The World After The Fall: Capítulo 46


(3/5)

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 8:

El Romance Final (4)

‹Episodio 8. El romance final (4)›

 

Dentro de la sala de entrenamiento de Gorgón, Yun Yong se sentó con la cabeza baja tras terminar de contar su historia a los dos líderes de secta, Jae Hwan y a Chung Heo.

“… Eso es lo que pasó.”

Un pesado silencio dominó la sala después de que él terminara. Los que estaban en la sala sintieron terror de esta detención sin precedentes de un Fuerte.

“… Todavía lo encuentro difícil de creer.”

“¿Cielos Prohibidos se volvió así de fuerte durante los últimos pocos años? ¿Lo suficiente para invadir un Fuerte?”

Kang Hwang Gua y Kaiman intercambiaron sus opiniones. Jae Hwan también abrió su boca para preguntar.

“¿Qué clase de secta era Cielos Prohibidos?”

“Es la 10.ª secta. Básicamente, la secta más débil.”

Kang Hwang Gua respondió.

“Es por eso que es tan inconcebible. Todavía no estoy convencido de que él esté diciendo la verdad.”

“Sus palabras son probablemente verdaderas.”

Chung Heo interrumpió.

“¿Cómo el Santo lo sabe?” Preguntó en sorpresa.

“Porque Cielos Prohibidos también apuntó a Gorgón.”

Como si se percatara de algo, la complexión de Kang Hwang Gua cambió.

“¿Entonces ese disturbio en Gorgón una semana atrás fue por…?”

No había pasado una semana desde que el anciano de Cielos Prohibidos, Maihan, fuera aprehendido, o más precisamente, asesinado. Si Jae Hwan no hubieran asistido a Gorgón ese día, la Fortaleza ya estaría en sus manos.

El breve silencio fue roto por Kaiman.

“Parece que Yun Yong está diciendo la verdad. Acabo de recibir un mensaje de confirmación de que no podemos contactar nuestra rama en Mantícora.”

Jaa… Pero la pregunta es, ¿qué hizo Cielos prohibidos para conseguir en sus manos tal poder…?”

Yun Yong explicó.

“No sé de quién, pero estoy seguro de que reciben apoyo de influencia externa.”

No había muchos grupos que pudiera dar suficiente respaldo como para cambiar las fuerzas de combate de una de las diez sectas tan drásticamente. La respuesta era simple.

“Entonces… Es uno de los Soberanos.”

“¡Eso no puede ser! ¡Hicieron un pacto para nunca interferir de nuevo en asuntos de Caos!”

“Pero no hay nadie más que ellos que sean capaces de financiarlos.”

Kaiman estuvo de acuerdo con Yun Yong.

“No es imposible. Escuché que actualmente hay otra guerra ocurriendo en las Grandes Tierras. Alguien podría haber encontrado una oportunidad para traer asistencia usando ese desorden.”

“¿Qué tal si contactamos al Palacio de la Resurrección?”

Kaiman tuvo un aspecto amenazador.

“¿Nos estás sugiriendo que solicitemos ayuda de ellos?”

Palacio de la Resurrección. Los grupos que gobiernan sobre todas las frutas en Caos, y el punto de resurrección de los Soberanos y las Cinco Familias. Era manejado por aquellos afiliados a ellos, o aquellos en esa familia. Kang Hwang Gua intentó otra vez.

“Si resulta que uno de los Soberanos es quien brinda asistencia, ¿ ellos no serían quienes rompan el tratado primero?”

900 años atrás, como compensación por apropiarse de las frutas que la Expedición al Abismo había cosechado en beneficio a aquellos en Caos: que los Soberanos y las Cinco Familias nunca interferirían con asuntos con respecto a Caos otra vez. Fue llamado el Tratado de 295 Grandes Soberanos.

“En efecto fueron ellos quienes lo rompieron, pero…”

“¡Tenemos que pedirles cuentas por esto!”

“Pero aún no tenemos ninguna evidencia. Será difícil culparlos. Y además,” Kaiman habló como si estuviera rechinando los dientes.

“No me gusta la idea de solicitarles ayuda.”

Kang Hwang Gua chasqueó la lengua internamente al ver la ira en los ojos de Kaiman. El hombre enfrente de él preferiría morir que pedirle ayuda a los del Palacio de la Resurrección.

“¿Y qué tal si ellos también están metidos en esto? Los del Palacio de la Resurrección, me refiero.”

“Eso es…”

Él no había considerado eso. Kang Hwang Gua se tornó en silencio. Mientras que la sala de entrenamiento comenzó una vez más a ser envuelta en silencio, Chung Heo le preguntó a Jae Hwan,

“¿Qué vas a hacer?”

“¿Hacer qué?”

“Mantícora fue apoderada y tres de las diez sectas cayeron. Si esto continúa…”

“La Guerra estallaría.”

La única guerra que Chung Heo conoció fue la guerra entre la Expedición del Abismo y el Palacio de la Resurrección de hace 900 años. Duró solo un día, pero la cantidad de bajas que aparecieron en Caos del ataque de los Soberanos… Chung Heo conocía el peso de la guerra.

“No importa. Es mejor de esta manera.”

“¿Qué?”

“Ellos eran enemigos contra los que teníamos que luchar de todas maneras.”

“¿Eso significa…?” Kang Hwang Gua preguntó.

“¿Planeas asaltar Mantícora?”

Jae Hwan no respondió.

¿Mantícora? Sus planes no terminaban solo ahí.

“… ¿Enserio quieres unir Caos?”

“Sí.” Jae Hwan le respondió a Chung Heo.

Kaiman se rio desde un lado.

“¡Kajajaja! ¡Señor! ¿Habla en serio? ¿Unir Caos?”

“Sí.”

Su risa se detuvo abruptamente. Chung Heo también se congeló. Él lo había escuchado de Yulewen, pero no imaginó que Jae Hwan estuviera pensando en eso genuinamente.

—Creo que el Señor planea renunciar tras hacer a Caos uno y matar a todos sus enemigos. Cree que sin la necesidad de una Fortaleza no hay necesidad de haber un Señor.

La unificación de Caos significaba algo enteramente distinto a someter otros fuertes, o de otro modo, las sectas. Sencillamente porque había un oponente mucho más opresivo que superar.

«Palacio de la Resurrección».

Chung Heo conocía su horror. Él dijo,

“Está más allá de tu fuerza actual.”

“No lo sabrás hasta que lo intentes.”

A veces Chung Heo no entendía de donde Jae Hwan conseguía su confianza.

Pero Jae Hwan era un despertado. Y los despertados son seres que pueden respaldar tal autoconfianza con resultados reales. Incluso Chung Heo, un despertado incompleto, fue venerado a recibir el tratamiento de una realeza en las Grandes Tierras.

“Oye, la guerra no es algo así de fácil.”

Chung Heo advirtió tranquilamente.

“No es algo que puedas hacer solo, sin importar lo fuerte que eres.”

Historiadores definen la guerra con incontables imágenes diferentes. Algunos dicen que la guerra es una batalla de espíritu, porque ha habido veces donde números más pequeños triunfaban contra números más grandes. Algunos dicen que todo es sobre estrategias; el que gana con cerebro logra la victoria con armadas. Hay algunos que apoyan que la victoria en la guerra es dependiente en los recursos de cada lado. Mientras más se prolongue la guerra, el ganador será decidido por sus recursos.

Innumerables trucos, engaños, estrategias, maquinaciones, respuestas y los números. Eso es lo que era la guerra.

Pero Jae Hwan,

“No importa.”

Chung Heo miró fijamente a Jae Hwan.

“Es por eso que estás aquí, de todas maneras.”

Inesperado.

“Como dijiste, soy inexperto y joven. Pero eso no importa. Porque estás aquí.”

Chung Heo no sabía por qué se sintió tan emocional al escuchar eso.

“¡¡C-Cuándo dije alguna vez que estaré contigo…!?”

Para volverse así de emocional de las palabras de un niño de 50 años. El rostro de Chung Heo se tornó rojo. Jae Hwan volteó su cabeza y miró a los tres líderes de secta.

“También quiero pedirles a ustedes.”

Retrocedieron un paso instintivamente cuando Jae Hwan se volteó hacia ellos. Habían visto algo en sus ojos que habían olvidado completamente, habiendo vivido en Caos por mucho tiempo.

“No planeo hacer simplemente un equipo de expedición. Primero unificaré Caos y extinguiré a aquellos que les han robado su fruta 900 años atrás. Solo después de eso, la expedición comenzará. Lo que necesito son compañeros que puedan completar eso a mi lado.”

El sonido de saliva siendo tragada fue escuchado.

“Si no desean unirse, son bienvenidos a salir. Olviden lo que escucharon aquí hoy y vuelvan a sus vidas.”

Todos los líderes de secta bajaron las cabezas. No fue por su libre albedrío, sino los años que vivieron, la vida que evitaron, presionaron sus cabezas hacia abajo.

El primero en mirar a Jae Hwan fue Kaiman.

“¿Qué planeas hacer si ninguno de nosotros ayuda?”

“Entonces lo haré yo mismo.”

“¿No dijiste que no podías hacerlo solo?”

“¿Cuándo dije eso alguna vez?”

Jae Hwan respondió fríamente.

“Llegué hasta aquí solo.”

Los ojos de Kaiman brillaron. Miró al cielo, y rio indistintamente antes de responder así,

“Bien. Compartiré tus luchas. Ya sea el Abismo o el Palacio de la Resurrección, te seguiré.”

“¡M-Mar del Norte!”

Kang Hwang Gua gritó, desconcertado.

“Vine aquí con la resolución de soltar mi título como líder de secta. Si no hubieras preguntado primero, habría estado decepcionado.”

“Yo también.”

“Yo, Yun Yong, ya me decidí a ser la sombra leal del Señor.”

“… Te dije que eso es innecesario.”

“¡Ya soy uno solo con el Señor!”

Tornaron sus ojos hacia Kang Hwang Gua.

“… Yo… aún tengo que decidirme.”

Su reacción fue la más lógica de todos ellos. ¿Qué sabían de Jae Hwan para aceptar algo como eso tan fácilmente? En adición, tenían mucho que perder; eran los líderes de las sectas más grandes en Caos.

“La verdad sea dicha; no sé si el Señor tiene lo que se necesita para liderar el equipo.”

Esas fueron palabras francas acordes con su personalidad.

“Los enemigos que planeas enfrentar son muy fuertes. Sin la preparación adecuada todos podríamos ser asesinados como moscas.”

Jae Hwan asintió.

“¿Cómo podría probarme ante ti?”

“Está el 2.º asiento, la secta Sin Límites de Gorgón, el 6.º asiento, Seminario del Fuerte Garuda, y el 7.º asiento, Santa Doncella que vino aquí con Mar del Norte…”

“Sucias hienas vinieron aquí para comerse la Fortaleza.”

Kang Hwang Gua continuó, tras fruncirle el ceño a Chung Heo.

“De todos modos. Si recibes la misma aprobación de esos tres líderes de secta, me uniré también.”

Kuku. Eh, ¿no es eso un poco sucio?”

Él no ignoró a Chung Heo esta vez.

“… Esto es esencial. Tienes que ser capaz de al menos todo esto para liderar algo como la Expedición al Abismo. También lo sabes, Santo.”

Había una diferencia entre ‘coaccionar’ a alguien y ser ‘reconocido’. Y recibir eso de los tres listados por Kang Hwang Gua estaría cerca a imposible.

El 2.º líder de secta, quien fue considerado el más fuerte con su poderío individual. El 6.º líder de secta que era personalmente carente en poder, pero era más que compensado con su inteligencia incomparable. Y la 7. ª líder de secta, con su carisma, era conocida por ser la mejor al liderar soldados.

Si esos tres fueran a aceptarlo, nadie más en Caos daría su discrepancia.

“Bueno. Hagamos eso.”

Para aceptarlo tan fácilmente. Kang Hwang Gua parecía sorprendido.

Pero Jae Hwan continuó.

“En su lugar, también tengo una condición.”

“¿Condición?”

“Si llego a ser reconocido por ustedes, ustedes tendrán que ser reconocidos por mí.”

“¿Cómo?”

Preguntó petulantemente. Él ya era uno de los diez líderes de secta. ¿Qué más necesitaba?

“No creo en ese título llamado diez líderes de sectas o lo que sea. Lo que necesito es prueba real.”

Jae Hwan continuó incluso antes de que Kang Hwang Gua, cuyo orgullo fue herido, tuviera chance de argumentar.

“Iniciaré un torneo”

¿Torneo?

“Por supuesto, es un torneo donde apostaré el asiento del señor. Sería aburrido con solo el asiento del Señor, así que también apostaré esto.”

Jae Hwan sacó un cuerno negruzco de su almacén dimensional. Era su último cuerno de garnak.

Kaiman dejó salir una exclamación.

“¡Un tipo de cuerno único! … Si es eso…”

“Primero, entren en el top 8. Esa es mi condición. Los aceptaré a todos ustedes tras esa prueba.”

Kang Hwang Gua estaba rojo de furia. Cómo se atreve a ‘probar’ a los diez líderes de secta.

Pero a diferencia de él, Kaiman se veía entretenido.

“Concuerdo. No hay garantía de que somos los más fuertes a pesar de que somos llamados las diez sectas. ¿Cuándo comenzará este torneo?”

“¡Mar del Norte! ¿¡Qué estás diciendo!?”

“Kang Hwang Gua, si quieres probar a alguien, ¿no deberías de probar que tienes el derecho de probarlos primero?”

Cuando Kaiman calló a Kang Hwang Gua, todos enfocaron su atención en Jae Hwan.

Hm. Bueno… La fecha de inicio es…”

Alguien estaba corriendo hacia la sala desde lejos. Tenían una fuerte presión espiritual, pero no era un líder de secta. Era alguien que conocían muy bien.

“¡Señor—!”

Era Yulewen.

“En sus marcas, listos, fuera. Acaba de comenzar ahora.”

Yulewen se veía indignado mientras balanceaba un panfleto alrededor.

“¿¡Qué es esto!? ¿¡Cuándo hiciste esto!?”

 

+

¡Quienes deseen ser el Señor, vengan!

¡El primer torneo de Gorgón jamás creado!

¡Comienza hoy a las 18!

+

 

Este era el comienzo del primer torneo de Gorgón.

 

*

 

Sur de Caos, en el océano.

No había nada al sur de Caos. Solo un vasto mar. Éste era famoso por sus aguas verdes, la cual eran sorprendentemente los escombros de las plantas del mar. Los adaptantes llaman a esto ‘Camino del Océano’.

Caminaron en estos gruesos y flotantes plantas verdes para viajar a través de los mares y cazar monstruos de océanos. Si uno fuera a caminar más abajo, hacia el medio del océano, los escombros verdes se vuelven más gruesos en anchura. Y en el centro yace la Fortaleza que cada adaptante en Caos conoce.

La Fortaleza del Sur, Dríada.

Comenzando desde el muro más externo hasta el palacio más interno, esta fortaleza estaba enteramente hecha de una colonia de plantas oceánicas. Estaba hecha de los desechos de Dríadas, la Bestia Guardián tipo planta, que vivía absorbiendo enormes cantidades de agua y el poder espiritual viniendo del Abismo.

Dríada, junto con Gorgón, Mantícora, y Garuda, se les llamaba las cuatro bestias superpotencia de Caos.

Cuando ella estiró su masiva forma desde dentro del palacio, gigantescas vides se dispararon hacia el cielo. Y desde los cinco cuernos en su cuerpo, una poderosa onda de sonar se extendió. El sonido de criaturas bajo el agua temblando de miedo por su rugido fue escuchado.

En una de las vides que alcanzaron las nubes, una figura de una mujer sentada con tranquilidad advirtió su presencia. Ella era la Señora de este castillo.

Ahh, Dríada. Creo que algo malo está pasando.”

Dríada retorció sus vides ante sus palabras.

La mujer vestía un vestido chino azul con su cabello rizado en posición con un pin ornamental. Su piel blanca brillaba bajo la luz del sol mientras jugaba con una hoja, mirando vagamente al horizonte.

Sus ojos encaraban al norte; Gorgón.

Habilidad inherente, clarividencia. La habilidad que le permitía ver cosas cientos de miles de kilómetros a la lejanía. Era con esa habilidad que vio el masivo y monstruoso objeto moviéndose hacia Gorgón.

“¡Oh Dios!”

Ella reconoció instantáneamente a la cosa.

“¿Cómo fue que un fallecido colosal…?”

Catástrofe, que era conocido como rey de los fallecidos, tenía sus sirvientes.

El rango más alto ‘fallecido colosal’, o ‘fallecido de 3.º grado’. Los que fueron una vez los más fuertes, convertidos en fallecidos. Los monstruos que las diez sectas no podrían rivalizar. Se estaba dirigiendo hacia Gorgón.

‘¡Magrit!’

La Señora de Dríada conocía la persona que ahora era ese monstruo. Ella fue una vez la Señora de los 4 Fuertes de Caos. Con su rostro en la pierna y sus miembros en lugares donde no deberían de estar, el Fallecido Colosal Magrit balanceó tentáculos a su alrededor mientras lideraba su armada de fallecidos.

—El dolor° con malos modales.

La Señora escupió sangre de la esquina de su boca mientras clarividencia fue cancelada forzosamente. La presión espiritual de Magrit a miles de kilómetros de distancia la afectó. Era un poder inefablemente horrible.

‘Tengo que advertirle al Señor de Gorgón.’

Mar del Norte y Santa Doncella ya se habían dirigido a Gorgón. No había tiempo que desperdiciar. La señora de Dríada, Aisa Lindkroft, usó la técnica de mensajería más rápida que conocía.

Un águila azul elevó sus alas en dirección a Gorgón.

 

 

Notas:

0– Esto es confuso ya que wrench puede significar muchas cosas, y más aún con este contexto. Puede en realidad ser mujer en vez de dolor, podría ser descerebrada en vez de lo anterior, podría ser traba en vez de lo susodicho, etc. Lo peor es que no ayuda que el gringo se haya muerto, ya que ha habido casos en que tuvimos que pedirle ayuda anteriormente porque no estábamos seguros a qué se refería la palabra. En fin, lamento informarles esto, pero la traducción de esta palabra no es 100% fiable.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s