I Reincarnated For Nothing – Capítulo 117


Misión Imposible (4)

 

EZ: 1/2


Era un día soleado  Las flores estaban en plena floración. Las abejas volaban alrededor y los pájaros cantaban.

 

El cielo era azul y claro como si reflejara el agua del océano.  La santa sacerdotisa estaba sola en medio de un jardín bien cuidado y hermoso. Estaba disfrutando del sol. Sus ojos estaban cerrados y había una sonrisa de placer en la comisura de su boca. Realmente la hizo parecer inocente y pura.

 

(Al mirarla ahora mismo, es realmente una chica hermosa que merece el título de la santa sacerdotisa….)

 

No era como si llevara un atuendo con características distintas. Era un traje blanco homogéneo para las discípulas. Era un atuendo sencillo, decorado con una cruz dorada, que era el símbolo de la santa sacerdotisa. Sin embargo, su pelo liso y negro fluía por encima del atuendo. Su cabello actuaba como el mejor accesorio que podía adornarla.

 

La luz del sol caía sobre ella, y era como si un halo estuviera siendo lanzado a su alrededor. Pero estaba emitiendo una luz que excedía la luz del sol. Aunque Artpe conocía su verdadera naturaleza, casi se deja engañar por su apariencia.

 

“Sé que es un clima muy agradable, pero no deberías dormirte de pie.”

“H… Héroe-nim.”

 

Cuando Artpe se acercó a ella, la santa sacerdotisa se quedó muy sorprendida. Era comprensible. El horario de la tarde para el grupo de los héroes estaba bastante lleno. Como si Artpe entendiera todo esto, tenía una sonrisa en la cara.

 

“Se lo dejé todo a Maetel. No puedo abrir la boca de par en par mientras muevo la mano sin pensar a la multitud que está encima del balcón. Además, no puedo escuchar los cuentos viejos y aburridos de esos viejos malolientes”.

 

Pero Maetel podía hacerlo, ya que era una idiota.

 

“Pero…. Estas son tareas que debes completar si quieres ganar reconocimiento como el héroe de Paladia.  Si sólo envías a Maetel-nim…..  Si sigues haciendo eso, la posición de Maetel-nim crecerá a medida que la posición de Artpe-nim disminuya.”

“No me importa lo que los demás piensen de mí. De todas formas, quería tener una conversación contigo. No quiero que nadie nos moleste”.

 

“Ah. Ooh ooh ooh.”

 

Con las sencillas palabras de Artpe, las mejillas de la santa sacerdotisa se volvieron rojas. Estaba tan avergonzada que no sabía qué hacer consigo misma. Le hizo preguntarse cómo podía ella decir esas palabras en su habitación. Le hizo preguntarse si ella era la misma mujer.

 

Por supuesto, la santa sacerdotisa ya estaba podrida hasta las raíces. No se pudrió, porque las impurezas fueron introducidas desde el exterior. Se había podrido por dentro. En cierto modo, era como Aria. Era una doncella inocente criada en una buena familia. De hecho, no había tenido la oportunidad de conocer a chicos de su misma edad. Por eso había crecido anhelando al héroe!

 

“Ya…. ya veo. Supongo que no se puede evitar. No habría ido bien si su santidad hubiera visto esto, pero está ocupado en este momento…..  Sentémonos aquí.”

 

“Está bien.”

 

Vadinet se puso nerviosa mientras llevaba a Artpe hacia una instalación de un pabellón dentro del jardín. Artpe detuvo a Vadinet, que estaba a punto de ir a buscar té. Artpe sacó un juego de té y una tetera de su Bolsa Dimensional. Cuando vio esto, sus ojos se abrieron mucho.

 

“¿Llevas todo esto contigo?”

“En realidad, todos estos son artefactos.”

“Hoo hoo. Ya veo.”

 

La santa doncella no lo tomó en serio, pero realmente eran verdaderos Artefactos. El juego de té podía comprobar si las hojas de té tenían propiedades venenosas. También podría comprobar si hay efectos mágicos. Si los efectos eran negativos, se eliminaba. Si los efectos fueran positivos, se amplificaría el efecto. Era un artefacto que poseía una excelente habilidad. Después de pasar por el Refuerzo de Artpe, el Artefacto había alcanzado un estado bastante asombroso.

 

“Si inyectas Mana en él, producirá agua limpia. También hervirá el agua”.

“Oh vaya———.”

 

Pero el protagonista de hoy no era la tetera. Artpe sacó otra cosa de la bolsa dimensional. Con cuidado sacó un puñado del contenido de la bolsa. El té aún no había sido preparado, pero ya podía oler una fragancia clara. Ella ladeó la cabeza, perpleja.

 

“¿Esas hojas de té…?”

“Son del Árbol del Mundo. Las adquirí después de ayudar a los elfos”.

“Ah ah ah.  Me enteré de ese incidente por los demás. Fue un incidente causado por los deseos insaciables de innumerables seres humanos. Si el Héroe-Nim no se hubiera adelantado…”

 

En asuntos como este, ella manifestó un comportamiento normal. Ella se convirtió dramáticamente en otra persona cuando se trataba de cualquier cosa que tratara con el héroe. Artpe suspiró mientras ponía las hojas de té en la tetera.

 

“Parece que Héroe-nim no sólo practica los caminos de la magia. Tienes talento para otras disciplinas”.

 

“No, casi siempre uso magia para todo.”

 

El agua estaba dejando salir un fragante aroma. Esperó a que el té se enfriara hasta que se pudiera beber. Vadinet fue tocada por el gesto al recibir su té. Una vez más se sintió profundamente conmovida cuando tomó un sorbo. Sus ojos azules estaban llenos de una luz dorada. 

 

“Estoy tan feliz de querer hacer de este día unas vacaciones.”

“Ya veo…. me siento honrado.”

“Sí, por eso quiero presentarle esta idea al Papa más tarde.”

 

¡¿Ella realmente se estaba esforzando?!  rtpe puso una expresión de satisfacción en su cara. Se preguntó si debía anular la idea de la santa sacerdotisa, pero dudó. Había verdadero deleite en su rostro para variar, así que no quería perturbar eso. Decidió dejarlo pasar.

 

(Su comportamiento es un poco excesivo si ella simplemente está actuando de esta manera, porque yo soy el héroe……  ¿En qué diablos está pensando? Mierda. No tengo ni idea.)

 

No tenía ni idea de cómo podía devolver a esta mujer a su sano juicio. Silpennon ya había rechazado esta tarea, así que no podía simplemente intimidar a Silpennon para que la retomara. Aún así, le costaba creer que esta mujer se había enamorado de él.

 

“Héroe-nim.  ¿Héroe-nim?”

 

Estaba muy metido en sus pensamientos, pero regreso cuando la santa sacerdotisa le llamó.

 

“Héroe-nim, ¿no ibas a preguntarme algo?  Siempre he vivido en este lugar, así que no hay mucho que pueda responder….”

 

“Ah. Es suficiente. Pronto serás parte de nuestro grupo, así que sería extraño que no supiéramos nada el uno del otro. Sólo quería saber de ti.”

 

“Entonces———-.”

 

Los ojos de la santa sacerdotisa volvieron a brillar. Pensó que su reacción fue un poco excesiva.

 

“¿Me hablaras de ti mismo?”

“Por supuesto.”

 

Ese había sido su objetivo desde el principio. Los ojos de Artpe también brillaban.

 

“Entonces…. No hay mucho que contarte sobre mí, así que empezaré primero…”

 

Sus mejillas se pusieron un poco rojas al abrir la boca. Se enfrentó al rostro de Artpe, y finalmente dejó a un lado los pensamientos de su mente por un corto período de tiempo: “¿Cómo separo a Maetel de Artpe?

 

Empezó a hablarle de sí misma.

Maetel estaba cubriendo a Artpe haciendo todas las tareas programadas dentro de Lihazeta. Ella dio una sonrisa brillante y viciosa a los sacerdotes de alto rango, que habían estado tratando de atender todas sus necesidades. Volvió a su habitación. Cuando entró, vio a Artpe acostado sobre la cama.  Parecía un calamar seco que se extendía sobre la cama.

 

“Uh. Estás aquí….”

“Artpe, ¿por qué pareces tan cansado?”

“Ooh ooh.  Estoy harto de las mujeres….”

 

Además, odiaba intentar complacer a una mujer.

 

“Así es. Todas las mujeres aparte de mí son malas. Me alegra que reconozcas este hecho”.

“Todavía no me entiendes completamente….”

 

Había estado con Vadinet hasta que Maetel regresó. Había estado cara a cara con Vadinet, y durante toda la reunión, pensó en lo que ella estaba pensando y en lo que ella quería.  Cuando fue liberado de tales pensamientos, su mente quedó en un estado de agotamiento.

 

“Hmmmmmmm.”

 

En las palabras de Artpe, Maetel entrecerró los ojos mientras se acercaba a Artpe en la cama. Ella se tiró al lado de él. Había un ligero olor a sudor, pero también había ese dulce olor corporal que siempre olía en Maetel. Los dos olores se mezclaron mientras el olor hacía cosquillas en la nariz de Artpe. Artpe emitió una leve sonrisa mientras hablaba.

 

“Hueles a sudor.  Ve a bañarte”.

“¡Artpe, eso es demasiado! Sufrí todo el día por mi cuenta, ¡pero tú me hablas así! Eh-eet!”

 

Maetel ignoró rotundamente las palabras de Artpe. Se esforzó mucho para estar cerca de él. Era el resultado que él esperaba, así que decidió no decir nada al respecto. Decidió disfrutar de lo que estaba pasando ahora mismo. 

 

“¿Esos ancianos hicieron algo anormal?”

“No. Estuvieron muy dóciles hoy. El abuelo papa no era abierto sobre sus acciones, pero había muchos hombres que dejaban salir un olor húmedo e irritante”.

 

“¿Estás seguro de que no estás confundido con el olor de los solteros? Ah-yaht.”

 

Artpe se estaba divirtiendo con ella de nuevo, así que Maetel le dio un puñetazo ligero. Ella lo bajó sobre la cabeza de Artpe.  Entonces ella arrojó su cuerpo sobre él como si fuera una sábana.

 

“¡Pesada!”

“Jugaste con esa mujer todo el día. Artpe es malo. Este es el precio”.

“Acepté soportar esto, pero es bastante repentino e inesperado.”

“Puede que me haya contenido durante el día, pero está bien, ya que eres mío por la noche.”

 

Mmm. Como era de esperar, Matel era tan peligroso como la santa sacerdotisa. Artpe hizo un buen juicio mientras réplicaba.

 

“Estoy pensando en buscarla esta noche”.

“——Artpe?”

 

La voz de Maetel se oía desde arriba de Artpe. La voz sonaba muy brutal. Lo asustó un poco, pero recuperó la cordura. Le dio una explicación.

 

“Es importante para mí mantenerla ocupada durante el día y la noche. Tengo que asegurarme de que no tenga otros pensamientos.  Al mismo tiempo, tengo que hacer que baje la guardia contra ti. ——No estoy seguro si realmente siente algo por mí.”

 

“¡Ustedes dos no dormirán juntos! ¡Vas a hacer el otro tipo de dormir! ¡Harás lo que te negaste a enseñarme hasta el final!”

 

“Eso es lo único que no haré, así que puedes descansar tranquila.”

 

Después, Maetel continuó apretando a Artpe desde arriba y le pellizcó las mejillas. Ella continuó atormentándolo. Pero parecía que no se daba cuenta de que sus acciones eran más una recompensa que un castigo. Ella no sería capaz de doblegarlo hasta que se diera cuenta de ello.

 

“Artpe, realmente te pasas. Es el placer de mi vida acurrucarme contigo mientras dormimos……”

 

“¿No es hora de encontrar un placer diferente en la vida?”

“De ninguna manera.”

“¡Deja de apretarme! ¡Detente! ¡Deberías estudiar el concepto básico de vergüenza!”

“Enterré todo eso dentro del Templo Antiguo!”.

 

 

 

Mientras Artpe y Maetel rodaban alrededor de la cama mientras actuaban como unos tontos, Silpennon se despertaba lentamente de su sueño. Además, se dio cuenta de que Aria le miraba a la cara en silencio.

 

“¿Qué estás haciendo?”

“Tu cara no es la de un ladrón. Estaba pensando que era realmente extraño.”

“Hmmph.”

 

 

Por supuesto,había una historia detrás de sus circunstancias si entraba en los detalles de sus antecedentes. No obstante, esto era una reflexión que salía de una chica pura e inmaculada como Aria. Sólo resopló mientras decidía perdonar y olvidar  Se levantó.

 

“¿Ocurrió algo fuera de lo normal?”

“Me salté la ronda de la mañana. Pero, por lo general, las personas no se fijan en mí, así que no fue un gran problema”.

 

“Estás diciendo algo tan triste como si no fuera nada….”

 

Silpennon dejó salir una amarga sonrisa mientras miraba a su alrededor. Era la misma vista que cuando se fue a dormir.

 

“Le dieron una habitación muy buena.  Es bastante inesperado.”

“La santa sacerdotisa insistió mucho….”

“Ella no es una santa sacerdotisa.  Es una perra bruja”.

 

Estaban en la zona residencial de la Clase Zero, y esta habitación había sido asignada a Artpe. Había una orden que decía que nadie debía entrar en la habitación, ya que nunca se sabía cuándo iba a usarla Artpe. Se convirtió en la base de operaciones de Silpennon gracias a esa orden.

 

“Te traje algunas cosas para comer.”

“Me las comeré con agradecimiento.”

 

Silpennon tomó el pan en sus manos. Dio un mordisco mientras recogía el mapa en el escritorio. Era el mapa en el que empezó a trabajar anoche. Era un mapa interno de la clase Zero.

 

“¿Dijo una semana? Eso es poco tiempo. ¿Cómo se supone que voy a revisar todo este lugar en una semana? Además, sólo puedo moverme de noche….”

 

“En realidad, practiqué después de escuchar las palabras del Héroe-nim ayer….  De esta forma…”

 

“Huh? ——Kek!”

 

Silpennon dejó de mirar el mapa. Levantó la cabeza para ver cómo estaba Aria y casi se ahogó. Podía oír su voz, pero no la veía en ningún lado.

 

“¡Ahora puedo esconderme un poco mejor!”

“Tú….tú…. ¿Fuiste capaz de hacer esto en un día?”

“¿No debería saber ya cómo hacer esto en primer lugar…? ¿No se supone que eso es normal?”

 

Airia se mostró una vez más a Silpennon, y ella inclinó su cabeza en perplejidad. Fue un gesto tan tierno que Silpennon se levantó.

 

“Nadie me encontrará. Por eso me adelantaré para ver si es seguro. Si lo es, lo llamaré, señor Silpennon”.

 

“Ese no es el problema…. No, está bien. Si estás tan ansiosa, me parece bien”.

“¡A….ansiosa!  ¡Sólo quiero devolver el templo corrupto a su estado limpio!”

 

Ella fingió ser tímida mientras le respondía. Pero Aria no podía ocultar su emoción infantil. Silpennon se preguntaba si este arreglo estaría bien, ya que una vez más comenzó su exploración por la Clase Zero.

 

Artpe se había empeñado en apoyar a Silpennon en su fortalecimiento. Era un ladrón que tenía todo su cuerpo armado con artefactos. Ahora se movía en conjunto con alguien que poseía una habilidad innata. Su preocupación había sido innecesaria.  Ni siquiera fueron encontrados una vez mientras buscaban los secretos de la Clase Zero. 

 

Todos llevaban a cabo su misión fielmente, y el tiempo prometido de una semana estaba a un día de distancia.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

2 comentarios

  1. “Se lo dejé todo a Maetel. No puedo abrir la boca de par en par mientras muevo la mano sin pensar hacia la multitud que está encima del balcón. Además, no puedo escuchar los cuentos viejos y aburridos de esos viejos malolientes”.

    Se repite eso

    Gracias por el cap < 3

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s