Jujutsushi wa Yuusha – Capitulo 18


TRATEMOS DE MATAR PT.3

 

“…no es muy diferente a escaleras arriba eh…”

Si, Futaba-san dio una respuesta breve. Su expresión esta nublada por completo, puedo decirlo sin tener que mirar hacia atrás.

Avanzamos a través de “un nuevo y muy familiar” pasaje de piedra es esta ligeramente tensa e incómoda atmosfera.

Habiendo descansado y dormido, decidimos avanzar, sin realmente muchas ganas de meternos en esta dungeon de la desesperación.

El estado depresivo de Futaba-san no mostro cambios después de haber despertado. En ese momento, hice lo que pude diciendo que no me importa su fallo con el perro rojo diciendo que sabia que no se podía evitar y entonces, le explique lo que pensé sobre las habilidades psíquicas.

Digo, no hay forma de que una chica se pueda animar con solo eso… así que dije algo como lo lograremos al próximo intento, y con eso, regresamos al presente donde atravesamos el dungeon, siempre con precaución.

Y así, hemos caminado por casi una hora. Atravesamos muchos pasajes de piedra, yendo hacia la izquierda y la derecha en intersecciones, algunas veces pasando por domos forestales como antes; seguimos caminando.

En todo este tiempo, no nos hemos encontrado un solo monstruo; que esta pasando? Ni siquiera una sola rata colmilluda. Quizá es el grupo de la repre, o algún otro compañero de clase que nos precedio, eliminando a todos los monstruos en el camino?

Aunque bueno, escuchamos el graznido de algo así como un cuervo en uno de los bosques, así que no es como que el lugar este completamente desprovisto de fauna.

Quizás es una racha de buena suerte. Si todo nos empieza a salir bien, alegremente tomare esta oportunidad, y espero que seamos bendecidos con una maravillosa subida de nivel ya que es-

“Ah”

Deje salir un sonido mientras nos aproximábamos a una curva en el pasaje. Justo cuando estábamos girando, y el paisaje de lo que había más allá entró en mi campo de visión, me gire para escapar de la “cosa” que capto mi vista.

“Alto.”

Su gran cuerpo tembló, Futaba-san se las arreglo para no gritar, y con rapidez, detuvo sus pasos. Mostrando una señal de “espera” hacia atrás con mi mano, me deslice cerca de la curva y di un vistazo.

“…goma.”

No hay duda viendo ese sucio cuerpo negro como el de una cucaracha.

Detrás de esta curva, hay un largo camino con un tamaño similar al de una ruta de ida y vuelta. Ambos lados están demarcados con numerosos arboles como en un domo forestal. Por supuesto, no se le da mantenimiento, y las retorcidas raíces sobresalen y dominan una gran parte de este espacio. Para pasar por ahí, necesitamos atravesar el sendero de un metro que pasa por en medio.

Y mas allá de ese invadido y enredado camino, cerca de 30 metros de distancia, esta un solitario goma.

“E, GueEEE… GeaAAA!”

“Hii!?”

Escuche a Futaba-san soltando un chillido detrás de mi, es decir, escuchando el grito de ese goma llegando hasta acá. Hasta yo pensé que se había detenido mi corazón.

“Esta bien Futaba-san, cálmate. Ese goma no va a atacar.”

“E-eh… como puedes decir eso?”

“Esta tendido en el suelo.”

Si, ese goma, colapso boca abajo.

Revise una vez mas para estar seguro, pero de verdad esta ahí tendido sin fuerza. Ya que escuchamos su grito, no hay duda de que esta vivo… aunque viendo de cerca, veo una piscina de sangre alrededor del goma.

“Creo que, esta fatalmente herido y no puede mas.”

Futaba-san se acerca a la esquina para ver su estado por si misma. Mi vista no es tan mala como para necesitar anteojos, y Futaba-san no es el estereotipo de chica de lentes tampoco. No podríamos equivocarnos sobre un goma herido.

Estando completamente seguro, con tensión e inquietud, hice una sonrisa torcida y dije:

“Aquí esta, nuestra segunda oportunidad.”

“Eh, eso… no estás diciendo…”

“Vamos a matar ese goma.”

Justo cuando pensaba que ni siquiera venían por nosotros, un débil y solitario monstruo, la presa perfecta estaba aquí. No podemos dejar ir esta oportunidad.

“Esta bien, si lo hacemos como con el perro rojo, funcionara.”

“Pe-pero…yo…”

Su enorme cuerpo temblaba y las lagrimas se acumulaban en sus ojos, eh… que puedo hacer. Después de todo, ni siquiera hemos resuelto el problema de la fortaleza mental. Si lo hacemos como la ultima vez, su lanza se detendrá de nuevo.

Y aun no encuentro por ahí algún “Como apuñalar: incluso su chica podrá hacerlo!”  método tampoco.

“Ok, entonces esta vez, podemos apuñalarlo juntos.”

Ambos en nuestra primer misión conjunta, la llamo, partamos el pastel, apuñálar hasta hacerlo trizas. Admito que es un nombre espontaneo y fuera de lugar, pero no pudiste hacerlo mejor, yo!?

“S-si… muy bien! Puedo, si es con Momokawa-kun, puedo hacerlo!”

Eh, de verdad, realmente te motivaste con ese estúpido método? Digo, yo lo dije pero… si, como ella dijo, esta vez, esta positivamente ardiendo con espíritu de pelea, así que alegremente acepto esto.

Ahora, antes de que se le pase la pasión, vamos a terminar de una vez. Tal vez después de este ataque, todos nuestros problemas se resuelvan, con una encantadora subida de nivel y todo eso.

Primero, y olvidé por completo esto con el perro rojo, me comí una semilla de poder.

Es recomendable tragarse la pequeña baya roja sin masticar. Ya que el jugo es extremadamente acido.

“m-¡?-¡!”

Voy a pretender que no note la extrañamente fruncida cara de Futaba-san. Ya le había advertido, pero es fácil imaginar que la mordió fuerte por toda la tensión.

Lo que sea, estamos preparados y listos.

“Muy bien, ahora o nunca, vamos!”

Derecha, izquierda, derecha de nuevo, no se ven otros enemigos, afirmativo. Futaba-san y yo salimos del pasillo en sincronía y nos acercamos al colapsado y sangriento goma.

El calor elevándose desde el centro de mi cuerpo viene de los efectos de acción rápida de la semilla de poder. No es como la fiebre, se siente mas como el tipo de calor que sientes después de una buena rutina de ejercicio.

Gracias a eso, hicimos a un lado la fatiga por caminar hasta aquí, mis pies sobre el camino de piedra se sienten inmensamente ligeros.

“OO! GeBUReeaA!?”

“Kyaa-¡”

No tenemos habilidades de asesino para eliminar nuestra presencia, y estamos bruscamente corriendo a través del pasaje, por lo que el goma inmediatamente nos vio. Sus lodosos ojos amarillos nos miran, grito, no se si en algún lenguaje o solo se quejo, pero fue un tono muy grave.

Futaba-san tambien grito, quizás por ver la amenazante reacción del goma. O tal vez, una rama golpeo su enorme cuerpo, varias veces mas grande que el mío.

En cualquier caso, el inmóvil goma no puede hacer otra cosa que gritar, y sin ningún método para obstruir nuestro avance, rápidamente entramos en el rango de la lanza.”

“-prisión obscura!

Ya había terminado el canto en el camino. Y llegando, invoque la maldición de restricción. Quizás porque ya lo hice una vez, pude formar una imagen mucho mas clara y el proceso de invocación fue mas fácil.

PRISION OBSCURA Tentáculos de cabello negro se enredan sobre el enemigo.

El cabello de una doncella es su vida.

La descripción llego a mi cabeza en esta inútil forma, así que sirven mas las pruebas de campo para ganar dominio. La ya breve explicación sazonada con un mas que incomprensible texto la hace aun mas molesta.

Dejando de lado la sutileza, como prueba de que la invocación fue un éxito, prisión obscura se manifestó con un efecto mas grande que con el perro rojo.

De la piscina de sangre alrededor del goma, surgieron los mechones de pelo, enredando todo su cuerpo. Concentrándose en sus brazos, el goma fue apresado en el suelo. El sucio cuerpo negro fue bien envuelto en brillante pelo negro.

Tanto la fuerza constrictora como la cantidad de tentáculos de pelo aumentaron. No es tanto como que subiera de nivel, sino que las capacidades originales de la maldición salieron a la luz.

Viéndolo desde otro punto de vista, no puede ser mejor que esto; pero si, por ahora, esta es definitivamente la maldición con el efecto mas inmediato.

En fin, con eso, restricciones completas. Siguiente, apuñalar. Supongo que esta vez no usare fiebre roja. Después de todo, usarla o no, realmente no hará la diferencia.

“Futaba-san, solo para estar seguro, no puedes hacerlo sola?”

“U,uuu…no pu-puedooo…”

Mientras mi lanza ya esta sobre mi cabeza, a punto de golpear, Futaba-san esta abrazando la suya con sus enormes brazos en una pose femenina, todavía temblando un poco.

Sa-santo cielo, una porción del sustituto de lanza esta completamente metida entre su pecho, ni siquiera la puedo ver…

“DunGaAAA!”

Woah, lo siento goma-san. No es el momento de quedarse viendo.

“Okay, ahora, lento, con calma… agarra la mia.”

Por cierto, me refiero a mi lanza. Y sin ofrecer esa corrección, cambie mi postura por una donde parece que voy a cavar con una pala.

Con 1 lanza siendo sostenida por 2 personas, creo que esta es la mejor posición para fácilmente dar un golpe fatal a nuestro enemigo recostado.

“Bi-bien…gyuuu!

Me pregunto si había algún propósito en hacer ese efecto de sonido. Quizás fortaleció su resolución, o solo esta yendo con la corriente, realmente no me molesta. Con una cara al borde del llanto, Futaba-san rígidamente agarro mi lanza.

Con una mano.

“Justo ahora seria un buen momento para que soltaras la tuya.”

“Ah, ti-tienes toda la razón!?”

La lanza hizo un sonido hueco al ser arrojada.

Una ves mas, ahora usamos ambas manos. Mis ramitas y los troncos de Futaba-san, un total de cuatro manos sostienen una simple lanza.

“FuU, Uu, gubURUru…”

Puedo escuchar la pesada respiración del goma, una queja completamente inentendible. Pero, se siente como que esta extrañamente tranquilo.

Futaba-san y yo sostenemos la lanza juntos, manteniendo esa postura. Estamos en una posición incomoda por la diferencia de tamaño, pero no habrá problema para apuñalar a este moribundo goma.

Solo necesitamos, un empujón final. Justo ahora, el empujón, es la resolución para embestir con la lanza.

“Ha, haa…fuu…”

Le di un vistazo a su cara para encontrar lagrimas cayendo. Y soltando gotas aun mas grandes de sudor, tiene la cara pálida de un corredor de maratón justo antes de la meta.

Su transpiración en forma de cascada no creo que se deba únicamente a la semilla de poder.

“Futaba-san, tus ojos, ciérralos.”

“mm… okay…”

El objetivo no esta ni a 10cm de la rustica punta de la lanza. La precisión será del 100% incluso con los ojos cerrados.

Así que para aliviar un poco su estrés, pensé en sellar su visión.

“Futaba-san, un poco menos de fuerza por favor.”

“…bien.”

Por el momento, Futaba-san esta tensa y temblando, sosteniendo la lanza tan fuerte, que ni siquiera puedo moverla un poco con toda mi fuerza.

No podemos continuar así.

En este momento, Futaba-san no necesita ni el coraje ni el valor para matar un monstruo con sus propias manos. Ella solo necesita saber que la lanza usada para matar al goma tambien tenia sus manos en ella, solo eso.

Por ahora, con eso es suficiente. Podría volverse un detonante que la haga pensar que puede hacerlo por si misma la próxima vez.

“Sigue sosteniéndola, justo así.”

Después de un poco de tiempo, sentí que Futaba-san finalmente redujo su fuerza. Con una luz bailando detrás de nosotros, los brazos de Futaba-san se meneaban juntos. Ella realmente solo la está sosteniendo.

Bien, con eso, los preparativos finales están hechos.

En mi mente, mientras veo al goma como un monstruo, su forma humanoide me produce una resistencia mas grande que con el perro rojo.

Pero ese es solo un pensamiento. En mí, la duda para matar monstruos, ese tipo de espíritu delicado, ya no existe más.

“…aquí vamos, Futaba-san.”

“Si, Momokawa-kun… lo siento.”

Su bondad me pica el corazón.

No te disculpes maldición. Ya esta bien. Digo, mis acciones solo sirven para corromperte a ti tambien.

Te protegeré. Si dijera eso, me haría por mucho el mas macho por aquí.

Pero cielos, eso es imposible para mi. Tanto por mi fuerza como mi personalidad.

Así que, esto, está bien.

“YaAAA!”

En el golpe que acerté mientras me sacudía mis ligeros delirios, contrario a mis pensamientos, el retroceso fue leve.

“-moGYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!”

Un grito de tan alto volumen, creo que viajo por toda la dungeon. Como si el pasaje de piedra que ya de por si resonaba bien, se concentro solemnemente en la agonía que este inmóvil goma expreso con lo ultimo de su ser.

Como si tratara de desgarrar sus mejillas, la boca ya grande se estiró hasta el límite para gritar más fuerte que nunca.

La punta de la lanza esta profundamente enterrada en su flanco. Esta rustica lanza, casualmente afilada con mi cutter, realmente rasgo su piel, empalando su carne.

El cuerpo del goma fue perforado de manera rara, tal vez los goma tengan un cuerpo bastante blando o podría ser gracias al impulso de la semilla de poder. En este momento, no tenía la compostura para analizarlo con calma.

“De nuevo!”

Mientras sacaba la lanza, de forma obvia, sangre salió del agujero. Lejos del familiar carmesí, era una fangosa tinta café rojiza. Quizás la sangre humana es igual, quien sabe.

La sangre esparcida se pego a la suela de mis zapatos, los cuales ahora, ya están completamente sucios por caminar todo el día, y se pego en la solapa de mis pantalones, ya sucios con tierra y mugre. Es algo tarde para llamarlo sucio, pero además de la sangre, la herida tambien produjo una extraña sustancia gelatinosa y viscosa, la cual me produjo completo disgusto.

Ah, me siento enfermo, me siento enfermo. Tan asqueroso, a la mierda, porque tengo, que estar aquí, al diablo, tener que hacer esto por-

Contuve a la fuerza el repentino brote de ansiedad, como si me tragara mi propio vomito, continúe apuñalando al goma, solo deseando perfectamente llevarme su vida.

De nuevo, de nuevo. Una vez mas, una tercera vez… incontables veces. Lo apuñale.

“GI! iIIGeEEaA!”

Costillas, estomago, pecho, cualquier parte grande en la que puse mis ojos. Lo atravieso con la lanza mal hecha. Cada vez que lo hago con toda mi fuerza, el goma eleva gritos de agonía. Y aun asi, los grilletes de la maldición no lo dejan retorcerse.

Creo que escuche los gritos de Futaba-san mezclados con los del miserable goma. Parece que ella esta gritando algo, creo, tal vez.

Tal vez yo tambien estaba gritando. Realmente no lo se.

“Haa… haa…”

Me siento mas cansado que con el perro rojo.

Tuve esa impresión cuando el cadáver junto a mis pies ha sufrido heridas atroces. Sucia sangre café rojiza y trozos de carne ensangrentada. Ya no hacia ruido cuando lo apuñalaba.

“Uu, uu… Mo-Momokawa-kun… acabo? Se… acabo, verdad?”

Con una fatiga y falta de aliento como si hubiera corrido un cuarto de milla a un ritmo increíble, con una pausa, no, con 3 largas pausas, le conteste al llanto de Futaba-san.

“Se acabo… el goma, esta muerto.”

Al mirar, Futaba-san aun mantenía los ojos fuertemente cerrados. Así que puedes derramar lagrimas aun con los ojos cerrados eh. Esa fue la innecesaria y vaga impresión en mi mente.

“Creo, que no puedes abrir los ojos aun.”

“…mm.”

“Solo retrocede un poco, así como estas.”
“Mm… mm…”

Este cadáver, no necesitas verlo. Especialmente porque metiste las manos en esta creación.

Mientras consideraba formas de evadir la realidad, Futaba-san y yo tuvimos éxito en nuestro primer asesinato.


 

[Anterior] [Indice] [Siguiente]

 

Anuncios

3 comentarios

  1. aunque el protagonista esta pasando por muchas cosas ahora y tiene mucha mala suerte pienso que la novela tiene su encanto y es una buena historia, espero que no la abandonen. graciasX el cap

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s