Sevens: Volumen 6: Capítulo 14: La metrópolis enloquecida



Una gran masa de personas se había reunido en la plaza Centralle, dominada por el palacio imperial.

De los civiles reunidos a mi alrededor, incluso los que habían viajado desde los lugares más alejados de Bahnseim tenían ojos brillantes.

Y mientras estaba de pie con una bata y una capucha que cubrían mi rostro, nadie sospechó de mí.

Lianne se paró a mi lado, quitándose la capucha y sacudiendo su cabello rosa.

“Eso se sintió estúpido. No parece tener sentido disfrazarnos nosotros mismos”

También me quité la capucha, y Novem me siguió.

Mónica había estado usando su uniforme de mucama todo el tiempo como de costumbre.

Confirmé el área con mis Habilidades y descubrí que no había ninguna hostilidad dirigida a nosotros. En lugar de no dirigirla, fue como si nadie reconociera nuestra existencia como un todo.

“Aun así, ¿está bien que una princesa real haya venido a un lugar como este?”

En mi pregunta, Lianne se burló.

“¿Crees que no anhelo presenciar la historia? Que, en ese momento, en ese lugar, lo vi todo … es bueno tener esas historias que transmitir. Quiero decir, el sol comienza a ponerse en Bahnseim de aquí en adelante”

Miré hacia el balcón del palacio.

Habíamos llegado bastante temprano en la mañana, pero, aun así, había un buen número de personas en fila frente a nosotros.

Cerca de allí, una compañía de cantantes y artistas exhibieron su oficio para ganar dinero.

Los puestos de comida también estaban dispersos, y era como si estuviéramos en un festival.

“… Novem, ¿qué hay de Aria y las demás?”

Cuando dije eso, Novem negó con la cabeza.

“Hasta el momento, no puedo establecer comunicación con ellas. Cuando piensas en lo que he hecho, es natural. “

“Ya veo.”

No miré su cara.

Los peones que ella preparó para mí.

Eso era mi harem.

El hecho de que tuvieran una resistencia contra Celes significaba que no estarían encantadas de traicionarme.

No me gusta el hecho de que sean tratadas como peones, pero debo admitir que ver a los compañeros con los que he compartido la alegría y la tristeza al lado de Celes no sería una buena escena para los ojos.

“¿Así que pensaste que yo también intentaría desafiar a Celes?”

Los que nos rodeaban simplemente esperaban a que Celes hiciera su gran aparición. No estaban interesados ​​en algo tan humilde como nosotros.

Novem me habló.

“No estaba segura de qué elección harías. Es solo que, considerando el futuro, pensé que era mejor reunir a aquellos con naturalezas que evitaban que te traicionaran a tu lado”

Así que no importaba de qué manera fuera.

Si la desafié o corrí, Novem solo quería tener los preparativos en su lugar.

Mónica nos informó de la situación.

“Hay algún movimiento dentro del palacio. Ellos ya vienen.”

Tal como había dicho Mónica, que podía ver más lejos que nosotros, la puerta del balcón se abrió y algunos caballeros desfilaron.

Detrás de ellos venía el funcionario superior y el rey. La reina y el príncipe heredero Rufus Bahnseim.

Su pelo rojo y rizado estaba corto, y quizás preparado para este mismo día, llevaba ropa blanca adornada con adornos de oro, plata y otras piedras preciosas.

De la mano de ese príncipe, vestida con un vestido blanco y una cantidad de adornos que claramente parecían una exageración, vino Celes.

Aclamaciones de alegría vinieron después de que ella aparecio.

(Es muy fuerte.)

Viendo a la niña agitar su mano, algunos incluso se desmayaron.

Parecía que ella planeaba agitar esa mano hasta que todos los aplausos se apagaran. Celes tenía una expresión serena, y yo creía que era hermosa.

(Su contenido es simplemente horrible, sin embargo.)

Llevaba su estoque en una funda hecha a propósito para que pareciera un bastón ceremonial.

Mirando a Lianne de pie a mi lado …

“Realmente se ve feliz …”

Ella estaba mirando al príncipe heredero sin expresión.

Y vi a mis padres parados cerca de Celes.

Parecían simplemente encantados.

Oí una voz de la joya.

El tercero habló con gran irritación.

“El príncipe heredero se ve idéntico al bastardo … una diosa allá arriba debe estar tratando de enojarme con sus revelaciones flagrantes”

Ciertamente, desde lejos, se parecía al rey que vi antes en la memoria del Tercero.

El cuarto parecía estar centrado en su atuendo.

『Eso es demasiado llamativo. De mal gusto, incluso … Estoy seguro de que no será más que oro puro en la ceremonia de bodas. Qué desperdicio en absoluto. 』

El Quinto escuchó los vítores que lo rodeaban.

『¿Por qué demonios aclaman todos? Cuando sea muy probable que haya guerra con Faunbeux, y estoy seguro de que pronto se recaudará un impuesto adicional por ese motivo. Una ceremonia de boda, un cambio de gobierno y una guerra … no es el momento en que alguien debería celebrar.』

A menudo cuando se da una razón y un el impuesto se aumente de forma temporal.

La capital imperial Centralle no ignoraba tales asuntos.

El sexto miró a mi padre al lado de Celes, Maizel.

『Así que en esto es en lo que se ha convertido el fastidioso de Maizel』

Mi padre había odiado la oscura imagen del Sexto.

Enviando sobornos para aumentar su rango, y haciendo que el palacio se mueva a sus caprichos. Más que nada, la gran cantidad de guerras que el Sexto sostuvo con los otros nobles de Bahnseim era razón suficiente para que lo odiaran.

Con tanto odio de su nieto, el Sexto sonaba un poco triste.

El séptimo fue …

『… Estúpido hijo mío. Dejando que incluso Claire caiga ante los caprichos de Celes. 』

Habiendo experimentado de primera mano el poder monstruoso de Celes, no podía interaccionar con mi madre ni a mi padre con tanta frecuencia como antes.

Incluso si no estuvieran a su lado durante todo el día, las oportunidades que tenían para interactuar con ella eran mayores que el resto.

Acurrucándose cerca, cuidando felizmente a su amada hija. Mirando la escena, el Tercero me habló.

『Lyle, lo entiendes, ¿verdad? Elegir luchar significa que serás…』

Antes de que pudiera terminar sus palabras, apreté la Joya para indicar mi afirmación.

Un rato después, cuando los alrededores se habían calmado, las palabras del rey comenzaron a salir.

Eran las palabras para denotar oficialmente el compromiso de Celes.

Y el príncipe heredero apareció ante la multitud, saludando.

Eran bromas normales, pero cuantas más palabras de él escuchaba, más caía la cabeza de Lianne.

Sus lágrimas comenzaron a fluir, así que le di una palmadita en la espalda y la apoyé para que no se derrumbara.

Y finalmente llegó el turno de Celes.

Su voz era clara y fácilmente audible desde lejos.

“Gente mía. Alégrense.”

Esa fue una forma bastante arrogante de hablar, pero los reunidos elevaron sus vítores.

“En este espléndido día, Bahnseim se ha convertido en mi pertenencia. ¡Ahora regocíjense, nobles!”

Alineados en el patio del castillo, los nobles imperiales, los caballeros y los señores feudales reunidos desde el otro lado de las tierras comenzaron a aplaudir.

Del lado de Celes, el rey y la reina, e incluso el príncipe y los ministros aplaudieron también.

“Es una locura.”

Por loco que sea, era algo que todos los presentes consideraban natural.

Incluso yo estaba empezando a dudar si yo era el extraño aquí.

“¡De aquí en adelante, Bahnseim se expandirá aún más! Pero…”

Su expresión se volvió un poco triste.

Y después de levantar su rostro, ella formó otra sonrisa …

“¡Hay nobles dentro de esta misma nación que me desafían! ¡Todavía hay quienes se han negado a obedecer! ¿¡No dirías que es algo imperdonable!?”

Extendiendo los brazos, Celes recibió los gritos furiosos de la gente …

… Dirigido a esos nobles desobedientes, por supuesto.

“Ahora preparémonos para la guerra. Para cuando haya teñido Bahnsem en un tono uniforme … dejaré que todos me tengan como su reina”

Aplausos. Aclamaciones. Y lágrimas de alegría …

Apreté la joya mientras hablaba.

“Fundador … realmente es anormal”

La hermosa zorra.

Si bien se dijo después del hecho de que había muchos otros factores involucrados, Agrissa se consideró como el factor principal.

Pero mirando a Celes, ahora podía entender.

Que, si tal existencia hubiera vivido en el pasado, entonces los monstruos realmente deben existir, y saldrán uno tras otro.

Quemé la vista de Bahnseim, el país al que debía ir, en mis ojos.

Y notándome, Celes agitó su mano.

Aquellos en mi entorno inmediato casi todos se emocionaron hasta las lágrimas.

Mónica fue …

“… No puedo comprenderlo”

Sonreí y …

“Bueno, tú eres la incomprensible para mí. Es solo que, con esto, no me arrepiento de haberme venido aquí”

El quinto me habló.

『Todavía puedes dar la vuelta, ya sabes. Detener a estas personas como son ahora significa…』

Toqué la Joya y la dejé rodar. Lo negué.

Y a Celes, que dirigió una sonrisa a nuestra dirección, yo también sonreí.

“Sólo espera allí. Definitivamente voy a ponerte un alto.”

Dentro de los vítores lo suficientemente altos como para llevar a uno a la locura, lo juré a mi corazón.

El anuncio en la plaza solo había sido para la anunciar el compromiso de Celes con el príncipe.

No se enviaron las más mínimas disculpas a Faunbeux, y los caballeros, los soldados y los sirvientes que estaban en espera en la mansión dejaban al descubierto su ira.

Dentro de esa mansión.

En la habitación que me habían dado, recibí la visita de un invitado inesperado.

No, más que inesperado …

“¿Estás cuerdo? Esto no es un juego al que estamos jugando aquí”

Con un plato de plata en la mano vino Eva la cantante.

Acariciando su cabello rosa claro, habló con confianza.

“¡Por supuesto! Vas a estar peleando con esa princesa llamada Celes, ¿verdad? Eso seguramente será la historia de un héroe. Y a tu lado, lo veré, lo oiré, y lo guardaré en la memoria. Algún día haré una canción de ella, y la escucharé en todo el mundo. Con mi nombre marcado en él, naturalmente”

Habiéndose ido para completar su registro de aventurero, me presentó su tarjeta de gremio.

Probablemente había usado sus ahorros recientes para lograrlo.

El registro costaba un poco de dinero.

Normalmente era un préstamo pagado después de que uno comenzó a ganar dinero como aventurero.

Mientras recordaba el momento de mi propio registro, miré su cara.

Y Eva …

“Y me dijiste que de todos modos … que transmitiera tu historia de heroísmo.”

En este punto, tal vez debería haber dicho algo como “cantar” en lugar de “transmitir”

Pero eso no era realmente importante, y recordando ese momento embarazoso de mi pasado, sostuve mi cabeza en mis manos.

Novem buscó confirmación con ella.

“¿Estás segura de eso? Será un viaje peligroso” 

“Estoy bien. Incluso así, estoy acostumbrada a viajar y vivir en movimiento. También sé cómo luchar”

Supongo que ella sería mejor que una aventurera sin experiencia, al menos.

Y es importante que ella pudo acercarse a Celes sin sentirse encantada.

“… Si vas a unirte al grupo, tendrás que seguir nuestros horarios. Quizás ya no puedas cantar cuando quieras.”

“¡Puedo reunir más cuentos e historias mientras viajamos, y presenciar la historia del héroe principal en persona! Puedo soportar eso, al menos. También estoy arriesgando mi sustento en este caso, por lo que estoy más agradecida de que lo tomes en serio”

Novem sonrió.

“Lyle-sama, si miras el Precepto de la Familia Walt, ella pasa. No voy a ofrecer ninguna oposición”

(… de todas formas no me importan esos preceptos.)

La razón por la que se formaron esos requisitos fue porque el primer amor de la Primera Generación fracasó y ya no quería casarse.

No quería casarse, pero como era un señor feudal, los que lo rodeaban no lo aceptaban.

Por eso lo tomaron como ley cuando proclamó los preceptos para aceptar una esposa. Todo eso tuvo lugar en una fiesta.

Fue solo una excusa que pensó mientras estaba borracho, pero sus regulaciones se mantuvieron durante más de doscientos años.

(¿Por qué todo parece más pesado cuando dices que tiene algo de historia?)

Desde el punto de vista de los otros jefes, no eran más que problemas.

Y ahora la única que los protegió tan fielmente fue Novem.

“Eh? ¿Qué? ¿Hay preceptos? ¡Quiero escucharlos!”

A Eva, le dije que se lo contaría en otro momento, ya que me hice cargo de una de las dos tarjetas de gremio que le habían entregado

Un golpe sonó desde la puerta, y Mónica respondió.

“Oh, si no es Aria-san. ¿Has venido a decir tus palabras de despedida?”

“¿Por qué tienes que agitar a todos, yo incluido? ¿Ya hiciste tu elección?”

Le pregunté a Aria directamente, pero ella solo entró silenciosamente, dejó su tarjeta de gremio sobre la mesa y salió de la habitación.

Y como el resto de nosotros nos quedamos estupefactos, Novem con calma.

“Así que Aria-san está confirmada”

Y luego fue el turno de Clara para entrar en la habitación.

“… ¿Qué pasó con Aria-san?”

Traté de dar una explicación simple.

“No, ella se fue un poco en silencio. Creo que ella quiere venir, pero … ¿y tú, Clara?”

Allí, Clara me entregó su tarjeta de gremio.

“… ¿Estás segura?”

“Lo he pensado bastante, pero Arumsaas es una ciudad de Bahnseim. Y hay demasiados libros que aún no he leído que no puedo ignorar”

¿Y realmente te estás uniendo por algo así? Pensé como eso, pero acepté la tarjeta de todos modos.

“Celes ni siquiera le puede hacer nada. O tal vez no estemos a tiempo de salvarlo”

En mis palabras, Clara …

“Simplemente creo que es mejor que no hacer nada en absoluto”

Diciendo eso, ella salió de la habitación.

Y como si esperara a que Clara se fuera, entró Miranda, tirando de Shannon detrás.

Miró las tarjetas sobre la mesa, a Eva y suspiró.

“¿Somos las últimas? Y espera, tú … estoy seguro de que estabas escuchando a escondidas no hace mucho tiempo, ¿verdad?”

Al oír eso, Eva sacó la lengua.

“Lo siento. Pero era demasiado interesante. Y ya he recibido permiso. ¿Preceptos? ¡Parece que los he cumplido sin ni siquiera saberlo!”

Cuando Eva sacó su pecho, Shannon habló cansadamente.

“Esos son los preceptos para la búsqueda de una novia, ya sabes. Y espera, no creo que mis sentimientos se tengan en cuenta en nada de esto … oye, ¿no es eso demasiado cruel?”

Shannon me suplicó por ayuda, pero Miranda sonríe.

“Si crees que podrás evadir las garras de Celes sola, entonces ve e inténtalo. Parece que te odia, así que estoy segura de que eres uno de sus objetivos”

Levantando un leve grito, Shannon dejó su propia tarjeta en la mesa.

Miranda hizo lo mismo, sin siquiera darle a Novem una segunda mirada.

“… Si vas a seguir con nosotros, no creo que la discordia dentro del grupo sea de ninguna ayuda”

Ante mis palabras, ella …

“Voy a hacer mi trabajo correctamente. Si son órdenes, actuaré como si nos estuviéramos llevando bien”

Negué con la cabeza

“Simplemente no causes ningún problema”

“Dalo por hecho. Ahora Shannon, vamos.”

“Lo entiendo, ¡así que no me jales por el pelo!”

Después de que las dos se fueron, Novem sonrió.

“Así que todos vendrán con nosotros”

Suspiré un poco.

“Está bien. Fue un poco inesperado”

Allí, Mónica murmuró un “bien, bien, bien” en voz baja, y habló.

“Parece que hemos ganado otra, sin embargo. Dios mío, tendremos que volver a calcular nuestros comestibles e ir a otro viaje de compras por ahí”

Suspirando un poco más, no estoy seguro de sí fue solo mi imaginación que se veía muy feliz al decir todo eso.

Eva era …

“Oye, ¿qué es todo esto sobre los preceptos de encontrar esposa? Um, no tengo ninguna intención de casarme con él, sabes. ¡Oye!”

A una Eva nerviosa, le habló Novem.

“Eso está bien. Hay un montón de tiempo, así que poco a poco nos conocemos antes de…”

“Oye, el harem ya se ha expandido bastante. ¿¡No podemos conseguir camaradas normales de una vez!?”

Le advertí a Novem sobre su continua expansión de un Harem en crecimiento.

El Cuarto evaluó el flujo hasta ahora.

『Así que todo el mundo viene. Bien por ti, Lyle』

Ante sus palabras, colgué mi cabeza, y le di una sonrisa amarga.

(No, realmente … pensé que no podría evitarse el ir por caminos separados, pero … bueno, creo que es algo por lo que estar contento)

Es solo que, considerando el futuro, no iba a ser todos tiempos felices.


 

[Anterior][Índice] [Siguiente]

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s