Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 94


Bueno, volvemos con la rutina. Les recuerdo que he dado luz verde a las donaciones para ICDS, así que si quieren otro cap extra en x semana solo tienen que ir al link que tienen en la barra derecha de la página (que también está en el índice de ICDS)

Cada cap patrocinado son 5 dólares (en teoría se puede pagar en Paypal usando tarjetas de crédito pese a no tener dólares adentro. Supongo que se paga el equivalente en la moneda local de tu país, o al menos así funciona en donde yo estoy).

En fin, que disfruten del capítulo.


Otorgando Libertad (1)

 

Como un rango S que había venido a Windermere debido a la petición de ayuda de Hwaya, me trataron muy bien.

Debido a la aparición de una Mazmorra de Campo, Gran Bretaña había construido un edificio para los usuarios de habilidad en Windermere, donde tradicionalmente se habían evitado construir edificios modernos. Aunque fuera una monstruosidad, la vista desde el interior era realmente maravillosa. Especialmente cuanto más alto fueras en el edificio. Naturalmente, los usuarios de habilidad con mayor rango estaban situados en los pisos superiores.

“Entonces, C.T., ¿de qué país vienes?”

“Como dije, no me llames C.T… y, por supuesto, eso es un secreto.”

“Tienes la guardia en alto, ¿eh? Igual me parece que eres coreano.”

“Cierto. Mastiford siempre dijo que su madre quería que su yerno fuese coreano.”

Juu…”

Soltando un pequeño suspiro, me hice una tostada y me la tiré a la boca.

“Ñom, ñom… Me gustaría que no hicieran que nuestra relación se vea así. La verdad es que no me importa, pero Hwaya probablemente se enfadaría.”

“Es verdad. Ella odiaría que otros la obligaran a tener una relación sin su conocimiento.”

Se escuchó una voz que no era la mía, la de Paul, o la de Mike. Bebí mi té rojo.

Jaa… Está dulce.”

“Por supuesto, con toda esa azúcar que le pusiste… Sabes, C.T., eso es té rojo, no té con leche.”

“¿Acaso no me escuchaste?”

Mientras Mike y yo hablábamos, la voz se escuchó de nuevo. Juu. Suspiré y giré la cabeza en la dirección de donde provenía la voz. Vi a un hombre alto parado vistiendo un traje. Tenía corpulencia grande, a medio camino entre el viejo y el actual yo, y tenía el pelo corto y plateado que parecía haber sido peinado con pomada. Los dos ojos azules de su rostro anguloso parecían estar mirándome fijamente por alguna razón. Aunque había oído que tenía más de treinta y tantos años, me pareció que tenía más de veinte. En cualquier caso, el fuerte espíritu que se podía sentir desde todo su cuerpo demostraba que era otro rango SS.

Me extendió su mano.

“Soy Joshua Brightman. Encantado de conocerte.”

UhMm. No podría decir que estoy encantado de conocerte, pero hola. Soy el Caballero Trueno. Hwaya me invitó a este lugar.”

Cuando le agarré de la mano pensando, ‘Esta situación me parece familiar’, él realmente puso toda su fuerza en su apretón como en una escena de una película antigua. Por un momento, consideré seriamente mandarlo a volar, pero sentí que reaccionar de esa manera sería morder el anzuelo, así que no lo hice.

“Escuché que eras un rango SS. Sí que eres fuerte. Con un apretón de manos tan fuerte, debe ser difícil tener una vida normal. Parece que necesitas practicar un poco el control de tu fuerza.”

“¡Ja! Qué compañero tan interesante.”

“Yo te encuentro tan interesante. También deberías mejorar tus chistes.”

Le contesté mientras me limpiaba la mano con una toalla después de estrecharle la mano. Un joven detrás de Joshua Brightman se enojó y dio un paso al frente. Era rubio y tenía ojos azules como Brightman. Instantáneamente me di cuenta de que era el último rango S de Gran Bretaña.

“Qué impertinente puedes ser, asiático.”

“Si quieres llamarme impertinente, entonces no deberías molestarme mientras estoy comiendo e irte a la mierda, occidental.”

Respondí con frialdad mientras le daba golpecitos a la taza de té de la que estaba bebiendo. Al mismo tiempo, Paul y Mike se rieron a carcajadas.

“¡Te dio bastante fuerte, Tomi! Sí, ni siquiera los perros molestarían a un hombre tomando su té del desayuno.”

“Deberías beber cuando tienes días para hacerlo. ¿O no, Tomi?”

“¡No me llamen Tomi!”

Parecía que todos los rango S se conocen entre sí. Interpretando su conversación como tal, bebí tranquilamente mi té dulce. Sí, de veras puse demasiada azúcar. La próxima vez, debería bajar la cantidad a sólo 12 cucharas.

Y entonces, la puerta del restaurante se abrió. Dado que todo el restaurante se puso más brillante, sin duda era Hwaya.

“Shin-, ¡C.T.! ¡Te había dicho que deberíamos comer jun…! Gek, Brightman…”

No, espera, ¿es C.T. un nombre en sí mismo? ¿Por qué todo el mundo lo dice con tanta naturalidad? ¡Les he dicho que me llamen John Smith! Mientras murmuraba con tristeza, agité la taza de té que ahora estaba vacía. Parecía que Hwaya no lo había visto.

“¡Oh! Está tan hermosa como siempre, Srta. Mastiford.”

“Estás tan horrendo como siempre, Brightman. Vine a hablar con mis camaradas, así que me gustaría que nos des algo de espacio.”

“Hoy estás más feroz que de costumbre. ¿Es por este amigo de aquí?”

“No recuerdo haberme vuelto tu amigo…”

Respondí levemente y me levanté de mi asiento. Después de poner mi taza de té en el plato con un sonido audible, continué.

“Probablemente estás aquí porque estabas molesto conmigo, que soy amigo de Hwaya, y porque ese perro leal está aquí para que puedas poner a prueba mi fuerza. Afortunadamente, ayer algo molesto me pasó a mí también, así que me encantaría darle una paliza a alguien y, por no hablar de ello, Hwaya probablemente quemaría todo el edificio si siguiera hablando contigo, y los demás se enfadarían con nosotros si continuáramos ocupando espacio, así que, ¿por qué no lo discutimos afuera?”

El restaurante se quedó en silencio. Pero entonces, alguien estalló en una carcajada. Era Hwaya.

“¡Jajajajajaja! ¿¡Qué fue eso!? ¿Enserio creíste que haría eso? ¡Ni siquiera un villano de tercera clase pensaría así!”

“Es así, ¿no, Hwaya? Pasa que quería decir eso.”

Me quedé mirando a Brightman mientras decía eso. Sonrió como si lo encontrara divertido, y se frotó la barbilla con la mano que llevaba un guante blanco.

“Debe tener mucha confianza en tus capacidades. ¿Qué tal si combates conmigo por un rato? Para un ejercicio matutino, por supuesto.”

“Un rango SS como tú no debería usar su fuerza para intimidar a los débiles. Eso debió ser una broma, ¿o no?”

En realidad, no sería capaz de vencer al actual Brightman, no sin revelar al menos todas mis habilidades. La cantidad de maná que su cuerpo emitía naturalmente era suficiente para intimidar a la gente común. Su cuerpo mostraba claramente signos de entrenamiento regular, así como esa cantidad abrumadora de maná. No sería capaz de infringirle una lesión fatal aunque usara Golpe Heroico. Por supuesto, sería mi victoria de manera contundente si me presentara sin una confrontación directa. Era por eso que podía comportarme tan descaradamente.

“Tiene razón, Joshua. No tienes por qué meterte. Le romperé la mandíbula a ese asiático arrogante.”

Tomi se acercó. Brightman fingió preocuparse un poco y luego asintió con la cabeza. Era bastante claro que esa era su intención desde el principio.

“Bueno, bueno. No me culpes si te asustas. Pero deberías tener cuidado, él es un maestro de la espada.”

Snif, snif… ¿Qué perfume usas? … Es la misma fragancia que la que olí en la casa de Hwaya. Como no hay forma de que Hwaya te haya invitado a su casa, debes estar usando el mismo perfume que Hwaya.”

Con mis palabras, Brightman e incluso Hwaya se paralizaron. Para ser más concretos, los rastros que sentí en la casa de Hwaya eran los mismos que los que percibía en Brightman. Sin embargo, no fue Brightman. Su habilidad no era tal que le permitiera esconderse en algún lugar sigilosamente. Uno de sus subordinados, sin embargo, podría tener esa habilidad. Por supuesto, ya sabía cuál era la respuesta.

Pensando en lo que dije ayer, Hwaya pareció haber entendido lo que quise decir, y Brightman pareció llegar a la misma conclusión. Frunció el ceño por un instante, pero pronto respondió con una sonrisa.

“Ja, eso es imposible. Debe ser porque he estado demasiado tiempo cerca de Mastiford últimamente.”

“Debe ser eso, ¿no? A mí no me gustaba mucho ese olor, así que le pedí que dejara de usarlo. Si usaras el mismo perfume, te diría lo mismo.”

“Eso es… muy presuntuoso de tu parte…”

Fue suficiente advertencia. Sin embargo, si volviera a ocurrir lo mismo, no podría hacer mucho contigo, pero sí podría ocuparme de tu subordinado. Brightman repasó mis palabras con un resoplido, y también le sonreí.

Ah, además, no deberías pegarte tanto a ella que su perfume te manche la ropa. Como hombre, es un poco triste ver a otro hombre persiguiendo a una chica que claramente lo odia…”

“Es sólo cuestión de tiempo antes de que ella me abra su corazón. No es algo que deba preocupar a los demás.”

“Brightman, eso nunca pasará, así que púdrete. Eres libre de tener tus delirios, pero él, como amigo, tiene derecho a que le importe.”

Oi, asiático. ¿Vas a seguir hablando? Deja de ladrar como un perro y sígueme.”

Tommy me llamó. A mí tampoco me gustaba pelear con palabras. A causa de mi inteligencia mejorada, estaba inútilmente hablando mucho. Seguí a Tommy afuera. Parecía que a la gente le gustaba ver una pelea sin importar de qué país fueran; la gente nos siguió, formando un círculo a nuestro alrededor.

[Shin, tu habilidad va a ser exhibida ante toda esta gente. ¿Estás de acuerdo con eso? Si no, puedo detener la pelea. De todos modos, se darán cuenta de lo increíble que eres por tus resultados.]

[No te preocupes. Su fuerza no está al nivel en que necesite enfrentarlo con mi verdadera fuerza.]

Respondí al mensaje de preocupación de Hwaya y le hice un guiño. Ella sonrió en respuesta. Ella sí que es hermosa.

Mientras estaba dentro del cuadrilátero hecho por los espectadores, pensé en cómo todo había salido como me esperaba. Aunque sería una actuación, inculcar mi habilidad en sus mentes me ayudaría en este tiempo en el que estaré aquí. No caí en la trampa de Brightman sin pensar.

Primero, saqué guantes laborales blancos de mi inventario y me los puse. Entonces, llamé a Peika y le pedí que se metiera en los guantes laborales. Al ver que chispas parpadeaban de los guantes laborales, Hwaya abrió la boca como si quisiera decir algo, pero no hizo nada.

Tomi sacó una espada larga que aparentemente era su arma preferida y la apuntó hacia mí. Los usuarios de habilidad generalmente usaban armaduras hechas con restos de monstruos, pero él no llevaba nada puesto.

“No veo alguna armadura sobre ti. ¿Seguro que estás bien?”

“Preocúpate de ti mismo.”

Hmm, me gusta su confianza. Asentí con la cabeza y metí la mano en mi bolsillo para sacar una moneda. Entonces, me di cuenta de que sólo tenía wons coreanos. Hwaya parecía haberme leído la mente cuando sacó una moneda de 10 peniques y me la tiró. Después de atraparla, le pregunté a Tomi.

“¿Hago los honores, o quieres hacerlo tú?”

“Te lo dejo a ti. Empezaremos apenas toque el suelo.”

“Muy bien. Eit.”

Tiré la moneda apáticamente. La moneda giró en el aire. En el momento en que tocó al suelo…

Estaba justo delante de mí. Era realmente rápido. Parecía que su habilidad era lo que más fortalecía su velocidad. La espada que levantó emitía una luz potente proveniente del maná negro impregnado en ella. Cayó directamente sobre mi cabeza.

Su técnica tampoco era mala. ¿Alrededor del Rango Medio de nivel 4? Reflexioné sobre mi error, pensando que era un tonto que sólo tenía un cuerpo fortalecido por el maná. Cuando el oponente era mucho más débil que yo, era difícil evaluar su fuerza con precisión.

No importa lo rápido que él viniera hacia mí, no me golpearía a menos que me alcanzase antes de que yo pudiera responder. Le agradecí interiormente por haberme ahorrado la molestia de tener que correr hacia él. Agarré el brazo que él levantó con una mano y le di un puñetazo en el estómago con la otra mano. Chispas de relámpagos destellaron y la ropa que Tomi llevaba puesta se quemó.

“¡Kuk!”

Cuando usé Velocidad Divina y envié unos cuantos puñetazos en menos de un segundo, no quedaba más fuerza en su brazo. Primero le doblé el brazo y le quité la espada larga, dejándola tirada en el suelo. Entonces, salté encima de él. Aunque todo esto tomó un rato para describirlo, ocurrió exactamente en 1,7 segundos.

“¿Qu-?”

“Primero, apaleémoste un poco.”

A partir de ese momento, le di un puñetazo en la cara durante 37 segundos antes de que finalmente pudiera gritar ‘me rindo’.

“Incluso si lo cura un sanador de rango A+, no podrá luchar durante una semana… Caballero Trueno, eso fue demasiado.”

Los cinco nos embarcamos en un acorazado que era un crucero modificado. Parecía que a la vieja y bondadosa Madam Brown no le gustó que golpeara a Tomi hasta tal punto.  Luego, Hwaya, que tenía los brazos extendidos a los lados para disfrutar del viento del lago, contestó en mi lugar.

“Pero, Madam Brown, usted no lo auxilió.”

“Por supuesto, también pensé que él se merecía una paliza.”

“Madam Brown es aterradora…”

“Me sentí muy feliz. Siendo el único guerrero de combate cercano de los cuatro Rango S de Gran Bretaña, no paraba de alardear de que era el más fuerte.”

“Enserio, ¿cómo hiciste para abrumarlo tanto?”

Como usuario de habilidad estilo cuerpo a cuerpo al igual que Tomi, Paul parecía curioso de cómo pude lidiar con Tomi con tanta soltura. Respondí a la pregunta de Paul riéndome un poco.

“Cuando se lucha contra monstruos, lo importante son cosas como la fuerza y la magia. Pero en una lucha entre dos personas, hay algo más aun más importante. Técnica.”

“Técnica… Entiendo a qué te refieres, pero ¿cómo? Al igual que él, eres un Despertado.”

“Aprendí mis artes marciales mucho antes. Hace unos 13 años.”

“Ah, conque es así.”

“Mm, aún sigo sin comprenderlo. ¿Es tan importante la manera en que mueves tu cuerpo? Yo sólo me ocupo de bloquear cosas con mi escudo, así que no tengo manera de saberlo.”

“Debes saber que la fuerza recibida varía según el lugar donde le impacte al escudo. Es como eso.”

“Ah, ahora que lo pones de ese modo, tengo una mejor imagen.”

Parecía que podía encajar mejor con este grupo después de lo que pasó esta mañana. Me alegró bastante.

“Me sigue preocupando lo que Brightman podría hacer de aquí en adelante.”

“No se quedará quieto. Ten cuidado, C.T.”

“No, él no puede hacerme nada.”

Declaré.

“No es tan estúpido para hacerme algo por sí mismo, y yo no tengo porqué preocuparme de nadie además del propio Brightman.”

Si hubiera revelado mi habilidad, podría haber sido un poco más peligroso. Después de todo, su influencia era lo suficientemente fuerte como para llegar a Corea. Cosas molestas podrían pasar si se enterara. Por supuesto, como estaba ocultando mi identidad ahora mismo y solo trabajaba como un Despertado conocido como Caballero Trueno, su influencia era extremadamente limitada en lo que respecta a su alcance. Lo mejor que podía hacer era incriminarme por algo que yo no había cometido para disminuir mi fama y mi área de actividad.

Por ejemplo, podría incriminarme por crímenes como violación o asesinato. Con el aumento de la tasa de delitos por parte de los usuarios de habilidad, se crearon unidades especiales de usuarios de habilidad para tratar con ellos. Si pudiera incriminarme por un delito grave como violación o asesinato, podría ser fatal. También podría haber otras formas de molestarme. Después de todo, el dinero y el poder político eran fuertes.

Sin embargo.

“Tú puedes encargarte de eso, ¿o no, Hwaya?”

Hmph, no subestimes la fuerza de un rango SS. El gobierno británico no puede ignorarme. Incluso si voy por ahí matando gente, cubrirán mis crímenes.”

“Desafortunadamente, eso también se aplica a Brightman.”

“Eso es cierto. Por eso tienes que apresurarte y volverte más fuera, así podrás aplastarlo, Shi… C.T.”

“No debería tardarme mucho es hacerlo. Espéralo con ansias.”

Cuando le contesté y sonreí, Hwaya se quedó en silencio durante un rato, y luego me devolvió la sonrisa.

“Muy bien, esperaré impacientemente.”

Los demás observaban nuestra conversación desde la barrera, susurrando.

“… Están saliendo, ¿no?”
Sh, sólo observémoslos en silencio.”
“Yo también solía ser así con mi esposa…”

¡Estos espectadores no sólo estaban en Corea!

“De todos modos, ¿qué es eso que llevas rato haciendo, C.T.?”

Mike me preguntó. Mirando el cuchillo que estaba afilando con una piedra de afilar, contesté.

“¿Hm? Oh, ¿preguntas por qué estoy afilando un cuchillo?”

“¡Oh! ¿Así que también puedes blandir cuchillos? ¡Eso seguro será digno de ver!”

“No… ¿De qué va todo esto?”

Mirando el atún de 8 metros de largo que saltó del agua, contesté.

“El sashimi se sirve mejor fresco.”

“…”

Mientras todos se callaron al ser golpeados, tarareé y apunté con el cuchillo afilado al atún. ¡El almuerzo de hoy sería un especial de sashimi de atún!

 

Notas del traductor:

El capítulo que viene está jodidamente largo. M*ldita sea.


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s