Flores para las bestias del bosque: Capítulo 05: Destructor del bosque



primero que nada, quiero informar que en el capítulo 3 olvide poner unas cuantas líneas que no vi a la hora de subir el capítulo, también hay algo mas (sorpresa) que venía en ese capítulo y no lo puse, pero para cuando este capítulo sea subido ya habré corregido eso, por lo pueden ir a revisarlo (o leer desde ahí, o desde el comienzo y llegar hasta aquí) si quieren. 

PD: este es el capítulo más largo que he traducido, espero que lo disfruten y avísenme si hay errores (esto debí escribirlo desde Epoch of twilght, pero ni modo :v)


1

Elkada comenzó como un fuerte para proteger la frontera nacional, pero desde que las relaciones diplomáticas se normalizaron con el país vecino con el que se encontraban en estado de guerra fría, la ciudad logró un rápido desarrollo como centro de comercio. 
Las puertas de la ciudad allí solo habían sido dos hace diez años ahora habia cinco. Ya había planes para agregar más. Comerciantes, artesanos, aventureros, incluso la mafia, varios tipos pasarían por las puertas. Esta ciudad, a medio camino del camino del desarrollo, se tragó los sueños y deseos de muchos hombres para seguir creciendo.
La carretera principal que continuaba desde imponente puerta Karr Mustanghus, la estructura más antigua de la ciudad, estaba nuevamente envuelta en el vigor del mercado matutino. Como si escapara de ese ajetreo y el bullicio, si pisa un pie por uno de los callejones traseros, encontrará un pequeño letrero que dice: ‘La Casa de los Dragones Gemelos de Fuego’. 
A pesar de que era de mañana, el interior de la tienda estaba oscuro, como si amenazara a los chicos de la ciudad que deseaban demostrar su valía: ‘¿Tienes el coraje de entrar?’. En un rincón del oscuro interior de la tienda, ante el tablón de anuncios iluminado por una lámpara, había dos hombres. El primero, un hombre con un manto teñido de índigo miró fijamente una hoja de papel con una mirada afilada. 
[Solicitud de búsqueda — Recompensa: 200,000 Monedas]
La junta enumeró varias solicitudes para aquellos con tiempo en sus manos, pero entre ellos, era una suma notoriamente grande.

“¿Lo harás, esa petición?”

Abriéndose paso con una serie de golpes y el rechinido de las tablas del suelo, la propietaria de gran tamaño del establecimiento llamó con voz amenazadora y ronca.

“Si vas a tomarla, será mejor que te prepares para hacer una tarea de tontos. ¿Están buscando a un mocoso perdido en ese inmensamente extenso bosque de Clamberra? Yo diría que se ha convertido en comida de bestias hace siglos.”

Aún con su mirada afilada, el hombre con manto giró lentamente su rostro hacia la señora.

“Si estás preguntando si vamos a hacerlo, la respuesta es un rotundo no”

Tocando su nariz con un ‘Hmph’, continuó deliberadamente en voz alta.

“Somos cazadores, eso es lo que somos. No somos mendigos. No tengo ningún interés en las búsquedas de personas desaparecidas”

En ese momento, los hombres en la tienda con sus espadas y hachas se enfocaron en el hombre con el manto a la vez. Mendigos era un término desdeñoso y sarcástico para referirse a los aventureros que harían cualquier cosa siempre y cuando hubiera dinero. 
El hombre cubierto no vaciló ante las miradas de los demás, devolvió la mirada al usuario de la espada larga con el parche en el ojo que estaba más cerca de él.

“¿Qué es eso? ¿Tienes algo que decir?”
El hombre de mirada oculta hizo una mueca de incomodidad como para decir: “¿Por qué solo yo?” Y rápidamente apartó su mirada. Con voz nerviosa, “S-Señora … dejo el dinero aquí”, dijo, dejando atrás un cambio y una comida a medio terminar antes de huir. Los otros se encogieron de hombros como chicos regañados y agacharon la cabeza. 
Parecía que todos sabían lo peligroso que era realmente este hombre con manto.

“Keh. Todos aquí son unos cobardes.” 
“Oye, descansa, Carnac. Todos están aquí para pasar una mañana relajante … lo siento”

El otro hombre que estaba al lado del tipo del manto, un arquero con una gran cicatriz en la mejilla, lanzó una risa sociable a la clientela molesta; Hizo un pedido de la “sopa de frijoles” de la propietaria.

“¿Qué hay de ti?”, Insistió al otro. 
“Sólo como tocino y huevos por la mañana”, respondió el hombre con manto de forma desagradable. 
“Sí, sí, lo sé. Solo pensé que debía preguntar, entonces, eso es todo lo que necesitamos.” 
” … ¿Sus bebidas?

Dijo la propietaria, cuya falta de sociabilidad no perdía contra el hombre del manto. El hombre con la cicatriz marcada echó un vistazo a la cara de su compañero. Con el ceño fruncido, miró hacia otro lado como si fuera el problema de otra persona en este momento. 
Con una sonrisa irónica en su rostro, el hombre con cicatrices levantó dos dedos.

“Dos vasos de agua”

Con un áspero sonido de su nariz, la propietaria levantó la barbilla hacia un asiento vacío, golpe, golpe, crujido, crujido, se fue a la cocina. El hombre con manto chasqueó su lengua, y el hombre de la cicatriz lo calmaba, los dos tomaron sus asientos. 
Había un tazón a medio comer en la mesa donde el hombre del parche en el ojo había estado sentado. La sopa de frijoles. Si bien se llamaba sopa, se hacía simplemente hirviendo los frijoles que fueran los más baratos para comprar de la temporada. Aparecía en la parte inferior del menú de la tienda, el plato más barato que tenían. Por cierto, el segundo plato más barato era el tocino y los huevos. 
El hombre de la cicatriz dejó escapar un solo suspiro, entablando una conversación con su compañero sentado frente a él.

“Oye, Carnac. Ya ves, creo que la búsqueda de una persona desaparecida no es malo, de vez en cuando.”

Extendiendo la palma de la mano para detener a su compañero que había inclinado su cuerpo hacia adelante como una muestra de ira, continuó.

“Pero ese lugar no es bueno. Escuché que el ‘Destructor del Bosque’ fue avistado alrededor del bosque Clambera. Ese cazador furtivo que fue a capturar a la tortuga de caparazón de espejo se encontró con ella, aparentemente.”
“¿En serio?” El hombre con manto abrió los ojos con sorpresa. “Incluso más razón para no ir”

Mientras colgaba todo su peso en el respaldo, la silla de construcción tosca rechinó. 
“… Pero ya sabes, Carnac”, mirando el menú colgado en la pared, el hombre con cicatrices en las mejillas habló. “Puede que estés bien con tocino y huevos todos los días, pero de vez en cuando … me gustaría comer algo que este más arriba en el menú” (NTE: esta conversación me recordó a train y sven de black cat XD)

2

Roselyne usó sus viñas por primera vez para levantar a Cleo y llevarlo a la orilla opuesta. El río tenía unos veinte metros de ancho, y aunque su flujo era suave, la parte media parecía tener una profundidad considerable. Confiando su cuerpo a su vid, Cleo observó cómo las masas de agua fluían bajo sus pies, un ligero escalofrío recorría su espina dorsal. Él no sabía nadar. 
Después de eso, Roselyne suspendió su propio cuerpo en el aire con siete u ocho enredaderas, atravesando el río como una araña. 
A su llegada, Cleo dejó escapar un suspiro de admiración.

“… Hermoso…”

Parecía que no tenía otras palabras. Cleo descubrió que solo podía asentir. De manera transparente, aunque sea como sea, un azul intenso bañado por la luz de la mañana, resplandece como la piedra preciosa más fina. Podía ver por qué algunos lo llamaban el zafiro en flor. 
Desde el lecho del río, corriendo a lo largo del río a unos diez metros de distancia, las rosas azules que llegaban hasta el pecho de Cleo florecían libremente. 
Cuando inhaló, la rica fragancia atravesó sus cavidades nasales. La parte de atrás de su cabeza se adormeció, sintió que podría quedarse dormido involuntariamente. Sacudiendo apresuradamente la cabeza, dio una palmada en las mejillas. 
(¿Por qué? Esto no está cerca de la piedra a la que la brújula está reaccionando)
Habían salido de la ruta para sortear el acantilado. No había forma de que este fuera el objetivo. Sacando la brújula encantada del bolsillo de su pecho, intentó comprobarlo. Recorrió el área de rosas azules de punta a punta, pero la aguja seguía apuntando hacia adelante. Este realmente no era su destino original después de todo. 
(Bueno, no es que las rosas azules se limiten a crecer en un solo lugar. Solo significa que tuvimos suerte.) 
El bosque era tan vasto. No era una peculiaridad encontrar una única variante de vegetación que creciera en múltiples ubicaciones. Quien haya enterrado la piedra guía que formaba un par con la brújula de Cleo sabía de uno de esos sitios, y ese no estaba aquí. Eso es todo lo que significaba. 
(Tengo la sensación de que me han engañado, pero … bueno, lo que sea mientras funcione)
Con esta vista pintoresca ante sus ojos, todo parecía tan intrascendente. 
Dado un tiempo, la boca de Roselyne comenzó a moverse. En su excitación, se fue acelerando gradualmente.

“Increíble … nunca había visto flores tan hermosas antes … hey, es increíble, ¿verdad? Oye, ¿podemos hacer que las rosas de mi casa se vuelvan azules, oye?”

Oye, ella dijo mientras agarraba los hombros de Cleo y los sacudía violentamente.

“Whoa … ¡Det-Detente! … eso es … imposible”

Las manos que lo sacudían se detuvieron repentinamente, Roselyne miró a Cleo con los ojos hacia arriba.

“… ¿No se puede? ¿No importa qué…?”

Era una mirada solitaria como la de un cachorro esperando a que alguien se lo lleve a casa. Independientemente de su estatus como una bestia mágica, era la primera vez que una chica le hacía una cara así, y el corazón de chico ingenuo de Cleo estaba tempestuosamente nervioso.

“Eso es … ummm … no hay nada que podamos hacer al respecto. Cuando quieras ver rosas azules, solo ven aquí otra vez … ” 
“¡No quiero eso! ¡Quiero verlas justo cuando quiero verlos!”

La cabeza colgada de Roselyne se levantó enfáticamente en su grito. Por un momento, Cleo había perdido sus palabras.

“…… Oye, puedes venir cuando quieras” 
“No, no, no. Quiero una rosa azul. Quiero una en casa. ¡La quierooooooo!”

Una gran cantidad de enredaderas salieron del dobladillo de su impermeable. Cuando ella golpeó sus pies, hicieron coincidir sus movimientos para elevarse, y se estrellaron contra el suelo como látigos. El sonido de aire desgarrado y tierra batida se mezclaron cuando el terreno objetivo se derrumbó visiblemente.

“Oye, lo quiero, lo quiero, lo quiero, lo quiero, lo quiero, ¡haz algo al respecto!”

Roselyne comenzó a sacudir a Cleo de nuevo. Ella lo sacudió más que un carruaje en mal camino. Solo un poco más, y le sangraría la nariz y se dezmaría. 
En ese momento, algo repentinamente cruzó su cabeza. 
El tipo de destello que es como la única moneda que cae cuando volteas una billetera vacía y la agitas hacia arriba y hacia abajo. 
(¿……?) 
Una sola escena revivió en su memoria. Esa sonrisa que podía recordar claramente incluso ahora pertenecía a la risa de Joseph. Cerca, una rosa floreciendo en dos colores, amarillo y naranja. Esa visión recordada terminó en un breve instante, pero definitivamente había dicho esto.

“Usando ese método, puedes obtener dos colores de rosa de un solo tallo”

“… Ah … Ahh …!”

Con los ojos vacíos mirando el pasado, Cleo se encontró llorando. Una sorprendida Roselyne detuvo sus manos sacudiéndolo.

“¿Eh? ¿Qué? Que pasa”

Cleo murmuró como si hablara consigo mismo.

“… Podríamos, podríamos hacerlo.” 
“Hacerlo … ¿puedes hacer que las rosas sean azules?”

Con las estrellas brillando en sus ojos, Roselyne comenzó a sacudir los hombros de Cleo de nuevo. Si él hubiera estado hablando, probablemente se hubiera mordido la lengua. Haciendo un gesto de ‘espera’ con ambas manos, esperó pacientemente hasta que cesaron los temblores.

“Entonces, ¿cuál es? ¿Oye? Puedes hacerlo, ¿verdad?” 
” … Hacer una rosa roja azul es, como dije, imposible.”

Sintiendo que el temblor podría volver a comenzar, hizo una señal para esperar otra vez.

“Pero podría ser posible cultivar esta rosa azul del tallo de una rosa roja”

“El tallo es… ¿qué? ¿Qué quieres decir?” 
“Esta parte. Pegamos la rosa azul en esta porción de la rosa roja”

Cuando señaló el tallo, las mejillas de Roselyne se sonrojaron.

“¿Puedes hacer eso? Algo así es …”

Sintiendo la presión de la intensa mirada de la chica, Cleo asintió.

“Podríamos ser capaces de injertarlo”

3

Injerto: uniendo dos o más trozos de vegetación en una bisección artificial, una técnica para colocarlos como un solo individuo. Cleo luchó frenéticamente con su memoria para explicárselo a Roselyne. 
En el patio de la Casa Grant, había una rosa floreciendo en dos colores. Joseph lo había injertado mientras aún estaba vivo. A Cleo le había gustado bastante esa combinación de amarillo y naranja, habiéndola pintado muchas veces. Junto a él, “¿Qué tipo de colores quieres a continuación?” Joseph preguntó alegremente. Incluso ahora podía recordar esa sonrisa jovial y la luz que se reflejaba en sus dientes puramente blancos. 
En ese momento, había recibido una explicación sobre el injerto.

“Lo que significa que cortaremos el tallo de esta rosa azul y lo pegaremos en las rosas rojas en tu lugar. Pero no puedo decir que tendrá éxito todo el tiempo. Más aún, la probabilidad de fracaso es mayor”

La posibilidad solo se redujo por el hecho de que Cleo solo recibió una explicación simplificada. Es más, fue una historia de años atrás. Tal vez había algunas partes borrosas de su memoria. Y el mayor problema era que Cleo era un aficionado a la horticultura. Las perspectivas de éxito eran escasas. 
Sin embargo, a pesar de que el prefacio estaba plagado de excusas, sus expectativas no se debilitaron en lo más mínimo. Ella se emocionó aun mas, sus orificios nasales se expandieron mientras levantaba una voz aguda.

“Pero podría tener éxito, ¿verdad? ¡Entonces inténtalo! ¡Por favor, hazlo!”

Acercándose, agarró la mano de Cleo. Si ella sabía lo que era un apretón de manos o no, seguía siendo incierto. En sus manos, puso un poder lo suficientemente fuerte como para revelar las profundidades de sus expectativas. 
En el pecho de Cleo yacía la vergüenza por ese apretón de manos, pero muy por encima de ese sentimiento estaba el arrepentimiento. 
El exceso de expectativas solo era problemático. Por eso dijo que la probabilidad de fracaso era mayor. Esa línea evidentemente no había podido alcanzarla, y en los ojos de Roselyne en ese preciso momento, una impresión subjetiva: “¡No hay duda de que funcionará!” fue revelada vívidamente. 
Si él traicionara eso, si fallaba, ¿qué pasaría? Sus altas expectativas cambiarían a una gran decepción, y tal vez a una furia intensa. No, era ampliamente posible.
(Cuando eso suceda … no voy a salir ileso)

Su cuerpo se estremeció.

“Oye, ¿entonces solo tenemos que cortarlo? Déjame el trabajo pesado.”

Incapaz de esperar más, Roselyne tomó un tallo de rosas en sus enredaderas, a punto de arrancarlo. Cleo la detuvo apresuradamente.

“Ah, espera un segundo. Tienes que elegir uno con un buen brote … también, es mejor si la sección transversal es tan limpia como … “

“¿Sección transversal?”

“Ah …”

Solo un poco más, y Cleo habría gritado. 
Su cabeza se había llenado con pensamientos de lo que sucedería si él fallaba. Antes de que se pusiera en duda, notó que había un problema aún mayor por el que debería haberse preocupado. 
El injerto solo era posible pegando dos secciones transversales limpias entre sí. La expulsión a la fuerza estaba fuera de discusión. Es decir, un cuchillo era necesario. 
La única hoja que Cleo tenía era la espada de adamantita, la espada que Roselyne dijo que ella “odiaba”. 
(Mierda, ¿q…qué hago …?) 
Sintió que su sangre retrocedía. Su tez era la misma que los pétalos de rosa azul espléndidamente florecientes ante él. Dirigió tímidamente sus ojos a la chica. 
Roselyne miró hacia atrás perpleja.

“¿Qué pasa? Hoy, tu cara se está poniendo azul. Puedes tornarte tanto en rojo como en azul, ya veo.”

Junto con su vértigo, el sudor se acumulaba en su línea de cabello que fluía por su frente. Cleo se limpió apresuradamente con un dedo para no ser notado.

“Oh … e-es eso así? No … me pregunto por qué, jajaja …” 
“¿Entonces no te conoces? Que peculiar. Así que ¿qué hacemos? ¿Qué tengo que hacer?”

La chica le preguntó inocentemente. 
¿Qué hacer? ¿Debería mantener oculta la espada y afirmar que era imposible, después de todo, sin una herramienta para cortarla? Pero eso no sería capaz de evitar la ira de Roselyne. ¡Entonces no me ilusiones así! Ella podría decir. 
En ese caso, ¿debería dejar que Roselyne la arrancara e intentar juntar dos secciones transversales deshilachadas? El injerto sin duda fallaría, pero al menos, sería capaz de superar esta situación. Y tal vez ella podría aceptar el hecho de que hicieron lo que pudieron, y simplemente no funcionó. 
(Cuando llegue el momento, no importa lo decepcionada que esté, tendré que actuar como si nunca lo hubiera visto venir …) 
¿Soy capaz de hacerlo? No, no tengo otra opción.
Cambiando rápidamente sus ojos, escogió algunos tallos con brotes, informando audazmente a la joven que esperaba una respuesta.

“Umm … entonces, esa, esa, esa … y esa, por favor, arráncalos. Cuento contigo.” 
“Este y aquel y … umm, ¿este?”

Los ojos de Roselyne persiguieron frenéticamente la yema del dedo de Cleo.

“Este … y también este. ¡Sí, lo tengo!”

Con una respuesta vibrante, extendió dos enredaderas, hábilmente entrelazadas alrededor del espacio entre espina y espina. 
(Esto es lo mejor. Esto es …) 
Cleo la miró en silencio. Pero. 
(¿Es esto … es esto realmente … lo que está bien?) 
Tenía un sentimiento persistente que no podía borrar. 
Roselyne había venido de su ‘lugar’ encantada por el hermoso sol de la mañana. Ahora, su hermoso corazón había sido robado por el hermoso azul de las rosas y rezaba para verlo todos los días. Parecía que su naturaleza prefería lo bonito, lo hermoso sobre todo. Era algo en lo que una bestia mágica como ella y Cleo podrían llegar a un entendimiento mutuo, uno de sus pocos puntos en común. 
¿Estaba bien traicionar eso?
Además, Cleo y Roselyne estaban juntos casi veinticuatro horas al día. Tal vez solo era cuestión de tiempo antes de que ella viera la espada de adamantita escondida en su mochila. 
(¡En ese caso, sí, si así es como va a ser …!)

Roselyne lanzó un grito: “Listos, listos” 
en ese momento, Cleo gritó. 
“Espera … ¡por favor espera!” 
“¿Eh? ¿Q-Qué?

Se detuvo por completo y volvió la cara hacia Cleo, que de repente había levantado la voz.

4

Cleo no era bueno con su padre, pero esto era un poco diferente del “odio”. Para Cleo, su padre era simplemente tan aterrador, que ni siquiera podía dirigir suficiente hostilidad para calificar de odio. 
Cada vez que veía la arruga en su frente, uno tenía que preguntarse si incluso desaparecía cuando dormía, se sentía como si estuviera siendo oprimido por las pesadas cadenas alrededor de su corazón. 
Incluso sin el látigo, simplemente sentir esos ojos disgustados sobre él durante todo el día fue una tortura insoportable. Por eso, ante su padre, Cleo se mantenía constantemente tan manso como un esclavo. Bajó la cabeza, esperando inmóvil a que su padre terminara sus palabras, si no, solo un segundo antes. Las únicas frases necesarias para una conversación entre padre e hijo fueron: “Sí, entendido” y “Lo siento”, las dos serían suficientes.
El actual Cleo pudo sentir ese mismo dolor de tiempos pasados. 
Atado en cadenas, su corazón pesado aumentó la presión sobre su estómago y pulmones. Doloroso si inhalaba o exhalaba. Sintió que podría devolver la fruta que acababa de comer. 
Pero ahora, no podía ganar al convertirse en un esclavo obediente. Los ojos de Roselyne estaban bien abiertos, ella esperó su palabra. A menos que Cleo abriera la boca, este aburrido flujo de tiempo, como nadar en el barro, nunca avanzaría.

“… ¿Qué es? ¿Qué pasa esta vez?”

Mientras Cleo continuaba conteniendo su lengua, los ojos de Roselyne adquirieron un tono dudoso, algo disgustada. No quedaba tiempo para vacilar. En su garganta sedienta y reseca, dejó salir una voz quebrada como el roce de una rana.

“Dijiste antes … que odias las espadas, ¿no?” 
“… ¿Sí?”

Desde el punto de vista de Roselyne, la pregunta estaba fuera de contexto. Con una cara atónita, ella perdió sus palabras por un tiempo, hasta que finalmente, todavía confundida, “… dije eso. Odio las espadas. ¿Qué hay de eso?”

Miró a Cleo para averiguar el significado de la repentina pregunta. 
Aguantando su mirada más penetrante que una aguja, Cleo bajó lentamente su mochila y abrió la boca.

“Lo siento, la verdad es que … tengo una”

Para mostrar su falta de mala intención, le presentó la espada de adamantita, la empuñadura primero.

“¡Ah …!”

Roselyne gritó.

“Eso es una e-espada, ¿no es así …? ¿tú tenías una? ¿Por qué? ¿Por qué nunca me dijiste? ¿Podría ser … la estabas escondiendo? ¿Me estuviste engañando todo el tiempo?”

Como dijo antes una vez, en el momento en que vio la espada, sus ojos mostraron enojo, inclinándose hacia abajo y poniéndose en guardia.

“Entonces, ¿cuál es la razón?”

Sus viñas derechas e izquierdas golpearon el suelo. Junto con un golpe intenso, vino un temblor. Parecía que la gran tierra también se encogía de su rabia. Mientras que los temblores del suelo pronto se contuvieron, los temblores de Cleo no parecían que iban a detenerse.

“… Es … Eso es …” 
“¿Qué? ¡Dilo con claridad!”

Otro golpe sordo. Cleo se dejó caer, sus rodillas cedieron.

“Eso es, ya sabes … dijiste que odiabas siquiera mirarlos, así que …” 
“¿Lo hice? Sí, lo hice. ¿Y qué? ¿Estás diciendo que es mi culpa?” 
“N-No, ¡eso no es lo que quise decir …!” 
“¿Entonces qué es? ¡Si estás diciendo que no es mi culpa, entonces tiene que ser tu culpa!” 
“¿Eh …?” Cleo estaba nervioso por esa lógica contundente. “No … no se trata de quién tiene la culpa …” 
“¿Está diciendo que ninguno de los dos tiene la culpa? Entonces, ¿por qué tengo que sentirme tan irritada? ¿¡Quién se supone que me hace sentir así!?” 
“Eso … eso … quiero decir …”

Mientras que a Cleo le costó responder, Roselyne, impaciente, perdió la calma y pronunció estas palabras.

“… Ya es suficiente, ¡no quiero escucharlo! ¡Ya no te conozco!”

Cambiando su dirección, Roselyne descendió a la orilla del río. Extendiendo las enredaderas de su espalda, tal como lo hizo cuando llegó, se dirigió a la orilla opuesta. Cleo puso algo de fuerza en sus temblorosas rodillas, saltando frenéticamente al río para perseguirla.

“¡E-Espera, Roselyne …!” 
“¡No me sigas!”

Para sacudir al perseguidor, su enredadera rozó la punta de la nariz de Cleo. Un impacto caliente corrió a través de él. Cleo levantó el grito de un animal pequeño, tambaleándose hacia atrás; sus pies quedaron atrapados en el flujo, causando que cayera con su parte trasera en las aguas poco profundas. El agua subía hasta la base de su pecho.

“Ah …”

Roselyne murmuró mientras se daba la vuelta.

El puente de la nariz de Cleo rebosaba sangre roja. Por un instante, Roselyne puso cara de una persona asaltada por un sentimiento de culpa, pero “yo … te dije que no me siguieras, ¡no fue mi culpa!” 
Y, sin volverse, cruzó el río y se fue. Un Cleo empapado permaneció sentado en el agua, sin ningún otro lugar al que ir.

5

Después de haber cruzado el río, Roselyne avanzó por el camino que ella pisó para ir en dirección opuesta. 
Silenciosa como una lápida, lenta como un buey. 
Deteniéndose repentinamente, ella deslizó sigilosamente sus enredaderas en la sombra de los arbustos cercanos. Ella había sentido una presencia. Ella lo agarró sin saber primero qué era. En la enredadera que sacó, una rana barón de quince centímetros estaba atada. Roselyne la acercó justo delante de su cara.

“Oye, me llamo Roselyne. ¿Qué tipo de nombre tienes?”

Aleteando con los pies en el aire, la rana barón suspendida croó.

“Ribbit? ¿Tu nombre es Ribbit?” (NTE: ya saben, la onomatopeya (o lo que sea que sea) de una rana :v)

La rana barón croó por segunda vez.

“Entonces es Ribbit. Oye, Ribbit, ¿sabes de pintura?”

Ribbit.

“… Todavía estaba hablando. Oye, Rib …”

Ribbit, Ribbit.

Roselyne frunció el ceño y lo miró con furia, pero la rana barón siguió croando, Ribbit, Ribbit. Sus patas delanteras, sus patas traseras raspadas contra el aire, la vid se sacudió ociosamente de un lado a otro.

“…… Eso es suficiente. No te necesito.”

Roselyne tiró la rana a un lado. La rana barón liberada croaba, Ribbit, y con un salto desapareció en la espesura.

“……”

Roselyne se volvió hacia el camino por el que había estado caminando, murmuró en voz baja.

“Oye … ¿Puedo preguntar?”

Un rato después, una voz entró en su cabeza.

“¿Estás hablando conmigo?” 
“… ¿Hay alguien más?” 
“Tienes razón. Ha pasado como una semana desde la última vez que me hablaste. ¿Así que qué es lo que necesitas?”

Roselyne miró hacia atrás mientras preguntaba.

“¿Notaste … que Cleo tenía una espada con él?”

Insteen respondió.

“Bien, veamos. Me resultó difícil imaginar que una persona entrara en este bosque sin armas en absoluto” 
“¡Huh …! ¡Se supone que debes decirme ese tipo de cosas! ¿Así que incluso me estás escondiendo cosas?”

Roselyne levantó la voz. Después de un rato, Insteen habló.

“Pensé que él podría tener algo. Era solo una intuición. Si dijera eso y estuviera equivocada, te reirías de mí otra vez, ¿no?”
“… Qué hay con eso. ¿Sigues enfadada por eso?”
“No particularmente. No es eso en absoluto.” Dijo con un tono desvergonzado, pero pronto volviendo a su voz sin emociones, Insteen continuó. “Es porque incluso si él tuviera una espada, juzgué que el humano no presentaba un peligro significativo. Si él fuera un peligro para ti, entonces no importa cuánto te rías o te burles de mí, definitivamente te lo habría advertido. Por cierto, ¿puedo preguntar algo?”
“… ¿Qué es?” 
“¿Por qué no te comiste a ese humano? Ya estás harto de él, ¿verdad? Deberías haberlo devorado.”
“¿Eh? E-Eso es … “

La boca de Roselyne estaba atada torpemente. ¿Por qué? Insteen la instó a una respuesta una vez más.

“Eso es … quiero decir, Cleo no parece que él sería sabroso en absoluto. ¿Qué importa? ¿Alguna queja?”

Roselyne farfullaba como si intentara engañar a alguien. 
La voz de Insteen salió tan inorgánica como siempre. “No tengo ninguna queja. No estamos en una temporada donde el stock de alimentos es escaso. Pero, aun así, pensé que era un desperdicio. Estoy segura de que ya se habrá convertido en alimento para otra bestia.”
“Eh …” 
Mira el árbol a la derecha. Puedes ver cómo se raspa la superficie, ¿verdad?

Cuando ella le echó un vistazo como se le indicó, una parte de la corteza de un solo árbol se había afeitado implacablemente. Era como si algo afilado y puntiagudo lo hubiera arañado una y otra vez. 

“Esa es una marca dejada por la bestia que reclama aquí como su territorio. Tiene aproximadamente el doble de tu altura, por lo que probablemente sea considerablemente grande.” La cara de Roselyne se congeló. “Tal vez nos notó hace mucho tiempo y estaba observando cuidadosamente desde la distancia todo el tiempo. Y el enemigo problemático se ha ido, dejando solo a un humano débil. ¿Qué crees que pasaría?”
“¡T-Tu … solo estás inventando cosas!” 
“Sí, lo estoy. Pero hay algo cierto. Ese humano no tiene la capacidad de sobrevivir en este bosque por su cuenta. A menos que llegue al exterior mientras la suerte aún está con él, definitivamente perderá su vida.”

El labio de Roselyne había empezado a temblar.

“Perderá su vida … ¿qué quieres decir?” 
“¿Nunca te lo enseñé antes? Significa que morirá.”

Una repentina ráfaga sopló. El susurro de las hojas corrió a través de la cabeza de Roselyne. 
Muerte. 
Era algo que Roselyne sabía bien. Morir significa que las extremidades se aflojen, que se filtren excrementos, que los ojos y la boca dejen de moverse. Y poco a poco, como una roca, será duro y frío. 
Significaba convertirse en nada más que un paquete de carne. 
Roselyne se dio la vuelta, despegando como una flecha disparada. Ella rápidamente volvió sobre el camino por el que había bajado. Los restos de lo que una vez fueron matorrales que estaban esparcidos por el suelo dejaron escapar un crujido cuando fueron pisoteados de nuevo, los árboles caídos y podridos superados en un salto. 
Insteen preguntó con indiferencia: “¿Por qué regresas? ¿No dijiste que ya no te importaba ese humano? ¿No es por eso que lo dejaste?”
“¿Por qué? ¿¡Cómo debería saberlo!?”

Jadeando una respiración caótica, Roselyne gritó.

“Pero tengo que volver … tengo que volver, ¡alguien en mi cabeza me lo está diciendo! Insteen, ¿no eres tú?”

Susurro. 
Crack. 
Silbido. (NTE: onomatopeyas de nuevo :v)

Roselyne salió ante un gran acantilado. Si ella descendía a lo largo, las orillas con la flor azul estarían justo delante de ella.

“No soy yo. Estoy segura de que ese es tu verdadero corazón, en cuyo caso, debes apurarte. Si no llegas a tiempo, te arrepentirás.”

Con su impulso, Roselyne fue incapaz de hacer un giro repentino, su curva apenas alcanzaba el límite. Aun así, su velocidad no bajó en lo más mínimo. Golpeando el suelo se derrumbó el borde del acantilado, los escombros fueron tragados en las profundidades del barranco.

“Lamento … hey … ¿qué significa eso?”

Roselyne tejió la pregunta en la brecha entre la respiración áspera. Respondió Insteen. “Significa ser atormentado por la memoria. Un gran arrepentimiento puede seguir atormentándote hasta el día de tu muerte.”
“¡No quiero eso!”

Con un aullido, Roselyne tomó prestada la velocidad de su descenso, acelerando hasta el límite.

6

Cleo estaba agazapado junto al río. Era como si hubiera visto un mal sueño. No había sentido de la realidad para el mundo ante sus ojos. Todo su cuerpo se sentía lento, como si tuviera fiebre, y ya no podía soportarlo. 
Agachó la cabeza y la enterró en las rodillas que sujetaba con fuerza. 
En la actualidad, Cleo estaba al borde de las lágrimas. Esa mirada demoníaca en la cara de Roselyne, aunque no estaba en el nivel de la de su padre, era realmente aterradora, y los pantalones que se aferraban a sus húmedos muslos despertaban los recuerdos de cómo se orinaba cuando era joven, lo que le provocó un gran disgusto. 
Pero no fue por eso. No era como si algo así le hiciera querer llorar.
No tenía más remedio que usar la espada si quería realizar un injerto. Y Roselyne, sin duda, querría ver el trabajo. Si quería conceder el deseo de Roselyne, era inevitable que la existencia de la espada saliera a la luz. 
Aun así, Cleo no pudo conceder su deseo. 
Por ese motivo, él había escatimado su coraje: “Tengo una espada”, le ofreció su sinceridad. Pero el resultado fue este. 
Al final, el mundo está hecho para ridiculizar a los honestos. Eso fue lo que lo entristeció. 
Por un momento, vacilante, se tambaleó a lo largo del borde de la colina llamada desesperación; pero, en poco tiempo, el flujo de los ríos se convirtió en una molestia para sus oídos, lo que le hizo levantar la cara. 
(Qué hago ahora…)
Incluso en un momento como este, parecía que no quería morir. Ahora que había perdido la protección de Roselyne, la muerte estaba justo delante de él. Si quería estar a salvo, tendría que empezar a moverse lo antes posible. 
(¿Camino por el río …?) 
No había ninguna garantía de que el río saliera del bosque. Pero mientras lo siguiera, no tendría que preocuparse por perder el rumbo, o dar vueltas en círculos. Además, al menos tendría un suministro constante de agua potable. No era una mala idea, pensó. 
(Sí … bien, vamos con eso.) 
Informando a sus pies de su resolución, se puso de pie con fuerza. Cuando recuperó la espada de adamantita esparcida en el suelo, el pensamiento lo golpeó. 
(Así es, ya que estoy aquí de todos modos, debería llevar algunas rosas azules conmigo)
Había sido abandonado por su padre, pero al menos había llegado al lugar donde florecían las rosas azules. Se las había arreglado para lograr la mitad del ‘Blue Rose Trial’. Quería la prueba. 
No hacía falta decir que no tenía intención de suceder a su casa. Si lograba salir vivo del bosque, ofrecería las rosas a la tumba de Joseph. Mientras tuviera algún factor motivador, aumentaría considerablemente sus posibilidades de volver vivo. Esa fue la sensación que tuvo. 
Escogiendo tres tallos que se veían bien, los cortó con la espada de adamantita. Una vez que los insertó en su cantimplora, se hizo el trabajo. 
(Entonces vámonos) 
Colocándose la mochila en la espalda, comenzó a correr río abajo.
Crackle, roll. Sus pies pisando las piedras del lecho del río se detuvieron a pocos pasos del límite. 
Cleo se volvió y lanzó una mirada fija al matorral del otro lado donde Roselyne había desaparecido. 
En su corazón, sesenta … cincuenta y nueve … cincuenta y ocho … contó. Como para interrumpir su cuenta, badum, badum, su corazón latía con fuerza. 
Finalmente, cuatro … tres … dos … uno … 
Tal vez ella vuelva … un minuto de esperanza tan débil. 
Los ojos de Cleo se nublaron solos. Sacudió ligeramente la cabeza y habló.

“Adiós … Roselyne”

Girándose sobre sus talones, volvió a dirigir sus pies río abajo. 
Y luego unos pocos pasos después. Un sonido como si una bala de cañón hubiera impactado con la superficie del agua se oyó detrás de él, mientras gotas de agua se esparcían sobre el cuello de su camisa. Cleo volteó vigorosamente. 
¡Lo sabía! Ella vino…

La escena proyectada en sus ojos difería de la que anhelaba su corazón. 
Una gran bestia estaba en medio de la corriente. 
Un oso. 
Ningún oso ordinario. Era grande Tal vez media más de tres metros. Más que nada, se jactaba de cuatro miembros anteriores. El oso de fuego de seis patas, también conocido como el “Destructor del Bosque” 
Una de las variedades más peligrosas de bestias mágicas de las que incluso un espadachín altamente hábil huiría. 
Esa bestia mágica fue lentamente, sin duda, abriéndose camino hacia él. En el espacio, Cleo estaba congelado en shock, la gran estructura se había levantado del agua, finalmente, levantando sus pesados ​​pies empapados para pisotear la costa. 
Una caída. Un crujido. La grava sonó.
Cleo retrocedió lentamente, para no instigar a su enemigo. Como estaban las cosas, la distancia entre ellos era de quince, quizás de dieciséis metros. El oso de fuego de seis patas lo miró fijamente, lentamente … lentamente … se acercó con sus dos patas traseras. De aquí para allá, su parte superior del cuerpo se balanceaba siniestramente. 
Cleo retrocedió otro paso más grande, pero de acuerdo con ello, el ritmo del oso de fuego también se aceleró. A solo diez metros por recorrer. La racionalidad de Cleo finalmente había excedido su límite.

“¡……!”

Girando su espalda hacia la aterradora bestia mágica, salió corriendo. Justo después, el sonido de los pasos del oso de fuego de seis patas cambió. 
¡Boom thud thud, boom thud thud, boom thud! 
Cleo entendió instintivamente. Estaba usando las seis de sus piernas para correr. Los pasos se hicieron más grandes en un abrir y cerrar de ojos, a través de los sonidos y el temblor del suelo, percibió que su enemigo se había puesto justo detrás de él. 
En el siguiente instante, Cleo lanzó un grito. No era como gritar resultara en algo, pero tales juicios racionales estaban muy lejos de él. Independientemente de lo que pasaba por su cabeza, su boca fue y gritó por su cuenta.

“WwaaAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA”

Un estruendoso rugido recorrió la superficie del río. 
Un golpe en el centro del caudal, una columna de agua se había levantado, el rocío tempestuoso del agua se dispersó en todas direcciones con un impulso temible. Como si hubieran saltado directamente al ojo de una tormenta. Cleo cerró los ojos involuntariamente. 
Algo se envolvió alrededor de su cuerpo. 
Llegó una sensación flotante, como si lo hubieran lanzado por el aire, como si cayera de cabeza sobre un acantilado. 
Todo sucedió en un instante.

… Thump. 
Cuando lo notó, Cleo aterrizó en el suelo. El monstruoso oso, el oso de fuego de seis patas, en algún momento desconocido para él, se había trasladado a la orilla opuesta. No, eso estaba mal. Comprendió que él era el que había cruzado el río. 
La cosa que se enrollaba alrededor de su cuerpo se retorció y se soltó. La vid de Roselyne. Estaba de pie sobre el caudal del río, donde la columna de agua se había levantado un momento antes. Las gotas caían incesantemente de su húmedo cabello verde. De su impermeable también. Vides crecieron de su dobladillo para suspender su cuerpo en el aire. 
Roselyne echó una mirada a su manera, antes de que de inmediato, apartara torpemente sus ojos.

“… ¿Estás bien? ¿Alguna herida?”

Ella dijo. El pecho de Cleo se calentó. Su alegría que brotó se convirtió en una voz que salió de su boca.

“… ¡S-Si! ¡Estoy bien!”

Roselyne se volvió hacia la cara de Cleo una vez más.

“Ya veo, eso es bueno”

Ella le dio una pequeña sonrisa de alivio.

7

Esto sucedió así. Corriendo precipitadamente por el acantilado, Roselyne fue testigo del momento de desesperación que se desarrollaba en la orilla del río debajo de ella. 
Un Cleo huyendo, una bestia persiguiéndolo. 
Si continuaba su descenso y cruzaba el río, nunca lo haría a tiempo. Y si no lo lograba, Insteen le dijo que sería atormentada hasta la muerte. Su resolución era fuerte.

“¿Estás saltando?” 
“Estoy saltando!”

El acantilado tenía unos veinte metros de altura. 
Uno … ¡hup! Y Roselyne se extendía volando por el aire.

“Umm … gracias …”

Cuando Roselyne se acercó a la orilla, Cleo envió una voz tímida para probar su reacción. Cuando sus dos miradas se cruzaron, fue Roselyne quien se movió primero para apartar torpemente sus ojos.

“N … No realmente, ¡no es lo que piensas!” 
“…… ¿No lo es?”

No había duda de que fue Roselyne quien lo salvó. Y, sin embargo, ¿qué parte de eso no era lo que estaba imaginando? Los ojos de Cleo se abrieron en confusión, pero no tuvo tiempo de obtener una respuesta.

“Eso no importa, solo retrocede. ¡Está viniendo!”

Ella le advirtió con voz aguda. Por su mirada en blanco, el oso había bajado sus seis patas, retrocediendo lentamente. Inmediatamente se dio cuenta de que no era para correr. Estaba asegurando la distancia para hacer el salto. 
Y el oso de fuego de seis patas corrió en una carga loca. Con seis patas acelerando su cuerpo hacia adelante, pronto alcanzó su velocidad máxima, dando un salto a través del aire como un proyectil masivo. Dibujando una parábola cerca del nivel, hizo un aterrizaje en el agua llamativo justo al lado de su orilla. Casi como una declaración de guerra, un intenso chorro de agua asaltó a los dos.
Cleo se escondió frenéticamente detrás de Roselyne. Incluso con gotas de agua disparándose a sus ojos, Roselyne no parpadeó una vez. Con una mirada sensata inimaginable de su yo habitual, ella observó inmóvil a su enemigo. Extendiéndose alrededor de diez enredaderas adicionales de su dobladillo, comenzó a balancearse como una serpiente un momento antes de que saltara sobre su presa. 
El oso de fuego de seis patas llegó a la orilla, no parecía que fuera a atacar de inmediato. 
Después de todo, desconfiaba de Roselyne.

“Tiene seis patas, pero eso es un oso, ¿verdad? Si es un oso, los he vencido antes” Roselyne dijo: “… Pero son una gran molestia al pelear de frente. Mira, un oso tiene fuerza, y son un grupo tenaz. Si no ataca, ¿qué tal si nos vamos? ¿De acuerdo, Cleo?” 
“No hay quejas …”

Al observar el comportamiento de sus enemigos, los dos indicaron su intención de retroceder. 
El rugido furioso del oso de fuego de seis patas resonó. Como para mostrar su constitución de más de tres metros de altura, se paró sobre sus patas traseras, provocando temblores en la tierra a medida que se acercaba. Cuando se trató de Cleo, desde el momento en que escuchó el bramido del oso, como si hubiera estado aturdido, ya no podía dar un solo paso. Su rostro se estremeció de miedo. 
Pero Roselyne se echó a reír. 
Ukukukukuh.
Como el primer brote de una semilla, su vid surgió del suelo a los pies del oso de fuego. Ocultándola detrás de su estructura inferior, la había colocado bajo tierra, había excavado y esperado a que llegara el oso de fuego. La vid se entrelazó con fuerza alrededor de su pata derecha. Cuando el equilibrio del oso se derrumbó, ella también atrapó su pierna izquierda. Con las dos piernas selladas, se tambaleó como un bebé que todavía tenía un largo camino por recorrer antes de caminar, derribándose hacia delante. El suelo temblaba. 
Roselyne no le dio tiempo para levantarse, innumerables enredaderas compitieron entre sí para abalanzarse primero, atando cada una de las patas del oso de fuego de seis patas. En algún momento, quedó en un estado donde todo lo que podía mover era su cabeza.

“Bueno. Funcionó igual que la última vez”

Al ver al oso de fuego retorcerse desesperadamente con cada pierna atada, Roselyne entrecerró los ojos con satisfacción. Por detrás de ella, Cleo se asomó cautelosamente.

“Roselyne, ¿ya habías puesto trampas? Nunca me di cuenta.” 
“Más o menos. No pensé que iba a retroceder tranquilamente, así que probé el método que usé para derrotar a un oso la última vez. Cuatro patas o seis patas, un oso es un oso”

Roselyne metió sus enredaderas. Con sus patas atadas, literalmente, el oso de fuego de seis patas que ya no podía levantar ninguna pata fue arrastrado como un pez atrapado en una red.

“Todo lo que queda es terminarlo. ¿Cómo sabe tu carne? No puedo esperar “

Roselyne lamió el área alrededor de su boca con su lengua de color rojo oscuro. Ella levantó su mano derecha en alto. De la boca de su impermeable levemente levantado, brotó una gran cantidad de enredaderas. Sus números rondaban los treinta. Esas enredaderas se unieron como fibras musculares, y en poco tiempo formaron un gran látigo fácilmente de cinco centímetros de diámetro. Incluso una enredadera fue capaz de levantar el cuerpo de Cleo con facilidad. Al enrollarlos juntos, perdió algo de precisión en su movimiento, pero el poder destructivo que obtuvo a cambio fue inconmensurable.

De sus seis extremidades atadas, el oso de fuego de seis patas reunió desesperadamente cada gramo de poder en su cuerpo, retorciéndose, desenfrenándose para liberar una, al menos una. Tal resistencia fue inútil, fue arrastrado a merced de la chica. 
La bestia se encontraba actualmente en una crisis; No tenía más remedio que hacer la llamada. ¿Qué es una crisis? Una crisis significa la muerte. 
Los instintos del oso de fuego de seis patas gritaron.

—¡Debes escapar de la muerte! 
—¡Debes hacer un sacrificio de todo menos tú! (NTE: si bien también es el instinto, aunque en este caso es del oso, lo dejo así con los guiones en vez de comillas y cursiva como Insteen)

Y la bestia mágica abrió su gran mandíbula ancha.

8

El pueblo de Elkada una vez más. La Casa de los Dragones Gemelos de Fuego. 
Después de un magro desayuno, bebiendo poco a poco el agua que queda en la taza… Hah. El arquero con la cicatriz en su mejilla dejó escapar un suspiro triste. 
Al otro lado de la mesa estaba su compañero cubierto con su manto. Su copa se había vaciado hacía mucho tiempo. Poniendo los pies al lado, balanceó la silla en la que se reclinó en diagonal mientras hablaba.

“Oye, dame uno.”

Quería fumar después de la comida, al parecer. El hombre cicatrizado dejó su taza con irritación y dijo:

“Cuando tu tabaco se agota, compras y preparas un poco. De lo contrario, obtienes cajas a granel y mantienes un stock; espera, ¿cuántas veces vas a hacerme decirlo? Tienes que dejar de contar conmigo.”

Pero como un pato meciéndose en el agua, su compañero mecía tranquilamente su silla.

“Lo tengo, lo tengo, lo compraré más tarde, solo dame uno ahora” presentó una palma arrogante. 
Jajaja 
Después de un largo suspiro, el hombre con cicatrices se rascó la cabeza y ofreció una palabra.

“No tengo.” 
“… ¿Eh?” 
“No tengo. Fume el último después de la cena, hace un día.” 
“El último … ” El hombre con el manto levantó los pies de la mesa, con un poco de cara de sorpresa, miró al hombre frente a él.

“¿Estás en quiebra?”

El hombre con la cicatriz tragó los escasos restos de agua en su taza con un trago.

“Por el momento. No eres mucho mejor. Tal vez pensaste que me echarías una esponja si se agotara el tabaco, pero déjeme ser claro. Eso no sucederá” (NTE: fue difícil traducir esto, y aun así no le entiendo del todo)
“……” El hombre con el manto perdió sus palabras, su cuerpo se inclinó hacia delante, se puso rígido como una estatua. Finalmente, chasqueó la lengua y se acomodó en su asiento. La silla soltó un ruido chirriante. 
Un silencio detestable continuó. 
“Oye …” Un rato después, el que abrió la boca primero fue el hombre con el manto. 
“¿Qué pasa?” 
“¿Por qué no cazamos al destructor del bosque?” 
“¡Qué …!” Dijo el hombre con la cicatriz, sus ojos se abrieron de par en par por su conmoción. Después de abrir y cerrar la boca, sus palabras finalmente salieron. “Hey hey hey. ¿Cazarlo? Estamos hablando del destructor del bosque. ¿Entiendes lo que dices?”
“Sí. Escuché que puedes vender su piel por una cantidad absurda. Sus garras, sus colmillos también, ¿no lo sabías? Las bolas de esa cosa son la base de un medicamento para la longevidad. Esas personas ricas con un pie en la tumba; Los colores de sus ojos cambiarán cuando vean lo que tenemos. Y luego, será ‘adiós a la pobreza’ y ‘adiós desayunos sórdidos’. No es una mala historia, ¿verdad?” 
“¡Hey!”

Golpeando contra la mesa, el hombre cicatrizado levantó una voz áspera. Los clientes en las otras mesas hicieron una mueca más pequeña.

“¡No es eso, no es de lo que estoy hablando!” 
“Entonces, ¿qué es? Es raro que vayas y elijas tu trabajo, Doggrun”

Oyendo la conversación sobre el dinero, la propietaria utilizó la limpieza de platos como excusa para entrometerse en la conversación.

“Si es un trabajo para hacerse rico rápidamente, entonces ¿por qué no hacerlo? Si todo está bien, entonces ya no tendré que mirar a este tacaño que solo come tocino y huevos, todos somos ganadores. O no me digas … (Ella bajó la voz) ¿Es una caza furtiva?”

Disgustado descaradamente por el hecho de que un obstáculo había entrado en la conversación, el hombre encapuchado volvió a poner los pies sobre la mesa con un bang, vomitando palabras en lugar de escupir.

“No somos cazadores furtivos. Incluso la ley no tocará al destructor del bosque.” 
“Hah” la propietaria sonó la nariz. “Entonces, ¿qué hay que perder? No hay problema. Ese destructor del bosque tiene un nombre bastante peligroso, pero ¿es realmente tan formidable?” 
“No, lo has entendido mal”, el hombre con cicatrices en la mejilla negó con la cabeza varias veces. 
“Formidable o no, ese no es el problema. No importa qué tan confiado estés con tus habilidades, si te topas con el destructor del bosque, huyes hacia las colinas, no lo dudes. Esa es la regla tácita. ‘¡No lo toques con sangre’ dicen!”

Bang, golpeó contra la mesa de nuevo. Su línea final fue prácticamente un grito. 
La propietaria abrió los ojos y cerró la boca. Al ver eso, el hombre cicatrizado volvió a sus sentidos, bajando torpemente el tono de su voz.

“No … quiero decir … la razón es que el destructor del bosque … más precisamente, el oso de fuego de seis patas, por cierto … cuando siente que está en un apuro, bueno, respira fuego”

Un profundo pliegue excavado apareció en la frente de la dueña.

“Fuego … espera, ¿eso es todo? Para ti, las bestias mágicas que respiran fuego no deberían de ser la gran cosa, ¿no?” 
” … convierte toda el área en un mar de fuego”

En lugar de su compañero rascándose crudamente la cabeza, el hombre encapuchado respondió.

“Ahora escuchen bien, incluso los dragones, ya saben, cuando respiran fuego, lo hacen con un poco de tacto. ¿Qué demonios va a hacer si quema su propio nido? Por supuesto, lo mismo ocurre con un usuario de magia de fuego como yo. El oso de fuego de seis patas es diferente. Sin importarle una mierda donde está, respira fuego una y otra vez, incluso diría que a propósito hace un mar de llamas para que pueda deslizarse dentro del fuego y escapar. Y así, va de un bosque a otro. Por eso la cosa sangrienta no tiene enemigos naturales. Si alguien lo toca, el bosque se hace humo. Estoy seguro de ello, y las otras criaturas lo saben por instinto, por lo que queda sin respuesta. Una bestia bastante desagradable, ¿verdad?”

El hombre encapuchado rió un Kuku, recostándose en su asiento. La silla soltó un chillido. 
“Hah, creo que también hay personas así”, la propietaria se encogió de hombros después de unos cuantos parpadeos. “Pero eso es un verdadero trabajo. Qué canalla.” 
” … ¿Verdad? Es por eso.”

Habiendo recuperado la calma, el hombre con una cicatriz finalmente abrió la boca.

“Todos lo enseñan cuando todavía están verdes. Si te encuentras con el destructor del bosque, no luches contra él. Huye lo mejor que puedas. Antes de que esa cosa abra su boca”

Y el escenario vuelve al bosque de Clambera.

Arrastró el oso de fuego de seis patas hacia adentro, solo un poco más cerca, y Roselyne pensó que lo golpearía con un golpe con tanta fuerza como pudiera reunir. Ella retorció su cuerpo, con su látigo grande listo y esperando. 
Pero una voz parecida a un grito repentinamente resonó en su cabeza, casi obligándola a liberar las enredaderas que ataban al oso. La voz le gritaba que hiciera precisamente eso.

“¡No puedes! ¡Deshaz tus vides y corre! ¡De prisa!” 
“Eeh? ¿De qué estás hablando? Finalmente logré atrapar …”

En ese momento, la boca del oso de fuego de seis patas se abrió de forma poco natural, y Roselyne también se dio cuenta.

“… eso …”

En la parte posterior de la garganta del oso, como una lámpara que arde en las profundidades de una cueva, una luz tenue y brumosa …

“¡¡Esquivaaaaaaa!!”

Inmediatamente después del grito de Insteen, un aliento rojo y ardiente de calor fue emitido por la boca de la bestia mágica.

9

De hecho, muy poco tiempo. Un segundo, tal vez dos, solo ese tiempo fue permitido. En ese espacio, era imposible desentrañar las vides y escapar fuera del alcance de la explosión. 
Roselyne pudo decir que el enemigo estaba tratando de disparar algo de su boca. Desde los gritos desesperados de Insteen, también comprendió lo peligroso que sería ese ataque. 
Pero eso fue todo. Los meros momentos de tiempo que le habían dado eran una señal del fin. 
Una llama mágica brillante de color rojo brotó de las profundidades de la garganta…

“¡¡UuuryaAAaaah!!”

Y Roselyne gritó. Lo que podría llamarse su intuición salvaje la agitó. 
Puso todo el poder que pudo en solo la vid que ataba la pata trasera derecha del oso de fuego de seis patas. Dándole al cuerpo del oso boca abajo una rotación de ciento ochenta grados, las llamas fluyeron desde su boca y se deslizan hacia un lado. Pero solo por un instante, el fuego rozó los pies de Roselyne. Ella hizo una mueca de dolor en su rostro, gritando de nuevo con rabia.

“¡Tuuuuuu!”

Su gran látigo golpeó bruscamente la pierna derecha del oso de fuego de seis patas. Los gritos de las bestias mágicas se cruzaron. El oso se retorcía de dolor. Si bien no fue fatal, al menos, sus huesos se habían agrietado. Por otro lado, Roselyne tampoco resultó ilesa.

“¡Caliente, caliente, caliente, eso duele!”

Ella había sufrido una quemadura alrededor de sus espinillas. Mientras Roselyne pateaba sus piernas, soportando el dolor, involuntariamente dejó que las enredaderas que ataban al oso de fuego se relajaran. Sin dejar pasar la oportunidad, en el momento en que logró liberarse, se arrastró en una carrera y saltó al río. 
Finalmente recuperando sus sentidos después de un tiempo, Roselyne apretó los dientes para contener el dolor y la humillación. Su cuerpo estaba temblando.

“… ¡Urrgh, ahora estoy enojada! ¡Definitivamente voy a matarte!”

Con la cara roja de ira, estaba a punto de perseguir a su enemigo huyendo hacia el río. Pero “¡espera! ¡No puedes seguir con eso!”
“¿¡!?”

Ella nunca había soñado que le dirían que parara aquí. Pisando los pies en la grava junto al río para frenar repentinamente, justo cuando se detenía, puso una feroz protesta.

“Oye, ¿de qué estás hablando? ¡Eso fue realmente caliente, fue muy doloroso! ¡Todavía duele! ¡Estoy segura de que va a doler por un tiempo más! ¡Nunca voy a perdonar esa cosa!”

Las emociones de Roselyne explotaron. En contraste, Insteen ya había recuperado su habitual frialdad, diciendo esto en su tono habitual.

“Entiendo cómo te sientes, pero no tengo más remedio que juzgarte afortunada de haber salido con tan poco daño”
“¿Eh …?” 
“Lo siento. Es mi culpa por no reconocerlo como ‘Oso de fuego de seis patas’ a la primera. Las formas de vida del bosque nunca deben, bajo ninguna circunstancia, pelearse con eso. No somos una excepción.”
“¿Q-Qué pasa con eso? ¿A qué te refieres?”

“Lo que quiero decir es que, si no tenemos suerte, el bosque está terminado. Todo será quemado hasta la nada. Aunque, en lugar de la suerte, todo depende del estado de ánimo de esa cosa.”
“¡…!”

Terminado. 
Todo quemado hasta la nada. 
Esas palabras turbulentas alteraron el ritmo cardíaco de Roselyne.

“¿Estás diciendo que … esa cosa lo quemará? ¡En ese caso, definitivamente no podemos dejar que se escape! Así es, pondré mis enredaderas alrededor de sus pies y las arrastraré al agua. Entonces estará bien, no importa cuánto fuego respire. Lo ahogaremos.”
“¡Detente ahí!”

Cuando Roselyne extendió rápidamente sus enredaderas en el río, Insteen gritó. Como una madre que reprende a su hijo que había hecho algo realmente malo y con una voz extremadamente dura. Los hombros de Roselyne se alzaron, sus vides se detuvieron justo antes de que pudieran tocar la superficie del agua.

“Quiero decir, quiero decir …”

Y al igual que una chica regañada, Roselyne expresó sus quejas con voz llorosa.

“Tu idea no es mala. ¿Pero confías en que puedes llevarlo al río? Incondicionalmente, te pregunto. Si fallas, ya no es cuestión de suerte. Este bosque ciertamente será quemado. ¿Estás bien con eso?”

La cara de Roselyne se curvó en un ceño fruncido mientras agachaba la cabeza. Ella no tenía ninguna refutación.

“En este punto, si transmitimos que no tenemos más voluntad de atacar, no debería ir tan lejos. Es por eso que debes renunciar. Retrae tus vides. ¡De prisa!”
“…… Erk”

Mientras eso sucedía, el oso de fuego había cruzado el río. Levantándose a la orilla con un cuerpo golpeado, pero sin problemas, se volvió hacia ellos para observar la situación de este lado. Su cuerpo todavía estaba hinchado por la tensión, ese hecho era muy claro a pesar del río entre ellos. 
Roselyne, a regañadientes, respetó las palabras de Insteen, dando un paso atrás. Ella guardó sus enredaderas. El sonido de la grava de la orilla pisoteada finalmente cambió al sonido de roce contra la tierra y la maleza. Finalmente, su espalda golpeó contra un solo árbol grande, y no pudo retirarse más. 
El oso de fuego de seis patas ni siquiera se movió mientras la observaba de cerca.

“Ahora volvamos ya. Lentamente, asegúrate de no incitarlo, lentamente, con cuidado, vuelve por el camino por el que viniste.” 
“Eh … Oye, espera un segundo”

“¿Qué?” 
“No hemos recogido las rosas azules todavía. Las traeremos de vuelta y las haremos florecer en nuestro lugar”

“¿Aún sigues con eso?”

Insteen gritó de nuevo. Cuando le gritaron en la cabeza, se sintió como si un puño hubiera sido golpeado contra su frente. Roselyne instintivamente agachó la cabeza.

“Has vuelto para salvar al humano, ¿verdad? Y lo lograste. Ahora renunciar al resto. Si te vuelves demasiado codiciosa queriendo esto y aquello, al final, ¡te quedarás sin nada! ¡Ahora!”

Ese tono era prácticamente una orden. Con la cabeza aún detenida, Roselyne gimió en un suspiro jadeante.

“… Ur, urrgh …”

Al igual que una joven humana, Roselyne detestaba los sermones y que se le dijera que hacer. Así que, en el pasado, sin importar cómo resonara la voz en su cabeza, había ocasiones en que ella la ignoraba y hacía lo que quería. Sin embargo, nunca hubo un precedente donde las cosas salieron bien. 
“Mira, por eso te lo dije” fue la frase que le vino a la cabeza más a menudo que cualquier otra cosa en el mundo. Roselyne había aprendido de ese tipo de experiencias. 
Pero solo hoy, ella no podía obedecer tan fácilmente.

“Quiero decir…”

Las rosas azules en la orilla opuesta capturaron la suave brisa, agitando como para invitarla. Tal vez debido a su persistente pesar, parecían mucho más hermosas que cuando las había visto de cerca, brillando mientras reflejaban la luz que se filtraba entre los árboles. Para que algo tan bonito no se convierta en suyo, demasiado irritante, demasiado triste. 
En ese momento, Cleo le tendió algo suavemente.

“Umm, Roselyne, aquí …”

En su mano estaba la cantimplora, la cantimplora llena de tres tallos de rosas azules.

“¡Ah … AAaAh … Aaah!”

Una voz histérica brotó de su boca abierta. La primera mitad de ah fue sorpresa, la última mitad ah mostró su deleite.

“Pensé que me gustaría tener pruebas de que estuvimos aquí, y las seleccioné hace un momento”
“…”

En su deleite, las mejillas de Roselyne se sonrojaron. Sus ojos verdes ya no reflejaban nada más que los pétalos de flores azules.

“¿No es eso bueno? Él puede hacer algunas cosas consideradas, de vez en cuando.” 
Pasó un momento y finalmente, “… ¡Sí! ¡Sí!” Roselyne asintió con energía. “Gracias Cleo! Realmente, realmente, realmente …” no importa cuántas veces ella lo dijera realmente, sintió que no era suficiente. “… ¡Realmente, de verdad, gracias! ¡¡Ah, esta podría ser la primera vez que me siento tan feliz en mi vida!!” Ella se estremeció ante el placer que brotaba de la médula de su cuerpo.
Ella ya no sabía qué hacer consigo misma. Tenía ganas de abrazar a Cleo mientras él raspaba torpemente su cabeza con un “eso me alegra” Si bien ella personalmente no entendió el significado de la acción, fue impulsada por una necesidad insaciable de hacerlo a pesar de todo. Ella no lo entendió, en cualquier caso, quería abrazarlo fuerte. Si Insteen no hubiera dicho nada, seguramente lo habría hecho. Lo que es más, con la fuerza suficiente para derribarlo. Pero “Ahora no tienes nada que te retenga, ¿verdad? En ese caso ponte en marcha. Date prisa.”

Era una voz ligeramente enojada. Si ella se demorara más, probablemente sería sermoneada nuevamente. Roselyne contenía a regañadientes sus impulsos internos.

“Ah, bien, lo tengo. Entonces Cleo, vamos a irnos. Regresaremos rápidamente a nuestro lugar y, umm, ¿qué era eso otra vez … cierto, correcto, conseguir injertos!” 
” … “

Por un momento, Cleo mostró una expresión conflictiva, pero eso pronto se convirtió en un alegre asentimiento.

“¡T-Tienes razón, sí! En ese caso, hagámoslo de prisa. Cuanto más tiempo pase, más se debilitarán las flores” 
“¿Es así como funciona? ¿Entonces quieres que te cargue de nuevo? De esa manera es mucho más rápido”

“Oh … n-no, eso es …”

La espalda de Cleo se contrajo ligeramente. Y fue entonces.

Realmente era parecido al trueno.

La bestia mágica enloquecida detuvo a los dos con un rugido temible y penetrante en el tímpano. 
Cleo saltó de sorpresa. Roselyne laboriosamente, lentamente se dio la vuelta.

“Qué es eso, estás siendo ruidoso. Ya no me importa lo que te pase.”

Pero aun así el oso de fuego de seis patas rugió. Mientras estaba a más de veinte metros de distancia, podían sentir claramente que la atmósfera temblaba. Roselyne se metió un dedo en cada oreja y gimió.

“¡Cállate, cállate! Ya no puedo tratar contigo. Vamos, Cleo.” 
“T-Tienes razón …”

Roselyne entró rápidamente en el camino. Cleo continuó detrás de ella, echando una última mirada atrás. El oso de seis patas que había dejado de bramar lentamente se paró sobre sus patas traseras, dándole la espalda para alejarse en dos patas. La forma en que caminaba hablaba del daño considerable que sufrió en su pie derecho. 
(… Qué pena …) Él no sabía qué era lo que estaba haciendo un alboroto así, pero parecía que finalmente había decidido rendirse y marcharse. Si solo desapareciera en la espesura, entonces todo habría terminado. Cleo pensó, pero eso fue un error. El oso de fuego de seis patas aspiró una gran bocanada de aire y emitió una llama carmesí. 
El campo de rosas azules se encendió cuando el infierno los envolvió.

“¿¡Eh!? ¡Aah! … ¡aaaaaaaaah!”

En el incendio, las flores azules se curvaron y se retorcieron como si se retorcieran de dolor, se marchitaron, se convirtieron en gas negro y desaparecieron.

“Cleo, qué …”

Una Roselyne regresando también fue testigo de la tragedia en la otra orilla. 
“¡¡Noooooooooo!!” 
Una exclamación excesivamente aguda recorrió el bosque.

“L-Las rosas azules. ¿Qué…Qué significa esto? ¡Esa cosa las está quemando de todos modos!”

En el caos, Roselyne lanzó un grito amargo. 
(¿Cuál es … su objetivo?) 
Por supuesto, Cleo tampoco pudo mantener la calma. Pero manejando su racionalidad restante a toda velocidad, pensó. El hecho de que él y Roseyne se fueran sin pelear era un hecho tan descaradamente obvio que presumiblemente incluso un escarabajo rinoceronte podría entender. Entonces, ¿por qué respiró fuego? ¿Por qué quemó las rosas azules? ¿Qué quería que hicieran? En ese momento, Cleo se dio cuenta. 
Más bien, sus ojos se encontraron con los del oso en el respiro entre llama y llama. 
En resumen, no estaba mirando a Roselyne, sino a Cleo. ¿Por qué? 
(…… ¿No me digas…?)
El oso de fuego de seis patas bramó de nuevo. Miró claramente a Cleo. En ese momento, la aterradora respuesta que había pasado por su cerebro: tuvo la sensación de que se había demostrado que era verdad.

“Esa cosa…”

Cleo juntó una voz temblorosa.

“Te está amenazando con dejarme atrás …”

10

“Él … probablemente tenga razón”
“…… ¿Eh?”

Roselyne escupió una voz de duda y disgusto.

“Ah … no, bueno … creo que uno probablemente piense en mí como su propia presa, ese es el sentimiento que estoy teniendo …” 
“Para esa cosa, el chico ya es su juguete. Te está diciendo que lo dejes.”

Cleo e Insteen, los dos respondieron a la vez. 
Roselyne se congeló. ¿Dejar a Cleo atrás? O si no, quemaría las rosas, no tal vez todo el bosque sería quemado. Si ella quisiera que parara, ¿tendría que entregar a Cleo? Pero si ella le entregaba a Cleo, sin duda se lo comería.

“Roselyne”
“………” 
“Escúchame. Sé muy bien que te gusta bastante el chico. Pero…”

Roselyne no respondió. Sin decir una palabra, de repente corrió hacia el río.

“¡Espera! ¿Qué crees que estás haciendo?”

No había necesidad de preguntar.

“¡Lo voy a matar a golpes! ¡Esa es la único que se me ocurre!”

¡No puedo elegir una u otra!

“¡Espera! ¡Detente! ¡Esa cosa respira fuego! Si entras en el río, tus movimientos serán más lentos, ¡te convertirás en el objetivo perfecto! ¡Te quemarán antes de cruzar!”

Crackle. 
Roselyne detuvo su carrera loca el momento antes de saltar. Ella entendió lo que estaba diciendo Insteen. Ella todavía conservaba tanta racionalidad. Ella se negó absolutamente a aceptarlo.

“Si respira fuego … entonces haré eso”

“… ¿Eso?” 
“Cierto, eso”

“Por eso … ¿lo dices en serio? No puedes, te lo dije antes. Ese es demasiado arriesgado.”
“… ¿arriesgado?”

Roselyne se mofó descaradamente.

“¿Qué significa arriesgado otra vez? Lo olvidé.”
“¡Roselyne!”

Haciendo caso omiso de los gritos de Insteen que resonaban en su cabeza, Roselyne se volvió. Le habló a Cleo, que se había acurrucado para esconderse de los ojos de la bestia mágica.

“Espera allí mismo, Cleo. Terminaré con él en cualquier momento. Pero por si acaso, ¿deberías prepararte?” 
” … ¿Eh?”

Roselyne dijo con resolución. Ella miró directamente a un vacilante Cleo y le informó.

“Si he terminado … lo siento, en ese momento, tendrás que salir solo del bosque”

“¡……!” La cara de Cleo se congeló. 
Una vez más, “lo siento”, dijo Roselyne.

11

La chica que se disculpó y sonrió. 
Cuando se echó a reír, parecía que lloraría en cualquier momento, del tipo que restringía el pecho simplemente mirándola, ese tipo de sonrisa.

“Roselyne …” 
“¿Sí?” La voz de la joven era suave. “¿Qué es? ¿Cleo?” 
“Umm ……!”

Sin embargo, Cleo no pudo decir nada. Me convertiré en su presa. Entonces todo se resolverá. Él no tuvo el coraje. ‘¡Ve a por ello!’ cuando estaba tan impotente, no podía decir algo tan presuntuoso. Incapaz de encontrar las palabras para decir, mientras abría la boca cerrada como si estuviera jadeando por aire, Roselyne extendió su vid sin hacer ningún ruido, acariciando suavemente la mejilla de Cleo.

“… Rose…!”

Cleo intentó agarrar su vid haciéndole cosquillas. Pero justo cuando estaba a punto de tocarlo, la vid se escabulló.

“Ahora me tengo que ir”

Y Roselyne cambió de dirección, mirando directamente al oso de fuego de seis patas.

“Retrocede lo más que puedas, escóndete a la sombra de un árbol. Es peligroso, así que no muestras demasiado tu cara”

Su espalda era como la de un soldado que se dirigía al lugar de su muerte. Nunca había visto la espalda de un soldado, pero seguramente era así, una espalda poderosa y melancólica, pensó. 
(¿Estoy … bien con esto …?)

Confiando todo a Roselyne, sin hacer nada más que mirar. ¿Estaba realmente bien? 
Al ver su sonrisa hace un momento, pensó Cleo. Él tenía un presentimiento. 
Roselyne podría morir. 
Morir significaba que ella nunca volvería a hablar con él. 
Ella nunca volvería a alabar sus pinturas. 
Ella nunca le sonreiría de nuevo. 
Ella lo haría 
(¡No, está mal! Yo … ¡¿Por qué solo estoy pensando en mí mismo?!) 
¡No tenía que hablar con él! 
¡Ella no tenía que alabarle! 
Solo tenía que sonreír y vivir, ¡eso era suficiente! 
Él pensó. Esos fueron sin duda sus verdaderos sentimientos. 
Pero, aun así, aun así, no tuvo el coraje de sacrificarse y convertirse en alimento para el oso.
(¡¿Sólo … qué tan inútil soy!? No puedo hacer nada, no hago nada … ¡un ser humano sin esperanzas! ¡Basura! ¡Escoria! ¡Basura …!) 
En ese momento, el que emergió en su cabeza fue, sorprendentemente, la cara del mayordomo, Marcus. En su expresión que mostraba desdén por un perdedor, dijo esto.

“Así que es así, te dirás que eres un inútil, que no tienes remedio, y te rendirás de inmediato. Seguro que lo tienes fácil.”

Entonces, ¿qué quieres que haga? 
Su ira se encendió, pero no era como si Marcus estuviera hablando directamente a su corazón. Tomando prestada la imagen de Marcus, al final, fue su propia voz. 
Él lo notó. 
Cuando aún podía haber algo que podía hacer, el hecho de que simplemente no lo estaba haciendo. 
(No he estado pensando en absoluto. ¿Qué puedo hacer por mí mismo?) 
Eso es correcto. 
Convertirse en una comida de bestia mágica o no, era una opción que el otro lado le había empujado arbitrariamente. No tenía la menor necesidad de aceptarlo. Si quería pensar en un medio para enfrentar esta crisis, el primer paso era considerar: “¿De qué soy capaz?” 
(Algo que puedo hacer … ¿Qué puedo hacer …?) 
Algo que puedo hacer. 
Algo que Roselyne no puede.
Algo que puedo hacer porque soy yo. 
Algo que Roselyne no quiere. 
Ah … 
Un destello llegó a su cerebro. 
Era casi como si hubiera estado allí desde el principio, pero simplemente no lo había notado, faltaba perpetuamente en sus ojos hasta el momento en que pensó en mirarlo. Como un guijarro en la carretera, ese tipo de flash.

“…… ¡Roselyne!”

No tenía la intención de gritar, pero en la emoción de la inspiración inesperada, terminó por emitir una voz fuerte. En el preciso momento en que ella saltaba al río, Roselyne abrió mucho los ojos y se volvió. 
Cleo solo era un poco indeciso. 
(¿Realmente irá como lo quiero?) 
No había ninguna garantía. Lo mismo se aplica a si Roselyne salía sola. 
(Pero, en ese caso … si falla, definitivamente …) 
Como si el adormecimiento se hubiera disipado, en la otra orilla, el oso de fuego de seis patas lanzó otro rugido.
Y haciendo una demostración de su aliento de fuego, quemó aún más rosas. Con eso, alrededor de dos tercios de las rosas azules se convirtieron trágicamente en cenizas. El oso arrojó fuego todavía. Probablemente, después de haber atravesado las rosas azules, se incendiaria el bosque en su totalidad.

“¡Lo siento, Cleo! ¡Tengo que ir!”

Roselyne gritó. Pero Cleo ya había tomado su decisión. Solo tenía que hacerlo. Si no lo hiciera, todo sería ceniza. El bosque, y Roselyne, todo. 
Esta vez, realmente entraré en ese río, pensó Roselyne cuando Cleo hizo una proclamación significativa a su espalda.

“¡Tengo una idea!”

12

Roselyne e Insteen compartieron toda la información que entró por sus ojos y oídos. Escuchando la idea de Cleo, pensó Insteen. 
(¿Cincuenta y cincuenta, tal vez? Sí, no tengo nada que decir al respecto. Pero … 
Aunque no salga según lo planeado, podríamos infligirle algún tipo de lesión. Si bien no ser fatal, con la suerte de nuestro lado, podría sellar sus llamas. 
No importa cómo vaya, el chico es el que está a la vanguardia del peligro. Al menos esa parte es conveniente para mí. Mi principal prioridad es la seguridad de esta chica. Cualquier otra cosa es un sacrificio permisible, o quizás intrascendente. 
Y hey, si el chico muere, esta chica perderá su razón para pelear. Es posible que se rinda de manera sorprendentemente fácil. Es una chica caprichosa después de todo.
Cuando eso suceda, esa cosa puede irse con el cadáver, todos ganan.)
Eso pensó. 
Murmuró con voz interna que Roselyne no podía oír.

“¡No puedes hacer eso! Es peligroso.”

Tan pronto como Cleo terminó su explicación, la tez de Roselyne cambió.

“Quiero decir … ¿puedes realmente hacer eso? Si fallas, si no te va bien, te quemarás, Cleo. Oye, Insteen, ¿no lo crees tú también? Es arriesgado, ¿no?”

Insteen valoró la idea de Cleo sorprendentemente alta.

“Por lo menos, es mucho más decente que arremeter ciegamente sin un pensamiento en tu cabeza. Ciertamente no diré que no hay riesgo, pero quizás valga la pena intentarlo.”
“¿Eh? P-Pero … “

Roselyne estaba perpleja por esa respuesta inconcebible. Insteen añadió.

“Por supuesto, estoy en contra de la idea de que luches contra eso en sí mismo. Pero eres de una mentalidad de que hay que luchar, no importa lo que pase, ¿verdad? Para proteger al chico. En ese caso, personalmente me gustaría que al menos elijas el método de lucha con las mayores posibilidades de éxito”
“¿El método de lucha con … una posibilidad de éxito …?” 
“Sí”
“¿Crees que … hay una oportunidad …? Realmente irá bien …” 
“Eso es lo que hago. Si sus palabras son para ser creídas. Si va bien o no es algo que nadie sabrá a menos que lo pruebes. ¿Y qué me dices de ti? ¿No puedes confiar en él?”

La pregunta fue devuelta. 
Roselyne honestamente no sabía cuán buena era la idea de Cleo. Era terrible al usar la cabeza y no le gustaba hacer lo que era terrible. Pero si el problema era si ella podía confiar en él o no, la respuesta era simple.

“¡Por supuesto que puedo! Si Cleo lo dice… ¡lo creeré! ¡Sí!”

Mientras eso sucedía, las rosas continuaron ardiendo. No había tiempo para dudar.

“¡Vamos a hacer esto, Cleo! ¿Listo?”

Cleo dio un fuerte asentimiento.

“¡En cualquier momento!”

Por otro lado, el oso de fuego de seis patas había llegado al final de su paciencia. El enemigo no parecía tener ninguna intención de presentar esa presa. Por eso se quemaría. El malo fue quien le hizo quemar el bosque. Gracias a ellos, tendría que buscar un nuevo bosque, tendría que moverse de nuevo. Que irritante. Tan irritado que estaba, no tenía más remedio que quemar. La pierna que había sido atacada todavía dolía, por lo que tuvo que quemar el lugar después de todo. Que imperdonable. Esta ira era algo que todas las formas de vida que viven en el bosque necesitan saber. tenía quemar. 
Tomó un gran aliento. Estaba a punto de respirar fuego ante las rosas azules restantes y la espesura de árboles que yacían detrás de ellos. En ese momento, una voz aguda resonó repentinamente detrás de él.

“¡Oyy! ¡Tú … Tú maldito oso!”

Sorprendido, se tragó el fuego que estaba a punto de liberar. Cuando giró, esa presa flotaba sobre el río. Los tentáculos del enemigo en la orilla opuesta se envolvieron alrededor de la presa y le levantaron en el aire. 
Pensó que finalmente se había decidido para presentárselo, pero ese no parecía ser el caso. 
La presa mostró abiertamente su hostilidad mientras miraba su camino.

“¡¿Tú … crees que eso te hace fuerte?! ¿E-Eso te gusta? ¡Simplemente tomas el lugar y haces un caos, para que todos sepan que eres demasiado fuerte para lidiar contigo! ¡No lo eres, en absoluto no asustas en absoluto!” 
“Si … si tienes algo que decir, ¡ven a mí! ¿O solo eres bueno para quemar flores que no se defienden? ¡Tú eres un cobarde! ¡C-Cobarde!” 
“¿¡Qué pasa!? ¡Ven aquí! ¡Estás perdiendo el coraje, maldita sea!”

Hah, hah … hah … 
Una vez que eso terminó, respiró áspero y dolorosamente con la nariz, moviendo los hombros hacia arriba y hacia abajo. El oso de fuego de seis patas estaba, no perdiendo el valor sino confundido. 
Realmente quería saltar en este momento, realmente quería matarlo de un solo golpe con sus garras orgullosas. Ese comportamiento provocador demasiado flagrante hizo que el instinto de lucha de la bestia mágica palpitara en un grado doloroso. 
Pero algo estaba mal. Algo no le terminaba de convencer. 
(¿Por qué este de repente está actuando fuerte?) ¿Este débil animal que solo podía gritar y correr cuando se encontraron por primera vez? Los profundos ojos negros de la bestia miraban a Cleo de arriba a abajo. 
(¿Qué es eso en su mano?) 
(¿Sostenerlo hace que este sea fuerte?)
El oso de fuego de seis patas se había encontrado con gente de ese tipo varias veces. ¿Era este chico uno de ellos? Pero tenía la sensación de que no era el caso. Su intuición salvaje estaba en movimiento. 
Sus ojos de repente captaron algo. Había algo en el río. Algo estaba perturbando el flujo del agua; mientras que, en la superficie del agua, las líneas en forma de cadena se entrelazaban y se superponían una y otra vez, el ojo del oso de fuego de seis patas claramente captaba lo que estaba debajo. 
Un tentáculo. 
Finalmente lo entendió. 
En resumen, esta criatura débil era un cebo. Si saltaba al agua sin saber nada, sus piernas serían atrapadas y arrastradas bajo el agua. Había una profundidad considerable en medio del río, por lo que probablemente rasparía la nada hasta que se ahogara. Eso era peligroso.
¿Entonces qué hacer? Para el oso, ese era un problema extremadamente fácil. 
El punto era, simplemente no tenía que entrar en el agua. Tomó un gran aliento. 
La presa estaba dentro del campo de tiro. 
El oso de fuego de seis patas abrió su boca grande en una mueca, vomitando con fuerza el fuego del infierno desde la parte posterior de su garganta.

Cleo estaba esperando eso.

En el momento en que el oso abrió la mandíbula, rápidamente tomó una postura con la espada de adamantita en la mano. En el momento en que vio la luz roja en su garganta, gritó.

“¡Ahora, Roselyne!”

La emisión de llamas de la boca del oso y el despegue del cuerpo de Cleo sucedieron prácticamente al mismo tiempo. Cleo fue empujado a las llamas de frente. No había manera de que el oso pudiera decir lo que estaba sucediendo. 
La espada absorbió las llamas ardientes disparadas, dejando escapar una luz deslumbrante. 
A un ritmo temible, las llamas fueron absorbidas por la hoja de la espada, el cuerpo de Cleo no sufrió ni una sola quemadura. En el siguiente momento, la espada perforó profundamente en la garganta de la bestia mágica. El punto de perforación llegó a su nuca. 
Incapaz de soportar el impacto, Cleo terminó separando sus manos de la empuñadura. 
(¿Lo hicimos … lo hicimos?) 
Cuando levantó la cara, sus ojos se encontraron con los del oso, a menos de treinta centímetros de distancia.
“¡Wowoah!” Levantó un grito y se inclinó hacia atrás. El oso de fuego de seis patas no mostró ninguna reacción. La espada ciertamente había penetrado profundamente en su garganta. En lugar de un rugido, omitió la sangre de color rojo brillante ya que su enorme masa se tambaleó.

“¡Lo hicimos…!”

Cleo estaba seguro de su victoria.

Aun así, la luz no había abandonado los ojos negros del oso de fuego de seis patas. La bestia mágica levantó lentamente sus patas delanteras, con sus garras negras torcidas, un símbolo de su brutalidad, un golpe. 
Al instante siguiente, el cuerpo de Cleo se retiró a la velocidad de un águila. Quien hacia eso era Roselyne. Las garras del oso cortaron inútilmente por donde había estado Cleo. La presión del viento levantó el flequillo de su cabello. ¿Lo hizo el oso de fuego como remordimiento por su muerte? No, cuando bajó las garras, tal vez ya había muerto. Así, se lanzó hacia adelante, su torso cayendo al río. Un rugido, un impacto, un chorro de agua.

“Cleo, ¿estás bien? ¿Estás herido?”

La voz preocupada de Roselyne llegó a su espalda. 
Sin su acción inmediata, seguramente se habría acabado con esas garras. Cleo giró y logró dar una respuesta con su voz temblorosa.

“Estoy bien…”

Y le devolvió una sonrisa rígida, forzada. Bajo sus pies, la sangre que brotaba de la boca del oso de fuego de seis patas se filtraba hacia el río, fluyendo como una cinta roja.

13

“Las rosas se quemaron …” 
“Lo hicieron …”

La ceniza lamentable. Lamentablemente, solo podían verse como una forma de desecho. Los dos se pararon impotentes en el lugar. Sólo dos, tres plantas lograron sobrevivir, mientras que las rosas restantes se quemaron todas.

“¡Ah, Dios, esta cosa me molesta!”

Snap. Whack. 
El látigo de la vid golpeó con ira. Pero el cadáver no mostró respuesta. Simplemente se sacudió un poco por el impacto. Cleo recordó cómo la espada se había quedado clavada.

“Umm … ¿Roselyne?” 
“¿Sí? Qué.” 
“Me disculpo, pero … ¿podrías darle la vuelta al cuerpo?”

Roselyne lo miró fijamente.

“… No me importa, ¿por qué?” 
“No, bueno … la e-espada, ya ves, todavía está atascada, así que …” 
“Sí”

En el momento en que Cleo expresó la palabra espada, la expresión de Roselyne se nubló. 
Alcanzó en silencio sus enredaderas, las envolvió alrededor de un brazo del cadáver y la dejó caer por el otro lado. La cara del oso de fuego de seis patas que había sido sumergida en el río ahora boca arriba, la empuñadura de la espada de adamantita que brota de su boca era ahora accesible. Cleo se acercó tímidamente al cadáver, agarró la empuñadura y reunió sus fuerzas. Con una respiración profunda, él apretó los dientes, poniendo todo su poder en sacarlo …….. 
La espada no se movería. 
Quizás el rigor mortis había endurecido sus músculos después de la muerte. Cleo retiró las manos de la empuñadura, cayendo sobre su trasero, sus hombros se balanceaban con una respiración áspera. 
(¿Qué hago si no puedo sacarla? No puedo simplemente dejarla …)
Después de contener la respiración, se mentalizó para otro intento. 
El resultado fue el mismo.

“Muévete, Cleo”

Cuando se volvió, Roselyne estaba justo detrás de él.

“¿Oh? … A-Adelante.” Cuando hizo lo que se le pidió, Roselyne rápidamente envolvió una enredadera alrededor de la empuñadura de la espada.

“Hup”

La espada de adamantita que se deslizó con demasiada facilidad fue presentada a Cleo.

“Ahí tienes.” 
“Ah … muchas gracias …”

Una vez que Cleo lo agarró, su vid se deshizo y se retrajo como para decir: ‘Ah, no puedo soportarlo más’. La hoja estaba pegajosa de sangre y grasa. Antes de meterlo en su funda, lo enjuagó en el río y lo limpió con un pañuelo. Durante ese tiempo, los dos no intercambiaron una palabra. Un silencio incómodo fluyó entre ellos.

“……” 
“……”

Ocurrió cuando la había enfundado, cuando la estaba poniendo en la mochila. Roselyne abrió la boca.

“Todavía odio las espadas”
“¿Eh?”

Levantando la cara, Roselyne miró con descontento a Cleo. Se apresuró a cubrir su rostro. “Estoy … lo siento …” se disculpó. Silencio de nuevo. Su corazón se aceleró mientras esperaba las siguientes palabras. 
Ella continuó.

“Es por eso que es mejor que nunca apuntes esa espada hacia mí”

“… ¿Eh …?” 
“Si me apuntas hacia mí … estaré realmente enojada, ¿entiendes eso?”

Con esas palabras, Roselyne se dio la vuelta con tristeza.

“Ah …”

Cleo finalmente se dio cuenta de que eran palabras de reconocimiento implícito por su posesión de una espada.

“… ¡Por supuesto! ¡Muchas gracias!”

Roselyne se mantuvo alejada, “¿Por … Por qué? No es lo que piensas …” ella murmuró torpemente. Su piel tan blanca sería anormal para un humano, sus mejillas se pusieron un poco rojas.

“Ahora no podemos perder el tiempo aquí, vamos”

Cuando lo notaron, el cielo estaba brillando en el punto más alto del cielo. Pronto sería el mediodía.

“Si nos lo tomamos con calma, las rosas se marchitarán. Vayamos deprisa yg, yng … ¿injerto?” 
” … Tienes razón.”

Ya estaban listos para irse. Pero tal vez aliviado de ser liberado del miedo de la bestia mágica, por un tiempo, su estómago estaba extrañamente hambriento. 
Cleo no pudo decirlo con sinceridad, así que intentó preguntar de una manera indirecta.

“Pero, umm … ¿no vas a comer eso?”

Señaló el cadáver del oso de fuego de seis patas. 
Roselyne le echó un vistazo, frunció el ceño y pronto se dio la vuelta. Fue una reacción como si estuviera mirando basura que había caído en el camino. Y, “No lo necesito” escupió. “Yo no quiero comer eso. Admito que tengo un poco de hambre en este momento, pero no importa cuán vacío esté mi estómago, detesto un poco la idea de comerlo” Arrancando una fruta roja de un árbol cercano “Preferiría uno de estos en este momento. Cleo, a ti también te gustaría uno, ¿verdad?” 
“Oh, sí. Gracias.”

Cleo mordió la fruta que recibió de su vid. Después de que se hundió en su textura firme, un sabor agridulce y rico se extendió abundantemente por su boca, y Cleo pensó naturalmente en esto. 
Es bueno estar vivo. 
Así que los dos comieron solo fruta en lugar de una comida mas pesada, cruzaron el río y saltaron en el camino de regreso. 
Un rato después, esperando el momento en que las presencias de Roselyne y Cleo habían desaparecido por completo, las bestias más pequeñas se materializaron a partir de la espesura, una tras otra. Se entregaron de todo corazón al cadáver del oso de fuego de seis patas.

14

Al regresar al ‘Acantilado con el bello amanecer’, los dos bajaron su equipaje junto al arbusto de rosas rojas y se pusieron a trabajar de inmediato. Dicho esto, Roselyne simplemente se movió al lado de Cleo. 
El primer paso necesario fue recordar las enseñanzas del jardinero Joseph con la mayor precisión posible.

  1. Corte el tronco (el árbol sobre el que se va a injertar. En este caso, la rosa roja) a unos dos o tres centímetros del suelo. 
  2. Cree una hendidura en el tronco para insertar el vástago (el árbol que se va a injertar, en este caso, la rosa azul). Corte verticalmente desde el borde de la sección transversal. 
  3. Prepare el extremo del vástago para insertarlo fácilmente en la ranura del tronco. Corte diagonalmente alrededor de la mitad a un centímetro por encima del tallo, y corte ligeramente desde el otro lado para afilarlo hasta un punto. 
  4. pegarlos juntos. Inserte el vástago en la ranura del tronco. Con cuidado y rapidez. Tanto para el tronco como para el vástago, asegúrese de que los bordes de ambas secciones transversales estén en contacto. 
  5. Enlazar con una cuerda o algo de ese efecto para fijarlo en su lugar. No demasiado apretado, no demasiado flojo.
  6. Apile la tierra suficiente a su alrededor para ocultar el tronco.

Tal fue todo el conocimiento sobre el injerto que finalmente logró recordar. 
En cada parte tan distinta podía incluso recordar la voz de Joseph, era otra razón por la que estaba tan ansioso que no podía evitarlo. Pero nada más le era imposible. El estrés psicológico de desenterrar desesperadamente recuerdos del pasado era más de lo que podía soportar. Vino con un dolor punzante, como si su materia cerebral estuviera hinchada. 
(Bueno, al menos he logrado recordar los pasos de algún proceso)
Y a continuación, necesitaría las herramientas. Fuese cono fuese, solo necesitaba una cosa.

“¿Tienes algo largo, algo parecido a una cuerda?” 
“¿Cuerda…?” 
“Para mantener la rosa azul en su lugar, necesito atarla con algo como una cuerda”

Roselyne inclinó la cabeza y le tendió una de sus propias enredaderas hacia Cleo.

“¿Esto no te sirve?” 
“… Desafortunadamente no”

Esa vid era un poco demasiado gruesa. Roselyne dejó caer sus hombros con tristeza. No había nada que pudiera ayudarlos, así que los dos buscaron en la espesura cercana. Había una larga brizna de hierba de unos cincuenta centímetros, y aunque tenía algunos temores acerca de su resistencia, decidió usarla. 
(Ahora entonces …) 
Con eso, todos los preparativos estaban en orden. Finalmente llegó el momento de ir a trabajar. Cleo sacó la espada de adamantita de su mochila. 
El tiempo había llegado. 
Tomar una postura con la espada, un solo golpe, era algo para lo que no estaba lo suficientemente seguro, así que, empujando el tallo de la rosa roja que serviría como el tronco contra la hoja, la apretó como una sierra.

Silencio. Saw. Snap.

Silencio. Crick. Swoosh.

Silencio. Swish. Swish

Silencio. Slip. ajustar.

Justo cuando él insertó el vástago en el patrón, Roselyne preguntó.

“¿Lo estás metiendo en el borde? ¿No sería mejor que lo pusieras en algún lugar en el medio?”

Sin descansar sus manos trabajadoras, Cleo entrelazó la hierba larga y estrecha y respondió.

“No, esta posición es la mejor”

“… ¿Es así?” La cara de Roselyne estaba dudosa una vez más. 
“Sí. La actividad vital de las plantas es más activa justo debajo de la piel, y cuando esa parte de la planta se daña, sus células se multiplican para regenerarla. El injerto hace uso de esa propiedad” 
“… Hmm”

Roselyne dio una respuesta ambigua. Ella probablemente no entendió.

“Así que de todos modos … ¿cuánto tiempo pasará antes de que se pegue?” 
“¿Cuándo hasta que se pegue? Umm, bueno, vamos a ver …”

Por un momento, la mano de Cleo se detuvo. En poco tiempo, volvieron a moverse mecánicamente.

“Si recuerdo, si todo va bien, en dos o tres semanas, el vástago … el tallo de la rosa azul comenzará a crecer. Para ese momento, ya está pegado.” 
“¿T-To-To-Trees semanas …?” 
“Sí, es decir … sabes un día, ¿verdad? Un día, siete veces es una semana, y veintiún veces es tres semanas.” 
“¿Veintiuno? Hmm, así que hay un largo camino por recorrer. Ah, lo siento, ¿me he estado metiendo en el camino?” 
“¿Eh? No, en absoluto.”

Una vez que se hizo el primer injerto, Cleo continuo fluidamente con el segundo. 
Silencio. Silencio. Silencio. 
Roselyne no intentó hablar con él de nuevo, en silencio, se quedó mirando fijamente el perfil del chico moviendo sus manos en silencio. Un apacible silencio envolvió a los dos. Como un río que fluye sin sonido, el tiempo fluía tranquilamente.

15

Finalmente, todo el trabajo fue hecho; Cleo tomó un largo, largo suspiro, del tipo que drenó su cuerpo hasta que no pudo soportar más. 
Una profunda respiración siguió. La reconfortante sensación de aire llenando sus pulmones llegó. Era casi como si su aliento se hubiera detenido por completo mientras trabajaba.

“¿Ya terminaste?” Preguntó Roselyne.

Cleo respondió, sí, se acabó, bajando sus caderas al suelo. 
Ante sus ojos, tres tallos injertados brotaron del suelo, casi como si hubieran sido enterrados con prisa. Inmersos en el sentido de logro de un trabajo superado, las mejillas de Cleo involuntariamente se relajaron. 
(Hice lo mejor que pude, pero …) 
No hubo ninguna garantía de que el esfuerzo siempre condujera a resultados.

“… No puedo esperar a ver qué pasa”

¿Roselyne ya estaba viendo una rosa azul en plena floración? Con sus ojos recorriendo un capullo que apenas estaba brotando era como si estuviera mirando algo en la distancia mientras murmuraba suavemente. 
Y, Ukukuh, ella se rió.

“Umm … esto podría ser redundante, pero te digo que podría fallar. Por eso, er, no deberías tener demasiadas esperanzas”

Cuando Cleo tímidamente dijo eso, una sombra se extendió sobre la sonrisa de Roselyne.

“Eh … ¿No puedo esperar?” 
“También quiero que florezca una rosa azul. Es por eso que hice lo mejor que pude. Pero solo porque trabajas duro, eso no significa que siempre saldrá bien. Cuando no hay esperanza, no hay esperanza …” 
” … Eso podría ser cierto, pero … “

Roselyne hizo una cara solitaria, el pecho de Cleo pinchó de dolor.

“Pero yo … cuando vi tu cara antes, tuve la impresión de que iba a ir bien” 
“…”

Las mejillas de Cleo se tornaron rojas.

“¿Estabas mirando mi cara …?” 
“¡Sí! ¡Estaba mirando!” Como si estuviera haciendo una reverencia, Roselyne asintió fuertemente con todo su cuerpo. “Cuando estabas injertando, Cleo, te veías realmente confiable y genial. Por eso me quedé así y pensé. ‘Ah, esto va a funcionar’ ya sabes.” 
“H-Hey, esp … ¿hu, uh …?”

¿De confianza? ¿Genial? ¿De quién estás hablando? 
Con el rostro tan enrojecido que podía levantar vapor, Cleo frenéticamente negó esas palabras de elogio.

“Por… ¡Por favor, no pongas tantas esperanzas en mi cara! ¡No importa lo que haga, solo soy un ser humano sin esperanza, inútil, eso es todo!”

Como para apartar una mosca que merodeaba a su alrededor, agitó violentamente alrededor de ambas manos. Roselyne parpadeó sin cesar ante la consternación anormal de Cleo.

“¿Qué pasa? ¿Por qué dices esas cosas?” 
“Quiero decir … quiero decir …” 
“Quiero decir, me pintaste un cuadro” Roselyne habló mientras contaba con sus dedos. “Me enseñaste una canción y me diste un buen nombre. Cuando caminé como me dijiste, encontramos la rosa azul, y cuando hice lo que dijiste, derribamos ese oso. Uno, dos, tres, CUATRO, ¡CINCO! Mira eso, no eres un inútil en absoluto.” 
“E-Eso es …” 
“Oye, ¿son todos los humanos tan asombrosos? ¿O podría ser que Cleo es realmente increíble?”

Cleo se quedó sin palabras. 
¿Yo asombroso? Sacudió la cabeza de lado a lado. Quería decir que ella estaba equivocada, pero sus palabras no salieron. 
Vueltas, y vueltas, y vueltas, y vueltas. 
Esos pensamientos inagotables se desbordaron y se arremolinaron. En el remolino, un solo fragmento de memoria saltó. Su padre. La mañana que iba a salir en el ‘Blue Rose Trial’, su padre lo había despedido. La cara de su padre era como la de una muñeca sin alma. Como si él fuera indiferente. Como si no tuviera nada que ver con él. No pensó en lo más mínimo que Cleo sería capaz de cumplir con seguridad el desafío. Olvídate de eso: 
“Este puede morir para todo lo que me importa” 
sus ojos contaron una historia. Por lo menos, Cleo pensó que sí.
(Desde que nació Lawrence, mi padre se rindió conmigo. No, quizás fue mucho antes de que llegara Lawrence …) 
No podía recordar cuándo, pero hubo momentos en que Cleo lo sintió en la mente de su padre. 
Solo fue criado por falta de una mejor alternativa. 
La voluntad del dueño de la casa se propagó a todos aquellos que trabajaron en ella. Dentro de eso, el único que envió a Cleo palabras de esperanza fueron el jardinero Joseph y su madre.

“Estoy seguro de que el joven maestro puede convertirse en el mejor pintor del mundo”

“La pintura, los estudios, si das lo mejor de ti, estoy segura de que estarás en la cima de ambos. Puedes hacerlo.”

Los dos que dijeron eso ya no estaban en este mundo. 
Ahora seguramente él viviría el resto de su vida sin ninguna esperanza puesta en él. 
Solo en su habitación. 
Había vivido pensando todo el camino. 
(Ah … mierda … esto es malo …) 
Las esquinas de sus ojos se calentaron, como si se hubieran incendiado.

“¿Qué está mal, Cleo?” Roselyne levantó una cara sorprendida. 
Cleo, estaba llorando. Sus lágrimas desbordantes cayeron goteo por goteo de la punta de su barbilla. 
Sus lágrimas fluyeron sin parar, sin signos de secarse, y finalmente, Cleo levantó un sollozo como el de un chico pequeño. Sin saber lo que debía hacer, Roselyne solo podía agitar las manos en un gesto nervioso.

“C-Cleo … hey, ¿que duele? ¿Te cortaste la mano allí?”

Cleo lloró mientras sacudía la cabeza.

“¿No es eso?” 

“Entonces, ¿por qué lloras? Las lágrimas son lo que sale cuando algo duele, ¿verdad? Oye, Insteen, ¿qué le pasa a Cleo?”

Al final de su ingenio, Roselyne pidió ayuda, pero parecía que no tenía la respuesta que estaba buscando.

“¿Quién sabe? Espera … si no lo sabes, no hay forma de que yo lo sepa. Ah, Dios, ¿qué se supone que debo hacer?”

Una confusa Roselyne. 
Un cleo llorón. 
En poco tiempo, la zona se oscureció.

Cleo oró desde su corazón para que todo salga bien. 
Si el injerto tuviera éxito, Roselyne seguramente se deleitaría. 
“¡Eso es increíble, Cleo!” Sin duda ella lo alabaría de nuevo. 
Pero no era solo que quería ser alabado, sino que quería ser el tipo de persona digna de su alabanza. Quería ser del tipo que podría continuar respondiendo a sus expectativas para los tiempos por venir. Por supuesto, él era consciente de que era algo increíblemente difícil. Nunca en su vida Dios lo había ayudado, así que Cleo miró al cielo y le oró a Joseph en el cielo. Por favor, dejen florecer las rosas azules. 
En el cielo nocturno manchado por las lágrimas, la primera estrella brillaba con fuerza.


[Anterior][Índice] [Siguiente]

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s