Everyone Else is a Returnee: Capítulo 158


Uhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. Aún sigo molesto por haber traducido el cap 157 por error, m*ldita sea.

Enserio, perdí todo el trabajo que hice en la semana. Coñooooooooooooooooooo

En fin, intentaré traer el próximo para mañana (ya que hoy no lo termino ni a palos). También tengo que ver qué mierda hago con el 160 ya que el domingo es el día del padre y me olvidé de comprar un regalo………………uhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

suspiro, bueno. Por favor prosigan, disfruten del capítulo.

(NT: Me olvidé mencionar que OzKar y yo tenemos algunas diferencias en las traducciones debido a la falta de corrección general. Por ejemplo, lo que yo pongo como ‘portal’ es lo mismo que la ‘puerta’ que OzKar usa en sus traducciones. Lamento esto, enserio)


Si la abro, veré la Entrada al Infierno (6)

 

“Y pues, vine a pedir su opinión… Oh.”

Después de explicar su historia a Yu IlHan, Kang MiRae exclamó después de beber el té que tenía al frente.

“Este té es magnífico. ¿Qué hiciste para obtener esta fragancia?”
“Recibí las hojas de té más valiosas de Dareu por parte de los elfos. Se llama Fyylita.”

Por supuesto, adicionalmente lo procesaba a través del Cubo Gigante, pero como ella no lo entendería incluso si se lo explicaba, no vio la necesidad de decirlo. En cambio, pensó sobre la propuesta de Kang MiRae.

“Conque colocar a Vanguard en el centro de atención…”
“Aunque es probable que eso pase aun si yo no hago nada… Si pudiéramos controlar el proceso, las cosas irían mucho más tranquilas. Y hay una precondición para todo esto.”

Los ojos de Kang MiRae brillaron.

“¿Tienes alguna intención de vender armamento avanzado a las gente de otros mundos?”
“Tienes razón. Esa es una grandísima precondición.”

Si Yu IlHan se negara a vender sin importar qué, entonces no habría solución. Como tal, fue Kang MiRae quien quiso preguntar esto por adelantado. Y entonces, Yu IlHan respondió con una pregunta de su parte.

“Si coopero contigo, ¿cuentas con la confianza de poder controlar la afluencia de las personas de otros mundos?”
“Sí.”

Declaró Kang MiRae.

“El equipamiento que haces el literalmente ‘único’. Con tan solo ese hecho sería suficiente para atraer la miradas de todos, pero si ofrecieses un equipamiento de nivel leyenda… incluso si fuera solo por una vez en cada tanto… te garantizo que todos en el resto de los mundos se arrancarían los brazos si tú se los pidieras. ¿Qué pasaría con los villanos que intenten venir en secreto a la Tierra? Las masas los matarían por ti.”
“¿En serio es tan significativo…?”
“Sí que lo es. Eres mucho más sorprendente de lo que crees.”

Yu IlHan retrocedió un poco después de ver en esos ojos una locura más allá de la convicción. Sin embargo, ella había juzgado el valor de Yu IlHan con precisión. Para ser específicos, el ‘valor’ de lo que había visto de él hasta ahora.

Yu IlHan, como se esperaba de un solitario, se sentía muy presionado por el fuerte sentido de la fe de Kang MiRae, pero, ahora que había recibido la bendición del dios de la herrería, no era mucho problema hacer un poco más de armas avanzadas, así que si las cosas molestas disminuían cuando hacía eso, pensó que bien podría ser una mejor conclusión para él.

“Muy bien, cooperaré. ¿Qué debo hacer?”
“Solo necesitas hacer los equipamientos. No tienes que hacer muchos, de hecho, debería de bastar con hacer solo pequeñas cantidades y ponerlos en una subasta. El resto lo haré yo misma. Controlaré a las personas de la Tierra como también a aquellos que provengan de otros mundos.”

Kang MiRae metió su tenedor en una fruta desconocida cubierta con salsa en la mesa mientras decía esas palabras que hicieron la vida de Yu IlHan mucho más fácil. Después de eso, sus ojos se ampliaron.

“Es la primera vez que como algo tan rico y refrescante y tan… interesante. ¿Qué es esto?”
“En Dareu hay frutas que se vuelven más sabrosas si se juntan con otras. Solo las corté y sumergí en una miel que los hombres lobo me trajeron de Kiroa.”

Por supuesto, ese proceso de ‘inmersión’ ocurrió dentro del Cubo Gigante, pero… omitió el resto. Kang MiRae extendió su mano hacia la galleta junto a las frutas.
La galleta en sí, por supuesto, se horneaba en un horno normal, pero la masa y las especias se colocaron en el Cubo Gigante para… ya sabes qué.

“… Delicioso. Qué delicioso. Nunca probé unas galletas tan deliciosas.”
“Qué bueno.”
“Las hiciste, ¿verdad. Sr. IlHan?”
“Sí. El nivel de mi habilidad de cocina es bastante alto.”
“¿Sabes qué? Vendamos estas también.”
“… ¿Perdón?”

Cuando Yu IlHan levantó la cabeza ante la repentina propuesta, vio que los ojos de Kang MiRae estaban girando. A pesar de que ella actuaba con bastante mansedumbre fuera de la batalla, en este momento estaba inquieta con migas de galletas esparcidas por sus labios.

“Nunca probé unos postres tan excelentes. Probablemente tampoco halla alguien que haya experimentado algo parecido en algún otro mundo. ¡Hagamos una marca que vende postres exclusivamente! Sr. IlHan, ¡este ítem puede atraer a las altas clases de otros mundos! Se convertirá en una especialidad que no se verá obliterada cara a los armamentos. ¡Lo garantizo!”
“Aunque…, sin importar cuán delicioso sea, es solo un postre…”

No fue difícil hacerlos. Las hojas de té, las frutas y la masa para galletas se podían producir en masa. De hecho, Yu IlHan también había pensado en venderlos cuando lo probó por primera vez.

Sin embargo, ese sentimiento no era al punto que las palabras de Kang MiRae llegaron en este momento. No importa lo delicioso que sea, ¿algo que no le salga mal al equipo? ¿Eso incluso tiene sentido?

Sin embargo, si a Yu IlHan le faltaba algo, era la experiencia de vivir como alguien de la alta clase de la sociedad. Era la psicología que él nunca entendería aunque muriera, aun leyendo libros y otros materiales. Kang MiRae, por otro lado, la entendía demasiado bien.

“No es un ‘mero’ postre. ¡Es un postre asombroso! Si hay dos cosas que más preocupan a las personas, primero es la practicidad y la segunda es el orgullo. Un postre absurdamente caro que es igual de delicioso, es producido en cantidades extremadamente pequeñas, y solamente se encuentra en la Tierra. ¡Esto solo puede ir a mejor!”

Kang MiRae terminó sus palabras y tomó otro sorbo de té. Entonces, ella entornó los ojos.

“No es solo las cosas que mencionaste, ¿cierto? Hay un proceso especial en todo esto, ¿no es así?”
“Correcto.”
“Lo sabía. No había manera de que solo supieras hacer armamentos y equipos… Ah, qué delicia. Debemos hacer la marca.”
“Está bien, ya entendí, así que cálmate.”

Kang MiRae recibió otra taza de té y vació los platos de postre. A pesar de que Yu IlHan se sorprendió, ya que pensaba que ella no tenía mucho deseo de comer, al ver lo linda que se veía su figura al comer una galleta, Yu IlHan terminó sonriendo con satisfacción.
Aunque Liera se empezó a jalarle el pelo, él la ignoró.

“… No planeaba hacer esto. Pido disculpas por mi apariencia.”
“Aún quedan bastantes, así que no te preocupes.”

Kang MiRae, finalmente percatándose de lo que había hecho después de devorar todo, tosió dócilmente mientras se tapaba la boca; luego habló.

“Tengo curiosidad sobre el método de producción, pero no preguntaré por ello. En su lugar, empáqueme unos cuantos de esos postres junto a las hojas de té, por favor.”
Pfft.”

Y así, la lujosa marca de postres, Angel Tear, que difundió su fama tan ampliamente como lo hizo Vanguard, nació.

Después de que Kang MiRae recibiera una respuesta clara sobre Vanguard y Angel Tear de Yu IlHan, se puso en contacto con algunos maestros de clan de la Alianza del Frente que cooperaron con ella para controlar la entrada y salida de gente de otros mundos que venían a la Tierra. Juntos, hicieron de Gangnam el centro de todos los mundos.

Esa sonante de confianza que, de hecho, era sonaba como pequeño objetivo de superdotados, se hizo realidad con solo dos condiciones.

Primero, Vanguard vende artículos a la gente de otros mundos; exclusivamente para las personas de otros mundos que tenían un registro claro de entrada. ¡Y también, a los que se registraron para el mercado de comercio oficial que se crearía en Gangnam!
En segundo lugar, los países que no dejen registros y no administren a personas de otros mundos, así como la creación y administración de portones, tendrán los derechos para comprar equipos de Vanguard.

No hubo necesidad de anunciar mucho. Los que tenían la capacidad suficiente para abrir portales en este momento en la Tierra eran todos los que anteriormente habían comprado artículos de Vanguard. Los que atravesarían los portales de la Tierra deberían conocer la existencia de Vanguard o tener sus propias predicciones al respecto.

De ser así, lo que quedaba era muy simple: importar una política para administrar meticulosamente las posiciones de las personas de otros mundos.
Si alguien se negaba, esa persona sería devuelta de inmediato, y si eso no funcionaba, no solo ese mundo, el país que abrió el portal también quedaría excluido del comercio con Vanguard.

Cuando todo esto fue anunciado, muchos países que estaban haciendo varios planes por el 2do Gran Cataclismo se enojaron, sintiéndose estafados por el Clan Dios Rayo y por Vanguard; ¡una simple marca de armamento estaba tratando de colocar a la Tierra y las personas de otros mundos en sus manos!

El problema era que no tenían más remedio que darse la vuelta como Vanguard lo deseaba. Sin el equipamiento de Vanguard, su poder nacional se quedaría atrás del resto de países, ¡y solo les quedaría enfrentar su perdición contra los monstruos que cada día se hacían más fuertes!

Vanguard ya se había convertido en una existencia indispensable para todos los países. Y Kang MiRae lo sabía muy bien.

Kang MiRae procedió con el plan sin derramar sangre ni lágrimas. No le podía importar menos el bienestar de otros países. ¡Su único objetivo era calmar el caos del Gran Cataclismo y hacer que la Tierra fuera lo más pacífica posible!

Por supuesto, los que ya estaban en posesión de artículos Vanguard podrían tratar de intercambiar esos artículos por su cuenta, pero Yu IlHan ya había anunciado que si se descubría que su equipamiento había sido revendido, no solo el artículo sería confiscado, esa persona , así como también el país del que provenía la persona, ya no estaría en una asociación comercial con Vanguard.¹
Nadie trataría de cortar el estómago de la gallina de los huevos de oro. Si alguien intentara hacerlo, sus propios estómagos se abrirían en su lugar.

Si había un problema, eran los que tenían intenciones maliciosas sin preocuparse por ningún intercambio con la Tierra. Era muy probable que incluso la gente de la Tierra que los acompaña estuviera de ese lado de la mesa.²
Este fue el caso que más dolor de cabeza provocaba, y solo se pudo evitar solicitándole a los otros clanes tanta cooperación como fuera posible. Y si el crimen estuviera expuesto, también se cortarían sus estómagos.

“Una vez que el caos inicial se desvanezca y el comercio con los otros mundos se estabilice, podremos crear una 2da y 3ra marca en los países de donde provienen los clanes que cooperaron con nosotros. Lo haremos para que puedan andar a la delantera en sus respectivos países.”
“La ciudadanía y clanes en el país de la Srta. Kang no lo dejarán pasar.”

Cuando Michael Smithson, el líder de los Caballeros de Metal de Inglaterra, que había decidido cooperar basándose exclusivamente en la ‘buena voluntad’, preguntó eso, Kang MiRae sonrió y negó con la cabeza.

“Ellos solo pueden preparar las leyes el lugar ligados a sí mismos, así que no pueden afectarnos de ninguna manera. Los que tienen poder en esto solo somos el Sr. IlHan y yo. El núcleo somos nosotros, así que no importaría cuándo ruido hagan ya que sería inútil en un principio, ¿no crees lo mismo? Esta posición de autoridad no se revertirá.”
“Srta. Kang, si lo dice realmente enserio, ¿podríamos firmar un contrato? En cara a los efectos mágicos del contrato, no te será fácil engañarme.”

Esas fueron las palabras de Carina Malatesta, la líder del Clan Magia de Italia, que decidió cooperar, no por buena voluntad, sino que tenía ‘sus propias circunstancias’, y de hecho, estaba llena de quejas y celos en su interior. Sin embargo, Kang MiRae asintió con la cabeza.

“Si puedes firmar el contrato que he preparado, entonces yo haré lo mismo con gusto. A largo plazo, no es bueno que un solo país posea un poder abrumador. Como he dicho antes, lo que quiero es el menor derramamiento de sangre posible. Miren la Tierra de ahora. No tenemos tiempo ni espacio para luchar entre nosotros.”

Carina Malatesta tuvo que retroceder mientras se mordía los labios. Si la rechazara aquí, ¡solo ella se vería mezquina!

Aparte de eso, los otros maestros de clan pensaban mucho en esto dentro de sus mentes cuando dijeron que cooperarían por miedo a no poder comerciar con Vanguard si no lo hicieran, pero también fue porque no tenían forma de aguantar sin saltarse la gran ola que Kang MiRae lideraba.

El mundo comenzó a cambiar una vez más. Se crearon leyes relacionadas con la residencia y el comercio con los otros países, y también se construyeron muchas instalaciones nuevas.

El lugar que se encontró con el mayor cambio fue, por supuesto, Gangnam. Muchos rascacielos fueron erigidos uno después del otro, y sin mencionar a las personas del globo, las personas de otros mundos que pasaron por la Tierra también centraron su atención en Gangnam.
Nadie rechazó la simple verificación de identidad y el proceso de gestión que la Tierra había puesto. Esto fue porque el equipo de Vanguard era el mejor en todos los mundos.

El Ejército del Cielo repartió Búsquedas Celestiales relacionadas con los portales a otros mundos, y la gente se movilizó en consecuencia. Los portales que conectaban con otros mundos se abrieron uno tras otro, e incluso hubo un trabajo recientemente creado de mantenerse inyectando maná a los portales.

Grandes aires de cambio, incomparables al Primer Gran Cataclismo, ondeaban sobre la Tierra.
En el centro de todo esto estaban Kang MiRae y Yu IlHan, pero a diferencia de Kang MiRae, que tenía que correr sin siquiera poder secarse el cabello, Yu IlHan pasaba su tiempo con tranquilidad.

¿Cuánto sufrimiento sufrieron él y sus subordinados hasta ahora? De la Tierra a Ferata y luego a Kiroa, ¡y también con otro Mundo Abandonado! Habían ido en contra de mundos enteros en sucesión. Su fatiga no era algo que se aliviaría después de uno o dos días de descanso.

Yu IlHan sabía muy bien que sus subordinados no eran maestros del Descanso a diferencia de él. Y como sabía sobre sus circunstancias anteriores, les permitió descansar bien esta vez.

Les dio de comer todo lo que querían y les permitió hacer lo que quisieran. Comparando esto con cómo todas las otras personas en la Tierra la estaban pasando ahora, no era diferente del paraíso.
Dado que alrededor del 20% de los monstruos generados en el mundo de todos modos se adentraban a la mansión, también podían aumentar su experiencia mientras jugaban.

[¿Y entonces? ¿Qué harás respecto a ese mundo extraño?] (Liera)
“Nada pasará a menos que abra ese portal, ¿verdad? Y yo aún no estoy listo para invadir ese mundo.”
[¡Eso no me parece algo que dirías!] (Liera)

Yu IlHan también se olvidó de los asuntos que enfrentaba y descansó como sus subordinados. Leyó libros que no había podido leer hasta ahora y jugó con Yumir.

[Ah, ¡un vórtice apareció en el jardín!] (Liera)
“¡Uooooooh! ¡Nerf this!”

Por supuesto, si un vórtice aparecía cerca de la mansión, pulsaba el monitor como loco y lo hacía explotar. El demonio vibrador pervertido estaba más allá de lo horrible con tan solo imaginarlo. No quería enfrentarse a otro así, al menos no ahora.

Y así, el tiempo fluyó.

Cuando Yu IlHan juzgó que tuvo suficiente descanso.
Para ser exactos, cuando pasó exactamente un mes desde que la última vez que utilizó el Reloj de Arena de la Eternidad.

Yu IlHan movió el taller ubicado en el piso subterráneo del edificio Vanguard, al taller subterráneo de su mansión, e incluso lo mejoró. Después de eso, reunió a todos sus subordinados.

“¿Están todos?”
“Por supuesto.”
“Serán dos meses muy duros. Todos están preparados para ello, ¿cierto?”

Los subordinados tragaron saliva simultáneamente. Solo Yumir era todo sonrisas como siempre. Era una escena purificadora del corazón, pero ahora tenía que contenerse por un rato para no jugar con él.

“Quiero empezar ya, Su Majestad. Mi cuerpo me arde por doquier ya que todo lo que hice fue descansar.”
“Ugh, de hecho, me pasa lo mismo…”

¡Estaban en el punto de estar incómodos de descansar ya que sufrieron demasiado! Yu IlHan se culpó a sí mismo por volverlos así, pero asintió con la cabeza de todos modos.

“Bien, empecemos entonces estos dos que no durarán un suspiro. Nosotros, recrearemos la marca Vanguard y la marca Angel Tear.”
[Déjate de detalles y ábrelo de una vez.] (Erta)
[Pensaba que usaste casi todo para la creación de Bittersweet Persona. ¿Cuándo fue que tu inventario se rellenó…?] (Liera)
[¡Gran Lanza Corta-Cosmos! ¡Entrenemos eso de una vez!] (Spiera)

Ya estaba acostumbrado a las bromas de los ángeles. Yu IlHan se rio de cada una de sus palabras y activó el Reloj de Arena de la Eternidad después de comprobar que todos estaban allí.

Tal fue el momento en que nació el milagro que conectaría a la Tierra con otros mundos.

 

 

Notas del Autor:

  1. Cubo Gigante, el equipo todo propósito.
  2. Vanguard esparce su fama a través de los mundos.
  3. Los pobres subordinados ahora les gusta más trabajar que descansar debido a las ‘enseñanzas’ de Yu IlHan.

 

Notas:

1– Recuerden que ‘los comerciantes son rechazados’ en Vanguard, y que cada persona solo tiene permitido tener dos equipamientos de la misma.
2– Quizá algunos no lo sepan, así que lo explicaré: la frase ‘estar al otro lado de la mesa’ se refiere (comúnmente, debido a películas y/o libros) a señalar que tal persona o grupo está del bando contrario o, en este caso, en el lado de los malos.


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

9 comentarios

  1. Np Absolute, estás haciendo un increíble trabajo. Estoy impresionado, al final va a montar una pastelería xDD A este hombre le sobra el tiempo con el reloj de arena. Por cierto detecté un error en un comienzo de parrafo “Grandes aires de “cambios”…” Te comiste una letra. Gracias por el cap =)

    Le gusta a 1 persona

  2. segundo lugar, los países que no dejen registros y no administren a personas de otros mundos, así como la creación y administración de portones, tendrán los derechos para comprar equipos de Vanguard.

    Ahi no esta mal? Digo en base a la primera regla debería mas bien dejar registro por eso digo…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s