Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 90


Bueno, como sabrán, sin querer programé el capítulo 89 para que se subiera ayer en vez de hacerlo para hoy. Fue un pequeño error, pero bueno, qué se le va a hacer.


Rugido Carmesí (2)

 

Hasta en invierno, Windermere era hermoso. Unos pocos barcos estaban atados a un muelle y un lago de plata se extendía más allá de él. El pueblo cercano era pequeño y tenía carreteras limpias y bonitas.

Sin embargo, las personas allí tenían caras pálidas y eran en su mayoría usuarios de habilidad. En el lago, una especie de atún gigante saltaba de vez en cuando y luego desaparecía bajo la superficie. Esos tipos, ¿no están en el lugar equivocado? ¡Esto no era el océano, es un lago!

“¡Te tardaste!”

Giré la cabeza ante la voz ligeramente penetrante que me llamaba. Hwaya, que corría hacia mí con una sonrisa después de bajar de la limusina, y de pronto frunció el ceño. Debe haberse dado cuenta de que mi apariencia era diferente a la de la última vez que nos vimos.

No estaba cubriéndome la cara de una manera que ocultara que yo era ‘Yeon Hwawoo’. Toda mi estructura facial, color de cabello y color ocular eran distintos. Significaba que tenía una manera de cambiar mi apariencia, y que la apariencia de Yeon Hwawoo que le mostré a Hwaya antes tendría la oportunidad de ser falsa. En ese caso, era normal que dudara de que mi nombre fuera Yeon Hwawoo.

“Tú…”

“Perdón, Hwaya.”

“T-Tú…”

Hwaya parecía haberse dado cuenta de la verdad con mi disculpa mientras cerraba los puños. Entonces, los aflojó con suavidad.

Jaa, ya, lo tengo.”

“Gracias. Te diré más al respecto más tarde. Ya sabes por qué lo hice, ¿no?”

“Si vuelves a mentir, te jalaré el cabello. Más te vale decírmelo todo más tarde. Y también tienes que mostrarme tu verdadera apariencia.”

“No te preocupes.”

“Bien… Bueno, gracias por venir… y por creer en mí.”

Después de un pequeño abrazo, nos dimos la mano. Detrás de ella, vi a otros tres usuarios de la habilidad. Mientras Hwaya me saludaba, nos observaron con miradas curiosas. Hwaya se volvió y me los presentó.

“Él es el Caballero Trueno.”

“¡Hola!”

“¡Oh!”

“¿Es él! ¡Qué joven!”

Cada uno soltó palabras de asombro y me miraron fijamente. Hwaya entonces alardeó sin ningún indicio de infelicidad.

“¿No les dije? ¡Soy una conocida del Caballero Trueno!”

“Asombroso, Mastiford. No pensé que realmente podrías hacer que viniera para acá.”

“A decir verdad, no pensé que vería la cara de alguien que nunca reveló su identidad. Aunque sigue usando una máscara.”

Sin mostrar signos de dudar de las palabras de Hwaya, los tres usuarios de la habilidad mostraron interés en mí, aparentemente con buenas primeras impresiones. En las siguientes preguntas, traté de usar mi nivel de inglés de principiante para apenas responder a ellas. Estaba agradecido de poder entenderles bien. Los acentos británicos eran difíciles…

Maldita sea, ¡Corea enserio necesita enseñar inglés al nivel de poder tener una conversación! ¡El inglés que aprendí en mi primer semestre de la universidad fue más útil que el inglés que estudié para los exámenes SAT!

“Oh, pobre Brightman.”

“El Caballero Trueno es bastante guapo, ¡y joven!”

“¡Jajajaja!”

No sabía por qué se reían. Aunque cambié mi cabello a rubio platino y tenía los ojos rojos, como no cambié el color de mi piel, deberían haberse dado cuenta de que no era caucásico. Aun así, me trataron favorablemente. Me sentí tranquilo.

Hwaya agitó las manos como para deshacerse de sus inútiles palabras, y luego me los presentó. Eran usuarios de la habilidad de rango S. Mike Dellon, un hombre de 30 años, era un mago que podía controlar más de diez tipos diferentes de magia acuática, y Paul Bacchus, un hombre de 40 años, era un portador de dos escudos. Aparentemente no había nada que no pudiera bloquear.

Sin embargo, me sorprendió cuando oí que sólo podía fortalecer los escudos con su maná. Como tampoco podía meter maná en mi ballesta, me imaginé que era similar a eso. Dicho esto, mientras pueda blandir maná, podrá blandir otras armas si lo practica… Bueno, no es algo que me preocupe.

El último miembro fue Emily Brown, una mujer de unos 50 años con cabello rubio bien desarrollado. Ella era la dueña de una preciada habilidad curativa.

“Asombroso, ¿no es así? ¡Sólo hay diez curanderos de rango S en el mundo y Madam Brown es una de ellos!”

“Un placer conocerte, Caballero Trueno.”

“… Lo mismo digo, Madam Brown.”

Quería evitar que me llamaran Caballero Trueno. ¿Qué podía hacer? Después de pensarlo un poco, se me ocurrió un plan.

“Pueden llamarme John Smith…”

“¿Qué tal si te llamamos C.T., la abreviación de Caballero Trueno?”

“Por favor no, Hwaya.”

[Entonces apúrate y di tu nombre real.]

[Como si pudiera decirlo aquí.]

“Está bien, será C.T.”

Esta chica…, estaba realmente enfadada! Al final, gracias a Hwaya, mi apodo se volvió C.T. En cualquier caso, no pude evitar mirarlos con curiosidad después de haber sido presentado a los tres usuarios de la habilidad.

“No pensé que todo el mundo vendría a recibirme, pero me sorprende lo distinguidos que son todos aquí. ¿No había otro rango S? ¿Por qué no está esa persona aquí?”

“Esa persona está con el otro rango SS, el cual no está presente por ahora.”

“Vaya… Y eso que ni siquiera es hora de cenar…”

A mis palabras, la cara de Hwaya se enrojeció un poco y me pateó ligeramente la pierna. Entonces, como resultado de patear mi pierna que era más fuerte que el acero, ella se sostuvo el pie y dio brincos en el lugar.

“¡No es eso, estúpido! ¡El rango S es un hombre! ¡Él solo está siguiendo a Joshua Brightman!”

Uek, ¿le gustan los hombres? Qué horrible…”

“¡Idiota!”

“Ya, ya, estoy bromeando.”

No podía haber muchos usuarios de habilidades por aquí, pero parecía que las facciones ya se habían desarrollado. Me alegró que el bando de Hwaya tuviera más usuarios de rango S, pero la composición de los miembros era bastante extraña. Había dos magos de largo alcance, una persona que bloqueaba de cerca los ataques de los monstruos y una curandera que los sanaba. No estaba mal, pero faltaba una cosa.

“No hay nadie para matar monstruos en el rango de combate cuerpo a cuerpo. ¿Por eso me llamaste, Hwaya?”

“Aparte de ti, otros países enviaron a sus usuarios de rango S para ayudar.”

“Sí, eso lo sé.”

“Debido a que estaba molesta con Brightman, sugerí que, con las personas añadidas, dividiéramos nuestras fuerzas en dos y exploráramos la mazmorra en barcos separados. Después de todo, eso debería ser más rápido.”

“Ya veo, tiene sentido. Es buen idea.”

“Cuando lo estábamos discutiendo, Brightman aceptó de todo corazón, pero cuando llegaron los usuarios de rango S de los otros países, todos dijeron que sólo se unirían al grupo de Brightman. Dijeron que era más confiable que yo.”

“¿Cuánto le habrá costado…?”

Rayos, así que el lado de Hwaya tenía menos gente.

Como se esperaba de un chaebol. Su talla era realmente diferente. Y pensar que podría hacer que los usuarios de rango S, a los que generalmente no les faltaba nada, se pusieran de su lado. Probablemente no sólo lo hizo el dinero. ¡Los adultos son aterradores!

Mientras yo tenía una mirada de asombro, las quejas de Hwaya continuaron.

“Como resultado, durante los últimos días, ni siquiera pudimos adentrarnos en la mazmorra. Con sólo Paul al frente, lanzamos nuestros ataques mágicos… y hoy, Brightman dijo, ‘¿No sería malo continuar así, Srta. Mastiford? ¿Qué tal si cambiamos nuestra estrategia?’ ¡Agh! ¡Qué molesto! ¡Quiero quemarlo!”

Mientras Hwaya se quejaba, pequeñas bolas de fuego chispearon a su alrededor. Paul, Mike y Madam Brown, que podrían ser considerados miembros de su equipo, asintieron con la cabeza como si también estuvieran pensando en lo que pasó. Le pregunté.

“Pero no todos los usuarios de rango S se aliaron con él, ¿cierto? Después de todo, son usuarios de habilidad. No debería faltarles nada.”

“Ah, por supuesto, hubo quienes también querían unirse a mi grupo, pero todos eran intrusos que intentaban hacer algo con mi fama, y la forma en que me miraban…. Uuu. Los rechacé a todos, diciendo que no los necesitaba.”

“Eres una grandiosa mujer.”

“Paul y Mike no tienen segundas intenciones. A diferencia de Brightman, cuya cabeza sólo está llena de dinero y mujeres, ellos saben lo que es importante, ¡y eso es pensar primero en nuestro país! Ah, lo mismo ocurre con Madam Brown, por supuesto. Con ella de nuestro lado, el bando de Brightman sólo tiene un curandero de rango A+.”

Con Hwaya riéndose como si dijera ‘te lo mereces’, respondí también riendo.

“Pensé que algo estaba raro cuando enviaste un avión tan rápido. Entonces, ¿vamos ya? No he luchado contra ningún monstruo acuático antes, así que estoy muy emocionado.”

En realidad, mi cuerpo estaba ansioso por una pelea. Después de dormir en el avión, quería hacer ejercicio. Quiero decir, ¡mira ese monstruo con forma de atún! Era indudablemente delicioso. De eso estoy seguro, ¡al cien por cien! Ahora que lo pienso, tampoco me he comido ese jabalí en la zona residencial de la mazmorra. Debo drenar la sangre y desmantelarlo pronto…

Sin embargo, después de escuchar lo que dije, Hwaya ladeó la cabeza soltando un ‘¿eh?’ Y luego, ella habló mientras me miraba mientras parpadeaba lentamente.

“¿De qué estás hablando? El barco no irá a ninguna parte hoy. Hoy ya estuvimos en ello durante nueve horas, y es casi la hora del té de la tarde. Es evidente que la hora de trabajo ha concluido.”

“Estás bromeando…”

“Sí, lo estoy.”

“¡Oye!”

“Pero es cierto que hoy ya no cazaremos más monstruos. Acabas de llegar. Hay que preocuparse por la cola del avión, así que deberías descansar.”

Me quedé estupefacto ante las palabras de Hwaya que parecían decir, ‘No te esfuerces demasiado y descansa’. Estaba agradecido de que se preocupara por mí, pero ¿ella realmente pensaba así?

“¿Me estás tratando como una persona normal ¹ después de reconocerme como un rango S…?”

“Tiene razón, Mastiford. Los cuerpos de nosotros, los usuarios de habilidad de tipo cuerpo a cuerpo, no son tan débiles como los de tu clase, quienes, como rangos SS, se desmayan a menudo por la anemia.”

Paul, que era un usuario que luchaba de modo cuerpo a cuerpo como yo, me ayudó. Entonces Hwaya contestó.

“¡No me desmayo de la anemia! ¡Me mareo de usar mi maná!”

“Deberías revisar cuánto te queda.”

“¿Crees que eso es fácil?”

¿Es porque el maná de Hwaya era demasiado intenso? Parecía tener una tendencia a usarlo sin reservas. Debido a ello, ella desarrollaba anemia por el agotamiento del maná. Como me sentí de la misma manera la última vez que formé parte de un grupo con ella para la Mazmorra de Evento, decidí advertirle de ello esta vez.

“Si te desmayas, los miembros de tu grupo estarán en peligro. Por mucho maná que tengas, necesitas poner en práctica el control de lo que gastas.”

[Pero no puedo ver mi MP en la Tierra.]

[No confíes en el medidor, confía en la sensación.]

[¿¡Y crees que eso es fácil!? ¿Acaso tú puedes hacerlo?]

[¿No es obvio?]

[¿¡Obvio!? … Tú, ¿enserio puedes hacerlo?]

Cuando empezamos a hablar por medio de mensajes privados en mitad de todo, debimos parecer como si estuviéramos teniendo una competencia de miradas. Paul y Mike pensaron que estábamos peleando y se metieron.

“Creo que deberían calmarse un poco.”

“Es gracias a la magia de Mastiford que somos capaces de hacer tanto con nosotros cuatro. C.T., como su conocido, deberías saber lo increíble que ella es.”

“Claro que lo sé, pero podría ser aún más asombrosa si lo intentara.”

Uk…”

A mis palabras, Hwaya se encogió. Con lo orgullosa que era, no le debe de gustar que otros le señalen sus defectos. El aire se calentó rápidamente. Estaba preparado para que una bola de fuego volara hacia mí. Cuando me preparé para ello, Hwaya abrió los puños. Entonces, con sus ojos ardiendo como llamas, me miró fijamente y habló.

“Si tú puedes hacerlo, no hay manera que yo no pueda.”

Ja, así está mejor.”

Esto es lo que me gustaba de ella. Alguien que es orgullosa pero puede entender sus defectos, es siempre capaz de mejorar su autoestima.

“Enséñame, entonces. No me digas que no puedes.”

“Sí, puedo hacer eso como mínimo.”

“Bien, entonces, ven a mi residencia después de la cena. Al menos puedo ofrecerte té con leche.”

“Lo tengo… ¿Hm?”

Eh? ¿Escuché lo que creo que acabo de escuchar? Mientras yo estaba ahí parado parpadeando sin entender nada, Paul, que había pasado junto a mí antes de que me diera cuenta, habló con una sonrisa.

“Sabía que algo pasaba cuando ella seguía presumiendo de que el Caballero Trueno era su conocido, pero no pensé que la PROPIA Mastiford invitaría a un hombre a su habitación… Si Brightman se enterara, se volvería loco.”

Mike, que era más joven que Paul, puso su mano en mi hombro y me aconsejó.

“Ten cuidado con Brightman, amigo mío. No sé qué podría hacer ese hombre por celos.”

Um… Gracias por el consejo…”

Le contesté mientras me quitaba la mano de Mike de encima.

¡Y usted también, Madam Brown! No me dé el visto bueno con esa sonrisa radiante. ¡Es molesto!

 

 

Notas:

0– SAT viene de standar assessment task que significa “tarea de evaluación estándar”.
1– Shin se refiere a que ella le preocupa que él le dé un jet lag, también llamado síndrome de los husos horarios. Es cuando aparece un desequilibrio entre el reloj biológico de una persona y el nuevo horario al que la susodicha persona se tendrá que adaptar. Supongo que el cuerpo de alguien como Shin no le afecta la fatiga que el jet lag infringe ya que él está acostumbrado a recuperarse con solo 3 horas de sueño.


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s