Everyone Else is a Returnee: Capítulo 253


-Eres Bienvenido, También (4)-

“Devuélveme mi yelmo.”

[¿Cómo….?]

La Reina Súcubo ni siquiera se dio cuenta de que el yelmo había sido levantado de sus manos y lentamente dio un paso atrás.

[Mis poderes no están restringidos en absoluto en este mundo. Estoy…… ¡Estoy a toda potencia!]

Al mismo tiempo que dijo eso, Helièna extendió su aura a los alrededores. Todo el mundo en el campo de batalla que no pudo vencer completamente su aura fue influido.

[¡Kugh……Khaaaaaaaaaaaarh!]

[¡Kihigh, Helièna……!]

El gigantesco tiburón blindado destrozó al Ejército de Luz Brillante contra su voluntad a pesar de su enorme poder, debido a las feromonas de Helièna, y Natière se encontraba en una situación idéntica, en el sentido de que no podía tomar decisiones racionales. Controlar al sexo opuesto, y destruir la razón del mismo sexo – ¡El poder todavía se aplicó incluso a los de la misma liga!

[¡¿Pero por qué no me amas?!]

Ella no había llegado a 7ma clase con sólo estadísticas de 6ta clase por nada. Con respecto a la magia mental y psicológica, ¡ella era la más fuerte!

¿Había alguna 7ma clase que pudiera enfrentarse a ella? ¿Podría el Comandante de Batallón del Ejército del Cielo ir contra su magia y arrancarle sus alas?
Al menos, el Ejército del Cielo no lo creía así. A pesar de que Spiera se había reportado a sus superiores varias veces a pesar de su caótico estado mental, el Ejército del Cielo no envió un Comandante de Batallón. Tras unos minutos ella también se desesperó.

[Sí, para el Ejército del Cielo, sería mejor que esos tipos se agotaran entre ellos.]
[Eso significa…….]
[No hay nada que podamos hacer aquí. Será lo mejor si podemos retirarnos, pero…..]

La mayoría de los ángeles habían caído en el encanto de Helièna, excepto ella misma y algunos otros, y estaban luchando entre sí. ¿Retirada? ¿Era eso posible? Como líder de este pequeño grupo, no podía huir sola.

[Spiera-nim…..]

[Resuélvanlo ustedes mismos. La gracia que el Cielo nos ha dado, es hora de pagarlo quemando nuestras almas, ¡kugh!]

Sin embargo, incluso cuando intentó reafirmar su fuerza de voluntad, la magia de Helièna estaba tratando de contaminarla. ¿Qué tan irrazonable y violenta era esa habilidad? Subconscientemente apretó sus dientes.

[Los esfuerzos y el poder que he acumulado toda mi vida están colapsando debido a un único súcubo…. ¡Kraaaaaar!]
[¡Natière!]
[Kugh, ¡este tiburón tonto está completamente condenado!]

¡El Ejército del Cielo y el Ejército de Luz Brillante estaban perdiendo rápidamente su poder de batalla y los Comandantes de Batallón Kelatuke y Natière también estaban gastando el maná de cada uno! Una sola Reina Súcubo estaba jugando con todos en el campo de batalla.

[Aquí, mírame. ¡MÍ.RA.ME!]

“Eres ruidosa.”

Bueno, a parte del grupo de Yu IlHan claro está.

[¿Cómo? ¿No soy encantadora? ¿Cómo? ¿Huh? ¿¡CÓMO!?]

“Dije que no eres mi tipo…..Liera.”

Con una respuesta relajada, paso su yelmo hacia atrás. Liera, quien recibió el yelmo, miró a Yu IlHan con ojos preocupados durante un tiempo, pero finalmente se lo puso a Erta quien estaba teniendo el momento más dificil entre ellos. Y mágicamente, el temblor de Erta se detuvo en ese momento.

“¿Tan solo qué es este yelmo?……Oh, es uno de los artefactos de Yu IlHan.”
“Así que lo aceptas sólo con eso.”
[Yu IlHan, Yu IlHan. Yu IlHan. ¿Pero qué es lo que eres cariño? ¿Qué hiciste para volverte así?]

La Reina Súcubo no parecía interesada en las escenas de tragedia que ocurrían en el fondo, que ella había causado, y sólo se centró en Yu IlHan. Los gritos y exclamaciones de desesperación sonaban como música de fondo, y ella le preguntó a Yu IlHan varias veces.

[Nadie, ni siquiera nuestro poderoso Gobernante, estuvo completamente libre de mi encanto. Sin embargo, cariño es sólo una existencia inferior. ¿Ese yelmo era un engaño? ¿Todavía tienes un artefacto escondido?]
“No hay nada de eso.”
[¿En serio? ¿No hay nada como eso?]

Los ojos de Helièna brillaron cuando se acercó a Yu IlHan. Yu IlHan pensó durante un momento, pero finalmente decidió que era mejor no matarla ahora.

Era una simple lógica de piedra, papel y tijera. Yu IlHan no tenía confianza para matar a los otros comandantes de batallón de 7ma clase, pero Helièna podía hacer que los dos se autodestruyeran. Y la propia Helièna, no podía ganar contra él. Entonces, sería más sabio usarla para entretenerlos durante un tiempo y hacer la batalla lo más ventajosa posible para él.

Lo único que le llamó la atención en esta situación era el Ejército del Cielo, y al verlos, también parecía que se autodestruirían en un futuro cercano.
El hecho de que Spiera estuviera entre ellos hizo que Yu IlHan se sintiera raro….. pero sacudió su cabeza. Al matar a Echjar y salvar a Spiera, había hecho todo lo posible por ella y aclarado su corazón. Ya que había decidido irse con el Ejército del Cielo completamente, no pudo hacer algo estúpido y terminar sin poder proteger a los demás sólo por ellos.

[Cariño, mírame. No mires a los demás.]

Helièna seguía pegada a Yu IlHan. Sin embargo, no era como si los otros estuvieran libres de ella. El interminable flujo de maná que salía de ella no los dejó irse.
No, de hecho, ¡incluso estaba absorbiendo el maná de los fuero encantados por ella!

[Cariño, cuéntame más sobre ti. Abre un poco más tu corazón.]
“No tengo intención de unirme al Ejército Demonio de la Destrucción ni tengo nada que decirte.”
[Sólo tengo curiosidad. ¿Qué experimentaste para que tu corazón se congelara…..?]
“Bueno, estoy abierto a las conjeturas.”

En ese momento, Helièna también se dio cuenta de que Yu IlHan estaba robando tiempo. ¡Incluso estaba tratando de debilitar a los otros Comandantes de Batallón de 7ma clase usándola! A pesar de eso, ella no dejó de usar su poder. Estaba decidida en pensar en cómo hacer suyo a Yu IlHan.

[¿Es porque tu corazón ya está lleno? Entonces…..]

Pero en un momento, la mirada de Helièna cambió de Yu IlHan y miró a Liera, Na YuNa y Erta.

[¿Solo necesito encargarme de esas chicas primero?]

“..…”

Yu IlHan inmediatamente tomó su lanza cuando escuchó eso. El infierno floreció en la punta de su lanza y se extendió a su cuerpo y a la espalda de Yumir y gobernó sobre cierta región del espacio. La habilidad que activó fue ‘Caída’.

“Entonces también simplemente puedo cambiar mis planes.”

[Kyak, ¡por fin una reacción! ¡Sí, eso es!]

Helièna no planeaba renunciar a Yu IlHan en absoluto. La razón por la que trató de amenazar a sus compañeros fue también para crear una brecha en el corazón de Yu IlHan para seducirlo.

Sin embargo, Yu IlHan no tenía más intenciones de tener un concurso de miradas fijas con ella. La razón por la que estaba tranquilo hasta ahora era porque la atención de Helièna estaba centrada en él. Era un asunto completamente diferente si ella cambiaba su atención a sus compañeras.

“Señorita YuNa, por favor, buffeame.”
“Estaba esperando esto~.”
“Liera y Erta, por favor bloqueen el ataque de esta mujer.”
“Lo tengo.”
“De acuerdo.”
“Mir, me moveré un poco más rápido a partir de ahora. Sincronízate con papá, puedes hacerlo, ¿verdad?”
[¡Sí!]

Él activó Fuerza de Dios para mejorar los músculos de su cuerpo más allá de sus límites y agarró la lanza Dragón de Ocho Colas. A pesar de eso, la expresión de Helièna seguía siendo tan relajada como siempre. Aun sabiendo que el corazón de Yu IlHan estaba cerrado, ella confiaba en su poder.

[No tengo intenciones de atacarte, cariño, pero ¿por qué me intimidas? Te gusto más que esas cosas, ¿no?]

“Hah.”

Todos los hombres son de ella – Este era un hecho que ella había tratado como la ‘verdad’ inmaculada durante decenas de miles de años. No había forma de que ella pudiera aceptar que lo habían roto. Este fue el mayor error de Helièna.

“Así que las palabras no funcionan contigo. No, no tenías ninguna intención de tener una conversación con nadie hasta ahora. Ya que con activar tu poder sería suficiente.”

[Tus ojos se volvieron aterradores. ¿De verdad vas a perforarme con esa lanza? ¿Quieres atarme con estas cadenas?]

Las cadenas de llama de alma no funcionarían en esta súcubo. ¡Su encanto era efectivo incluso contra las almas pensantes! Si intentaba forzar su uso, entonces el poder le sería reflejado.

Yu IlHan, quien instintivamente se dio cuenta de esto, chasqueó su lengua y guardó las cadenas de llama de alma, y en su lugar, cubrió su lanza con llamas más fuertes. Las llamas traslúcidas aumentaron de temperatura bajo el control de la Llama Eterna.

[¿En serio? ¿Realmente vas a……? ¡Kyak!]

La lanza de Yu IlHan pasó cerca de Helièna. No era que el encanto hubiera interrumpido la trayectoria, sino que en el momento en que él golpeó, ella condensó su poder mágico y lo usó para desviar la trayectoria de la lanza. La habilidad Registro de Yu IlHan se activó para registrar el patrón de maná de Helièna que acaba de utilizar. No se dejaría engañar por la misma técnica otra vez.

[Me atacaste.]

Murmuró Helièna mientras tocaba la leve quemadura que apareció en su hombro al no poder esquivar completamente ese ataque. En lugar de estar herida por una existencia inferior, parecía más sorprendida por el hecho de que Yu IlHan la hubiera atacado.

[¡Realmente me atacaste!]
“¡Tch, Mir!”
[¡Lo tengo!]

Ahora que ya no necesitaba robar más tiempo, no podía pasar el rato con sus actos infantiles. Independientemente de la reacción de Helièna, Yu IlHan se preparó una vez más y sincronizó su respiración con Yumir y cargó una vez más, para perforar con toda su fuerza la Lanza de la Trayectoria Intrazable.

[¡Kyak!]
[¡Hick!]
[¡Eeeeek! ¡Te odio!]
“Ah……..”

Sin embargo, como él había esperado, Helièna tenía un talento excepcional no sólo en lo que respecta a la magia mental, sino también a todo tipo de habilidades que requerían el manejo del maná. Viéndola esquivar el golpe de Yu IlHan, que podría matar dragones instantáneamente con magia con diversos patrones de maná y sus aplicaciones que Yu IlHan nunca había visto antes, no pudo evitar quedarse estupefacto.

[La habilidad, Registro, se ha vuelto nivel 47.]

Sin embargo, eso también se convirtió en un buen estímulo para Yu IlHan quien no había experimentado dificultades durante mucho tiempo. Enfrentar a la Reina Súcubo que vivió durante decenas de miles de años le permitió ver lo que no pudo antes con sólo balancear su lanza, ¡y vio un camino que no pudo caminar!

[La habilidad, Registro, se ha vuelto nivel 48.]

[La habilidad, Fuerza de Dios, se ha vuelto nivel 12.]

[Así que realmente me estás atacando directamente. ¡Sin ninguna duda, con la intención de matarme….!]

“¡Hhp!

Ignorando su shock y exclamación, luchó contra ella durante un tiempo desconocido y, finalmente, apareció un patrón repetido. Yu IlHan no perdió esa oportunidad y perforó diez veces a la vez, y esos golpes crearon agujeros en el abdomen, hombros y muslos de Helièna.

¡Golpe Crítico!

[¡Kyahak!]

La sangre se esparció en el aire. Yu IlHan fue salpicado por la sangre en el aire a propósito antes de que fuera vaporizado por las llamas en su dominio. En el momento en que absorbió la sangre de una 7ma clase viva, la información que tenía sobre el Ejército Demonio de la Destrucción y la súcubo rápidamente se renovó.

[La habilidad, Registro, se ha vuelto nivel 50.]

“Fuu, muy bien.”

Limpió la sangre de su cara y lamió su mano con una sonrisa. Aunque estaba puramente contento con el crecimiento de la habilidad, por fuera solo parecía un hombre loco. Sin embargo.

[Aah.]

Viendo esto, la expresión de Helièna finalmente cambió por primera vez.

[¡Aaaaaah……! ¡Sí, eso era!]

“¿Por fin tienes ganas de pelear?”

Sin embargo, ya era demasiado tarde para eso. Yu IlHan ya había adquirido suficientes registros sobre Helièna. A pesar de que el poder mágico de Helièna aumentó repentinamente por dos veces, él tenía la confianza para enfrentarla. Ya que él también le había infligido heridas fatales a ella, lo que quedaba era sólo perforar su corazón cargando hacia delante con Yumir.

[Sí, finalmente lo entiendo.]

Sin embargo, justo cuando Yu IlHan se preparaba para atacar por quién sabe que número de vez, ella de repente dijo algo completamente incomprensible.

[Así que cariño es el Quinto.]
“¿Qué…..?”
[……Espera, hablemos de nuevo después de que limpiemos este lugar.]

Ella, quien estaba enfocada en Yu IlHan desde el mismo momento de su aparición hasta ahora, de repente dijo algo sin sentido antes de darse la vuelta. Mirando su estado indefenso, Yu IlHan estaba a punto de perforarla sin dudarlo, pero terminó por no hacerlo.

“¿IlHan….?”

“Está bien. Estoy completamente bien.”

Liera, que lo vigiló, expresó su preocupación con voz temblorosa, pero Yu IlHan sacudió completamente su cabeza y habló.

“¿No puedes sentirlo?”
“¿Sentir qué?…… ¿Oh?”
[Esa aura molesta desapareció.]

Sí. Desde el momento en que Helièna les dio la espalda, el poder de su encanto ya no se extendió hacia ellos. A pesar de que ella estaba tan obsesionada con él justo antes, era como si hubiera renunciado por completo a Yu IlHan y sus compañeros.
El aura que se extendía hacia ellos se retajo completamente hacia Helièna y fue vertida hacia las otras tres facciones que estaban en una caótica pelea.

[Kugh…….¡Kyahk!]

[¡Uhuoooooooooooooh! ¡Te maldigo! ¡TE MALDIGO!]

El campo de batalla estaba desmoronándose rápidamente. El Ejército del Cielo y el Ejército de Luz Brillante casi fueron aniquilados, mientras que Natière y Kelatuke lucharon entre sí a media muerte.
¿Spiera? Se vio envuelta en la batalla masiva entre los dos seres de 7ma clase, resultó gravemente herida y su conciencia se estaba nublando, y terminó siendo afectada por el encanto de Helièna. Todo esto era obra de Helièna mientras luchaba con una sola persona: Yu IlHan.

Yu IlHan sintió su fuerza agotarse mientras miraba eso. ¿Los enemigos que fueron derrotados por él hasta ahora se sintieron así? Aunque no estaba infectado, al mirar a la súcubo que hizo lo que él no podía ni siquiera intentar, lo hizo sentir tan insignificante.

“¿Qué demonios? Ella está jugando completamente con todos ellos…..”

“¡Ella es una de las tres comandantes de batallón más fuertes incluso en el Ejército Demonio de la Destrucción! ¿Sabes siquiera cuánto pánico me entró después de verla de repente?”

Erta, quien finalmente recuperó su calma, se quejó con Yu IlHan mientras le pellizcaba sus mejillas. Sin embargo, Yu IlHan no pudo responderle. Estaba completamente absorto en la Reina Súcubo frente a él ahora mismo.

[Bueno, es hora de terminar con esto.]

Helièna levantó juguetonamente una mano en el aire y la sacudió. El maná de encanto que se hizo mucho más grande que antes debido a su absorción del maná de todos los que estaban allí, instantáneamente regresó sobre ellos con el gesto de su mano. Al instante siguiente.

[Kahk.]
[Si es su deseo.]
[¡Estaré encantado!]

Ellos empezaron a suicidarse.

 

Gringo: woots~ Si su Alteza – Code Geass

 

 

 

 

Notas del autor:

  1. ¡No todos los seres de 7ma clase son iguales!

 

Notas del Traductor Ingles:

  1. Maldición, Helièna se cogería a Lelouch……

Anterior capítulo |TOC| Siguiente Capítulo

Anuncios

3 comentarios

  1. Un siscon? Se supone que es una parafilia que transciende el bien y el mal…ya ni yose que pasaria

    Me gusta

  2. acaso ilhan le regreso el hechizo a la sucubo????!!!!! ademas dejara que spiera muera? yo pense que ella se cambiaria de bando

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s