MonRabu — Volumen 1, Capítulo 3


Bueno, ahora con esto el TI no me lleva mucha delantera; solo faltaría el capítulo 4 para estar al día.

Espero y disfruten.


ch.3 (clean)

La diosa era una existencia asombrosa, pero era del tipo que se aburría con facilidad. En todo caso, la diosa ha vivido por un tiempo bastante largo, así que algo como eso era inevitable.

La diosa eventualmente se aburrió del mundo que había creado y dejó de hacer el trabajo que tenía que hacer. Por esto, el balance del mundo se quebró lentamente. Después de todo, la omnipresente deidad era una existencia todo poderosa, sin la diosa, el mundo no podría mantenerse.

La gente empezó a orar. Por favor, diosa, por favor continúa cumpliendo con tu deber como lo has hecho antes. Como somos una débil existencia creada por la diosa, en muy poco seremos incapaces de vivir.

Aunque en realidad no hizo mucho progreso en ello, comenzó a pensar en una buena solución. Después de todo, debía asumir la responsabilidad del mundo que había creado, pero ¿había alguna forma de facilitarle las cosas, de hacerlo más entretenido para ella?

Y entonces, la diosa ideó un camino.

 

 

Después de eso, Yuuki la conoció mucho mejor.

“¿Mis intereses? Veamos, esto, por ejemplo. Este cigarro.” Dijo Sekai con unos ojos brillosos. “Los cigarros son geniales. Realmente te permiten sentir un placer profundo y hermoso. Si tuviese que elegir un objeto de este mundo que me ha influenciado más, sin lugar a dudas, elegiría este. Deberías intentar fumar alguna vez. Te cambiará la vida, ¿sabes?”

Ella realmente lo presionó. Entonces, solo una vez, trató de fumar uno por recomendación de Sekai.

El resultado fue terrible. Tosió en el momento en que lo respiró, el humo amargo le dolía en la nariz, la garganta y los pulmones. Al ver esto, Sekai se abrazó el estómago y comenzó a reírse de él. Con eso, Yuuki juró dentro de su corazón que nunca más volvería a fumar un cigarro.

“Por cierto, Yuuki.” Sekai además explica, “¿Sabías que la manera que disfrutar los cigarros es diferente a la de los cigarrillos?”

“Pero ambos parecen lo mismo…”

“En primer lugar, el humor de cigarro no debe ser inhalado dentro de los pulmones. Además, a diferencia de los cigarrillos, éstos deberían ser lentamente fumados con fruición. Es normal quedarse fumando un solo cigarro por una hora entera. Incluso si no se incinera hasta la mitad, no hay ningún problema, que es otra gran diferencia entre los dos.”

“Más importante aún, estoy más preocupado por tu salud, Sekai. ¿No estás fumando demasiado?”

Mufu. Me alegra que estés preocupado. Pero no hay necesidad de ello. Aun si fumo, soy una diosa, así que el humor de los cigarros no le inflige a mi cuerpo.”

“¿A pesar de que se supone que tu cuerpo es viejo y pequeño?”

“Esto y eso son cosas distintas.”

“Aun así, no sólo me preocupa tu salud, sino también tu apariencia. Quiero decir, cuando se trata de chicas que fuman, para ser sincero, la impresión que se obtiene de eso no es buena.”

“¿Muu?”

“No, quiero decir, puede que no te veas infligida ya que eres una diosa. Pero las chicas son gente que dan a luz, y dañar tu propia salud es algo de lo que preocuparse.”

“Be-bebés, ¿no es un poco pronto para estar hablando de eso?”

“No, yo no iba en esa dirección.”

“Como pensaba, ¿no deberíamos tener nuestra primera noche tan pronto como sea posible? Dicen que es difícil tras empezar a vivir como una pareja.”

“Como—iba—diciendo, tienes algo mal en la cabeza. ¿Por qué siempre quieres apresurar las cosas? … De todos modos, lo que quería decir es que los cigarros no encajan del todo con tu imagen.”

“… Ya veo. Si lo que Yuuki desea, juro que desde hoy no volveré a fumar cigarros. Uugusu~.”

“Si te molesta tanto al punto de llorar entonces puedes seguir haciéndolo.”

“Uu… ¿de verdad?, gracias… Yuuki es tan buena persona…”

Y con eso fue resuelto.

Tuvieron otra conversación en una fecha posterior.

“¿Are? ¿Qué es eso?”

Un día, hubo un pequeño cambio cuando Yuuki vino a visitar la habitación de Sekai. Ella no estaba fumando un cigarro. En su lugar, tenía algo blanco y esbelto dentro de su boca.

Nn. ¿Esto?” Sekai apunta a la cosa blanca en su boca. “Es lo que llaman cigarrillo de chocolate. Se parece a un cigarrillo pero no lo es. Básicamente es un sustituto infantil.”

“… ¿Por qué eso? ¿Por qué tienes eso?”

“No es porque me dijeras que parara de fumar, ¿está bien?” Sekai tenía una actitud pomposa, “Después de todo, no me importa mi propia imagen. Sin embargo, debemos preocuparnos por tu salud. Noté que invitarte a una habitación llena de humo podría empeorar tu propia salud.”

Haa. Ya veo.”

“Por supuesto que pensaría en eso, ¿verdad? Estamos casados el uno con el otro después de todo.”

Dicho esto, la diosa de repente se aleja mientras sigue mordiendo su chocolate. Sus mejillas estaban ligeramente rojas. Mientras trataba de contener la risa dentro de su corazón, Yuuki estaba agradecido por su preocupación.

 

 

Los cigarros no eran lo único que le gustaba a Sekai; también le gustaba el alcohol.

“Tener gusto en alcohol y cigarros, eso es nuevo…”

“¿A qué te refieres con nuevo?”

“No, bueno. Lo es de alguna manera.”

“Entonces, ¿no debería de estar bien? No es como si estuviera molestando a alguien específicamente.”

“Bueno, eso es cierto, pero igual.”

“Además, no soy una menor como tú.”

“Tienes razón.”

“Por cierto, revisa los alrededores de ese estante para libros.”

“¿Para buscar qué?”

“Hay un interruptor al lado de ese estante.”

Buscando por ahí como se le dijo, ciertamente se encontró con un interruptor. Un misterioso botón en una posición antinatural.

Yuuki intentó por presionar el botón y se sorprendió. Se oyó un sonido silencioso —tenía algún tipo de fuente de poder— los sonidos parecían resonar cuando la estantería se deslizó hacia un lado, y el espacio de almacenamiento detrás de ésta quedó expuesto.

Dentro, botellas de alcohol se hallaban alineadas y arregladas. Unas que parecían nuevas y otras que parecían viejas. De color ámbar, color paja, de color rojizo.

Era como un museo.

“¿Qué es esto? ¿Cuántas hay?”

“Hay 500 aproximadamente. Yuuki, coge una y tráela por favor.”

Por supuesto, no sabía nada sobre el alcohol. Sin embargo, cuando eligió una que parecía adecuada y se la entregó a Sekai, ella pareció alegrarse.

“Fumu. Buena elección. Un Albin, ya veo.”

“No lo sé muy bien. ¿Es bueno?”

“Es de una destilería de whisky que ya cerró. ¿Por qué no le das una probada?”

“Es muy pronto para mí.”

“Fumu, ya veo. Bueno, si lo bebes podrías entenderlo.”

Sekai parecía muy decepcionada cuando dijo eso. Por lo tanto, Yuuki vertió un poco del líquido marrón en su garganta.

El resultado fue terrible. La garganta le comenzó a arder en el momento en que la bebió, su estómago se volvió incómodo y luego tosió; se apresuró a beber agua. Al ver esto, Sekai se abrazó el estómago y comenzó a burlarse de él. Con eso, Yuuki juró en su corazón que nunca más bebería alcohol.

 

 

También hubo un episodio impactante como este.

“Hay algo que me he estado preguntando desde hace un rato.”

“Intenta expresarlo. Responderé ante todo.”

“Es sobre tu nombre.”

“¿Oh?”

“Tu nombre, Kanaruzawa Sekai. Da una sensación realmente extraña.” Dijo Yuuki mientras giraba el cuello. “¿Cómo debería ponerlo? … Primero que nada, creo que es un tanto exagerado. Después de todo, es el mundo¹, ¿no? El Mundo, ¿sabes? Si mis padres me dieran tal nombre… me dan escalofríos de sólo pensarlo. Yo definitivamente me sentiría perdido en la vida cuando se trata de mi nombre, si tal fuese el caso.”

“Fumufumu. ¿Y?”

“El valle donde llama la diosa², eso es extraordinario. Yo, al menos, nunca he encontrado a alguien con el mismo apellido, y tampoco he escuchado tal cosa.”

“Sí que sabes señalar puntos buenos.” Sekai asintió exageradamente. Como si esperara este momento, continuó hablando, “En primer lugar, no tengo nombre. Quizá haya tenido uno antes, pero lo perdí hace mucho tiempo atrás. Después de todo, al haber vivido mil años, es probable que hayan varias cosas que olvidara.”

“Supongo que eres vieja, pequeña y… ¿hábil para olvidas cosas?”

“Sin embargo, es inconveniente no tener nombre. Normalmente no necesitaría de uno, pero no es lo mismo cuando estoy contigo. Después de todo, si nuestra relación es una donde no podemos llamarnos el uno al otro por nuestros nombres, jamás podré volverme más familiar contigo.”

“Sí. Puedo entender esa parte.”

“Por eso mismo, yo me di un nombre.”

“¿Eh?” Yuuki parpadeó dos o tres veces, “¿Tú? ¿Lo hiciste tú misma? ¿Te diste ese nombre? ¿Ese?”

“En efecto. Me puse un nombre.”

“Hmmm…” Yuuki se cruzó de brazos y pensó. “Pero ¿por qué elegiste ese nombre? No, bueno, eres un dios, así que no debería haber problema de tener un gran nombre como ese.”

“No es usual de ti preguntar cosas inútiles. La razón por la que me di el nombre de Kanaruzawa Sekai es simple. Porque es genial.”

“Hmmm.” Nuevamente, Yuuki se cruzó de brazos. En esa pose, ponderó por un minuto, “Sekai, sabes…”

“¿Qué pasa, Yuuki?”

“Antes dudaba de esto, pero ¿no será que eres idiota?”

“Eso es muy grosero. El que llama idiota a otra persona es quien en realidad es un idiota.”

“¿O será eso? ¿Padeces del chuunibyou?”

“Eso también fue grosero. Sé que hablas de esas personas que admiran a las existencias sobrenaturales y se engañan a sí mismas pensando que se convirtieron en una, pero sabes, soy una diosa real. Una diosa se puso un nombre que leuda su propia grandeza, eso no debería dar molestia alguna, ¿verdad?”

Ese fue un buen argumento.

En realidad, Yuuki estaba sorprendido de que incluso supiese qué era chuunibyou. Sin importar si era una idiota o no, esta diosa parecía tener una zona de ataque bastante amplia cuando se trata de conocimiento.

 

 

La diosa también se encerraba mucho.

“Por cierto… ¿tú sales alguna vez? ¿O sólo te quedas en tu habitación?”

“Yo no salgo. Soy una persona de interior.”

“Perdón por decirlo, pero yo soy más una persona de exterior.”

“Ya veo. Supongo que nuestros intereses no encajan.”

“Por ponerlo de otra forma, me gusta despertar a los gatos que duermen bajo un kotatsu e intentar jugar con ellos y abrazarlos.”

“¿Eres sádico? Ignorar los pensamientos súper felices de un gato y hacerle algo tan terrible, ¿no es eso aún más aterrador que un dios?”

Etcétera, etcétera.

Mientras da varias razones, ella se niega a levantarse de su silla.

“Ah—mou—lo que sea está bien, ¡salgamos un rato! Ve a observar el mundo exterior, ¿no hay un clima realmente agradable afuera? Si no te mueves un poco en un día como este, tu cuerpo comenzará a pudrirse.”

“… Bueno, bueno. Qué hombre tan energético.” Dicho eso, Sekai entrecerró los ojos, como si mirara algo brillante. Entonces, sonrió y cerró su libro, “Hagamos esto entonces. Si te dispones a cargarme, estaré dispuesta a ir al exterior.”

“¿Qué? ¿Cargarte?” Yuuki parpadeó sorprendido. “¿Cargarte de qué forma? ¿Te refieres a que te lleve en mi espalda?”

“Umu. Lo que estás pensando es probablemente correcto. Eso es.”

“Cargarte en mi espalda, ¿verdad? ¿Sólo quieres que alguien te cargue a todos lados, o algo por el estilo?”

“No necesito a un idiota como ese.” Sekai lo miró con ojos petulantes. Luego, con un ‘kukuku’, ella comenzó a reír, “Como pensaba, parecer estar bastante asustando, ¿no es así, Yuuki? Bueno, sin duda, incluso en tus sueños jamás habrías pensado que pondría un obstáculo tan grande para ti.”

Haa.”

“Después de todo, es un caballito. El acto de un hombre cargando a una mujer sobre su espalda significa que ambos se pegaran el uno al otro tanto como sea posible. Agregando a eso, sus caras quedan bastante cerca. Al decir una sola palabra, serás capaz de sentir un aliento en tu oreja… kukuku. ¿A que es algo de lo más aterrador?”

Diciendo eso, Sekai reveló una sonrisa escalofriante.

Por cierto, mientras imaginaba todas estas escenas dentro de su cabeza, sus mejillas se pusieron un poco rojas. Parece ser que estaba algo avergonzada.

“Bueno, escuchemos tu respuesta, Yuuki. Bueno, está bien si no puedes. No me burlaré de ti por ser un cobarde.”

“Sí. Ya veo…”

“N, no tienes que forzarte a ti mismo si no quieres hacerlo, ¿sabes? Después de todo, es algo bastante embarazoso de hacer. Incluso si huyes con la cola entre las patas, no me decepcionarás.”

A pesar de que ella fue la que lo molestó en primer lugar, quien parecía estar más asustada era ella misma. ¿Por qué está actuando así cuando fue quien propuso tener la primera noche con alguien que había conocido por primera vez?

“Veamos. ¿Qué debería hacer?” Miró a Sekai, que ahora estaba inquieto. Yuuki contempló por un momento. “Muy bien, me decidí. No haremos el caballito.”

“Sí.” Sekai soltó un suspiro de alivio. Al mismo tiempo, parecía un poco decepcionada, pero rápidamente puso una actitud compuesta, “Bueno, y sanseacabó. No te sientas mal, Yuuki. No fuiste un cobarde, era solo que la otra parte era mala. Retroceder cuando es momento de retroceder es señal de—”

“Pues, he aquí lo que haré en su lugar.”

Dicho eso, Yuuki se pone de pie. Caminó frente a Sekai, y antes de que ella pudiera interrogarlo, la abrazó con ambos brazos y la levantó.

“Pues. Bueno, no diría que eres liviana, mas no es algo que no pueda cargar.”

“¿Eh?”

“Salgamos así pues. Por ahora, podríamos intentar caminar por el jardín. Las camelias son bonitas, ¿sabes?”

“¿Eh? ¿Eh?” Era el llamado ‘acarreo de princesa’. Sekai ensanchó los ojos ante la repentina comprensión de la situación. Se puso roja brillante. “E—e—espera un momento.”

Espera un momento.

¿Qué estás haciendo?

… Es lo que parece estar diciendo.

“Te estoy cargando como princesa. Deberías saberlo tras ver esto, ¿cierto?” Para permitirle entender la situación actual, le explicó adecuadamente la situación.

Fungyaa———, gritó.

No era un gato. Fue de Kanaruzawa Sekai.

“¿¡Q—q—q—q—qué estás haciendo!?”

“Eh, pues. Te estoy cargando como princesa.”

“¿¡Por qué lo dices tan a la ligera!? ¡H—h—h—h—h—hacer algo así de repente!”

“Te habrías resistido si no lo hubiese hecho de manera repentina.”

“¡Por supuesto! Repentinamente, hacer, hacer algo—“

Sekai forcejeó y forcejeó.

Ella continuó forcejeando. Negó con la cabeza, agitó sus brazos y piernas, como un gato. Como un gato retenido a la fuerza en contra de su voluntad.

“Bueno, vamos. Deja de forcejear. Como eres vieja y pequeña, ¿no es mejor hacer este tipo de cosas mientras aún puedes?”

“… Uuuuuuuu~~~~~~”

Sekai hizo un quejido para expresar su arrepentimiento, pero dejó de resistirse.

A decir verdad, Yuuki también estaba bastante avergonzado, pero un hombre tiene que proteger su imagen.

Salieron al jardín.

El jardín de la mansión no era muy grande, pero estaba bien cuidado. También había una gran variedad de árboles en el jardín. A pesar de ser invierno, el brillante color verde de los árboles todavía estaba presente. Pájaros grandes y pequeños tarareaban en los árboles. No solo las camelias eran hermosas; también había otras flores de color bermellón que deslumbraban a la vista.

“Qué buen jardín.” Yuuki expresó su impresión, aún cargando a Sekai como una princesa. “No es demasiado llamativo, ni demasiado simple. De un extremo a otro, está claro que se pensó mucho en cómo se armaría. Para ser honestos, prefiero este jardín más que el de mis padres.”

“… Ya veo. Le haré saber de tus pensamientos a la persona que se ocupa de este lugar.”

“Probablemente sea porque la persona en cuestión tiene un buen sentido. No creo que alguien con buen sentido sea una mala persona.”

“Por cierto, Chiyo es quien está a cargo de cuidar esta área.”

“Muy bien, retiro mis palabras.” Yuuki tenía una expresión amarga.

“Ella es la única sirvienta que se ocupa de todo en la mansión, la doncella del santuario que cierra la brecha entre los humanos y Dios, y también una autoridad dentro de la organización Tsukumo. Si no fuera por Chiyo, yo no sería capaz de vivir así.”

“¿Una doncella de santuario con ropajes de sirvienta? Eso es algo nuevo… Cambiando de tema, ¿te acostumbraste a esta posición? Estas mucho más calmada que antes.”

Fun. No estaré enfurruñada por siempre.” Sekai se resopla la nariz con unos aires de orgullo.

Sin embargo, incluso mientras la cargaban como una princesa, no se veía como una.

Así, los dos miraron los alrededores del jardín. Siguieron caminando por todo el lugar hasta que él llegara los límites de la fuerza de sus brazos y que éstos se entumecieran.

El mundo sí que es hermoso. Sekai murmuró silenciosamente esas palabras para sí misma.

Yuuki la miró pero no dijo nada. Sus ojos rojos de alguna manera tenían un brillo en ellos que los hacía brillantes para mirar.

 

 

En todo caso, ¿quién es exactamente Kanaruzawa Sekai?

“Una diosa. Nada más y nada menos.” Respondió. “Perdón, pero sólo puedo responder hasta ahí. No hay muchas cosas que pueda decir sobre mí misma.”

“¿Por qué? ¿Hay alguna razón por la que tengas que mantenerlo en secreto?”

“Hay una. Pero también es porque no sé mucho sobre mí misma.” Diciendo eso, Sekai comenzó a fumar un cigarro nuevo. “Ya ha pasado mucho tiempo, pero una vez yo fui humana.”

“… ¿Sí? ¿En serio?”

Yuuki pareció sorprendido, pero pudo aceptarlo en su corazón. Después de todo, la diosa se sentía como un humano. No era en la medida en que no pudiese verla como humana.

“Olvidé cómo fue el desarrollo de las cosas. Sin embargo, después de seguir cierto proceso, recuerdo que fui ‘elegida’. De ahí en adelante, siempre quedé como un Dios.”

Haa… Ya veo. Suena problemático.”

“Estoy de acuerdo. Definitivamente es problemático.” Sekai se ríe.

Pareció ser sarcástico, o quizá no del todo. Era más como el momento en que Yuuki miraba a los niños del vecindario jugar y correr, pasando sin decir una palabra. Fue ese tipo de risa.

“Entonces ¿cuál es exactamente tu trabajo como la diosa?”

“Salvar al mundo. Me esmero en mantener el estado el mundo y la forma en qué éste debería ser. Algo así como un gerente que ordena cosas.”

“¿Qué mantienes y cómo lo haces?”

“…”

Mogumogu.

Mushamusha.

Sekai saborea lentamente su cigarrillo de chocolate. Nada podía leerse de su expresión. A veces se ella veía así. Como un hada, un sabio o un ermitaño—algo muy distinto de la muy emocional Kanaruzawa Sekai.

“Me he preguntado esto desde hace rato.” Dice Yuuki con un poco de fastidio. “¿En verdad eres un dios?”

“Umu. Estoy bastante segura.”

“De alguna forma, para mi… pareces una humana normal, como yo.”

“Por supuesto que es así. Para empezar, yo fui humana.” Sekai levantó una ceja, cuestionándolo. “Más bien, técnicamente hablando, estoy más cerca de un ser humano que de un dios. Si no fuera por mis poderes, no habría sido venerada después de todo.”

“Entonces, ¿por qué quieres vivir como un ser humano?”

“¿Yo?”

“Sí. Vives muy cerca de los humanos, ¿no es por eso que quieres vivir como uno?”

“Si pudiese retirarme de ser un dios, entonces me gustaría intentar esa idea.” Sekai se echó a reír desde lo más profundo de su garganta.

Entonces, con los ojos de un anciano que mira a las personas más jóvenes, “Sin embargo, desafortunadamente, nadie puede reemplazarme. En la medida en que me gusta el alcohol y los cigarros, creo que es mi función cumplir con mis deberes adecuadamente… por cierto, Yuuki, no deberías decir cosas como esas muy seguido, ¿sabes?”

“¿Qué?”

“Si la organización Tsukumo determina que tu existencia traerá un efecto negativo en el mundo, no dudarán en matarte. Incluso si tu seguridad está garantizada y que encontrar un reemplazo para ti es difícil, siempre habrán excepciones. Te cuidado.”

“Gracias por la advertencia.” Yuuki se rasca la cabeza. Ciertamente, tomar medidas adicionales en esto no tiene ningún mérito. “Pero sabes. Ahora siento que me he vuelto alguien que sólo puede hablar pero no actuar.”

“¿A qué te refieres?”

“De alguna forma, no siento que realmente te estoy haciendo muy feliz. Aun si dices que he hecho mucho por ti, todo lo que realmente hice fue venir aquí cada pocos días; realmente no he hecho nada.”

“No digas algo tan estúpido. Estoy bastante feliz. Estás haciendo lo suficiente para cumplir tu rol, así que ten más confianza en ti mismo.”

“… Bueno. De todos modos, te acompañaré por el resto de tu vida.”

“Umu. Es verdad.”

Diciendo eso, ella sonrió. Kanaruzawa Sekai, la diosa que protege este mundo, era ese tipo de persona.

Yuuki dio una pequeña sonrisa y dejó de quejarse.

No se arrepentiría de esta interacción, o al menos no por un tiempo.

 

 

La navidad pasó, el Año Nuevo llegaría en nada, con las vacaciones de invierno a punto de terminar.

“Primero que todo, más importante que otra cosa,”

En este día, estaban en el jardín de la familia Kirishima.

Su hermana pequeña se sentó al otro lado de la mesa, sonriendo mientras ponía leche en su té. “Me alegra que Onii-sama haya podido mantenerse ileso hasta el día de hoy. Para ser sincera, estaba preparada para el peor de los casos.”

“Estoy de acuerdo. Yo pensaba igual.” Yuuki asintió con la cabeza en su corazón mientras se llevaba la taza de Renty³ a la boca.

Mientras el clima fuese bueno, aquí era donde los hermanos tendrían sus conversaciones.

Hoy, el cielo estaba algo nublado, pero gracias al pequeño calentador de carbón colocado debajo de la mesa y la manta que lo cubría, no sentían demasiado frío.

“Esa molesta organización Tsukumo,” Frunciendo el ceño con sus elegantes cejas, su hermana, Kirishima Haruko, dijo eso con furia. “En el improbable caso de que hayas sido herido, Onii-sama, los habría matado incluso si tuviera que perder la vida.”

“Eso no fue exactamente muy dulce de decir.”

“Por supuesto. A menos que logre esta hazaña para Onii-sama, no sería capaz morir sin remordimientos. Mientras que el sucesor de la familia Kirishima aún no haya nacido entre nosotros, es necesario atesorar la vida de Onii-sama y la mía.”

“Dejando de lado la parte sobre nuestros sucesores, nada dice que será un niño salido de ambos.”

“No dispersar imprudentemente nuestra joven flor fue bien al principio, pero se convirtió en un curso de acción realmente desafortunado. La gente de la organización Tsukumo ya han abandonado sus vidas. Esos tipos han hecho enojar a Haruko, los aniquilaré con un solo dedo.”

Por supuesto, ella ignoró su réplica.

Por cierto, su hermana ha estado diciendo repetidas veces estas observaciones exageradas desde hace un rato. A una altura de 165 cm; con una cara pequeña, piernas y brazos largos, y un cuerpo con buenas proporciones; su figura vestida adecuadamente con un kimono con estampado de hojas despedía una sensación muy adulta. Sin embargo, ella tenía 11 años y todavía estaba en quinto grado.

Debido a esto, su actitud podría pasarse como una jovencita que era algo así como una brocon cuando era joven—pero ahora que su hermana ha crecido hasta algo parecido a un adulto, no podía pasarlo con solo reírse un poco.

“Sin embargo,” Dice Haruko mientras revuelve el contenido dentro de su taza con una cucharita. “Deseché la posibilidad de que la organización Tsukumo intente herir a Onii-sama.”

“¿Oh? ¿Por qué sería eso?”

“Aparte de Onii-sama, para el papel de ser un ‘sacrificio’, no aparecer haber otro candidato.” Llevándose la taza a la boca, “Más bien, de lo que he investigado, la organización ha hecho todo esfuerzo posible para intenta proteger a Onii-sama. Es razonable que otorguen un valor tan alto a algo que no tienen reemplazo. Mientras seas una de las razones de la protección del mundo, no podrán tomar acciones en tu contra.”

“Fumu. Ya veo.”

“Además, la forma en que trataron de hacer que madre y padre te abandonasen fue bastante indirecta. Creo que por la impaciencia con la que te perseguían, a mi mente no llegaba la posibilidad de que Onii-sama se lastimara—al menos eso es lo que pienso.”

“En realidad, sin embargo, eso estuvo a un paso de que un homicidio ocurriese.”

“Pero ¿no terminó como solo un intento? La sincronización fue tal que pareció ser planeado.”

“Pienso lo mismo.”

“En otras palabras, así es como es. No solo esto, sino que todo está bailando en las manos de la organización Tsukumo.” Fuuuu~, Haruko suelta un largo suspiro. “Son un grupo de lo más molesto. El conocimiento de su existencia no aparece en ninguna parte del mundo, ni siquiera a nivel de ser una leyenda urbana, sin embargo, sus raíces se extienden por todas partes. Su rango de influencia es terriblemente ancho. Es como un moho que continúa creciendo sin importar cuánto lo limpies. No importa el esfuerzo que le pongas para detener una parte de ello, definitivamente volverá a aparecer en otro lado.”

“Oh bueno—. No hay nada que realmente podamos hacer al respecto.”

“¡Agh! ¡El solo pensarlo me enloquece! ¿¡Por qué tuvo que ser Onii-sama!? ¿¡Cómo es la organización Tsukumo tan irritantemente fuerte!? ¿¡Podrían por favor no obstaculizar el inicio de mi Ruta del Amor con Onii-sama!?”

“Ya, ya, cálmate. ¿Te gustaría un poco de té en su lugar?”

“¡Sí, por favor! Si es té de Onii-sama, ¡no me importa si son diez tazas, incluso podría beber cien de ellas!” La expresión de Haruko rápidamente se volvió alegre.

Ser fácil de manejar es algo bueno, pero a menudo es Yuuki lo que le dispara los nervios.

“Por cierto, Onii-sama,” Dijo mientras movía sus dedos a lo largo del borde de la taza,

“¿Qué tipo de persona es Dios?”

“¿Hmm—? Déjame pensar.”

“Después de todo, es la persona a la que se le entregó tu vida. Como tu hermana menor, creo que es necesario que sepa de esto.”

“No, bueno, en realidad se supone que no diga nada. Es como… ¿una obligación de confidencialidad?”

“No debería haber nada en este mundo que requiera a hermanos biológicos esconder algo del otro.”

“Ya, ya. No deberías asustar tanto a Onii-chan, ¿sabes?”

Al escuchar a su hermano, Haruko continuó bebiendo su té. Entonces, con una gran sonrisa, “Es muy hermosa, ¿no es así? Esta persona llamada Kanaruzawa Sekai.”

“… ¿Cómo sabes de eso?”

“Oh, sí, cierto. De acuerdo a los rumores que me trajo el viento, el otro día, Onii-sama se casó. ¿No es una historia extraña? Para algo tan importante, ¿por qué lo escuché de alguien que no sea Onii-sama?”

“S, sí. Me preguntó por qué. Es bastante extraño.”

“Onii-sama” Haruko miró a Yuuki, “Hay muchas cosas que me gustaría preguntar, pero sólo preguntaré una cosa. Actualmente, siento que será difícil para mí soportar todo lo que Onii-sama tiene que decir.”

“S, sí, ya veo… Bueno, ¿qué quieres saber?”

“¿Quién tiene pechos más grandes? ¿Kanaruzawa Sekai o yo?” Preguntó con una mirada seria.

Yuuki lo pensó por unos diez segundos antes de responder. “No te preocupes por eso. ¿No eres la más alta?”

“Ya veo. Así que ella tiene unos más grandes.” Su mirada se hizo más férrea. “Onii-sama.”

“¿Sí?”

“Onii-sama siempre prefirió mujeres con pechos grandes, ¿no es así?”

“Nono, eso no es cierto. Tengo la reputación de tener una amplia zona de strike. El tamaño de los pechos no importa mucho, ¿verdad?”

“Hmmm, ya veo, una amplia zona de strike, ¿eh? Después de todo, está bien casarse con una anciana que ha vivido durante más de 1000 años.”

“Como decía, las circunstancias—”

“Está decidido entonces. La organización Tsukumo y, por supuesto, la diosa son mis enemigos.”

“Por favor. Cálmate. Enfría tu cabeza.”

“Estoy tranquila y estoy pensando claramente. Hice un juicio extremadamente frío y preciso.”

No había otra gracia salvadora.

Ahora que se llegó a esto, no había forma de detenerla. Una vez que se decidía, jamás iba a retroceder, porque Haruko ha desarrollado habilidades adultas a una edad temprana.

“De todos modos,” Dijo su hermana con un rostro serio. “Tenga cuidado, Onii-sama. La organización Tsukumo es un oponente muy peligroso. Peligroso… y ominoso. No sé nada de ellos… esta es la primera vez que esto me pasa.”

“Tienes razón. Lo capto.”

“Pues, por ahora, no puedo interferir con ellos. Por favor cuídese hasta que sea capaz de manejarlos.”

“Enterado. Haré eso.”

Aunque dijo eso, no estaba demasiado preocupado. Desde que fue llamado por Dios, en lugar de sentir algún tipo de peligro, los días se han sentido tranquilos y amables. En realidad, no podía ver los efectos de la organización Tsukumo después de todo. Su compatibilidad con la sirvienta, Chiyo-san, no era buena, pero generalmente era inofensiva. En cuanto a Kanaruzawa Sekai, en lugar de ser una existencia inofensiva, ella era alguien que lo hacía reír.

(Es como si fuese parte de un ejército cuando no había guerra.) Pensó Yuuki.

Si es así, todo estaba bien.

Incluso para la Armada o las fuerzas especiales, no hay ninguna razón para aparecerse hasta que realmente ocurriera una emergencia. Por ahora, la prioridad de Yuuki era hacer feliz a Kanaruzawa Sekai. En lugar de ser parte de la milicia, era convenientemente libre.

Por supuesto, sería diferente cuando llegue el ‘momento’.

Si eso sucediera, Yuuki maldeciría a todo.

A regañadientes, se desempeñó como el ‘sacrificio’ porque la organización Tsukumo lo arrinconó, y todas las demás opciones fueron eliminadas, pero eso no fue todo. Fue porque le dijeron que protegería el mundo—porque le dijeron que desempeñaba un papel en eso, que podía aceptar su destino irracional.

(Pero bueno, por ahora, ¿todo está bien?)

El oponente a vencer.

Un obstáculo a superar

Mientras ninguno esté presente, los militares continuarán descargando impuestos.

Mientras todo fuera pacífico, Yuuki tenía la intención de relajarse todo lo que quisiera.

Si los deseos pudieran hacerse realidad, si la esperanza existiera.

Deseó que todo fuera así hasta que su vida se extinguiera.

 

 

Notas:

0– A ver, si no tienen una imagen mental que diferencia el cigarro del cigarrillo, básense en que el cigarro lo mismo que decir un puro, mientras que los cigarrillos son los cilindros blancos y delgados con una de sus puntas de color beige que ven en películas.
1– Su nombre de pila es Sekai (セカイ), el cual significa el mundo en Japonés.
2– Él está tomando esta oportunidad para, básicamente, repasar su nombre y señalar lo inusual que es. Su apodo está escrito como Kanaruzawa (神鳴沢). El primer kanji sería dios/diosa. El segundo estaría en algo similar a la expresión de gritar o llamar (que también puede referirse a las llamadas de celular). Por último tenemos a este que se refiere a algo como un valle, o similar a ello. De esto resulta en una oración que expresa literalmente el significado de todo esto.
3– Estoy bastante seguro de que este es el nombre de alguna marca que vende cosas para los hogares.
4– Básicamente está hablando sobre tomar la virginidad de ambos a una temprana edad, antes de que todo el lío de la organización Tsukumo ocurriese. Exagerado, pero… ella es así.


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s