Súper Gen Divino – Capítulo 128: Una Jauría de Zorros


Segundo Capítulo de la Semana

¡Disfrutenlo!

Han Sen y Gambler intercambiaron una mirada y corrieron tras ella, ante la posibilidad de algún accidente.

Las habilidades de lucha de Wang Mengmeng eran impresionantes. Podía estar incluso a la altura de una criatura mutante usando varias artes hipergénicas.

El resto iba por la izquierda y derecha, tratando de flanquear a la criatura.

La criatura mutante parecía ser bastante sabia y simplemente huyó tras ver las intenciones del equipo. También era excepcionalmente rápida y estaba a quince metros(cincuenta pies) en un instante.

“¡Detente!” Wang Mengmeng rápidamente invocó a su montura divina, un oso de piel blanca plateada y salto sobre su grupa.

Todo el mundo, entonces, montaron en las suyas, tratando de seguir el ritmo de Wang Mengmeng.

Pero la criatura mutante estaba corriendo bastante rápida y tras un tiempo, comenzaron a quedarse rezagados.

Wang Mengmeng estaba ansiosa e instó a su oso a correr más rápido.

“Wang Mengmeng, no lo persigas sola. Es demasiado peligroso.” Gritó Gambler.

“No importa. Puedo matar a esta bestia mutante. Por favor, dense prisa.” Wang Mengmeng no quería dejar que la criatura huyera, así que salió corriendo a toda velocidad.

Han Sen y Gambler intercambiaron una mirada y rápidamente la siguieron pero la montura de Wang Mengmeng era divina. Aunque la fuerza no era su punto fuerte, era mucho más rápida que sus monturas mutantes y los estaba dejando atrás rápidamente.

El equipo sólo podía instar desesperadamente a sus monturas a ir más rapido e intentar no quedarse demasiado atrás. Pero no estaban demasiado preocupados, ya que sus fuerzas combinadas probablemente eran suficientes para matar incluso a una criatura divina.

Wang Mengmeng miró a su alrededor y no vio más que a esta criatura. Además, estaba lo suficientemente cerca y no quería perder la presa. Así que, ella seguía instando a su oso blanco a perseguir a la criatura mutante.

“¿Ahora no tienes adónde ir?” Persiguió a la criatura mutante hasta una duna, y la criatura sacó su lengua, jadeando y tumbada, como si estuviera demasiado cansada de correr. Wang Mengmeng saltó del oso blanco, invocó sus lancetas y corrió hacia delante.

Repentinamente, la criatura mutante sonrió extrañamente como una persona, lo que la asustó.

Y entonces vio muchas criaturas que se parecían a ésta, aunque de un color grisáceo, saliendo de detrás de la duna. Abarrotaron el lugar en poco tiempo y eran al menos cientos.

Wang Mengmeng se sorprendió de repente y supo que las cosas habían ido mal. La criatura mutante había sido lo suficientemente astuta como para llevarla a su madriguera. Aunque las otras criaturas eran sólo primitivas, eran una cantidad enorme y ella nunca podría ocuparse de todas ellas. Wang Mengmeng se subió inmediatamente a la espalda de su oso y huyó, con las criaturas persiguiéndola como un tsunami.

Afortunadamente, Han Sen y Gambler no se quedaron muy rezagados. Han Sen vio a Wang atrapada en medio de numerosas criaturas, así que invocó su Arco de Cuerno y disparó una flecha en su dirección.

Wang Mengmeng estaba siendo rodeada por las criaturas. Aunque el oso blanco tenía una gran fuerza y se abría paso entre las criaturas, aún así se las arreglaron para lanzarse sobre ella. Wang Mengmeng agitó sus lancetas, pero no podía deshacerse de todas las criaturas cercanas a ella.

Viendo una garra en su hombro y dientes mordiendo su blanco cuello, Wang Mengmeng estaba desesperada porque ya no podía luchar contra éste. En ese momento, un silbido fue seguido por un gemido. La criatura que tenía en la espalda fue alcanzada por una flecha negra y cayó al suelo.

¡Whoosh! ¡Whoosh! ¡Whoosh!

Las flechas venían de lejos y cada una mató a una criatura. Pronto las ocho criaturas que la rodeaban estaban muertas. Cualquier criatura que pudiera ponerla en peligro era inmediatamente asesinada por una flecha. Ninguna flecha había sido disparada en vano. Una incluso voló cerca de su cara y mató a una criatura detrás de ella sin cortar ni un solo pelo suyo.

“¡Hermano Han!” Wang Mengmeng vio a Han Sen cabalgando hacia ella mientras disparaba flechas en su dirección. Todas las criaturas a su alrededor fueron asesinadas por él.

Wang Mengmeng se sorprendió y se llenó de alegría. Desde al menos una milla de distancia de ella, Han Sen podía tener tal precisión, que era algo que nunca había visto ni siquiera en las escuelas de lujo.

Entre las pocas personas, sólo Su Xiaoqiao era bueno en tiro con arco. Sin embargo, ni siquiera se atrevía a disparar en su dirección desde tan lejos. Incluso si su arco lo permitiese, se arriesgaría a herirla con su nivel de habilidad.

Wang Mengmeng estaba encantada e instó al oso blanco a correr hacia Han Sen. Blandiendo sus lancetas, intentó detener a las criaturas que se le acercaban.

No se preocupaba por aquellos contra los que no podía luchar, ya que las flechas con seguridad aparecerían oportunamente para matarlos.

La distancia entre los dos lados se fue acortando gradualmente, y pronto se reagruparon. Cuando el equipo miró a su alrededor, se sorprendieron al ver miles de criaturas grises acercándose hacia ellos.

“Maldición, estas bestias son muy astutas. Incluso saben cómo atraernos a su trampa.” Su Xiaoqiao se quejó mientras usaba la cuerda de su arco.

“Todo es culpa mía.” Se culpó Wang Mengmeng.

“Ahora no es un buen momento. Hay demasiadas criaturas aquí, nunca podríamos matarlas a todas. Tratemos de salir corriendo.” Han Sen se marchó por donde vinieron.

No pasó mucho tiempo antes de ver como la arena frente a él temblaba y se hundia. Un gusano gigante que parecía un gusano de seda pero con el tamaño de una locomotora salió de la arena y abrió su gran boca, tratando de devorarlos.

“Es un gusano de roca. Maldición, debe haber más de uno. Son gregarios.” Han Sen obligó a su montura a cambiar de dirección para evitar su ataque. Estaba un poco preocupado porque había leído sobre los gusanos de rocas. Aunque sólo eran criaturas primitivas, eran muy grandes y tenían una gran fuerza. Además, tenían gran velocidad al arrastrarse sobre la arena. Seguramente eran una de las criaturas más aterradoras del Desierto del Diablo.

 

 


Anuncios

3 comentarios

  1. quiero ver el demonio libertino >:v no me satisface saber que solo lo uso en qin xuan en un entrenamiento y solo la toco logeramente >:v
    ty por el cap maou-sama :3

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s