Bursters!! Capítulo 44


Gif: Bueno mas de esta pelea épica y un final que me gusto bastante, disfrútenlo bye

Edición y Corrección: Gif

Colisión Inminente

— OVER…

— BURST!

Los pilares de energía que se erguían hacia el cielo dejaron su forma para estallar en un enceguecedor resplandor. Que cubrió la arena, dejando a todos sin poder ver nada por segundos.

Lejos de la arena, Akira y Misora vieron los pilares y sintieron vibrar el suelo. Aquella imagen les congelo el cuerpo por unos segundos.

— «Ryuji…» — pensó Misora sorprendida.

Mientras Misora miraba impresionada la increíble vista, Akira chasqueo la lengua en disgusto.

— Me estoy quedando atrás…— murmuro Akira.

— ¿…? Aki… ¿dijiste algo? — pregunto Misora

— Nada…

La joven siguió su camino rumbo al despacho de su padre, con una frustración que no podía quitarse del rostro.

Mientras eso ocurría, Seiji, Fuuko, Kenjuro y los demás miraban impresionados el despliegue de los chicos. Sabían de antemano que el nivel de poder de Yashiro era alto. Sin embargo, desconocían el poder succionador de Akira y de que Kenjo tuviera un soldado al nivel de Ryuji.

— Esto se pondrá serio… — pensó Seiji.

— Esto es por el bien mayor…no debemos intervenir…— murmuro Miu tratando de contenerse.

—…

Kenjuro por su parte trataba de hacer lo que podía para no saltar a detener a estos chicos. Sentía que era un desperdicio que tales talentos se perdieran en una simple pelea.

Por su lado, Kaiga y Fuuko miraban impresionados el poder ambos jóvenes, aunque no tanto como Hikari, Enju y Momoka quienes estaban paralizadas de la sorpresa.

— Je… Veamos que me trajo el viento hoy…

—…Prepárate…eres el primero fuera de campo de entrenamiento que tomo seriamente.

— Oh~… Me halagas. — respondió Yashiro sonriendo.

Finalmente el brillo ceso y todos pudieron ver sus formas. La apariencia de Yashiro no era otra que su tradicional forma del Demonio Blanco, la cual se hizo famosa por destruir a Zaiga hacía ya un tiempo. Sin embargo la imagen de Ryuji fue algo más acorde a su reputación de delincuente malhumorado. Las mangas de su uniforme se hicieron trizas, dejando ver unos tatuajes tribales por todos sus brazos de color verde esmeralda, al igual que las puntas de su cresta se habían vuelto también de ese color. Además de un leve delineado negro y sus ojos de color verde.

— Esos son… — dijo Enju sorprendida.

— sus Overbursts…— dijo Momoka terminado al frase.

Ryuji se volvió a colocar en posición como si estuviera boxeando, lo cual llamo la atención de Yashiro.

— ¿…? Hey, Creí haber dejado claro que los proyectiles no funcionan conmigo.

—…

Ryuji no respondió, solo se quedó observando.

—…Ni modo…¡No esperes que yo me quede esperando!

— ¡NO SEAS IDIOTA! — grito Sora.

— ¡…!

Wind Saw…

Por un segundo Sora tomo control del cuerpo y dio un salto hacia atrás.

—Ahhhh…Ahhhh… — jadeo Sora.

— ¿Ohhh? Buenos instintos debo decir… — dijo Ryuji.

—¡…!

— Pero no lo suficiente… Flow Pierce…

— ¡GAAGH!

Sin siquiera percatarse, algo similar a balas de sniper atraviesan ambas piernas de Yashiro, por debajo de las rodillas. Esto lo hace temblar pero se mantiene en pie.

— Atravesé tus piernas sin destruir el hueso. Se agradecido.

— «Hijo de puta…»…

Yashiro, ya con control sobre su cuerpo, siente el punzante dolor en sus piernas. Por lo que recurre a su segunda mente.

— «Sora, endurece mis piernas tanto como puedas para parar el sangrado»

— «Entendido».

Ryuji ve como Yashiro contrae sus piernas de tal manera que la herida deja de sangrar, lo que hace que lo vea con algo más de interés.

— Veo que tienes más de un truco…

— Si, de hecho tengo varios…

— ¡…!

El chico escucha una voz en su oído y sorprendido, gira la cabeza, para ver un pie directo frente a sus ojos. Afortunadamente, su control sobre el viento y rápidos reflejos hacen que con una simple inclinación de cuello, este esquive la patada. La cual levanta un vendaval que levanta una cortina de tierra y despeina a gran parte de la audiencia.

— Pensé que no podrías moverte con esas heridas.

— ¡He sufrido peores cosas que unas malditas agujas en las piernas macarra!

Yashiro barre las piernas del muchacho, quien queda de espaldas al suelo.

— ¡Eres mío!

— Piensa otra vez…

— ¡…!

Gracias al viento de Ryuji, este queda suspendido, de espaldas al suelo pero sin caer. Este detiene el golpe de Yashiro con una mano y se queda mirándolo por fracciones de segundo.

— Ahora pelearemos en mi terreno.

— ¡¿…?!  ¡BUGH!

En medio de esa situación, Yashiro es disparado por una patada directamente hacia el cielo.

Toda la audiencia mira como el muchacho asciende en el firmamento hasta casi llegar a las nubes. En ese momento Ryuji se endereza y salta con muchísima fuerza, lo suficiente como para dejar un pozo en el suelo.

— ¡COF! ¡COF!

Ya varios metros sobre la tierra, Yashiro se cubre el estómago con las manos, tratando de tomar aire.

— «Diablos… aun con mi escudo ese golpe no fue un chiste…» — pensó Yashiro ahogado por el golpe.

— Bienvenido al terreno del viento…

— ¡…!

Yashiro gira levemente la cabeza para ver a su oponente con los pies envueltos en viento.

— Veamos cómo te las arreglas con esto…

El muchacho comienza a canalizar viento en su pie, el cual lo levanta por sobre su cabeza y ambas manos en los bolsillos. Tal cantidad se acumula en su pie que las nubes comienzan a girar en torno a él.

—… « ¿Es una broma verdad? »

Heaven’s Punishment…

Finalmente el golpe cayó sobre el muchacho, quien recubrió todo su cuerpo con su escudo. Sin embargo, el impacto fue tal que al recibirlo, casi pierde la conciencia y escupe una gran cantidad de sangre.

El muchacho cae a una velocidad aterradora hasta estrellarse contra la arena, la cual se destruye por completo por el impacto.

— No creo que puedas resistir eso… al menos, pudiste hacerme pelear enserio después de tanto tiempo.

Yashiro se encontraba tenido en el medio del suelo, completamente inconsciente. La patada había aterrizado en sus brazos al cubrirse el cuerpo, pero el impacto sobre su columna lo hizo perder la conciencia.

Ryuji ya se disponía a bajar de las alturas, todos estaban asustados por el acontecimiento, pero gracias al accionar de los profesores y adultos presentes, nadie salió herido por la demolición total de la arena.

—… ¿Huh?

Enju y Momoka se habían cubierto la cabeza para defenderse de los escombros, pero por alguna razón nada cayó sobre ellas.

— Vaya, Vaya… pensar que te entrene por 3 meses y te asustas de un montón de cemento… En-chan…

— ¡Kaiga-sensei!

Afortunadamente para las chicas, Kaiga había acabado con sus asuntos y se encontraba cerca. Este había usado una versión más débil del Green Room de Miu para proteger a ambas chicas de los escombros. Finalmente, este decide deshacer el cuarto.

—… ¿Eh?

Los tres se quedan bastante anonadados al ver que los escombros simplemente se encuentran flotando.

— Oh, Kaiga, trae a las chicas cerca nuestro, me será más fácil controlar las cosas.

— « ¿Por qué debes opacarme así, Kenjuro…?» — pensó Kaiga un poco triste.

Kenjuro uso su poder de gravedad para detener y reacomodar los escombros para que nadie resultara herido, aun así, no cambiaba el hecho de Yashiro se encontraba en suelo completamente noqueado.

En cuanto a su oponente ya se encontraba a pocos metros del suelo, aun en su modo de Overburst. Cuando finalmente llego al suelo, este se acercó al muchacho y lo miro desde arriba.

— Fue corto, pero tienes mis respetos…

—… ¿Quién quiere tus respetos, bastardo?

— ¡…!

De la nada, Yashiro se levanta con una macabra sonrisa en su cara. Su Overburst no se había desvanecido.

— ¡¿Estabas fingiendo!?

— Claaaaro, ¿Crees que soy tan fácil de vencer?

En ese momento, Yashiro se puso rápidamente bajo Ryuji, quien se encontraba con la guardia baja. El muchacho aprovecho para mandar al mohicano nuevamente hacia las nubes con un potente golpe.

— « ¡Yashiro! » — pensaron las chicas aliviadas.

— «Sora… se me ocurrió algo.»

— ¿…?

— « Haz esto…»

En las alturas, Ryuji tocio fuertemente debido al golpe en la barriga. No obstante, este sonríe luego de eso.

— Este es mi terreno, engreído… ¿Crees poder ganarme aquí…? ¡NO TE HAGAS ILUSIONES!

Las nubes se dispersan y en medio de aquel azul una enorme aura verde inunda la vista de todos los que se encontraban dentro de la academia, incluidas Misora y Akira quienes volvieron a voltearse.

— Ryu-chin… ¿realmente Yashiro es tan fuerte?

— «Esto es inaudito… se supone que ya le quite más poder del que yo misma puedo soportar… ¿Cuánto poder necesitas para derrotar a una rata debilitada, Fuudo? »

Ambas ya se encontraban estupefactas. Era la primera vez que veían a Ryuji de esa forma. Tal fue el impacto de esa imagen, que Misora decide regresar corriendo a la arena.

— Esto debo verlo… — dijo Misora preocupada mientras corría.

De nuevo en la arena, Yashiro veía desde el suelo la imponente aura esmeralda de su oponente. Sin embargo este no se inmuta, es más, parecía estar feliz de ello.

— Bueno… es hora de la verdad Sora…

— Si… bajemos al mismo dios del viento…

— De su nube…

El suelo tembló por momentos mientras Yashiro liberaba un aura morada igual de intimidante que la de Ryuji y salto directamente hacia él.

Se podía ver como la gran aura morada iba camina hacia el pequeño fragmento de cielo color esmeralda desde cualquier punto de la academia.

— ¡Shirazaki~~~!

— ¡Fuudoooo~~~!

Finalmente, ambos guerreros colisionaron en medio del cielo, dejando salir una gigantesca cantidad de aura violentamente. Tan violento fue el choque que la onda expansiva hizo volar los escombros del estadio y destruía todas las ventanas a su paso. Tanto alumnos como profesores por debajo del rango SS tenían serios problemas para no ser arrastrados por la onda y el feroz viento.

El cielo de la academia se tiño por un lado de color esmeralda, mientras que otro de color morado oscuro. En las alturas, estos dos jóvenes catalogados como monstruos intercambiaban golpes violentamente, cada uno tan salvaje y poderoso como el Cyclon Straight o el Void Atomizer.

Sangre y sudor caían a medida que los increíbles impactos retumbaban a la distancia.

— « ¿Por qué…? ¿Por qué…?» — pensó Ryuji mientras seguían intercambiando golpes. — ¿¡Porque no caes!? — grito.

—… Je…

—¡…!

Una patada en la boca, hace que Ryuji retroceda varios metros, pero esto le permite ver lo que realmente está sucediendo.

— ¿¡Huh!?

Yashiro estaba literalmente parado sobre el aire. Ryuji no entendía como era esto posible, se suponía que él era el único capaz de realizar eso.

— ¿Te sorprende?… Ya no eres el único habitante de este terreno, “Dios del viento”.

Antes de que todo esto ocurriera, Yashiro se percató de la gran desventaja que tendría si enfrentaba a Ryuji en el cielo, por lo cual ideo una contramedida. Crear algo sobre lo que moverse.

El aire ocupa espacio, por lo que este es materia. Utilizando su Burst del vacío, Yashiro literalmente hizo que el aire ocupara más espacio y sus moléculas se juntaran, volviéndolo un fino suelo sólido. Junto con su capacidad de aligerarse a sí mismo, el chico fue capaz de lograr caminar por el cielo, literalmente.

— ¡NO ESTES JODIENDO, ENGREIDO! «Cyclon Straight»

«Void Atomizer»

Yashiro hizo uso de su nueva idea para impulsarse hacia Ryuji, haciendo que ambos golpes chocaran. La manga de Yashiro fue hecha pedazos y su brazo sufrió serios daños cortantes por el golpe de Ryuji, mientras que del otro lado, el brazo de Ryuji sufrió serios desgarros y sus huesos casi se vuelven polvo por el titánico impacto del ataque de Yashiro.

Ambos retrocedieron, con sus brazos derechos completamente deshechos No obstante, esto no les impidió continuar su intercambio de golpes solo con las piernas y su brazo sano.

Misora finalmente llego a lo que antes era una arena de combate. Esta queda impresionada y ve hacia arriba como la mezcla de auras y estridentes sonidos continua.

— ¡Ryu-chin! — grita Misora preocupada.

— ¡Yashiro! — gritaron las chicas.

Al escuchar ambos gritos, los chicos deciden que es hora de bajar.

— ¡Es hora de que vuelvas a tierra, idiota!

Shirazaki logra golpear a Ryuji por encima del hombro del brazo herido con una patada al dar una especie de voltereta, haciendo que este comience a caer en picada hacia el suelo.

— ¡No bajare solo! — grito Ryuji.

— ¡…!

Una especie de lazo se envolvió en la garganta de Yashiro y lo jalo junto con Ryuji hacia el suelo.

— ¡Aterrizaras primero, malnacido! ¡Wind Rodeo!

— ¡AUWAAAAAAAAAHHH!

El impacto fue terrible, tanto así que Yashiro pudo sentir como le faltaba el aire y sus costillas ya estaban en las últimas. Sin embargo Ryuji cae poco después, aunque gracias a su control de aire este cae de manera mucho más controlada y suave.

— Ahhhhh…Ahhhhh… Maldito…Engreído. Me estas costando más trabajo del que tenía pensando.

— Je, Je… ¡COF!… ¡BLUERG! ¡COF!

Yashiro se levantaba lentamente mientras tosía y hasta vomitaba sangre debido a las heridas del combate. Ryuji tampoco estaba mejor, los golpes de Yashiro también habían pasado factura. Ambos con cortes, huesos casi destruido y con un brazo en un estado más allá de deplorable, aún seguían en pie negándose a perder.

— No creo poder dar otro golpe después de este… Je, ¡COF!

— Maldito engreído… ¡UGH!

Ambos avanzaron lentamente hacia el centro del demolido lugar. Las chicas y adultos viendo desde las demolidas gradas y Misora desde la entrada que no había sido tapada por escombros.

Les dolía ver a gente que les importaba en ese estado, pero sabían que si se interponían no cambiaría nada. Ya no era cuestión de cuentas o una misión, era cuestión de orgullo e ideales.

— Acabemos esto de una buena vez… — dijo Yashiro bastante moribundo.

— Si… esto ya ha durado demasiado… — respondió Ryuji en igualdad de condiciones.

Ambos chicos comenzaron a reunir tanta energía como podían en sus brazos sanos, tanto que las fluctuaciones hacían vibrar el suelo y levantaban el polvo del suelo.

— Este es el último ataque… — murmuro Seiji.

— ¡Con esto acaba todo Fuudo~~!

— ¡Shirazaki~~!

— «Por favor…Yashiro/Ryu-chin… véncelo.» — pensaron las chicas y Misora al verlos arremeter el uno contra el otro.

Ambos salieron tan velozmente como pudieron y una enorme explosión tomo lugar en la colisión, tan grande que la nube marrón se pudo observar desde toda la academia. Se podía ver como la tierra y cayendo nuevamente al suelo y dejaba ver el resultado. Ambos chicos se encontraban de pie frente a frente, con la cabeza baja.

—…Oye, pensar que te guardabas eso hasta el final…

— Eres el primero en quien lo uso… no pensé llegar a usar…eso.

— Diablos… odio… ser el que pierde pero no puedo ni siquiera quedarme despierto

— Solo cae… de una maldita vez.

— Je… es tu victoria por ahora, Fuudo Ryuji.

Tras esas palabras, las lágrimas de las chicas caen al igual que un enorme grito de alegría de Misora. El Overburst de Yashiro se desvanece y el muchacho cae al suelo de espaldas con el pecho hundido en su cuerpo debido al bestial último golpe de Ryuji.

Sin embargo, lejos de demostrar dolor, Yashiro cierra los ojos con una sonrisa de satisfacción en su rostro. Ryuji es socorrido por Misora, quien lo carga sobre uno de sus hombros.

— ¡Felicidades Ryu-chin!

— Eso…estuvo cerca… Je.

— Ryuji, ¿te has reído?

— Si, supongo que sí. Ha pasado tiempo desde la última vez que me divertí tanto…

—…Ese chico, definitivamente, no es una rata.

— Si, definitivamente, lo haré un rival a superar. Algún día lo venceré en igual de condiciones.

— Si, Si…

Misora se retiró lentamente de la destruida zona de batalla con una sonrisa en su rostro, al igual que su compañero, quien perdió la conciencia pero no su satisfacción por la pelea. Yashiro es derrotado por segunda vez.

CAPITULO ANTERIOR|ÍNDICE| SIGUIENTE CAPÍTULO

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s