MonRabu — Volumen 2, Capítulo 1


Seeeeeeeeee, comenzamos el siguiente volumen (no me importa si les molesta que no haya editado WAF o Avoid)

Disfruten


 

Marzo llegó a su final y la primavera estaba en su apogeo.

Era un nuevo año, y un nuevo año escolar.

 

 

“Caray. Bueno, igual fue bastante asombroso~.” Era pasado el horario escolar. Estaban en el aula de tercer año de la Preparatoria Privada Murakumo. Mientras hacía el trabajo de organizar las impresiones, Koiwai Kurumi se expresó ásperamente. “Kanaruzawa Sekai-san. Es la primera vez que veo a alguien así.”

“… Mmm. Sí.” Kirishima Yuuki dio una respuesta poco entusiasta mientras alineaba las esquinas de las impresiones.

“No importa cómo lo pongas, ¡ella se ve increíble! Tiene cabello plateado y ojos rojos. Además, es increíblemente linda. No es muy alta pero tiene unos pechos grandotes.”

“Bueno. Supongo que sí.”

“Definitivamente es una especie de princesa.” Kurumi lo imaginaba todo con ojos deslumbrantes. “Es como si tenerla ahí de pie emitiera algún tipo de aura. Es un poco angustioso pero, al mismo tiempo, digno. No, bueno, es como una joya, una joya. Ella es una joya. Un diamante.”

“Ya veo. Bueno, es verdad.”

Hafuu…, sí que es una chica muy asombrosa.”

“¿Quién sabe?, me pregunto.”

Kurumi le miró hoscamente. Con su mirada fija, ella le apuntó con el dedo, “¿Podrías meterte un poco más en la conversación? Hemos sido amigos desde la escuela media, ¿verdad? Hemos estado en la misma clase y sido compañeros representantes de clase, ¿verdad?”

“Bueno, es verdad.”

“¿Qué es, entonces? ¿Es porque te educaron como un niño rico? ¿No tienes casi interés en una princesa por eso? Por esto es que la gente rica es…”

“No es exactamente así.” Yuuki sonrió amargamente. Había una razón por la que no tenía ningún interés en la estudiante transferida. “Verás. Esa chica, desde el día en que se transfirió, no ha venido a clases.”

Eso es correcto. La estudiante de transferencia, Kanaruzawa Sekai, no ha mostrado su cara en la preparatoria desde que la sacudió con su llegada. “Para ser honestos, no tengo interés en nadie que no venga a clases. Pero por supuesto, ella se veía muy hermosa y quedé bastante sorprendido cuando la vi por primera vez.”

“Es cierto.” Kurumi también sonrió amargamente, “Yo también. No hay problema con sólo mirar y divertirse. Pero aún tengo que pensármelo dos veces antes de hablar con ella e invitarla a salir. Es solo que ella realmente sobresale.”

Eso también era cierto. La estudiante transferida era tan hermosa como una joya, pero la cuestión de si podía encajar era completamente diferente. Más bien, no había forma de que pudiera encajar. Después de todo, la cantidad de personas con las que ha hablado desde el primer día que fue transferida era cero. Ninguno de sus compañeros de clase quería intentar ponerse en contacto con una chica que parecía fuera de esta dimensión.

Sin embargo, todos estaban muy entusiasmados con la llegada de la estudiante transferida, pero como el tipo de persona que terminó presentándose estaba fuera de lo imaginable, terminaron sin saber cómo manejar la situación.

“Incluso se fue inmediatamente.” Kurumi se apretó el labio, “Dijo que se sentía mal o algo, y se fue sin tomar la clase. Por eso, nunca tuvimos tiempo para hablar con ella por nuestra parte.”

“Sí. El solo acercársele era imposible.”

“Ser hermosa también es malo para una chica. Es muy duro estar en esa situación. También es por eso que no puedo conseguir un novio.”

“… ¿Por qué me miras así?”

Mufufun. Aun cuando sabes el porqué.”

Ahora alábame, esa era la cara que Kurumi estaba haciendo. Yuuki pensó en la estudiante transferida.

Kanaruzawa Sekai.

Ella era una existencia hermosa y sobrenatural. Era un punto singular que destacaba en su vida cotidiana. No se podía evitar que sobresaliese dentro de sus mentes.

Yuuki no intercambió ni una sola palabra con ella ni tuvo un solo punto de contacto con ella, sin embargo, esa chica era demasiado única. Tan diferente que se podría pensar que no era humana.

 

 

“—Onii-sama. Hagamos un cuestionario.”

Esa noche, en el jardín de la casa Kirishima, Haruko hizo una sugerencia mientras tomaban el té después de la cena.

“¿Cuestionario?” Yuuki ladeó la cabeza, “¿Por qué tan de repente?”

“Pregunta número uno.” La hermanita insistió. Jagajagajan~, con eso dio inicio al cuestionario, “¿Qué crees que es lo que más odia una chica en este mundo?”

“Aun si me preguntas, no tengo la más remota idea.”

“¿¿Me pregunto quéee seeeráaaaa??” Ella siguió insistiendo. Desde el otro lado de la mesa se inclinó y lo repitió una vez más. Ella estaba sonriendo pero sus ojos no lo hacían.

Ummm.” Rápidamente cambió de idea y empezó a pensar. Lo mejor para él era seguirle el juego por ahora. “Bueno, veamos, el hedor corporal de un hombre de mediana edad.”

Bubu~. Incorrecto.”

“Estar al lado de un hombre de mediana edad dentro de un tren lleno de gente.”

Bubu~. Incorrecto.”

“La cabeza calva y grasienta de un hombre de mediana edad.”

“¿Podrías parar con lo del hombre de mediana edad? Es grosero, ¿sabes?”

“Aun si lo dices, sigo desconociendo lo que desconozco.”

“Por cierto, si te equivocas una vez más, firmarás un formulario de registro de matrimonio para mí ♡.”

“Nono. Tú estás en la escuela primaria, ¿cierto? Soy un estudiante de secundaria, después de todo.”

“No te enrolles con todos los detalles. Vamos, la cuenta regresiva está empezando. Dieeeez, nueeeeeveee, oooochooo, sieeeteee…”

Era una despiadada cuenta regresiva. Yuuki agitó la cabeza y levantó ambas manos. “Ya, es inútil. No lo sé. Me rindo.”

“¡Muy bien, qué lástima! Ahora, rápido, firma este formulario de matrimonio…”

“Espera. Al menos dame la respuesta correcta.”

“Qué pesado, Onii-sama. No importa cuánto te resistas, mañana nos iremos de luna de miel. A un país que le otorgue a los hermanos la libertad de casarse. Mufufu ♡.”

“Como si existiera un país así. Vamos, dímela ya.” Le urgió con la mirada.

Haruko suspiró, “Entonces, te diré la diré. La respuesta correcta es…”

¡Bishi! Apuntó directamente a los ojos de su hermano, “Cuando finalmente tenemos la rara oportunidad de pasar tiempo a solas, ¡mi amado Onii-sama está pensando en otra chica! ¡No hay nada más molesto que eso! ¡Es muy frustrante!”

“¿No sería en tu caso nada más? Eso no generaliza a todo el mundo, en lo más mínimo.”

“En serio, es completamente imperdonable, ¿sabes? Mientras pasas el rato tomando el té con tu linda hermanita, Onii-sama claramente tiene la mente en otra parte. Yo lo sé. Dentro de tu mente hay otra chica aparte de mí.” °

“Pero no tenía la mente en otra parte.” No pudo evitar que se le trabara la lengua mientras intentaba responder. La intuición que tenía su hermana era como la de un animal salvaje. El hecho de que estuvo pensando en otra chica era completamente cierto.

“¿Y bien? ¿En quién pensabas, entonces?” Haruko se inclinó enfrente de él. Sus ojos le dijeron que ella no lo perdonaría si intentaba ocultarlo con una mentira. Como tal, Yuuki la dejó escucharlo.

La estudiante de pelo plateado que se trasladó. Su aura de otro mundo. Y que no había ido a la escuela desde el primer día.

Fumu.” Cuando terminó de escuchar, tomó un respiro. Puso ambas manos alrededor de su taza y bajó la mirada. Después de pensar un poco, “Onii-sama.”

“Dime.”

“¿Está bien si digo algo serio?”

“Adelante.”

“Es mejor que no te involucres con esa persona.” Su hermana dijo eso repentinamente.

Yuuki rio, “Pensé que dirías eso. De todas formas, incluso si la otra persona no fuera esa estudiante transferida, probablemente habrías dicho lo mismo.”

“Por supuesto. Cualquier insecto que intente acercársele a Onii-sama debe ser exterminado sin que quede ni uno vivo. Por ejemplo, esa persona Koiwai lo que sea.”

“Haré como si no escuché esa declaración.”

“Sin embargo, independientemente de cualquier circunstancia personal,” Su hermana puso cara seria, “No tengo un buen presentimiento sobre esa persona. Deberías mantenerte alejado de ella.”

“¿Por qué crees eso?”

“Intuición.”

“Ya veo. Tu intuición suele estar en lo correcto, después de todo.” Suspiró mientras se recostaba en la silla.

Haruko insistió aún más. “Podrías pensar que está bien acercarse con algo de interés. Pero ya sabes lo que dicen, la curiosidad mató al gato.”

“Es cierto. Tendré cuidado.”

“Es como dicen que las cosas bellas son peligrosas. Como que las rosas tienen espinas.”

“Exactamente.”

“Por cierto, yo también estoy llena de espinas.”

“¿Intentas insinuar que eres hermosa?”

“Bueno, lo más probable es que no tengas que preocuparte por eso. Una rosa tan hermosa y linda como yo que no tiene espinas, existe de vez en cuando.”

“No creo que una persona que dijo que eliminaría a todos los insectos sin dejar ni uno solo no tenga espinas.”

“Además, esa rosa está totalmente dedicada a ti, Onii-sama. Deberíamos casarnos inmediatamente.”

Terminó ignorando su réplica. Yuuki tomó un sorbo del té. Haruko sonrió mientras lo observaba.

“Onii-sama.”

“¿Hmm?”

“¿Estás feliz, ahora mismo?”

“… ¿Hmm?” Se sorprendió por la pregunta repentina. Haruko sonrió mientras esperaba por una respuesta. Todavía hacía un poco de frío en el jardín de principios de primavera. Si al mirar el cielo nocturno de Tokio, las estrellas parpadeaban. “Bueno, supongo que soy feliz. No tengo quejas.”

Ciertamente él fue bendecido. Estaría bien decir que fue demasiado bendecido. Desde que nació, se crio sin ningún inconveniente.

Nacido como heredero de una compañía farmacéutica de clase mundial. Su ambiente familiar estaba bien. No hubo ningún problema con sus relaciones con otras personas y fue capaz de vivir plenamente satisfecho hasta el día de hoy. Probablemente será lo mismo de ahora en adelante. No hay forma de que no fuera feliz.

“… ¿Y?” Se volvió hacia su hermana. Su cara parecía estar llena de motivos subyacentes. “¿Por qué me preguntas algo así?”

“No, por nada. Todo está bien si Onii-sama es feliz.”

Su hermana sonrió mientras asentía con la cabeza. Sonreía desde su corazón, pero sus ojos parecían estar mirando hacia algún lugar lejano; a veces, ella tenía ojos como esos.

“Bueno…, ¿cómo lo pongo?” Mientras bebía el último sorbo de té que el quedaba en la taza, Yuuki asiente. “Gracias por el aviso. Intentaré recordarlo.”

“Sí. Hazlo, por favor.”

Su hermana volvió a reír. Fue una sonrisa de satisfacción que le hizo querer acariciarla. No sabía lo que ella estaba pensando cuando dijo que no se involucrara Kanaruzawa Sekai. Sin embargo, él trataría de escuchar sus palabras tanto como ella quería.

Kirishima Haruko era la preciada hermanita de Kirishima Yuuki, después de todo.

 

 

Y entonces, al día siguiente.

Yuuki se hallaba de pie frente a la casa de Kanaruzawa Sekai.

“Perdóname, Imouto¹…”

“¿Eh? ¿De qué hablas?”

“Sí, es nada. Solo hablaba conmigo mismo.”

Después de responder a Kurumi, que estaba inclinando la cabeza, se volvió una vez más para mirar a la mansión de Kanaruzawa.

Se encontraban en un lugar a lo largo de la Línea Soubu designado como área especialmente protegida. La expansión metropolitana no se extendió a esta zona, ya que muchos edificios de estilo occidental de antes de la guerra seguían en varios lugares a la redonda. La mansión de Kanaruzawa era uno de esos edificios.

No había ninguna otra razón para que vinieran hoy, aparte del hecho de que el profesor de aula les pidió que vinieran. “Oigan, representantes de la clase, lo siento, pero llévenle las copias,” eso les pidió.

“Por cierto, Koiwai-san.”

“¿Hmm?”

“No parece haber un interfono en esta casa, ¿o sí?”

“Es verdad. Es una mansión vieja, después de todo.”

“Tampoco tiene una placa de identificación.”

“Es ese tipo de casa, después de todo.”

Yuuki miró alrededor de izquierda a derecha.

Era un lugar tranquilo. No había coches. Tampoco se oía el sonido de los trenes. Además de eso, había muy pocos indicios de personas. En todas partes había mansiones de aspecto caro, y parecía como si los sonidos apenas pudieran salir a la luz. Tenía ese tipo de sensación.

“Sabes, Koiwai-san.”

“¿Diiime?”

“Mi hermana me dijo algo. No te involucres con la estudiante transferida, eso fue.”

“Siempre que la otra parte sea una mujer, esa hermanita siempre dirá lo mismo.”

“Aun así. Siento que, como un hermano mayor, debería darlo todo por intentar escuchar lo que ella dice o algo por el estilo.”

“Si ese es el caso, entonces ni siquiera serías capaz de ser mi amigo.”

No pudo responder a eso. Parece que ya era hora de tomar una decisión.

Ah~ Ah~. Kojón, kojón.” Yuuki se aclaró la garganta.

Confirmó sus alrededores. Si eres un hombre, date prisa y hazlo, o eso parecía decirle la mirada de Kurumi. Viendo eso, respiró hondo,

“¿Necesitan algo?”

Su aliento se detuvo y se dio la vuelta a toda prisa. Antes de que se diera cuenta, había aparecido una sirvienta. Era una sirvienta vestida con ropa formal de sirvienta.

“Me llamo Chiyo.” La sirvienta hizo una reverencia, “¿Qué puedo hacer por ustedes?”

Ella sonrió dulcemente.

Tenía el delicado comportamiento de una bella mujer. Al mismo tiempo, no parecía una persona que pudiera bajar la guardia. Sabía ocultar demasiado bien su presencia. Contra tal persona, él probablemente no sería capaz de ganar en una pelea.

Ummm, verás…”

En lugar del ahora rígido Yuuki, Kurumi dio una explicación. Sobre que eran compañeros de clase de Kanaruzawa Sekai. Y que el profesor de su aula les había pedido que entregaran las copias.

“Ya veo.” Chiyo-san pareció aceptarlo. “Comprendo la situación. Gracias por tener en cuenta las cuestiones de mi señora.”

“Oh, no. Es un placer.” Yuuki fue de alguna manera capaz de dar una respuesta educada.

“Sekai-san,” Por el otro lado, Kurumi habló sin miedo, “¿Está en casa ahora? Si es posible, estaba pensando en saludarla.”

“Fumu.” La sirvienta se tomó un momento para pensar. “Koiwai Kurumi-sama y Kirishima Yuuki-sama son sus nombres, ¿no es así? Muchas gracias por tomarse el tiempo y la energía para venir aquí hoy. Sin embargo…”

Ella miró a ambos a su vez. Entonces, la sirvienta sonrió levemente, “Si desean involucrarse con mi señora, deben de tener cierta de resolución. A pesar de esto, ¿están bien con eso?”

“…”

“…”

Yuuki y Kurumi se miraron el uno al otro.

Ummm.” Yuuki alzó la mano, “¿A qué se refiere con resolución?”

“Perdón, pero no puedo decirlo.”

Haa.” Miró a Kurumi una vez más. Entonces, pensándolo un momento, “Bueno verás, Chiyo-san.”

“¿Sí?”

“Hablaste de si deberíamos involucrarnos o no. Sin embargo, Kanaruzawa Sekai terminó siendo transferida a nuestra clase, al fin y al cabo. No podemos realmente no estar involucrados con ella, ya que al venir aquí, a estas alturas, ya estamos involucrados de alguna manera.”

“Sí.”

“Pero si sigues queriendo que no nos involucremos con Sekai de ahora en adelante, será difícil. Ya es un problema el solo hecho de que se transfirió a nuestra escuela.”

“…”

La sirvienta siguió sonriendo en silencio. ¿Habrá dicho un poco de más? Él se preocupó por eso, sin embargo,

“… Es verdad.” La sirvienta asintió con una sonrisa. Entonces, haciendo una profunda reverencia, “Es exactamente como dijo. Por favor perdone mi rudeza.”

“Oh, no. No fue problema.”

“Bien pues, ya les dije lo que debía decir.” La puerta se abrió mientras los invitaba a entrar. “Les mostraré dónde está mi señora. Por favor, vengan por aquí.”

“Ah, sí. Gracias.”

Volvió a mirar a Kurumi.

(… ¿Qué hacemos?)

(Nono, aun si me lo preguntas…)

Durante su breve momento de contacto visual, la única conclusión que se les ocurrió fue que ‘sólo podían continuar’.

“Vengan por aquí, por favor.”

Habiendo tomado una decisión, Yuuki y Kurumi dieron un paso en la mansión. El jardín estaba bien cuidado. Estaba lleno de flores de primavera de varios colores. La sirvienta abrió la puerta principal. A pesar de que era de día, el corredor aún estaba oscuro. Tenía el olor de una casa vieja. Con cada paso que daban, las tablas del suelo crujían.

“…”

“…”

Yuuki estaba callado.

Kurumi también lo estaba.

Yuuki entendió completamente lo que ella sentía. Esto se debía a que él también se sentía igual.

(… ¿Esto no da algo de mala espina?)

Es como si estuvieran entrando al océano en un bote hecho de barro. Sus pechos les latían con fuerza. Las gargantas se le secaron.

“Vengan. Mi señora está aquí.”

Se sintieron como si hubieran caminado algunos kilómetros, pero, en realidad, la longitud que habían recorrido era probablemente de unos 20 metros.

Una gruesa puerta de roble se encontraba ante ellos.

“Continúen. No lo duden, por favor.”

La sirvienta les instó a seguir adelante. Se les dijo que entraran, mas ninguno de los dos podía dar un paso más.

(… ¿Qué hacemos?)

(Nono, aun si me lo preguntas…)

Una vez más hicieron contacto visual. Se preguntó si Kurumi también había sido devorada por la atmósfera. Ella parecía muy callada ahora mismo.

(¿Qué hacemos? ¿Nos regresamos?)

(No hay manera de que podamos retroceder aquí. ¡Si eres un hombre, entra!)

Ella lo golpeó con el codo. Yuuki se decidió.

Él no sabía lo que le esperaba, mas no había forma de que eso le hiciera perder la vida. Tragó saliva. Puso la mano en el pomo de la puerta. La puerta se abrió con un crujido. Lo que estaba más allá de la puerta apareció frente a ellos.

Y las cosas que vio Yuuki. Era la vista sin obstrucciones de una chica de pelo plateado que acababa de salir de la bañera.

“…”

“…”

Tanto la boca de Yuuki como la de Kurumi se desplomaron. Después de que se les dijera tanto, e imaginasen toda cosa que podría estar allí, la situación frente a ellos estaba completamente fuera de las expectativas. Sus pensamientos y reacciones no podían ponerse al día.

Era un acontecimiento completamente inesperado. Que más allá de la gruesa puerta de roble, estaría el área de baño y el vestuario, y que éste estuviera en uso.

“¿Hmmm? ¿Es Chiyo?”

La chica de pelo plateado abrió la boca, andando completamente desnuda.

Sus párpados estaban cerrados, mientras se secaba el pelo con una toalla de baño,

“Si vas a entrar, deberías tocar, ¿sabes? Aun si somos cercanas, hay que tener modales.”

“Sí. Lo lamento.”

La sirvienta bajó la cabeza profundamente.

La chica de pelo plateado, Kanaruzawa Sekai, no parecía haber visto lo que se encontraba delante suyo.

“Bueno, está bien. Por cierto, Chiyo, ¿dónde pusiste mi ropa interior? Decidí que hoy quiero usar esa.”

“¿Habla de la lencería con rayas azules?”

“Sí, esa.”

“Esa fue puesta en la lavandería recientemente.”

Muu, ya veo. Entonces no se puede evitar. Hoy tendré que soportarlo con la que tiene una huella de oso.”

“Si busca esa, entonces está justo enfrente suyo.”

“También eres desconsiderada con otras personas. ¿No deberías saber ya que mi vista no es tan buena? Como acabo de salir de la bañera, no llevo gafas y no veo nada…”

Ella se detuvo en el lugar.

Acababa de recoger las gafas que habían sido colocadas junto a la bañera y estaba en proceso de ponérselas. La mirada de Kanaruzawa Sekai apuntó hacia Chiyo-san. Para ser exactos, estaba dirigida a las otras dos personas allí.

“…”

Se quitó las gafas y las limpió. Una vez más, se las puso. Después de echar otra mirada, su rostro empezó a enrojecer.

El grito que hizo eco en la mansión fue bastante patético.

 

 

Notas:

0– De alguna forma, me recuerda a mi exnovia… Aun recuerdo esa vez en que me preguntó quién era José Manuel (un primo), diciendo que seguro era otra p*ta y no sé qué más… escalofríos
1– No tengo que aclarar qué es, ¿verdad? (Si llega a haber tal caso, imouto se traduciría comúnmente como hermana menor)


Anterior volumen |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s