The Returner: Capítulo 4


(4/5)

Traductor: The Un-Neet~   

Corrector: Skerly


Episodio 2:

Ah, ¿es así?(1)

“Voy a renunciar.”

La vida de un oficinista – por así decirlo – ser un trabajador duro maltrecho era la verdad para básicamente cada oficinista alrededor del mundo. Ya sea si uno era un oficinista de bajo rango utilizado como chico de los recados, o alguien en una posición de alto directivo, todos tuvieron sus propias pruebas y tribulaciones por el cual sufrir.

Así que, ¿quién no habría jamás fantaseado en salir de sus trabajos?, muchos sueñan esto varias veces al día, pero ellos lo soportaban simplemente porque tenían que pensar en sus monadas de retoños y otros extremadamente significativos esperando en casa.

“Definitivamente renunciaré.”

Pero ahora, la situación era simplemente demasiado terrible para soportarlo más.

La organización en el que este tipo trabajaba – se veía oh-tan reluciente y brillante en el exterior, pero internamente, estaba podrida hasta la médula.

Desde la perspectiva de los forasteros, él era un empleado del gobierno con un dulce paquete remunerado – un trabajo de ensueño, en efecto. Pero la realidad era que… sus horas de trabajo oscilaban como los estados de ánimo oscilantes de una mujer pasando por la menospausia, la presión de su trabajo le recordaba del infierno eterno, y el nivel de estrés que sufría debido a las políticas entre oficinas era tan alta que su propio psiquiatra le recomendó encontrar otra linea de trabajo, para que no perdiera el último vestigio de su sanidad.

Hoy era lo mismo.

Realmente, él solo era capaz de ir a casa a las 5 de la mañana, ¿así que cómo podría tener sentido que le dijesen que regrese al trabajo a las 11?

No, él entendía. Podía entender bastante el por qué.

Él podía entender, ya que el trabajo era demandante y constante.

Pero aun así. Ordenar a un hombre, que por fin fue liberado del trabajo infernal y fue a casa a las 5 de la mañana tras dos días seguidos en el trabajo, para regresar a las 11 como si fuera un gesto benevolente – ¿cómo demonios eso siquiera tiene sentido?

“Hoy, usaré esta carta de renuncia. Lo juro.”

El señor Choi Jung-Hoon metió la mano dentro de su chaqueta y tocó la carta de renuncia. Ya ha sido un año completo desde que empezó a llevar esta carta.

Solo hace una semana, él cambió el sobre que se había manchado con suciedad y mugre de la punta de sus dedos a uno completamente nuevo.

Hoy, definitivamente le empujaría esta carta en la cara de su jodida capitana del equipo, su jefe.

Mientras caminaba a su oficina en las calles vacías, qué pasa con todos los demás que ya han ido a trabajar, él se sentía algo así como con bajos espíritus, pero al mismo tiempo, no tan mal del todo.

¿Tan solo cómo podría una calle así de ancha no tener ni una alma en ella?

Oh bueno.

Aquellos con trabajo habrían llegado a sus puestos de trabajo respectivos para ahora; los estudiantes habrían empezado sus lecciones en las escuelas hace mucho tiempo, y para el resto, ya sea amas de casa saliendo a hacer sus compras diarias al super tras conseguir algo de tiempo libre al enviar a sus niño a la escuela, o los desempleados. Tal vez incluso…

Fue en este momento que la vista de Choi Jung-Hoon descendió en un hombre.

Con una capa hecha jirones que nadie podía decir de dónde cayó cubriendo todo su cuerpo, este chico estaba en cuatro, ocupado tocando y frotando el suelo.

‘Ah, me olvidé de los vagabundos también.’

Obviamente, los vagabundos con nada mejor que hacer serían vistos merodeando por estas horas también. Sin embargo, las cosas que éste en particular estaba haciendo parecían un poco raras. Las puntas de los dedos del hombre ocupado tocando el suelo le daban espasmos de tanto en tanto; entonces de repente, su cuerpo entero empezó a temblar notablemente.

‘¡¿Le está dando un ataque?!’

Choi Jung-Hoon sacó rápidamente su teléfono móvil. Si ese hombre estaba enfermo, entonces tenía que llamar a una ambulancia, ya que, lamentablemente, no tenía ningún conocimiento de primeros auxilios en una situación como esta. Además, ¿El servicio 1191 no existía precisamente para momentos como este?

No obstante, un gemido un tanto extraño podía ser escuchado del hombre.

“Ah…ah,ah…”

“Hmm…”

A la vez que todavía cargaba el teléfono al aire libre, Choi Jung-Hon continuó observando las acciones de este hombre extrañamente vestido.

A pesar de que sonó como un gemido, la voz misma sonó más bien joven. Por supuesto, incluso gente joven podía sufrir de ataques, pero Choi Jung-Hoon pensó que sería prudente mirar por un poco más.

‘No parece que sea un vagabundo.’

Ahora que le echó un vistazo de más cerca, esa cosa que parece una capa tenía este olor inconfundible de hecho-en-casa en ella. Era algo obvio, realmente, ya que nadie vendería una capa como esa de todos modos, así que si alguien quisiera vestir una, entonces tendría que hacerlo por sí mismo.

Este hombre era joven.

Su sentido de la moda era obviamente peculiar.

Y sus ropas eran todas aparentemente hechas a mano cuanto más Choi Jung-Hoon miraba.

Él no se veía enfermo tampoco.

Añadiendo todo eso junto, Choi Jung-Hoon podía más o menos adivinar la identidad de este extraño hombre justo enfrente de sus ojos.

Este hombre… era un cosplayer.

No solo eso, un cosplayer que fue tan lejos como un cosplayer podría posiblemente ir – un hombre que se puso un traje no para los otros, sino para satisfacer sus propias “situaciones” delirantes.

Probablemente, la situación actual debe de ser que él estaba siendo contactado por la energía mágica de las profundidades de Hades o algo así.

Han habido un incremento de varios estúpidos un tanto ‘dementes’  con tipos de ‘situaciones’ similares después de que el mundo se fue al infierno inevitablemente varios años atrás. Todos ellos querían poseer poderes asombrosos, pero ya que no lo tenían, el único lugar donde podrían tenerlo era dentro de sus propios delirios.

Ya que el chico siguió diciendo “ah,ah,a”, ¿Estaba él intentando gritar “Asmodeus”? ¿O “Astaroth”?

No tan común como “Diablo” o “Beelzebub” pero todavía lo suficientemente apropiado.

Parecía ser que este joven hombre vino con una ‘situación’ bastante única para sí.

Lo que era desafortunado, porque las expectativas de Choi Jung-Hoon estuvieron completamente fuera de la marca.

“¡¡Ah… Ah, ah!! ¡¡¡¡Asfaltoooooooooo!!!!”

El extraño joven frotó el suelo sin parar, y entonces, procedió a plantar su cara en el suelo y empezó a frotarla apasionadamente.

“¡¡Asfalto!! ¡¡Es asfalto!! ¡¡Es tan duro!! ¡¡Duro!! ¡¡¡¡¡Eujajajajat!!!!!”

Choi Jung-Hoon miró al joven lanzar un ataque de emociones como si estuviera convulsionando y sonrió para sí mismo bastante cálidamente.

Parecía que, lamentablemente, estaba equivocado.

Él entonces desbloqueó el teléfono y marcó el número de emergencias.

“¿Hola? ¿119? Hay una persona en medio de la calle y su condición no se ve tan bien. Creo que podría ser un problema psicológico. Por favor apresúrese a este lugar y llévenselo. ¿Perdone? ¿Debo llamar a los policías? No, espera, él no ha cometido un crimen, y es simplemente un discapacitado o se ha vuelto loco en su lugar por como se ven las cosas. ¿Sí? ¿La policía? Espera un minuto, ¿Esta negándose a enviar a alguien? ¿No? ¿No lo está?”

Ignorando completamente si Choi Jung-Hoon estaba hablando en el teléfono o no, el joven rodó en el suelo – antes de que repentinamente retrocediera y empezara a buscar frenéticamente. Fue en este momento cuando Choi Jung-Hoon se percató de lo peligrosa que era su situación actual.

Parecía ser que el loco estaba ocupado buscando algo, un objetivo de algún tipo, y encima de esta ancha pero vacía calle, solo eran él y el loco.

“Ah, creo que podría estar en algún tipo de peligro aquí. Llama a la policía por mí también por el momento. Y por favor envía a alguien al mismo tiempo – podría no estar en una pieza para el momento en que ustedes lleguen.”

Afortunadamente, parecía que el joven no puso a Choi Jung-Hoon en sus ojos. En su lugar, la dirección donde su mirada puntiaguda aterrizó fue en uno de las invenciones más convenientes del mundo moderno, un objeto de metal con forma de caja de pie junto a la pared.

“¡¡¡¡¡Una m-máquina expendedora!!!!!”

El extraño joven se arrastró hacia la máquina expendedora todavía en cuatro, y como si recreara al escena de Gollum contemplando ansiosamente al Anillo Único, extendió la mano y trató de frotar las bebidas frías detrás de la pantalla de vidrio.

“¡¡Una m-máquina expendedora!! ¡¡Es Cola!! ¡¡Sprite!! ¡¡¡¡¡Una máquina expendedora!!!!!”

Esto parecía ser una enfermedad seria. ¿Qué pasaría si este joven arrasara con todo antes de que los servicios de emergencia lleguen…?

Fue en ese entonces. El joven demente volteó su cabeza y sus ojos se fijaron en Choi Jung-Hoon.

Estremecimiento.

Choi Jung-Hoon retrocedió asustado imperceptiblemente. Los ojos inyectados en sangre del joven loco fulminándolo con la mirada parecía tan extraño y misterioso. Era como mirar a una bestia salvaje y sin domar.

Choi Jung-Hoon ha visto una buena cantidad de locos en su trabajo. Algunos de ellos incluso eran asesinos, y otros de ellos estaban incluso ‘más allá’ de eso.

Pero la luz irradiando de los ojos de este joven estaba en un nivel completamente diferente. Difícil de saber lo que era tan diferente en esta vez, sin embargo las ondas viniendo de las poderosas emocione en sus ojos hicieron a Choi Jung-Hoon retroceder automáticamente.

El rostro debajo de la capucha sucia no era mayor a veinte, como mucho. Sin embargo, sus ojos que no encajaban para nada con su rostro joven hizo imposible estimar su verdadera edad.

La manera en que caminaba era casi exactamente como un depredador lentamente cortando los caminos de retirada de su presa recién arrinconada.

Tragar.

Choi Jung-Hoon tomó un gran trago inconscientemente.

Había una voz llamándolo desesperadamente de su teléfono, pero la boca de Choi Jung-Hoon no quería moverse.

Su cabeza se sentía como si se estuviera liando toda.

Él sabía que tenía que llegar a alguna clase de algo, pero no podía formar un pensamiento coherente en lo absoluto.

El joven loco finalmente se paró justo delante de él, entonces reveló una fila de sorprendentemente blancos dientes mientras sonreía.

“Ahjussiº.”

“……..”

“¡¡Ahjussi!!”

“¿Mmph? ¿Mm?”

Un repentino asalto de silencio.

Él parecía dudar ligeramente, antes de que una voz un tanto sombría se le escapara de su boca. Las palabras sin prisas y lentamente dichas del joven cayeron directamente en los canales auditivos de Choi Jung-Hoon.

“¿Me puedes prestar 1.300 Won para poder comprarme una Cola?”

“…..”

“¿Y Bien?”

Choi Jung-Hoon cortó la llamada.

*

SFX de un refresco abriéndose

El sonido de una lata de Cola abriéndose era tan refrescante como siempre.

Choi Jung-Hoon tomó un ligero sorbo de su Cola y entonces puso su mirada en el joven junto a él que estaba ocupado tragando.

Este extraño joven, imposible de descifrar tan solo de dónde logró aparecer, se había apropiado forzosamente del dinero de Choi Jung-Hoon, y entonces, empujó ese dinero a la máquina expendedora y se consiguió una lata de Cola.

Como si una lata no fuera suficiente, se consiguió tres consecutivos y los vació de una. Y ahora, él estaba recostado contra la máquina expendedora como un gato sonriente con una espalda cálida y un estómago lleno, mientras deja salir un gran ¡¡burp!!

¡Dios, mi dinero duramente ganado…!

A pesar de que solo fueron 5000 Won, cosas preciosas siempre serían preciosas independientemente. Si Choi Jung-Hoon estuviera donando por una caridad, bien, él no se sentiría así de mal. Pero, en su lugar, este joven era menos que un vecino en necesidad, y más un encuentro desafortunado.2

‘Y se ve más o menos bien también..’

Si uno fuera a escudriñar el joven apropiadamente, él no era un chico con mala apariencia. No era lo que unos podrían considerar guapos, pero por la otra cara de la moneda, él tampoco era un adefesio de ninguna manera. La ceja ligeramente elevada lo hacía ver con un poco mal genio y algo mal intencionado, pero incluso con eso, él tenía características faciales lo suficientemente buenos.

Pero entonces, por qué un chico como él…

“¿Por qué caminas por ahí vistiendo eso?” (Choi Jung-Hoon)

“No es nada como eso. Bueno, tan solo digamos que las cosas de alguna manera resultaron de esta manera.”

Una clara señal de irritación estaba por todo el rostro del extraño joven. Era como, Deja de molestarme con esas preguntas inútiles ya que estoy lleno y tengo una espalda cálida ahora. Qué b*stardo desagradecido era.

“La gente se burlará de ti. Deberías de conseguirte unas ropas apropiadas.”

“Sí, sí. Ese es mi plan.”

Repentinamente, Choi Jung-Hoon se sintió ofendido. Él estaba preocupado por este extraño joven, y aun así este loco y desagradecido imb*cil todavía mostraba su molestia y encima de eso, estaba proclamando esas palabras: “ahora que terminaste de darme cosas, mejor sigue tu camino ahora; no hay nada que te esté dando, ¿Así que por qué sigues aquí?”

“¿Qué estás haciendo en este momento del día? ¿Por qué no estás en la escuela?” (Choi Jung-Hoon)

“¿Por qué no estás en el trabajo?”

Viendo al joven no respondiéndole a su superior primero y en su lugar replicar devuelta, ahora estaba claro que este hombre estaba irremediablemente carente de etiqueta social.

“Estaba en camino.” (Choi Jung-Hoon)

“Bueno, entonces deberías de apresurarte. No hay nadie más en el camino, ¿así que eso no quiere decir que realmente estás tarde para el trabajo? Pero espera, ahora esto es realmente raro. ¿Por qué no hay nadie más en esta ancha calle, me pregunto?”

“Bueno, el tiempo es lo que es, así que..” (Choi Jung-Hoon)

Choi Jung-Hoon habló, antes de cerrar abruptamente su boca.

Ahora en serio, esto era en efecto bastante raro – ¿Por qué nadie ha pasado por esta calle hasta ahora? Además, su llamada al 119 justo ahora se cortó repentinamente también, ¿Así que por qué una ambulancia o algo así no se ha mostrado aún?

“¿Huh?”

Choi Jung-Hoon tuvo una repentina e inexplicablemente mala premonición.

Él examinó rápidamente sus alrededores. Si sus pensamientos era correctos, entonces esto podría ser la absolutamente peor de todas las malas situaciones.

Y la mirada de Choi Jung-Hoon se detuvo en un lugar en particular.

En el distante final del camino, él vio una figura borrosa. Y esa figura estaba creciendo rápidamente. Más correctamente, la figura se estaba acercando a él y al loco joven tan rápido que su percepción fue engañado en pensar que la figura estaba creciendo.

“Estamos acabados.” (Choi Jung-Hoon)

Choi Jung-Hoon finalmente entendió al situación en el que estaba. También entendió que no había manera en que podría escapar de este lugar también. La peor situación posible ha pasado en el peor momento posible.

‘debí haber renunciado a mi trabajo ayer…’

…Si hubiera sabido que iba a morir así hoy.

Choi Jung-Hoon suspiró profundamente, y entonces, miró al extraño joven junto a él con un par de ojos compasivos.

‘Por cierto… ¿Qué está haciendo aquí, de todos los lugares?’ 


Notas:

0-Ahjussi generalmente significa señor o un hombre mayor con una diferencia de edad grande. Así que sí, Yi Ji-Hyuk se referencia a él de un modo irrespetuoso.

1-TI: el número de emergencias Coreana es 119

2-TI: hay un chiste aquí usando un juego de palabras en Corea, pero cuando se tradujo al inglés, este es el resultado…


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

 

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s