LV2 – Capitulo 68


El Dogeza del Ejercito Demoníaco

NT: Ok, esto realmente se ha vuelto aterrador, quiero decir, fue menos de una semana desde el ultimo capitulo, en serio, esto ya comienza a dar miedo, yo ya tengo miedo, y ustedes también deberían tenerlo… pero eso sera para después de leer el capitulo
NT2: Hubieron un par de juegos de palabras en este capitulo, ya sea abreviaciones o malinterpretanción de palabras, pero ya que perdían el sentido en español, preferí cambiar un poco lo que decían en esos momentos o no agregar ciertas palabras

◆◇En la Sala del Trono del Castillo del Maô◇◆

 

Ante la abrupta visita del Maô anterior, Goul, quien ahora se hace llamar Gozaru, el Maô Actual, Yuiguard, solo pudo permanecer sentado en su trono, con su cuerpo paralizado.
Aun así, Gozaru simplemente estaba parado delante de el, con los brazos cruzados y con la misma actitud que suele tener con las demás personas.
Y ademas, a su izquierda y a su derecha se encontraban el cadáver de la Bestia Cañón Mágico, Dodôn y el Gigante de Roca, Destroy, y detrás de el se encontraban Furio, Uliminus y Barissa.

… K-Kuh…. No puedo sentirme intimidada… Soy la segunda esposa de Gozaru-dono.

A pesar de la intimidante presencia de los demonios presentes y el agitado poder mágico del lugar, Barissa apenas pudo soportar la ansiedad y mantenerse consciente.
Aunque Barissa había ganado un poco de resistencia a la presión causada por la intensa cantidad de poder mágico gracias que constantemente se encuentra trabajando con Gozaru, debido a la gran cantidad de demonios, la cantidad de poder mágico estancado en el lugar era mayor al que ella podía soportar, y creía que de no ser por la barrera mágica levantada por Furio, ella ya se habría desmayado hace mucho.

[Es un muy buen día el que tenemos hoy, ¿no es así? Yuiguard]
[¿Que? ¿Que quieres decir?]
[Solo te estaba saludando, hermano. Me he acostumbrado a hacerlo ya que Uliminus no dejaba de fastidiarme diciéndome que debía ser mas educado con los clientes que llegaban a nuestra tienda]
Después de decir eso, Gozaru volvió a mirar a Yuiguard con una sonrisa de negocios en su rostro.
Por otro lado, Uliminus, quien estaba detrás de el…

…Por eso debí decirle que no debía usarla en momentos como este.

Penso en eso mientras cubría su rostro avergonzada.
Gozaru seguía actuando como el habitual, Maô-sama que no puede leer el ambiente.

[Bien, ya te he saludado, así que creo que es hora de que vayamos al tema principal, ¿Por que has estado atacando las ciudades humanas? Si no hubieras atacados esas ciudades, yo y Furio-dono no habríamos intervenido]
Gozaru dijo eso mientras señalaba los cadáveres de Dodôn y Destroy que estaban a sus lados.

… Para haberlos masacrado… Como se esperaba de Goul-sama.

Uno de los dos generales restantes del ejercito demoníaco, La Princesa Serpiente, Yorumeet, quien estaba de pie junto al trono, estaba tratando desesperadamente de contener su risa después de oír eso.

[No lo hice, solo les ordene que recuperaran las piedras mágicas del Dios Malvado. No debían asesinar a nadie ademas de quienes las robaron]
Fufun, la sucubo que estaba de pie junto a Yuiguard, asintió con su cabeza mientras acomodaba sus gafas después de oír sus palabras. Esa gafas parecían estar solo para hacerla ver un poco mas lista, pero en realidad, ella si usaba su cerebro.

 

Después de ver la reacción de esos dos, Gozaru resoplo con su nariz y dijo.
[No hay ninguna piedra mágica en la ciudad donde vivo, lo comprove hace mucho tiempo.
Aun así, recientemente es captado su señal en una que otra ciudad, sin embargo no tarda en desaparecer cada vez, ¿no te imaginas donde se habrán ido?]
Después de decir eso, Gozaru volvió a resoplar.

 

◇◇En cierto lugar de cierta ciudad◇◇

 

[¿Sucede algo~? ¿Héroe Rubio sama~? Es raro que repentinamente soltara dos grandes estornudos~]
[No lo se, tal vez alguien estaba hablando de mi]

 

◆◇En la Sala del Trono del Castillo del Maô◇◆

 

[Hey, US-TE-DES. ¿No les dije que solo atacaran si captaban la señal de las piedras mágicas…?]
Yuiguard, aun con el ceño fruncido por las palabras de Gozaru, miro hacia abajo a los dos candidatos de Reyes Celestiales restantes, del Raiko Moulin y la Fría Vampiresa, Juteime.
[… ¿Entonces? Por que USTEDES decidieron desviarse de su misión original?]
Ambos candidatos comenzaron a temblar cuando recibieron su mirada.

…… L-L-Lo-Lo arruine… Olvide completamente que debía buscar las piedras mágicas del Dios Malvado.
…… Ahora que lo pienso, creo que lo acabe olvidandolo después de asesinar a los que parecían haberla robado.

Ambos candidatos, Moulin y Juteime, finalmente pudieron recordar cual era su misión original después de oír la conversación entre Gozaru y Yuiguard.
Acabaron dándose cuanta que se habían perdido en si mismos en medio de toda la destrucción, matanza y saqueo, cosas para las que no habían recibido ordenes, y con lo cual esperaban recibir un asenso de parte del Maô actual tras reconsiderar sus logros.

Yuiguard, después de ver a los dos arrodillándose en dogeza, solo pudo morderse los labios con frustración.
[Bas-tar-dos, no puedo creer que olvidaran completamente cual era su misión original…]
[¿Que sucede? ¿Por casualidad le duele el estomago?]
[I-DI-O-TA, ¡Presta atención a lo que estamos hablando!]
Fufun fue enviada a volar de un codazo después de interrumpir a Yuiguard.
Fufun, quien fue enviada a volar por el golpe, acabo abriendo un agujero en la pared.

[Bueno, parece ser que solo se trataba de una confusion con las ordenes, por lo que no diré nada mas.
Sin embargo, aun queda algo que me gustaría decirles.
No diré nada con respecto a que el Ejercito Demoníaco cause caos, matanzas o saqueos, sin embargo, tengan en cuenta que si se atreven a realizar esos actos en mi presencia, no pienso quedarme de brazos cruzados sin hacer nada]
Entonces, Gozaru se inclino ligeramente para despedirse.
[Con eso he acabado, ¿volvemos a casa?]
Después de decir eso, dejo el Castillo del Maô junto a Furio.

Cuando Yuiguard confirmo que ambos se habían ido, dejo salir un profundo suspiro antes de voltear su mirada hacia Moulin y Juteime.
[Ustedes, ¿entienden lo que acaba de pasara?]
Después de decir eso, Yuiguard hizo chocar sus puños.

Moulin y Juteime sintieron como si les hubieran drenado la sangre de sus cuerpos cuando oyeron el sonido de sus puños chocando.

No había pasado mucho tiempo desde que el actual ejercito demoníaco sufrió una abrumadora derrota durante su invasión al castillo de Crylord.
Como resultado, las tropas del ejercito aun estaban en medio de su proceso de reorganización, por lo tanto, así no se cuidan bien de los humanos, si bien no serán derrotados, si acabaran sufriendo grandes perdidas.
Por lo tanto, en la actualidad, Yuiguard había ordenado a las tribus demoníacas mas remotas que no realizaran actos inútiles tales como la destrucción de ciudades, el saqueo y la matanza o serian castigados.
Si bien a el se le podría llamar un cerebro de musculo, esto era indudablemente el esfuerzo de Yuiguard, quien podía ser llamado un sabio en el actual ejercito demoníaco el cual estaba repleto de cerebros de musculo.

NT: Hahaha, pero que broma mas graciosa… eh? es en serio?

Yuiguard agarro a Moulin y Juteime desde sus cuello y los saco a rastras de la sala del trono.
Por otro lado, Fufun, quien había quedado atrapada en la pared, lejos de la vista de Yuiguard.

… Yu-Yuiguard-sama… E-Este castigo es, la mejor recompensa…

Estaba mostrando una mirada llena de éxtasis mientras su sangre se derramaba a causa de una hemorragia nasa.
No era nada mas que una verdadera M la cual estaba volviéndose realmente aterradora.

NT: … … … Yo… Realmente no se que decir…

◇◇En cierto lugar de cierta ciudad◇◇

 

[He-Héroes Rubio-sama, dese prisa]
El Héroe Rubio y Tsuya estaban corriendo desesperadamente a través de los callejones de la ciudad.
[¡Detente allí! ¡Hey, Rubio!]
[¡Todo el mundo! ¡No dejen que el Rubio se escape!]
Detrás de ellos se encontraban algunos matones los cuales los perseguían con armas en sus manos.
[¡Se lo dije~! Le dije que debía pensar un poco mas en el próximo nombre que iba a usa~]
[Maldición, es molesto, pero por esta vez te daré la razón, solo por esta vez]
Los dos continuaron corriendo, girando en cada esquina y callejón que encontraban a su camino.

Tiempo después.
El Héroe Rubio y Tsuya, quienes de algún modo lograron escapar de los matones de la tienda clandestina, se escondieron entra la multitud de un bar.

[Parece que logramos escapar de algún modo~]
[Um, supongo. ¿Deberíamos comer algo en este lugar?]
Ambos dejaron salir un suspiro mientras decían eso.

Entonces.

Un hombre repentinamente se acerco a ellos.
[Ustedes, ¿no quieren venderme piedras mágicas? Aah, los había visto antes, en esa tienda]
El hombre dijo eso en voz alta mientras colocaba una bolsa llena de monedas de oro sobre la mesa.
[Este a cambio de una piedras mágica. Si tienen mas, les daré mas. ¿Que dice? Un buen trato, ¿no?]
El hombre sonrió con confianza mientras lo decía.
Pero, el Héroe Rubio miro con desconfianza al hombre.
[fumu, Lamentablemente, no tengo piedras mágicas]
[¿¡Que!? No puede ser, ¿pero si los estaban persiguiendo por eso hace poco]
[Ya le he dicho que no tengo, ahora, por favor váyase]
Después de eso, el hombre siguió insistiendo en que le vendieran las piedras mágicas, sin embargo, el Héroe Rubio siguió diciendo “No” a sus propuestas.

[Héroe Rubio-sama, ¿por que le mintió a ese hombre?]
Después de que el hombre se fuera con el ceño fruncido, Tsuya pregunto eso.
[Ah… dije eso porque…]
El Héroe Rubio bebió un poco de agua, entonces se volteo hacia Tsuya y dijo.
[Solo sentí que debía decirlo]
Dijo eso con una mirada satisfecha.

 

… Ese sujeto… No puede ser, ¿acaso descubrió que tenia segundas intenciones y por eso decidió no vendérmelas?

A las sombras, fuera del bar, el hombre chasqueo su lengua malhumorado mientras pensaba eso.

… En ese caso, simplemente debo atacarlos cuando salgan y robárselas.

El hombre se quedo mirando la entrada al bar desde las sombras.
Sin embargo, no era consciente de que detrás de el, un murciélago lo observaba silenciosamente

 

[¿Nn? ¿No están haciendo mucho ruido allí fueran?]
[De algún modo~, suena como si estuvieran~ matando a alguien~]
[fun, Bueno, es no nos concierne. Bien, después de comer esto, iremos a buscar un lugar donde pasar la noche]
[¿Eh? ¿¡Hoy no volveremos a la cueva!?]
[Es agradable darse ciertos lujos de vez en cuando]
Por otro lado, en la ventana del bar, se encontraba un murciélago -Ririanju, un espíritu maligno al servicio del Dios Malvado- observándolos fijamente.

… Yo pagare, el favor que me hiciste… Errrm, Ru-Rubio.

NT: Riri-chan se ha vuelto toda una acosadora… y parece estar volviéndose una Acosadora yandere eh~
NT2: Lo de siempre, si encuentran algo raro, lo que sea, solo díganmelo en los comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

Anuncios

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s