Bursters!! Capítulo 14


Lancelot: Bueno, Bueno lo prometido es deuda, ¿no? Como he dicho, UPDATE DOBLE! pasenla bien y mis mejores deseos desde la mesa compañeros!

Gif: Pack Doble yeeey

 

Edición y Corrección: Gif


 

 


 

Intenciones y Extorsión

 

Las chicas estában completamente confundidas e impresionadas por lo que vieron. El chico al que estaban evitando, al parecer tenía cierta relación con la hija del director, Akira.

— ¿Qué hace un chico como Yashiro al lado de Akira? —se pregunta Enju.

— ¿N-No pareció como si Akira-sempai lo hubiera b-besado? —dice Momoka nerviosa.

Debido al ángulo en que las chicas vieron el encuentro, no solo no pudieron ver la expresión de Yashiro, sino que también malinterpretaron el susurro de Akira con un beso en la mejilla.

Yashiro, lejos de estar cuerdo, solo puede apretar su puño en gran disgusto. Habían pasado 2 años desde que escapo de aquella prisión, pero al parecer Akira no había cambiado en nada más allá de lo físico. Con gran repudio hacia la desagradable charla, el muchacho se larga del lugar.

— No creo que sean muy amigos Momo-chan…

— ¿E-Eso crees?…

— Es solo una corazonada.

Momoka no parecía prestar gran atención a los detalles, por el obvio shock que le provoco la escena. Sin embargo Enju parecía haber visto la escena con un poco más escepticismo, gracias a que no le cae del todo bien Yashiro.

Lejos del lugar, Akira parecía estar de camino hacia uno de los edificios.

— « ¿Quién hubiera pensado que esa rata no solo sobreviviría, sino también volverse así de fuerte? »

La confiada mujer se veía extrañamente complacida por el giro de eventos. No solo su susodicho fracaso había logrado escapar de la muerte en ese laboratorio, se había vuelto sospechosamente fuerte. Esto no hacía más que lograr que Akira mostrara una leve sonrisa en su rostro.

— « Tendré que vigilarlo de cerca… » Oh, vaya…

Mientras Akira continuaba su camino, esta se cruzó caminos con alguien casi tan detestable como ella, Zaiga.

—Vaya, Kurakage Zaiga-kun…

—… ¿Quién eres? —pregunta Zaiga con indiferencia.

—Solo una de tus senpais…por ahora.

Akira dijo esas pocas palabras y siguió su camino. El chico sombrío la vio alejarse de a poco. Esto no evito que su típica aura de psicópata se quedara en silencio.

— «Esa presa… se ve… bien…»

Zaiga no pudo evitar poner una de sus sonrisas macabras mientras veía a Akira. No obstante este deja de sonreír un segundo cuando la señorita se detiene.

—Oh, otra cosa Kurakage-kun…

Akira giro un poco la mirada y lo observo con el rabilo de su ojo derecho.

—No muerdas más de lo que puedes masticar…

Zaiga sintió un escalofrió por toda su espalda pero esto no hizo más que ponerlo aún más excitado y emocionado.

—Je… lo tomare… en cuenta… —respondió Zaiga alegremente.

Ambos retomaron sus rumbos, no sin mostrar ambos una sonrisa inquietante.

­— « Esto será divertido…»—pensaban ambos.

Regresando con las mironas, estaban paseando por la academia, mientras conversaban sobre el encuentro del chico con su senpai.

— ¿Realmente crees que no hay nada entre Yashiro y Akira-senpai, Enju-chan?

— Te lo juro… No puedo ver a ese pervertido con alguien de alta sociedad como Akira.

Akira era muy respetada en los rangos altos de la academia, conocida como “La luz inalcanzable” por sus excelente desempeño en absolutamente todo. Idolatrada tanto por alumnos como profesores. Era difícil ver a alguien con ese tipo de perfil con alguien recién llegado y además con reputación de macarra.

— Puede ser… pero se veían muy cercanos…

— Seguramente le dijo algo como “lárgate de aquí”. No es posible que alguien se interese por ese chico, si es que se le puede llamar chico. Puaj…

—Jejeje… no es necesario ser tan hiriente, Enju… —dice Momoka incomoda.

—Solo digo la verdad… desde que ese chico llego solo tenemos problemas.

— « Pues contigo, la historia no es muy diferente…»

—Grrrr…

Un ruido extraño detuvo la marcha de ambas chicas. No hacía falta ser un genio para descubrir de donde venía ese raro sonido.

—Pfft… ¿tienes hambre Enju? —pregunta Momoka sonriendo.

—…

Enju se queda en silencio con la cara roja de vergüenza. En vista de esto Momoka decide buscar un lugar para comer algo. A la final Deciden quedarse en un pequeño café para descansar un poco.

— Jeje, esto me trae recuerdos de cuando éramos niñas…

— Por favor, olvida lo que escuchaste… —dice Enju aun avergonzada.

Poco después un camarero les trae lo que habían pedido. Momoka pidió un te rojo y unos dulces, mientras que Enju pidió un Bistec.

—…Enju… No es hora de la cena… ¿sabes?

— ¿Y? me muero de hambre…

Momoka solo deja salir un suspiro y decide dejar el asunto ahí. Paso cerca de una hora hasta que decidieron irse del lugar.

— Ohhh ¿No son ustedes las amigas del chico Yashiro?

Una voz femenina hace que Momoka y Enju se detengan y den la vuelta.

— ¿Sokudo-sensei?

— Yo!

— Que coincidencia verla por aquí. ¿Necesita algo de nosotras? —Pregunta Momoka.

— Nooo… es solo que quería preguntarles algo…

— « ¿Preguntarnos algo? »— Pensaron ambas

— Si… ¿Saben si ese chico Yashiro y Kenjohime Akira tienen alguna relación?

— …!!

Nuevamente ese tema sale a la mesa. Las chicas se miran entre si y deciden responderle a la profesora.

—Estuvimos hablando de ello, pero realmente no sabemos qué tipo de relación tengan.

—Solo espero que Akira convenza a su viejo para expulsar a ese mono de aquí…

— ¡Enju! ¡Eso es demasiado! —responde Momoka.

— TCH!…

Hikari veía como sus dos estudiantes estaban discutiendo sobre el asunto con bastante esmero. Esto hizo que ella soltara una pequeña risita.

—Pfft… realmente les agrada ese chico, ¿eh?

— ¡¿Huh?! No digas tonterías —responde Enju molesta

—…

— ¿Are?… ¿Porque el silencio jovencita? —dice Hiraki sonriendo.

—Momo… no me digas que tu… —Dijo Enju sorprendida.

—Ah!!! N-No… ¡No es lo que piensas! — Responde Momoka sonrojada.

—Debo decir que el chico trabaja rápido jejeje.

— ¡Que no es eso!

Hikari se reía a carcajadas por la situación, Enju no podía creer lo que estaba pasando y Momoka gritaba completamente sonrojada diciendo que la situación no era así.

— ¿Qué quieres decir con eso…Padre?

—No gusta repetirme Akira. No te harás cargo de ese chico.

Akira había ido a donde se encontraba su padre, el despacho del director. Era una habitación enorme con finos muebles de madera y un gran escritorio, junto con un enorme ventanal detrás que daba una visión casi completa de la academia. Shuryo se encontraba sentado en su silla mientras que frente a él se encontraba su hija, con una cara de disgusto en su rostro.

—Esa rata ha sido mi sujeto de pruebas desde el comienzo, ¿Por qué no puedo estar a cargo? —reclama Akira.

— ¿Debo recordarte el incidente del laboratorio?

—…!

Akira hizo un paso hacia atrás por la firme voz de su padre.

—Akira… has sido muy buena para ganarte el respeto de todos en la academia, pero no olvides que el que logro cubrir tu fracaso hace 2 años fui yo. Si no fuera por los contactos dentro de los medios podrían haber descubierto todo.

—P-Pero…

— ¿Pero? ¿Acaso tienes una forma de justificar que hiciste explotar un laboratorio con más de 7 millones de Yenes por simple impaciencia?

— N-No… no tengo excusa.

— Ya veo…

Shuryo se levantó de su silla y fue junto a Akira. Su padre se puso detrás de ella y coloco sus manos en sus hombros.

—No puedo permitir tales errores de mi propia hija. Recuerda Akira, los errores…

—Son inaceptables…

—Excelente.

Shuryo soltó a su hija y comenzó a ver por el ventanal.

Luego de ello, Akira solo pudo bajar la cabeza y acatar lo que su padre le había dicho. Poco tiempo después de ello, la puerta del despacho suena.

— ¿Quién es? —responde Shuryo

Una maid abrió la puerta y se inclinó ante los Kenjohime.

—Shuryo-sama, el chico que llamo ha llegado.

—Entendido, hazlo pasar.

Luego de ello la sirvienta se retiró de la habitación y el muchacho apareció. Pelo grisáceo y grasoso, ojeras y muy delgado.

—Oh… nos vemos otra vez…Kenjohime…senpai.

—… Padre, ¿Qué significa esto? — pregunta Akira en tono serio.

—Tu fracaso es inexcusable…pero aun debemos saber que tan fuerte se ha hecho ese muchacho.

— « No me digas que piensa…»

—Te llamas Kurakage-kun, ¿verdad? — pregunta Shuryo

—Si… quiere que… pruebe… al muchacho… ¿cierto?

— Exacto. ¿Crees poder hacerlo?

—Debo…ver…a quien… me enfrento antes…

—Mmmm…

Shuryo empezó a rebuscar en uno de los cajones de su escritorio mientras Zaiga y Akira observaban. Pocos segundos después saca una carpeta de archivos.

—Aquí tienes.

—Gracias… pero…

Antes de continuar, Zaiga se abalanza sobre el director.

—Se me es…difícil contener…las ansias…

Zaiga salto sobre Shuryo ya con su guadaña negra en mano.

—… Niño insolente…

Akira cerró los ojos ante el sonido del impacto, para abrirlos luego. La imagen fue increíble, la guadaña de Zaiga se había hecho pedazos y su dueño estaba siendo sostenido en el aire. Shuryo ni siquiera se había cubierto del ataque, el arma se despedazo al chocar con su cuello, se podía saber por las leves marcas en este. El chico estaba siendo sostenido de la mandíbula por una sola mano del director.

— ¿Quieres intentarlo otra vez, niño?

—Je…No… No hará falta.

Lejos de sentirse intimidado, el chico aun mostraba una sonrisa inquietante. El director decidio soltarlo y Zaiga cae de pie.

—Ahora, tu objetivo.

Shuryo le entrego la carpeta y espero la respuesta del muchacho. Akira no encontraba palabras para describir la repulsión que sintió cuando Zaiga puso la sonrisa más asquerosa que jamás había visto.

—Hecho, lo hare…pero…sabiendo quien eres…sabes cómo trabajo… ¿Verdad?

—Sí, tienes mi permiso.

Akira miro con mucha sospecha lo que estaban hablando, hasta que escucho algo preocupante.

—Los profesores no interferirán.

—…!!!

Las sospechas de la chica se volvieron una expresión de sorpresa. Su padre había dado luz verde para una pelea sin intervención de los profesores.

— « Por mucho que esa rata se haya fortalecido enfrentarlo a Kurakage sin más me parece algo insensato. » —pensaba Akira.

—Muchas…gracias…Director.

Zaiga lanzo la carpeta con archivos al aire y los documentos se dispersaron.

El chico volvió a sacar su guadaña y corto una sola de las hojas de papel de entre todas ellas, la foto de Yashiro, justo por el cuello.

—Me haré cargo… de todo.

—Si… te lo encargo, Kurakage.

Zaiga se fue con su arma al hombro, mientras que la hija del director lo observaba con cuidado.  Luego de que la puerta se cerrara, Akira volvió a hablar.

— ¿Estás seguro de esto, Padre?

—KenjoCorp. No necesita fracasos. Si ese chico es tan fuerte como para sobrevivir a una explosión así, un Burster como Zaiga no debería darle problemas.

—Aún no sabemos si…

—Akira.

—…!

—Suficiente.

Akira bajo la cabeza y se disculpó. Luego de ello, ella también se retiró del despacho. Shuryo se quedó mirando por el ventanal, de espaldas a la puerta, mientras que en su escritorio había otra carpeta.

“Archivo: Kurakage Zaiga.”

—«Kurakage… es ideal para un supuesto fracaso como ese chico, Yashiro. Esa explosión pudo haber sido ignorada por la gente, pero no quita el hecho de que ocurrió. Si ese chico realmente fue quien causo tales destrozos…»

Shuryo mostro por primera vez una sonrisa expectante en su frio y calculador rostro.

— «Lo necesito… “en mis filas” »

Mientras tanto Akira iba en camino para salir del edificio, pero eso no evitaba que tuviera una confiada sonrisa en su rostro.

— «Je…solo espera Padre… no dejare que te robes mis éxitos…»

Lejos del edificio principal, Zaiga se encontraba caminando erráticamente por zonas poco frecuentes de la academia. Para desgracia de unos idiotas que pasaban por ahí, chocan con él. Creyendo tener la ventaja al ser varios contra uno, cinco contra uno para ser exactos, lo rodean y empiezan a reclamarle con un tono algo engreído.

—Oye… me has lastimado con ese choque. ¿Qué harás para compensarlo?

—…

—Oye amigo ¿Estas sordo o qué?

—Je…hehehehe…

Los delincuentes se enfurecen al escuchar la risa de Zaiga, por lo que lo atacan entre todos.

El filoso sonido de corte, seguido de un sonido hueco, como si un coco botara por el suelo, inundo la escena.

— ¿Huh? ¿Porque veo todo como si estuviera en el suelo?…Eh? esa no es mi camisa… Gughhh… …

—Hehehhe… tenía razón… esto será… MUY DIVERTIDO.

Zaiga había herido fatalmente a todos los macarras en cuestión de segundos, llegando a Decapitar a uno de ellos. La noticia se llegó a conocer por la academia. Debido a que el propio director se negaba a Expulsar a Zaiga, este quedo impune, no sin que Shuryo tuviera que pagar una compensación millonaria. Gran parte de los profesores se quejaron por el tema y muchos alumnos ya tenían a Zaiga como un verdadero psicópata, evitándolo de cualquier manera.

Zaiga se ganó el nombre de “Grim Reaper” desde ese incidente.

 

No paso casi nada de tiempo hasta que todos incluyendo tanto a las chicas como Yashiro se enteraran de ello.

Habían pasado cerca de 4 días desde ello. Las chicas no mostraban avances en la relación entre Akira y Yashiro. Momoka ya se mostraba algo preocupada, ya que ahora no solo estaba Akira, sino Zaiga también detrás de él. Enju por su parte solo seguía con su vida mientras su amiga no se acercara a esos dos dementes.

Ya era tarde por la noche y ambas se dirigían a su dormitorio.

—Oye…Enju-chan…

— ¿Si?

— Creo que ya va siendo hora que nos disculpemos con él…

— Haaaa… ¿Hasta cuándo estarás con eso? Ya te lo he dicho Momo, ese mono es peligroso. Además esta con Akira y ese loco psicópata de Zaiga lo sigue de cerca, solo aléjate de él.

— ¿Eh? ¿Por qué mencionas a Akira-senpai?

— Haaa… Oye Momo… soy mala para los estudios pero no soy idiota, ¿sabes?

— « No estaría tan segura…» —pensaba Momoka.

— Es muy obvio ya que te enamoraste de ese mono, ¿cierto?

—Eh?…AHHH!? ¡N-No! No…Bueno… ¡No! —responde Momoka sonrojada.

—Momo te lo diré una sola vez más… Estar cerca de Yashiro no es seguro.

— Ir solas…tampoco es…buena idea.

—…!!

Ambas chicas se voltean rápidamente.

—Kura…kage… —dice Momoka nerviosa.

Enju se pone rápidamente entre Momoka y Zaiga. El chico comienza a sonreír y hace que Enju se sienta aún más incómoda.

— Lucha…conmigo.

El muchacho les exigió pelear con una de las chicas. Ellas no podían hacer nada más que temblar un poco por los nervios y contestarle.

— ¡No pelearemos contigo, demente! —Responde Enju con firmeza.

—Ya veo… en ese caso…

—…!!

Ambas sintieron un frio increíble, como si la propia muerte tuviera el filo de su hoz en sus cuellos. Zaiga estaba a espaldas de ambas, con la punta de su guadaña sobre el cuello de Momoka.

—No las necesito…

—A-Ayúdame…Enju-chan. —Dice Momoka paralizada del miedo.

—Mueran…

— ¡ESPERA! —Grita Enju.

Zaiga detuvo su ataque cuando apenas había punzado la piel de Momoka, dejando caer un fino hilo de sangre de la diminuta herida.

— ¿Para qué quieres luchar con nosotras?

— …

Enju ya estaba sudando frio por la actitud tan homicida del torcido Kurakage. El chico se quedó un momento en silencio y luego respondió.

— Para…hacerlo…más interesante.

— ¿Huh?

—Ustedes…son amigas…de ese chico… ¿verdad?

—…!!

—Tengo…asuntos con él… usarlas…para hacerlo enojar…sería útil.

— ¿Qué buscas con ese chico?

— Eso… no es… de tu incumbencia. Ahora… ¿Quién será?… ¿la pelirroja…o la enamorada?

Ambas chicas veían la frialdad en los ojos muertos de Zaiga, era luchar o morir. Tanto Enju como Momo sentían un poder increíble saliendo del chico, pero a lo que más le temían no era a su poder. Era a esa aura asesina y fría como el hielo que desprendía. Realmente las mataría si no aceptaban.

Con la espalda contra la pared, las chicas aceptan las exigencias de Zaiga. En el frio manto de la noche, una voz femenina pronuncia las palabras que el muchacho quería escuchar.

— De acuerdo… yo peleare contigo.

¿Quién es la que luchara contra Zaiga? ¿Qué es lo que trama Akira? Los días en la academia siguen pasando.

 


CAPITULO ANTERIOR  |ÍNDICE| SIGUIENTE CAPÍTULO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s