Super Gen Divino – Capítulo 222: Un Tesoro Andante


Tercer Capítulo Semanal

¡Disfrutenlo!

Después de volver a su dormitorio, Han Sen comprobó los detalles de E-xplosión que acaba de comprar, jugando con una botella de solución de genética púrpura en su otra mano.

“Esto es genial para un arte marcial de Clase C.” Han Sen se sorprendió. Tenía pocas esperanzas para un arte marcial de Clase C, pero éste era aún más complicado que Spartícula.

“Tal vez es una Clase C porque es muy difícil de practicar, y el resultado no es muy bueno.

Como estaba en la escuela militar y Han Sen había comprado el arte marcial en la máquina expendedora, no sospechó que hubiera ningún problema.

Lo más importante era que, después de haber comprobado E-xplosión, se sintió inmediatamente atraído por el contenido. Era exactamente algo que él hubiera querido.

Pero después de comprobarlo, Han Sen no comenzó inmediatamente a practicar E-xplosión. Tampoco usó la solución genética. Lo guardó todo en su casillero.

Aunque E-xplosión no parecía tener ningún problema, Han Sen sintió que el hombre de mediana edad actuó de manera extraña. Tan observador como Han Sen, incluso podía darse cuenta de que el hombre de mediana edad vino a por él, y ayudar a Qu Lili a elegir sus artes hipergénicas era simplemente una tapadera.

Por lo tanto, Han Sen no comenzó inmediatamente a aprender E-xplosión.

Han Sen no estaba equivocado. El hombre de mediana edad era de hecho Bai Yishan del Pabellón Santo. Y el E-xplosión comprado por Han Sen era la Explosión Yin Yang inventada por Bai.

Bai Yishan creía que Han Sen era el candidato perfecto para practicar Explosión Yin Yang. Lo había intentado de la manera oficial y no obtuvo el consentimiento de Han Sen. En pocos días, el Pabellón Santo aprobaría la resolución de prohibir la Explosión Yin Yang.

En ese momento, ni siquiera el propio Bai Yishan podría enseñar Explosión Yin Yang a nadie más. El uso de un arte hipergénico prohibido era un delito grave en la Alianza, y los castigos incluían la pena de muerte.

Por lo tanto, Bai Yishan tenía que hacer que Han Sen aprendiera E-xplosión en esos pocos días. Aquellos que habían practicado el arte hipergénico antes de que fuera prohibido estarían exentos de la ley.

Originalmente, Bai Yishan no quería usar este método. Sin embargo, no tenía tiempo de demostrar su valía en el Pabellón Santo y tenía que hacer que Han Sen aprendiera.

Afortunadamente, el presidente de Blackhawk conocía muy bien a Bai Yishan y era un erudito adicto a las artes marciales. Después de revisar Explosión Yin Yang, tampoco tuvo el valor de dejar que lo enterraran. Después de algunas dudas, decidió ayudar a Bai Yishan.

Ninguno de ellos había pensado que Han Sen podría descubrirlo y decidir no practicarlo.

En los dos días siguientes, Bai Yishan estaba observando a Han Sen a través de las cámaras del campus. Su cara se oscureció, porque obviamente Han Sen no usó la solución genética ni practicó la Explosión Yin Yang. De lo contrario, las características de Han Sen tendrían un cierto cambio. Como inventor de Explosión Yin Yang, Bai Yishan lo sabía muy bien.

“¿Qué pasa? ¿Por qué no ha practicado Explosión Yin Yang?” Bai Yishan se puso nervioso.

Había solicitado la elegibilidad para practicar Explosión Yin Yang en nombre de Han Sen como voluntario. Tan pronto como el Pabellón Santo prohibiese Explosión Yin Yang, recogerían la copia de Explosión Yin Yang de Han Sen y le pedirían que firmara un acuerdo de confidencialidad.

Si en ese momento, Han Sen todavía no había utilizado la solución genética, entonces la solución también sería recogida. Así que después de eso, aunque recordara el tutorial de Explosión Yin Yang, sin la solución especial, no podría tener éxito.

Cuando Bai Yishan se sintió nervioso, vio a Han Sen caminando hacia la estación de teletransporte, queriendo entrar en El Santuario de Dios.

Bai Yishan entró en pánico. La resolución se aprobaría en el Pabellón Santo en dos días. Si Han Sen entraba a El Santuario de Dios, perdería su última oportunidad de practicar Explosión Yin Yang.

Bai Yishan tuvo que ir a detener a Han Sen.

“Han Sen.” Bai Yishan detuvo a Han Sen antes de entrar en la estación de teletransporte.

“¿Quien eres?” Han Sen reconoció a Bai Yishan pero no sabía su nombre.

“Mi apellido es Bai, y nos conocimos en la tienda de artes marciales. Te recomendé que compraras E-xplosión. ¿Por qué no empezaste a practicar?” Bai Yishan ni siquiera pensó mucho en este momento.

Con esta pregunta Han Sen estaba aún más seguro de que Bai Yishan tenía algún plan.

“Profesor Bai, siento no tener tiempo. Lo practicaré más tarde.” Dijo Han Sen con indiferencia.

“No, tienes que empezar a practicar en dos días.” Dijo rápidamente Bai Yishan.

“¿Y por qué es eso?” Preguntó Han Sen, mirando a Bai Yishan.

Bai Yishan sabía que era imposible engañarle para que practicase la Explosión Yin Yang. Dudó y dijo, “Han Sen, vayamos a un lugar donde podamos hablar y yo pueda explicarlo todo.”

“Está bien.” Han Sen asintió. También quería saber qué estaba pasando.

Bai Yishan llevó a Han Sen a una sala de conferencias privada y le contó todo.

“Lo siento, Han Sen. Tenía que hacerlo. Eres el candidato más adecuado entre todos los que he visto, y rechazaste mi oferta de venir al Pabellón Santo. Simplemente no quería que se prohibiera la Explosión Yin Yang.” Dijo Bai Yishan disculpándose.

Oyendo a Bai Yishan, Han Sen tuvo mil pensamientos de repente, “Este es un transcendido y un Maestre del Pabellón Santo. Ha estado estudiando artes marciales durante años y es un tesoro andante. Dios ni siquiera me perdonaría si no lo chantajeo.”

Han Sen había comprobado la identificación de Bai Yishan y lo había buscado en Internet. Una celebridad como él tenía millones de fotos en la red.

Han Sen sonrió y miró a Bai Yishan. Pensó, “No me culpes a mí. Tú eres quien primero tuvo la idea de engañarme.”

 

 


Anuncios

2 comentarios

  1. Jajajajajaja 《Han Sen tuvo mil pensamientos de repente, “Este es un transcendido y un Maestre del Pabellón Santo. Ha estado estudiando artes marciales durante años y es un tesoro andante. Dios ni siquiera me perdonaría si no lo chantajeo.”》 este es nuestro Han Sen!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s