Bursters!! Capítulo 3


Pack De Estreno: 3/5

 

Edición y Corrección: Gif


[Familia y Revelación]

Kenjuro y Seiji decidieron acostarse a dormir luego de regresar al campamento tras su larga discusión acerca del futuro. Hasta que finalmente se hizo de mañana nuevamente.

Yashiro sale de su carpa con unas ojeras considerables, Despeinado y completamente dormido. Kenjuro estaba en una fogata cercana junto a Seiji platicando, Hasta que vieron al chico quien parecía más muerto que  vivo.

Bostezo fuerte… «Tengo sueño…»

Yashiro larga un bostezo muy largo junto con su cara caída, A lo cual Kenjuro no puede evitar contener un poco la risa y le hablo en un tono burlón.

-¿Qué te pasa chico? ¿Aún no puedes despegarte de la almohada? Hehehehe.

-Los ronquidos del Otaku reprimido no me dejaron dormir…

Seguido Seiji mostro una cara de molestia mientras Yashiro se rascaba la cabeza aun medio dormido.

-¡Oye Yashiro! ¡Yo no ronco!!.

Bostezo… tienes razón… parecían más los resoplidos de un cerdo. Deberías cambiar tu inhalador.

Seiji se muestra aún más molesto mientras Kenjuro se agarraba el estómago y hacia lo posible por no reírse demasiado fuerte. Al final Seiji decide dejarlo pasar con un suspiro y vuelve a calmarse.

suspiro… no importa. Solo come tu desayuno, se nos hace tarde.

-¿QUEE?! ¡¿Y porque no me despertaron antes?!.

Kenjuro y Seiji se miran entre sí a debido a la reacción de sorpresa de Yashiro, a lo cual el soldado le explica con una cara un poco incomoda.

-Chico, de hecho intentamos despertarte como pudimos… incluso recurrimos a un balde de agua con hielo. Ni siquiera moviste una ceja. Nunca había visto a alguien tan duro para dormir, parecías un tronco.

Yashiro se avergonzó bastante ante esa declaración mientras Seiji se cubría la boca para no reírse. Al ver las expresiones de los hombres Yashiro se molestó un poco y decidió tratar de cambiar el tema.

-AHHHH! ¡COMO SEA! ¿Porque se nos hace tarde?.

-Es hora de regresar a la ciudad muchacho. Te quedaras en casa de Seiji-san.- responde Kenjuro.

-QUEEEEE!!!! ¡ESO NI DE BROMA! ¡NO ME QUEDARE CON EL COLECCIONISTA DE LOLIS!.

Ante el impertinente comentario de Yashiro, Seiji no puede evitar mosquearse muchísimo.

-¡OYE ENANO, YO TENGO ESPOSA Y ES LEGAL ¿ME OYES?! ¡Y POR CENTÉSIMA VEZ! ¡NO…SOY…OTAKU!.

-Je… si claro.

-Ja… solo espera a verla mocoso. Se te caerá la baba como a un perro.

Ambos voltearon la mirada con indiferencia, A lo cual Kenjuro no pudo evitar sentirse un poco preocupado. No solo por la relación entre esos dos, Sino también en como lo tomaría “ella”.

Poco tiempo después de que las chispas entre Seiji y Yashiro se calmaran, Decidieron juntar todo lo del campamento y volver a la ciudad. Las carpas, materiales y gran parte de los soldados volvieron en una caravana de Jeeps y unos camiones para las cosas más grandes, mientras que Seiji, Kenjuro y Yashiro se fueron en helicóptero, ya que Kenjuro tenía asuntos que atender.

Ya dentro del Helicóptero, Seiji empezo a sentirse nervioso y Kenjuro esta tratando de mantener la frialdad, pero el sudor que cae por su rostro lo delata. Aunque Yashiro ni siquiera se percata de ellos. Kenjuro ve a Yashiro, quien está mirando hacia fuera del helicóptero sumido en pensamientos.

-«Los ronquidos fue una mentira, pero… aun me cuesta creer esto.»

Retrocediendo a los acontecimientos sucedidos la noche anterior. Yashiro mintió sobre los ronquidos, pero no era del todo falso decir que Seiji no lo dejo dormir, ya que este si bien no roncaba, Hablaba dormido. Esto le revelo a Yashiro algo increíble.

-Debemos…ayudar…Ya…

-«De todos los malos hábitos… tenía que hablar dormido. Maldito Otaku.»

Yashiro intenta dormir como puede pero los murmullos de Seiji le dificultan esta tarea. Hasta escuchar algo que lo pone muy nervioso.

-Poder…Peligroso…Yashiro.

-¡¿Huh?!

A Yashiro le llama poderosamente la atención esas palabras. Por lo que decide salir de su cama y acercase más a Seiji para escuchar con más claridad. Finalmente algo muy importante sale del dormido científico.

-Yashiro…Posee…Burst…Peligroso.

-…!!!

Ante tales palabras Yashiro queda sorprendido al punto de tener que sentarse en el lateral de su cama. Su expresión de asombro solo es superada por su sentimiento de sorpresa, mientras mira sus manos temblando de los nervios.

-«¿Yo…tengo un Burst? ¿Kenjo me hizo un Burster?»

En el momento de ese pensamiento, a Yashiro le entra una increíble jaqueca y recuerda borrosamente algunos sucesos de hace 3 días. El laboratorio, Akira, la explosión y lo que lo dejo con la cara pálida. Su forma Burster.

Aun temeroso Yashiro decide irse lejos del campamento para comprobar si sus sospechas son ciertas, llegando a un claro donde una enorme piedra se encontraba.

-*Jadear**jadear*… eso debería servir… pero, ¿qué clase de poder poseo?

Yashiro pensó en que podría ser lo que hace su poder. Lo único que sabía con certeza era que su poder destructivo podía alcanzar niveles peligrosos, principalmente por  la explosión. Hasta que se le ilumino la mente.

-¡La explosión! Si examino el lugar quizás encuentre pistas.

Sin perder tiempo Yashiro se dirigió hacia el agujero donde antes se encontraba el laboratorio. Era un círculo grande del tamaño de casi un estadio de futbol, una circunferencia casi perfecta y bordes lizos.

-«hmmmm… la explosión parece muy controlada, no es explosión normal. Tampoco muestra indicios de escombros, parece como si… hubiera desaparecido… ¡ACASO! ¿Acaso soy capaz de vaporizar las cosas?»

Yashiro luego de divagar sobre lo descubierto regreso al claro y se puso delante del pedrusco.

-Bien… Ahora. ¡VAPORIZATE!

Yashiro levanto la mano hacia la roca luego de pronunciar esas palabras. Sin embargo solo se escuchaba el viento soplar, mientras una cara de vergüenza se mostraba en la cara del muchacho.

-… supongo que no… «¿Entonces qué es? ¿Cuál es el poder que poseo ahora? Debo pensarlo mejor. Debo recordar.»

Al intentar recordar nuevamente, la migraña regresa, y con ello un nuevo recuerdo. Su rostro demoniaco pronunciando unas palabras. Pero no es capaz de oírlas con claridad.

-UGHHH…AHG!.. Qué… es esto. Ese rostro… dijo algo… Vo…Void… «¡Void! ¿Controlo el vacío del lugar?»

Yashiro deja de intentar buscar más profundo y deja de recordar. El dolor producido por la migraña lo hace arrodillarse y empezar a jadear con dificultad.

jadeo ya veo… creo que intentare eso. «El vacío es la ausencia de materia en un espacio concreto. Creo que lo que causo la explosión fue llevar toda la materia del lugar a simplemente a la nada, por eso es que la circunferencia de la explosión es tan definido. Eso es demasiado peligroso, pero quizás pueda hacer algo inverso. Si puedo reducir la cantidad de materia, también debería poder aumentarla. Intentémoslo.»

Yashiro se enfrentó nuevamente a la roca, esta vez concentrándose en su mano.

-«Imagina… la materia alrededor de mi mano se hace más y más densa, formado una cuchilla que lanzare. Tan filosa como una katana, no, aun mas filosa.»

Un aura densa y violeta se formó en la mano derecha de Yashiro y se estiro hasta tomar la forma de una espada.

-«¡AQUÍ VAMOS!» ¡Void Cutter!!

Yashiro agito la mano derecha como si lanzara un zarpazo diagonal hacia la roca, disparando un corte violeta a gran velocidad, atravesando la roca. El desgaste de energía parece ser más alto de lo previsto, por lo que Yashiro suda y avanza hacia la roca para evaluar los daños. Al llegar Yashiro apoya su mano sobre la hendidura del corte. Lo que ve lo deja impresionado. Una roca casi 5 veces más grande que él, se desprende y se divide en 2. El corte fue tan limpio que parecía un trozo de manteca cortado por un cuchillo.

-Oy, Oy… ¿En serio?

Yashiro queda impresionado al punto de sentirse asustado. Al final Decide no experimentar más y vuelve al campamento.

Regresando al presente, las 3 personas llegan a una base militar. Ahí es donde Kenjuro decide bajar y les dice a Yashiro y Seiji que hagan lo mismo. Kenjuro los guía hasta un Jeep pero nuevamente mientras el chico va hacia el vehículo, el general le dice algo a Seiji.

-Ese chico ya sabe que posee un Burst. Lo vi anoche mientras experimentaba. Aun no sé cómo funciona su poder, pero definitivamente no es para estar jugando. Mantente alerta.

Seiji con una expresión seria, asiente positivamente y se despiden.

Ya en camino a la casa de Seiji, Yashiro ya nota el sudor y los nervios de su padrastro, lo cual le produce curiosidad.

-Oye Binoculares. ¿Te sientes bien? Estas sudando muchísimo.

-S-Son solo cosas tuyas Yashiro. No-No me pasa nada. Ha…hahaha.

Mientras Yashiro miraba con curiosidad la palidez de Seiji, en la base militar, Kenjuro muestra temblores al intentar encenderse un cigarrillo.

-Solo espero que no lo mate. Ella siempre ha tenido un carácter algo siniestro. «Seiji, no te mueras.»

Ambos siguieron por casi 2 horas hasta llegar a la casa de Seiji, una casa grande de 2 pisos. La puerta principal se abre y  una mujer hermosa con un cabello lizo y negro hasta la cintura, con una pequeña cinta dorada en uno de sus mechones, completamente suelto, Un delantal blanco y una hermosa figura, sale de dentro de la casa. Tenía una cara amigable y los ojos cerrados. Aunque a  Yashiro le llamo la atención otra cosa.

-Sus…

-¿Sus?- pregunta Seiji.

-Sus pechos son enormes… -dice Yashiro impresionado.

Ante el baboso comentario de Yashiro, Seiji le propina una buena bofetada en la nuca.

BLAM!

-¡AUCH!! ¡¿Qué te pasa!!? – exclama Yashiro.

-Es mi esposa, mocoso. Cuida tu lengua.

La mujer luego de ver el pequeño espectáculo decide hablar, tenía una voz dulce y algo seductora.

-Ara Ara. Es raro que vuelvas a casa tan temprano querido. Parece que sucedió algo… ¿no?.

La última palabra de la mujer les dio un mal presentimiento a ambos hombres. Sentían unos escalofríos recorriendo sus espaldas. Seiji trago saliva de los nervios y respondió tan amablemente como pudo.

-Solo… Solo quería verte antes Kazuha… he…hehe…

-Hmmm… ¿y qué hay de este chico?.

-…!!!

Kazuha había llegado a la espalda de ambos en menos de un parpadeo. Ambos quedan helados por la presión que esta mujer desprendía, sentían que si volteaban la mirada verían a un Hannya o algún demonio similar.

-Y también… ¿Desde cuando te diriges a mi como “Kazuha” Que-ri-do?.

Seiji se puso pálido como una hoja y Yashiro sintió aún más pavor de esta mujer. Ella no era un ama de casa normal.

-Se llama Ya-Yashiro, mi amor… se quedara con nosotros un tiempo.

Yashiro aun sin siquiera poder moverse, ve de frente a la mujer. Ya con un aura un poco más tranquila.

-Soy Shirazaki Kazuha, la esposa de Seiji. Mucho gusto Yaa-chan.

-«Ya… ¿Yaa-chan?»… Mu-mucho gusto señora.

Yashiro siente el aura de Kazuha volverse hostil nuevamente. Poniendo una expresión algo incomoda.

-Yaa-chan… escucha bien porque solo lo diré una vez, ¿sí?.

Yashiro trago saliva ante la amenazadora aura de la joven, quien se dirigía al Jeep en el que llegaron.

-La próxima vez que me llames señora…

Kazuha poso su mano sobre el motor de Jeep.

-Pasara esto.

Sin quitar su sonrisa inquietante Kazuha aplico una fuerza monstruosa sobre el Jeep, aplastando por completo la parte delantera del vehículo.

-¿Entendido?.

Yashiro miro con impresión y temor muy considerable a la esposa del científico, quien aplasto un Jeep militar como si fuera un pedazo de algodón. Yashiro ya con miedo hacia la mujer responde.

-E-Entendido, pero… ¿cómo debería dirigirme hacia usted?

-Mmmm tienes razón… ¡Ya se! ¿Qué te parece llamarme Mama (Okaa-san)?

-¿Okaa-san? Pero si usted no es…

Kazuha toma por la frente a Yashiro y empieza aplicar fuerza poco a poco. Su sonrisa oscura hace que Yashiro sienta un pavor considerable.

-O-kaa-san… ¿cierto?.

-E-entendido, Okaa-san.

Kazuha suelta a Yashiro y sonríe pacíficamente nuevamente. Luego de eso le indica a Yashiro donde dejar sus cosas, ropas que le fueron propinadas por el ejército. Luego de que Yashiro se fuera a su nueva habitación, aun temblando por la impresión de su nueva madre, Seiji aún no escapaba de la boca del lobo.

-Bi-Bien… Creo que iré a mi estudio. Debo…Debo continuar una investigación.

-Espera.

Kazuha usa un tono serio y Seiji siente el fuerte agarre de su mujer en su hombro. Dejando ver una expresión de terror en su cara. Cuando unas palabras son susurradas en su oído.

-Más te vale explicarme todo esto, Seiji.

-«Me…Me va a matar…»

Seiji sintio como se le escapan años de  vida y llora mientras Kazuha lo arrastra dentro de la casa. Varios minutos después, Seiji se encuentra sentado en el suelo en posición Seiza, con varios libros grandes sobre sus rodillas.

-Y bien… empieza a hablar, Que-ri-do.

El aura asesina de Kazuha ya es prácticamente visible y entre abre los ojos mirando a su esposo. Sus brillantes ojos dorados infunden terror en el hombre, casi como si pudiera ver a un Hannya detrás de su esposa por lo que este empieza a relatarle todo respecto al chico. Desde lo que estaba trabajando, pasando por el accidente, el trato con Kenjuro y la condición de Yashiro.

-Eso-Eso es todo amor mío. Así que, ¿me puedes perdonar, por favor?

-Ohhh… así que Ken-chan está involucrado. Llamare a la base, espera aquí.

El aura de Kazuha no había disminuido ni un poco, parecía un lobo listo para atacar a una presa. La mujer marco el número de la base militar y espero respuesta. Ya que Kazuha había sido militar en el pasado, era conocida dentro de la base. La mujer más despiadada que se conoció dentro del ejército, La mujer Hannya, la Ex General de Ejército Shirazaki Kazuha.

El teléfono de la base comenzó a sonar. Kenjuro estaba acurrucado en una esquina, muerto de miedo, sabía que era ella. Era Kazuha. Kenjuro tuvo que reunir todo su valor para solamente atender el teléfono.

-¿Ho-Hola?.

-… Más te vale tener buenas razones para esto, Kenjuro.

Kenjuro sintió como si su cuello estuviera a pocos centímetros del filo de una guadaña. Podía sentir la fuerte presión de Kazuha a través del teléfono. El hombre sudo frio y tuvo escalofríos, sin embargo reunió todo el valor que pudo y hablo con la imponente mujer sobre los verdaderos motivos de KenjoCorp.

-… ¿Es verdad todo eso, Kenjuro?.

-Sí. Es todo lo que sabemos de momento. Así que por favor hazte cargo del chico, te lo pido Kazuha.

Kazuha tuvo que tomar un respiro hondo para digerir lo que había escuchado, además de la rabia que sintió cuando escucho todo eso.

-…está bien, adoptare al chico.

-Muchísimas gracias por comprender, Kazuha.

Kazuha finalmente corto la llamada y Kenjuro sintió como su vida volvía a su cuerpo mientras una sensación de alivio recorría su cuerpo.

Suspiro realmente nadie puede contra ella. Esa mujer ogro.

Dentro de la casa, Kazuha se había calmado y decide ir hacia donde se encontraba Yashiro. Mientras se dirigía a las escaleras pasa al lado de su marido, quien aún estaba sufriendo su castigo.

-Eso es todo lo que sabemos mi amor. Por favor perdónanos.

-…puedes levantarte.

-¿Eh?

La esposa le permite levantarse y sin mediar más palabras, la mujer sube las escaleras hacia la habitación del chico. Mientras esto sucedió, en la habitación Yashiro se encontraba sentado en la cama mirándose las palmas de las manos.

-«Este poder y ahora una familia, ¿eh? Realmente no entiendo nada.»

Mientras Yashiro meditaba la situación, Kazuha entra de un portazo a su habitación.

Blam

-¡Kaa-Kaa-san!! ¿Que suced…

Kazuha sin mediar palabra abraza al chico de repente, lo cual deja a Yashiro completamente confundido.

-¿Kaa-san…? «¿Por qué me abraza? De cualquier forma…»

Squiiish

-«… ¡Los pechos grandes son lo mejor!! ¡Tetonas BANZAI!» ¿Eh…?

Interrumpiendo sus pensamientos impuros, unas lágrimas caen sobre su rostro. Kazuha estaba llorando. Yashiro queda sorprendido al ver que la mujer que destrozo un Jeep con facilidad ahora estaba abrazándolo entre lágrimas. Con la voz cortada por el lagrimeo, Kazuha le habla a Yashiro.

-No te preocupes, sniff seremos tu familia, Yashiro…

-… Gracias… Gracias, Kaa-san.

Yashiro no pudo hacer otra cosa más que empezar a lagrimear y abrazar también a su nueva madre. Mientras que Seiji estaba fuera de la habitación recostado sobre la pared, escuchando.

-«Era de esperar que Kazuha aceptara al chico. Después de todo, se parece mucho al “él”»

A Seiji le vino un recuerdo amargo. Un campo de batalla, gritos y sangre se lavaban con la lluvia, y en medio de todo ese caos, una mujer abrazando un cuerpo. Gritando al cielo con amargura y enojo, mientras sus lágrimas caían sobre el cadáver que tenía entre sus brazos.

-«Luego de sufrir algo así. Creo que Kazuha entenderá tan bien como yo lo que paso ese chico.»

Luego de varios minutos, la puerta de la habitación se abre y Kazuha sale de su interior. Esta mira a Seiji y sonríe tranquilamente.

-Está dormido.

-Gracias por entendernos Querida, a los tres.

-Uhuhu. Parece que ahora somos una familia de 3.

Suspiro. Así parece.

Ambos con una sonrisa placida en sus rostros se alejan de la habitación donde su nuevo hijo está durmiendo. Ambos con una paz mental y un solo pensamiento.

-«Bienvenido a la Familia, Yashiro.»

 


Capitulo Anterior  |Índice| Siguiente capítulo

 

Anuncios

4 comentarios

  1. No entiendo , seiji no era científico en el laboratorio? Siento que no se explico de forma clara su “posición” además de que yashiro confiara en él así solamente se siente antinatural.

    Me gusta

    • La posición de Seiji dentro de Kenjo es algo que no puedo revelar por completo…aun. En cuanto a la confianza de Yashiro pronto se te aclararán las dudas. Saludos 😁

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s