Jujutsushi wa Yuusha – Capitulo 17


TRATEMOS DE MATAR PT.2

Después de eso, vimos una manada de ratas colmilludas pasar a través de los pasajes dos veces; en una zona boscosa, vimos pasar a una tropa de Goma mientras hacían una rabieta por alguna razón. Después del flaco Perro Rojo, avanzamos a través del dungeon sin ninguna otra pelea.

Así, siguiendo precisamente las direcciones de la brújula mágica, llegamos a una escalera. Similar a la que encontré cuando entré en este dungeon, fue un descenso en espiral. Y como pensé que pasaría, realmente encontramos un jardín de las hadas al fondo.

“Vamos a parar aquí por hoy. Deberíamos dormir un poco ”

“Mm … ok, vamos”

Yo y Futaba-san, los dos estábamos cansados. Incluso si no propusiera descansar, estoy seguro de que ambos caeríamos como troncos.

Voy a dejar de pensar demasiado por ahora. Controlando nuestro agotamiento, Futaba-san y yo comimos una pésima cena de nueces de hadas con agua fría, y descendimos hacia una siesta.

Dormir con una chica bajo el mismo techo … es un escenario de comedia romántica que realmente no me molesta, y me acosté extendiendo libremente mis brazos y piernas sobre la suave hierba. Futaba-san también, en este momento ella no estaría estúpidamente consciente del sexo opuesto, y debería estar cansada, sí, mentalmente cansada, y se fue dormir a una distancia apropiada.

“Uu… ku, uuu…”

Cuando gire mi cara para espiar, lo que apareció es una larga y robusta espalda temblando. Está esforzándose para suprimirlo, pero el llanto es obvio.

Por que razón, esta soltando lagrimas esta vez? no tengo deseos de pensar en eso, y por consecuencia, tampoco de consolarla. Tambien quiero llorar.

La sorprendente dificultad de matar monstruos. Futaba-san no puede atacar. Mandas de ellos pueden ser una muerte instantánea en cada encuentro. Cada uno de ellos es suficiente para robarme el espíritu. Ninguno esta a un nivel de estrés que un otaku de preparatoria pueda manejar.

“Esta bien, aun, estoy, bien…”

Murmurando como si fuera un sacerdote, suavemente cerré mis ojos.

“Aun, no quiero morir… con un demonio, no voy a morir aquí…”

Instinto de supervivencia. Eso es lo que me mueve, la única, y aun absoluta cosa que me guía. Definitivamente saldré de este lugar con vida. Y definitivamente lograre regresar a mi mundo.

“…nnnn….”

En algún momento durante mis pensamientos sin fin, caí dormido. No se por cuánto, y no siento que deba tomarle importancia.

Sintiendo la flojera matutina y tallando mis ojos, levante mi cuerpo.

“Futaba-san… sigue durmiendo.”

Dicen que dormir ayuda a los niños a crecer, ese pensamiento se mantiene zumbando en mi mente. Pero tener un cuerpo grande cuando el corazón es inmaduro es inútil. Sí pudieras obtener valor solo por dormir, ya seria un héroe. Al menos, uno de nivel 58. (Yasa: nadie nunca supo la referencia :,v)

“No, eso esta mal…. No es su culpa.”

Ver a Futaba-san ser rotundamente inútil, incapaz de matar a un moribundo, y encima de todo, restringido cachorro, mis sentimientos están empezando a volverse como los de aquellas 3 que la abandonaron, es algo que no puedo negar. He estado presionando mis limites, no puedo dejar que ella no lo haga. No soy un gran hombre que puede reírse de eso como si no fuera nada. Me conozco bien. Por que soy yo quien más ha esperado algo de la fuerza que Futaba-san gano como caballero, soy el mas decepcionado y lleno de complejos por los fallos que esta presentando.

Aun así, no estoy molesto con ella. No me voy a enojar ni a culparla. Nunca. Me importan una mierda los sentimientos. Si lo sentimientos no funcionan, intenta con la lógica.

Así que piensa, piensa Momokawa Kotarou. Antes de que termines escupiendo ese resentimiento odioso, piensa en un plan.

“…Ah, cierto, el primero de la lista de problemas son esas habilidades de novato.”

El mayor fallo no es como tal el individuo Futaba Meiko, sino este sistema de mierda de este “cualquier cosa se resuelve con magia” mundo que produce la cosa llamada vocación la cual es una cosa que sigue dándome nada mas que decepciones.

Ya de por si tengo una interminable lista de quejas por ser un chaman con nulas habilidades de ataque, pero dejemos eso de lado por ahora. Lo que es importante son esas 3 habilidades de novato que Futaba-san posee actualmente: anticipación, repeler, y cuerpo bendito.

El que ella no tenga habilidades de ataque-alias-artes marciales, no es la cuestión.

La cuestión aquí es su falta de habilidades que enfoquen la mente en la batalla, habilidades psíquicas.

Hasta esta misma mañana, pudimos ya haber cambiado, pero de todas formas, seguimos siendo solo estudiantes. Solo porque recibimos poderes mágicos, no hay manera de que de pronto vayamos a pelear con monstruos aterradores.

De todas maneras, ya sea el grupo de Higuchi con el que me encontré, o el grupo de la representante de clase que abandono a Futaba-san, eran mas o menos capaces de pelear con esos monstruos.

Y el porque esos estudiantes pueden convenientemente ir a la batalla. El secreto reside en los poderes que afectan su psique.

CONCENTRACION Puede manejar un arco sin errores de concentración.

Si mi memoria no me falla, había un nombre y una descripción como esos. Correcto, esa es de hecho una de las habilidades de arquería básicas de Satou Aya.

Ella no tiene ni la compostura de la repre ni la bravura de Natsukawa-san. Ella es el modelo de la completamente común chica de preparatoria, y a pesar de que no hablé con ella ni una sola vez, su conducta en clase me lleva a hacer ese juicio.

Incluso alguien como ella es capaz de pararse hombro con hombro con las otras dos, peleando con gusto.

Si lo piensas un poco, frente a un goma o un perro rojo, Satou-san se ve bastante del tipo que gritaría en pánico, o incluso paralizarse por el shock, reacciones que llevarían a la muerte. Por su contribución a la pelea, debe haber una ligera diferencia con Futaba-san.

Ella traiciono esas expectativas, manejar apropiadamente sus ofensivas a distancia con el arco, no es otra cosa mas que el efecto de concentración, ese poder mágico que le permite llevar la pelea en paz.

Lo que pienso, es que esta habilidad no solo ofrece concentración cuando sostiene el arco, sino que tambien mitiga la resistencia que siente cuando el arco apunta a un animal.

Quizás sea eso, después de la pelea, la culpa puede venir de golpe… aun así, usando este poder, ella es capaz de disparar con frialdad una flecha cada que empieza una escaramuza. La culpa y la resistencia por tomar una vida se van, por lo tanto no habrá dudas por miedo o ansiedad. Con la mente siempre en calma, acorde con un maestro de arquería japonés.

Has eso por un tiempo, y hasta ella se acostumbraría a matar monstruos. Los humanos se adaptan. Justo ahora, Satou-san podría incluso ser capaz de dar un disparo en la cabeza a un monstruo casualmente como esos adictos a los FPS.

En fin, después de tener una probada de estas habilidades psíquicas, incluso un completo novato en batalla puede evitar la peor de las trampas conocida como ´pánico´ al 100%.

Si Futaba-san tuviera alguna habilidad para enfrentar al enemigo sin miedo, la mentalidad de un caballero, un “espíritu de caballería” por así decirlo, entonces ella podrá usar esos troncos que tiene por brazos para hacer puré a cualquier goma o perro rojo.

Si claro, si ella fuera así de asombrosa, no hubiera sido abandonada por esas 3 en primer lugar, ni la hubiera encontrado ni hecho mi aliada,

“De alguna forma, tengo que conseguirle una habilidad psíquica…”

Al final, regresamos a la premisa de desarrollar la vocación a través del combate. La categoría de la habilidad que queremos cambio, pero el porque, sigue siendo el mismo.

Y, como no esta funcionando, estoy metido en este problema. Es un círculo vicioso con un demonio.

“Ok, la próxima vez, evitemos los perros rojos. Y vamos por una rata colmilluda, entonces… tal vez pueda engañarla para matar…”

Se siente como simular un RPG y tratar de criar un personaje super débil, esperando grandes cosas después. Bajando el HP de los enemigos hasta 1 y dejando que el débil se lleve la muerte y gane la experiencia.

“Como si eso fuera a funcionar aquí maldición…”

Muy a mi pesar, este mundo no es un juego, ni sigue las reglas de ningún sistema de juego.

Al final, si peleas honestamente y reúnes experiencia, podrás obtener nuevos poderes, es algo establecido por lo que escuche de Futaba-san. Es mas porque, según la información de los mensajes de texto, nuestras vocaciones son proporcionadas por dioses relacionados a la batalla.

Es por eso que actúe bajo el supuesto de que incluso si vencíamos ese débil perro rojo, se volvería puntos de experiencia… pero la verdad, no estoy del todo seguro que nivel de pelea es considerado suficiente para elevar la vocación.

Podría incluso ser que las condiciones de aprendizaje sean completamente dependientes de los caprichos de cada dios… si ese es el caso entonces el que le dio su vocación a Futaba-san, el dios de los caballeros; aparentemente era una voz de mujer así que seria diosa; en fin, esta diosa de los caballeros femeninos podría no reconocerla si vence monstruos con las manos desnudas.

Que hare si ella quiere que cace algo como mi super oso armado de la suerte para subir de nivel… eso seria en la dificultad imposible, puta madre.

“Haa, solo, voy a hacer algo de medicina.”

Decidí evitar estos pensamientos de ruta de muerte, y sumergirme en trabajo como si huyera de la realidad.

Eso me recuerda, no he visto de cerca los detalles de este jardín de las hadas, quizás podría hacer un nuevo descubrimiento como la semilla de poder de antes.

Con ligeras expectativas, hice una “fácilita” como le dicen los viejos y me puse de pie.


[Capitulo anterior] [Indice] [Capitulo siguiente]

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s