Súper Gen Divino – Capítulo 183: Huangfu Pingqing


Tercer Capítulo Semanal

¡Disfrutenlo!

“¿Conoces al resto de ellos?” Han Sen no contestó, pero preguntó.

“No.” Wang Mengmeng agitó la cabeza después de mirar cuidadosamente.

“¿Qué tan unidos están tú y Huangfu Pingqing?” Preguntó Han Sen de nuevo.

“Nos conocemos desde que éramos pequeñas y nuestras familias tienen colaboraciones comerciales.” Pensó y respondió Wang Mengmeng.

“Entonces será mejor que nos quedemos aquí, para que no asuman que queremos robarles las criaturas.” Dijo Han Sen entrecerrando los ojos.

Wang Mengmeng entendió instantáneamente lo que quería decir y se quedó callada. Obviamente, Han Sen creía que el grupo era capaz de lidiar con el grupo de bestias negras emplumadas. Si los dos se apresuraban a ir, el grupo podría malinterpretar su intención.

Después de un rato, un joven del grupo convocó a un par de alas blancas, voló y comenzó una matanza.

“¡Él es genial!” Wang Mengmeng se sorprendió un poco al ver al joven moverse.

“Tu amiga es mejor.” Dijo Han Sen sonriendo.

“¿Ella?” Wang Mengmeng miró sorprendida a Huangfu Pingqing, pero la encontró disparando sus flechas bajo la protección de varias personas. Comparada con el joven alado, parecía menos impresionante.

“Cada flecha que dispara mata a la bestia que representa el mayor peligro para el grupo. E incluso una bestia mutante muere por los disparos de ella. Parece normal, pero su amenaza para estas criaturas es mayor que la del joven. Ella es a la vez tranquila y capaz. Creo que probablemente es mejor que yo en el tiro con arco.” Dijo Han Sen, entrecerrando los ojos.

Wang Mengmeng observó cuidadosamente, y encontró que Han Sen tenía razón. Las flechas de Huangfu Pingqing parecían estar fuera de lugar, pero siempre golpeaban a la bestia negra emplumada más peligrosa.

De repente, con un extraño grito desde lejos, las bestias negras emplumadas se dispersaron rápidamente, dejando miles de cadáveres en la arena.

El grupo de gente claramente se había dado cuenta de ellos hacía rato. Algunos de ellos se quedaron para limpiar el campo, y Huangfu Pingqing caminó hacia los dos junto con el joven que tenía alas espíritu de la bestia.

“Mengmeng, que bueno verte aquí.” Dijo Huangfu Pingqing mientras cogía de la mano a Wang Mengmeng.

“Hermana, tenía miedo de que me malinterpretaras, así que no fui a ayudarte. No me culparás, ¿verdad?” Wang Mengmeng parpadeó y dijo.

“Por supuesto que no, entiendo que tu intención era buena.” Dijo Huangfu Pingqing, y miró sorprendido a Han Sen, “¿No eres tú el portavoz de SKTS? No esperaba ver a una celebridad aquí. Es un honor conocerte.”

Huangfu Pingqing había extendido su mano. Parecía que ella estaba realmente feliz de verlo.

“Señorita Huangfu, me halaga. Sólo tuve suerte.” Han Sen sintió un escalofrío. Aunque Huangfu Pingqing tenía una hermosa sonrisa y una manera cordial, tenía el instinto de que ella era más peligrosa que Shen Tianzi. Las plantas venenosas siempre eran hermosas.

“Ya que Mengmeng es mi amiga y tú eres el de ella, entonces somos amigos y puedes llamarme Pingqing.” Luego presentó al joven con ella, “Este es Wang Dongling. Ha sido de gran ayuda en el refugio. Si no fuera por él, nunca podría haber llegado aquí y charlar contigo.”

La cara de Wang Dongling era sombría cuando vio a Huangfu Pingqing hablando con Han Sen de esa manera, pero ahora que escuchó su comentario, de repente sonrió y saludó a Han Sen y Wang Mengmeng.

Después de que los cuatro charlaran un rato, Han Sen se enteró de que Huangfu Pingqing y el resto habían viajado desde el Refugio La Fe y a través del Desierto del Diablo para llegar hasta aquí.

“Es realmente bueno verte aquí. ¿Puedes llevarnos al Refugio Armadura de Acero?” Huangfu sonrió y preguntó.

Wang Mengmeng estaba dispuesta a aceptar, pero Han Sen dijo de repente, “Señorita Huangfu, no estamos lejos del Refugio Armadura de Acero. Aquí tienes un mapa y si lo sigues, llegarás en unos días. Acabamos de llegar y no regresaremos ahora.”

Huangfu pareció sorprendida durante un instante antes de sonreír y le dio el mapa a Wang Dongling. “Siendo ese el caso, tendré que molestar al señor Wang para que lleve al grupo allí. Tengo tanto de que hablar con Mengmeng, así que os acompañaré en vuestro viaje de caza.”

La cara de Wang Dongling se oscureció un poco. Rápidamente dijo, “Pingqing, es demasiado peligroso que estés aquí sola. Le pediré al resto que vaya al Refugio Armadura de Acero y puedo quedarme para protegerte.”

Han Sen no pudo evitar fruncir el ceño. Huangfu Pingqing y Wang Dongling decidieron quedarse sin su consentimiento, mientras que el resto del grupo tomó el mapa y se fue al Refugio Armadura de Acero.

“Señorita Huangfu, ¿necesita los cuerpos de esas bestias negras emplumadas?” Han Sen señaló a casi mil bestias negras emplumadas muertas en el suelo.

“Tanta carne primitiva. Incluso si la quisiera, no podría llevármela. Si puedes usarlo, adelante.” Huangfu se preguntó qué podía hacer Han Sen con ella.

Han Sen le dio las gracias y convocó al Rey Gusano Dorado de Roca, que ahora era del tamaño de un buey. Rápidamente repto hasta los cuerpos y comenzó a tragar.

Huangfu Pingqing y Wang Dongling se sorprendieron por la forma en que el gusano comía su comida. No habían visto nada parecido ya que no había muchos que tuvieran mascotas espíritu de la bestia avanzada.


 

 

Anuncios

5 comentarios

  1. hola gracias por el cap, me gustaria notificar que en este cap no se ve el boton de siguiente capitulo, solo se ve el de anterior y el indice, seria bueno que lo arreglaran.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s