I Reincarnated For Nothing – Capítulo 41


Héroe VS Reino (3)

 

Tuvo un sueño.

Era una tierra de desesperación donde todo estaba teñido de sangre y oscuridad. Se puso cara a cara con ella en lo alto de una muralla del castillo hecha a través del dolor y sufrimiento de la gente.

 

No, fue un encuentro demasiado unilateral como para llamarlo un encuentro cara a cara.

Artpe ya había perdido contra el héroe. Todos sus hechizos mágicos habían sido bloqueados por su mago. Había tirado sus dagas desesperado, pero una arquera con largas orejas las destruyó todas con sus afiladas flechas.

 

Normalmente, sus subordinados eran perezosos, y habían tratado su autoridad como la de un general al mando como una mierda. Pero actuaron de una manera que no concuerda con sus acciones pasadas. Sus subordinados lucharon desesperadamente para protegerlo, pero al final, fueron fácilmente asesinados por la gran espada del guerrero. Si siempre lo hubieran hecho tan bien como ahora, sus acciones no se habrían sentido repentinas e inesperadas para Artpe.  Decidieron actuar así en el último momento, y eso casi hizo llorar a Artpe.

 

“No lo hagas.  Espera un momento.  No balancees eso.”

“Heroe——–.”

 

El caballero de acero, que nunca se quitó el casco, se negó a detenerse. Estaba a punto de cortarle la cabeza a Artpe. Pero el héroe detuvo sus acciones desesperadamente.

 

Todos los demás miembros del grupo del héroe suspiraron al mismo tiempo. La heroína no les prestó atención mientras se adelantaba. Hizo una sincera súplica a Artpe.

 

“Por favor, no causen problemas y ríndanse ante nosotros, el rey celestial Artpe Hirtana Kelduke. No hay necesidad de que sigamos peleando”.

 

“¡Héroe!  ¡Tú!”

“Es imposible.”

“Todo el mundo deténganse ——–Por favor, ríndanse.”

 

Artpe no había sido hostil hacia el héroe desde el principio.  Ella era la única que estaba al tanto de este hecho.  Artpe había vigilado al héroe durante mucho tiempo, y ella también era consciente de ello. Si Artpe hubiera querido, el héroe sabía que podía haberla matado hace mucho tiempo.

 

Por eso podrían estar del mismo lado.  Estaba segura de que podrían estar del mismo lado.  Ellos……

 

“Hablas como si el ejército del Rey Demonio no estuviera en una batalla para traer la paz al mundo.”

 

Pero Artpe no tuvo en cuenta las palabras del héroe mientras se burlaba de ella. Sus agudos ojos violetas estaban medio ocultos por su caído pelo negro. No fue sólo el héroe. Sus ojos brillaban como si se estuviera burlando de todo el grupo del héroe.

 

“¿Por qué…?”

 

Hizo la pregunta como si no pudiera entenderlo. Pero Artpe no le dio una respuesta.

No quería detener los avances del héroe. Una pesada carga ya estaba sobre sus delgados hombros, y él no quería añadir más a su carga.

 

En vez de eso, trató de relajar un poco su retorcida cara.  Sonrió al abrir la boca.

 

“Héroe. Estoy bastante seguro de que una muy hermosa noonim vendrá aquí pronto, y se enfadará mucho cuando vea mi cadáver. Quiero que le des este mensaje.”

 

 

Sus palabras eran muy cómicas cuando uno las tomaba como sus últimas palabras. Hizo que la cara del héroe se contrajera.  A diferencia de ella, los miembros del grupo del héroe pensaron que Artpe estaba tramando engañar al héroe. Por eso empezaron a moverse antes de que Artpe pudiera terminar su sketch. 

 

El guerrero desenvainó y empuñó su gran espada. La maga sostenía un bastón que parecía demasiado pesado para ella aunque lo sostenía con ambas manos. Preparó un hechizo. El arquero apuntó con una flecha hacia Artpe.  El ladrón de pelo rojo corrió hacia Artpe con las dagas desenvainadas.

 

Todos ellos atesoraban al héroe por encima de todo lo demás.  Querían protegerla de las verdades jodidas que dominaban el mundo.

 

“No trates de confundirla, Rey Celestial”.

“En verdad, yo….  ¡Kuh-huhk!”

 

La daga dio un corte limpio. Artpe ya había agotado su energía mágica, y su equipo defensivo estaba roto. Sus artefactos consumibles estaban agotados. Artpe ya no podía resistirse, así que expuso su corazón a la daga del ladrón.

Sí, él ya sabía que esto pasaría.

 

“En realidad, no me gustan mucho las mujeres mayores… Kahk.  ¡Por favor, díselo…!”

 

Su visión estaba siendo teñida de negro. Podía sentir el Mana de Etna elevarse desde lejos. Era la comandante del Ejército de Ladrones. 

 

(Ah, si iba a morir de todos modos, no debería haber llamado a Noo-nim aquí.)

 

Tuvo pensamientos tan inútiles cuando murió.

 

“¡Esto te hace… te hace parecer una persona normal…!”

 

Podía escuchar la voz con lágrimas del héroe mientras estaba a las puertas de la muerte.  Su voz de alguna manera hizo que le quemara el pecho.

 

Sin embargo, no podía retroceder en el tiempo.  Esta era una historia que ya había terminado.

Así fue como su vida anterior llegó a su fin.

La habilidad innata de Artpe había invertido el mundo, y abrió los ojos desde el interior de un pequeño cuerpo humano.   Quería apresurarse y despertar de la pesadilla que recordaba los acontecimientos pasados…….

 

“No······ Nooooooooooooooooo!”

 

Oyó el grito de una mujer. Era la voz que había escuchado en los últimos momentos de su vida anterior.

Espera un momento.

¿De quién era esa voz de desesperación……?

 

“——ah.”

 

Artpe abrió los ojos. Sus oídos estaban ensordecidos por el sonido.  Fue la peor clase de pesadilla.

Tenía una expresión áspera en la cara mientras trataba de levantarse.  Pero su cuerpo estaba extrañamente pesado, así que miró hacia abajo. Maetel y Sienna se habían quedado dormidas de cansancio después de haber tenido una pelea territorial sobre su abdomen.

 

Miró a un lado y vio a Aena que se había levantado temprano.  Ella le miró con ojos blancos. Ella lo miraba como si fuera un criminal condenado.

 

“——bueno, soy popular.  ¿Qué puedo hacer al respecto?”

“¡Hmmph!”

 

Las mejillas de Aena estaban hinchadas y rápidamente volteó la cabeza.  Artpe soltó una amarga sonrisa cuando la vio.  Entonces despertó a los dos mocosas que se aferraban a él como koalas. Ya era hora de salir.

 

Cuando ya había amanecido, la gente del pueblo y los niños fueron llevados fuera del pueblo por Artpe y Maetel. Como todos ellos tenían mochilas a sus espaldas, parecía que eran refugiados. Afortunadamente, era primavera tardía, así que el clima era templado.

 

“Mmm. Somos bastante evidentes.  Eso es genial…”

“¿No es malo que nos noten, Artpe?”

 

Maetel inclinó su cabeza en confusión mientras hacía esa pregunta. Artpe soltó una ligera sonrisa mientras daba una explicación.

 

“Esto sólo se aplica cuando estamos explorando una mazmorra en la que no tenemos ni idea de si hay enemigos fuertes presentes o no. No obstante, sabemos que sólo hay mobs de nivel 100 dentro de esta región.  Por eso es más conveniente que exploren y se acerquen a nosotros”.

“¡Ya veo!”

 

Cuando sus enemigos veían al grupo, atacaban inmediatamente. En tal escenario, Maetel podría cortarlos sin ser repelida por lo que tenía que hacer.

 

Artpe no explicó nada más mientras expandía sus Hilos de Mana en una amplia red. Esto no era algo como sentir un sentimiento siniestro cuando uno estaba siendo observado o emboscado. Él podría saber quién iba a atacarlo.  Como mínimo, le permitiría preparar un contraataque.

 

Mientras controlaba una enorme cantidad de maná, hizo una pregunta a la cercana Persona A de la Aldea.

 

“¿Cuál es el pueblo más cercano a este lugar?”

“El pueblo no tiene nombre oficial…   Si pasamos esa colina, estaremos allí”.

 

 

El pueblo no tenía nombre. Estos pueblos eran tan insignificantes que probablemente no quedarían registrados en las crónicas del héroe. Fueron a varias de estas aldeas mientras reunían a más gente. Además, eliminaron a todos los soldados y magos negros con los que se encontraron…..

 

La recompensa de la Mision continuaría hasta el fondo.

Pensar en ello lo entristeció.  Pero, aunque la recompensa de la Mision era basura ahora, él tuvo que pasar por ella para llegar a la siguiente etapa de esta Mision.  Este era el encanto de una Mision encadenada, así que tuvo que soportarlo.

 

(Aun así, espero que esto termine antes del verano de este año.  Quiero evitar lo que siempre ocurre en otoño….)

 

Si seguía el horario, tenían mucho tiempo. Tendrían suficiente tiempo incluso si corrieran en el mismo lugar sin ir a ninguna parte durante cuatro años. Incluso si tales retrasos ocurrieran, Maetel probablemente aprendería habilidades como el Salto(Jump) y todas las técnicas asociadas con él.  Ella era así de aterradora.

 

El problema ahora mismo era el hecho de que el mundo y los monstruos cambiaban dependiendo de las estaciones. Había monstruos que estaban tranquilos en primavera, y que causaban problemas en verano. Luego estaban los monstruos que atacaron después de la cosecha de otoño en el invierno.  Atacaron para robar la comida de los humanos. Artpe estaba tratando de avanzar en una ruta específica, y había algunos en esta ruta que se verían afectados por las estaciones…

 

(Si Silpennon es capaz de crecer rápidamente, puedo usarlo.  No, podría ser más rápido desarrollar a este…..)

 

 

A un lado de él, una encantadora chica de pelo blanco se aferraba a su manga como Maetel. Sonrió con satisfacción mientras la miraba.

 

Ella era lo suficientemente hábil como para controlar su Mana, y bajo su tutela, ella estaba emitiendo un Mana de color blanco. Lo estaba moviendo con una mano. Su nivel de habilidad era mejor que el de su vida anterior.  Tenía un potencial ridículo. ¿Por qué sólo había genios a su alrededor?

 

El genio hizo pucheros mientras miraba a Artpe.

 

“Esto es agotador, oppa.”

“El Mana es la naturaleza. Si aceptas a la naturaleza como el Mana, la naturaleza pronto se convertirá en uno con tu Mana. Te llenará.”

“Ok. Me esforzaré más.”

 

Los demonios poseían más maná que los humanos. Después de consumir Maná, los demonios también tenían un tiempo de recuperación mucho más rápido. La razón de esta diferencia fue el hecho de que la raza Demoníaca miraba al Mana de una manera fundamentalmente diferente a la de los humanos.

 

No importaba cuánto lo explicara, los humanos eran incapaces de entender la perspectiva vista por la raza Demoníaca. Había magos en los registros históricos que apenas eran capaces de entender esta verdad después de muchos años. Esta base les permitió competir contra los demonios. 

 

En su vida pasada, el mago del grupo del héroe entendió esta perspectiva. Fue gracias a este mago que las fortalezas de la raza Demoníaca en el mundo humano fueron derribadas.  Cualquier demonio que se interpusiera en su camino había muerto. En realidad, Artpe tenía más miedo del mago que del héroe de su vida anterior.

 

“Ah. Se aceleró un poco.  Oppa, es como si el Mana me sonriera!”

“— Sí, ya veo.  Así que así son las cosas”.

En esta vida, parecía que habría por lo menos un prodigio más aterrador que estaría a la par de ese mago.

 

Artpe se pregunta por qué un prodigio tan monstruoso como Sienna no se había hecho un nombre en su vida anterior. 

 

Acarició la cabeza de la chica que le sonreía.

 

“Ughhhhh, Artpe.  Yo… quiero aprender Mana….”

“Maetel, ya eres bastante buena manejando el Mana……”

 

En poco tiempo, llegaron a la primera ciudad. El pueblo había estado en depresión, ya que habían perdido a todos sus hijos.  Se alegraron cuando vieron a los niños que regresaron sanos y salvos. También lloraron por los niños que nunca volverían con ellos. Entonces se sorprendieron con el decreto de Artpe de abandonar su pueblo.

 

“¡Yo…. no puedo hacer esto!”

“Por supuesto, salvaste a mi hijo, así que te daré una compensación como agradecimiento.  Sin embargo, no puedo abandonar el pueblo…”

 

“No te obligaremos a hacer esto.  Pero si todos siguen viviendo así, los soldados volverán a robarles a sus hijos.  ¿Te doy más malas noticias? No dudarán en torturarte para obtener información sobre mi grupo. Matarán a varios de ustedes como ejemplo.”

 

“N… nuestro rey nunca…”

“Hay un rey diferente en el trono.”

“¿Q…Qué…?”

 

 

La gente discutió el tema de una manera agitada, y se formaron los lados. Las personas que han perdido luego han recuperado a sus hijos siguieron el consejo de Artpe y Maetel.  El resto se quedó atrás. Como los niños seguían obedientemente a Artpe y Maetel, la gente del pueblo decidió poner su confianza en ellos.

 

“Si los soldados vienen a hacer preguntas, díganles todo lo que vieron aquí.”

“S… si hacemos eso, mago-nim

 

“Está todo bien. Cuéntaselo todo. Incluso puedes decirme lo que estoy tratando de hacer.  Es mejor que ustedes muriendo sólo porque escondieron la información”.

 

“Mago-nim——–!”

 

La gente que se quedaba en el pueblo había rechazado a Artpe, ¡pero él estaba siendo considerado con ellos!

 

Por supuesto, no pensó que los soldados dejarían vivir a la gente del pueblo aunque ellos les contaran todo. Pero Artpe les había dado una oportunidad de luchar. Había hecho lo suficiente por estos idiotas que básicamente habían perdido sus vidas, porque temían el cambio.

 

Tomó varios días, pero el grupo de Artpe recorrió todos los pueblos cercanos. La mayoría de los pueblos reaccionaron de manera similar entre sí, y las personas que perdieron a sus hijos mostraron fuertes sentimientos hacia Artpe.

 

“¡Mi niña!  “¡Qué le pasó a mi hijo!”

“¡Lo hiciste!  ¡Apuesto a que mataste a mi hijo!”

 

Artpe entendió su ira, así que no se enojó. Maetel había estado inquieta por la situación, y había hecho bien en contenerse hasta ahora. Pero su compostura se rompió cuando conoció a los padres de los niños muertos.

 

“No, no es así.  Cuando encontramos a los niños, ya estaban…”

“Es suficiente, Maetel.”

 

 

Estaban culpando injustamente a Artpe. Maetel había salido de esta tragedia junto a él, así que habría sido raro que Maetel no hubiera estado alterada por la situación actual.

 

Pero la verdad pondría a la gente en más peligro. Si la gente del pueblo decidía quedarse, y se les decía que los niños habían sido secuestrados y que algunos habían muerto en circunstancias desafortunadas.

 

Lo dejó así.

 

“Llegué demasiado tarde para salvarlos.  Lo siento mucho.  No tengo excusas.”

 

Artpe sólo dijo esas palabras. El engaño y el desdén eran habilidades necesarias para el Rey Celestial, pero él dejó de lado brevemente esas habilidades. Ahora mismo tenía que usar una habilidad esencial usada por estafadores. Siguió adelante con su versión de la historia. Había omisiones, así que no estaba mintiendo técnicamente.

 

Fue suficiente.

 

“Eek.  Eeeeek…….”

“Koo-hoohk……  Ya sabemos que usted no tiene la culpa.  Sin embargo, si aceptamos eso como un hecho, ¡a quién debemos odiar!”

“Hoohk—— Mi bebé…. ¡Mi bebé…!”

 

Al final, mucha gente rechazó la oferta de Artpe.  Era un ser que poseía poderes misteriosos, y ese hecho era suficiente para ser condenado al destierro por ellos.

 

Por otro lado, las personas que aceptaron su ayuda se mantuvieron muy cerca de él.  Artpe tenía que estar satisfecho con ese hecho.

 

Aún así, el corazón de Maetel le dolía mientras lo tomaba todo.

 

“Artpe”.

“Nadie tiene la culpa, Maetel. La gente que reparte el odio y la gente que recibe el odio no tiene la culpa. A veces ocurren situaciones jodidas como ésta.  En verdad, esto es algo de lo que pasa en la vida real”.

 

La guerra en su vida anterior fue similar. Incluso si los demonios no querían luchar, no tenían elección gracias a la habilidad innata del Rey Demonio. Una chica de buen corazón tuvo que pelear repetidamente horribles batallas sólo porque el destino la había elegido para ser la heroína.

 

Lo que sucedió en su vida pasada estaba a punto de repetirse en su vida presente. No tenía otras palabras que decir, excepto que estaban jodidos.

 

Maetel comprendió el significado de sus palabras, así que suprimió sus emociones. Esto a su vez aumentaba la frecuencia con la que ella se colaba en sus brazos cuando dormía. Sienna se quemaba innecesariamente con un fuerte sentido de la rivalidad, así que también se quedó cerca de Artpe. Solo hicieron que Artpe se cansara.

 

Se intercambiaron muchas palabras y problemas, pero toda la gente se reunió en una semana.  Había alrededor de 2.000 personas reunidas.

 

Les llevó dos días más buscar una zona adecuada para vivir.  Terminaron en la mitad de la pendiente de una colina donde los monstruos raramente aparecían.

 

“¿Entonces se supone que construyamos la ciudad aquí, mago-nim?  No, supongo que tenemos que llamarlo una ciudad pequeña”.

 

“Hay dos mil personas aquí.  Me pregunto si toda esta gente puede vivir aquí…”

“Les ayudaré a construir su ciudad. No te preocupes demasiado por eso.”

 

Un gran número de personas vinieron aquí, porque admiraban a Artpe y Maetel. Parecía como si Artpe se sintiera un poco avergonzado cuando se rascaba la nariz mientras hablaba.  Pero sus pensamientos internos diferían un poco de su apariencia externa.

 

Ya que he hecho un cebo así de grande, un pez grande debería morderlo pronto.

Así comenzó la construcción de la ciudad.

Los peces se dieron cuenta de esto sin demora.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s