentes.

— « ¡Qué miedo! ¡La madre de Yashiro da miedo! » — fue el pensamiento de todo el grupo de Yashiro.

— Ohhhh, ¿así que es gracias a este tipo que te volviste una bestia, mama?

— Si~. De no ser por mi querido esposo no sería ni la mitad de poderosa que soy ahora, le debo mucho.

— Aunque Fuuko también fue impresionante…— dijo Seiji.

— Si~. El profesor no pudo ni tocarla en 20 minutos de pelea.

— Haaa…Haaaa… « Es una simple rango B… ¿Por qué diablos no puedo golpearla? »

— Porque puedo saber qué es lo que vas a hacer, idiota… — respondió Fuuko.

— ¡…!

— Mi Mind Spy puede leer pensamientos. Solo tengo que leerte mientras luchamos. ¿No lo ves?

— ¿Quieres decir que…

— Si, sé que vas a hacer antes de que lo hagas. Estoy 3 pasos por delante de ti. Solo ríndete. — exclamo Fuuko llena de confianza.

Fuuko estuvo entrenando combate con Seiji y Kazuha todo este tiempo antes del examen, aprendiendo a leer pensamientos mientras luchaba. Durante varias semanas sufrió todo tipo de lesiones por no poder centrarse en ambas cosas. Hasta que eventualmente se acostumbró y llego a luchar con Kazuha en igualdad de posibilidades.

—…Yo…me rindo…

— Ya lo sabía. — dijo Fuuko dándole la espalda y levantando la mano en señal de victoria.

— « Todo esto es gracias a ti…Seiji…» — fue lo que ambas chicas pensaron cuando pasaron sus exámenes.

Fue así como comenzó el cambio de una amistad a una rivalidad amorosa entre estas dos chicas, por la persona que les abrió más puertas de las que podían contar.

CAPITULO ANTERIOR|ÍNDICE| SIGUIENTE CAPÍTULO

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s