The World After The Fall: Capítulo 42


(2/2)

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 7:

Señor de Gorgón (6)

‹Episodio 7. Señor de Gorgón (6)›

 

Jang II Han sabía mejor que nadie lo que le pasa a aquellos que experimentan las Ocho Puertas del Infierno. Mientras ruegan por misericordia en forma astral, sus mentes empiezan a corroerse con miedo y angustia, hasta que se convierten en un esclavo del que lanzó la Puerta.

Una de las mayores ventajas de la habilidad era que tiene una naturaleza clandestina. Solo el lanzador, y el que está bajo su influencia tienen idea de que el hechizo fue usado.

Pero este lugar era una gran sala llena con las personas más fuertes y conocedoras de Caos. Por no mencionar que la mayoría de su atención estaba reunida en Jae Hwan en primer lugar. Muchos de ellos habían visto la habilidad en persona y entre algunos de esos había quienes incluso experimentaron la habilidad a primera mano anteriormente.

[¿No está ese desgraciado usando las ocho puertas del infierno?]

[¡A un niño de 50 años!]

Unos pocos de los espectadores enviaron susurros directos a Jang II Han.

[¡Para con eso, Jang II Han! ¡Incluso si eres el vicelíder del seminario, él es un Señor!]

Jang II Han frunció el ceño.

‘Qué molestia.’

Jang II Han no tenía inclinación a parar. Conseguir la licencia de secta que vino a obtener debería de ser tan fácil como escalar una pared de 2 pies de altura si tenía existo aquí. ¿Por qué debería parar? Jang II Han bloqueó los susurros viniendo a él y se concentró en su poder espiritual. Su mano empezó a sudar del esfuerzo.

‘Ya debería ser hora para que muestre una reacción.’

Algo andaba mal. El que estaba realizando la habilidad era el propio Jang II Han, un adaptante de 6.º orden. Incluso los diez líderes de secta deberían de haber mostrado una reacción a este punto. Pero el hombre frente a él mantuvo su expresión neutral de recién. Jang II Han empezó a poner más fuerza detrás de su agarre.

‘¿Estaba escondiendo una carta de triunfo? Así que puede soportar la Tercera Puerta, ¿eh? Entonces, ¿qué tal esto?’

Jang II Han abrió la Sexta Puerta, la cual era la Puerta más grande que podía abrir en su nivel. En la Sexta Puerta, el Rey Dragón de Escarcha Belrkisus residía en su reino de prisión de hielo.

‘… ¡Esto debería bastar!’

Una cantidad indefinida de tiempo pasó. Jae Hwan abrió la boca.

“¿Qué estás haciendo? ¿Podrías soltar mi mano?”

“¿Hrmm? Ahh, m-mis disculpas.”

Solo pudo traicionar a su usualmente calmado comportamiento para expresar pánico y shock. ¿Qué significaba esto? ¿La habilidad no funcionó? ¿De qué otra forma podría él estar bien tras enfrentarse a ese dragón de escarcha? Pero eso podría no ser el caso. La habilidad no podría haber fallado. Si es así, entonces ¿qué pasaba con su postura relajada?

‘¿Eso quiere decir que superó las ocho puertas del infierno?’

No había respuesta aparte de esa, debido a que no había tal cosa como una ‘puerta de retorno’ en las ocho puertas del infierno. La única manera para que alguien saliera de ella es que el lanzador cancele la habilidad o que el prisionero enfrente las calamidades de cada puerta y las superara.

‘¡Eso es imposible!’

Cuando soltó la mano de Jae Hwan, Jung II Han sintió un mareo extremo y se tropezó. Él momentáneamente vio algo.

‘¿¡Qu-Qué es eso!?’

Se desvaneció en un segundo, pero Jang II Han vio que el mundo cambió. El corazón le palpitaba audiblemente. Nunca había sentido esta clase de terror incluso frente a la Octava Puerta del líder del seminario que le había revelado una vez. Esa escena era apta de ser llamada un purgatorio.

Cuando Jang II Han recobró sus sentidos, estaba sentado en el suelo, temblando incontrolablemente. La audiencia estaba murmurando.

[¿Qué pasó?]

[¿Lo canceló?]

Jae Hwan miró hacia abajo y habló.

“Podría haberte acusado por insultar al Señor, pero me siento indulgente. Ten cuidado la próxima vez.”

“¿Q-Qué eres…?”

Jae Hwan se fue caminando, dejando al hombre en el piso.

Chung Heo, quien había estado mirando, tenía un rostro disgustado.

‘¿Eso es todo? Qué aburrido.’

Estaba esperando ver algo divertido. Estaba confiado de que Jae Hwan, con la personalidad que tenía, haría que el ofensor le saliesen nuevos hoyos. Pero la conmoción terminó siendo inesperadamente aburrida.

Hmm. Raro.’

Mientras veía, Jae Hwan terminó el dilema al dejar que Jung II Han viese un mundo único. El Jae Hwan que conocía no se habría detenido ahí.

Chung Heo sabía mejor que nadie que Jae Hwan era alguien que no le importaba nada más que él mismo. Esa clase de persona sin tacto se estaba reteniendo por algo.

‘… ¿Qué estás planeando?’

Cuando un desastre arreglado de antemano no se encendió, Chung Heo sintió un temor extraño. Escuchó la voz de Yulewen de lejos.

“Siguiente, el Señor dará su discurso de inauguración.”

‘¿Discurso de inauguración?’

Los ojos de Chung Heo se achicaron. A pesar de que la ceremonia esta vez era también una inauguración, un discurso…

‘¿Un discurso? ¿De él? Esto podría ser divertido.’

Chung Heo no podía imaginar lo que Jae Hwan posiblemente dirá. Podría ser algo interesante, pero sentía una extraña inquietud por la situación.

Jae Hwan caminó inmediatamente al podio.

Ahh, ah.”

Todas las miradas en la sala de banquetes estaban enfocadas a él.

“Mi nombre es Jae Hwan. Me volví el nuevo Señor.”

Unos se rieron y algunos tenían rostros fríos. Nadie jamás había escuchado que un discurso de inauguración comience así, pero los enviados de las sectas estaban todos interesados independientemente de eso. Especialmente la vicelíder de la secta Santa Doncella.

‘Pero qué niño tan interesante. ¿Estará presumiendo de su audacia?’

La sala estaba llena de gente distinguida proveniente de todo el Caos. Para ser capaz de empezar un discurso con tal negligencia en un lugar así, no era algo que nadie podría hacer.

“No sé quién es Aimelle Croshek. Lo que hizo, cómo vivió, ni qué clase de Señor era. No me importa realmente, a decir verdad.”

Un discurso chocante. Yulewen, que había estado mirándolo a un lado, estaba tornándose pálido y empezó a sudar.

“Sé que todos ustedes piensan que soy incompetente. Les molesta que tengan que inclinarse a un Señor más joven que ustedes por centurias. Probablemente ya están pensando,

‘Se ve joven, y tiene una cantidad patética de presión espiritual. ¿Cómo es que algo como eso se volvió el Señor?’

‘Estoy seguro de que él es inútil como la mierda y obtuvo esa posición de pura suerte.’

“Sí, entiendo ese sentimiento. Y como es de esperar, están en lo cierto. Nunca deseé volverme el Señor, pero lo hice, de pura suerte.”

A eso, las personas empezaron a enrojecerse, o a toser, o simplemente a reír. Los que se reían eran la vicelíder de la secta Santa Doncella. Ella le preguntó a Chung Heo,

“Viejo, ¿qué siquiera se supone que es?”

Ella se encontró con silencio. Cuando volteó la cabeza, vio a Chung Heo bocabierto.

El discurso de Jae Hwan continuó.

“Para resumirlo, no me quieren como el Señor y yo tampoco quiero ser algo como eso. Así que me esforcé en pensar cómo podría resolver esto. ¿Cómo podría ser capaz de apaciguar su insatisfacción y la mía? Rumiando profundamente en ese asunto por casi un cuarto de hora, encontré la solución.”

¿La solución?

La multitud cuchicheó. Jae Hwan esperó a que se calmaran.

“De ahora en adelante, renuncio a ser un Señor. Y la Fortaleza Gorgón elegirá uno nuevo.”

De entre el golpeteo de las mesas, los rugidos furiosos, los gritos de burla y el trago audible de saliva, la audiencia sostuvo una confusión unificada: ‘¿Escuché bien?’ y ‘¿Hay algo malo con su cabeza?’.

Chung Heo gruñó de una mesa lejana.

‘Así que era un discurso de retiro, no un discurso de inauguración.’

De la multitud indignada vino un bombardeo de preguntas.

“Cálmense, hagamos esto uno a la vez. Tú, viejo con el pelo raro.”

El anciano de la ⌈secta Dios del Trueno, a quien Jae Hwan estaba apuntando, dijo con un rostro enfurecido.

“Eh, Castellano.”

“¿Qué?”

“¿Lo dices enserio?”

“Sí.”

“… ¿Sabes lo que estás diciendo?”

“Lo sé.”

“¿Quieres decir que morirás para renunciar a la posición del Señor?”

Para que un Señor seda su autoridad, la muerte tendría que intervenir. Jae Hwan asintió.

“Creo que puedes pensarlo así.”

Juu, bueno, esto es…”

Al mirar esto, Chung Heo pensó,

‘Parece ser que prefiere morir en vez de ser el Señor…’

Las preguntas se vociferaron. Jae Hwan respondió primero las más importantes.

“Digamos que elegirás a un nuevo Señor. ¿Cómo vas a hacerlo?”

“Cualquiera que pueda derrotarme en un 1 contra 1 puede tener el puesto.”

¡Un duelo!
Cuando los detalles fueron agregados al vago plan, toda la asamblea fue sacudida; sintieron la sinceridad de Jae Hwan. Alguien soltó un rugido de risa.

“¡Jajajaja! ¡Un Castellano con bolas! ¡Aimelle escogió uno bueno!”

El poderoso poder espiritual congregado dentro de ese rugido silenció a todos. Quien soltó la risa era el líder de la secta ‘Mar del Norte’ mismo. Los enviados de las diez sectas susurraron entre sí mismos.

“¿El líder de mar del Norte también estaba aquí?”

“Bueno, era muy cercano al señor anterior…”

Jae Hwan miró a ese Kaimán° y empezó de nuevo.

“El tiempo límite es un mes. Sea un líder de secta, otros Señores, o quien sea, no importa. Todo lo que tienen que hacer es vencerme. Si pasa, entonces les entregaré el asiento.”

“¿Eso es todo? ¿No hay otras condiciones?”

Kaimán habló como el representante de toda la asamblea.

“Por supuesto que hay. De lo contrario sería muy desventajoso para mí. Por ende, agregaré una cosa más.”

“¿Y eso sería…?”

“Cuando pierdan, deberán aceptar una orden mía.”

La mitad de los reunidos se volvieron hostiles a la palabra ‘orden’; eran las principales clases de las diez sectas. Y las sectas eran las que tenían el mayor poder en Caos. Incluso si el que está en cuestión era el Señor de Gorgón, ellos no tomarían órdenes de nadie. Pero también estaban curiosos qué clase de orden sería para que Jae Hwan arriesgara su vida y la posición del Señor.

Kaimán vociferó nuevamente.

“¿Cuál es ese orden que estarás dando?”

Y Jae Hwan respondió.

“Si gano, el perdedor tendrá que unirse al equipo de ⌈Expedición al Abismo que saldrá en un mes.”

 

 

Notas:

0– No sé si con Kaiman el gringo se refería a un Caimán (cocodrilo) o no ya que en inglés esto sería Caiman. Simplemente lo dejaré así hasta que se diga a qué se refieren con Kaiman.

Neet~: nah jefe, estoy seguro que ese es su nombre, nada que ver con el animal, además de que si se le coloca Caimán eso sonará raro.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s