Infinite Competitive Dungeon Society: Capítulo 70


Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san


El Jardín de las Hadas (3)

 

Durante este tiempo, caminé relajadamente alrededor del mercado del Área Residencial, revisando los valores de los items en el mercado y cuáles tiendas estaban en qué lugar. Conocí a dos personas más que trataron de robar mi arma.

Uno fue un anciano que actuaba débil y pedía limosna, entonces trató de tomar mi arma y correr. Lo agarré por el brazo y lo sostuve con una llave de pierna. El siguiente fue una exploradora que exponía demasiado de su voluptuoso cuerpo que se me acercó con una sonrisa amigable. Mientras le respondía tímidamente, trató a escondidas tomar mi lanza y correr con una habilidad de sigilo.

Por supuesto, no pudo engañar a mis sentidos. Le torcí la muñeca y recuperé mi lanza. La agarré por el borde de su vestido y la lancé por sobre mi hombro (no haber podido sentir su piel debido a mi armadura permanecerá siempre como un arrepentimiento). Ella entonces me lanzó todo tipo de maldiciones y huyó.

Al darme cuenta de que la Lanza Negra Terrestre parecía una gran arma para otras personas, dejé de llevarla a donde quiera tontamente. Usualmente la tenía en mi inventario, pero no había tenido el tiempo para guardarla, ya que vine al Área Residencial justo después de hablar con Lin.

Entonces, finalmente encontré el lugar en donde podía comprar una residencia. El jugar al que llegué –después de preguntarles a varias personas– era llamado El Centro Comercial Oficial de la Primera Mazmorra. También conocido como el mercado, era un lugar en donde los exploradores subastaban los items que encontraban en la mazmorra, comparaban casas o incluso Tiques de Entrada a Mazmorras de Evento.

El administrador del centro comercial no era humano. Cuando lo noté, también me notó y habló rápidamente.

—Diré esto de antemano, no saques tu arma. Ya estamos cansados de eso.

—…Un hobgoblin[1] ¿Cierto?

En vez de sacar mi arma, supuse su identidad. El hobgoblin de piel verde –que estaba sentado en una silla mirando a unos documentos– aplaudió después de escuchar mi suposición. Su uniforme negro era una cosa, pero sus guantes de seda blancos no le quedaban para nada bien.

—¿Cómo lo notaste tan rápido? ¡Increíble!

—Los goblins normales no son tan altos como tú, ni tan inteligentes tampoco.

Ante mis palabras, una sonrisa nació en la arrugada cara del hobgoblin. En verdad, se veía bastante tonto. Elfos, hobgoblins y hadas eran de la misma raza ¿Pero cómo es que había una diferencia tan desafortunada…?

—Mm, bien, bien. Ha pasado tiempo desde que vi a un recién llegado con sentido común. ¿Qué negocio tienes en mente? ¿Quieres subastar algún ítem? Muy bien, aunque normalmente hay una tarifa del 10%, te lo dejaré en un 5% ya que es tu primera vez. Solo tienes que llenar este formulario con la duración de la subasta, menor precio y la descripción del ítem…

—Ah, no. Quiero reclamar una casa.

—¿Casa?

El hobgoblin me miró de pie a cabeza y puso una expresión de sorpresa.

—El Set del Caballero Lagarto del piso 20 ¿Cierto?

—Cierto.

—Increíble. Nunca pensé que habría un explorador que completara un set de equipamiento en estos tiempos. Estoy contento de haber conocido a un joven con un futuro brillante. Mi nombre es Meladel. Puedes llamarme hyung[2].

La sensación de distancia se acortó grandemente.

—Soy Kang Shin. Cuida bien de mí, Meladel.

—¿Tsk, tan difícil es llamarme hyung? Bueno, lo que sea. Kang Shin, entiendo completamente tu habilidad. Ser capaz de derrotar al Jefe de Piso tú solo, deberías estar orgulloso. Pero…

Continuó mientras acuñaba los documentos que sacaba de la nada con su cuño que también sacó de la nada.

—En el Área Residencial, las residencias tienen gran significado. Este lugar está lleno de gente que quiere escapar de sus mundos que se dirigen a la ruina y así tener lugares donde estar seguros ellos mismos. También hay personas que quieren formar organizaciones interdimensionales a través de los gremios. Sin mencionar que es requerido que los Mercenarios Dimensionales tengan sus propias residencias en el Área Residencial.

Cuando escuché las palabras de Meladel, finalmente entendí a lo que Lin se refería. Eso es, si había entendido correctamente Meladel.

—Escapando de sus mundos que se dirigen a la ruina…  ¿Quieres decir, que si tienes una residencia en la mazmorra, no tienes que regresar a tu propio mundo?

—Así es. Después de que instales la Piedra de Mana y eres autorizado, incluso si tu vitalidad llega a cero mientras exploras la mazmorra, regresarás a tu casa en el Área Residencial en vez de al mundo del que vienes. Por supuesto, que igual tienes que esperar una semana para seguir explorando la mazmorra, pero seguirás pudiendo escapar del mundo del que vienes.

—…Ya veo.

Así que por eso es que les dicen escapados. Era verdaderamente conveniente. Los mundos de los exploradores de mazmorra estaban en un gran o fatal peligro. El continente Luka tenía a la raza demonio y el continente Edias tenía a los invasores. Aunque Ren no me dijo que le había sucedido al continente Panan, parecía más desesperanzador que ninguno de los otros mundos.

Si ese era el caso, era perfectamente normal que la gente quisiera escapar de sus mundos. Solo podían morir luchando contra un peligro que no podían derrotar solos o podían sobrevivir al huir a la mazmorra. La elección estaba clara.

También entendí por qué la palabra “escapado” estaba prohibida. Los que abandonaron sus mundos tendrían indudablemente una sensación de culpa en sus corazones. Ya sea que fueran escogidos por la mazmorra o por otro explorador habrían recibido ciertas expectativas en el momento en que se convirtieron en exploradores de mazmorra. Siendo los salvadores de sus mundos, siendo los que lucharían contra el peligro.

Pero, huyeron.

Frente al peligro que enfrentaban sus mundos se acobardaron y huyeron, o les agobiaron las expectativas que la gente de sus mundos colocó en ellos.

…No podía culparlos. No quería llamarles escapados. Como alguien quien todavía no ha enfrentado ningún serio peligro y no tenía el coraje para revelarse al mundo como un Despertado, yo no tenía el derecho.

Por eso, abandoné este pensamiento y comencé a preguntarle a Meladel acerca de palabras que no había escuchado antes.

—¿Qué son los Mercenarios Dimensionales?

—Son mercenarios que salen a ayudar a otros mundos. Cuando los exploradores de un mundo les hacen una petición ellos pueden viajar a la dimensión de ese mundo. Ellos son exploradores cuyos trabajos principales son completar esas peticiones y ser recompensados. Ellos son increíblemente fuertes. Ninguno de ellos es débil. Los requerimientos para volverse un Mercenario Dimensional también son complicados. Tienes que tener un nivel lo suficientemente alto, la habilidad Regreso –la cual solo puedes obtener por medios especiales–, la habilidad Viaje Dimensional –la cual te permite viajar a otros mundos– y estar en una cierta liga de existencia. Y ya que no pueden ser atados a un mundo tienen sus propias casas en el Área Residencial.

Guao, eso suena tan genial. Así que son especialistas incluso entre los exploradores de mazmorras. También parece que se puede obtener la habilidad Regreso en otros lugares además del piso 15.

Esa era la extensión de mi impresión.

—Desafortunadamente, hay un número finito de casas en el Área Residencial. 5 mansiones especiales, 10 Mansiones de Primer Grado, 200 Mansiones de Segundo Grado, 500 Casas de Primer Grado, 2000 Casas de Segundo Grado, 5000 Casas de Tercer Grado y por ultimo 500 edificaciones de baja clase donde pueden vivir alrededor de 10 familias en cada uno. ¿Entendiste?

—Esas son 12725 familias en total. A menos que los exploradores se casen entre ellos, menos de un tercio de los exploradores de mazmorra pueden ocuparlas.

El hobgoblin Meladel asintió solemnemente y continuó.

—¡Así es! Y para comprar una habitación de las de la más baja clase, necesitas…¡10 millones de oros! Necesitas 10 millones de oros para comprar una habitación.

—¿Entonces hay habitaciones disponibles?

Aunque 10 millones era ciertamente una cantidad enorme, le pregunté a Meladel, pensando que quizás no tomaría mucho tiempo obtener esa cantidad. Meladel rió y me explicó más.

—No. ¿Con el largo tiempo desde que existe la mazmorra, crees que habría alguna habitación vacía? Lo que quiero decir es que podría haber exploradores que abandonarían sus habitaciones por 10 millones de oros.

—¿Abandonarían sus casas por 10 millones de oros?

—En su lugar pueden entrar a un gremio.

Al parecer tendré que molestar a Meladel por un rato más.

—¿Puedo preguntarle otras cosas? Sé que debes estar ocupado, pero tengo curiosidad acerca de que son los gremios.

—El tiempo es oro como has dicho, soy un hobgoblin ocupado. Pero eres un explorador con un futuro brillante y mi intuición dorada de hobgoblin me dice que tener una relación cercana con usted será increíblemente beneficioso para mí. Además, soy un hobgoblin excelente que puede hacer su trabajo mientras habla con otros.

Si hay una cosa que entendí es que era un goblin con un habla elocuente y alta autoestima.

—Expliqué un poco antes, pero con gremios me refiero a una organización construida alrededor de un líder increíblemente fuerte y los exploradores de todas dimensiones que tienen metas similares. Ellos viven juntos en algo llamado la Casa del Gremio y sus miembros podrían formar grupos pequeños para explorar juntos o el gremio entero podría ir junto a completar una Mazmorra de Evento o un Raid de Evento. Con fuerte confianza entre sus miembros el gremio se hace más fuerte. Hay una razón por la que tantos exploradores quieren convertirse en Líderes de Gremio.

—¿Asumo que hay requerimientos para convertirse en Líder de Gremio?

—Por supuesto.

Meladel bajó su cuño y cogió su lapicera. Entonces continuó mientras llenaba más documentos.

—Primero, alguien que quiere convertirse en un Líder de Gremio debe ser por lo menos un explorador de Rango Oro. En otras palabras, un Líder de Gremio debe ser por lo menos de nivel 50.

—Ya veo.

—También debe poseer una mansión. Las casas normales no pueden ser usadas como Casas de Gremio.

—Ah, así que necesita tener también una Casa de Gremio. Entonces necesitarías por lo menos una Mansión de Segundo Grado.

—Eso es correcto. En otras palabras, en todo momento, la Primera Mazmorra no puede tener más de 225 gremios. Sin embargo las mansiones no son algo que puedes simplemente comprar con dinero.

—Logros ¿Cierto?

Quitó sus ojos del documento y me miró.

—…Cierto. Logros. Necesitas completar un logro que todos reconocerán. De hacerlo, obtendrías los requerimientos para comprar una mansión. Ese requerimiento es llamado Tique de Compra. Dependiendo en la calidad y el tipo de logro completado, así serán los diferentes tipos de mansiones que podrás comprar y cuan barata la comprarías. Aunque esto podría sonar un poco extraño, el valor de un logro sin completar aumenta según pasa el tiempo. El mayor nivel de los logros son los logros de “primero”. En otras palabras, completar un gran logro ahora mismo sería ser el primero en completar un logro que nunca ha sido completado antes. Un logro que nunca ha sido completado en toda la larga historia de la mazmorra… entiendes cuan valioso eso sería ¿Cierto?

Cuando escuché su explicación, entendí finalmente por qué lograr el raid en solitario del Caballero Lagarto en mi primer desafío era un logro tan increíble. Un logro que nunca antes había sido completado en toda la larga historia de la mazmorra… Yo logré exactamente eso. Tuve éxito en mi primer desafío del raid en solitario del Caballero Lagarto.

—Es por eso que las mansiones están un poco más abiertas comparado con las casas. Todavía hay varias Mansiones de Segundo Grado sin dueño y tres Mansiones de Primer Grado sin dueño. Una de las cinco Mansiones Especiales en toda el Área Residencial, El Jardín de Marianne, también espera su dueño, el cual nunca ha aparecido desde la fundación de la mazmorra. Hay bastantes exploradores que están curiosos acerca del que será dueño del Jardín de Marianne.

Con eso, me miró.

—Pero parece que esa curiosidad no durará mucho. ¿No estás de acuerdo, dueño?

—Como pensé, lo notaste.

—Hmph, lo noté cuando dijiste que reclamarías una casa en vez comprar. Aunque no pensé que sería la Mansión Especial.

De verdad era inteligente. Con una sonrisa, saqué el Tique de Compra Gratis de Mansión Especial y se lo di. Se puso sus espejuelos para leer y examinó cuidadosamente el tique. Entonces, soltó un gran suspiro.

—El Señor… tomó una gran decisión. Muy bien, felicitaciones. Kang Shin, desde hoy, eres el dueño de la Mansión Especial, el Jardín de Marianne. Yo, Meladel el Hobgoblin, Anciano del Jardín de las Hadas, lo reconozco con mi nombre.

[Te convertiste en el dueño de la Mansión Especial, el Jardín de Marianne.]

[La llave a la mansión se te otorga. La puedes encontrar en tu inventario.]

Abrí mi inventario y examiné la llave. Era un poco diferente a la llave de cristal azul clara que Loretta me dio, ya que parecía ser esculpida de una joya que irradiaba con una luz de cinco colores. Aunque tenía menos cortes que la llave de cristal, era más grande y más hermosa. Cuando quise sacarla de mi inventario, recibí un mensaje.

[Su amiga, Palluida Gren Ehuir, te ha invitado a su residencia. ¿Le gustaría aceptar?]

—Qué cronometraje tan impecable.

—¿Hm? ¿Qué pasa?

—Ah, mi amigo me invitó. Me dijo que la contactara…Supongo que me invitó a su casa. Gracias, ahora me voy.

—…Te invitó a su casa, eh. Mm, ya veo.

La voz de Meladel tembló un poco. Me miró fijamente, entonces tosió secamente.

Kujum…una chica ¿Cierto?

—¿Sí? Sí.

—Muere.

—¿Qué?

—Nada. Rápido vete. Pfui.

No sabía por qué escupió de repente en el suelo. Di mi espalda al hobgoblin y respondí al mensaje mientras miraba a los ítems que vendían y a los ocupados empleados del centro comercial que corrían por los alrededores.

—Acepto.

 

 

Notas:

[1] NC: Otra forma por la que se conocen normalmente a los hobgoblin es “duendes”, a ver si así entienden mejor la explicación de porqué son parte de la raza hada…
[2] NT: Hermano mayor


Anterior capítulo |TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s