Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 86


Ok, hay varias cosas que quiero decir pero como estoy medio apurado lo dejaré para otro día.

La verdad no me fue tan bien en la prueba que mencioné en el cap anterior (igual no pasa nada aun si tengo la nota más baja posible), así que estoy un poco triste con eso.

Por otro lado, me quiero lanzar de un edificio (not really). Estoy harto de traducir con presión….. Igual es culpa mía ya que no traduje los caps de esta semana el Sábado pasado cuando debía………..

Oh, sí. Antes de que se vayan a leer les aviso que se cambió la traducción del ítem ‘Pendientes de la Súcubo de Sangre’ a ‘Pendiente de la Súcubo de Sangre’. Yo, de todos modos, iré a cambiar el texto en el capítlo 83.


Yeon Hwawoo, Rango S (3)

 

[Pendiente de la Súcubo de Sangre (Único)

Durabilidad — 85/85

Limitaciones del equipamiento — Nivel +35, Aquel Que Derrotó a la Súcubo de Sangre

Opciones — Magia +10, Inteligencia +5, Encanto +15. Cuando es equipado, emitirás una esencia que atraerá fácilmente a miembros del sexo opuesto.]

Aunque sonara genial, el Pendiente de la Súcubo de Sangre por el que estuve emocionado no tenía la habilidad que esperaba que tuviera. Como tal, le pregunté a Lin sobre qué hacer.

“¿Qué? ¿Protección mental?”

“Sí.”

Mientras me miraba con desilusión, le expliqué lo que había pasado. Cuando se enteró de que quedé encantado y casi me mata la Súcubo de Sangre, su expresión fue impresionante.

“Tú, ¿enserio fuiste encantado por algo tan débil? ¿Acaso eres idiota?”

“Es por eso que quiero encontrar una contramedida. Después de todo, no puedo quedarme así como estoy.”

Cof… Tú, ¿sabes cuál es el mejor método para proteger tu mente?”

Incliné la cabeza. Con un suspiro, Lin explicó.

“Tu magia es el factor más importante. Cuanto mayor sean las estadísticas de tu magia, más fácil será soportar los ataques mentales. Después de la magia, vendría la inteligencia. Y después vendría el encanto.”

“Entiendo el porqué la inteligencia vendría siendo importante… pero, ¿por qué el encanto?”

“El encanto no solo te hace verte lindo. Afecta la forma en que otros reaccionan a tu presencia. No hay que explicarlo en detalle, solo básate en que teniendo un encanto con buenas estadísticas hará más sencillo el defenderse de los efectos mentales.”

“Entonces supongo que usaré el pendiente… Pero Lin, uno no puede elevar el encanto con bonificaciones de estatus, sino solo a través del equipamiento o los efectos de los títulos… Aunque las estadísticas suben por sí mismas ocasionalmente.”

Lin golpeó el yunque con su martillo y respondió.

“Entonces eleva tu inteligencia.”

“Es… ¿es la única manera?”

“Hay otras maneras, por supuesto. Una habilidad. Puedes aprender una habilidad que te proteja de los efectos de estado.”

“¿¡Cómo!?”

“Recuerdo que era extremadamente difícil aprender por cuenta propia…”

Con eso, Lin hizo un círculo con el pulgar y el dedo índice. Quería dinero. Cuando saqué 5.000 monedas de oro, sonrió con una mueca. Cuando saqué 30.000 monedas de oro, sacudió la cabeza. Al final, aceptó 50.000 monedas de oro, que yo saqué con manos temblorosas. Luego, continuó.

“Intenta completando el 40.º piso en solitario.”

“¡Estafador!”

“¿Pero no te acabo de dar una respuesta—?”

Lin tarareó y continuó martillando. Aunque apreté los dientes al verlo, no pude hacer nada. Después de todo, no había mentido. Al menos, me había indicado lo que debía hacer. Sin embargo, como ahora no podía hacer nada al respecto, decidí dejar de lado la contramedida para los ataques mentales. Cuando estaba a punto de salir a buscar a Dullahan, Lin me detuvo.

“A decir verdad, hay un tercer método.”

“¿Qué?”

“Puedes usar un equipamiento que tenga ese efecto. Uno que no eleve tus estadísticas para la defensa contra un ataque mental, sino uno que puede defender tu mente directamente.”

“Eso es lo que esperé que fuese el pendiente de la súcubo, pero no lo eran… ¿De casualidad vender un ítem como ese en la Tienda de Piso?”

“¿De qué hablas? Ya tienes el material.”

Incliné la cabeza, y Lin me dio una sonrisa malvada.

“Tú, ¿has oído hablar de la frase ‘veneno como medicina’?”

“¿Te refieres a…?”

“El cadáver de la súcubo, dámelo. Con un depósito de 50.000 monedas, haré algo con ello.”

“Lin, así que para eso eran los 50.000 de oro… ¡Gracias!”

Me conmovió profundamente, no dudé en mostrarle mi gratitud. Lin tosió un poco y asintió con la cabeza. Luego, dio un giro muy inolvidable.

“Es separado de la tarifa de información que acabo de recibir, no malinterpretes.”

Agh…”

Era la primera vez que Lin me atrapaba tan bien.

Reflexioné mucho sobre mi experiencia con la súcubo. Hasta ahora, había sido demasiado fácil. Nunca esperar encontrarme con monstruos en mi vida diaria era una cosa, pero lo que era más importante era que entré en pánico cuando no podía usar el Grito de Guerra del Lord Orco cuando quería hacerlo. Había muchas cosas que podría haber hecho antes de que las cosas se volvieran demasiado serias. ¿Estaba confiando demasiado en mis habilidades de Coleccionista de Habilidades? ¿¡Por qué no hice uso de todo lo que tenía!?

El mayor problema era que entonces no usé la Manifestación Deífica. ¿Para qué lo estaba guardando? ¿No era exactamente para situaciones peligrosas como esa? Estúpido, realmente estúpido. ¿¡Por qué no utilicé bien mis habilidades!?

¿Fue porque los enemigos a los que me enfrenté hasta ahora eran demasiado fáciles? ¿Fue porque todo podía ser resuelto usando las habilidades de los Jefes de Piso? Fui realmente estúpido. ¡Dar todo de mí, sin importar a quién me enfrentara, era lo que se esperaba de un artista marcial! ¡Padre siempre lo había enfatizado! Sin mencionar que, aunque sabía que las habilidades en las que confiaba tenían una limitación de una vez al día, entré en pánico y me asusté cuando no pude usarlas. Mi juicio también había vacilado. Si mi padre se enterara, sin duda tendré que pasar por otra fase de golpizas.

Por suerte, esta vez no perdí mi vida. De hecho, se convirtió en una buena oportunidad para que Ye-Eun superara su trauma y se convirtiera en una exploradora de la Primera Mazmorra. Las cosas habían salido realmente bien. Sin embargo, eso no significa que tal falla sea aceptable. Ni siquiera yo podía aceptarlo.

Este fracaso era una buena oportunidad para superar mi debilidad y crecer. Si me hubiera dado cuenta más tarde, me habría arrepentido mucho más.

Todos cometen errores. Lo importante era no volver a cometer el mismo error. Decidí tomar en serio este fallo crítico y recordarlo cada vez que me veía más laxo. Juré cambiarme a mí mismo.

Eso incluía cambiar mi viejo y tonto yo que dependía demasiado del Grito de Guerra del Lord Orco y no prestaba atención a la defensa mental, y no creía que me encontraría con monstruos en la vida real. También incluía ser capaz de usar todas mis habilidades, no sólo las habilidades de los Jefes de Piso, hasta el límite.

Afortunadamente, tenía un oponente apropiado. Era el fuerte enemigo al que tenía que enfrentarme tres veces al día, Dullahan.

Era fuerte y tenía técnicas. Era un buen oponente que podía usar para presionarme hasta el límite. La primera vez que luché contra Dullahan, dependía demasiado de las habilidades de los Jefes de Piso. Aunque gané como resultado, no me pareció que fuera una victoria total. Por supuesto, es cierto que la habilidad de Dullahan era engañosa, ¿pero qué hay de cuando luché por primera vez contra el Lord Orco? Cuando luché contra el tramposo Grito de Guerra del Lord Orco, ¿tenía el reloj de bolsillo? ¿Tenía maná? No, la respuesta es no.

Capté todos y cada uno de los movimientos del Lord Orco y sus siguientes movimientos, calculé la mejor trayectoria para detener sus ataques, y pacientemente le di golpes a su cuerpo. Aunque me llevó mucho tiempo conquistarlo, lo hice usando pura habilidad física. Aunque mi vitalidad había llegado a cero unas cuantas veces en el proceso, yo era mucho más guerrero en ese entonces que ahora.

No quiero decir que vaya a volver a ser como era. Después de todo, yo era un guerrero y un explorador de mazmorras. Quise decir que no dependería de una sola habilidad y daría todo de mí en las batallas. Con mi juramento, abrí la puerta de la sala del Jefe de Piso en el piso 35.

“¡Lucha conmigo, Dullahan!”

[Ya derrotaste a un ser idéntico a mí.]

Sin detener a su caballo de patear el suelo violentamente, Dullahan dijo eso mientras apuntaba su hacha hacia mí. Asentí con la cabeza y acaricié a Ruyue.

A medida que el vínculo entre un elementalista y sus elementales se hacía más estrecho, éste podía comunicar sus intenciones sin tener que expresarlo con palabras. Incluso podía transmitir directamente sus pensamientos y hacer que los elementales se movieran en consecuencia a ello. Debido a la manera impactante en que Ruyue y yo nos conocimos, el vínculo que compartía con Ruyue era igual de denso, o incluso más denso que el que yo compartía con Peika. Si quería pelear a espaldas de Ruyue, la comunicación entre nosotros era clave. Aunque no pensé que fuera necesario hasta ahora, había cambiado de opinión. No hacerlo cuando podía era simplemente estúpido.

[Me siento bien, como si pudiera hacer cualquier cosa.]

[Si vuelves a hacer que Master salga herido, te daré una paliza.]

[No lo haré. Shi me gusta más ahora.]

[¡A mí me gusta más!]

Elementales, me alegro de que les guste, pero ahora no es el momento de discutir. ¡Están arruinando mi momento guay! Una vez más le di una palmadita a Ruyue. Cerré los ojos por un momento y luego los abrí.

“Prepárate, Dullahan.”

[No soy tan poco pensante como para bajar la guardia ante un oponente fuere como tú. ¡Ven!]

No, pero tú ni siquiera tienes una cabeza… ¡Alto! ¡Basta de hacer chistes!

Le pasé mis pensamientos a Ruyue. El camino que debía tomar y la rapidez con la que debía hacerlo, todos estaban delineados en mi cabeza. También incluía cómo atacar a Dullahan.

Auuuuuuu!]

Ruyue arrancó sin previo aviso y atacó a Dullahan. Incliné mi cuerpo encima de ella y sostuve mi lanza en alto. Dullahan también levantó su hacha. Si soy estricto y serio, su técnica de arte marcial con hacha era de nivel 5 intermedio. Como ese era el nivel de habilidad promedio de los exploradores en el piso 35, él era realmente fuerte.

Sin embargo, mi técnica de lanza era de nivel 5 superior. ¿Por qué lo estaba evaluando como si fuera un explorador normal? Porque, a causa de eso, mi lanza fue intimidada y mis ataques fueron menos fuertes (NT: creo que traduje mal esta parte. Un día de estos le daré otro vistazo a ver qué puedo hacer). Sobreestimar al oponente era tan malo como subestimar tu propia fuerza. Tener un rango y nivel más alto en las artes marciales no sólo significaba tener ataques más fuertes. Significaba que podía dominar al enemigo con técnica. Sin ser golpeado por el ataque del enemigo, le daría un golpe. Ese sería el comienzo de mi ventaja.

“¡Jap!”

[Ráp… ¡kuk!]

La última vez, Dullahan se había defendido plenamente de mi ataque de lanza. Esta vez, sin embargo, su incómoda defensa hizo que su equilibrio se debilitara, y me permitió efectuar puñaladas consecutivas.

[¿¡Kuk!?]

“No me detendré.”

No le hice caso a la cabeza. Con mis puñaladas consecutivas, apunté a las áreas del hacha donde su fuerza no estaba concentrada, y luego cambié mi enfoque a su brazo. Al mismo tiempo, le ordené a Ruyue que atacara al caballo negro. Aunque Ruyue se las arreglaba bien sola, teníamos que trabajar juntos para aumentar la sinergia entre nosotros.

[¿¡Te atreves…!?]

“Vas a lanzarlo, ¿verdad?”

Mientras Dullahan echaba el hacha hacia atrás, me concentré en apuñalar la muñeca de Dullahan. Al mismo tiempo, Peika usó Flecha de Trueno para atacar el hacha que estaba a punto de dejar su mano. Cada vez que sus flechas de rayos chocaban con el hacha, la energía del rayo viajaba a través del hacha y hacía que Dullahan se estremeciese. Mientras él seguía sin poder recuperar el equilibrio, yo lo ataqué más.

[¡Incendia al enemigo, mi querida montura!]

“¡Ruyue!”

Auuuuuuuuuu!]

Como pensaba, ¡el caballo negro también tiene una función especial! Ante el grito de Dullahan, el caballo negro respiró hondo. Al mismo tiempo, Ruyue se echó rápidamente aliento de hielo en la cara. Después de respirar la energía de enfriamiento, el caballo negro tosió y se desmayó. Su garganta debe haberse congelado, lo que le impidió respirar. ¡Dullahan, estabas acabado en el momento en que montaste un caballo vivo siendo tú un no muerto!

Aunque Dullahan se levantó rápidamente y agarró con fuerza el hacha, le di un poderoso golpe en la muñeca con mi lanza. Ruyue levantó las patas delanteras. Brillando con una luz blanca como la nieve, Ruyue intentó pisotear las piernas de Dullahan y congelarlo.

[¡Un elemental!]

“¡Esa frase ya la escuché antes!”

Después de levantar mi lanza sobre la espalda de Ruyue, activé Golpe Heroico y arrojé mi lanza, que se había convertido en un relámpago blanco, hacia el cuerpo de Dullahan.

[¡Golpe Crítico!]

Kuaaaak!]

Dullahan tenía un cuerpo material, y obviamente tenía huesos. Como tal, recibió el 50 por ciento adicional de daños críticos. Rompe Cráneos, ¡qué título tan tramposo!

Continué apuñalando el cuerpo de Dullahan. Entonces, cuando la cabeza que él protegía con un brazo resplandeció, inmediatamente hice que Ruyue retrocediera.

Ya caí en eso una vez anteriormente. Levantamiento Repentino. Era una extraña habilidad que hacía que el cuerpo de Dullahan se pusiera de pie sin importar en qué posición se encontrara. Al mismo tiempo, soltaba una niebla oscura que paralizaba a cualquiera que tocase. Si no hubiera retrocedido, la batalla se habría invertido.

Kuaaaaa!]

Como era de esperar, en el momento en que hice retroceder a Ruyue, Dullahan se levantó mientras emitía una niebla negra. En su mano estaba su hacha fantasmal. Aunque me atacó moviendo el hacha hacia abajo, Ruyue lo esquivó mientras yo le atacaba las piernas, que aún tenían algo de la congelación de Ruyue. El cuerpo de Dullahan se inclinó y el hacha golpeó el suelo magníficamente. Luego, Dullahan apretó los dientes mientras levantaba su hacha nuevamente.

[Nada mal, humano.]

“Si eso te sorprendió, espérate a ver lo que viene ahora.”

Contestándole levemente a Dullahan, mis ojos brillaron con frialdad. La lanza que levanté se convirtió de nuevo en un rayo blanco, amenazándolo.

Las habilidades activas de batalla eran realmente difíciles de obtener. Las habilidades activas de batalla que obtuve mientras subía al piso 35 sólo fueron Golpe Heroico, Tempestad Elemental y Bestia de Trueno. Sin mencionar que Bestia de Trueno era más una habilidad de apoyo que de ataque, ya que aumentaba enormemente mi poder de ataque. Aparte de estos tres, Explosión del Trueno Negro, que estaba guardado en mi reloj de bolsillo, también podía contar como una.

Como tal, tuve que hacer el mejor uso de mi habilidad de ataque para infligir daños críticos en el momento adecuado. Tempestad Elemental era una habilidad de gran área de efecto que utilizaba la mitad de mi MP, y Golpe Heroico era una habilidad de objetivo único que utilizaba una gran cantidad de HP y MP. Bestia de Trueno era comparativamente mejor, pero tenía un límite de 110 segundos, y no podía usar mi lanza con ella. Ahí fue cuando me pregunté. ¿Había una forma de atacar continuamente como si estuviera usando Bestia de Trueno mientras aún usaba mis fuertes técnicas de lanza?

Allí se me ocurrieron dos habilidades para ello. La primera era usar continuamente Golpe Heroico.

Sin maná, era imposible. No había ninguna duda al respecto. Sin embargo, con maná, que fortalecía y rejuvenecía el cuerpo sin cesar, no era tan imposible lanzar ataques que concentraran la fuerza de todo mi cuerpo. El maná que debería usarse para añadir poder destructivo podría usarse para fortalecer la recuperación física. Aunque los ataques serían entonces más débiles que un único Golpe Heroico destructivo, podría atacar consecutivamente con menos gasto de maná. Determinando que era posible, empecé a ponerlo en práctica.

[Héroe… Ustedes los héroes siempre avanzan con rapidez. ¡Sin conocer los días de desesperación que te esperan, riendo sin miedo y disfrutando de las bendiciones otorgadas a ti…!]

“Perdona, pero no me interesa.”

No importa cuántos presagios arrojara, no me importaba. Aparecería en el momento adecuado y lo superaría. No estaba tan aburrido que me preocupara por las cosas que pasarían en el futuro.

[Pero no me rendiré. ¡No nos rendiremos! ¡Ustedes bastardos que me arrojaron aquí, escúchenme! ¡Nunca les ofrecí mi alma, bastardos!]

“Como dije…, ¡no me interesa!”

El aire estaba bordado con relámpagos. Mis músculos y mi voluntad estaban enfocados en un solo punto de mi lanza. Sin embargo, el maná que reforzaba la lanza también se dividió para proteger, rejuvenecer y fortalecer mi cuerpo. Para evitar que mi voluntad se interrumpiera, me concentré. Si yo era realmente un héroe, esto debería ser posible.

Dullahan levantó su hacha, que brillaba con un aura de destrucción. Bien, sabía que alguien tan inteligente como tú no sólo usaría esa habilidad cuando tu cabeza se separara.

[… ¡¡Estallido!!]

“¡Golpes Heroicos Consecutivos!” (NT: No puedo creer que volví a olvidar cómo se tradujo antes Outburst… Lo peor es que la traducción la hice hace unos caps…)

Con los ojos bien abiertos, eché mi lanza hacia delante. Al mismo tiempo, pensé…

Mi sentido para nombrar apesta.


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s