Elemental Brotherhood: Capítulo 23


Bueno chicos, ha pasado un tiempo.

Muchas cosas han pasado en esto meses, pero si lo contara todo aquí seria aburrido para el lector, bueno si es que alguien aun me recuerda y me lee, así que hare un post aparte sin vincularlo al índice de capítulos donde explicare todo lo ocurrido.

Si desean saber lo que ocurrió en estos diez meses los invito a leerlo, saldrá en estos días con lujo de detalle.

Sin mucho más que decir, recuerden que lo subido aquí son los borradores del original así que tiene errores, agradecería si me dicen cuando encuentren uno porque a mí se me pasan varias veces, además como sabrán auto-editarse trae el problema de que uno encuentra bueno algo que para otros es una falla.

Agradezco su colaboración.

Sin nada más que decir, espero disfruten el capítulo.

Saludos.


-Peligro Inminente-

Arkatox se desmayó frente a nosotros luego de asegurarse de que todos estemos bien, el peligro de invasión y ataque ha pasado y gracias a sus esfuerzos podemos estar tranquilos.

Me acerque con mis hombres a ver en qué condiciones estaba el chico, es nuestro salvador y no podemos permitir que luego de todo lo que hizo le pase algo por caer luego de desmayarse por el sobre esfuerzo.

Al llegar hasta él podemos ver que está en un profundo sueño, su energía elemental se siente débil y su presencia volvió a la normalidad, por lo que puedo decir que está completamente inconsciente, o por lo menos lo suficiente para caer en el lugar donde estaba parado.

Rápidamente ordene a mis hombres de que se lo llevaran de vuelto a mi residencia y que además levantaran la orden de evacuación, ahora que el peligro había pasado debemos retomar nuestras actividades normales.

Entre todos llevaron con cuidado al chico, se notaba en sus caras que estaban agradecidos completamente con él, aunque en más de alguno pude ver cierto miedo en sus ojos, y no es para menos después de haber presenciado tal batalla, no, tal masacre.

Al llegar a la casa llevamos rápidamente al joven a una habitación, lo pusimos con cuidado en la cama y dejamos a una sirviente a su cuidado.

Mi casa no cuenta con grades lujos y, aunque sea una mansión, es más pequeña si se compara con la de un noble de mi grado. Aun así, no escatimare para ayudar en la recuperación de Arkatox, le debemos mucho y sería una deshonra que algo le pasara ahora.

Al poco de levantada las órdenes de resguardo llegaron a casa Tomoko y Ahiko, quienes habían escuchado todo por parte de uno de los hombres que estaban conmigo cuando sucedió la batalla.

Yo todavía no me dirigía a la puerta a reorganizar a los soldados cuando ellas llegaron, Ahiko se veía muy afligida y Tomoko tenía una mirada incrédula. Hablamos mientras íbamos al cuarto donde estaba el chico y al llegar ellas pudieron ver con sus propios ojos la condición en la que se encontraba.

No era grave, pero que haya perdido casi toda su energía elemental era indicio de que había dado todo en la batalla y que solo dejo la necesaria para sobrevivir.

Eso era lo que estaba en mi pensamiento y me tenía convencido, pero Ahiko menciona algo que lo cambia todo.

Ahiko: tú dices que él ocupó toda su energía, pero yo aún siento una cantidad monstruosa de poder viniendo de su cuerpo.

Roo: ¿cómo dices?

Ahiko: lo que escuchaste, él no está ni cerca de ocupar una décima parte de todo su poder con lo que consumió ahora.

Tomoko: eso es increíble.

Roo: ciertamente sé que tú puedes sentir la energía de las personas, pero lo que dices me es difícil de creer.

Ahiko: lo sé, yo tampoco lo entiendo en realidad, puedo haberte dicho eso pero en realidad el poder que tiene es inmedible para mí, lo que yo logro medir es solo lo que está en mi rango de conciencia, él tiene poder incluso más allá de eso.

Miro atónito a mi hija, si es verdad lo que dice entonces este chico es un verdadero monstruo encerrado en un cuerpo humano.

Tomoko: ¿entonces porque está en este estado?

Ahiko: por lo que logro notar, él no tiene dominio sobre el poder que tiene liberado así que no puede usarlo por completo.

Roo: ¿liberado?

Ahiko: no sé cómo decir esto, pero siento que su poder esta sellado, se siente antinatural, como si fuese agua saliendo por una grieta a la fuerza.

Mi hija es un genio cuando de medir el poder del resto de las personas se refiere, y ahora ella dice que no puede medir el de este joven y para empeorar las cosas, dicho poder incalculable para ella no es su poder completo.

Si en realidad hay algo que está bloqueando la salida de ese poder entonces esta fuera de mi imaginación quien o que se lo puso ahí, lo que es seguro es que la falta de entrenamiento de este chico es la causa de que lo sellaran, si tuviera una energía monstruosa a su disposición con el cuerpo actual que tiene entonces explotaría.

Arkatox tiene un duro camino por delante, necesitara esforzarse enormemente para poder estar a la par con lo que exige el poder que tiene, y no lo lograra sin un entrenamiento largo y duro.

Sin perder más tiempo después de esta conversación les pido a Tomoko y Ahiko que se retiren, el chico debe descansar y somos una molestia. Ahiko no me toma en cuenta, quiere quedarse con él y cuidarlo ella misma, seguro le ha tomado mucho cariño en tan poquísimo tiempo.

Ahiko se quedó en el cuarto mientras Tomoko regreso a sus labores de ayudante de vizconde, empezó a ordenar y recolectar información que será necesaria luego para el papeleo oficial.

Yo me dirijo rápidamente hasta la puerta del muro defensivo por donde salió Arkatox en primer lugar y puedo ver a un grupo de soldados transportando cadáveres. Cuando me acerco puedo ver que todos eran bandidos peligrosos buscados por el reino, muertos de maneras distintas e inmediatas.

Cuando hable con los soldados ellos dijeron que solo habían encontrado estos cuerpos, pero al menos aquí faltan quince personas de las que oficialmente se sabe forman parte de este grupo de bandidos.

Monte mi caballo una vez más y ahora voy hasta la puerta que estuvo amenazada por las bestias del bosque, al llegar puedo ver a mis hombres tratando de poner todo en orden.

Algunos usan magia para lavar las paredes y quitar la droga que les fue lanzada, mientras otros soldados recogen escombros como partes de árboles y de rocas que volaron cuando Arkatox realizo su ataque, volaron hacia distintas direcciones y algunos de ellos terminaron en la entrada de la ciudad.

Esto no ocasiono ningún daño, y aunque lo hubiese hecho, sería un precio pequeño contra lo que fue evitado gracias al ataque que realizo.

El bosque había retrocedido tanto que podríamos construir una fosa sin ningún problema como medida de defensa adicional, aún más grande que la terminada hace poco alrededor de la ciudad y no afectaría a la vida silvestre, aunque no dudo que después de lo ocurrido muchos animales, además de bestias, murieran en la batalla.

Aún quedaban algunas horas de oscuridad pero ya avanzamos mucho en la limpieza, toda la madera recolectada está siendo almacenada para buscarle alguna utilidad luego y las piedras están siendo amontonadas en una carreta para luego ser lanzadas a un barranco cercano, solo espero que aun exista porque con lo ocurrido ya ni siquiera sé si los alrededores de la ciudad se conservan igual a lo que eran horas antes.

Estábamos en eso cuando de pronto se sintió una fuerte sacudida, todos tuvimos que tomarnos de algo para evitar caer debido a que nos encontró desprevenidos. Seguido de ese movimiento se escuchó un fuerte estruendo viniendo de la montaña.

Mi primer pensamiento a esto era que alguna bestia enorme se vio afectada de alguna manera por los restos de la droga, pero rápidamente descarte esa idea de mi mente.

El motivo de no creer esto es que al levantar mi vista hacia la montaña pude ver luz en la boca del volcán, eso solo puede significar una cosa y es que está despertando y entrando en erupción.

En el peor momento posible esto ocurre, un volcán que había estado dormido los últimos años despierta de manera imprevista, normalmente haríamos resistencias y fosas para desviar la lava pero eso se hace con tiempo, ahora mismo no esperábamos que despertara.

El ataque anterior del chico debió afectar las capaz subterráneas provocando que el volcán despertara. No lo culpo, pero es la única explicación que se me ocurre ahora mismo.

Observamos con miedo como el volcán empezaba a escupir lava en todas direcciones, rocas en llamas salieron volando como si hubiesen sido escupidas por el volcán y estaban alcanzando la ciudad.

Miro hacia atrás y puedo ver a Tomoko llegar hasta donde estaba yo.

Tomoko: querido, ¿Qué ocurre?

Roo: el volcán…

Tomoko levanto la mirada y pudo ver lo que estaba ocurriendo por ella misma.

Pedí que dieran la alarma inmediatamente para que la gente nuevamente se refugiara pero no sirvió de nada, el despertar del volcar es demasiado rápido a tal medida que es casi increíble.

La lava no demoro mucho en empezar a descender por la ladera cubriendo el recorrido ya conocido por erupciones anteriores, pero la cantidad es anormal.

Tomoko: debemos irnos de aquí ahora, saquemos a tanta gente como podamos de la ciudad.

Roo: tienes razón, ahora mismo no importa nada más que la vida de la gente.

Tomoko: pediré que transfieran el aviso con magia de viento.

Mi esposa se disponía a ir rápidamente hasta la guardia para dar el aviso cuando fue detenida por un caballo que se aproximaba a todo galope con Ahiko sobre ella.

Al llegar a nosotros se baja del equino y nos mira con terror en sus ojos.

Tomoko: ¿Qué ocurre Ahiko? ¿porque estás aquí?, el volcán está entrando en erupción, o mejor dicho ya lo hizo, debes salir de aquí ahora.

Ahiko: Arkatox…

Roo: ¿Qué ocurre con él?

Ahiko: no está, no puedo encontrarlo.

Según dice mi hija, el chico desapareció luego del sismo. Ella salió para ver que los sirvientes estuvieran bien y cuando volvió no estaba.

Roo: ¡demonios!, ¿dónde pudo haber ido en un momento como este?

Ahiko: no lo sé, vine aquí para pedir ayuda.

Roo: no es el momento para eso, debemos sacar a la gente de aquí ahora.

Ahiko: pero…

Tomoko: tranquila hija, te ayudare a buscarlo dentro del tiempo que tenemos, pero es poco así que empecemos ahora.

Seguido de lo último dicho por mi esposa, un estruendo aun mayor se sintió y un nuevo sismo nos azota, el volcán vuelve a lanzar lava y ahora la cantidad era tan grande que si nos alcanzara en este momento la mitad de la ciudad seria destruida.

La velocidad que está tomando es mayor y según veo estará en nada de tiempo aquí, debemos salvar a la gente que podamos ahora, ya no tenemos mucho más tiempo.

Roo: Tomoko, ve a dar el aviso a la guardia, lo lamento por el chico pero mi gente es primero, debemos salvar cuantos podamos.

Ahiko: ¡papá!

Roo: hija, tú vas con ella, en el camino puedes buscar a Arkatox, ahora salgan de aquí. Una vez den la alarma aléjense cuanto puedan de la ciudad, no nos queda más de cinco minutos.

O eso era lo que pensaba, cuando levante la mirada el terror me llenó. Las chimeneas laterales del volcán también empezaron a lanzar lava y ahora la velocidad que tomo solo nos da uno par de minutos para escapar.

La lava parecía agua cayendo por una ladera y nos alcanzó en nada de tiempo. Miro a mi mujer y a mi hija y las abrazo una última vez.

Roo: solo tienen mi caballo, tómenlo.

Tomoko: ¿Qué harás tú, cariño?

Roo: ya veré, ustedes salgan primero.

Ahiko: ¿qué sucederá con Arkatox y Kae?

Roo: en este mismo momento solo me preocupan ustedes, ya váyanse de una buena vez.

Tomoko monta rápidamente el caballo y le extiende su mano a Ahiko para ayudarla a montar, cuando ella fue a tomar la mano de su madre queda mirando los techos de los edificios cercanos y alza la voz.

Ahiko: ¡Arkatox!

Miré hacia arriba y pude ver al chico parado en el tejado de un edificio, mirando todo lo que está sucediendo.

Cuando mi hija le gritó, bajó la vista hasta nosotros y la miro por unos segundos. Lo que vi en él me dejo helado, aunque estaba en frente de nosotros pude darme cuenta que seguía inconsciente, sus ojos estaban completamente nublados y su expresión era la de alguien que se movía por instinto y no por voluntad.

Luego de unos segundos volvió a alzar la vista para mirar la lava que se acercaba a una velocidad poco vista antes.

Roo: ¡Arkatox, baja de ahí, deben salir de aquí rápido!

Ahiko: ¡rápido, no tienes que hacer nada más, ya has hecho suficiente!

Como esperaba, el chico no respondió. En realidad, puedo darme cuenta que el chico no está consiente, pero al parecer Tomoko y Ahiko no lo han notado.

Mi hija continúa hablándole insistiendo en que baje, pero él no responde. Tomoko se gira hacia mí y con timbre de incredulidad me habla.

Tomoko: cariño, acaso…

Roo: así es, él aun esta inconsciente.

Ahiko escucha lo que digo y se gira mirándome un poco sorprendida, luego vuelve a mirar al chico con tristeza en su rostro.

El chico vuelve a mirarnos, más específicamente a Ahiko, por unos segundos. Acto seguida levanta la mirada y salta por los aires a una altura inalcanzable para mí.

Cuando empieza a caer puedo notar que una especie de torre de piedra se forma al otro lado del muro defensivo de la ciudad, donde aterriza el chico.

Rápidamente me muevo y subo por las escaleras para llegar a la parte superior del muro defensivo para poder ver mejor al chico. Aunque insistí en que se fueran, Tomoko y Ahiko me siguieron y vinieron conmigo.

Al llegar pudimos ver al chico parado en la parte superior de la torre, la que era un poco más alta que el muro defensivo, mirando sin ningún tipo de expresión la lava que se acercaba rápidamente a la ciudad.

Cuando ya estaba por alcanzar el muro, el chico levanta sus manos hacia el frente, desencadenando energía elemental, una aún más fuerte que cuando lucho contra las bestias.

El collar que estaba en su pecho comenzó a brillar y a vibrar, con cada segundo que pasaba el collar vibraba más y más, al punto de empezar a saltar en su pecho. El brillo no se intensificaba, pero en cambio la luz que emitía se volvía más pura.

Estaba observando esto con Ahiko tomo temblando mi brazo, la miré y pude notar miedo en su rostro.

Roo: ¿qué sucede, Ahiko?

Ahiko: ¿qué…?

Tomoko: ¿Ahiko?

Ahiko: ¿Qué es él?


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

6 comentarios

    • Muchas gracias como siempre por tu apoyo 😀
      La verdad nunca me fuí, siempre estuve aqui pero por problemas que ya detallare en una publicacion posterior tuve que estar entre las sombras unos meses… Aunque quedate tranquilo, aunque casi no tenga lectores mientras tu o alguien mas que me lea y me de su apoyo, seguire sacando capitulos cueste lo que me cueste en respuesta, solo cuando ya nadie me lea dejare de actualizar indefinidamente 🙂

      Le gusta a 1 persona

      • Pues tendrás que seguir publicandolos porque a mi me enganchaste en su momento y será difícil echarme de aquí jajaja. Espero que la gente se de cuenta de que volviste y vuelvan a seguir y leer lo que nos queda, yo lo compartiré con los que se que te seguían a ver si se animan. Encantado de verte de nuevo por aquí otra vezy ojalá no existan más inconvenientes en el futuro.

        Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s