Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 01 – Capítulo 29


Capítulo 29 – Miel (1)

 

Las fiestas del té son un trabajo legítimo para las consortes.

La consorte Gyokuyou también hizo su trabajo como lo hacía todos los días. Hubo momentos en que las celebraba en el Palacio de Jade, otras veces fue convocada a la casa de otras consortes.

 

(Es una manera muy importante de ver lo que están haciendo las consortes.)

 

A Maomao no le gustaban mucho las fiestas de té.

Todo lo que hacían era hablar de las últimas tendencias en ropa y cosméticos.

Se sondean unas a otras mientras conversan sobre cosas insignificantes. Sin duda, la miniatura del palacio interior se extiende desde allí.

 

(Y se ven tan gentiles también. Verdaderas consortes.)

 

Una consorte de rango medio del oeste estaba hablando con la consorte Gyokuyou.

Aunque ella no conocía los detalles, parecía que la familia de la Consorte Gyokuyou era de gran importancia, sin importar en qué relación se convertiría después de esto.

Era común que muchas de las otras consortes derramaran información inadvertidamente cuando charlaban con la alegre Consorte Gyokuyou.

Escribir una carta sobre eso, fue uno de los trabajos de la Consorte Gyokuyou.

 

(Aunque se quedó despierta hasta muy tarde anoche. ¿Podría ser que no pueda dormir?)

 

El emperador visita con frecuencia el lugar de Gyokuyou, la Consorte favorecida, cada tres días. Viene a ver a su hija que empezó a caminar con ayuda, pero bueno, no hace falta decir que esa no es la única razón por la que viene de visita.

Pregunta sobre varios temas muy animados para no descuidar también el trabajo de la tarde.

 

 

Al final de la fiesta de té, recibió una gran cantidad de bocadillos de té de Infa. Iba a comérselos, pero eran demasiados. Así que se las envió a Shaoran, como siempre.

 

Shaoran, que de vez en cuando hablaba balbuceando, le hablaba de rumores, manteniéndola informada como de costumbre.

 

Sobre la sirvienta que se suicidó. Su relación con el incidente del envenenamiento. Y, por alguna razón, sobre la Consorte Pura.

 

“Bueno, la edad es sólo un número para las Cuatro Madames”, dijo Shaoran.

 

La consorte Gyokuyou tenía diecinueve años. La consorte Rifa tenía veintitrés años. La consorte Riishu tenía catorce años.

 

La Consorte Ah Duo (阿多, Ah Duo), la Consorte Pura, tenía treinta y cinco años. Un año mayor que el emperador.

 

La Consorte Ah Duo todavía puede dar a luz, pero basado en el sistema de palacio interior, no tendría más remedio que ser rechazada de las actividades nocturnas debido a su edad (お褥すべり, lit. deslizamiento de la almohadilla).

En otras palabras, era imposible para ella convertirse en una Emperatriz Viuda en el futuro.

 

Parece que las conversaciones sobre su renuncia para una nueva consorte de alto rango habían surgido.

 

Era algo que había surgido hacía bastante tiempo. Ella había sido consorte desde que el emperador era el príncipe heredero y había sido madre de un niño en una ocasión, así que su comienzo fue considerablemente fuerte.

 

(¿Era la madre del bebé varón que había muerto anteriormente?)

 

A este paso, ¿acabaría la Consorte Rifa de la misma manera, habiendo quedado embarazada también del hijo del emperador?

No sólo eso. No se puede declarar que el Consorte Gyokuyou siempre seguirá recibiendo su favor.

Después de todo, las flores hermosas también se marchitarán algún día.

 

No tenía sentido que las flores del palacio interior estuvieran realmente unidas.

 

Aunque se había acostumbrado a ello, pensó que el palacio interior estaba realmente bajo la escoria embarrada.

 

Maomao se deshizo de las migajas de la tarta de luna que comió y miró hacia las pesadas nubes que cubrían el cielo.

 

La disposición de los acompañantes de la fiesta de té de hoy había cambiado un poco.

 

La compañera era la Consorte Riishu, miembro de las Cuatro Madames, al igual que la Consorte Gyokuyou.

Era raro tener una fiesta de té con una consorte con el mismo rango, especialmente para consortes de alto rango.

 

La joven Consorte Riishu parecía nerviosa. Había traído a cuatro sirvientas con ella.

Esa catadora de comida también estaba allí.

Parece que no recibió castigo, en lo que respecta a la preocupación de Maomao.

 

Como hacía frío afuera, la fiesta de té se llevó a cabo en el interior.

Los eunucos preparaban un sofá para las sirvientas en el salón.

Había una mesa redonda con incrustaciones de nácar. Las cortinas fueron cambiadas por unas nuevas bordadas.

 

Honestamente, no prestaban tanta atención cuando el emperador las visitaba, pero serían las mujeres las que estarían en guardia contra el mismo género.

El maquillaje también estaba impregnado de espíritu de lucha. El maquillaje de las pecas de Maomao fue eliminado. Las esquinas de sus ojos estaban cubiertas de rojo pálido para intimidación.

 

 

Quizás era sabiduría de la edad; la Consorte Gyokuyou hablaba constantemente y la Consorte Riishu no hizo otra cosa que asentir tímidamente.

Las sirvientas que esperaban detrás no miraban a su propio amo. En vez de eso, miraron alrededor de la habitación como si tuviesen curiosidad por los muebles del Palacio de Jade.

Solo la catadora de comida estaba detrás de la consorte de tal forma que ella estaba mirando a Maomao. Antes, había mirado a Maomao, que la había amenazado, implorando.

 

(Esto es de alguna manera….)

 

Ella preferiría que estas sirvientas y las sirvientas del Palacio de Cristal dejaran de tratarla como a un monstruo.

 

(Parecen sirvientas muy normales a simple vista.)

 

Maomao había informado previamente a Gaoshun que intimidaban a su consorte. Sería un poco preocupante si se equivocara, pero sería algo divertido.

 

Maomao, comparándolas con las pocas sirvientas del Palacio de Jade que había visto, pensó que sus movimientos eran lentos, pero hacían su trabajo. Bueno, como la anfitriona de la fiesta de té de hoy era la Consorte Gyokuyou, su trabajo en sí era escaso.

Airan trajo un frasco de cerámica y agua caliente.

 

“Te gustan las cosas dulces, ¿verdad? Como hace frío hoy, pensé que tal vez podríamos tomar esto”, dijo la consorte Gyokuyou.

 

“Me gustan las cosas dulces”, contestó la Consorte Riishu.

 

El contenido del frasco era cáscara de cítricos hervida en miel. Calienta el cuerpo y alivia la garganta.

 

(Oh?)

 

Aunque solo dijo que le gustaban las cosas dulces, la Consorte Riishu palideció.

La catadora, que estaba mirando la miel que se estaba vertiendo en el tazón, también parecía que quería decir algo.

 

(¿Tampoco puede con la miel?)

 

Las sirvientas que esperaban en la parte de atrás no decían nada.

Sólo miraban a la Consorte Riishu con caras asombradas. Como si dijera, `deja de ser quisquillosa’.

 

Maomao soltó un pequeño suspiro y susurró al oído de la Consorte Gyokuyou.

 

La consorte Gyokuyou, abrió los ojos con un ‘oh valla’, y llamó a Airan. “Lo siento”, dijo ella. “Esto parece que necesita un poco más de tiempo para encurtirse. Sacamos algo equivocado. ¿Puedes beber sopa de jengibre?”

 

“Sí. Está bien”, dijo la consorte Riishu.

 

Su tez volvió a la normalidad. Parecía que cambiar el té era la respuesta correcta.

 

Y así, la conjetura de Maomao, desafortunadamente, también resultó ser cierta.

 

Aunque fue por un instante, se encontró con la mirada de la sirvienta que la miró con una expresión de cansancio.

 

Apareció por la noche el hermoso eunuco de siempre. Al fondo de la sonrisa de la doncella celestial seguía Gaoshun. Recientemente, ella pensó que las arrugas en sus cejas habían aumentado, pero quizás aumentaron sin importar las preocupaciones que tenía.

 

“Tuviste la fiesta de té con la Consorte Riishu, ¿no?” Preguntó Jinshi.

 

“Ciertamente. Fue divertido”, dijo Maomao.

 

Este eunuco parecía desplazarse entre las Cuatro Madames a intervalos fijos. Tal vez tenía la posición de quien supervisa el palacio interior.

 

La reunión de la fiesta de té de hoy fue un tanto extraña, pero parecía que este tipo estaba involucrado en ella.

Antes de que se viera atrapada en algo problemático, Maomao se iba a retirar de la habitación, pero por supuesto, la detuvieron.

 

“¿Hablamos?” Preguntó Jinshi.

 

“La charla ya ha terminado”, dijo.

 

Incluso si la mirada de la doncella celestial la miraba, Maomao solo podía bajar la mirada al suelo. Estaba segura de que estaba haciendo una mirada de pez muerto.

 

“Ufufu, son muy buenos amigos”, se rió la consorte Gyokuyou.

 

“Gyokuyou-sama, es bueno masajear alrededor de los ojos cuando tienes fatiga visual.”

 

Debido a que la Consorte Gyokuyou se reía tan felizmente, ella respondió sin querer con sarcasmo.

No es bueno. No es bueno.

Decir tales groserías, debería limitarse solo a Jinshi.

 

“¿Oyó que el autor del incidente de envenenamiento del otro día fue la sirvienta que se suicidó?” Preguntó Jinshi.

 

Maomao asintió. Por su tono, hablaba con ella, no con la consorte Gyokuyou.

 

La consorte Gyokuyou parecía que había notado algo y salió de la habitación ella misma.

Permaneciendo en la habitación solo estaban Maomao, Jinshi, y Gaoshun.

 

“¿Realmente se suicidó la perpetradora?” Preguntó Maomao.

 

“El que decidió eso no fui yo,” contestó Jinshi.

 

El poder de una persona influyente puede transformar las mentiras en verdad.

No sabían quién había tomado la decisión, pero Jinshi debería tener una influencia considerable para hacerlo.

 

“En el mejor de los casos, soy como la sirvienta, ¿pero podría haber alguna razón para envenenar el plato de la Virtuosa Consorte?”, preguntó.

 

“Yo tampoco lo sé”. Jinshi sonrió. Él podría usar a las personas adecuadamente usando esa sonrisa seductora.

Desafortunadamente, era ineficaz en Maomao. Incluso si él hacía tal cosa, él debe saber que ella no puede negarse si él se lo ordena.

 

“¿Vendrás a ayudarme al palacio Garnet a partir de mañana?”

 

Aunque lo expresara como una pregunta, ¿en qué se convierte?

Maomao sólo podía responder con “Por su voluntad”.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s