The World After The Fall: Capítulo 32


(2/5)

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 6:

Santo Médico del Corte Abandonado (2)

‹Episodio 6. Santo Médico del Corte Abandonado (2)›

 

Había una razón por la que Jae Hwan siguió a todos a la cámara interna del palacio de la Fortaleza Gorgón hasta a la oficina.

—¿Dijo que estaba buscando una Pesadilla?

La Fortaleza Gorgón es grande. A pesar de que son raros de encontrar, era posible que hubiera por lo menos una en la Fortaleza Gorgón. Había algo que Meikal había dicho.

—Ve a los ejecutivos de la Fortaleza Gorgón y muéstrales la vaina que hice y diles mi nombre. Entonces, serás capaz de ver los registros de entrada.

Era posible encontrar la localización de una Pesadilla al mirar los registros de entrada como había dicho Meikal.
Eso era lo que planeó hacer en principio. Pero en su camino al palacio, fue implicado en varios eventos distintos, resultando en su situación actual.

‘Las cosas fueron tan innecesariamente complicadas.’

No, quién sabe, las cosas podrían ser mejores ahora.

La persona frente a él era sin duda alguna un oficial de alto rango. En todo caso, podría incluso ser más fácil obtener información sobre la Pesadilla ahora.

Jae Hwan miró calmadamente al hombre de mediana edad enfrente suyo.
Él tenía un bigote pulcramente cortado y aires de dignidad.
Y ojos brillando con sabiduría.

Este hombre era la imagen de la perfecta representación de un consejero o un tutor confiable.
En la superficie, el consejero parecía estar en la mitad de sus cuarentas.

Pero en realidad, él era uno de los ancianos de la Fortaleza Gorgón, alguien que había muerto en las «Grandes Tierras» doscientos once años atrás.

Yulewen Cheever abrió su boca.

“Así que, antes de caer en negocios, creo que debería introducirme. Mi nombre es Yulewen Cheever. Soy el administrador o consejero para la ‘Fortaleza Gorgón’.”

“Soy Jae Hwan.”

Al escuchar tal corta introducción, Yulewen se rio.

“Es justo como el santo dijo.”

Echó un vistazo al Santo Médico del Corte Abandonado, Chung Heo, y lo escuchó murmurar algo de entre las líneas “te dije que era ese tipo de chico”.

Yulewen habló.

“Sin embargo, supongo que ya deberías saberlo. No estamos interesados en tu nombre.”

Era un tono de hacer negocios, pero cortés. Dada la naturaleza general de aquellos en altas posiciones de autoridad, la actitud del consejero era muy inesperado.

“Jae Hwan-ssi, seré directo contigo. Jae Hwan-ssi, ¿eres el embajador de los Nokmyeong?”

“No.”

“Ah, como se esperaba.”

No había agitación en absoluto en el rostro de Yulewen tras oír la respuesta de Jae Hwan. El que quedó sorprendido fue más bien el líder de la Escuadra de Exterminación Mágica.

“… ¡¿No eras el embajador de los Nokmyeong?!”

“Mira, te dijo que no lo era.”

Chung Heo agregó sus propios dos centavos mientras se veía como si supiera que esto pasaría.

“Oy, pequeño polluelo. Déjame hacerte una pregunta esta vez. Si no eres un Nokmyeongga, entonces ¿de dónde exactamente conseguiste esas ‘Piedras de Alma Descuidada’?”

Dijo mientras miraba a las piedras danzando alrededor de los dedos de Jae Hwan.

Jae Hwan respondió.

“Las recogí.”

“¿Esperas que me crea eso? ¿Qué les pasó a los dueños originales de la piedra?”

“Murieron.”

“¿Murieron? ¿Solo quién se atrevería a matar a los miembros de…?”

“Los maté.”

La mandíbula del líder de la Escuadra de Exterminación Mágica cayó.

El canciller Yulewen fue el primero en hacer el primer movimiento con el fin de aplacar al santo que estaba al borde de desmayarse.

“Por favor no te enojes, santo.”

Considerando lo calmado que estaba Yulewen dadas las circunstancias, incluso Jae Hwan no pudo evitar estar impresionado por su gracia y conducta.

“¡Él los mató a todos!”

“Aún no sabemos lo que pasó exactamente entre Jae Hwan y los Nokmyeongga.”

“…”

“Escuchemos lo que tiene que decir por ahora. Creo que Jae Hwan-ssi debe de tener una buena razón.”

Yulewen envió una mirada hacia Jae Hwan.
Jae Hwan abrió su boca.

“Esos tipos hicieron el primer movimiento. Querían robar mis cuernos. Es por eso que hice lo que hice.”

Jae Hwan sacó el último de sus cuernos restantes.

Yulewen asintió su cabeza.

“… Así que eso es lo que pasó.”

Los Nokmyeongga tenían una avaricia excepcional por materiales crudos. Definitivamente había una posibilidad de que una persona cargando objetos de alta calidad como el cuerno de un garnak sería elegido como objetivo por los Nokmyeongga. No podrías culpar a un hombre por intentar protegerse a sí mismo y sus pertenencias. Al escuchar hasta ese punto, Yulewen estaba curioso por algo.

Si eso es lo que pasó, entonces ¿qué pasó para que él llegara a este punto?

“Jae Hwan-ssi, ¿podrías decirnos más sobre tu historia?”

.

.

.

Entonces, después de unos momentos.

“Ya veo. Así que déjame organizar algunas de las cosas que dijiste.”

Por lo tanto, mientras se agarraba las manos juntas, Yulewen abrió la boca.

“Uno, debido a algunas circunstancias imprevistas, Jae Hwan-ssi terminó accidentalmente en «Caos».”

Jae Hwan asintió la cabeza.

“Dos, Jae Hwan-ssi se metió accidentalmente en un conflicto con los Nokmyeongga y llegó a esta fortaleza.”

Jae Hwan asintió la cabeza.

“Tres, Jae Hwan-ssi fue atrapado accidentalmente en la crisis más reciente, conoció al Santo y usó exitosamente el Tajo de la Muerte del santo en su primer intento tras simplemente observar las acciones del santo.”

Jae Hwan asintió.

“Así que eso es lo que ocurrió. Ahora lo sé.”

Al escuchar aquellas palabras, la única cosa que Chung Heo pudo pensar era que esto era frustrante.

“… Administrador. ¿Cree en lo que dijo?”

“Lo creo.”

“Tú, ¿acaso algo le pasó a tu cabeza después de que el castellano cayera enfermo?”

Al final de la respuesta de Chung Heo, los labios de Yulewen se elevaron en una sonrisa débil.

“Santo.”

“¿Qué?”

“Primero debes de confiar en alguien para conseguir su confianza.”

“…”

El santo tenía una expresión estupefacta en su rostro debido a las palabras de Yulewen.

“Jae Hwan-ssi. Si no te importa, ¿puedo hacerte unas cuantas preguntas más?”

“Me parece bien.”

“En ese caso esta, es mi primera pregunta. Entonces tu cuerpo está vivo en estos momentos, ¿correcto?”

Los dedos de Jae Hwan que estaban jugando con la Piedra de Alma descuidada se endurecieron momentáneamente.

“… ¿Cómo sabes que no morí?”

“¿No Jae Hwan-ssi nos lo dijo directamente? ‘Debido a algunas circunstancias imprevistas, terminaste accidentalmente en «Caos»’ eso es lo que dijiste.”

“Sí, dije eso.”

“¿Sabes? Nadie en «Caos» describe la ‘muerte’ de tal manera.”

Él era alguien con sentidos afilados.
Jae Hwan subió su guardia al extremo sin siquiera darse cuenta.

“Entonces, la segunda pregunta. ¿Existe alguna razón del porqué no te quieres identificar?”

Jae Hwan respondió después de un momento de silencio.

“Así es.”

“¿Es por el peligro a aquellos que saben?”

“Tal vez, tal vez no.”

“Así que puede o no serlo.”

Dejando salir un ‘hmm’, Yulewen golpeó suavemente la mesa.

“Hay una cosa de la que me quiero disculpar contigo.”

“¿Qué es?”

“Para ser honesto, mis hombres te han estado observando por los últimos 4 días.”

“Ya lo sé.”

“Como se esperaba, ya lo sabías.”

Jae Hwan recordó la figura del hombre en ropas oscuras que había estado escondiendo en la vecindad de la ‹Sombra del Crepúsculo›. El tipo que apenas tocó con Estocada Ligera, haciéndolo caer inconsciente. Como se vio después, él era uno de los hombres del canciller.

“Tus habilidades eran mucho mejores de lo que esperé y fue muy difícil de observarte, pero no fue sin resultados.”

“Hay algunas cosas que descubrimos, ¿te importaría escucharlas?”

“Adelante.”

Al escuchar eso, los ojos de Yulewen se curvaron en una sonrisa.

“Este documento resume todo lo que te ha pasado desde que entraste en la fortaleza.”

Jae Hwan levantó el documento y empezó a leerlo.

En el documento estaba escrito ‹Registro del Objetivo›.

.

.

.

Día Uno.

Objetivo, confrontación con el inspector del punto de control norte, Carlton.

Objetivo, sacó una Piedra Alma Descuidada, asombrando a las masas.

Objetivo, eliminó a un grupo de buenos para nada en un callejón.

Objetivo, confrontación con el vicelíder de Sombra del Crepúsculo tras entrar forzosamente.

Objetivo, ocupación ilegal de Sombras del Crepúsculo por tres días (creemos que hubo aproximadamente 180 millones de horen en daños)

Objetivo, ha sido procesado un material de grado SS, ‘Cuerno de Garnak’.

.

.

.

Día Tres.

Objetivo, Gran destrucción en los puestos de mercado norte. Hay un estimado de 40 millones de horen en daños.

Objetivo, altercado con los Hermanos de Noche Cruel y otros miembros de Cielos Prohibidos (inspector del punto de control norte y 14 más fueron heridos severamente en el proceso)

Objetivo, los Hermanos de Noche Cruel y Cielos Prohibidos fueron eliminados con estocadas.

Objetivo, altercado de un Fallecido de tamaño medio.

Objetivo, estimado 3 millones de horen en daños a propiedad.

Objetivo, reuniéndose con el santo.

Objetivo, utilizó exitosamente el ‘Tajo de la Muerte’ del Santo.

.

.

.

Nivel de Peligrosidad del Objetivo: SS

Nivel de Poder del Objetivo: No puede ser determinado

Daños Identificados Hechos: Aproximadamente 380 millones de horen.

.

.

.

“Personas así, ¿quizás sepas cómo son llamados esos tipos de personas?”

El santo que había estado viendo desde el lado contribuyó.

“Un loco bastardo.”

El líder de la Escuadra de Exterminación Mágica dijo.

“Jaja así que eso es, no eres ni un héroe ni un villano…”

Yulewen se rio con una sonrisa en su rostro.

“Así es. Algunos te llamarán héroe, otros te llamarán villano. También habrán otros que simplemente te llamarán un fenómeno. Todos te llamarán por diferentes nombres.”

Yulewen estaba golpeando suavemente la mesa con sus dedos.

“Yo, llamo a esos tipos de personas ‘Protagonistas’.”

Chung Heo frunció el ceño.

“¡Él es tan solo un loco bastardo!”

“Era una metáfora. Imparable por las leyes a tu alrededor, viviendo de tal manera que corresponde a tu corazón, ¿esa clase de persona no sería el ‘Protagonista’?”

Yulewen ignoró a Chung Heo y siguió hablando.

“Todos aquellos ‘Protagonistas’ comparten una característica en común. ¿Sabes cuál es?”

“¿Cuál es?”

Jae Hwan preguntó.

“Todos ellos son famosos.”

Después de un silencio, Jae Hwan habló.

“… Así que después de cuatro días de investigación, ¿la conclusión a la que llegaste fue que era un ‘Protagonista Famoso’?”

Yulewen agitó su cabeza de nuevo.

“No, para ser sincero, había un ligero problema.”

“¿…?”

“No eres nada famoso.”

Yulewen se mantuvo hablando.

“Los Protagonistas que ganan un atisbo de lo que son se embriagan en su poder y dejan masivas cantidades de información acerca de ellos atrás. Mientras más fuertes son, más cierto suena. Ya sea su nacimiento, identidad, o historias de éxito. Incluso si no revelas personalmente tal información, esa clase de historias serían extendiditas por personas alrededor de ti…”

Jae Hwan escuchó en silencio lo que Yulewen estaba diciendo.

“Pero cuando se trata de ti, no pude averiguar nada de ti aparte de tu nombre. No existe mención de ti en Caos ni en las Grandes Tierras. Pudimos haber buscado información relacionada a ti con solo tu nombre gracias a la Interfaz del Sistema, pero incluso usando eso, no pudimos descubrir nada acerca de ti. ¿Sabes lo que eso significa?”

Jae Hwan no respondió.

Yulewen dio una respuesta directa.

“Hay alguien bloqueando la proliferación de información relacionada a ti.”

“…”

“Hay alguien que está escondiendo tu información. Lo que estoy diciendo es que alguien tiene planes contigo.”

“Encima de eso, no creo que las fuerzas detrás de esto te vean en una luz favorable.”

“¿Por qué piensas eso?”

“Porque si tal fuerza es lo suficientemente poderosa para manipular información a ese grado te estuviera ‘apoyando’, entonces no habrías encarado problemas de tal absurda escala en el punto de control norte debido a algo tan menor e insignificante como un certificado.”

Jae Hwan estaba verdaderamente asombrado por su razonamiento.

“Por lo que esta es mi conclusión. Tú eres un ‘Protagonista’ que ‘accidentalmente’ logró llegar a «Caos» mientras era perseguido por algún poder increíble.”

Yulewen tenía una expresión satisfecha en su rostro.

“Así que ¿qué piensas acerca de mi análisis?”

“Sorprendente, claro está.”

La conjetura de Yulewen estaba en paralelo con lo que Jae Hwan había sospechado.

‘Ya debería de ser tiempo para que ese Soberano de la Oscuridad empiece a moverse.’

Era razonable pensar que los Cosechadores que habían estado manteniendo un ojo cerca en un cierto Producto comenzarían a notar que algo estaba mal con el Cultivador que tenían en contacto. Si es así, era seguro que acciones fueron tempranamente hechas para contener la situación.
Tal vez bloquear la información era una de esas medidas. Independientemente, era solo una cuestión de tiempo antes de que excluyeran todas las posibilidades además de Caos.

Jae Hwan abrió la boca.

“¿Será que, después de todo, tienes algo que quieras decir?”

“Gracias por el recordatorio. De hecho, tengo una propuesta bastante simple que quisiera ofrecerte.”

El Canciller Yulewen habló.

“La Fortaleza Gorgón te protegerá.”

“¿Proteger?”

El Canciller Yulewen asintió su cabeza.

“No preguntaremos tu identidad o afiliaciones. No serás solicitado por ninguna reparación con respecto a los daños que infringiste en la fortaleza, y la Fortaleza Gorgón te protegerá. A cambio, tendrás que hacer una cosa por nosotros.”

Jae Hwan ya tenía una idea de lo que era el pedido.

Probablemente tenía algo que ver con los Susurros que había estado escuchando recientemente. Encima de eso, esa poderosa aura que sintió de dentro de las profundidades del castillo ya habían revelado lo que iba a ser la solicitud del canciller.

Yulewen abrió la boca.

“Por favor, salva a nuestro castellano.”

‹•›

Dos horas después, Jae Hwan estaba siguiendo a Chung Heo fuera del palacio principal y hacia una villa anexionada. Una mujer de la Escuadra Sombra que había sido asignada para esperarlos habló.

“Por el momento, por favor quédense aquí. Instrucciones detalladas serán provistas por los asistentes en el anexo.”

“Entendido.”

“Adicionalmente, el inspector del punto de control norte y la mujer por la que preguntabas han entrado en recuperación. El oficial médico dijo que el inspector del punto de control debería recuperarse dentro de dos semanas mientras que la mujer debería de recuperarse dentro de tres meses.”

“Tienes mi gratitud.”

“Si necesitas algo, por favor siéntese libre de llamarme.”

El asistente de la Escuadra Sombra se fusionó con la oscuridad y desapareció. Jae Hwan se volteó hacia Chung Heo y le hizo una pregunta.

“¿Por qué te quedas?”

“… Hay algo por lo que estoy curioso acerca de ti. Ven, sígueme por un momento.”

Al mirar calmadamente a Chung Heo, Jae Hwan lo siguió por detrás. Los dos se estaban dirigiendo a las profundidades internas del sótano del anexo. Velas se hallaban encendidas esporádicamente a través del pasaje, revelando la oscuridad pura del pasaje.

Mientras caminaban a través del oscuro pasillo, Jae Hwan no pudo evitar recordar una conversación que tuvo con el canciller. Jae Hwan le había hecho una pregunta en ese momento.

—¿Tu Fortaleza Gorgón es lo suficientemente fuerte como para encararse a los 12 soberanos de las Grandes Tierras?

—¿Me estás diciendo que los 12 soberanos son los que te están persiguiendo?

—Es posible que uno de ellos lo esté haciendo.

Tras pensar sobre ello por un rato, Yulewen dio finalmente su respuesta.

—Solo soberanos pueden pelear contra soberanos.

—Si planeas esconderme, recibirás daños masivos.

—Eso no importa. Al final, todo salió bien.

—¿A qué se debe eso?

—A los soberanos no se les permite involucrarse directamente con los asuntos de «Caos».

—¿Qué clase de…?

Su línea de pensamiento se rompió al siguiente momento.

“Llegamos.”

Al ver cómo Chung Heo había pausado, Jae Hwan frunció el ceño.

“… ¿Qué piensas?”

En este sótano estaba una gigante sala de ejercicios militares. Era una sala de ejercicios militares con armas de guerra en un lado y provisiones en el otro. Era claramente un campo de entrenamiento para los guerreros del palacio.

“Jovenzuelo. En la manera en que lo veo, no eres de Fisura. A pesar de que tu espíritu es uno violento como el de ellos, no eres tan mecánico como ellos.”

Chung Heo echó un vistazo a Jae Hwan que se veía como si púas se hubieran incrustado en su piel y continuó hablando.

“Tampoco pareces ser el subordinado de un soberano. No puedo sentir vestigios de energía de las 12 Zonas en tu persona.”

El avistamiento de unos pocos soldados entrenando con sus espadas en uno de los rincones de la sala de ejercicio militar era visible. Al notar la presencia de Chung Heo, se inclinaron hacia él.

“No perteneces a ninguno de los soberanos y no provienes de Fisura. Eres un Despertado que no conozco…”

Chung Heo habló mientras balanceaba sus manos para despedirse de los soldados.

“Entonces, solo podría haber una respuesta.”

Chung Heo miró calmadamente a los ojos de Jae Hwan.

“Jovenzuelo. ¿Podría ser que eres el niño que completó la Torre Maestra?”

Chung Heo solo necesitó un momento para leer el rostro de Jae Hwan, tras lo cual se rio.

“Como se esperaba.”

“… ¿Viejo, sabes algo?”

“Sé suficiente.”

Mientras que Jae Hwan abría la boca para hablar, Chung Heo lo cortó y sacó su espada.

“Tengamos un combate, jovenzuelo.”

“…”

“Entre tu Estocada y mi Tajo, ¿no quieres saber cuál es más fuerte?”

Jae Hwan sacó lentamente a Voluntad del Ser. De hecho, Jae Hwan también estaba curioso. Este viejo fue el primer oponente que pudo encararse a él desde que llegó a Caos.

Como alguien que había repetido la Estocada tantas veces, Jae Hwan lo sabía instintivamente. Este viejo era lo mismo que él. Justo y como él había estado usando Estocada y solamente Estocada en toda su vida, este viejo debe de haber estado usando Tajo toda su vida.

Quizá era posible que este viejo hubiera estado en esto por mucho más tiempo.

“Ven a mí, joven. Si logras ganar, responderé cualquier pregunta que puedas tener para mí.”

Chung Heo, mientras se reía entre dientes, dijo.

“Pero, para ser justos, será probablemente imposible.”


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s