I Reincarnated For Nothing – Capítulo 109


Charco de agua estancada (2)

 

EZ: 2/2


[Oppa, realmente eres demasiado.]

“Por favor, sé un poco más paciente. Terminaré las cosas aquí muy pronto, y me dirigiré hacia ustedes.”

 

[No le darás cebo a un pez que ya has capturado.  Qué método tan diabólico.]

“¿Dónde diablos aprendiste esas palabras?”

 

Artpe aceptó las quejas que estaban siendo transmitidas por Sienna y Regina. Luego les dio instrucciones.

 

“Si viajas al norte de Daitan, hay un continente de hielo llamado Glacia. Es un lugar donde los humanos no pueden vivir. Quiero que vayas al corazón de Glacia antes de la primavera….”

 

Después de terminar la llamada con los miembros de su grupo, dio un suspiro al levantar la cabeza.  Maetel lo miraba fijamente.

 

“¿Qué?”

“Qué suerte. Quiero ir al continente de hielo”.

“Sólo hará frío.”

“Puedo usar el frío como excusa para pegarme a Artpe.”

 

Artpe estaba estupefacto, así que dio una réplica.

 

 

“Ya estás pegada a mí ahora mismo.”

“Ya me estoy pegando a ti, pero quiero pegarme a ti de una manera más agresiva e intensa.” (EZ: que querrá Maetel XDXD)

 

En ese momento, Artpe quería renunciar a la rehabilitación de la heroína. Parecía que Maetel se había dado cuenta de que el viaje en carruaje estaba llegando a su fin, así que quería disfrutar de la situación actual tanto como fuera posible. Estaba pegada a Artpe. Estaba en un estado de nirvana. Comenzó su siguiente llamada cuando aceptó sus sentimientos.

 

“Ajumma”.

[Por favor, llámame por Mycenae.]

“Quiero que suministre al grupo de Sienna por última vez. Se dirigen a Glacia”.

[Eso estará bien. Soy capaz de entrar en las mazmorras de Glacia. Ahora soy un mercader de alto rango.]

 

“A continuación, quiero que suministres al grupo de Silpennon por última vez. Quiero que les des artefactos explosivos consumibles y herramientas para abrir cerraduras. Quiero que sean de la mejor calidad. Todos vamos a enloquecer en Paladia…” (EZ: XDXD)

 

[——Arpe-nim, ¿estás seguro de que eres un héroe?]

 

En cierto modo, Paladia era básicamente el hogar de los héroes. La voz de Mycenae se tornó rígida cuando dijo que se volvería loco en Paladia. Pero Artpe respondió de manera refrescante.

 

“El héroe elimina el mal. No obstante, le diré esto de antemano. El criterio de juicio en cuanto a lo que es malo es subjetivo. Hay un hedor que viene de Paladia. Es el olor del mal”.

 

Desde que conservó los recuerdos de su vida pasada, Artpe pudo decir esto. Por supuesto, otros no lo sabían, así que sus palabras sonaban muy poco razonables.

 

[¡Por qué no te conviertes en el rey demonio!]

“Los héroes están a un paso de ser vistos como el Rey Demonio, y el rey Demonio está a un paso de ser visto como un héroe.  Bueno, hice mi pedido”.

 

[Espera un momento.  Si crees que siempre puedes terminar la llamada primero, estás muy equivoc—-]

 

Terminó la llamada con Mycenae. Su última llamada fue a Silpennon.

 

[¿Quiere que nos infiltremos en la capital de Paladia?]

“Todos en Lihazeta se centrarán en los héroes.  Quiero que lleves a cabo tu misión durante ese período de tiempo. Leseti y Deyus sólo estarán allí para apoyarte.  Has desarrollado tus habilidades como ladrón, y quiero que uses esa habilidad seriamente esta vez”.

 

[Artpe……..  ¿Puede darme más detalles? ¿Qué es exactamente lo que quieres que robe? Creo que es hora de que revele algo de información].

 

La petición de Silpennon era razonable. Artpe aclaró su garganta. Asintió con la cabeza mientras hablaba.

 

“La ciudad de Lihazeta está subdividida, y se basa en las filas de los sacerdotes. Ya lo sabes, ¿verdad?”

 

[Por supuesto.]

“Algunas zonas son accesibles para los extranjeros, pero hay una zona accesible sólo para la santa sacerdotisa, el Papa, varios sacerdotes de alto rango y los héroes. Llaman a este lugar Clase Zero”.

 

[Nunca oí hablar de esta Clase Zero…..]

“Quiero que limpien completamente la zona Clase Zero. Eso es lo que quería pedirte”.

[¡Amigo!  ¡Tus palabras no tienen sentido!  Soy un forastero, ¡así que cómo se supone que voy a entrar ahí!]

 

Ah. ¿Cuánto tiempo había pasado desde que alguien se resistió a sus planes?  Se lo había perdido!  En los últimos tiempos, Maetel y Sienna comenzaron a rechazar sus planes, pero en un nivel básico, siempre siguieron sus instrucciones.  Por eso estaba un poco decepcionado. Pero fue como si Silpennon hubiera roto ese sentimiento de frustración que sentía Artpe.

 

No obstante…

 

“Es como he dicho.  Los héroes pueden entrar en la Clase Zero”.

[¿Y qué?]

“Cuando entre en la ciudad, haré un movimiento. Tendrás que aprovecharte de esto. Es como una puerta trasera. Deberías entrar por la noche. De alguna manera lo haré para que puedas entrar en esa zona esta noche.”

 

[······.]

 

Eran palabras que no debían ser pronunciadas por alguien que se llamaba el héroe. Estaba a punto de entrar en la capital de la nación santa de Paladia. Sería escoltado por sacerdotes y Paladines mientras se dirigía al corazón de Lihazeta.  Esto era algo que no debería ser dicho por alguien como él!  Mientras Silpennon guardaba silencio ante la angustia que sentía, Artpe continuó hablando.

 

“Hay muchas cosas sospechosas en Paladia. Tú ya lo sabes.  Quiero que saques todos los detalles. Quiero que le muestres al mundo la verdadera naturaleza de los templos.  Ese es mi plan”.

 

[Muy bien. Digamos que los templos están ocultando algo, y yo milagrosamente descubro este secreto. ¿Cómo vas a difundir estas verdades en el continente?]

 

“¡Esa es una muy buena pregunta!  En realidad, usaré una técnica mágica desarrollada por Aedia. Traje varios dispositivos de transmisión de video”.

 

[¡Maldito bastardo!]

 

Parecía que Artpe estaba jugando sobre la cabeza de Silpennon. Silpennon no pudo seguir ninguna de las acciones de Artpe. Se sentía como si Artpe estuviera preparado para una peste que se extendería por todo el continente en varios cientos de años!

 

[Entendido. Intentaré infiltrarme en ellos…. La verdad es que no estoy seguro de poder hacerlo.]

 

“No confíes en ti mismo. Confía en tus artefactos.  Vaciaste todo el pasado de Díaz para armarte. ¡Puedes hacerlo!”

 

[Incluso si tienes que mentirme, me gustaría que me animaras!  ¡Realmente eres lo peor!]

“¡Da lo mejor de ti, Silpennon!” (EZ: XDXD)

[¡No tienes talento para animar a otras personas!  Hmmph.  ¡Da lo mejor de ti también!]

 

Silpennon refunfuñó al terminar la llamada. Ya había terminado de contactar con los que estaban fuera.  Sería prácticamente imposible contactar con alguien de fuera en un futuro próximo. Sólo tenía que confiar en que todos podrían trabajar bien en conjunto.

 

Artpe guardó su dispositivo de comunicación y luego levantó la cabeza con una expresión refrescante en la cara. Pero Maetel lo miraba con una expresión de enfado en su rostro.

 

“Artpe, ¿por qué te gusta tanto Silpennon? ¿Acaso te gustan más los hombres que las mujeres?  ¿Es esa la razon?”

 

“Es el único camarada intelectualmente honesto que tengo.  No tienes que preocuparte demasiado por eso.”

 

“Tus palabras me preocupan más!?”.

 

Antes de que el interrogatorio de Maetel pudiera comenzar en serio, alguien llamó a la puerta del carruaje.

 

“Hemos llegado. Esperamos mostrar los rostros de los héroes a los habitantes de Paladia. Será un desfile donde todos celebrarán…”

 

“¿Es otro desfile?”

“Esto es lo que pasa cuando te conviertes en un héroe. Aun así, deberías estar agradecidos de no haber tenido que pasar por esto desde muy joven”.

 

“Eso es……  Sí, por favor, perdónanos”.

 

 

El sacerdote no sabía qué decir ante las quejas de Maetel y la extraña visión filosófica de Artpe sobre esta situación. El sacerdote pidió su perdón. Artpe y Maetel salieron inmediatamente del carruaje. Había un sinnúmero de personas reunidas allí.

 

“Wa-ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!”

“¡Son los héroes que nacieron en esta generación!”

“Son exactamente iguales a su descripción. Sin embargo……”

“Realmente hay dos de ellos. ¿Ambos son héroes?”

 

La gente inclinaba la cabeza en perplejidad. Era comprensible.  Incluso después de haber sido nombrado héroe, Artpe tuvo un dolor de cabeza tratando de aceptar la idea de dos héroes.

 

“Por favor, venga por aquí. Viajaremos una vez por las afueras de la ciudad y luego nos dirigiremos al gran templo. Serás bendecido allí, y luego iremos al centro de la ciudad. Ese es nuestro horario.”

 

“Está bien.”

 

Artpe arrastró a Maetel, que odiaba todo esto. Pasaron a un nuevo modo de transporte. Había Paladines con una brillante armadura esperándoles. Rodearon el vehículo como escoltas.

 

“Este vehículo fue hecho con magia.”

“Así es. El anterior héroe cooperó con el templo en la creación de este tesoro”.

 

Artpe y Maetel ignoraron al sacerdote, que había hablado con un poco de orgullo en su voz. Se trasladaron a los asientos elevados para poder saludar a los ciudadanos.

 

Era un vehículo de desfile infundido con la magia del anterior héroe. Era imposible que los pasajeros perdieran el equilibrio en el vehículo, y podía elevarse en el aire. Podría alcanzar una altitud de varias docenas de metros. Cuando estaban flotando en el aire, pudieron ver el diseño de la ciudad. Esta ciudad fue construida como la última línea de defensa. Era el último baluarte en la lucha contra el ejército del Rey Demonio. Por eso toda la ciudad de Lihazeta actuaba como un círculo mágico defensivo. Ellos vieron la capital de la nación santa, Paladia. 

 

“Guau. La ciudad parece hecha de juguetes….”

 

La ciudad fue construida con un plan en mente. Por supuesto, los diversos edificios dentro de la ciudad eran limpios y bonitos. Cuando miró hacia la ciudad, los ojos de Maetel brillaron. Artpe asintió mientras le daba una explicación.

 

“Se ve muy bien, ¿verdad? Por supuesto, todo será destruido una vez que el ejército del Rey Demonio invada este lugar. En realidad, hay una magia más horripilante en este lugar. Se activará una vez que este lugar sea destruido. ¿No te tranquiliza pensar en ello?” (EZ: y a ustedes esto los tranquiliza?)

 

“Arpte es todo un experto en romper los sueños de las personas.”

 

En cierto modo, esta ciudad era similar a la capital de Aedia.  Pero el círculo mágico de la ciudad de Lays sólo funcionaba como un sistema de alcantarillado subterráneo. El círculo mágico de Lihazeta tenía la habilidad de reducir el poder del ejército del rey demonio. Su función era completamente diferente del círculo mágico de Aedia.

 

Dependiendo de la situación, el círculo mágico no era especializado, por lo que se podían activar varios tipos de magia al mismo tiempo. Si uno se centraba en el poder de un tipo de magia, se convertía en un círculo mágico de tipo amplificación……

 

“¡Mi cabeza!  ¡Me duele mucho la cabeza, Artpe!  Ooh-goo-ahhhhhhhhhh!”

“Muy bien.  No lo explicaré más…”

 

Si quería simplificar su explicación, el héroe anterior tuvo algo que ver en la construcción de este lugar. Se preguntaba si sería capaz de descubrir la identidad de los altos y poderosos sunbae-nim. Artpe estaba deseando que llegara ese momento.

 

En lugar de hacer algo nuevo con sus propias manos, era más agradable usar algo que alguien más ya había construido!

 

Había pasado un tiempo, pero Artpe estaba absorto en pensamientos que correspondían a los más débiles entre los Cuatro Reyes Celestiales.  Mientras él estaba teniendo tales pensamientos, el desfile finalmente comenzó.

 

“¡Maetel-nim!  “¡Creciste para ser muy hermosa!”

“Artpe-nim, por favor, mire hacia aquí? El es exquisito?”

“Oo-ook. Hay demasiadas miradas.”

“Anímate, Artpe.”

 

Ya habían vivido la experiencia de estar en un desfile en Aedia.  Pero habían compartido el centro de atención con el emperador. Esta vez la atención se centró únicamente en ellos dos. La carga y el furor de su atención era el doble de fuerte.

 

“¡Artpe-nim es demasiado genial!”

“¡Maetel-nim!”

“¡Artpe-nim!”

“Kyaaaaaaaaaaahk!  ¡Artpe-nim miró hacia aquí!”

 

 

——Fue bastante extraño. Hubo más casos de personas que llamaban a Artpe en lugar de a Maetel. Se sintió raro.  Dirigió la mirada a Maetel y, como era de esperar, vio la retorcida sonrisa de Maetel.

 

“¡Oye, estás delante de las personas! ¡Mantengan la calma!  ¡Controla tu expresión!”

“Pero esas personas… ¿Cómo se atreven a decirle eso a mi Artpe….?”

“Es por eso que estás enfadada!?”

 

A pesar de su advertencia, el medidor de ira de Maetel se llenaba cada vez que escuchaba a las mujeres gritar el nombre de Artpe. Artpe tuvo cuidado de no antagonizar a Maetel. Por eso era muy tímido al saludar con la mano.

 

“Creo que el hombre es el verdadero héroe? ¡Mira! ¡Mira! La chica sigue frunciendo el ceño”.

 

“Pero los sacerdotes dijeron que los guiarán a ambos por el camino de los héroes. Los sacerdotes son los que entregan los mensajes de los dioses. No nos atrevemos a dudar de sus palabras.”

 

“Todo se aclarará cuando conozcan al Papa.”

 

Artpe sonrió con satisfacción cuando oyó la conversación entre la multitud. Maetel no sabía por qué se reía, así que le dio un codazo en el muslo. Luego susurró con una voz que sólo podía ser escuchada por Artpe.

 

“Cuando volvamos, te besaré 100 veces.”

“Si me estás castigando, besar no suena como un gran castigo.”

“No voy a castigar a Artpe. Es una recompensa que me vas a dar por ser tan paciente…”

“¡No tengo que estar de acuerdo con eso! ¡Hey!”

 

El desfile por Lihazeta iba a un ritmo mucho más lento que el desfile en el que habían participado en Aedia. Hizo que los dos héroes se cansaran. Además, tenían que moverse a través de la ciudad exterior y la ciudad interior para llegar a la tierra santa. Cuando llegaron al gran templo, se les permitió descansar.

 

“¿Sientes alguna mirada en nosotros?”

“No siento nada.”

 

Cuando los dos dejaron atrás a la multitud, suspiraron aliviados. Maetel y Artpe se apoyaron el uno contra el otro.  Los sacerdotes y Paladines se rieron amargamente cuando vieron esto. 

 

Sucedió en ese momento…..

 

“Te he estado esperando, héroe-nim”

 

El cuerpo de Maetel se puso tenso cuando de repente oyó la voz clara de una mujer. Artpe y Maetel se dieron la vuelta al mismo tiempo.

 

“Mi nombre es Vadinet Kuareu Paladia. Por favor, llámame por Vadinet.”

 

Había una chica de cabello negro que parecía tener la misma edad que los dos héroes. Realmente era una chica inocente y hermosa. Parecía como si hubiera crecido comiendo sólo rocío. (EZ: Apareció la nueva loca… hay alguien cuerdo en esta novela?)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s