The World After The Fall: Capítulo 29


¡Llegó el capítulo de la semana! disfruten~~

Traductor: The Un-Neet~
Editor: Absolute


Episodio 5:

Los Fallecidos (5)

‹Episodio 5. Los Fallecidos (5)›

 

“Entiendo.”

Jae Hwan sujetó su espada en silencio.
Esta mujer se convertiría en su enemigo.

Jae Hwan no podía entender por qué Desinterés temblaba siempre que la miraba. Al final, ella tan solo iba a distorsionarse. ¿Por qué su mente no lo escuchaba?

Sus emociones simplemente se ponían en su camino.
Las emociones hacen débiles a las personas.

Ella le había pedido la muerte, así que ¿por qué vacilaba? Sabía lo que le pasaría, y esto era lo que ella le había pedido.

Pero entonces,

“¡Espera!”

Alguien sujetó urgentemente la muñeca de Jae Hwan.

“Puede que no sea muy tarde. Solo un poco…”

La mujer de mediana edad que era dueña de la taberna estaba parada frente a Jae Hwan. Si recordaba bien, su nombre era Claire. Gracias a la advertencia de Carlton, ella fue capaz de afortunadamente salir de la taberna a tiempo y evitó las Nubes Negras. El personal médico del fuerte inundó rápidamente el interior de la taberna.

“¡Rápido, por aquí!”

La respuesta de la Fortaleza Gorgón fue bastante rápida. El oficial médico dirigió a los trabajadores médicos del fuerte a llevarse a Carlton y Mino al centro médico ya que todavía faltaba para que se convirtiesen en Fallecidos. Mientras miraba a Mino ser escoltada encima de un catre. Jae Hwan la miró y preguntó.

“Esta mujer. ¿Puede sobrevivir?”

“Si esta transformación continúa, entonces las chances serían casi nulas…”

Uno de los trabajadores médicos respondió con una expresión grave en el rostro.

Transformación del Abandonado.

Tan pronto como escucharon esas palabras, Jae Hwan no se perdió el terror en los rostros de las personas circundantes.

[¡Advertencia! Contaminación del Alma ha excedido el 90%]

El dispositivo de medida de contaminación en las manos de Carlton soltaba incesantemente una advertencia. Sirenas empezaron a sonar de algún lado en el fuerte.

[¡Alarma de 4.º grado de Gorgón!]

[¡Un Fallecido de bajo tamaño ha aparecido dentro del fuerte!]

[¡Los residentes cerca de las calles del norte deberán evacuar inmediatamente!]

Toda la fortaleza entró en caos.

Al haber encarado a un Fallecido por sí mismo, Jae Hwan no pudo evitar pensar que la situación actual era molesta.

‘¿Los Fallecidos realmente son así de peligrosos?’

A través del uso de Duda, Jae Hwan recibió información acerca del Fallecido. Fue entonces que Jae Hwan empezó a escuchar algunos Susurros siendo intercambiados. De repente, siluetas humanas vistiendo ropas oscuras aparecieron por todos lados en los techos de los alrededores.

.

.

[Escuadra de Exterminación Mágica Primera Compañía acaba de llegar.]

[Escuadra de Exterminación Mágica Primera Compañía acaba de llegar.]

.

.

Tras escuchar aquellos reportes en rápida sucesión, el líder en el medio del grupo asintió.

“Necesitamos destruirlos antes de que la transformación de los Abandonados termine.”

La limpieza de los Fallecidos iniciará en muy poco. La mayoría de aquellas siluetas eran de 3.º Orden o superior. Al mirarlo desde el panorama completo, era una fuerza que no se quedaba atrás de las fuerzas de Cielos Prohibidos. De hecho, era posible que superaran las fuerzas de Cielos Prohibidos. Ellos entraron inmediatamente a la taberna.

“¡Mino! ¡¡Despierta!!”

Claire estaba rociando todo tipo de medicinas en la boca de Mino. Ella no distinguía entre bestias de un cuerno y bestias de dos cuernos. El oficial médico le habló al equipo.

“¿Cuánto queda?”

“… Ya no queda mucho.”

“¿Cómo?  Debería de haber una nueva medicina.”

“Es que, todos esas fueron enviados al castellano para ayudar a tratar su enfermedad……”

“… Maldición.”

Sus niveles de contaminación todavía seguía subiendo.

Se veía como si algo estuviera erosionando del alma de Carlton y Mino. Algo tan poderoso que no podía ser detenido con mera medicina hecha de cuernos provenientes de bestias de uno u dos cuernos.

Habiendo llegado al centro médico, los guardias en la entrada miraron a Claire con una expresión complicada en sus rostros.

“Carlton, el inspector de punto de control puede ser hospitalizado, pero la mujer no. Con la medicina restante…”

“¡Proporcionaré la medicina, sólo déjele usar las herramientas!” gritó Claire.

“Bueno, si tú lo dices…”

El establecimiento médico era peor de lo que Jae Hwan había esperado.
Era más como una tienda ancha que un centro médico. Las figuras de cientos de pacientes recostados en catres de campaña entraron en su línea de visión. Todos estaban sufriendo de diferentes grados de contaminación de alma.

“¡Apártense del camino! ¡Paciente de emergencia!”

El equipo médico se movilizó rápidamente, trayendo dispositivos respiratorios para las bocas de Carlton y Mino. Las drogas que estaban usando eran destinadas a ser administradas directamente a través de sus tramos respiratorios.

Fuera de la tienda médica, la taberna que escupía humo negro podía ser vista.

Dado que el humo negro salía de la taberna y que eso activó la alarma, las siluetas fueron a inspeccionar el interior antes de salir y asegurar el área. Podían escuchar los gritos de las carameras que se habían convertido en Fallecidos desde dentro de la taberna.

“Eres la persona del que Mino hablaba, ¿verdad?”

Jae Hwan miró a Claire.

Claire estaba hablando.

“Ella fue a aniquilar el clan Zorro Rojo, pero entonces… pero entonces ella conoció al segador que los destruyó.”

“…”

“¿No era que ignorabas todas las reglas de aquí? Tú, tú juzgas el mundo con tus propios estándares, y defines a los humanos por tus propios estándares.”

Jae Hwan no respondió.

“Sé qué clase de persona eres. Lo he visto antes.”

Claire dijo con una mano en el pecho, midiendo cuidadosamente sus latidos. Jae Hwan miró a Claire a la cara. Era la primera vez que le miraba el rostro.

“Si vives por varios años, podrás ver a variedad de personas.”

Claire dijo mientras bajaba sus ojos. Ella le echó una mirada a Mino antes de echar un vistazo a los alrededores del centro médico.

“No me adapté a vivir aquí porque las personas son estúpidas. Lo hice porque no tuve otra alternativa más que hacerlo.”

Habló con una poderosa voz que hacía a uno sentirse letárgico. Era la primera vez que él habló con esa voz.

“No había nada que pudiera hacer. Creo que podrías decir que no tengo coraje.”

“¿Coraje?”

Claire preguntó.

“¿Por qué necesitarías coraje?”

Jae Hwan estaba a punto de abrir su boca pero entonces lo cerró de nuevo.

Eso fue porque vio los ojos de Claire. Vio los años de dolor y lamentos reflejados en sus ojos. Ella tenía los ojos de una persona que tenía suficiente coraje para continuar, aun cuando todo su esfuerzo resultara en ser apenas capaz de llegar a fin de mes.

“Un gran ideal, una justicia ideal… Quizás seas alguien que da esas cosas.”

Los gritos del personal médico podían ser escuchados de todas partes del centro médico. Algunos estaban sufriendo de contaminación de alma estaban tosiendo una sustancia negra.

Claire habló.

“Estoy segura de que es algo sorprendente y hermoso. Es tan grande que las personas no se atreven a entender… lo que dijiste es correcto. Es porque no tengo coraje que no entiendo lo que piensas. Pero hay una cosa que sé.”

La mirada en los ojos de Claire era el mismo que el de Mino.

“Y eso es que eres peligroso.”

Jae Hwan recordó las palabras que Mino murmuró antes de perder la consciencia.

—Ahora lo sé. Porqué quise seguirte. Porqué deseé constantemente sujetarme a ti mientras te alejabas.

Aquellas palabras se mezclaron junto a las palabras de Claire, gradualmente mezclándose juntas. Ambas Claire y Mino dijeron al mismo tiempo.

“Necesitas salir de este lugar.”

—Necesitas salir de este lugar.

“Mientras más tiempo te quedes aquí, más personas desaparecerán.”

—Cuando las personas te vean, tendrán esperanza.

“La ilusión de que algo cambiará los molestarán.”

—Ellos esperarán que algo pueda cambiar verdaderamente.

“Eso sería incluso mayor para personas más jóvenes como Mino. Son fáciles de tentar y serán fácilmente sacudidos. Ese es el porqué ella está así, en la cúspide de la muerte, porque ella simpatizó contigo.”

—No hace falta decir que las personas aquí te odiarán. Sería inclusive más para aquellos que ya se han vuelto adaptantes. Sufrirán de un complejo de inferioridad como el que tengo yo, y serán atormentados por eso… te odiarán. Muchas personas se lastimarán y varias morirán.

“Para mí, personas como tú son verdaderamente…”

—Pero a pesar de saber eso, ¿por qué sigo queriendo aferrarme a ti?

Claire no pudo contenerse de hablar. Lágrimas fluyeron de los ojos de Mino. Claire sacó rápidamente un pañuelo y limpió los ojos de Mino.

—Por favor no renuncies a este mundo.

La vieja puerta del centro médico se abrió…

“¡Jefe!”

Era el vicelíder del punto de control norte, James, y sus hombres.

Al notar la presencia de Jae Hwan, James casi se enfurece. Uno de los guardias en el área explicó rápidamente la situación.

Todos los que escucharon la historia, James y sus hombres incluidos, miraron a Carlton con miradas desesperadas en sus rostros.

“¡Saquen todas las medicinas que tengan!”

Los guardias que acompañaban a James enseguida sacaron toda la medicina que cargaban. La mayoría sacó polvo de bestia de un cuerno, pero había unos de bestias de dos cuernos incluidos. James incluso sacó voluntariamente el polvo de una bestia de tres cuernos.

“Ni siquiera el polvo de una bestia de tres cuernos…”

Algunos del personal médico gruñeron. La contaminación de alma no bajó del todo. Uno de los guardias abrió su boca con una expresión intranquila en su rostro.

“¿Qué hacemos ahora? Si el jefe se vuelve un Fallecido, entonces…”

“Nadie sería capaz de detenerlo.”

James dijo mientras apretaba fuertemente sus manos.

Mientras Jae Hwan pasaba al lado de ellos, les hizo una pregunta.

“¿No hay manera de devolver a alguien una vez que se vuelvan un Fallecido?”

Una de las enfermeras asintió violentamente su cabeza.

Jae Hwan alternó su mirada entre Carlton y Mino mientras pensaba en algo.
Un tiempo pasó mientras Jae Hwan se mantenía de pie en el lugar. Jae Hwan de repente agarró el cuello de Carlton.

“Oye, despierta. Tengo algo que preguntarte.”

Jae Hwan abofeteó los cachetes de Carlton. Quién sabe qué tan fuerte le golpeó, pero las mejillas de Carlton se hincharon, volviéndose rojas. Los guardias que ya estaban en un estado tenso corrieron hacia Jae Hwan.

“¿C-cómo te atreves a hacerle eso a nuestro jefe?”

Pero sorprendentemente. Carlton recuperó su consciencia.

“¡¿J-jefe?!”

Los guardias del punto de control del norte se reunieron alrededor de Carlton. Los guardias normalmente no parecían preocuparse por él, pero al ver sus rostros llenos de preocupación, Carlton no pudo evitar pensar que había estado viviendo una mejor vida de lo que había pensado.

Carlton a duras penas abrió su boca.

“… ¿Jae Hwan-ssi?”

“Así es.”

“… Tengo un favor que pedirte.”

“¿Qué es?”

“Por favor, mátame.”

Incluso los perros y las vacas le pedían que los mataran.

Jae Hwan frunció los ceños.

“Si eres tú, entonces puedes hacerlo. Por favor. Hazlo antes de que sea demasiado tarde.”

Esas eran palabras que cargaban con varias implicaciones. El rostro carente de emociones de Jae Hwan se reflejó en los ojos azules de Carlton.

“¿Usualmente las personas no piden ser rescatadas en una situación así?”

Carlton tenía una débil sonrisa en su rostro.

“Código penal de Gorgón Artículo 1.4. Todos aquellos que sufran de contaminación de alma excediendo el 95%…..”

Tal vez era difícil para Carlton hablar, ya que Carlton tosió violentamente.

En realidad no era alguien que le agradase.

No le gustaba gente como Carlton que eran tan leales a una organización. Especialmente debido a que Carlton seguía su creencia ciegamente y sin duda alguna. Pero a pesar de eso, había algo que Jae Hwan reconocía.

Al ver lo que hizo anteriormente, Jae Hwan estaba seguro.

Si hubieran siquiera diez personas como Carlton en la «Torre Pesadilla», no, incluso con solo cinco personas, entonces él no habría estado atascado en la torre por treinta años.

Jae Hwan abofeteó al cachete de Carlton que estaba a punto de nuevamente caer inconsciente.

“Oy, tengo algo que quiero preguntarte.”

“¿Q-qué…?”

Los labios de Carlton estaban temblando.

“¿Tus leyes de la Fortaleza Gorgón de las que tanto te gusta presumir tienen un ‘crimen por regresar al pasado’?”

“¿Qué clase de…?”

“Aquellos que abandonaron sus mundos actuales y escaparon al pasado, ¿no hay ley que los castigue?”

“No entiendo bien tu pregunta…”

Carlton tuvo la necesidad de golpearse la cara mientras escuchaba la última pregunta de Jae Hwan. El cuerpo de Carlton empezó a brillar. La carne azul oscuro en su cuerpo comenzó a hincharse una vez más, toda su carne en su cuerpo retorciéndose como un asqueroso bicho. La Transformación del Abandonado era inminente.

[¡Advertencia! ¡Advertencia! Contaminación del Alma ha alcanzado 94%….. ¡La transformación del abandonado está iniciando!]

La tienda del centro médico revoloteó mientras una corriente de hombres entró. El rostro del hombre parado al frente era familiar. Era el líder de las misteriosas personas que se habían mostrado mientras Jae Hwan había estado peleando contra los Cielos Prohibidos.

Uno de los batallones más fuertes en la Fortaleza Gorgón.

Una escuadra encargada de tratar a los Fallecidos, la Escuadra de Exterminación Mágica.
El líder de ese batallón.

El color se drenó del rostro de James.

“Escuadra de Exterminación Mágica…”

Con una expresión fría en su rostro, el líder de la escuadra se dirigió directamente hacia Carlton. Algunos de los guardias se desplazaron lentamente para intentar rodear el cuerpo de Carlton, pero fue inútil.

“Ustedes, fuera del camino…”

Con un ‘shing’, una hoja de espada resonó.

“Él ya no es el inspector de punto de control norte que conocen. ¿No deberían saber eso ya?”

Incluso con aquellas palabras, los guardias no se movieron del camino. Al final, el líder tomó un duro acercamiento.

“De acuerdo al código penal Gorgón, Artículo 1 Sección 4, tanto el inspector del punto de control norte como la otra persona deberán de ser aniquilados.”

La manifestación de la Ley.

Jae Hwan sintió que las cosas eran de algún modo risibles.

‘Mula obstinada, el mundo que intentaste mantener a salvo ha venido a matarte.’

Bajo los efectos de Ley, los guardias del punto de control norte se arrodillaron uno a la vez. Ley era una habilidad que demostraba su valor dentro de la fortaleza.

No había nadie que pudiera resistirlo. La espada del líder voló hacia el cuello de Carlton sin ninguna vacilación. Era un golpe que nadie podía detener.

Bueno, eso fue así…. hasta que Jae Hwan atrapó la espada con las manos desnudas.

En ese momento, Jae Hwan habló.

“No tienes permitido matar a este punk. Aún hay algo que quiero preguntar.”

 

 

Notas:

0– TI: Es un modismo que significa que todos le pedían que los mataran.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

4 comentarios

  1. Al final los salvará, pero los dejará transformarse para que ven como es el mundo donde viven y luego les quitará lo malo?

    Me gusta

    • Me imagino que usara algun cuerno de bestia que tenga consigo despues de todas las cientos de bestias que mato, o tal vez usara un trozo de la funda de la espada.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s