Bursters!! Capítulo 21


Lancelot: Buenos días fieles compañeros! Aqui Lancelot con el nuevo cap de la semana. Quiero hacer una pregunta, ¿Quieren haya +18 en esta novela? Hemos discutido esto por interna y hay votación dividida. Ustedes decidirán esta vez! Díganme en los comentarios de que lado están!

Gif: incluso sin su opinión el tipo ya hizo borradores….

 

Edición y Corrección: Gif

 


Tormenta y Encanto

 

Luego de que los padres de Yashiro se fueran de la Academia y el resto del grupo a sus respectivos dormitorios, un día nuevo llego.

—Uhaaaaaa…— bostezo Yashiro mientras se levantaba.

Yashiro se levantó de buen ánimo, lo que no ocurría hace tiempo. Se lavó la cara en el baño y se alisto para salir. De camino a su clase escucho algo que le llama la atención.

— El demonio blanco es increíble, ¿verdad?

— Realmente, ganar de manera tan aplastante… pero dio un poco de miedo.

— ¿Solo un poco? Yo casi me orino encima con esa transformación.

El chico no entiende de qué hablan los otros estudiantes, por lo que se acerca a preguntar.

— Oigan, ¿Quién ese tal Demonio Blanco? — Pregunto Yashiro con curiosidad.

—… ES-E…El…. ¡EL DEMONIO BLANCO!!

— ¡GYAAAAAAAAAAAHHH!

Ambos estudiantes salieron corriendo como si fueran un par de velocistas, dejando a Yashiro incómodo y confundido.

— No puede ser… que yo….

Por motivos obvios, luego de la “demostración” de poder de Yashiro, en el encuentro con Zaiga, el chico se ganó un apodo y el temor de muchos en la academia. Aunque no todo fue para mal.

— D-Disculpa…

— ¿Huh? ¿Qué necesitas?

Una estudiante se había acercado a Yashiro. Se la veía un poco sonrojada y nerviosa, como si le costara hablar.

— Tú… ¿Tú eres Shirazaki-san del Rango C?

— «Rango C…» — Pensó Yashiro incómodo.

— ¿Eres tú?

— Así es, soy yo. ¿Qué necesita una bella chica como tú de alguien como yo?

La chica se puso aún más roja y nerviosa al escuchar esa frase, además de la sonrisa de Yashiro.

— To…

— ¿To? — repitió Yashiro.

— ¡Por favor toma esto!

— ¡BUGH!

La chica empujo a Yashiro de la nada, dejándolo sin aliento. La chica salió corriendo del lugar, dejándolo además algo ahogado aún más confundido.

— ¿Qué demonios?… ¿Eh?

El joven seguía tratando de entender la situación, hasta que ve un sobre en suelo.

— Esto es… ¡NO ME DIGAS QUE…

El chico por unos momentos, pensó que aquella hermosa chica le había dado una carta de amor, aunque la alegría en su rostro no duro mucho.

—Yashiro-san…

— …!!!

Yashiro sintió un aire frió y un escalofrió, provocando que se diera la vuelta.

— Ho-Hola, Momoka-san.

— ¿Quién era esa chica, Yashiro-san? — pregunto Momoka

— Si, mujeriego… ¿Quién era esa? ¿Una futura candidata? — dijo Enju burlándose.

Mientras la pelirroja parecía disfrutar de la escena, Yashiro sentía algo de temor por la inexpresividad de Momoka.

— No es nadie chicas… N-Ni siquiera sé quién es.

—Suenas muy nervioso para tener una carta detrás de ti…

—…!!

Mientras el chico sudaba frio ante el interrogatorio de su amiga, Enju aprovecho el momento para robarle el sobre a su amigo.

— Vaya, una estampa de corazón.

— ¡AHHH! ¡Enju, devuélveme eso!

— ¡Momo-chan! ¡Atrapa!

Enju lanza el sobre hacia Momoka y esta lo atrapa sin quitar la mirada de Yashiro, quien ya estaba muy nervioso.

— Veamos lo que tu amiga te dejo.

La chica comenzó a abrir el sobre mientras su amiga se reía en voz baja, realmente le gustaba ver sufrir a su amigo. Por otro lado Yashiro sentía que se le caía el pelo por los nervios. Finalmente la nota salió del sobre y Momoka leyó el mensaje.

— Mensaje: Te estamos vigilando Shirazaki. Aléjate de Momoka-sama.

— …

—…

—… ¿Qué? — dijo Yashiro completamente perdido.

Enju y Momoka estaban igual, aunque ahora era Momoka quien sentía escalofríos.

— Esto sí que es raro, ¿Por qué querrían que me alejara de Momoka-san?

— Se me ocurren varios motivos…— respondió Enju.

Yashiro miro con molestia a Enju, mientras ella sonreía de forma burlona.

— …!

El chico siente como alguien lo tomo por la ropa desde atrás. Fue Momoka quien lo agarro y se la veía algo avergonzada y preocupada.

— Perdón, por dudar de ti Yashiro-san.

— No hay problema, yo tenía las mismas sospechas.

— Hmpf… hubiera sido divertido si así hubiera sido.

— ¡Enju-!

— Jejejeje.

Luego de solucionar el desafortunado malentendido, los tres jóvenes deciden ir camino a sus clases, no sin antes preguntarse sobre el mensaje. ¿Qué podría significar?, era lo que resonaba dentro de sus mentes.

— Oh! Buenos días chicos.

— ¡Hikari-sensei! — respondieron los chicos.

— Es bueno ver que se llevan bien de nuevo.

—Si. También es bueno verla Sensei, el corte le quedo muy bien.

— Gracias Momoka. Realmente me salvaste de tener que llevar gorra el resto de semestre.

— No hay de qué.

Hikari se veía realmente feliz a pesar de lo ocurrido el otro día a manos de su Senpai. Ella acompaño al resto del grupo hasta que llegaron al edificio. Luego de eso, Hikari les comento algo antes de separase.

— Oh es verdad. Chicos.

— ¿Si?

— Parece que tendrán más de una sorpresa el día de hoy.

— ¿…?

Tanto las chicas como Yashiro se quedaron intrigados por las palabras de su profesora. ¿Qué clase de sorpresas serán?

Poco tiempo después de separase de Hikari, le toco a las chicas seguir por otro camino, ya que ellas pertenecen a un rango distinto al de Yashiro.

— Bueno, nosotras nos vamos por aquí. Nos vemos después Yashiro-san.

— Hasta pronto, Yashiro.

— Si, que les vaya bien chicas.

Cuando Yashiro finalmente se quedó solo, su expresión se volvió más alerta y saco varias palabras.

— Sé que nos están siguiendo… ¿Qué quieren de mis amigas?

— Asi que nos descubriste. Buen trabajo, para un rango C

Varias personas se ocultaban por varios lugares, detrás de árboles, bajo las ventanas, detrás de columnas, etc. Todos tenían una especia de parche extraño en el uniforme.

— No me has respondido…

Yashiro ya se denotaba algo impaciente ante la incredulidad y aires de superioridad de aquellos muchachos. Uno de ellos solo río entre dientes y le respondió.

— ¡Somos parte del gran club de Fans de Tsukino Momoka-sama!

—… ¿Huh?

El chico no sabía si poner una cara de asco o de decepción. Era un simple grupo de idiotas que se habían enamorado de Momoka.

— ¡Somos el Gran Club Suki Suki Tsukino-sama! Veo que has recibido nuestra… HEY!

La repulsión que Yashiro sintió al ver a ese patético grupo fue suficiente para desistir de cualquier intento de hablar y opto por simplemente irse del lugar. Sin embargo un grupo de ellos le bloqueo el paso.

— …

— Eres muy irrespetuoso por ignorar nuestra gran presentación. Todos aquí somos Bursters de Rango B o superior.

— Sin embargo no hay nadie de Rango S, ¿verdad?

— ¿¡Como?! ¿Cómo llegaste a esa conclusión?

— Ebisu me comento sobre los Rangos, los rangos B son los más débiles en cuanto a combate. Puede haber rangos A entre ustedes, pero recuerden…

La paciencia del chico estaba llegando a su límite cuando tomo a dos payasos por los hombros y los quita del camino con facilidad.

— Yo derrote un Rango S. No quiero problemas, piérdanse.

—Tch… No me hables en ese…

— Ahora…

El muchacho no pudo ni siquiera terminar su frase, una sensación de peligro se lo impidió.

— Va-Vámonos.

— ¡Presidente!

— No podemos con él. De cualquier forma, no hay manera que un ser puro como Momoka-sama acepte a un sanguinario como el Demonio Blanco.

Esas fueron las últimas palabras de aquel excéntrico grupo. Dejando a Yashiro pensando sobre lo que dijeron.

— «Un sanguinario, eh…»

Esas palabras resonaron en el hasta que llego a su clase, donde su profesor le llamo la atención.

— Shirazaki-kun.

— ¿Si?

— Recoja sus cosas por favor.

—… ¿¡EHH?! ¿Por qué?

— Hágalo y venga al frente por favor.

Todos los chicos de la sala cuchicheaban mientras que el joven iba hacia el frente con su mochila en mano.

— Felicitaciones Shirazaki-kun, te han subido al Rango A. Toma esta nota y entrégasela al profesor titular en el aula 2-A.

— ¡¿QUEEEEE!?

Todos estaban impresionados, Shirazaki había ascendido dos rangos en un solo día, algo realmente difícil de creer. Después de estar casi dos minutos pasmado en el lugar, el profesor lo voltea y empuja para que reaccione.

— Vamos Shirazaki.

— S-Si… Gracias por todo.

— Buena suerte.

Las chicas por su parte estaban bastante aburridas en su salón, mientras su profesor estaba dando clases.

—Uhaaaa… « Este viejo es muy aburrido…»

— ¡Enju-chan! ¡No bosteces tan fuerte! — Murmuro Momoka.

— No puedo evitarlo Momo, estos chicos son aburridos y el calvo al frente aún más… Haaaa… Incluso Yashiro es más divertido…

— Eso no puedo negarlo pero trata de disimular al menos…

— Solo estás de acuerdo porque te gusta ese mono…

— ¡YA TE HE DICHO QUE NO ES ASI!… AH!

—… ¿Sucede algo malo, Tsukino-san? ­— pregunto el profesor.

— N-No… discúlpeme…

Momoka se volvió a sentar, avergonzada por su forma de reaccionar. Mientras su amiga contenía la risa como podía.

— MMMMmmmmmm….

Mientras la pelirroja soportaba su carcajada, su amiga hinchaba los cachetes a modo de berrinche, a lo cual ambas se detienen cuando el maestro quiere dar un anuncio.

— Alumnos, tendremos nuevos compañeros el día de hoy.

— …!

Todos en el salón estaban algo expectantes ante la noticia. El profesor llamo a una persona que estaba al otro lado de la puerta.

— Puedes pasar.

La puerta se abrió y el rostro de ambas chicas paso de un aburrimiento evidente a una sonrisa.

— ¡Yashiro/Yashiro-san!

— ¡Ohhh! ¡Momoka, Enju!

— ¿Conoces a Kasai y Tsukino, Shirazaki-kun?

— Si, somos buenos amigos.

— Ja, yo diría que eres más que un simple amigo con Momo, Yashiro.

— ¡ENJU! — grito Momoka.

En menos de un segundo, Yashiro se ganó el odio de todos los hombres en el salón, aunque no se atrevían a enfrentarlo, después de todo hizo pedazos al Grim Reaper.

— Hmmm, bueno, puedes sentarte allí Shirazaki-kun.

— Si.

Las miradas celosas de todos los chicos iban como puñales hacia el chico nuevo y aunque suene extraño algunas chicas miraban a Momoka con algo de celos.

— Me siento incomoda…

— Pues ya somos dos, Momoka-san.

— Yo creo que todo está bien.

Mientras tanto Yashiro como su amiga trataban de ignorar los celos de su clase, el profesor invito a otros dos jóvenes a pasar. Uno era un chico más alto que Yashiro, con el cabello mohicano ni muy corto ni muy largo de color castaño, bastante musculoso, con cara de pocos amigos y ojos verdosos. La otra persona era una gyaru de piel ligeramente morena, cabello largo hasta la mitad de la espalda bien peinado de color rosa y ojos de color ámbar. La chica no parecía sentir vergüenza al tener un escote muy provocador, mostrar el estómago y una falda más corta de lo permitido. No hace falta decir que más de un chico se “entusiasmo” con su apariencia.

— Muy bien, preséntense.

— ¿¡Huh?!

El chico con el mohicano se lo vio reaccionar de manera un tanto violenta ante la petición del maestro. Esto lo sorprende un poco al profesor.

— ¿Por favor?

—…Haaaa… Soy Fuudo Ryuji, llegue aquí por recomendación directa del director Kenjohime Shuryo.

—…!

El grupo de Yashiro ya sentía sospechas fuertes hacia los nuevos, pero intentaron disimular lo mejor posible.

— Y una cosa más….

Un fuerte sonido se escucho detrás de Ryuji, dejando ver una escena algo amenazadora.

— Odio a los presumidos…

Ryuji dio un golpe al pizarrón, haciendo grietas por toda la pared. Luego de eso, el profesor con cierto nerviosismo, le pidió a Ryuji que retrocediera y a la otra chica que se presentara.

La provocadora chica se sentó en el escritorio del profesor de manera algo atrevida, recostándose hacia un lado y sosteniendo su peso con una mano.

— ¡Gusto en conocerlos, chicos! Me llamo Tousaku Misora, trátenme con gentileza, ¿Si?

Luego de esas palabras, Misora tiro un beso hacia adelante. Como si se les hubiera insinuado a todos. Los chicos la ovacionaron como una idol, mientras que las mujeres, incluidas Momoka y Enju, la veían con cierta repulsión.

— Puaj… una prostituta barata… — Murmuro Enju

— «Que falta de decencia…»—  Pensó Momoka.

Incluso el profesor tuvo que controlarse por la sobre estimulación de la chica. Este le pidió que se bajase del escritorio y le dijo donde sentarse. El chico temperamental fue por la ruta más corta, subió los pies a su escritorio y se dispuso a dormir en su lugar. Por su parte, la chica paso cerca de Yashiro y lo vio de reojo, dándole un guiño.

— ¿Ya-Shi-Ro-san?

Nuevamente el aura fría de Momoka se hizo presente y Yashiro tuvo que explicar cómo pudo a través de señas de manos.

— Bueno, continuemos con la clase.

Durante la clase, Yashiro presto tanta atención al anciano como Enju, nula. En cuanto a los otros dos, Ryuji durmió como tronco todo el tiempo. Mientras que Misora recibía miradas de todos los chicos. Ocasionalmente Yashiro también miraba y ella lo saludaba en respuesta, haciendo que Momoka se enojara bastante.

Unas clases más tarde…

— Yashiro-san… tú no conoces a Misora, ¿Verdad?

— Si.

— ¿Estas completamente seguro? Porque a mi manera de ver… No parece ser así… — dijo Enju.

Misora estaba sentada sobre el regazo de Yashiro, el cual tenía la expresión de un viejo verde.

— No seas tan amargada~

— Ah? No me importa lo que ese mono pervertido haga.

— Oh… ¿en serio?

Misora comenzó a acariciar suavemente el mentón del chico con una cara algo seductora, acercándose aún más al chico, al punto que sus senos tocaban el pecho de Yashiro.

— Pues, yo soy… algo pervertida también.

—Mi-Misora-chan, estas un poco cerca…

— ¿No te gusta esto?

— « De hecho me encanta pero… siento que algo malo sucederá si no te apartas un poco…»

Momoka observaba desde su asiento completamente inexpresiva, pero la sensación era clara.

— « Aléjate… de él.»

— Misora.

De repente, Ryuji aparece frente a Yashiro y Misora, con su típica cara de malas pulgas.

— Debemos irnos, Misora.

— Mooo~~ quería quedarme así otro ratito.

— Ya seguirás jugando cuando volvamos. Debemos irnos.

— Ryu-chin tacaño… Bueno, parece que nuestro juego se pospondrá, Ya-chin.

Enju y Momoka se enojaban cada vez más por la desvergonzada actitud de Misora. La gota que colmó su paciencia fue cuando Misora se levantó del regazo del chico y le dio un beso en la mejilla.

— Nos vemos después, Ya-chin.

— S-Si…

Al segundo que Yashiro respondió a su despedida, ambas chicas lo miraron con algo de rabia. Esto provoca que el chico se sienta realmente incómodo y avergonzado.

— Demonios, aun para ser un mono, no puedo creer que esa prostituta pueda insinuarte así.

— Yashiro-san, debes controlar tus instintos básicos…

— Perdón…

Lejos del salón, Ryuji y Misora van camino a ver a alguien más involucrado. Akira.

— ¡Hey~! ¡Aki-chan!

Akira estaba un poco ocupada con cosas relacionadas a la empresa, hasta que aprieta con molestia el bolígrafo que estaba utilizando.

— Así que los llamaron… La Burster “Sucubo”… Tousaku Misora, Burster del Viento, Fuudo Ryuji.

— Ha pasado tiempo, Akira.

— ¡Te echaba de menos Aki-chan!

Misora se abalanzo sobre Akira, abrazándola.

— ¡Te… he… dicho, que no me abraces!

Luego de forcejar y sacarse a Misora de encima esta habla con ambos.

— Creo saber porque están aquí, pero sépanlo, Yashiro es mío.

— No seas tan egoísta… Aki-chan.

—…

Misora comenzó a sacar un aura rosa muy sospechosa a la vez que Ryuji una de color verdoso azulado.

— No eres la única, que quiere una probada de ese chico. Nyshishishi…

— No dejare que nadie se interponga, incluso si eres tú, Akira.

— …. Je, parece que tanto tiempo en el “Salón” los volvió arrogantes.

Akira libero un aura blanca más grande que los otros dos. Sin embargo, todos dejaron de liberar poder al mismo tiempo.

— Pruébenlo si quieren, yo me quedare con la mejor parte.

— Eso ya lo veremos, Aki-chan. Nyshishi…

 


CAPITULO ANTERIOR |ÍNDICE| SIGUIENTE CAPÍTULO

Anuncios

11 comentarios

  1. A mi no me incomodaría para nada el + 18, pero vería mejor la novela con solo algo de picante tipo to love ru, es decir del genero echi, no más alla de eso =)

    Me gusta

      • Todo lo depende de lo que te guste y de tu imaginación. No deberías pedir en exceso opiniones de la gente porque perderás tu camino. Escribe con lo que te sientas a gusto. Si leíste Bakuman lo entenderás =)

        Me gusta

        • Si leí Bakuman? JA ya me se la historia de memoria. Otra cosa, solo pedí una opinión, obviamente no lo haré si solo veo 3 votos locos. Ya veré como sigo todo esto, solo disfrutemos de la historia 🙂

          Le gusta a 1 persona

  2. Estoy a favor 18+ ,en el momento preciso y combeniente serviria para poner aprueva varios puntos de vista psicologicos y reales, con una base concreta le daria la oportunidad de ver la reaccion de los personajes ejemplo akira engaña a yashiro para acostarse con el,momoka ve igual a una momoka yandere.gracias por el capitulo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s