Super Gen Divino – Capítulo 229: Uno Difícil


Tercer Capítulo Semanal

¡Disfrutenlo!

“Papá, ¿qué hiciste?” Situ Xiang empujó a Situ Qing hacia el salón y cerró la puerta.

¿Qué le pasó al entrenador nazi?

“Ese chico es muy bueno en el boxeo Yin Yang. Cada vez que me golpeaba, podía decir lo que había hecho mal, así que…” Situ Qing se sonrojó un poco porque se había olvidado completamente de su misión debido a su obsesión por el boxeo Yin Yang.

Situ Xiang no sabía qué decir.

“Papá, tendrás que entrenarlo bien. Conoces la situación del Departamento de Tiro con Arco. Y contamos con él en este torneo.” Dijo Situ Xiang, molesta.

“Relájate. Le he enseñado todo. El chico tiene una buena base y le ira muy bien en el Torneo de Academias Militares.” Contestó Situ Qing.

Situ Xiang sintió que su plan había fracasado por completo. Ella sabía por la mirada de su padre que en lo único que podía pensar ahora mismo era en el boxeo Yin Yang.

Aunque Situ Xiang se sentía desanimada, sabía que su padre tenía un gran ojo para el talento. Si dijo que Han Sen estaba bien, entonces debía ser verdad.

“Está bien.” Situ Xiang se sentó. Aunque su plan de Darle una lección a Han Sen no funcionó, ahora estaba aún más segura de que Han Sen era un gran arquero.

Situ Xiang decidió que se haría a un lado y le pidió a su padre que completara su entrenamiento.

Después del entrenamiento, ella le pediría que se uniera al equipo de la escuela. Como estudiante especialmente reclutado en el Departamento de Tiro con Arco, sería su deber representar a la escuela en el torneo.

Como el resultado era el mismo, Situ Xiang estaba de acuerdo con eso. Y estaba un poco impresionada de que ese estudiante pudiera manejar a su padre.

Situ Qing estaba entrenando a Han Sen mientras tanto.

Después de que Situ Qing entendiera la condición física de Han Sen tras pelear con él en el boxeo Yin Yang, decidió que Han Sen ya no necesitaba hacer los ejercicios básicos. Todo lo que le faltaba al estudiante eran algunos detalles y técnicas que se podían aprender fácilmente.

Para ser honesto, a Situ Qing no le gustaba entrenar a alguien como Han Sen, prefería entrenar a un novato porque disfrutaba de la sensación de haber entrenado a un gatito para que se convirtiera en un león.

Un aprendiz como Han Sen le había quitado completamente la satisfacción.

Sin embargo, la comprensión y las habilidades de Han Sen en el boxeo Yin Yang fueron una gran ventaja.

Ya que Han Sen era el único aprendiz y el entrenador no tenía ninguna restricción. Han Sen pudo vivir como de costumbre.

Aunque Situ Xiang era consciente de ello, no intentó complicarle la vida. Después de todo, él sería su jugador principal.

Han Sen había aprendido muchas técnicas útiles de Situ Qing y había progresado mucho.

El entrenamiento de un mes terminó en diez días y Situ Xiang reclutó a Han Sen en el equipo de la escuela después del entrenamiento.

A diferencia de otros torneos, el torneo de tiro con arco era relativamente corto y comenzaba hacia el final del semestre, por lo que todavía faltaba un tiempo para el torneo.

Huangfu Pingqing se entero de alguna manera que el entrenamiento de Han Sen había terminado, y fue a buscarlo para que la acompañara en el viaje de caza.

“Huangfu, ¿no traerás más gente?” En el Refugio Armadura de Acero, Han Sen miró a Huangfu Pingqing con sorpresa. Tenía muchos amigos fuertes, pero no trajo a nadie.

“Eres suficiente.” Dijo Huangfu Pingqing con una sonrisa. Ella misma era bastante fuerte también. Con Han Sen aquí, a menos que se encontraran con criaturas divinas que fueran especialmente difíciles, nunca tendrían problemas.

“¿Adónde quieres ir?” Preguntó Han Sen.

“Tú decides. Te seguiré.” Huangfu le sonrió provocativamente.

“Entonces vamos al Desierto del Diablo. Espero que podamos volver a ver al Rey de las Bestia Plumas Negras.” Con el arpón de tres filos, confiaba en que podría matar al Rey.

Normalmente hablando, una criatura divina que era el rey de un grupo sería más débil que las criaturas divinas que estaban solas.

El Rey de las Bestias Plumas Negras no era tan fuerte como el resto de criaturas divinas que Han Sen había visto. Su espíritu de la bestia era alas divinas, que eran muy útiles.

Los dos cabalgaron hacia el Desierto del Diablo y se encontraron con un montón de criaturas primitivas en su camino. Desafortunadamente, en dos días, ni siquiera habían visto una criatura mutante.

Cuando llegaron al lugar donde se encontraron con el grupo de bestias Plumas Negras, no vieron ni una sola criatura. Debían haberse mudado o haber sido cazados.

“La última vez que estuve aquí, vi a una criatura divina en el Valle de la Arena. No fui capaz de matarlo aquella vez. ¿Te interesa echar un vistazo allí?” Huangfu Pingqing sugirió con una sonrisa.

“¿Qué clase de criatura es?” Han Sen la miró con sorpresa. Ella lideraba un equipo fuerte la última vez y una criatura que no pudieron matar sería definitivamente muy fuerte.

“Parece algo incomible. Parece una armadura de combate hecha de trozos de roca, pero más pequeño. Medía unos dos metros de alto, muy resistente, fuerte y rápido. Incluso un arma divina sólo podía dejarle una marca superficial.”

Huangfu Pingqing añadió, “Aparte de eso, también tenía un martillo negro que debería ser un equipo divino. La última vez en mi equipo, uno murió y otro fue gravemente herido por el martillo.”

“Deberíamos ir a ver.” Han Sen estaba muy interesado. Mientras un arma divina funcionase, tendría alguna oportunidad de matarla. Para un humanoide de roca de dos metros de altura, debería ser fácil cortarle el cuello.

 

 


Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s