Everyone Else is a Returnee: Capítulo 267


Ozk4r: 6to regular~~~ Mañana otros 3~~~~

Editor: Ozk4r

 


-Si Deseas Seguirme (1)-

[……]
[……]
[……¿Qué?]

El aspecto de Helièna lanzó una ola de escarcha sobre todo el campo de batalla. Todos estaban congelados, pero no porque no supieran quién era. Más bien, se debía al hecho de que la conocían demasiado bien.

[T-Tú. ¿¡Deberías estar muerta!?]

La expresión relajada de Satière se rompió. Tenía la confianza de enfrentarse a cualquier otro ser de 7ma clase, pero la historia cambiaba si era Helièna. Había venido aquí precisamente porque se había enterado de que Helièna había muerto, ¡pero ella apareció justo delante de él.

[Morí. Pero volví a la vida. ¡Tada!]
[De ninguna manera. ¿Una no-muerta…..?]
[¿Parezco uno?]
[Eek…..]

Cuando Helièna hizo una sonrisa tentadora, el cuerpo de Satière se encogió por sí solo. Por supuesto que no parecía una no-muerta. Las mejillas sonrosadas y llenas de vitalidad, ojos vivaces y su pecho que subía y bajaba cada vez que inhalaba y exhalaba – ¡todo en ella estaba lleno de vitalidad!

El denso poder mágico que ella emitía fluía sobre el campo de batalla. A partir de ese momento, muchos de los peces pequeños comenzaron a experimentar dificultades para controlar sus propios impulsos corporales.

[¿¡Cómo pasó esto!?]
[Puedo sentir la energía del Ejército Demonio de la Destrucción. ¿¡Pero ella no es uno de ellos!?]
[Ella ha retenido esa energía. ¿Pero cómo…?]

Ya fuera el Ejército del Cielo, el Ejército de Luz Brillante, el Jardín de la Puesta del Sol o el Ejército Demonio de la Destrucción, no pudieron ocultar su conmoción después de ver a Helièna sana y salva. Los únicos que se movieron bajo la cubierta de la conmoción fueron los que sabían que estaba viva desde el principio.

“¡Ya que te has mostrado, mantenlo ocupado!”
[Estoy agradecida por tus palabras, amorcito.]
[¿También es una subordinada de una existencia inferior?……No sé qué método usaste, pero me da asco. Siento como si estuvieran jugando conmigo.]

La mirada de Satière se dirigió hacia Yu IlHan, la existencia inferior que aniquilaba a los ángeles caídos incluso mientras el campo de batalla estaba en conmoción; El que manejaba las llamas de almas.

Era él. Todo empezó a ir mal después de que él interfirió con asuntos entre las existencias superiores.

[Realmente debo matarlo aquí y ahora.]

[Satière, ¿Tú. Jugarás. Con. Mi. Go.?]

Las alas de Satière se cerraron con fuerza. La distancia entre Helièna y Satière se cerraba muy rápidamente. No era Helièna la que estaba moviéndose, Satière estaba moviéndose hacia ella.

[¡Kugh, maldita perra!]

[Kyaak, estoy tan asustada.]

Cuando Satière enfocó su energía calorífica en sus dos ojos y disparó, las existencias superiores que formaban el Ejército Demonio de la Destrucción, el Jardín de la Puesta del Sol y el Ejército de Luz Brillante se pusieron frente a ella para protegerla. Decenas de cadáveres aparecieron instantáneamente.

[¿¡Cómo puedes matar sin piedad a tus propios ángeles caídos!?]

[¡……!]

Todas las alas dobladas se desplegaron y los ojos de Satière volvieron a brillar. Dos rayos de luz apuntaron a Helièna, pero una vez más fue desviada por otras existencias superiores. Sin embargo, Satière no retrocedió y continuó con su siguiente ataque inmediatamente. Los gritos de ángeles caídos se dispersaron en el aire con plumas negras.

[¡Lord Satière!]
[¡Mis disculpas, Kugh!]
[Hmph.]

Satière resopló. Sabía muy bien que su encanto se haría más fuerte cuanto más dudara. Los súcubos eran los maestros de las emociones. La mejor manera de ganar contra ella era atacar continuamente sin pensar en nada.

[¿Apostamos si soy capaz de arrancarte las alas primero o si todas las existencias superiores morirán en el campo de batalla antes de que lo logre?]

[Satière. Eres tan valiente como siempre. Aunque también sigues siendo tan precipitado como siempre.]

No importaba lo fuerte que fuera el encanto de Helièna, no podía controlar perfectamente a un ser de séptima clase. También fue así con la Octava Ala de la Luz Brillante, Natière, y también con el Jefe Guardian Kelatuke del Jardín de la Puesta del Sol. ¿No les redujo su voluntad de luchar poco a poco y les hizo gastar su fuerza en los demás? Además, el poder actual de Helièna era mucho más débil que antes.

Satière tenía la más mínima intención de darle tiempo a ella para hacer lo suyo. Esta era una batalla que tenía en juego el nombre del Ejército de Luz Brillante. Incluso si todos sus subordinados murieran, ¡no podría dañar su reputación!

En ese momento, Helièna empezó a reírse de repente.

[Satière, ¿no crees que estás cometiendo un error?]
[¿…..Mmm?]
[Te olvidaste de todo porque soy demasiado guapa, ¿verdad?]
[Si esas son tus últimas palabras, entonces te mataré…..¡¿Qué?!]

Sólo pensó en matar a Helièna lo más rápido posible antes de borrar a Yu IlHan, pero en ese momento, ya le habían engañado. Se había olvidado de lo más importante.

Pensándolo, ¿por qué apareció Helièna en primer lugar?

“¡Encontré un rastro!”

Sí. ¡Era para ganar tiempo para que Kang MiRae creara una puerta que condujera al cuartel principal del Ejército de Luz Brillante! La expresión de Satière se puso pálida en un instante después de darse cuenta de eso.

[¡Esto, maldita sea!]

[Kyahahahaha. ¡Eres tan lindo cuando te asustas así!]

¿Cómo pudo olvidarlo? Él originalmente había venido aquí para prevenir el caso de que las existencias superiores acudieran en masa al cuartel principal del Ejército de Luz Brillante.

[¡Zorra..…!]
[Incluso si me miras con ojos tan ardientes, Helièna ya tiene dueño. Qué desafortunado.]
[¡Te atreves, te atreves a jugar con la 4ta Ala de la Luz Brillante!]
[Es un precio barato por poder mirarme a la cara, ¿no?]

La sonrisa de Helièna, que miraba tranquilamente sus intenciones de matarla, era más malvada que cualquier otra cosa. La Reina Súcubo que jugaba con los corazones de los hombres – ¡No existían palabras sobre ‘perder’ en su diccionario! Kang MiRae pronto gritó.

“¡La abriré ahora!”

[¡No te atrevas!]

Satière, quien se había dado cuenta de su error demasiado tarde, lanzó todo tipo de ataques hacia Kang MiRae, pero Yu IlHan ya había regresado a la Fortaleza Voladora en ese momento.

“¡Hbbbbbbbbb!”

Las cadenas de llamas de almas que formaban Caída se habían juntado para formar un gigantesco escudo y habían defendido contra el ataque de Satière antes de desaparecer. Yu IlHan sintió que su dominio de Caída era cancelado a la fuerza y sacudió su cabeza impotente.

“Vaya, es increíblemente fuerte. Ni siquiera puedo tocarlo por ahora.”
[Es increíble que hayas bloqueado su ataque en primer lugar. ¡Amorcito, eres tan guay…!]
“Realmente ella no me gusta.”
“Lamento decirte esto, Liera, pero normalmente no eres muy diferente.”
[Maldita sea……¡bloqueado por la magia de una mera existencia inferior!]

Aunque era de Kang MiRae, la puerta había formado un movimiento independiente y se había formado automáticamente en el aire. Mientras la magia estuviera completa, Satière no podría destruirla por la fuerza.

Sin mencionar la destrucción, se estaba convirtiendo en una puerta aún más grande al usar el poder mágico que emitía como combustible.

[S-se está abriendo.]
[Realmente se está abriendo.]
[El mundo del Ejército de Luz Brillante…..¡El Inframundo!]

Todos los seres en el campo de batalla estaban conmocionados. El Ejército de Luz Brillante estaba envuelto en más secreto que el Ejército del Cielo. ¡Nunca imaginaron que el mundo en el que residían principalmente fuera revelado de esta manera! Desde el momento en que se abrió la puerta, pudieron sentir un poder trascendental moviéndose más allá de ella, pero al Ejército Demonio de la Destrucción no le importó ya que el instinto estaba en un rango más alto que la razón para ellos.

[¡Es la puerta que la señora Helièna ha abierto!]
[¡Kihahahahahahahahahaha! ¡Ese lado también parece divertido!]
[¡Vamos, aprovechemos la carne de los ángeles caídos!]
[¡Malditos gusanos!]

En el momento en que se conectó una puerta que conducía al Inframundo, la alianza se desmoronó. Aunque era inestable desde el momento de su construcción, ¿quién iba a saber que se iba a derrumbar así? Los ángeles caídos protegieron la puerta con pánico, pero eso no era diferente a levantar un escudo para defenderse de las olas. Por no hablar del Ejército Demonio de la Destrucción, incluso los del Jardín de la Puesta del Sol se subieron muy pronto a la atracción.

[¡Las cosas se están volviendo muy interesantes!]

[Fufu, ¿es éste el momento de elegir el lugar de mi muerte? El mío estará por allí. ¡Creo que una puesta de sol en el paraíso de los caídos es una gran manera de morir también!]

Los problemas se ampliaron en un instante. Cuando cientos, miles y aún más existencias superiores acudieron a la puerta, se formó una corriente sin fin. El Ejército Demonio de la Destrucción estaba liderado por sus instintos, ¡mientras que el Jardín de la Puesta del Sol fue conducido por capricho! Los ángeles caídos rápidamente tomaron una decisión.

[¡Regresen!]
[Tenemos que volver y bloquear la puerta nosotros mismos…..¡Kugh!]
[Ejército Demonio de la Destrucción…..¡no olvidaremos esto!]

Las figuras de ángeles caídos comenzaron a desaparecer del campo de batalla. ¡Habían renunciado a atacar al Ejército del Cielo y habían optado por proteger el mundo en el que residían!

El principal enemigo en la Guerra del Muro del Caos, el Ejército Demonio de la Destrucción, ya había formado una inundación que se dirigía al Inframundo, y como dos facciones se habían rendido en el ataque, no había razón para que el Jardín de la Puesta del Sol atacase también al Ejército del Cielo. Además, decidieron unirse y ver cómo era el mundo de los ángeles caídos.

[¡Yu IlHan, Helièna..…!]

Incluso Satière, quien permaneció hasta el final en un intento de bloquear el flujo, al final, decidió dejarlo y decidió retirarse. Aunque su cuerpo se integraba en una dimensión diferente del espacio, miró fijamente a los dos.

[No olvidaré este insulto. Definitivamente les romperé el cuello personalmente.]

No te vayas, y juega un poco más conmigo, Satière. ¡Deberías notar mi encanto si te quedas más conmigo!]

El interior de la cabeza de Satière se quedó en blanco por un momento cuando Helièna guiñó el ojo. No había dicho eso por nada. ¡Si se quedara más aquí, se vería afectado por su carisma!

[¡Kugh!]

Satière provocó y en su lugar recibió daños y decidió irse a toda prisa. Cuando eso sucedió, el caótico campo de batalla se había vuelto considerablemente silencioso.

La puerta aún no se había cerrado, y la corriente de miembros del Ejército Demonio de la Destrucción no se detuvo, pero al menos, no había más que intentaran invadir el Cielo atravesando el Muro del Caos.

[Realmente lo hiciste..…]

Titaera murmuró con incredulidad. Aunque ella fue una de las que formuló ese plan, ¡no tenía confianza en su capacidad para llevarlo a cabo! Justo cuando Yu IlHan estaba a punto de criticarla, Titaera giró abruptamente su cabeza hacia él, aunque no debería haberse dado cuenta de lo que él estaba pensando.

[¿Y qué? ¿Qué es esa súcubo?]
[¡Mi nombre es Helièna!]
[¡E, eek!]

El encanto demoníaco de Helièna no podía ser evitado sólo porque una fuese mujer. Titaera intentó desesperadamente ignorar a Helièna y se quejó con Yu IlHan.

[¡Debería haber muerto definitivamente! ¿Pero cómo puede estar viva en este lugar? Además, puedo sentir el aura del Ejército Demonio de la Destrucción en ella, ¿¡pero cómo puede matar a los de su propia facción sin ningún perjuicio!? ¿Cómo es que no es expulsada del Ejército Demonio de la Destrucción a pesar de que había ido en contra de sus reglas? No, en primer lugar, ¿por qué te escucha cuando es del Ejército Demonio de la Destrucción?]

“Medítalo, señorita ángel superior.”

Yu IlHan encogió sus hombros y contestó.

“¿Crees que tengo la obligación de responder a tu pregunta?”
[…..]
“Fuu.”

Independientemente de si Titaera y Yu IlHan estaban peleando o no, Kang MiRae, que ahora sentía que su fuerza se estaba agotando de su cuerpo después de la exitosa misión, colapsó en el acto. Yu IlHan se las arregló para atraparla incluso mientras respondía mirando hacia atrás a la mirada aterradora de Titaera con ojos tranquilos. Esta era una pequeña consideración sólo posible para un solitario profesional con la habilidad de una visión periférica.

“Has trabajado duro, Srta. MiRae. Perfecto uso de la magia.”

“…..Gracias.”

Kang MiRae pensó que podría haberse vuelto demasiado simple. Ella estaba en un estado completamente aturdido después de usar una gran magia tras otra en medio de las existencias superiores, ¡pero ella se recuperó instantáneamente después de escuchar esa línea en sus brazos!

La sonrisa de Na YuNa, que parecía como si supiera muy bien cómo se sentía, la molestó mucho, pero Kang MiRae decidió quedarse quieta porque no quería que este momento terminara. Desconocía si Yu IlHan sabía de sus sentimientos actuales o no, pero sin piedad le quitó las manos de encima después de apoyarla para que se pusiera de pie.

“Parece que nuestra parte del trato está completa, así que vamos a buscar el otro artefacto.”
[Espera. ¡Explícame bien lo de Helièna!]
“Ya dije esto, pero no está en nuestro contrato. Al igual que no enviaste un arcángel de 7ma clase mientras ejecutábamos nuestra misión…..¿eh?”

Yu IlHan inclinó su cabeza mientras respondía fríamente a Titaera. Podía sentir dos gigantescas auras volando hacia donde estaban desde mucho más allá del Muro del Caos.

[¡Helièna!]
[¡Kuhaaaaaa! ¡Helièna!]
[Oh vaya, las cosas se volvieron difíciles de nuevo.]

Helièna encogió sus hombros después de escuchar los fuertes rugidos que llenaban el campo de batalla. Yu IlHan entrecerró sus ojos.

“Explícate, Helièna.”

[Es vergonzoso, ¿sabes?……No me lo preguntes dos veces, Amorcito. ¿No dije que había muchos hombres enamorados de mi no correspondidos?]

¿Había seres de 7ma clase entre ellos también? Yu IlHan estaba a punto de preguntar eso pero se quedó en silencio. Los que aparecieron en ese lugar hablaron por sí mismos.

[¡Estabas viva, Helièna!]

[¿¡Por qué estás con ellos, Helièna!?]

Yu IlHan miró las figuras de los dos seres de 7ma clase que no podía tocar y gritó con una refrescante sonrisa.

“¡Huyamos!”

 

 

 

 

 

Notas del autor:

  1. Retirada rápida, exitosa.
  2. Así que este es el último día del año. Fue un año muy feliz para mí, y ojalá haya sido lo mismo para los lectores también. Si no, entonces les deseo felicidad en el año que viene de 2017, ¡aquellos de ustedes que están felices ahora, les deseo aún más felicidad para el 2017!

 

Notas del Traductor:

  1. Pos eso, feliz 2017 😛
    Ozk4r: Cielos, apenas recuerdo que esta novela empezó a publicarse en el 2016 lol……

Anterior capítulo |TOC| Siguiente Capítulo

Anuncios

4 comentarios

  1. no se si matar cientos de miles de existencias superiores, compensa arrastrar dos 7ma clase detras de el…. ojala no le pase nada al muro del caos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s