I Reincarnated For Nothing – Capítulo 36


Ahora que lo pienso, soy un héroe (4)

 

Artpe corría por la mazmorra con su habilidad de leer toda la creación activa. Fue capaz de encontrar las trampas. Pudo evaluar el número de enemigos cercanos y sus habilidades.  También pudo monitorear la cantidad de maná que poseía la Mazmorra.

 

Su existencia hacía que cualquier trampa o emboscada fuera irrelevante. Además, nadie podría soportar más que un solo ataque de Artpe y Maetel.  Aena corría sin descanso, pero apenas podía seguirles el ritmo.

 

“¡Son fuertes…!”

“Esa es la tercera frase en las ‘50 líneas que nadie sobrevivió después de decirlas’.  Debiste haberlo estudiado un poco.”

 

Artpe había estado corriendo mientras sostenía la mano de Aena. Él infundió ligeramente Mana en su daga. La daga atravesó la garganta de un soldado en retirada. Cuando el soldado cayó, el mago negro escondido en la parte de atrás fue revelado.

 

“B….bendición de la oscuridad clandestina….”

“Hoohng.”

 

Su oponente reveló su identidad como mago negro al entonar un hechizo. Sin embargo, la daga plantada dentro de la garganta se deslizó hacia afuera mientras se elevaba de nuevo en el aire y se incrustó en el corazón del mago negro.

 

El mago negro no tenía ni idea de lo que le había pasado.  Cayó impotente al suelo mientras Maetel también se ocupaba de los soldados que quedaban en un abrir y cerrar de ojos. Murmuró para sí misma como si se hubiese quedado confundida por lo que había ocurrido.

 

“Son demasiado débiles.”

“¿Recuerdas que te hablé del mejor chef del mundo Demoníaco?”

“¡Sí! ¡Quiero comer comida cocinada por ese demonio!”

 

Artpe la miró con ojos peculiares cuando dijo esas palabras.

 

“Parece que los demonios están haciendo una comida única en la vida aquí.”

“¿Cómo sabes eso?  Sólo hay gente mala aquí.”

“Hay una razón.”

 

Si había un demonio poderoso presente aquí, había una buena posibilidad de que Artpe y Maetel sufrieran una derrota. Pero, este era probablemente un plan menor, así que ¿por qué enviarían un Demonio por encima del nivel 200 aquí? No fue algo que se hizo a la ligera. Todos los magos negros hasta ahora eran humanos, y ninguno de ellos superaba el nivel 50.

 

En realidad, el Rey Demonio no sólo envia primero al más débil contra el héroe. Envió al más débil entre sus subordinados a hacer todas sus tareas. Esto también era cierto cuando se ocupaba de las fuerzas conjuntas.

 

De alguna manera tenía sentido si solo planeaba la supervivencia del más fuerte, independientemente de si eran aliados o no. De todos modos, no importa cómo lo pensara, el Rey Demonio era un idiota.

 

“¡H… huye….!”

“No, no podemos huir.”

“Nosotros… tenemos que llamarlo…”

“No, no podemos llamarlo.”

 

Los débiles típicamente huían cuando aparecía un oponente fuerte. Si huir no era una opción, pedían refuerzos. Por supuesto, fue inútil frente al héroe Maetel y el héroe podrido Artpe.

 

“¡Koohk!”

“¡Kah-hahk!”

 

Todos fueron asesinados tan pronto como eran encontrados, así que las noticias no fluyeron hacia la mazmorra interior donde otros estaban en espera. Por eso murieron diciendo líneas similares o murieron antes de que pudieran hablar.

 

Artpe planeaba hacer un manuscrito que escribiera las frases más comunes habladas antes de la muerte por personajes menores.  Sus enemigos aquí fueron fieles en el uso de ese repertorio de frases.

 

“¡Usa la magia de la transmisión!”

“Eso tampoco está funcionando.”

“¡Kahk!”

 

Como mínimo, Artpe se mantuvo vigilante sobre el uso de la magia de transmisión. No tenían que temer a nadie dentro de la mazmorra, pero si un oficial del ejército del Rey Demonio podía ser movilizado, no habría ninguna contramedida.

 

Por supuesto, la magia de la transmisión era inútil delante de su capacidad de Leer toda la Creación y las Cuerdas de maná.  Sus oponentes ni siquiera podían usar una simple magia o una maldición.

 

“¿Se dan cuenta de lo que acaban de hacer?”

“Sí, ya lo sabemos, así que no tienes que explicárnoslo”.

“¡Kuh-huhk!”

 

Era como si los soldados se engañaran pensando que eran el archiduque, y los magos negros salían al aire como si hubieran subido a la silla del Rey Demonio. Pero, todos fueron asesinados por la espada de Maetel y la daga de Artpe antes de que pudieran pronunciar sus amenazas.

El primer piso terminó en poco tiempo, y el segundo piso tampoco tardó mucho. 

Aena se estaba cansando mientras intentaba seguirles el ritmo.

 

“Cómo…  Hehk.  Esto es…”

“Shhh.”

 

Cuando bajaron al tercer piso, Artpe extendió sus Hilos de Maná en todas direcciones. Inmediatamente pidió silencio a los miembros de su grupo.  Entonces su expresión se contrajo de una manera arrepentida.

 

“Como se esperaba de una primera misión… La Mazmorra termina en el tercer piso. Sin embargo….. La Mision comenzó demasiado tarde.  Tsk.”

“A veces Artpe dice palabras muy profundas.”

“¿Los niños están aquí…?”

 

La maldición presente en la atmósfera del primer y segundo piso era soportable para la gente normal. Pero fue posible ver la maldición con los ojos en el tercer piso. Parecía una niebla muy espesa.

 

“Koohk, mago-nim.  Se siente como si el aire estuviera ardiendo!”

 

Cuando vio que la tez de Aena se había puesto pálida inmediatamente, sacó la obsidiana mientras chasqueaba la lengua.  Aspiró toda la maldición que reside dentro del Mana atmosférico.

 

La tez de Aena mejoró un poco, pero el dolor que sentía no se calmaria hasta que él pudiera deshacerse de toda la maldición de la atmósfera. Sin embargo, fue una suerte que se hubiera librado antes de su maldición. 

 

“Correremos a toda velocidad de ahora en adelante. Aena, tienes que correr como si tu vida estuviera en juego.  ¿Entendido?”

“E…entiendo.”

 

El tercer piso estaba inusualmente tranquilo. Solo había tres personas corriendo por el suelo, por lo que pequeños sonidos resonaban por todo el pasillo. Todas las trampas fueron desactivadas y destruidas. Los soldados y magos negros que habían aparecido en el primer y segundo piso cada vez que se aburrían, no estaban presentes aquí. La maldición en el tercer piso había sido lo suficientemente fuerte como para ser peligrosa para ellos también.

 

“Es tan silencioso que me hace sentir muy incómoda. Artpe……..”

“No te preocupes. Los niños aún no están muertos. Al menos, no todos.”

 

Las palabras de Artpe insinuaban algo. Era fácil discernir lo que decía. La expresión en los rostros de Maetel y Aena se endureció. Sus movimientos se aceleraron como si respondieran a sus emociones.

 

Maetel corrió valientemente por la Mazmorra llena de la maldición. Artpe ató la obsidiana de la codicia a una cuerda de maná, y la rotó para succionar toda la maldición. Siguió guardando la maldición mientras la seguía.

 

Aena los siguió, y las lágrimas ya llenaban sus ojos.  Sostuvo una rama en sus delgadas manos. Lo había traído con ella como su arma, y su corazón temblaba como la rama.

 

Pasaron de una habitación a otra. 

Maetel de repente se detuvo cuando pasaron la tercera habitación.

 

“——ooh.”

“¿Guerrera-nim?”

“Ooooooh.”

 

Un lamento salió de la boca de Maetel. Artpe había visto la información sobre su entorno con su habilidad de Leer Toda la Creación, así que sabía por qué ella estaba reaccionando de esa manera.

 

Si era posible, no había querido que ella viera este espectáculo. Pero la Obsidiana de la Codicia absorbió toda la niebla creada por la maldición. Hizo que el entorno fuera más brillante, por lo que era imposible no verlo.

 

“…………. Están muertos.”

 

Maetel habló con voz estremecida. Se veía un monstruo muerto en la esquina de la habitación. Estaba tirado sobre un charco de sangre. Artpe se quedó callado mientras Aena también vio al monstruo.

 

El monstruo tenía un cuerpo pequeño como si no hubiera madurado completamente, pero sus brazos y piernas eran anormalmente largos. Llevaba ropa humana hecha jirones, y tenía una costra de sangre marrón seca.

 

“Ah. Ah-ooooh.”

 

Cuando confirmó los otros cadáveres de monstruos, Aena soltó un inarticulado gemido. Los monstruos no llevaban ropa o accesorios que le permitieran identificarlos. Pero todos se parecían a su dongsaeng.

 

Artpe pudo descubrir que los niños se habían convertido en monstruos hace unos 10 días gracias a su capacidad de Leer toda la Creación. Pero se guardó ese hecho para sí mismo.  Todos los monstruos muertos aquí habían estado en la misma situación que la dongsaeng de Aena.

 

“¿Por qué los mataron?”

“Eso no lo sé. Si su objetivo era convertir a los niños en monstruos, probablemente los querían para algo. Deben haber tenido un plan. El hecho de que mataron a los niños en lugar de enviarlos al mundo…”

Era difícil encontrar una explicación. Si el ejército del Rey de los Demonios quisiera sembrar confusión en el mundo exterior, habrían enviado a los monstruos al mundo. Habían logrado aplicar la maldición, pero los monstruos fueron asesinados?  Fue un movimiento estúpido.

Si no, tal vez había un plan que Artpe era incapaz de discernir?

 

“Debe haber dolido mucho”.

 

Mientras Artpe pasaba por sus pensamientos, Matel murmuró para sí misma de una manera ausente. Los monstruos habían muerto mientras escupían sangre, y Maetel no podía apartar su mirada de ellos. Repetía las mismas palabras como si algo se hubiera roto dentro de ella.

 

“Debe haber dolido mucho…  Debe haber dolido mucho…”

“Maetel”.

 

Una energía roja comenzó a emanar de su cuerpo.  Era una señal de que su habilidad de Berserker estaba a punto de ser activada. Artpe la tomó rápidamente, y la energía se acumuló instantáneamente dentro de ella.  El hecho de que pudiera retractarse tan fácilmente era más aterrador que la propia habilidad.

Maetel se volvió hacia Artpe mientras hacía una petición.

 

“¿Artpe? Los niños…..  Por favor, no dejes ninguna…”

“Entiendo.”

 

Cuando Artpe extendió la mano, los cadáveres de los monstruos muertos fueron incinerados en un instante. Había gastado mucho dinero aprendiendo esta magia, pero nunca se había imaginado que este sería el primer lugar donde la usaría. Se quedó estupefacto ante el giro de los acontecimientos.

 

“Lo siento, chicos…  Siento no haber llegado antes”.

“Ah, ah-oooooh…..hoohk.”

Maetel murmuró para sí misma mientras se quedaba quieta. Vio como los cadáveres de los niños se convertían en cenizas dentro del fuego. Aena no podía dejar de pensar que su dongsaeng podría estar entre los monstruos muertos.  No estaba en sus cabales. Artpe los miraba mientras se mordían los labios con firmeza.

 

(Las habilidades de Maetel son asombrosas, pero su mente es demasiado inmadura. Si hubiera sido posible, quería que ella experimentara una experiencia tan sucia más tarde… Mierda.)

 

Como el incidente ya había ocurrido, no se podía hacer nada al respecto. Artpe quería cambiar el ambiente que rodeaba a Maetel y Aena, así que aplaudió ligeramente.  Les llamó la atención sobre él.

 

“Podemos llorar por ellos más tarde. Tenemos que movernos antes de que sea demasiado tarde”.

“——Entiendo.”

 

Maetel asintió con firmeza. Miró a la niebla creada por la maldición, y se lanzó hacia delante.

 

“Apurémonos.”

 

El tercer piso de la Mazmorra era ridículamente largo comparado con los otros pisos.  Cada vez que la maldición era absorbida la imagen de uno o dos cadáveres de monstruos se revelaba.

 

El cuerpo de Aena temblaba cada vez que se encontraban más cadáveres, pero los dos héroes no se detuvieron. Lo único que hicieron fue quemar los cuerpos con fuego cuando los encontraron.

Lo único que merecía una mención especial era el estatus de Maetel.

 

[Maetel]

[Nivel : 174]

[Berserk Lv13]

 

Sabía que Maetel no había activado su habilidad de Berserk, pero cuando lo comprobó con su habilidad de Leer toda la creación, su habilidad de Berserk crecia en tiempo real.

 

Cuando vio los cadáveres de los niños convertidos en monstruos quemados en cenizas, se sumergió más en la niebla creada por la maldición, y una energía roja emanó de ella. Parecía que se iba a manifestar, pero Maetel siempre lo devolvía a sí misma. Era como si estuviera acumulando su ira mientras esperaba el momento para liberarla de una vez.

 

Era algo que se podía ver en los Berserkers que habían aprendido a controlar sus emociones durante muchos años.  Era una etapa que se podía alcanzar después de haber estado en innumerables batallas, pero Maetel mostraba signos similares a los de esos Berserkers.  Ni siquiera Artpe se atrevió a adivinar lo que estaba sintiendo ahora mismo.

 

“Yo… ya he contado más de….cientos de ellos, mago-nim.  ¿Qué vamos a hacer?  ¿Qué podemos hacer?”

“La escala de esta operación es mucho mayor de lo que esperaba. En el peor de los casos, existe la posibilidad de que haya más de estas mazmorras.  …Maetel, detente.”

 

Cuando escuchó las palabras de Artpe, Maetel inmediatamente se quedó quieta. También podía sentirlo. La persona responsable de estas atrocidades estaba cerca.

La Obsidiana ya había absorbido toda la maldición que podía en la atmósfera, por lo que el mago negro en el tercer piso supo inmediatamente que algo andaba mal. Por eso había puesto una trampa mientras esperaba que el grupo viniera a él.

 

Por supuesto, una Mazmorra y un mago que pudiera lanzar una maldición de este calibre no podrían derrotar a Maetel a su nivel, pero……..

 

“Sé que estás enfadada. Pero si no eres capaz de moldear la rabia a tu voluntad, algún día te hará tropezar. La mayoría de los Berserkers terminan encontrando su muerte a través de este error.”

“Artpe… Gracias por la advertencia.”

 

 

Maetel tenía una leve sonrisa en su cara. Cuando se enfrentó a la sonrisa, se dio cuenta de que su advertencia había sido innecesaria.

 

“Pero nunca cometeré tal error.  No puedo permitirme cometer ese tipo de error en este momento”.

“…… Sí. Hagámoslo.”

“Está bien.”

 

Cuando Maetel dio un paso, Artpe extendió sus cuerdas de maná para desactivar por completo la trampa que les esperaba. Por supuesto, cuando lo hizo, su enemigo se dio cuenta de ello.

 

“¡Ustedes vieron a través de la trampa, malditos bastardos!”

 

Sólo había un enemigo aquí. Para ser precisos, sólo había un mago negro capaz de soportar la maldición atmosférica.

 

“Hicieron tanto alboroto…  Es por eso que voy a tratar con ustedes yo mismo… ¿huh?”

 

La obsidiana había absorbido toda la maldición en la atmósfera. Se podía ver a los niños tirados descuidadamente por toda la gran sala como si fueran una colección de materiales de desecho. Luego estaba el hombre de mediana edad con una túnica excesivamente elaborada que apuntaba con su bastón hacia ellos.

 

“¿Ustedes son niños….?”

 

El mago también pudo ver al grupo ahora. Cuando se dio cuenta de que los intrusos eran solo tres niños, sus ojos se abrieron de par en par, sorprendido.

 

“¡Nunca esperé que los niños fueran capaces de soportar la maldición para llegar a este lugar!”

 

Artpe hizo la pregunta con calma.

 

“¿Eres tú el que esparció esta maldita maldición?”

“¡Claro, Yo la esparcí! Pero, el resultado no ha sido óptimo.  Ahora que los veo…”

 

Una desagradable sonrisa apareció en su cara..

 

“Si esto va bien, ¡podría tener éxito en mi experimento (prueba)!”

 “Un Experimento (prueba)…”

 

Maetel agarró con fuerza la espada larga.

Mientras se enfrentaban al mago negro, ella seguía mirando a los niños caídos dentro de este espacio común.

Vio a los niños hambrientos que fueron contaminados por la maldición. Estaban sufriendo.

 

“Un Experimento (prueba)…”

 

La energía roja se desbordaba antes de ser absorbida.  Este proceso se repetía una y otra vez. Si la rabia pudiera ser personificada, Artpe pensó que esa persona se parecería a Maetel en este momento.

 

“Eres malo.  ¡Eres realmente malo!”

 

Maetel no pudo contenerse, así que denunció a su oponente.  La cantidad de vapor rojo que emanaba de su cuerpo seguía aumentando.

Parecía que el mago negro era incapaz de ver este vapor.  Si pudiera sentir su ira, no podría sonreír como ahora.

 

“Jaja. ¡Eres muy graciosa, niña! ¿Quién te crees que eres?  ¿Qué te permite determinar lo que está bien y lo que está mal? Tienes mucho que aprender! Mucho!”

 

Maetel ignoró sus palabras mientras doblaba ligeramente las rodillas. Empujó su espada para tomar una posición adecuada.

 

Había una distancia de 50 metros entre Maetel y el mago negro. Desde la perspectiva del mago negro, parecía que había perdido la calma. Pensó que por eso ella no registraba la distancia entre ellos. El mago sonrió cuando evaluó su estado de emoción. Se rió mientras levantaba su bastón.

 

“Parece que tendré que darle una explicación.  Te diré para qué es mi experimento.  Es para nuestro gran……..”

 

El bastardo intentó hacer algo que los personajes malvados habían patentado. Trató de explicar por qué estaban haciendo cosas tan malas, su objetivo final y el método en el que aterrorizarían al mundo. Pero no fue capaz de informarles.

 

“Hoo-ooh.”

 

La espada de Maetel le cortó la cabeza de un golpe. Los humanos normales mueren cuando les cortan la cabeza. Los muertos no hablan. Desafortunadamente, el bastardo no se había echado una maldición que lo hubiera convertido en un lagarto.

 

“G… guerrera-nim.”

“Maetel, tú….”

 

Hasta hace un momento, Maetel había estado bastante lejos de su objetivo.  Pero estaba guardando su espada mientras estaba donde el mago negro había estado antes. Los ojos de Aena y Artpe se volvieron cuando vieron algo parecido a la magia.  Maetel se giró para mirar a Artpe, y ella estaba en un estado similar de conmoción.

 

“Se siente raro, Artpe.”

 

No podía usar magia. Si es así, ¿tomó prestadas las botas de Artpe para usar el hechizo Blink?  Por supuesto que no.

 

“Siento como si este poder siempre hubiera estado dentro de mí.”

“Eso……… Así que así son las cosas.”

 

Contestó Artpe con una voz atónita pero hueca.

Le costaba creer en la información reflejada en sus ojos. Ya sabía que ella era un genio, pero nunca imaginó la posibilidad de que su talento superase al del héroe de su vida anterior.

 

[Maetel]

[Héroe]

[Nivel : 174]

[Habilidad innata: Aceleración]

 

La heroína de su vida anterior apenas había sido capaz de despertar a su habilidad innata llamada Aceleración a los 19 años.

Maetel acababa de despertar a los 13 años.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

3 comentarios

  1. a mi tambn me asusta pensar que maetel acabara con la mente rota, incluso no se como ella se libra de todo el estres pero si no madura rapido no podra controlar el esta berzerker. en la parte final creia que obtendria [paso instantaneo] o algo asi pero para llegar en un instante divio de corre 20m en unos segundo para que ni el mago ni arpe se dieran cuenta

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s