Súper Gen Divino – Capítulo 129: Rey Zorro Divino


Capítulo Regalo Pack EER

¡Disfrutenlo!

Si Han Sen estuviese solo, simplemente podría convocar al espíritu de la bestia Dragón de Alas Púrpuras y volar alto. Sin embargo, tenía que proteger a Wang Mengmeng y no podía hacerlo.

¡Boom!

El enorme cuerpo del Gusano de Roca cayó e hizo un hoyo en el suelo. La arena voló y los guijarros rodarón, fue más aterrador que una explosión de una granada.

Aún más aterrador era que más Gusanos de Roca estaban saliendo del subsuelo y por lo que el equipo pudo ver, el suelo estaba cubierto por estos gusanos que eran por lo menos cientos de ellos.

Delante de ellos había gusanos de roca y detrás de ellos la marea de criaturas parecidas a zorros. Estaban siendo asediados por las criaturas.

Han Sen y Gambler se miraron a los ojos y entendieron los pensamientos del otro. Gambler rechinó los dientes y dijo, “Tú la proteges, yo despejaré el camino.”

Gambler volvió a guardar su montura y corrió hacia las criaturas parecidas a zorros. Era incluso más rápido que su montura mutante.

“Escuchen. Sigan a Gambler, quien se quede atrás morirá.” Dijo Han Sen, levantando a Wang Mengmeng de la espalda de su oso blanco para sentarla detrás de él. Él gritó, “Se acabó el juego. Ahora agárrate a mí y lucharemos por nuestras vidas.”

Wang Mengmeng luchaba bien y tenía muchos espíritus de las bestias. Sin embargo, en una pelea como ésta, una chica sin experiencia como ella no podría sobrevivir. Cuando se trataba de vida o muerte, sólo los veteranos que habían desarrollado un instinto agudo tenían más posibilidades de sobrevivir.

Wang Mengmeng se apresuró a abrazar a Han Sen por la espalda. Han Sen instó a su montura mutante Bestia de Tres Ojos y la montura parecida a un toro mugió mientras embestía a las bestias parecidas a un zorro.

Gambler iba a la cabeza con una jambiya1 en cada mano. Las jambiyas giraban en sus manos como mariposas, cortando las gargantas de todas las criaturas cercanas a él. Nada podía detenerlo, fue dejando un camino sangriento tras de si.

Han Sen corrió por ese camino y sus flechas nunca se detuvieron, matando a todas las criaturas que intentaban reunirse alrededor. Sin embargo, sólo llevo cincuenta flechas de acero Z, que ya se habían agotado. Todo lo que tenía ahora era la flecha espíritu de la bestia, que podía ser llamada y usada de nuevo, pero ese proceso era demasiado lento para él. Han Sen tuvo que golpear a algunas criaturas con su Arco de Cuerno.

El resto del equipo también había estado luchando con todo su esfuerzo, deseando despejar una salida entre las interminables criaturas.

Detrás de ellos, los gusanos de las rocas estaban alcanzándolos a una velocidad increíble. Una vez atrapados por ellos, no habría otra forma de sobrevivir más que volando.

La sangre salpicaba y casi lo habían logrado. Entonces la criatura mutante que Wang Mengmeng perseguía en primer lugar aulló, de pie en una duna lejos de ellos.

Y entonces vieron más criaturas viniendo hacia ellos desde todas las direcciones. Incluso había algunas criaturas, parecidas a zorros, con cuernos negros que eran casi exactamente iguales a la criatura mutante sólo que con la piel blanca.

Al ver a esas criaturas blancas, el corazón de todos se hundió. Su Xiaoqiao gritó, “No puede ser. Esa criatura mutante no era una criatura mutante, sino un rey divino de todas estas criaturas. Estos blancos son criaturas mutantes. Hemos sacudido un avispero.”

Wang Mengmeng vio a las criaturas mutantes blancas juntas a las demás y se sintió mortificada. Había tantas criaturas mutantes que parecía que todo el equipo moriría aquí.

Gambler exclamó al frente, “Maldita sea, es un rey divino. Hay tantas criaturas mutantes que no podré avanzar.”

Han Sen le dijo a Wang Mengmeng sentado detrás de él, “Dame tus lancetas.”

Wang Mengmeng se detuvo y transfirió sus lancetas espíritu mutante de la bestia a Han Sen.

Han Sen agarró una cuerda y se bajó de su montura. Luego bajó a Wang al suelo como si no pesara nada y la puso sobre su espalda. Asegurandola con la cuerda.

“¿Qué estás haciendo?” Dijo Wang Mengmeng, horrorizada.

“Escapar.” Dijo Han Sen en tono frío. En una instante se convirtió en la Reina Feérica y todo su cuerpo se cubrió con una armadura roja, excepto su cabeza.

Ojos escarlata, corona de rubí en la cabeza y su pelo corto negro se volvió largo y rubio, Han Sen agarró las lancetas y corrió hacia Gambler como un rayo rojo.

“Gambler, cúbreme. Voy a despejar una salida.” Gritó Han Sen junto a Gambler.

“Todo tuyo.” Cubierto con la sangre de las criaturas y la suya propia, contestó Gambler.

Han Sen corrió al frente. Las lancetas giraban en sus manos y cada destello quitaba una vida.

«Cazada Bestia Primitiva Zorro de Arena Cornudo. No se ha obtenido ningún Espíritu de la Bestia…»

«Cazada Bestia Primitiva Zorro de Arena Cornudo. No se ha obtenido ningún Espíritu de la Bestia…»

La voz en su mente sonaba sin parar. Han Sen no le prestó atención y miró fijamente a los Zorros de Arena Cornudos mutantes que se lanzaban contra él.

Su Xiaoqiao y los demás estaban tratando de seguir el ritmo desesperadamente, pero cuando vieron el número de Zorros de Arena Cornudos mutantes, se aterrorizaron.

Los ojos de Han Sen eran rojos como la sangre. Moviéndose como un rayo, las lancetas eran tan rápidas que se volvieron borrosas. Ignorando a los Zorros de Arena Cornudos mutantes, continuó adelante con Wang a sus espaldas.

Agarrándose con fuerza el cuello de Han Sen, Wang Mengmeng se sintió culpable y arrepentida. Si no fuera por ella, no estarían bajo tanto peligro.

Enfrentándose a tantas criaturas mutantes, no sabía si podrían lograrlo.

Los pocos Zorros de Arena Cornudos mutantes estaban frente a su cara, pero Han Sen seguía tranquilo. Con un leve movimiento, una lanceta perforó la garganta de un zorro.

Una cabeza de Zorro blanco Cornudo salio volando. Han Sen y Wang Mengmeng fueron bañados en sangre de zorro. Sin pestañear, Han Sen corrió hacia delante y atacó al segundo Zorro de Arena Cornudo mutante.

 


Nota del Traductor:

1 Jambiya o Jambia, en árabe significa daga, usadas normalmente para referirse a las de hoja curva que suelen portar en el cinto.


 


Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s