The World After The Fall: Capítulo 30


Bueno gente, un poco tarde hoy, pero es mejor tarde que nunca ¿verdad? :3 como siempre, disfruten el capítulo y como no tengo más nada que decir, aquí me despido :v

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 5:

Los Fallecidos (6)

‹Episodio 5. Los Fallecidos (6)›

 

‘… ¿Quién es este?’

El líder de la Escuadra de Exterminación Mágica intentó desenvainar su espada para liberarla de la mano del hombre, pero ésta no se movió. El líder era una persona poderosa que estaba a la altura de un Adaptante de 5.º Orden como mínimo. Pero el oponente enfrente de él bloqueó el golpe con a mano desnuda. A pesar de que no había retractado el poder espiritual de su espada, el hombre frente suyo aún así la recibió con las manos, una hazaña que solo podría ser cumplida por un puñado de personas dentro de la fortaleza.

‘Además, ¿cómo es que Ley no funcionó?’

El líder era alguien que había gastado unos grandísimos cien años en la Fortaleza Gorgón. Ésta era la primera vez que vio a alguien ignorar Ley y bloquear su espada. No sabía la identidad del hombre, mas sabía que él era fuerte.

“… No sé quién eres, pero no interfieras con asuntos de la seguridad de la fortaleza. Simplemente estamos aquí para evitar que esto se vuelva un desastre aun más grande.”

“Es un desastre.”

Jae Hwan se burló.

“Al matar a Carlton no resolverá nada. ¿Tu primer objetivo no debería ser el descifrar la causa de esto en lugar de matar a Carlton?”

Lo que dijo era correcto.

El líder estaba consciente de lo que causó este incidente.

El grupo Cielos Prohibidos usó algún tipo de objeto que contaminó el alma de Carlton. Al escuchar lo que pasó, llegó al lugar tan pronto como le fue posible para salvar tantas personas como pudiera.

Pero, ¿y qué?

Los perpetradores habían desaparecido y la evidencia no estaba por ningún lado. Carlton se iba a convertir en un Fallecido. Eso eran hechos.

“Solo hacemos las cosas de acuerdo a la ley.”

“Es buena, ¿verdad? La ley.”

Jae Hwan usó Duda para forzosamente echar un vistazo al inventario de Carlton.

‘Como se esperaba, está ahí.’

La mano de Jae Hwan entró en el seno de Carlton, y cuando salió, estaba sosteniendo un libro. Era el Libro de leyes de la Mula Obstinada que Carlton cargaba consigo.

“Código Penal Gorgón Artículo 1, Sección 4… Todos aquellos que sufran de contaminación del alma superior al 95% y estén experimentando la Transformación del Abandonado deberán de ser exterminados. ¿Qué hay sobre este artículo?”

“… ¿Y qué entonces?”

“Si tu propósito es prevenir la transformación, entonces no tienes razón para matar a Carlton, ¿correcto?”

Después de rebuscar en su bolsa dimensional, Jae Hwan sacó un cuerno largo mientras hablaba.

“Creo que esto debería de ser más que suficiente.”

Algunos del personal médico se percataron lo que era.

“¡Cuerno de Garnak!”

Habían escuchado de algún lado que el cuerno de un garnak había sido traído a la Fortaleza Gorgón. ¿Pero el dueño era este tipo?

“Si es eso, entonces es posible.”

Al ver al personal médico concordando, El líder dejó ir lentamente su espada. Las palabras del hombre eran correctas. Él no necesitaba matar a Carlton si la transformación podía ser prevenida antes de que comenzara realmente. Pero las expresiones del personal médico no eran del todo buenas.

“No obstante, hay un pequeño problema…”

La mayoría de la medicina en el mercado era menor al nivel de una bestia de tres cuernos. Era raro para cualquiera el ser capaz de siquiera procesar el cuerno de una bestia de cuatro cuernos.

La única persona en la Fortaleza Gorgón que tenía una oportunidad era el vicelíder de ‹Sombra del Crepúsculo›, Meikal.

Pero incluso si fueran a llamar al vicelíder en este instante, tomaría demasiado tiempo. Además, digamos que llega a tiempo, entonces ¿él estaría siquiera dispuesto a prestar la tecnología y demás medios con el fin de procesar una medicina de tal alto grado?

“¿Esto no es suficiente?”

El cuerno de garnak en la mano de Jae Hwan fue molido a polvo.
Con manos temblorosas, los miembros del personal médico recibieron el polvo.

Era una medicina que incluso ellos no podrían etiquetarle un valor. Rápidamente guiaron el polvo para que ingresaran al sistema respiratorio de Mino y Carlton. Tan pronto como el cuerno de garnak fue introducido a sus sistemas, el nivel de contaminación de alma se detuvo y, por primera vez desde que fueron afectados, sus condiciones comenzaron a estabilizarse. Ellos aún les faltaban por estar completamente purificados, sin embargo, se previno el futuro de convertirse en los Fallecidos.

Justo entonces, la persona que estaba tratando a Mino abrió su boca con una voz seria.

“¡H-ha pasado algo grande!”

Sus niveles de contaminación de alma comenzaron a fluctuar de nuevo.

“La transformación del Abandonado no ha sido suprimida. ¡La fuerza de la mujer está cayendo…!”

Los otros miembros del personal midieron apresuradamente el nivel de contaminación de Mino otra vez.

[¡Peligro! ¡La contaminación de alma ha excedido 95%! ¡La Transformación del Abandonado ha comenzado!]

El personal médico tenía miradas aterrorizadas en sus rostros.

“Pararlo ahora es…”

No importa qué tan buena fuera la medicina, no había manera de detener la transformación una vez que el nivel de contaminación excediera el 95%. El líder de la Escuadra de Exterminación Mágica (EEM) intentó sacar su espada una vez más.

Claire gritó.

“Chung Heo, ¡llama a Chung Heo! ¡Si es ese anciano, entonces podría usar ‘Tajo de la Muerte’! ¡Si lo usa, aún sería posible!”

“… ¿Ahora solo escupes cosas por desesperación?”

El oficial médico frunció el ceño mientras decía eso.

El Modesto Santo Médico, Chung Heo.

No había nadie en el centro médico que no conociera ese nombre. El único doctor que podría salvar a aquellos que estén experimentando la transformación. La mayoría de personas tenían fe de que él tenía la capacidad de detener la transformación al usar su ‘Tajo de la Muerte’.

Jae Hwan escuchó los susurros del personal médico.

[Pero oficial, ¿qué es este ‘Tajo de la Muerte’ del que está hablando esa mujer?]

[Es una técnica usada por el Santo Médico. Escuché que éste corta la verdadera contaminación, responsable de la transformación.]

[¿Cómo algo así podría …?]

Claire abrió la boca.

“¡Así es! Esta niña conoce personalmente al santo. Si es él, ayudará a esta niña sin importar qué.”

“El santo no se molestaría con cosas como estas. No hay razón para que él venga acá por algo tan minucioso.”

“… ¿Por algo tan minucioso como esto?”

Claire estaba absolutamente lívida y, mientras estaba a punto de decir algo, el líder del EEM se metió.

“Sal del camino.”

En vista de su aura, el oficial médico y Claire que estaban maldiciéndose entre sí se callaron y sentaron. Recalcando el poder espiritual de Mino, el líder del EEM le habló a Jae Hwan.

“No puedo hacer ninguna concesión esta vez. No se puede evitar, apártate por favor.”

Jae Hwan sacó a Voluntad del Ser.

El aire empezó a congelarse. Tan pronto como una sangrienta confrontación estaba a punto de estallar, Jae Hwan inesperadamente volteó su espalda.

“Mataré a esta mujer yo mismo. Ese fue el favor que me pidió.”

Sorprendido por lo que dijo Jae Hwan, el líder aflojó el agarre en su espada. El aire se calentó lentamente. El equipo médico se retiró. Mientras se mordía los labios, Claire miró fijamente la punta de la espada de Jae Hwan. James tenía una mirada de resignación en su rostro mientras los otros guardias voltearon sus rostros.

Jae Hwan miró a la mujer. Ya desvanecida su habilidad de disfrazado, aunque su piel estaba pálido, ella era bastante hermosa. La primera persona que conoció cuando llegó por primera vez a «Caos».

Su nombre era Mino.

Un nombre que nunca había dicho antes.
Jae Hwan se distanciaba bastante de ella y tenía poco que ver con ella.

No sabía qué tipo de vida ella había estado viviendo hasta ahora y no sabía por qué su propio ánimo era tan errático cuando trataba de esta asesina. Fue porque no quería saberlo.

Lentamente, elevó a Voluntad del Ser en el aire.

Oong oong, el sonido de rugidos salientes de la espada se intensificaron cada vez más.

Jae Hwan podía ver líneas invisibles que conducían a la muerte de Mino. Redes de Muerte que podía ver sólo una vez que alcanzase el estado extremo de Desinterés. Esta sería el mayor cuidado que mostraría para Mino. No importa qué línea eligiese, ella moriría.

Pero en el siguiente momento, el escenario comenzó a cambiar.

‘¿Qué es eso?’

A parte de Mino y él, los alrededores se volvieron completamente blanco.

La Duda de Jae Hwan estaba en pleno apogeo.

Sus sentidos se volvieron extremadamente sensitivos.

Había sentido algo similar cuando encaró a la Súcubo en el 66.º piso de la Torre Pesadilla.

‘Magia muy avanzada.’

Jae Hwan usó Duda para echar un vistazo alrededor.

Él no podía ver nada aparte de Mino, que estaba recostada.

Jae Hwan agarró la empuñadura de su espada.
Iba a intentar dividir el espacio mismo.
Sentado al lado de Mino estaba un viejo hombre que Jae Hwan nunca había visto antes.

[Juju, ¿cómo pudo nuestra Mino haber terminado así?]

Un anciano vistiendo un sombrero de ala ancha y una antigua toga coreana.
A primera vista, no sería difícil confundirlo con la Parca.

Como si no se diera cuenta de que Jae Hwan estaba allí, él miró a Mino y chasqueó su lengua.

[Pobre niña, te ayudaré.]

Moviendo los cachetes de Mino de un lado al otro, el viejo hombre finalmente paró con una  mirada satisfecha en su cara. Jae Hwan calmadamente miró la escena. Una vez transcurrida una desconocida cantidad de tiempo, el viejo miró a Jae Hwan con una mirada sorprendida en su rostro.

[¡Jaaaaat! ¡¿Qué es esto, quién eres??]

El rostro del anciano se enrojeció como alguien que había sido pillado in fraganti, pero momentáneamente tosió y aclaró su garganta.

[El amigo de allá, parece ser que tienes una poderosísima alma noble. ¿Cómo llegaste?]

En vez de responder, Jae Hwan usó Duda.
Sin embargo, Duda no funcionó.

Varias teorías revolotearon dentro de la cabeza de Jae Hwan por unos breves momentos.
Un anciano que aparecía de la nada mientras miraba al alma contaminada.

‘¿Podría ser que este hombre sea la fuente de la contaminación de alma?’

En adición, la energía del viejo se asemejaba a la de un Fallecido. Entonces Jae Hwan recordó lo que el personal médico dijo.

‘Dijeron que era llamado el Tajo de la Muerte.’

Independientemente, ella podría sobrevivir si mataba a ese viejo. Ya sea si sabía lo que Jae Hwan estaba pensando o no, el viejo prosiguió a hablar.

[Pero ¿por qué alguien con tal alma noble carga tal espíritu de mente estrecha? Como un niño de 5 años…]

De esa manera, la hoja de Jae Hwan se movió.

 [¡¿Q-qué?!]

Sorprendido por este ataque, el viejo gritó en ira.

[¡El joven necesita ser castigados antes de que entienda lo que está pasando!]

Una deslumbrante luz de la espada salió volando.

Mientras intercambiaban golpes, Jae Hwan dio un paso atrás mientras que el viejo dio tres. Jae Hwan se sorprendió.

‘Bloqueó mi espada?’

Esta era la primera vez que alguien en todo Caos había bloqueado su ‘Estocada ligera’. Habían aquellos que esquivaron el golpe y frustraron a la muerte, pero nadie que había bloqueado el golpe directamente.

El viejo había usado ‘Tajo’ para bloquear la estocada.

El viejo exclamó en asombro.

[¡¿C-cómo es que mi ‘Tajo Común’…?!]

De algún modo, era un nombre de técnica que daba nervios.
El viejo retrocedió unos cuantos pasos, su barba temblaba.

Acababa de perder en su primer intercambio. Pudo ser porque se había lastimado su muñeca, pero le temblaba su muñeca al viejo. Además, también había una grieta seria en la espada del viejo.

[¡¿Qué eres?!]

Con un ruidoso rugido, el viejo destruyó la ilusión. Jae Hwan se percató de que él había sido regresado al mundo real. Voluntad del Ser estaba congelada, encima del cuello de Mino.

Pero la atmósfera era extraña.
Algo había cambiado.

Una voz desesperada voz resonó de algún lado.

“No… mi espada, ¡fue hecha de una bestia de cuatro cuernos!”

Jae Hwan se dio cuenta de que era la voz del viejo que había escuchado hacen nada. Volteando su cabeza, vio al viejo con el que intercambió ataques estaba arrodillado en el piso.

Al ver al viejo en el piso en luto por su espada, el líder de EEM y Claire gritaron al mismo tiempo.

“¡S-santo…!”

“¡Viejo Chung Heo!”

El mejor autoproclamado doctor de la Fortaleza Gorgón.

El Santo Médico Chung Heo había llegado.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s