La Hija del Duque — Capítulo 12


¿Qué es esto…? ¿Por qué esto tiene más de 3,500 palabras? Hija del Duque, antes eras chévere :’v

Traductor: Absolute
Editor: Portox


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo


Capítulo 12:

Las Ruinas del Visitante (6)

«Arco 1: Erica Aurelia y las Ruinas del Visitante»

 

Bajamos las escaleras siguiendo a la imagen pasada de Anna, la cual veíamos usando Visión del Urd.

Esta era la octava capa.

¿Hasta dónde bajaremos?

 

Bajamos a la siguiente capa como de costumbre, comenzando por las escaleras que nunca se distinguen entre sí.

Sin embargo, la escena que teníamos ante nosotros era completamente diferente a la que habíamos visto en las Ruinas del Visitante hasta el momento.

 

Estaba lleno de olor a muerte.

 

Cuando llegamos, había cadáveres de criaturas desconocidas por todas partes.

Bestias cubiertas de sangre, reptiles picados, bichos enormes aplastados.

Multitud de monstruos carbonizados, mucha carne picada…

 

Me sentía mareada.

 

Por suerte, no estuvimos expuestos a olores tan malos, ya que habían sido sometidos a un tratamiento de conservación simple.

No había ningún animal que pudiese reconocer entre los cadáveres, y es afortunado que todos los demás monstruos tuvieran formas irregulares.

De lo contrario, no habría sido capaz de controlar mis náuseas.

Pero al filtrar esos dos sentidos, olfato y visión, el escenario pasó a tener una impresión similar a la de ver un juego o una película realista.

 

Eres útil en lugares inesperados, cerebrito.

Esos pensamientos me hicieron sonreír inesperadamente a pesar de la escena nauseabunda, evitando que mi mente entrara en pánico.

 

Uh… ¿Estás bien, Erica?

—No estoy bien, pero lo estaré. ¿Qué hay de Klaus-sama?

—Estoy familiarizado con este tipo de escenas. Verás, al ir a los mismos lugares que mi padre, he tenido que deshacerme de los monstruos…

—Tu discurso se está volviendo confuso, Klaus-sama.

 

Es agradable tener una conversación con un amigo.

Los videos impactantes también son sorprendentemente menos dañinos cuando los ves con otras personas.

Pero eso significa que la persona que vio esto sola lo está pasando peor que nosotros…

 

—Démonos prisa. Anna debería estar por aquí.

—Sí. Estoy segura de que le será difícil sentirse bien.

 

La mayoría de los pilares se derrumbaron, abriéndose así grandes agujeros por todas las paredes.

Quedó expuesto el mecanismo de enormes engranajes para mover el laberinto y también había partes dañadas.

Esto era una prueba de que aquí se manifestó un terrible poder destructivo.

 

—Por eso es que tu hermano mayor acumuló tanto dinero.

—Y mi hermano se enfrentó a estos monstruos, ¿eh?

—Aunque tenía la intención de estar bien armado cuando salimos del campamento base… Me asusta pensar que todos estos cadáveres antes estuvieron vivos.

 

Cuando Klaus dijo eso, también sentí escalofríos en mi columna vertebral.

 

¿Y si el grupo de Eduart-oniisama no hubiera aniquilado a estos monstruos?

No sé qué nos habría pasado a los tres.

La razón por la que se dice que las Ruinas del Visitante es la zona más peligrosa en el territorio de Aurelia finalmente se hizo sentir por nuestra piel.

 

¿Cuánto tiempo llevábamos caminando?

Gracias a las espeluznantes montañas de cadáveres, sentí como si esto duraba más que la exploración en sí.

 

Parecía que Eduart-oniisama nos había guiado hacia esta situación.

 

Nos detuvimos frente a una habitación.

En la entrada de la habitación, había un mensaje escrito con Tinta de Agalla de Luz Lunar.

 

—‘No pisar sobre las estrellas. De lo contrario’… ¿eh? ¿Desapareció?

—Parece que hay una nube espesa en este momento. El primer renglón decía ‘No pisar sobre las estrellas’, ¿cierto?

—Parece que este es el camino, pero…

—No sé qué pasará si las pisamos, pero aún no he visto marcas de estrellas en esta capa, así que creo que por ahora estamos a salvo.

 

De entre las notas de mi hermano, esta era la primera vez que daba este tipo de advertencia, así que estaba un poco nerviosa.

Al entrar y salir de la habitación, debemos observar cuidadosamente si había una marca de estrella que no emitía luz.

Además, como el tiempo de efecto de Levitación casi había culminado, tenemos que agitar las varitas de nuevo…

Cuando pensé eso, Klaus de pronto se agachó en el lugar y comenzó a investigar algo.

 

—¿Hay una marca de estrella, Klaus-sama?

—No, no es eso… esta es una carta de hechizo del este. Magia de Alarma¹ que reduce el alcance y aumenta la precisión… así funciona este hechizo.

 

De repente, Klaus se puso de pie, pasando por encima del lugar donde se había lanzado el hechizo, y entró en la habitación.

 

—… ¡Anna! ¿¡Estás ahí!?

 

Era una habitación con relativamente pocos rastros de destrucción.

Una niña pequeña estaba agachada, temblando, al otro lado de Klaus.

Ella se percató de nuestra presencia y levantó la cara.

Oh, bien… ¡llegamos a tiempo!

 

—… ¿Klaus-oniisama? … ¿¡Erica-sama!?

 

La lámpara pegada al extremo del bastón iluminó a la niña que tenía un parecido con Klaus.

La cara de Anna Hafan se veía pálida por la fatiga y el miedo.

Puedo ver lo duro que esto ha sido para ella, sólo con mirar su rostro.

Hay rastros de lágrimas en las mejillas de Anna.

Pero las lágrimas que ahora fluían por sus mejillas eran diferentes de las otras.

 

Klaus corrió hacia Anna y la abrazó.

Anna también abrazó a Klaus.

 

—Onii-sama… ¡Onii-sama! … ¡Onii-sama, idiota!

—… Estuve mal. Estuve mal. Anna, te hice sufrir mucho.

—Me sentí sola… Estaba muy asustada, ¿sabes…?

Aah, lo siento mucho.

 

Debe ser porque el hilo de tensión de Anna se rompió después de unirse a Klaus.

Se puso a llorar con una voz fuerte.

Klaus acarició suavemente la cabeza de Anna con un rostro gentil que nunca antes había visto.

Mientras la acariciaban, Anna respondió con un cálido puñetazo como una niña malcriada.

 

—Me alegra que estés bien… Estuve preocupado todo este tiempo.

Moumou… esa es mi línea. ¡Estás causándole problemas a Erica-sama!

Aah, es mi culpa. Anna, ¿viniste a unas ruinas tan peligrosas sólo para detenerme?

¿Eh?

—… ¿Hm?

—Ah… sí. Es cierto. Intenté traerte de vuelta sin decírselo a Otou-sama. Se agradecido, por favor.

—Ya veo. Usaste la cabeza…

 

Anna… tus ojos están divagando…

Es cierto. Me sentía así desde un principio.

Si sólo fue para parar a Klaus, ella pudo haberlo hecho cuando él usó la magia somnífera.

Mientras hablábamos de ello durante la cena, me preguntaba si su interés por las ruinas le llegó en ese momento.

Estos dos sí que son hermanos.

 

Cuando terminó de llorar, Anna se separó de Klaus.

Se secó las lágrimas, estiró la columna vertebral y se me encaró.

 

—Erica-sama, perdón por haberle causado problemas.

—Me alegro, Anna-sama. Estás bien, realmente me alegro.

—Erica-sama…

 

Limpié la cara de Anna que se estaba desplomando de nuevo con un hermoso pañuelo.

Su expresión cambió a la misma sonrisa que vi en el Jardín de Nudo.

Con esto, finalmente me pude relajar.

 

(¡¡~~Tuve un mal presentimiento cuando llegamos a esta capa, pero parece haber terminado de forma segura~~!!)

 

Si los tres conseguimos escapar de estas Ruinas del Visitante, ¡la bandera de la muerte será evadida con éxito!

A partir de aquí, será una simple tarea usar el Pasamiento mientras nos elevamos con Levitación, pasar por la puerta de transferencia y luego ir a dormir.

Aah, también habrá un sermón de mi padre antes de irme a dormir… pero comparado con el destino del evento de muerte que me estaría esperando seis años en el futuro, ¡era abrumadoramente mejor!

 

Klaus sacó las pociones de recuperación mágica y dejó que Anna las bebiera.

Ella también perdió la mayor parte de su poder mágico mientras exploraba las ruinas.

Más bien, es increíble que se las ingeniara para mantener su poder mágico por sí sola.

El hecho de que su magia de precisión estuviese más desarrollada que la magia de largo alcance, resultó ser compatible con las características del laberinto.

 

Ahora bien, la excursión sigue siendo una excursión hasta que volvamos a casa.

Me vino a la mente ahora que nos hemos unido a Anna, no sé qué podría pasar de camino a casa.

En primer lugar, hasta que Anna pueda moverse, descansaremos en esta habitación…

 

—¿Hmm?

 

Desde hace un rato, vengo pensando que los sonidos de movimiento del laberinto mecánico tendrían que parar.

Este sonido es igual al que he escuchado con frecuencia desde que entré en las Ruinas del Visitante.

Por lo tanto, me acostumbré a ello y lo mantuve alejado de mi conciencia.

Pero, de alguna manera, ¿no lleva mucho tiempo?

 

Me volví hacia el camino de dónde venimos.

No hubo ningún cambio en particular.

Sin embargo, se encontraban ruinas devastadas por una batalla y muchos cadáveres.

 

—¿Qué pasa, Erica?

—No… es que, siento como si hubiese algo que no cuadra…

 

En vez de detenerse, los sonidos de movimiento se hacían cada vez más fuertes.

De alguna manera, sentía que se estaba acercando.

 

—Por cierto, Onii-sama, Erica-sama.. Llevo rato pensándolo, pero, ¿qué es eso?

—¿‘Eso’?

—Sí. Creo que esa es la Tinta de Agalla de Luz Lunar…

¿¡Ja!? ¡Erica! ¡Cubre la lámpara!

 

Klaus miró hacia la dirección señalada por Anna, gritando como si tuviera prisa.

Cubrió la lámpara atada a su bastón con la manga de su túnica.

Imité su acción y puse la lámpara en mi bolso.

 

… En efecto, parece que en el mundo exterior se despejaron las nubes que cubrían la luna.

 

Una luz dorada de color azul claro iluminó todo el piso de la habitación.

Estábamos sobre un cielo estrellado dibujado con Tinta de Agalla de Luz Lunar.

En mi mente, el mensaje de advertencia escrito en la entrada se repitió

No pisar sobre las estrellas. De lo contrario… De lo contrario, ¿qué pasará?

 

Temerosamente, moví mis zapatos.

Había una marca de una estrella en el lugar donde mis zapatos habían pisado.

Uwa, ¿¡t-tuve muy mala suerte!?

 

—¡Anna! ¡Erica! ¡Denme sus ma…!

 

El sonido del derrumbe de las piedras obstruyó el grito de Klaus.

El campo de visión se inclinó oblicuamente.

No, era el suelo del laberinto lo que estaba inclinado.

 

Podía ver al sólido suelo de piedra hincharse como un mar tormentoso.

 

Suelo, pared, pilar, techo…

La propia capa cayó al desmoronarse.

Quedamos atrapados en el lugar y fuimos lanzados por los aires.

 

(Uwa, ¿por qué ahora pasa… esto? ¡Los tres pudimos reunirnos al fin!)

 

Anna, que estaba cerca de su hermano, apenas se agarraba de los brazos de Klaus.

Sin embargo, yo miraba el reencuentro del hermano y la hermana a cierta distancia, de modo que quedé separada.

 

Mientras protegía a Anna, Klaus hizo que cientos de cartas de hechizos tomaran la forma de un paraguas.

Era un Círculo Protector para protegerse de los escombros que caían.

Sin embargo, estaban a cinco o más metros de mí.

Una trampa de interferencia mágica de gran alcance; si ese es el caso, el Círculo Protector no me alcanzará.

Uwa, ¿¡qué hago!?

 

—¡Cálmate, Erica! ¡El efecto de Pasamiento sigue activo!

 

…Tal como él me dijo, así era.

Si me fijo bien, Klaus no le prestaba atención a los escombros que caían sobre él, y las cartas de hechizo sólo repelaban los escombros que podrían golpear a Anna.

Las aceleradas piedras de gravilla nos alcanzaron a mí y a Klaus, pero todas nos atravesaron.

Qué magia tan útil.

¡Eduart-oniisama, gracias por preparar estos pergaminos de inmaduros!

 

La fosa formada por el derrumbe resultó profunda e inesperadamente ancha.

Aunque habíamos estado cayendo durante bastante tiempo, el fondo del hoyo aún no era visible.

Pensé que nos zambulliríamos en la gigantesca hendidura hecha en los lechos de roca cuando pasáramos por el laberinto.

Pero, en las paredes de los alrededores, había cavidades en las que se almacenaban lámparas de cristal estelar artificial.

Podría ser como una catedral con una altura de… varias decenas de metros, no, de más de 100 metros.

Lo más seguro sería caer lentamente y llegar hasta el fondo.

 

—¡Klaus-sama! ¡La Varita de Caída de Pluma!

—Oh, entendido.

 

Le di una breve instrucción a Klaus mientras sacaba la misma varita.

Coordinando el tiempo para balancear la varita con Klaus, yo también usé la Caída de Pluma.

 

Debajo nuestro, se desplegaron círculos mágicos en forma de delgadas membranas blancas.

Al entrar, el círculo mágico se desmoronó y desapareció en forma de una pequeña pluma.

Suavemente (bésaaaaaaaaameeeee, que quiero sentir tus labioooooos), una sensación de haber sido envuelta en una suave pared de aire, mi cuerpo estaba siendo apoyado suavemente contra la gravedad.

La velocidad de caída se volvió muy suave.

 

Las piedras rotas y los restos de los mecanismos del laberinto mecánico nos sobrepasaron.

Al cabo de un rato, la capa colapsada impactó al fondo del agujero y el sonido de un retumbar en el suelo se hizo eco.

 

—¡Anna-sama! ¿Estás bien?

—¡S-sí!, ¡Erica-sama! ¡Gracias a Onii-sama no tengo ninguna herida!

—¿Sigues bien, Erica?

—Sí. Gracias por tu paciencia.

 

Klaus y Anna estaban extendiendo sus manos para alcanzarme.

Sin embargo, como estábamos a más de cinco metros de distancia, no pudieron alcanzarme.

Saqué una cuerda mágica de la bolsa y le di órdenes.

 

—¡Estírate, como una serpiente! ¡Ata, como una soga!

 

Como una serpiente saltando hacia su presa, la cuerda se contrajo como un resorte y luego saltó rápidamente.

Volando con una parábola holgada, la cuerda se enrolló firmemente alrededor del brazo de Klaus.

 

arc-1-chapter-12

 

—Sí que estás preparada.

—Es porque soy una alquimista de Aurelia.

 

~Aunque en realidad todo esto fue preparado por mi hermano~

 

Cuando Klaus tiró de la cuerda, fui arrastrada hacia su cuerpo.

Con esto, los tres pudimos finalmente estar juntos.

 

—¿Qué carajos fue eso? ¿Eso era una trampa?

—Una trampa… en lugar de eso, debió de ser causado por el mal funcionamiento de una trampa.

—¿Mal funcionamiento?

—Quizás daños profundos se acumularon en el mecanismo de la trampa, el suelo del laberinto, y en el propio pilar, como consecuencia de la batalla de onii-sama y sus amigos.

—Bueno, hubo un lugar donde se exponían los engranajes rotos, el laberinto mecánico intentaba funcionar, pero el laberinto en sí no podía soportar ese movimiento.

 

Pensando en ello, había otras cosas raras.

Los cadáveres de esos monstruos casi no fueron tocados.

En la capa superior, había un gólem dedicado a la recuperación de materiales deambulando por ahí.

Tal vez porque era consciente de que la capa podía colapsar si el laberinto mecánico funcionaba, mi hermano no instaló un gólem en esta capa.

 

Pero, onii-sama… es imposible predecir un derrumbe así con sólo esa pista.

 

—Ah…

—¿Qué pasa, Anna?

—No, bueno… de alguna manera, es hermoso…

 

Los cristales estelares contenidos en la pared eran de un azul pálido brillante en respuesta a nuestros poderes mágicos.

En medio de una vista tan fantástica, nos tomamos de las manos y caímos lentamente en círculo.

 

—Anna, tú…

—Perdón por decir esto en un momento así.

—No. No pasa nada. Yo también pensaba en algo parecido.

 

Eso es verdad. Aunque me importe, no puedo evitarlo.

Si me pongo a pensarlo, es una experiencia maravillosa si lo limito sólo a la fosa de estos cristales estelares.

Suena como una película hecha por Studio Ghibli².

Si estuviese mi collar de cristal estelar, podría haberse vuelto aún más parecido.

¡También metí la lámpara de cristal estelar y el cuchillo de caza en mi bolso!

…Pero espero que no haya nadie con un puesto de coronel³.

 

Fuera de nuestra ansiedad e impresión, la magia de Caída de Pluma nos condujo con delicadeza a la profundidad de las ruinas.

 

 

Después de un rato, alcanzamos el fondo de las Ruinas del Visitante.

 

La impresión de las estructuras y decoraciones era similar a la de la catedral de los tiempos remotos de Aurelia.

Había una entrada en arco entre la nave a la que llegamos y el patio interior.

A ambos lados del arco, de tratarse de una catedral sobre el suelo, habría estatuas de los distinguidos duques de Aurelia del pasado adornadas, aquí había estatuas de un legendario alquimista que supuestamente vivió en la época anterior a que visitáramos este continente.

 

Sin embargo, la familiaridad terminaba en ese punto, había numerosas discrepancias con esta catedral tan profundamente dentro del laberinto.

En primer lugar, el techo estaba a unos cientos de metros por debajo de las ruinas de las que habíamos caído.

Naturalmente, no había ventanas.

En la pared del pasillo lateral donde deberían estar las ventanas, estaban grabadas las constelaciones, que no se podían ver en esta tierra, que fueron impartidas por el alquimista.

Figuras mitológicas tales como monstruos, animales y herramientas para la navegación.

Se convirtieron en relieves, los cristales estelares estaban incrustados en la parte correspondiente a las estrellas, y eran de un azul pálido brillante.

 

Bueno, parece que los cadáveres de los monstruos del laberinto estaban esparcidos por todas partes.

 

Además de los cadáveres, también estaban dispersos los fragmentos de escombros que cayeron desde la octava capa.

Aunque fuese un caso de fuerza mayor, se trataba de una escena con la que mis antepasados probablemente se enfadarían.

 

Cuando pensaba en este hecho, algunos de los círculos mágicos que nos rodeaban a los tres se transformaron en partículas de luz y desaparecieron.

Eché un vistazo al reloj de bolsillo plateado y verifiqué.

Parece que el efecto de Pasamiento ya había expirado.

 

—Me alegro de que el colapso haya disminuido, si tantas rocas grandes hubieran seguido cayendo, mi Círculo Protector podría no haber sido capaz de repelerlas.

—Este parece ser un lugar importante para la gente de Aurelia y me apena que se haya arruinado por el derrumbamiento de las rocas.

—Sí. Se siente majestuoso. Erica, ¿esto es algo así como un santuario?

—Bueno, supongo que ese es probablemente sea el caso…

 

Miré cuidadosamente a mi alrededor.

En el palacio interior de la catedral —originalmente el lugar donde debía estar el altar de San Brendan— había un megalito de cristal estelar en su lugar.

Había varias grietas en el megalito debido al colapso que se acababa de producir.

Lo miré ladeando mi cabeza.

 

—‘El Dios de los Visitantes, el Altar de Bren’… conque era eso…

 

Los materiales eran distintos, pero este megalito era el altar del Dios adorado por la propia Aurelia.

El altar del fundador de Aurelia, Bren, o San Brendan, se definió como un megalito.

 

Originalmente en occidente adorábamos al dios Bren, que era el dios del viaje, las estrellas y la alquimia.

Sin embargo, al consolidarse con los otros tres países de este continente, Aurelia también se convirtió a la misma religión para acercárseles.

 

La religión del Reino Federal era un monoteísmo derivado del continente sur adorado por la Ignitia del Sur.

La religión de Ignitia era tolerante con los dioses de otras religiones.

En esta religión, como parte de la política de gobierno, incorporamos a los dioses de otras personas como ángeles y santos.

Podría ser una forma familiar de pensar con el Daikokuten de los japoneses que se deriva de Shiva.

De este modo, el Dios Bren de Aurelia, en el que todavía tenemos fe, se convirtió en un santo, San Brendan, y sirve al Dios de Ignitia.

 

(Si es el escenario del juego, ¿no debería haber un espíritu maligno antiguo sellado? Aunque parece que el Dios antiguo está consagrado…)

 

Cuando miré de cerca, había letras grabadas en el megalito de cristal estelar.

Eran las letras que la antigua Aurelia usaba en los pergaminos de estilo aurélico y en las piedras rúnicas.

De esta manera, apenas podía leerlos yo misma como alguien a quien le faltaba un poco de estudio.

 

—‘Cruzando el océano de la lejana estrella, te enterramos aquí junto con el largo viaje. Duerme tranquilo, nuestro anónimo amigo. Esperamos que esta abundante tierra sea tu cuna eterna…’

 

Cuando leí el poema grabado en el megalito, Klaus y Anna adoptaron una postura de oración.

 

—No un altar, tal vez sea una tumba. Para la gente de Aurelia que murió antes de llegar al continente Ichthyes…

—De alguna manera, es una inscripción triste.

—Es verdad. Pero, me pregunto por qué mis antepasados enterraron a esta persona con los mismos ritos que los de un Dios…

 

Toqué la inscripción del megalito con el dedo sin pensar en nada.

¿Eh? ¿Será sólo mi imaginación?

El lugar donde mi dedo rozó sin querer se corrompió…

 

… Desde muy lejos, oí una voz.

 

El aire de la catedral temblaba.

Sonaba como los agudos y el bajo, los instrumentos de cuerda y de metal eran tocados y escuchados.

Era una triste voz que sonaba como la de un niño llorando, como la de una ballena cantando.

 

Cada vez que la voz resonaba, el megalito de cristal estelar se volvía negro por dentro y se corrompía.

El cristal estelar, que antes era azul brillante, ahora luce teñido de negro.

De las grietas en su superficie, aguas negras se desbordan.

Es como si el megalito estuviera derramando lágrimas.

 

—… ¿Eh?

 

El viento húmedo, que llevaba el olor de la marea, me sacudió el pelo.

En respuesta al poder mágico que se erguía en la catedral, los cristales estelares en las paredes y el techo intensificaron sus luces.

De alguna manera, el agua negra desbordante cubrió todo el piso de la catedral.

La ola negra me bañó las botas.

 

Klaus, Anna y yo estábamos perplejos mientras mirábamos a nuestro alrededor.

Todos vimos el espectáculo que no podía verse en el fondo de las ruinas subterráneas.

 

Allí se extendía el mar negro que continuaba hasta el otro lado del horizonte y el cielo lleno de estrellas.

 

 

Notas:

0– Aquí la TI puso “Multipod” Y NO SÉ QUÉ ES ESO. No es una palabra que se usaría aquí ya que tiene dos significados: bien puede referirse a un conjunto de varios dipolos opuestos de dos a dos (electrón) o puede ser en referencia a la multipotencialidad. Como dije, no tiene nada que ver con el contexto.
1– Magia de Alarma: Sirve para activar una alarma contra intrusos. Hasta que el conjuro termine, una alarma te alerta cuando una criatura, independientemente de su tamaño, toca o entra en el área protegida. También puedes designar criaturas que no activarán la alarma. (referencia)
2– La TI dijo que en las raws decía ‘ジ○リ’ pero ella sabe que eso es una referencia al Studio Ghibli.
3– Estas tres frases hacen referencia a la película Laputa: El castillo en el cielo, una película de Studio Ghibli. En la película, Sheeta tenía un collar de cristal “volucite”. Y ella estaba siendo perseguida por el Coronel Muska para obtener su collar.
4– Aquí se está usando la quinta definición de la palabra nave: Espacio alargado que queda entre dos muros o dos filas de columnas en el interior de una iglesia o de otro edificio de gran tamaño.
No me pregunten por qué, así estaba en inglés. Quizá sea la manera en que Erica interpretaba la edificación.


Notas de Absolute: Lo más divertido es que me quedé sin stock, así que tendré que pasar la tarde traduciendo… Esto me pasa por flojear :v


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

8 comentarios

  1. Más de la hija del duque que bien, pero por fin se reunieron con Anna ya era hora ahora solo falta que aparezca el espíritu maligno

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s