Everyone Else is a Returnee: Capítulo 293


11/20 caps~~~

 


-Lo Lograré (3)-

[Lord Rafael, esto es realmente injusto. ¡Realmente no somos traidores!]
[Todos los que nos hemos encontrado hasta ahora parecían haber dicho lo mismo. Pero Vera, ninguno de ellos terminó siendo inocente.]
[Aah, ¡te está engañando! ¿¡Cómo puedes escuchar las palabras de un simple humano!?]

Los traidores gritaron con injusticia y Rafael los rechazó fríamente. Esto ya había sucedido muchas veces y Yu IlHan arrojó su lanza con un bostezo. La cabeza de Vera voló mientras él estaba ocupado gritando por la gran injusticia hacia Rafael, esparciendo sangre gris en el aire.

[La habilidad, Registro, se ha vuelto nivel 98.]

[La habilidad, Gran Lanza Corta Cosmos, se ha vuelto nivel 99.]

No sólo Vera, Yu IlHan mató a muchos traidores mientras cargaba sobre la espalda de Yumir. La sangre gris coloreó el mundo. Rafael agitó su mano incluso en este desastre para evitar que la sangre lo manchara, y miró fijamente a Yu IlHan.

[Estábamos teniendo una conversación]

“¿Cómo fue eso una conversación? Sólo era él suplicando desesperadamente por su vida.”

El mayor problema era que las suplicas no invalidarían el juicio. Yu IlHan resopló y succionó los cadáveres de los traidores a su inventario. Rafael hizo una expresión incómoda mientras lo veía hacer eso.

[Eres muy hábil manipulando el interespacio.]
“Gracias a cierta persona.”
[Esa audacia tuya es realmente……]

Rafael sacudió su mano como si estuviera harto de él. Todos los ángeles se reunieron frente a él

[Los traidores han desaparecido. Protejan este mundo con todo su poder para el Cielo, y el único SEÑOR.]
[¡Entendido, Lord Rafael!]
[¡Cumpliremos!]

El maná que obedeció las órdenes de Rafael regresó a sus lugares originales en el mundo. Había cerrado todos los caminos que conectaban a otros mundos en el momento en que llegaron y ahora, finalmente, aflojó la restricción.

[Bueno, entonces, Yu IlHan. Tenemos un pequeño problema ahora.]

“¿Qué? ¿Ya se acabó?”

Yu IlHan hizo una expresión como la de un niño pequeño que encontró una bolsa vacía de galletas. Rafael encontró eso absurdo. En las últimas dos semanas habían estado en más de 500 mundos, y Yu IlHan había matado a más de 10,000 mil traidores. Nadie debería haber matado a tantas existencias superiores en tan poco tiempo, ¿¡pero por qué estaba tan molesto!?

[Este es el fin de los muchos mundos bajo nuestro cargo. No importa cuán grande sea el Cielo, el número de mundos superiores es limitado después de todo.]
“¿Entonces la alianza termina aquí? Fue divertido trabajar contigo.”
[Sin embargo, no has conocido a todos los ángeles todavía.]

Los ojos de Rafael brillaron.

[Debes ser consciente que muchos ángeles están participando en una guerra contra otras facciones.]
“Se están concentrando en acabar con el Ejército de Luz Brillante, ¿no?”
[Ciertamente. Por eso también tuvimos que consolidar nuestra base. Pero, ¿y si hubiera traidores entre los que participaban en la batalla? ¿Y si ese ángel fuera de 7ma clase?]
“¿Las cosas saldrán horriblemente mal?”
[Correcto. Así que ahora, iremos con ellos. El método seguirá siendo el mismo. Sólo necesitas matar a los traidores.]
“¿Incluso mientras los ángeles y ángeles caídos luchan?”
[Precisamente.]

Yu IlHan contestó con una sonrisa.

“Eso suena muy interesante.”

[Eres bastante intrigante. Entonces iremos inmediatamente.]

Rafael abrió una Puerta. Liera no pudo ocultar su preocupación y agarró los hombros de Yu IlHan.

“Creo que te has presionado hasta ahora, IlHan. ¿Realmente necesitas hacer algo más que esto?”

“Sí. Ya que empecé esto, lo veré hasta el final.”

A pesar de que respondió con tono claro a Liera, innumerables pensamientos se generaron y descartaron en la cabeza de Yu IlHan. Lo que estaba a punto de encontrar será lo que Rafael quería, y definitivamente Rafael habría puesto algún tipo de trampa adelante.
Sin embargo, si no se dejaba atrapar por ello, tendría que vagar durante mucho tiempo para volverse una existencia superior, ya que estaría soltando el hilo que acababa de encontrar. A Yu IlHan no le gustaba esperar sin rumbo.

“Liera, regresa con los otros. Esto puede volverse un poco peligroso de ahora en adelante.”

Porque los otros ángeles pueden tratar de usarla – Él no le dijo eso a ella, pero Liera entendió mucho lo que estaba tratando de decir.

“Okay. Tú también irás, ¿verdad?”
“No, mi nivel de habilidad subió lo suficiente para solo enviar a una persona. Así que iré allí después de que esto termine.”
“¿Cuándo se volvió así?”
“Solo ve y espérame.”
“Okay.”

Yu IlHan le dio a Liera un beso breve y activó Distorsión. Distorsión de nivel 87 la envió al mundo donde estaban los otros. Rafael sonrió amargamente mientras miraba eso.

[Bastante intensa muestra de afecto allí. He perdido esos sentimientos hace mucho tiempo.]

“Muy mal por ti entonces.”

Yu IlHan sólo resopló hacia las complejas palabras de Rafael y saltó a la Puerta con Yumir.
¡Más allá de la puerta había un campo de batalla entre ángeles y ángeles caídos! En un mundo donde fluía una espesa energía negra, un número aparentemente infinito de ángeles y ángeles caídos estaban en guerra. Incluso Yu IlHan no pudo evitar estar conmocionado en el lugar.

El cielo era demasiado alto y grande. Las tierras eran extensas y vastas. ¿Quizás la Tierra ampliada cien veces sería así? ¿Un mundo tan grande no era el cuartel principal de una facción?

Lo que fue aún más sorprendente fue las existencias superiores luchando en varias partes de los cielos y la tierra. Los ángeles y ángeles caídos eran los más numerosos, pero también había muchos que pertenecían al Ejército Demonio de la Destrucción y al Jardín de la Puesta del Sol. ¡Incluso lo creería si alguien le dijera que todas las existencias superiores se habían reunido en este lugar!

“¿Tan solo cuántas existencias superiores se han reunido aquí……?”
[Desde que tu compañera, Kang MiRae, abrió una puerta que conectó con el Inframundo, pudimos adquirir mucha información sobre los mundos bajo el dominio del Ejército de Luz Brillante. Este mundo es el más grande entre los que pudimos encontrar. El mundo que ha experimentado 7 Grandes Cataclismos enteros, así como varias evoluciones. También es el mundo que está directamente conectado con el Inframundo.]
“La razón por la que no fuiste al Inframundo directamente es……”
[Ya deberías saberlo, ¿no?]

Por supuesto, fue para reducir el poder del Ejército de Luz Brillante en conjunto. ¡Es por eso que no sólo el Ejército del Cielo estaba arrasando aquí, sino también los seres de las otras dos facciones!

[Bueno, los traidores, ¿los ves?]
“Por supuesto, hay muchos. No veo ninguno de 7ma clase todavía…….Salva a tus aliados que sufren. Me moveré solo.”
[Con esa aterradora habilidad de ocultación tuya…….oh.]

Antes de que Rafael pudiera terminar su frase, Yu IlHan instó a Yumir dirigirse al campo de batalla. Resonó con él a gran velocidad, y los dos se ocultaron con su maná. Rafael lo encontró absurdo incluso mientras miraba y murmuró.

[Una habilidad que incluso engaña mis sentidos……..Pero, no te dejaré ir esta vez.]

Yu IlHan se quedó sin palabras por un momento mientras miraba el campo de batalla sobre la espalda de Yumir. La escena donde no sólo ángeles y ángeles caídos, sino monstruos y guardianes esparcían su sangre multicolor por todas partes………

[Papá, ¿aún no has encontrado a un traidor?]

“No, sólo estoy pensando en algo más.”

Fue hace solo un tiempo cuando todas las demás facciones se habían reunido en el Ejército del Cielo, pero el hecho de que empezaran a concentrar su poder en atacar al Ejército de Luz Brillante solo por una ligera apertura lo asustó.

Dejando de lado al Ejército Demonio de la Destrucción, quienes no eran más que cabezas musculosas, no podía entender por qué incluso el Jardín de la Puesta del Sol había cambiado su postura y atacado al Ejército de Luz Brillante. ¿Tan solo qué querían? ¿Todos ellos solo alborotarían de alegría si se tratara sobre destruir facciones a las que no pertenecían?
Así, parecía que el Ejército Demonio de la Destrucción arrasando honestamente sin ninguna excusa parecía ser el más honesto. Un hecho seguro era que todos ellos eran a los que Yu IlHan tenía que arruinar algún día.

“……Empecemos, Mir.”

[¡Entendido, papá!]

El asalto de Yu IlHan comenzó. Cargando por todo el campo de batalla, inmediatamente perforó los corazones de los traidores tan pronto como los encontró. Por supuesto, no sólo mató a los traidores. Había muchas existencias superiores que podía matar con un solo golpe aquí después de todo.
Aunque se centró en los traidores y en el Ejército de Luz Brillante, los rezagados del Ejército Demonio de la Destrucción y del Jardín de la Puesta del Sol no escaparon de sus ataques.

[¿¡Kugh!?]

[Invisible…….¡Kahahk!]

Muertes ocurrieron en todas partes. Ya que el campo de batalla estaba tan desastroso, no hubo nadie que pudiera notar la presencia de Yu IlHan, y esto lo hizo más alegre. ¿No era éste el campo de batalla perfecto para Yu IlHan?

[Has ganado Experiencia.]

[Has ganado Experiencia.]

[Has………]

[Papá, sigo ganando experiencia.]

“No es un error, así que no te preocupes.”

Habiendo luchado con Yu IlHan durante tanto tiempo, Yumir se había vuelto nivel 299 hace mucho tiempo. No sólo eso, si no estuvieran restringidos por niveles, los dos habrían superado el nivel 400 hace mucho tiempo. Por supuesto, sus capacidades reales ahora estaban muy por encima de cualquier 6ta clase.

“Es hora de un cambio.”
[Papá, el número de enemigos está aumentando. Hay muchos.]
“……Se cauteloso con ellos un poco, Mir. Está empezando ahora.”
[¡Sí!]

Y ‘eso’ finalmente sucedió. Cuando Yu IlHan mató alrededor de 1.500 existencias superiores y los demás en el campo de batalla se dieron cuenta de que algo era extraño, los cielos se separaron ampliamente y aparecieron seres con una presión de maná abrumadora.

[La Segunda Ala de Luz Brillante, Anafière, ha llegado. Palomas tontas. Les sacaré todas sus plumas.]

“La Segunda Ala de Luz Brillante……”

Él era prácticamente el tercero al mando del Ejército de Luz Brillante. Sin embargo, definitivamente tenía una cantidad similar de maná y presión que Rafael.

No era sólo él. La 4ta Ala de Luz Brillante, Satière, a quien Yu IlHan había conocido antes, así como la 3ra Ala y la 5ta Ala también estaban allí. El Ejército de la Luz Brillante realmente se había determinado esta vez.

Sin embargo, lo que fue más asombroso fue la persona del Ejército del Cielo. Un masivo círculo de fuego pareció aparecer de la nada, antes de que un joven con un hermoso cabello rubio apareciera.

Con su mano sosteniendo una lanza de llamas, era el ángel con la liga más alta que había visto hasta ahora. Yu IlHan se dio cuenta inmediatamente de lo que se refería Liera en aquel entonces. El actual él no podría ganar contra ese ser.

[Bien, Anafière. Estaba esperando que vinieras aquí.]

[…….¿¡Miguel!?]

Los Arcángeles que nunca aparecieron en la Guerra del Muro del Caos, se habían reunido aquí – ¡Había dos de ellos además! Fue una situación sorprendente que hizo pensar a otros que la Guerra del Muro del Caos no fue importante para ellos en absoluto.

No sólo eso, algunas de las existencias superiores pertenecientes al Ejército Demonio de la Destrucción parecieron explotar de repente, antes de que un monstruo de tono negro apareciera en el charco de sangre que se formó, e instantáneamente se amplió. Yu IlHan se dio cuenta de que era un tipo de magia de teletransportación que implicaba el uso de sangre como catalizador.

[Así que finalmente es el momento que he estado esperando………El Señor me dio una orden. Vine aquí solamente para ‘matarlo’.]

[El Comandante del 1er Batallón del Ejército Demonio de la Destrucción, Keshein…..maldita sea.]

Yu IlHan esperó solo por si acaso aparecía un Jefe Guardián del Jardín de la Puesta del Sol, pero ellos no parecieron participar. Parecía que la pérdida de Kelatuke la última vez fue una gran pérdida para ellos. Bueno, incluso sin ellos, los personajes que se reunieron aquí eran más que lujosos para un solo mundo.

[Anafière. El poder del Inframundo disminuirá considerablemente si pierdes el poder de este mundo. En ese momento, Satanás incluso me temerá. ¿Estarán bien solo ustedes? ¿Dónde está la 1er Ala, Lazière?]
[Sigue soñando, Miguel. Sin la necesidad del poder de Lady Lazière, estarás acabado fácilmente. ¿pero qué tienes en mente para dejar el cielo tan vacío?]
[Ahora mismo, el Cielo está en el estado más limpio desde el nacimiento de Satanás. Aunque te sorprendas, el Cielo actual está a salvo. Hemos conseguido un tremendo ayudante.]
[…….]

Anafière se dio cuenta de a quién se refería con ‘este’ ayudante. Se mordió sus labios suavemente.

[Yu IlHan……..¿Él fue a tu lado?]
[¿Qué quieres decir con nuestro lado? Estamos en un estado de cooperación. Y por eso, deberías estar resentido con Yu IlHan más que con nosotros. ¿No?]
[¡Eeeek………!]

Miguel sonrió. Era como si ya supiera lo que el maestro de los ángeles caídos les había ordenado. Anafière se enfureció y Miguel balanceó su lanza con una sonrisa más gruesa.

[Pero regocíjate, Anafière.]

Llamas surgieron de su cuerpo. Al mismo tiempo, una llama surgió también del cuerpo de Yu IlHan. Su ocultación fue disipada, y su figura fue revelada para que todos la vieran.

Yu IlHan sabía muy bien por qué había ocurrido esto.

El Corazón de Fuego, usado en la creación del Alma de Fuego. Ese ítem contenía registros de cuando estaba dentro de la Tesorería del Ejército del Cielo, y Rafael estuvo agitando esos registros en secreto mientras actuaba junto con Yu IlHan para lanzar una magia.
Y Miguel había activado esa magia. ¡Era la magia perfecta creada únicamente para anular el ocultamiento de Yu IlHan!

[Eliminaré a ese chico en tu lugar.]

Y ahora, Miguel estaba mirando directamente a Yu IlHan.
No, no fue sólo él.

Todas las existencias superiores en este vasto mundo estaban mirando a Yu IlHan. Especialmente Rafael, quien le estaba sonriendo burlonamente, y el Comandante del 1er Batallón del Ejército Demonio de la Destrucción eran los más impresionantes del grupo. Significaba, que ellos tenían alguna conexión detrás de esto.

En otras palabras, este campo de batalla no tenía la intención de limpiar a los traidores y atacar al Ejército de Luz Brillante. ¡Fue para engañar a Yu IlHan para que apareciera y atraerlo aquí para matarlo!

La Llama Eterna preguntó.

[¿Puedo borrarlo ahora, maestro?]

“Adelante, Llama Eterna. Puedes borrar esa magia ahora. Siento que tuvieras que sentirte sofocada todo este tiempo.”

Y también fue el escenario para el salto gigante de Yu IlHan.

 

 

 

 

Notas del autor

  1. N/A

Anterior capítulo |TOC| Siguiente Capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s