Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 83


Dios. Este capítulo tuve que terminarlo entre la semana ya que no me dio tiempo para terminarlo el Domingo pasado… Fue horrible.

Oh, sí. Ayer empecé a traducir Vermillion. Quizás lo saque el Lunes junto al capítulo 84 de ICDS. QUIZÁS.

… Y por último. Estoy casi seguro que habrá uno o dos errores en este capítulo. Si los encuentran, díganmelo en los comentarios. Yo después los corrijo más tarde 😉


Bajo las Dos Lunas (6)

 

“¡Kyaaaaaaaaak!”

“¡Peika! ¡Ruyue!”

En el momento en que la súcubo gritó como loca, recuperé la conciencia y grité los nombres de Peika y Ruyue. Mis dos elementales aparecieron inmediatamente.

“¡Kiaaaaaaaaaaak!”

[¡Master!]

[¿Estás bien? ¿Estás bien?]

“Antes de que vuelva a ponerme raro, ¡sáquenle el otro ojo!”

Quitando los ojos de la súcubo, grité con toda la fuerza de mis pulmones. Aunque también necesitaba pedir ayuda a los otros exploradores de las mazmorras, ya que no sabía si vendrían inmediatamente y no podía pensar directamente por el miedo de estar completamente subordinado a un solo ser, sólo podía gritar mi simple orden. También podría haber llamado a Peruta usando la Manifestación Deífica, pero me había olvidado de mi maestro de confianza por el miedo extremo que sentía.

“¡Kyaaaaaak! ¡Perra, te mataré! ¡Ala Sangrienta de Cuervo! ¡Llama Cortante!”

Flecha Congelada!]

Lanza Relámpago!]

Las cosas explotaron y arrasaron la habitación. Aunque los fragmentos volaron hacia mí, como sólo eran trozos remanentes de los ataques, no pudieron dañarme mucho. Los estudiantes que estaban bajo el control de la súcubo podrían haber resultado heridos, pero yo no estaba en condiciones de preocuparme por ellos.

Pero en esa situación en la que mi energía vital estaba a punto de ser retirada, el ojo de la súcubo fue arrancado. Sin embargo, todos los demás estudiantes deberían haber estado bajo el control de la súcubo, y como eran gente común, no podrían haber hecho nada, aunque no estuvieran bajo su control.

Entonces, empecé a pensar en lo que acababa de ocurrir. Cuando estaba a punto de entregar mi vida a la súcubo, cuando me quedé allí sin poder hacer nada, aún podía recordar vívidamente la sensación de impotencia.

Antes de que le arrancaran el ojo a la súcubo, Su Ye-Eun se había quitado la capucha. Significaba que ella había resistido el encanto de la súcubo más tiempo que yo. Sin mencionar que Su Ye-Eun no estaba a mi lado en este momento. En ese caso, sólo había una respuesta.

La que le arrancó el ojo a la súcubo fue Su Ye-Eun.

¿¡Cómo!? Ella debería tenerle fobia a los monstruos, y aunque no la tuviera, ¿¡cómo le arrancó el ojo a una jefa de raid!? Por supuesto, la respuesta era simple. Su Ye-Eun no tenía fobia a los monstruos y, en cambio, tenía una habilidad muy fuerte que le permitía arrancarle el ojo a la jefa de una raid rango B. Su capacidad de ocultación no sólo ocultaba su apariencia, sino también su poder.

“¡Levántense todos! ¡Maten a estos desquiciados!”

Al oír la voz chillona de la súcubo, salí de mis pensamientos y levanté la cabeza. Los estudiantes en el suelo que tenían la mirada en blanco comenzaron a levantarse.

Mierda. En este lugar donde relámpagos, fuego y hielo volaban, ¡sus vidas estarían en peligro con sólo levantarse! Por muy desesperada que fuera la situación, no podía quedarme de pie y ver cómo los estudiantes se lanzaban a un pozo de fuego. Pero, ¿qué podía hacer? Después de pensarlo un poco, recordé que tenía una manera de detenerlos.

“¡Kiaaaaaak!”

[Has usado Llanto del Espíritu Vengativo. ¡Todos los enemigos dentro de la zona se vuelven confusos y asustados!]

Ueeeeek.”

“No puedo ver delante de mí.”

“Tengo que completar las órdenes de Master.”

Jiik, ¡no te acerques! ¡Para!”

Aunque estaban siendo controlados por la súcubo, todavía tenían las capacidades físicas de los estudiantes ordinarios. Después de ser afectados por el Llanto del Espíritu Vengativo, se pegaron entre ellos o rodaron por el suelo. Uno por uno, los recogí apresuradamente y los arrojé al pasillo. Podía oler sangre surgiendo del pasillo. ¡Ella realmente mató a mucha gente!

Maldita sea, ¿nadie ha contactado a Guardián aún? Ahora que lo pienso, ¡no había nadie que pudiera contactarlos! Esta maldita súcubo debe haber cautivado a la gente en el momento en que se coló en la universidad. Como ella fue quien inició este EM, es probable que las cámaras de seguridad de la pensión tampoco estén funcionando.

Al otro lado de la puerta abierta, sonó un estruendo. Me entró un escalofrío en la espalda. ¡Esta mujer estaba llamando a sus secuaces! Para usar el canal de comunicación del explorador de mazmorras que tanto había olvidado, me puse la mano en la boca. En ese momento…

“¡Kyaaaak! ¡Mis ojos, mis ojos!”

[¡Master, esa extraña mujer se arrancó los dos ojos! Su poder de encanto desapareció!]

[Esa mujer es aterradora. Aterradora.]

Peika y Ruyue volaron hacia mí. ¿Su poder de encanto desapareció? Recordando la sensación de impotencia que sufrí, me di la vuelta con cuidado. Allí, vi a Su Ye-Eun revelando completamente su hermosa cara y agitando su cabello negro, y atacando a la Súcubo de Sangre. Desapareció y reapareció aquí y allá, mientras sus manos eran teñidas de rojo por la sangre de la Súcubo de Sangre.

Los ojos de Su Ye-Eun brillaban con un color rojo, a diferencia de lo normal. Usando el sigilo, se escondió de la súcubo, y luego atacó con sus uñas cuando la súcubo mostraba una abertura. Sus uñas claramente tenían maná impregnado en ellas, dándoles un aura roja. Aunque algo bárbara, ella se veía llamativa y poderosa.

Después de los ataques de la Súcubo, Su Ye-Eun sangraba aquí y allá. Aunque su poder de ataque era fuerte, su defensa era baja. A este ritmo, ambas se matarían entre sí. Como sabía que ya no tenía que preocuparme por el encanto de la Súcubo de Sangre, no podía quedarme parado viendo cómo golpeaban a Su Ye-Eun.

Saqué la Lanza Negra de Tierra de mi inventario. Aunque consideré usar Manifestación Deífica por un momento, pero pronto deseché la idea. ¿De qué estaba asustado? Tenía que vengarme con mis propias manos. No debería echarme atrás, ¡especialmente después de saber que era lo suficientemente fuerte!

“Peika.”

[¡Lo tengo!]

Sin tener que decir mucho, Peika se metió en mi lanza. Posiblemente porque sintió la fluctuación de la energía, la Súcubo de Sangre, que todavía goteaba sangre por las dos cuencas de sus ojos, me miró. Era un espectáculo de lo más aterrador.

“Gracias, Ye-Eun. Ya puedes descansar.”

“¡Ut!”

Su Ye-Eun se sobresaltó con mi voz, y luego obedientemente retrocedió. Estaba preocupada por su estado mental debido al repentino cambio que experimentó, pero me pareció que estaba bien. Al mismo tiempo que Su Ye-Eun retrocedió, ataqué a la Súcubo de Sangre.

“¡Túuuuuu!”

La Súcubo de Sangre dudó sobre si debería atacarme a Su Ye-Eun o a mí, pero al final, ella eligió al que la estaba atacando a ella, a mí. Docenas de bolas de fuego aparecieron en el aire y volaron hacia mí. Ruyue resopló.

Muro de Hielo!]

Aunque ambos eran jefes de raid rango B, había una clara diferencia entre la raid de 20 personas contra la Súcubo de Sangre y la raid de 500 personas contra el Jabalí de Hierro Gigante. Dada la amplia cantidad de maná, la pared de hielo de Ruyue se mantuvo firme incluso después de recibir todos los ataques de la Súcubo de Sangre.

En realidad, la súcubo sin su capacidad de encanto era como un tigre sin garras. No había nada que temer.

Usé la Velocidad Divina. En un abrir y cerrar de ojos, me encontré frente a la súcubo. Moviendo mi lanza, primero corté un lado de las alas de la súcubo. Fue porque sus alas exudaban ese aura de encantamiento. Aunque no era lo suficientemente fuerte como para seducirme ahora que no tenía sus ojos, no había necesidad de dejar atrás una fuente potencial de peligro.

“¡Kuaaaak! ¡E-espera!”

La súcubo finalmente pareció percatarse de mi fuerza. Un monstruo estúpido habría atacado sin entender la diferencia de fuerzas y habría muerto, pero la Súcubo de Sangre, que hace un momento estaba teniendo una batalla de vida o muerte con Su Ye-Eun, retrocedió como un ratón frente a un gato.

“Espera, espera, déjame vivir. T, te daré mi lealtad. Solo soy una pobre súcubo. Esa mujer me maltrató. Si me salvas de ella, hasta te puedo dar mi cuerpo…”

“No lo necesito.”

La interrumpí. No quería perder más tiempo escuchándola. ¿Quién sabe si se recuperaría durante ese tiempo y entonces volvería a atacarme?

“¡Solo quería vivir! Te seré leal, así que, por favor, no me mates. ¡Tampoco mataré a esa mujer! Sólo estaba un poco emocionada por aparecer en un mundo como este, lo, ¡lo siento! ¡Mi cuerpo será de utilidad!”

“Tu cuerpo, ¿eh?”

“¡S-sí! Una vez que mis ojos se recuperen, te serviré como una belleza a la que ningún hombre puede resistirse. Haré todo lo que quieras, ¡así que déjame vivir por favor! ¡Seré tu esclava!”

Una súcubo que puede tomar la forma de una belleza. ¿Qué hombres no estarían tentados de ser capaces de tener una mujer así? Su oferta era realmente tentadora y escogió bien sus palabras.

Sin embargo, eligió al oponente equivocado.

“Entonces, ¿quién pagará por todos aquellos que perecieron?”

“¿Pagará? ¿A qué te…?”

“Adiós.”

“Espe—”

Sin dudarlo un instante, le corté la cabeza a la súcubo. La Lanza Negra de Tierra, en la que había vertido una gran cantidad de maná mientras estaba en espera, le había atravesado fácilmente el cuello. Atrapé la cabeza de la súcubo, que había volado en el aire. Ahora que estaba muerta, no era la gran cosa. Me sentí frustrado al darme cuenta de que podía haber muerto al haber sido encantado por ella tan fácilmente. Tendría que reflexionar sobre esto una y otra vez.

Al mismo tiempo que la súcubo perdía la vida, los estudiantes que rodaban por el suelo dejaron de moverse. Ya no estaban bajo su control y se habían desmayado.

Al momento siguiente, se escuchó una melodía.

[Has completado un Evento de Raid y obtenido 1 punto de estadística como recompensa.]

[Has obtenido el Pendiente de Súcubo de Sangre.]

Dejando los mensajes para más tarde, me di la vuelta y miré a Su Ye-Eun. Ella me miraba desconcertada, y luego se dio cuenta de que la miraba fijamente, salió de su perplejidad. Levantó las manos y vio la sangre en ellas. Sus labios y manos comenzaron a temblar, y ésto se extendió al resto de su cuerpo. Era el síntoma que me hizo sospechar que tenía monstruofobia.

“N-no, Shin.”

“¿Hm?”

“N-no era yo. N-no lo era, a-así que no te asustes.”

“¿Asustes…?”

Después de escuchar eso, empecé a entender la verdadera razón por la que ella temblaba frente a los monstruos.

No le tenía miedo a los monstruos. Tenía miedo de sí misma, que se volvía extremadamente cruel cuando luchaba contra los monstruos, y tenía miedo de los demás que se asustarían después de verla así.

Le repliqué.

“¿A qué te refieres con eso? Estuviste bastante genial. Además, yo soy quien la mandó a volar. ¿Por qué estaría asustado de ti por algo como eso?”

Me arrepentí un poco, ya que mis palabras podrían no haber sido las más reconfortantes.

Sin embargo, parecían haber funcionado a medida que el temblor de Su Ye-Eun se debilitaba. Sus ojos, que aún brillaban de rojo, se hicieron más grandes.

“¿G-genial? ¿No era aterradora?”

“Sí, extremadamente genial, como una guerrera. Ah, igual te recomendaría usar un arma… pero fuiste mucho más guay que cuando temblabas frente a un monstruo.”

“… ¿E-enserio? ¿Estuve bien?”

“Sí.”

Asentí con la cabeza sin titubear. Como estaba diciendo lo que sinceramente sentía, no había razón para contenerme. Su Ye-Eun me había salvado cuando estaba a punto de morir. Si fuera una chica, me habría enamorado de su apariencia valerosa.

Su Ye-Eun se puso a llorar. Sin mostrar ninguna señal de ello, sollozó abruptamente.

Snif, snif…”

Uh, oye, ¿qué, por qué?, ¿hice algo malo?”

Snif, buaaaaaaaah!”

Ella corrió a mis brazos y lloró a todo pulmón. Parece que no hice nada malo. De hecho, probablemente era todo lo contrario.

Me alegraría si ella pudiera soltar parte de la carga de su corazón, pero yo todavía estaba nervioso, ya que no podía hacer nada para evitar que siguiera llorando. Otros estudiantes en el edificio pronto se darían cuenta de lo que había pasado. Si queríamos evitar que nos descubrieran, teníamos que escapar pronto…

No había otra opción. Primero llamé a Peika y le di una orden especial y mucho maná. Después de que Peika salió de la habitación, puse mi mano en el hombro de Su Ye-Eun y la consolé.

“Ya, ya, Su Ye-Eun. No llores. No sé qué pasó en el pasado, pero primero vayamos a asearnos y deshacernos de las malditas evidencias, ¿de acuerdo?”

Snif, si antes me llamaste íntimamente como Ye-Eun…”

Británicos, Lukan, o coreanos, ¿¡por qué les importaba tanto cómo se decían sus nombres!?

“Muy bien, Ye-Eun. Basta de lloradera. Limpiemos y vayamos a descansar, ¿está bien? Te escucharé.”

Snif, snif, ¡buaaaaaaaaaah!”

Parece que tardará un rato en dejar de llorar. Le di una palmadita a Su Ye-Eun… Ye-Eun, que lloraba en mis brazos y miré hacia el cielo nocturno a través de las ventanas rotas. Las dos lunas estaban inusualmente brillantes esta noche.

Casi como para simbolizar que el mundo ha cambiado.

Casi como diciendo que aún había tiempo antes de que saliera el sol.

 

Notas del traductor:

Oh, sí. Este es el último capítulo del arco ‘Bajo las Dos Lunas’. ¿Qué les pareció? A mí me divirtió bastante con lo del EM y Su Ye-Eun intentando que no le tomaran fotos a Shin mientras “dormía”.

… Y bueno, nos vemos el Lunes 😁


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

Un comentario

  1. concuerdo con el tradutor este arco fue hermoso simplemente, hasta la escena donde yu-eun llora, uaque desearia que los estudiantes alaben a shin por ser tan badass y matar un sucubo o le brillen los ojos al ver los elementales, o almenos que desarrollen mas lo que paso despues como un recuerdo pero seguro que toika lo cortara para pasar a otro cosa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s