The World After The Fall: Capítulo 47


(4/5)

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 8:

El Romance Final (5)

‹Episodio 8. El romance final (5)›

 

Cada líder de escuadrón recién nombrado evitó la mirada aguda de Yulewen y pretendieron indiferencia.

Jajaja, el Señor tiene algo en mente, creo.”

Ex líder de EEM, Zahir, Líder del Escuadrón de Seguridad a partir de hoy, no pudo esconder su exuberancia.

“¿Y qué crees exactamente que tiene en mente? No podrías estar hablando sobre el torneo, ni la elección de nuevos líderes de escuadrones sin una conferencia apropiada, ¿correcto?”

Ejem…”

“Zahir. Esto es serio. Gorgón está desbordado de personas.”

“Ya sé eso….”

Las puertas externas estaban llenas de personas intentando entrar a Gorgón. Tan pronto como el anuncio del torneo se extendió, incontables números de personas se reunieron como espectadores o participantes. El puesto de teletransportación de Gorgón y el puesto de la puerta de inspección tuvieron problemas intentando manejar los grandes números de adaptantes que estaban viniendo. La única excepción fue el puesto de la puerta de inspección del Norte.

—¡Jajaja! ¡Entren, entren!

Cuando el inspector en jefe del norte Carlton fue reasignado a líder del escuadrón de la ley, James, quien era el vicelíder, recibió la posición del inspector en jefe. Gracias a eso sus subordinados gastaron un tiempo relativamente feliz mientras veían la corriente de clientes y dinero entrando.

Carlton, que todavía no estaba familiarizado con su posición como el líder del escuadrón de la ley, estaba frunciendo el ceño perpetuamente, recordando los reportes negativos con respecto al puesto de inspección del Norte.

‘Tengo que ir a revisarlos pronto…’

Yulewen miró a Carlton.

“Líder de escuadrón Carlton, ¿tienes algo que decir?”

“¿Disculpe?”

“¿No tienes nada que decir acerca de esta situación?”

Yulewen suspiró mientras Carlton permaneció en silencio. A pesar de que no había sostenido una conferencia, Jae Hwan no rompió exactamente las reglas al abrir ese torneo. En tiempos de emergencias, el Señor podía renunciar al consejo legítimo y solicitar hasta 3 millardos de Horén del tesoro de la fortaleza, si, la mitad de los líderes de escuadrón resultaran estar de acuerdo en ello. Y como se esperaba, Jae Hwan ganó el endoso de la mitad de los líderes de escuadrones.

¿Cómo?

Simple. Cuatro de los cinco líderes de escuadrones fueron asesinados por él en el día de su promoción al Señor. Usando esa oportunidad, Jae Hwan fijó tres nuevas personas a aquellas posiciones. Y como todos esos nuevos líderes fueron fijados debido a su amistad con Jae Hwan, sus propuestas no podrían pasar sin ser aprobado por ellos.

Carlton le preguntó a Yulewen.

“¿El Canciller se ve disgustado con los juicios del Señor?”

“Ese no es el problema,” Yulewen respondió.

“El problema no es mi opinión personal, sino las leyes de esta Fortaleza.”

Alguien interrumpió.

“No se puede hacer esto, no se puede hacer aquello, esas jodidas reglas.”

Ella era la nueva líder del departamento de Finanzas.

“¿Cuándo van a aprender a callarse sobre sus leyes?”

El rostro de Yulewen se tornó frío.

“Todo rota alrededor de un punto. Las reglas son lo que sostiene la sociedad junta. La líder del escuadrón de Finanzas podría estar no muy familiarizada con esto, pero así es cómo el mundo trabaja.”

Yulewen no le gustaba esta nueva líder. Él estaba por unos grados bien con Carlton y Jahir, pero esta mujer…

‘Esto simplemente está mal.’

Situaciones de emergencia aparte, ¿qué tanto se ha degenerado Gorgón para tener como uno de los líderes de escuadrón una mera adaptante de 2.º orden, que dueña de una taberna?

Yulewen recordó cómo Jae Hwan trajo a esta mujer llamada Claire hace una semana.

—Fortaleza o una taberna, son la misma cosa. Es solo que una es más problemática que la otra.

Los miembros del escuadrón fueron reorganizados tan pronto como Claire llegó al poder. Usando la autoridad que recibió de Jae Hwan, despidió despiadadamente a todos aquellos oficiales de alto rango inútiles que habían estado lamiéndoles las botas a otros oficiales de mayor rango y designó aquellas posiciones vacías a ciudadanos normales.

Esto fue solo posible ya que Claire no tenía conexiones con el palacio.

Por supuesto, los alborotos y las protestas fueron ensordecedores. Eso era el porqué había una enorme pila de cartas de quejas con respecto a este nuevo ‘sistema’ enviado por los clanes y adaptantes de mayor rango. Jae Hwan naturalmente los ignoró.

“No me subestimes ni desprecies porque sea una plebeya, Canciller.”

Yulewen fue tomado por sorpresa por esas palabras que evaporaban cortesía como alcohol.

“Parece que te disgusta la manera en que el Señor está haciendo las cosas, sin embargo ¿sabes cuántos recursos trajeron esos cambios a Gorgón?”

“Eso es…”

Yulewen sabía que el dinero sigue la multitud. Y el nuevo torneo en Gorgón era un evento histórico que trajo la densidad de población a nuevas alturas.

Mientras aquellos visitantes gastaban su dinero de bolsillo, los problemas financieros de Gorgón estaban viajando al otro lado.

“Por ejemplo, el torneo del que tanto te oponías. ¿Sabes en dónde se lleva a cabo?”

“Debo de decir que no estoy seguro.”

Yulewen respondió sinceramente.

“El mercado del norte.”

Mercado. Eso era donde, debido a los incidentes recientes de Cielos Prohibidos, varios residentes perdieron sus trabajos.

‘¿Entonces…?’

“Las personas allí ahora tienen trabajo gracias a ese torneo.”

Yulewen no había considerado algo como esto. Usar a los desempleados para resolver la necesidad de obreros de construcción y usar la construcción para resolver la necesidad de trabajos.

“Además, ¿sabes cuánto daño fue causado por ese caos de Cielos Prohibidos?”

“Alrededor de 13 millardos de Horen…”

“Precisamente, 12 millardos 878 millones 263 mil Horens.”

Yulewen vio a Claire en una nueva luz. ¿Cuándo había investigado esto?

Pero su asombro no terminó.

“Entonces te preguntaré esto,”

Yulewen se volvió un poco inquieto.

“¿Sabes cuánto ganó Gorgón en los últimos dos días debido al torneo?”

“Que yo sepa, todavía está bajo investigación-”

“Alrededor de 13 millardos 280 millones de Horens. Esa es solo la cantidad que contamos desde hace dos días. Ahora, ¿cuánto más nos beneficiaremos si esto continúa? De un chingo de dinero.”

La boca de Yulewen quedó boquiabierta. Esto significaba que el daño había sido completamente reembolsado, con intereses.

‘Pero más que eso, cómo hizo esta mujer para calcular ese número…’

Claire sonrió satisfecha, como si leyera sus pensamientos.

“¿Esto es tan sorprendente? Viva o muerta, soy la dueña de una taberna. Mi especialidad es contar dinero y expulsar borrachos retardados.”

Ella sacó un cigarro. Demostraba el ocio propio de alguien que vivía entre los hombres más irascibles en la sociedad. Desde la punta de ese cigarro, humo blanco de un poder de cuerno de bestia ondulaba.

“No sé qué está planeando realmente el Señor. Ya sea si está planeando ir al Abismo, o pelear contra todo en Caos. No obstante, sí sé esto:”

Ella miró a todos los presentes, y habló con sus ojos trabados en los de Yulewen.

“Caos va a cambiar.”

Yulewen sintió algo desmoronarse dentro de él. En los ojos de Claire algo brillaba. Era una luz que aquellos que vivieron en Caos por mucho tiempo habían olvidado.

Tras una inspección más cercana, Carlton tenía los mismos ojos. Lo mismo con Zahir.

‘Señor… ¿Qué planeas darles? Ellos esperan mucho.’

Por primera vez en muchos años, Yulewen sintió los vientos del cambio y la agitación de las aguas; él temió. Temió por ese cambio. Pero lo que Yulewen no notó fueron sus propios ojos, siendo los más brillantes de todos los que se encontraban en esa atareada sala.

 

*

 

En cuatro cortos días, el torneo envolvió las rondas preliminares y progresó al top 16. Los que llegaron tarde podían entrar al torneo por una competencia separada de comodines. Gracias a la agenda apretada, la competencia llegó a su clímax en cuatro días.

“El progreso sí que es rápido.”

Ese era el segundo líder de secta, Cuchilla del Cielo, Shin Mu Guk.

Los miembros de la secta Sin Límites estaban alineados detrás de él, que estaba sentado en una de las primeras filas de la arena, de manera ordenada. Cada uno de ellos poseía el poder de un adaptante de 4.º o 5.º orden, suficiente para acabar con un clan pequeño por sí mismos.

Shin tenía el físico de un erudito. Él tenía una cicatriz en su mejilla izquierda y la nariz de un halcón. Se veía como un hombre de mediana edad, pero su verdadera edad estaba sobre el millar; era uno de los más viejos en Gorgón. Eso no era todo. Shin, como el Santo, y el Soberano del Acero, era del mundo 12,764, los conquistadores de esa torre maestra. Pero lo más importante era el hecho de que había sido uno de los 5 guerreros más poderosos en su mundo original, un mundo de artes marciales.

Una sombra vino de la multitud y se detuvo a su lado.

“Ese Kang Hwang Gua. Debido a él, ya no es tan divertido.”

Shin volteó su cabeza.

“Lanzando barbaridades sobre matar a todos con su fuego. Todos los adaptantes de 5.º y 4.º orden abandonaron.”

“… Mucho tiempo sin verte.”

Shin miró al dueño de la voz con un rostro feliz.

“Chung Heo.”

“Hey, Shin.”

Chung Heo sonrió ampliamente.

Y en el siguiente momento, un aire violento giró alrededor de ellos. Los adaptantes cercanos temblaron de la hostilidad que fluía en el aire. Chung Heo, que era un despertado, y Shin, que era un sobreadaptante, estaban testeando la fuerza de la contraparte con su presión. Pronto, Chung Heo estalló en admiración.

“Parece que tuviste un nuevo avance.”

“Y tú también.”

Shin sintió algo nuevo de Chung Heo.

Mientras la tensión se desvanecía, voces empezaron a murmurar alrededor de ellos.

‘¡Es la Cuchilla del Cielo!’

‘¡El Santo también está aquí!’

¡Para ser capaz de ver dos de los campeones de Caos!

Parecían estar profundamente movidos. Chung Heo habló mientras se acariciaba la barba.

“Por cierto, qué inesperado para ti el no unirte. Amas pelear, por lo que sé.”

“Me gustan los duelos, no este desastre de establo de cerdos.”

Juju, Kang Hwang explotará de nuevo cuando te escuche.”

En los suelos, Kang Hwang Gua estaba enfrentándose contra una mujer joven. Su más preciada habilidad, Espada del Demonio de Llamas extendió fuego por todo el suelo, pero la mujer, que estaba vistiendo algo parecido a pijamas, esquivó todas las chispas y llamas con una destreza sorprendente.

Chung Heo abrió la boca.

“Esa es bastante buena. ¿Sabes quién es esa?”

“No estoy seguro. No parece de la secta Doncella… Pero creo reconocer esas técnicas.”

“Una pena, realmente te estás volviendo viejo. Esa es la fantasma nubes azules de ese tipo.”

“¿Fantasma de nubes azules?”

Shin tuvo problemas recordando qué era eso.

“…. ¿Esa no era la habilidad de ese tipo?”

“Sí.”

Shin tenía sentimientos encontrados acerca de la afirmación de Chung Heo. ‘Ese tipo’ solo podría ser él. Hu Yu, el Soberano del Acero, y el hombre con el cual completaron juntos la torre una vez como camaradas.

“¿Por qué está su ayudante en este lugar?”

“No sé. Pero sé que hay al menos unos cuantos Soberanos que tienen algo tramado para este torneo.”

No tomó mucho tiempo para que la batalla terminara. La espada de Kang Hwang Gua se abrió paso mientras chocaba con la cuchilla de la mujer, y perdió balance. Debido a eso, cuando el contrataque de la mujer llegó, él no pudo moverse para esquivar o bloquear. Él voló al lado opuesto de la pared y colapsó.

Se desató una ovación entre la multitud.

“¡SÍÍÍÍÍÍÍ! ¡¡EL MONARCA DE FUEGO PERDIÓÓÓÓÓ!!”

Shin entrecerró sus ojos.

“Fue engreído.”

“Parece que no estaba al día con su entrenamiento.”

Con el anuncio del comentarista de que el torneo irá a la siguiente etapa, los espectadores se levantaron para tomar un breve descanso. Pero mientras se estaban empezando a levantar, el líder del escuadrón de seguridad Zahir vino corriendo de la nada, y con el micro, anunció,

—¡Damas y caballeros, comenzaremos los cuartos de final ahora!

Shin que había estado planeando tomar una excursión rápida y mirar el lugar, se sentó nuevamente y frunció el ceño.

“¿No están apresurándose demasiado?”

“Es porque el Señor es una persona impaciente.”

“Aun así… Esta marcha forzada es….”

Sus palabras fueron ahogadas por ánimos mientras un hombre caminó al piso.

“Seminario.”

La secta de eruditos, el seminario. El conocido como el más inteligente de ellos era este hombre, el líder de secta, Jae Gal Myong.

Su mirada barrió los espectadores con un porte de ocio. Cuando encontró a Chung Heo y Shin en la audiencia, sonrió condescendientemente con los ojos.

“Descerebrados molestos. Parpadeando sus ojos estúpidamente como un pez dorado. Debería de darle una paliza.”

“Refrénate. Él solo es un joven de 400 años. Una edad saludable para actuar así.”

Jae Gal Myong inspeccionó a los espectadores por un largo tiempo, enviando guiños a chicas que favorecía.

Por otro lado, un hombre diferente apareció en el otro lado de la arena. Ánimos estallaron una vez más de la multitud. Su fama no era rezagada detrás del líder del Seminario.

“¡Ja! El que le dará una paliza en mi nombre está aquí” Chung Heo gritó.

El oponente de Jae Hal Myong era el hombre más famoso en Gorgón actualmente.

Shin dijo,

“Así que ese es el nuevo Señor.”

“Sí.”

“El puesto vacío en el top 8 estaba reservado para él, ya veo.”

Por otro lado, Jae Gal Myong, tras ver a Jae Hwan, ladeó la cabeza.

“Extraño. Siento algo familiar contigo.”

Él miró de un lado a otro entre Chung Heo y Jae Hwan.

“¿Eres acaso su pupilo?”

“¿Pupilo?”

Chung Heo hizo un rostro disgustado.

Y unos cuantos minutos después, un bulto negro de hematomas vivientes voló al cielo con un grito débil.

“¡Uwaaaak!”

Chung Heo abrió la boca viendo eso.

“… ¿Piensas que ese bastardo loco es mi pupilo?”


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s