The Returner: Capítulo 9


(2/2)

Traductor: The Un-Neet~   

Corrector: Skerly


Episodio 3:

Pero, ¡No regresé para hacer esto! (1)

“Así que, volví a casa, pero…”

Yi Ji-Hyuk contó el dinero en sus manos mientras silbaba audiblemente. Las cosas se complicaron un poco hace un rato, pero todavía terminó con dinero gratis. Esto fue una buena ganancia por gastar unas cuantas horas por ser arrastrado aquí y allá, eso seguro.

Además, consiguió descubrir lo que ha estado pasando en este lado de gratis también, así que mató dos pájaros de un tiro, en efecto.

El hecho más importante era que, solo han sido cinco años desde que fue absorbido al mundo de Berafe.

¡¡Solo cinco años!!

Él imaginó que en el peor de los casos este mundo estaría en ruina total. Si el flujo del tiempo fuera el mismo aquí y en Berafe, entonces no habría sido extraño ver a la humanidad bombardeándose a sí mismos con armas nucleares, y que más tarde una nueva especie dominante emerja y gobierne el planeta.

Pero, ¡Solo han sido cinco años!

Pero qué maravilloso era desde su punto de vista, ya que, como mínimo, él no tendría que exprimir su cerebro hasta agotarse tratando de encontrar maneras de erradicar unas cucarachas mutadas o cosas así.

Además, parece ser que había encontrado la dimensión correcta. A pesar de que monstruos y cosas extrañas han estado ocurriendo aquí, afortunadamente, su identidad original todavía estaba intacta.

Al final, él en verdad se había escapado de ese mundo infernal de Berafe.

Encima de eso, este cuerpo suyo había sufrido una herida.

Tras experimentar sangrado nasal, su nariz picaba, incluso ahora. Él no se había recuperado por completo aún, en otras palabras. Esto era inimaginable en Berafe, donde su cuerpo reviviría por completo desde un puñado de cenizas en tres segundos exactos.

Él sería capaz de hacerse daño aquí, y también, morir.

Sí, había vuelto a ser un ‘humano’.

Emociones desconocidas brotaron dentro de él.

Las cosas que le causaron el mayor sufrimiento durante el intolerable período de tiempo en ese lado, no era la soledad que sintió al encontrarse en un mundo extranjero, ni el anhelo insaciable por su mundo natal.

No, él los superó bastante rápido. ¿Probablemente alrededor de 150 años después de que terminara varado en Berafe?

Lo que le causó dolor sin fin era el hecho de que no podía olvidar, y no podía morir.

Él no se habría puesto en plan súper loco demente intentando regresar a casa si tan solo pudiera olvidarse de las cosas que vivió en Tierra con el paso natural del tiempo y/o si fuera capaz de morir, incluso si eso significara que sería desgarrado miembro por miembro.

Él habría vivido en Berafe y muerto allí eventualmente.

Pero, la capacidad de olvidar no se le había sido otorgada. Y con un cuerpo que no quería morir ni envejecer, fue forzado a vivir para siempre.

Era un humano que no era un humano.

Ese era el Portador del Apocalipsis, Yi-Ji-Hyuk, en resumidas cuentas.

Pero ahora, ¡Podía ser herido! ¡Podía morir también! Ahora era un humano, hecho y derecho.

Sin embargo… Ahora que había retornado con nada más que el deseo inflexible de regresar, no sabía qué hacer. Bueno, no regresó aquí porque quería hacer algo después de todo…

“Bien, volvamos a casa por ahora.”

Decidió qué hacer a continuación.

Él debía dirigirse a casa. Casa.

Pero, antes de eso…

Yi Ji-Hyuk bajó la mirada a su vestimenta.

“Es hora de comprar unas nuevas prendas.”

Fue una sabia decisión.

Buscó el centro comercial más cercano y entró a la tienda con ‘SPA’ escrito enfrente. Con su capucha cubriendo profundamente su rostro, Yi Ji-Hyuk empezó a elegir ropa. Se sentía como si todas las miradas fijas que recibía mientras caminaba a esta tienda eran mucho más que el número total de miradas fijas que había recibido en su vida entera.

Hubiera sido más preferible ser visto como un mono enjaulado en un zoo.

Miradas de lástima, como si él fuera una clase de lunático irremediable, lo hacían avergonzarse por dentro.

‘Siento como que podría morir de la vergüenza…’

Bueno, él no escogió esta vestimenta deliberadamente. Oh no. Inicialmente, cuando llegó a Berafe, buscó reclamar su propia identidad, por lo que intentó hacer tela vaquera con sus propias manos. Intentó imitar la ropa moderna también. Pero tras un año, dos años, cien años, doscientos años más tarde, todo eso perdió su significado. Así que al final, ¡Escogió en su lugar el estilo de Olvida’te de ello para desempeñarte!

La túnica suya que otros pensaban como un tapete sucio, era un tesoro precioso por el cual cualquier hechicero que se respete en Berafe, recurriría a vender sus propios cónyuges para comprarlo. Contaba con resistencia a daño físico, resistencia a daño mágico, y encima de eso, corrección automática del flujo de Mana y asistencia en fórmulas mágicas también.

Lo más importante, poseía su propio circuito mágico, así que incluso con un simple cántico, él podría activar un hechizo mágico. En otras palabras, era un tesoro más allá del nivel de un artefacto y entra a los reinos de un regalo de los dioses.

‘No importa, ¿Cierto? Ahora solo es basura.’

Pero qué cosa más desafortunada, la túnica que exhibía poderes en plan tramposos en Berafe no era diferente a la basura aquí. El Mana que solía fluir con abundancia dentro del circuito mágico ahora estaba completamente agotado. E incluso cuando le metía Mana forzosamente a la jodida cosa, no pasaba nada.

Él no tenía idea de dónde debería de siquiera empezar a reparar esta cosa, ya que cada ley de este mundo era diferente a las de Berafe.

Lo que significaba que él debería de cambiar sus ropas sin remordimiento. No, más bien, incluso si esta túnica estuviera rindiendo al 120% de su capacidad, él necesitaba botarlo. Yi Ji-Hyuk ya no era más un inmortal. Él podría morir de la vergüenza y humillación si más personas lo vieran en estos harapos.

A pesar de que, era un artículo de moda en tendencia allí atrás en Berafe…

Él escogió una camisa lo suficientemente buena y pantalones, algunas ropas interiores y medias, e incluso un par de zapatos también. Cuando se dirigió al vestuario, uno de los empleados bloqueó su camino.

“¡¡Querido cliente, debe comprar los artículos primero!!”

“¿Desde cuándo tengo que pagar por la ropa que quiero probar primero? ¡¡Algo así nunca pasó hace cinco años!!” (Yi Ji-Hyuk)

“Estamos bien con las ropas, pero las medias y calzoncillos no. Mientras estás en ello, debería de pagar por el resto también.”

“¡¿Pero qué?! ¿Por qué me tomas, un vagabundo o algo así?” (Yi Ji-Hyuk)

Los ojos y expresiones faciales de los empleados decían ‘obviamente’. Sí, la apariencia exterior de Yi Ji-Hyuk se parecía al de un vagabundo, seguro, bueno, él estaba de plano quebrado hasta hace unos cuantos minutos atrás, así que técnicamente, él era un vagabundo.

‘Yyyyy, ni siquiera puedo golpear a este tipo ahora…’

Yi Ji-Hyuk lamió sus labios.

Él podría haber hecho una matanza si no fuera por los Ojos de Latrel destruyendo todos sus accesorios mágicos por completo como el corazón de dragón y cosas así; las únicas posesiones que tenía sobre sí mismo eran la túnica con su circuito mágico roto, y los otros artículos que han perdido su resistencia a la magia.

Ese era el por qué no podía usar ninguna magia del todo hace rato cuando trataba con ese monstruo conocido como el Jarchev. Si él no hubiera aprendido la técnica de fortificación corporal en Berafe mientras merodeaba sin rumbo alguno, él podría haberse vuelto un cadáver sin cabeza a estas alturas.

Después de pagar por las ropas con efectivo a Yi Ji-Hyuk finalmente se le permitió usar el vestuario. Los empleados detrás de la caja registradora le tiraron una mirada de sospecha mientras que Yi Ji-Hyuk sacaba el efectivo de su bolsillo, pero afortunadamente, ningún incidente involucrando a policías ocurrió.

Una vez que terminó de cambiarse, y atado los cordones de sus zapatos, él empezó a preocuparse de cómo deshacerse de esas ropas basura de Berafe.

Eran demasiado inútiles para llevarlo con él, pero también se sentía de alguna manera arrepentido de simplemente tirarlos a un bote de basura.

Al final, Yi Ji-Hyuk tiró toda su ropa y los zapatos de Berafe a una bolsa de papel para llevarlos consigo.

Él salió del vestuario y le echó un vistazo más al espejo de cuerpo completo, y un joven bien parecido estaba sonriendo devuelta en el reflejo.

“Bien.”

Él se sintió bien, ahora que estaba vistiendo ropas modernas. A la vez que sonreía como estúpido, salió de la tienda e inmediatamente, todas aquellas miradas que estaban apuntándole como si fuera alguna clase de gorila en una jaula desaparecieron.

Mientras cargaba la bolsa de papel, se dirigió al subterráneo.

Se preocupó ligeramente de formar un lío al abordar un tren, aun así su cuerpo parecía saber qué hacer y compró un tiquet sin problemas, una ventaja de sus memorias no desvaneciéndose incluso tras todos esos años.

No tenía necesidad de re-adaptarse del todo.

Su cuerpo podría haber estado atascado en Berafe, pero sus memorias y alma todavía pertenecían aquí. Todo se sentía tan natural.

Él se montó en el metro perfectamente y finalmente llegó a su viejo suburbio.

Con emociones mezcladas, Yi Ji-Hyuk miró al viejo y decrépito edificio de apartamentos Jugongº. Siempre había estado avergonzado del hecho de que él tenía que llamar a este lugar su hogar, aun así por alguna extraña razón, ahora se sentía realmente bien ver ese viejo edificio hoy.

Él subió por el ascensor y pronto, se paró ante la puerta del viejo apartamento de su familia.

‘Ah, creo que no estoy tan tranquilo después de todo.’

Él sintió sus emociones brotar.

Pensó que, debido a sus memorias nunca cambiantes, él se sentiría bastante indiferente acerca de regresar a casa que proverbialmente dejó ayer, pero, juzgando por sus emociones fluctuando así, parecía que todo ese tiempo desperdiciado en Berafe no fue un juego de niños después de todo.

Si no es eso, tal vez las restricciones puestas en sus memorias se habían perdido y sus experiencias en Berafe ahora estaban afectando a las viejas vividas en la Tierra. Pero a quién demonios le importa.

SFX de un timbre de puerta repicando.

Yi Ji-Hyuk presionó el timbre de puerta.

“¿Quién es?”

Él escuchó la voz de una mujer de mediana edad a través de la puerta. Yi Ji-Hyuk suprimió sus poderosas mareas crecientes de emociones e hizo su respuesta.

“Soy yo, mamá.”

Soné un poco tembloroso allí, ¿No es cierto…?

Pero, debería de estar bien ¿No?

Desde el punto de vista de mamá, han sido cinco años ya, así que ella debe de estar realmente sorprendida, ¿Probablemente? ¿Y si ella me pregunta qué he estado haciendo hasta ahora? ¿Cómo debería de responderle?

Tantos pensamientos danzaron por mi mente, pero todavía se sentía bien en este mismo momento. El hecho más importante era que él por fin había regresado al abrazo amoroso de su familia.

“¡¿Mi hijo?!”

La puerta se abrió de golpe y una mujer de mediana edad salió corriendo.

He regresado a casa.

Finalmente, he regresado.

Del mismo modo que Yi Ji-Hyuk obligó a retroceder las lágrimas cargado hasta el borde con poderosas emociones, la mujer le preguntó audiblemente.

“¿Quién eres?”

“ … ”

¿Acaso esta ahjumma olvidó el rostro de su propio hijo después de solo cinco años?

Yi Ji-Hyuk terminó gritando con una voz llena de decepción e irritación.

“¿Y quién se supone que eres?”

Los dos se quedaron mirando el uno al otro por un rato, sin decir nada más.

 

 

Ellos sabían que lo volverían a ver.

Muy pronto, inclusive.

Ese era la razón del por qué lo dejaron ir sin tanto alboroto. Porque… Una excusa adecuada surgiría después de que le hubieran observado por un periodo de tiempo.

Verlo lo más rápido posible naturalmente significaba que una excusa había sido encontrada rápidamente, lo que también quería decir que las habilidades de los agentes observando al objetivo eran excelentes también. Así que estaría bien de todos modos.

Desafortunadamente, había una pequeña mosca en ese ungüento.

“¿No es esto demasiado pronto?” (Seo Ah-Young)

Seo Ah-Young masajeó su sien ferozmente. Su cabeza dolía como el infierno. Ella liberó un conejo atrapado en la trampa tras resistirse demasiado, y le pegó un seguimiento por el momento. Pero entonces, este conejo caminó de vuelta con sus propios pies a la cueva del lobo tras ni siquiera haber pasado medio día.

Seo Ah-Young miró ferozmente al ligeramente avergonzado conejo, no, Yi Ji-Hyuk, de pie enfrente de ella.

“Señor Yi Ji-Hyuk.” (Seo Ah-Young)

“…Sí, ma’am” (Yi Ji-Hyuk)

“Debes de darnos por sentado o algo así, pero en realidad, somos personas muy ocupadas, ¿Entiendes? Por allí, ¿No puedes ver al Señor Choi Jung-Hoon? Él solo puede ir a casa cada tres días aproximadamente. Así es lo ocupado que estamos. Pero, ¿Qué esperas que hagamos, cuando simplemente entras aquí, demandando vernos y hablar con nosotros así?” (Seo Ah-Young)

Los hombros de Yi Ji-Hyuk se marchitaron incluso más.

“Así que ¿Cuál es el problema esta vez? ¿No dijiste que ibas a ir a tu casa?” (Seo Ah-Young)

“Lo hice, pero…” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Pero, qué?(Seo Ah-Young)”

Los labios de Yi Ji-Hyuk temblaron notablemente.

Él temblaba de vergüenza así por un rato antes de finalmente hablar con una voz muy débil.

“Ellos…” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Ellos?” (Seo Ah-Young)

“Se mudaron…” (Yi Ji-Hyuk)

Seo Ah-Young se quedó completamente sin palabras.

Choi Jung-Hoon limpiaba continuamente las esquinas de sus ojos enrojeciendo con rapidez.

Llegar a casa tras cinco años de ausencia, y la familia se había mudado a una dirección desconocida.

Por supuesto, pensaron que solo era cinco años.

Yi Ji-Hyuk forzó sus hombros temblorosos y gritó dentro de su cabeza.

‘Pero, ¡No regresé para hacer esto!’

A Yi Ji-Hyuk le fue recordado una vez más lo duro que la vida en el planeta Tierra podría ser.


Notas:

0-TL: “Jugong” es un nombre abreviado de la entidad gubernamental Coreana que construye complejos habitacionales. Casas y apartamentos construidos por ellos son referidos como Jungong esto y Jugong lo otro


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s