Super Gen Divino – Capítulo 265: Larga vida al Emperador


Tercer Capítulo Semanal

¡Disfrutenlo!

Si eres el emperador.
Deja que te corone.
Si eres el emperador.
Por favor, acepta mi fe y mi lealtad.
Si eres el emperador.
Te agradezco por darnos una razón para alegrarnos.
Si eres el emperador.
Por favor, mantén en alto tu flecha de la victoria.
Y guíanos hacia un futuro brillante.
En este momento.
Tú eres el emperador.
En este momento.
Tú eres nuestro gobernante.
En este momento.
Sólo tú puedes traernos alegría.
En este momento.
Somos sus seguidores.
Te animamos.
Estamos orgullosos de ti.
Porque eres nuestro todopoderoso emperador.

Wen Xiuxiu leyó en voz alta la prosa que escribió para celebrar la victoria de Han Sen.

Todos los fans de la Academia Militar Central de la Alianza se habían ido, mientras que el resto del público estaba bailando.

Internet estaba totalmente enfocado en esto, mientras la gente discutía enloquecida cómo Han Sen golpeó a Jing Jiwu.

“¡Qué tiro! ¿Cómo lo hizo?”

“El viejo rey se ha ido y el nuevo rey ha sido coronado. En el futuro, Han Sen gobernará la Liga de Academias Militares.”

“¡Larga vida al emperador!”

“Todavía no puedo creerlo. ¿Jing Jiwu realmente perdió?”

“Este es el comienzo de una nueva era.”

“El monstruo murió bajo una flecha del emperador.”

“Ese disparo fue muy raro. ¿Le hizo algo a esa flecha? ¿Podía controlarla remotamente?”

“Sólo ganó un enfrentamiento de tiro con arco. Es demasiado pronto para llamarlo emperador.”

“¡Larga vida al emperador!”

“¡Qué tiro más raro!”

Nadie pudo dormir esa noche. Todo el equipo de la escuela Blackhawk perdió el sueño, incluyendo Situ Xiang.

Fue como un sueño ganar a la Academia Militar Central de la Alianza con Jing Jiwu en su equipo. Todas las academias militares tenían el mismo sueño, mientras que ellos eran los únicos que lo habían conseguido: vencer a Jing Jiwu en tiro con arco.

Aunque hubo coincidencias y mucha suerte, una victoria era una victoria. Ellos fueron los ganadores.

Si no tuvieran un encuentro al día siguiente y tuvieran que descansar, habrían salido a divertirse toda la noche.

Incluso acostados en la cama, estaban demasiado excitados para dormirse.

“Han Sen, ¿realmente ganamos?” Preguntó Shi Zhikang, tumbado en su cama.

“Sí.” Contestó Han Sen.

“Zhang Yang, ¿realmente ganamos?” Shi Zhikang le preguntó de nuevo a Zhang Yang.

“Sí.” Contestó Zhang Yang.

“Lu…” Antes de que Shi Zhikang preguntara, Lu Meng dijo directamente, “Si sigues molestándonos, le sugeriremos a la entrenadora Situ Xiang que te ponga en el banquillo mañana.”

“¡Maldita sea! ¿Por qué harías eso? ¿Le gané incluso al monstruo y no me dejaras participar cuando tenemos un oponente más débil?” Shi Zhikang saltó.

“Puedes intentar decir una frase más.” Dijo Lu Meng con calma.

Shi Zhikang abrió la boca pero no hizo ningún ruido. En efecto, tenía miedo de no poder representar a la escuela al día siguiente.

Situ Xiang tampoco podía dormir. Hasta ahora, todavía se sentía irreal sobre el resultado del encuentro.

Su equipo venció a la Academia Militar Central de la Alianza y realizó el sueño de todos los demás entrenadores de escuelas militares.

“Han Sen, eres increíble.” Situ Xiang deseaba que Han Sen estuviera delante de él para que ella pudiera darle un gran abrazo.

Los miembros del equipo Blackhawk no podían dormir, y todos los medios de comunicación también se volvieron locos.

Nadie podría haber pensado que la Academia Militar Central de la Alianza perdería contra Blackhawk. Todo sucedió tan rápido.

Todos los medios de comunicación informaron del enfrentamiento entre Blackhawk y la Academia Militar Central de la Alianza. Lo más destacado fue la táctica de Blackhawk y el duelo entre Han Sen y Jing Jiwu.

La mayoría de los medios de comunicación citaron a Wen Xiuxiu y llamaron a Han Sen el Emperador. De la noche a la mañana el apodo era conocido en toda la alianza.

Jing Jiwu era tan famoso que Han Sen, la única persona que le ganó, se hizo muy popular rápidamente y fue considerado el nuevo gobernante de la Liga de Academias Militares.

De repente, Jing Jiwu pareció ser la noticia de ayer y Han Sen se convirtió en la nueva moda.

En la azotea, tres jóvenes miraban la vista nocturna de la ciudad, inclinados sobre la barandilla.

“¿Cómo te sientes ante el fracaso?” Tang Zhenliu bebió cerveza y le preguntó a Jing Jiwu a su lado con una sonrisa.

“No está mal. Han Sen estaba más allá de mis expectativas. Perdí.” Jing Jiwu sonrió.

“¿Qué pasó con el último disparo?” Tang Zhenliu no pudo evitar preguntar.

“La flecha estaba girando.” Dijo Jing Jiwu con indiferencia.

“¿Qué quieres decir con que la flecha estaba girando?” Tang Zhenliu se detuvo y no entendió a Jing Jiwu.

La flecha fue disparada desde un arco en lugar de ser lanzada a mano. A menos que la flecha fuera especial, era imposible que la flecha girara. En el torneo, todas las flechas eran flechas ordinarias proporcionadas por el patrocinador, por lo que la flecha tampoco podía girar.

“No lo sé.” Contestó Jing Jiwu.

“¿Cómo es que no lo sabes?” Tang Zhenliu miró a Jing Jiwu con sorpresa. Jing Jiwu estaba frente a esa flecha. Con sus habilidades, definitivamente sabría si la flecha estaba alterada.

Lin Feng intervino, “En verdad no lo sabe. Hay formas de disparar una flecha giratoria como esa, usando el flujo del aire para hacer que la flecha cambie de dirección. Sin embargo, ninguna de ellas puede ser realizado por los no evolucionados.”

“Un tipo interesante. Desafortunadamente, este ya es mi último año y nunca tendré la oportunidad de volver a pelear con él.” Jing Jiwu tiró la botella vacía a la basura y se dirigió a la escalera. “Adiós chicos, espero volver a veros.”

“¿Qué plan tienes ahora?” Preguntó Lin Feng.

“Originalmente quería ir al campo de batalla después del torneo. Eso ya no es necesario. Me iré esta noche.” Dijo Jing Jiwu sin girar la cabeza.

“Te esperaré.” Dijo Lin Feng, viendo a Jing Jiwu irse.

Jing Jiwu se detuvo, se volvió y sonrió. “Tú tampoco has luchado contra él, ¿verdad?”

“¿Te refieres a Han Sen?” Lin Feng se detuvo y entendió.

Jing Jiwu sonrió y se fue.

“¿Qué quiso decir?” Tang Zhenliu se sintió perplejo.

“Quiso decir que si él no ha podido ganar a Han Sen, probablemente yo tampoco pueda hacerlo.” Dijo Lin Feng con indiferencia.

Al escuchar esta respuesta, Tang Zhenliu ni siquiera pudo ocultar su sorpresa.

 

 


Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s